You are on page 1of 19

CURSO:

CARRERA PROFESIONAL: ENFERMERIA

CICLO: V

DOCENTE:

ALUMNOS :

 QUISPE MONTESINOS , JHENCY

TEMA: CATETERISMO VESICAL


1.0. CATETERISMO VESICAL
1.1 CATETER O SONDA
Catéter es un tubo fino que se emplea para producir y extraer fluidos en el
cuerpo, el catéter urinario está diseñado para penetrar por la uretra y fue el primero
en ser utilizado. Las sondas varían en cuanto a sus características como:
1.1.1.Calibre: configuración del extremo, número de puertos, tamaño del balón,
tipo de material y longitud donde el calibre está estandarizado en unidades French
(F) , Los tamaños varían desde 12 a 24 F para adultos, y de 8 a 12 F para niños.
1.1.2. Puntas: son rectas en la mayoría de las sondas (por ejemplo sonda de
Robinson, con punta de silbato o de flauta) y se usan para el sondeo uretral
intermitente (es decir, la sonda se retira inmediatamente después del drenaje de la
vejiga).
1.1.3. Orificios o puertos: para el drenaje urinario continuo. Muchas tienen puertos
para inflar el balón para la irrigación o para ambas funciones (por ejemplo la Foley de
3 vías).
1.1.4. Los balones: es de las sondas con autor retención tienen diferentes
volúmenes, desde 2,5 a 5 mL en aquellos destinados a niños y de 10 a 30 mL en los
que se usan en adultos. Los balones y sondas más grandes suelen utilizarse para
controlar hemorragias; la tracción aplicada sobre la sonda empuja al balón contra la
base de la vejiga y ejerce presión sobre los vasos sanguíneos, disminuyendo el
sangrado pero con la posibilidad de causar isquemia.
1.1.5. Los estiletes: son guías de metal flexible que se introducen a través de la
sonda a modo de mandril para darle rigidez y facilitar su introducción a través de
estenosis u obstrucciones, y deben ser utilizados solo por médicos con experiencia en
esta técnica.
1.1.6. Material de la sonda: depende del uso que se quiere darle. Las sondas de
plástico, látex o cloruro de polivinilo son aptas para uso intermitente. Las sondas
de látex con silicona, hidrogel o polímeros recubiertos por aleaciones de plata
(para disminuir la colonización bacteriana) se usan para el uso continuo. Las
sondas de silicona se utilizan en pacientes con alergia al látex.
1.2. URETRA
Uretra, conducto impar membranoso por el cual se expulsa la
orina desde la vejiga urinaria al exterior. En la mujer se trata de
un conducto de unos 4 cm de longitud que parte de la vejiga,
próximos a la pared anterior de la vagina, y termina en el
vestíbulo detrás del clítoris.

1.3. ASEPSIA
Conjunto de procedimientos destinados a preservar de gérmenes
infecciosos en el organismo, aplicados principalmente a la
esterilización del material quirúrgico.

1.4. ANTISEPSIA
Conjunto de procedimientos destinados a preservar de gérmenes
infecciosos en el organismo, aplicados principalmente la
preparación de región corporal.
1.5. CATETERISMO VESICAL
El cateterismo vesical o uretral es la introducción de una sonda, a través de la
uretra al interior de la vejiga urinaria con fines diagnósticos y terapéuticos.
Considerando que el cateterismo vesical es una maniobra invasiva y
potencialmente traumática a la estructura de las vías urinarias estériles, excepto
en la parte final de la uretra que se considera no estéril; en el procedimiento del
cateterismo vesical se estima que existe un alto riesgo de infección del tracto
urinario, por la introducción de microorganismos al interior de la vejiga. Por lo
tanto, se debe valorar cuidadosamente la necesidad de la realización del
procedimiento en forma correcta, además de realizarlo con la técnica
estrictamente estéril.
1.5.1. OBJETIVOS DEL CATETERISMO VESICAL
 Obtener orina para examinarla
 Evacuar la vejiga en caso de retención urinaria
 Evitar las consecuencias de la incontinencia urinaria
 Controlar hemodicamente al paciente critico
 Determinar el volumen de orina residual
 Aliviar la retención urinaria o la incontinencia
 Administrar agentes de contraste radiopaco o medicamentos directamente a
la vejiga
 Irrigar la vejiga
1.5.2. TIPOS DE CATETERISMO VESICAL
1.5.2.1. Cateterismo simple
Implica la colocación y retiro de la sonda en un solo evento. Este involucra un riesgo
de bacteriuria en 1 a 2%, excepto en pacientes de alto riesgo, como diabéticos, con
hiperplasia prostática, inmunocomprometidos con la retención urinaria aguda.

1.5.2.2. Cateterismo limpio intermitente


Es la introducción de una sonda para vaciamiento vesical en forma repetida durante el
día en caso de trastornos de vaciamiento vesical. La incidencia de bacteriuria
asintomática en casi la totalidad de los casos entre la segunda y tercera semana.

1.5.2.3. Cateterismo supra púbico


Procedimiento quirúrgico de colocación de una sonda por vía percutánea, que puede
ser temporal o definitivo, que dependiendo de la etiología de la obstrucción urinaria
baja. Tiene la ventaja de una menor incidencia de bacteriuria, dolor y lesión uretral.
1.5.2.4. Cateterismo de corta estancia
Se considera cuando la permanencia de la sonda es de 2 a 4 días. Se asocia
frecuentemente con bacteriuria asintomática, pero en algunos casos pueden
desencadenar bacteriemia (menos del 5%), prostatitis, piel nefritis aguda,
epididimitis entre otros.

1.5.2.5. Cateterismo de larga duración


Involucra la permanencia de una sonda por más de 10 días .estos casos se asocian
a infecciones nosocomiales por gérmenes poco habituales en las vías urinarias
con alta tasa de resistencia antibacteriana.
Otra complicación es la colonización por hongos cuando se administran
antibióticos de amplio espectro en estos pacientes.
1.5.3. INDICACIONES
 La indicación para el cateterismo vesical puede ser transitoria, intermitente y permanente; la
prescripción transitoria requiere de un tiempo menor a 5 minutos de permanencia de la sonda,
habitualmente se realiza con fines diagnósticos, el intermitente se utiliza por lo general en
pacientes con vejiga neuropatía, y en cuanto a la permanente, suele mantenerse por días o
meses, por lo que a continuación mencionaremos algunos casos:
 Vaciar completamente la vejiga antes de la cirugía o del parto.
 Para mantener la descompresión de la vejiga durante ciertos procedimientos quirúrgicos.
 En el post-operatorio o en el post-parto para prevenir la distensión vesical cuando el paciente
no es capaz de orinar espontáneamente (paciente que se le aplicó anestesia raquídea).
 Para vaciar el contenido de la vejiga y aliviar la distensión vesical por una importante
retención de orina.
 Para determinar la cantidad de orina residual en la vejiga después de la micción.
 Controlar la hemodinámica del paciente en estado crítico (control de diuresis en pacientes con
choque, deshidratación, estado de coma, valoración del estado hidroelectrolítico del
paciente).
 Para mantener el drenaje constante de la orina.
 Para irrigar al paciente o introducir ciertos medicamentos
1.5.4. CONTRAINDICACIONES
 En los procesos de uretritis, cistitis y prostatitis aguda, debido a la posibilidad
de desencadenar una bacteriemia, se recomienda, si fuera preciso, el drenaje
vesical por cateterismo suprapúbico.
 En casos de balanitis xerótica, abscesos escrotales, traumatismo uretral.
 En el caso de estenosis o rigidez uretral la contraindicación es parcial, ya que
se pueden realizar dilataciones de la uretra. La instalación de la sonda debe
realizarse con sumo cuidado, ya que el ocasionar un traumatismo significaría
agravar el problema.
1.6. MATERIALES NECESARIOS PARA SONDAJE
 Sonda Foley (N° 14-16-18-20French)
 Campo estéril
 Jabón yodado
 Bolsa colectora(sistema cerrado de no existir hematuria)
 Bolsa recolectora de orina.
 Guantes estériles.
 Solución para irrigación.
 Compresas de Gasa (5 x 7.5).
 Solución antiséptica.
 Jeringa de 10 ml.
 Ámpula de agua destilada de 5 ó 10 ml.
 Jalea lubricante estéril.
 Gorro y cubre bocas.
 Pinza Forester (anillos).
1.7. PROCEDIMIENTO PARA REALIZAR EN SONDAJE
1. Verificar en el expediente clínico la indicación de sondeo vesical de la paciente y al mismo tiempo rectificar los
datos de identificación de la paciente, así como llamarle por su nombre.
2. Explicar a la paciente sobre el procedimiento que se le va a realizar.
3. Asegurar la privacidad de la paciente.
4. Percutir y palpar la vejiga para valorar la distensión vesical.
5. Proporcionar apoyo psicológico a la paciente, mencionarle que el relajar los esfínteres urinarios favorece la
introducción de la sonda, siendo ésta menos dolorosa.
6. Colocar a la paciente en posición litotomía o ginecológica, con una almohadilla debajo de los glúteos (permite
mayor visibilidad y menor riesgo de contaminación de la sonda al insertarla). Se deben cubrir las piernas de la
paciente dejando descubierto únicamente la región perineal (con la misma sábana del paciente).
Realizar la asepsia de las manos con un desinfectante especial a base de Triclosán 1 g el cual posee un amplio
espectro antimicrobiano, de acción rápida y prolongada, además de ser hipo alergénico.
7. Colocarse el cubre bocas y gorro (en algunos hospitales también se usa bata para protección).
8. Disponer el equipo respetando las reglas básicas de asepsia y calzarse los guantes estériles, y colocar campos
estériles (el campo cerrado se coloca para disponer el material y así facilitar su manejo durante la técnica y el
campo hendido se coloca en la región perineal). Realizar la asepsia perineal:
a) Con la mano no dominante, separar los labios mayores y menores (al realizar la asepsia del meato urinario)
utilizando el dedo pulgar y anular.
b) Con la mano dominante, tomar la pinza estéril para aseo y montar en ella una esponja de gasa empapada de
solución antiséptica e iniciar la asepsia teniendo en cuenta las reglas básicas, utilizando una sola gasa en cada
movimiento; de arriba hacia abajo y el centro a la periferia de lo distal a lo proximal.
c) Repetir la operación 3 veces.
d) Limpiar el antiséptico con solución para irrigación.
9. La mano no dominante se considera no estéril, por lo tanto, con la mano dominante inspeccionar las condiciones
del meato, observar si existe inflamación, algún flujo, etc.
10. Preferentemente utilizar otro par de guantes estériles para introducir la sonda, o en su defecto mantener la mano
diestra con el guante estéril.
11. Localizar el orificio uretral e introducir la punta de la sonda previamente lubricada, en forma suave y lenta
(recordar que la uretra femenina es más corta) hasta que fluya la orina. Si existe resistencia en la penetración de
la sonda, no se debe forzar la introducción.
12. Para inflar el balón, se debe insertar la jeringa ya preparada con los 5 ml de solución inyectable en la vía de la
sonda correspondiente. Antes de inflar el balón, será necesario introducir de 2.5 a 5 cm después del punto donde
inició el flujo de la orina. Esta medida evita que el globo se infle dentro de la uretra, donde podría ocasionar
lesiones.
13. Una vez que el balón está inflado, se debe tirar suavemente de la sonda hasta notar resistencia, con el propósito
de comprobar que el balón está bien inflado y la sonda está anclada a la vejiga. Se recomienda desinflar
ligeramente el balón para evitar que ejerza una presión excesiva sobre el cuello de la vejiga.
14. Iniciar el drenaje, conectando la salida de la sonda al tubo de entrada del equipo. Como la orina fluye por
gravedad, es necesario colocar el equipo por debajo del nivel de la vejiga del paciente, pero no debe colocarse
sobre el piso, para evitar que el dispositivo para el vaciado se contamine.
15. En pacientes femeninas, es necesario fijar la sonda con cinta adhesiva (antialérgica) en la cara interna del muslo.
En pacientes masculinos, colocarla en la cara anterior del muslo o sobre el abdomen.
16. Para el cateterismo vesical no permanente utilizar sonda rígida, se realiza el procedimiento anterior, únicamente
se deja drenar la orina ya sea para recolección de una muestra o vaciar o drenar cuando existe distensión vesical y
posteriormente se retira.
17. Vigilar al paciente para detectar posibles complicaciones (mencionadas con
anterioridad).
18. Registrar en el expediente clínico la hora, fecha de la realización del
procedimiento y volumen de solución inyectable utilizada para inflar el balón.
Anotar la cantidad de orina drenada y las características, si es que se envió
muestra al laboratorio clínico.
1.8. CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL PACIENTE
CON SONDA VESICAL PERMANENTE
 Observar periódicamente la permeabilidad de la sonda
 Fijar el tubo de drenaje a la pierna del paciente calculando la movilidad de la
misma para evitar tirones
 Lavar la sonda cuando sea preciso para mantenerla permeable
 Mantenga la bolsa del drenaje por debajo del nivel de la vejiga
 Evitar desconexiones de la sonda innecesarias excepto que este contraindicado
(pacientes con fallo renal o cardiaco)
 Limpieza de la zona perineal exhaustivamente cada 12 horas (por arrastre).
 Valorar los indicadores de infección urinaria (aumento de la temperatura,
escalofríos, dolor del flanco supra púbico, hematuria)
1.9. CONSIDERACIONES ESPECIALES DE SONDAJE.
 Realizar la asepsia diariamente del meato urinario y de la sonda, así como su fijación, son
medidas fundamentales para evitar complicaciones.
 La utilización del sistema cerrado para drenaje, disminuye la posibilidad de infecciones
urinarias.
 Realizar la técnica con las precauciones anteriormente citadas para evitar traumatismos y, sobre
todo, con técnica estéril (respetando las reglas básicas de asepsia).
 Diversos estudios han demostrado que no es preciso programar el cambio de la sonda vesical, sin
embargo recomiendan sólo en caso necesario, es decir, cuando exista la sospecha clínica de
infección uretral, o bien cuando existen roturas u obstrucciones

1.9.1. SE CAMBIARA LA SONDA VESICAL EN LOS


SIGUIENTES CASOS
 Mal funcionamiento del circuito
 Infección del paciente
 Cantidad aumentada de sedimento en la bolsa recolectora que pueda producir un mayor riesgo
de infección.
1.9.1.1. RETIRADA DE LA SONDA VESICAL
 Retirar suavemente y si el paciente es autónomo indicarle que se lave bien la zona,
sino proceder a su limpieza.
 Anotar la diuresis existente en la bolsa de drenaje, y las características de la misma,
así como la hora en que se realiza la retirada.
 Controlar las micciones tras retirada de la sonda por si apareciera alguna alteración.
 Complicaciones
 Infecciones urinarias
 Formación de falsa vía uretral
 Retención urinaria por obstrucción de la sonda
 Hematuria ex vacuo
 Estenosis uretral
2.0. LAVADO VESICAL
 El lavado vesical continuo tiene por objetivo mantener la permeabilidad de la
sonda uretral
 Este tipo de irrigación se utiliza en pacientes que presentan hematuria, bien
por haber sido sometida a intervención quirúrgica o por patologías
genitourinarias que producen hematurias.
 Alta medica culmina el proceso de sondaje del paciente y se hace un
seguimiento permanente.