You are on page 1of 17
Documento de Síntesis Encuentro de Educación Popular Punta de Tralca, 26 y 27 de Noviembre de
Documento de Síntesis
Encuentro de Educación Popular
Punta de Tralca, 26 y 27 de Noviembre de 2011.
Talleres de Historia (U. de Chile) - Colectivo Sin
Censura - Escuela Libre de El Bosque - Centro Cultural
Sátira - ONG La Caleta - Movimiento de Trabajadores
Clotario Blest - Escuela Libre Luchín - Escuela
Itinerante A Pata Pelá - Movimiento de Educación
Popular Eduardo Galeano – Colectivo Diatriba –
Colectivo Paulo Freire-Chile
1

Para comenzar ...

El año 2011 será recordado, sin duda, tanto por las movilizaciones sociales que volvieron a copar el espacio público como por el amplio debate social que ha instalado nuevamente a las prácticas educativas en el centro de la polémica. Y es evidente que, en un contexto como ese, los que nos sentimos cercanos a la educación popular tenemos y debemos tener algo que decir.

Pero eso implica un desafío: reencontrarse, reabrir el diálogo, rearmar las redes.

Es por todo ello que como Colectivo Paulo Freire nos planteamos la tarea de abrir un nuevo espacio de encuentro, una convocatoria que sirviera como un gran “pretexto” para que volvieran a surgir nuestros “textos” y para leer así, entre todos y todas, este nuevo “contexto”.

Y para ello lanzamos varias botellas al mar y esperando respuestas logramos rearmar una hermosa red de compañeros y compañeras que aceptaron la invitación y con los cuales emprendimos rumbo hacia Punta de Tralca, un hermoso lugar no sólo por la belleza física que nos rodeaba sino por el calor de nuestra propia memoria como educadores populares, retornando al lugar donde se hicieron importantes encuentros de educación popular desde la época de la Dictadura.

El documento que tienen en sus manos resume lo que fueron esos dos intensos días. Una pequeña ventana que esperamos que ayude a los y las quer no pudieron asistir a sentirse complices de esta construcción, y que refuerce a los y las que asistieron al Encuentro a retomar los compromisos que acordamos esos días, pequeños pasos que planificamos para avanzar, lento pero seguro, a la construcción de una sociedad “otra”, hacia un “buen vivir”.

Esperamos que les guste ... y les sirva!
Esperamos que les guste
...
y les sirva!

2

PRIMER MOMENTO:

¿Territorios comunes, problemas comunes? Luego de la necesaria y calurosa bienvenida, dimos paso al “primer momento” del Encuentro. El objetivo de este “primer momento” era hacer una lectura colectiva del “territorio en común” que recorremos como educadores y educadoras populares hoy. Y, desde ese territorio, que identifiquemos cuáles son los problemas fundamentales comunes que surgen de nuestras prácticas -y que es necesario resolver colectivamente-.

Para ello, nos dividimos en grupos y después de un tiempo de diálogo, cada grupo elaboró una presentación (que incluyó pequeñas representaciones teatrales, intervenciones en uno de los patios del lugar de reunión y dibujos) en la cual se sintetizaban los puntos centrales de su discusión.

Lo que aparece a continuación es el relato posterior a las presentaciones de cada uno de los grupos ...

Grupo 1:

Nuestro territorio común tiene muchas diferencias, pero también muchas cosas en común. Las diferencias son la memoria histórica que tiene cada barrio y cada población y cada lugar donde se trabaja. Pero tienen en común las realidades. Todos estamos situados en un lugar especifico porque hay desigualdades, exclusión, marginalidad.

También tenemos en común que vivimos todos en un planeta que están ocurriendo hechos similares porque es un sistema que ya no está dando abasto. Entonces los problemas que se sitúan donde nosotros vivimos, también se sitúan en otras partes del hemisferio. Creemos también en Latinoamérica unida, enmarcada en el centro y la diversidad del hombre y de la mujer y de la unión también. En el rescate y el fortalecimiento de la identidad y la memoria colectiva e identidad poblacional, la autoeducación y la socialización de los conocimientos, réplicas de experiencias barriales en diferentes poblaciones, la inclusión generacional.

La educación popular no pasa solamente centrándose en un rango de personas sino que pasa desde los preescolares hasta los más avanzados de edad que son de los que más tienen experiencia. Nosotros también tenemos un leguaje en común que se dio acá en el trabajo, que hay complicidad y unos códigos y que a pesar de que ninguno se conocía había una conexión fuerte y eso también es parte del territorio común, cuando une un lenguaje, hay un código detrás es parte de un solo territorio.

Los grandes cambios son las articulaciones entre las organizaciones, las redes que han surgido, el empoderamiento de los espacios públicos, el cambio en las formas de

3

manifestarse, la participación sin miedo y la importancia de las trayectorias personales, son las que marcan los grandes cambios surgidos en estos últimos tiempos y de los problemas que pudimos visualizar es la desigualdad que se vive en este sistema , en este mundo. Tenemos una discusión sobre la institucionalidad que no pudimos ahondar más, pero también se ve como que se visualiza en algunas visiones como problemáticas y en otras no como problemáticas. La lentitud en los procesos de organización y empoderamiento de nosotros, las personas. También uno de los problemas son el tema de abrir los espacios de la universidad, la escuela y la junta de vecinos donde se puede trabajar y que no son un bien de uso común; las universidades, las juntas de vecinos y los colegios son lugares donde el conocimiento se cierra y también se visualiza como un problema. Problemas en la constancia de los trabajos.

Y como pregunta retórica ¿podemos vivir de la educación popular hoy en día?

Grupo 2:

De alguna manera, El mundo de las cosas no en primer plano sino las relaciones sociales en el centro de nuestro quehacer y en el intercambio. Eso es lo que estábamos reflejando el intercambio, y también en las tensiones que se ven en los intercambios que intentan ser alternativos al intercambio impositivo y eso. La resistencia, los que ceden, los coaptados, los que reprimen. Y en ese debate estamos. Quedó inconcluso porque en ese debate estamos tratando de buscar.

Frente a la pregunta de cuales eran los factores comunes que nos unen, como decía el Matías, está el tema de las relaciones. Pero partimos también de considerarnos nosotros como un territorio a defender y de ahí comenzamos a preguntarnos si era sólo la materialidad de estar en un mismo espacio lo que constituía un territorio común o si era precisamente este tipo de relaciones. Ahora el tema es en función de los problemas que surgen en función de la construcción del territorio.

Al final comenzó a salir con mucha fuerza que las prácticas de la Educación popular han estado en esa

construcción

del

“nosotros”

y

la

coyuntura de este año en particular

ha vuelto a instalar el tema de la confrontación, del enfrentamiento y

la existencia de otros

y otras

que

están en contra de tu proyecto y ahí en el fondo le dimos mucha vuelta a como poder encarar eso. Le dimos vueltas a si en el fondo al encarar el tema de la confrontación si perdíamos un poco el valor de nuestra pega o si era precisamente el

manifestarse, la participación sin miedo y la importancia de las trayectorias personales, son las que marcan

4

paso siguiente necesario, si eran complementarios o no. Evidentemente es un problema gigante que apareció y que no logramos resolverlo en el tiempo que teníamos. Pero al menos quedó instalado eso como problemática central.

Ahora, eso mismo apareció al final de las dos horas y media de conversación, como la síntesis de esa especie de callejón sin salida que instala esta coyuntura y por lo mismo la mayoría de las prácticas que compartimos y que podrían romper ese cerco no alcanzamos a trabajarlas muy bien. Ahí quizás recogimos la experiencia de la compañera del Clotario Blest y que reflejaba muy bien esa primera parte de cómo se construye un territorio, los chiquillos que llegan, una ciudad nueva y que parten de cero y que empiezan a conocer a partir del territorio, a partir de las relaciones que empiezan a establecer con otros. También en esta situación, coyuntura de conflictos, aparecen las mismas problemáticas y ahí están también dándole una vuelta. Pero nos parecía interesante porque reflejaba muy bien esa lógica de que el territorio se construye a partir de esas relaciones que hacemos con los otros. Pero ese es como el diagnóstico general, el balance general de toda la discusión: cómo estamos concibiendo el territorio y cómo encaramos este tema y este problema gigante que aparece que es hacerse cargo de la confrontación, frente a una práctica que ha estado referida más a la construcción del “nosotros”.

Llegamos a esa conclusión en el sentido de que nosotros hacemos una división unilateral de la naturaleza y nosotros, siendo que nosotros también somos naturaleza. En la naturaleza todo se comparte. Hay una relación que se comparte, se da el intercambio y veíamos que no solamente el territorio en físico, nosotros también somos territorio, somos naturaleza, pero intercambiamos. Pero siempre hay alguien, los que hacen la división, son los que vienen a controlar, ¿porque Uds. Estan intercambiando? No pueden hacer eso. Después aparecen otros y se aprovechan. El territorio también somos nosotros y está en disputa.

Grupo 3:

En cierta forma en este círculo queremos representar el contexto común y el territorio común que en cierta forma a partir de cada experiencia nosotros podemos señalar.

Este territorio común que también nosotros lo clasificamos más allá de un territorio especifico, una villa por ejemplo, o un sector, se refería de repente a una comunidad. Señalábamos que la educación, la comunidad estudiantil, también como un territorio al igual que un territorio específico una villa, una población, etc.

Lo que nosotros decimos que este territorio es común. Y si es común, las problemáticas dentro de estos territorios también son comunes. Hay un tema que todas las problemáticas en cierta forma están interconectadas unas con otras, aunque se manifiesten en distintos espacios dentro del territorio común.

Tenemos una problemática por ejemplo que tiene que ver con lo organizacional, las problemáticas internas que se dan dentro de una organización: falta de compromiso, una

5

organización presenta una visión o acciones más paternalistas, clientelares, o por parte de los miembros de la organización existen irresponsabilidades. Este tipo de problemáticas también se relacionan a otro tipo de problemática que tienen que ver con los que se da en una población cuando hablamos por ejemplo de alcoholismo. Lo que discutimos es que en cierta forma que cada problema que se da, no es en sí mismo, sino lo importante es ver las causas que llegaron a que se desarrollara esa problemática. Lo importante es que nosotros visualicemos que a partir del mismo contexto se presentan de cierta forma, pero que dentro de un mismo contexto también se desarrollan las mismas conexiones; lo importante es que las soluciones vayan construyéndose unas con otras.

El círculo es el contexto en el que estamos obligados a vivir, y que queremos cambiar y estas flores representaban un poco lo que está fuera de este contexto: los valores, códigos y registros en los que nos vamos moviendo por tratar de cambiar esta cuestión. El círculo va creando nuestro propio contexto que va invadiendo el contexto más material, como del cemento para allá, es más material, y acá es la cuestión más valórica y acá lo filosófico, utópico, ideal. Cada práctica tenía con sus propias dificultades y características dependiendo de dónde se trabaja, cómo se trabaja y otra de las cuestiones que se habló harto es también y que salió mencionada varias veces, y que en el fondo quedó como desafío, es cómo inventar de que estas redes que vamos tejiendo se trasformen en fuerza social. En el fondo sabemos que en nuestros centros de resistencia, de trabajo de creación todo tenemos códigos de hacer las cosas y formas de hacer las cosas y todavía no logramos instalarlas en tanto realidad. Cambiar las cosas materiales, que pasen a ser más tangibles, casi sistémicas. Por llamarla de alguna manera. Como es desde la Educación popular, se confronta a estas problemáticas que se desarrollan dentro de este contexto común y la visión principalmente de la educación popular no es que caiga en reproducir estas problemáticas, sino que las confronte.

Grupo 4:

Nuestro grupo se dieron varias temáticas por las cuales conversamos. Las experiencias todas eran súper enriquecedoras. Pero una de las temáticas que surgió fue el tema del proceso de la educación popular, como proceso de larga duración, proceso que es lento. Y frente a esta lentitud a la luz de las experiencias que hemos tenido en colegios, haciendo talleres, en organizaciones barriales, con comunidades, esa lentitud a veces genera una cierta desesperación por parte del educador, pero también de los educandos.

Pero frente a esa desesperación, esa lentitud que uno podría ver porque el proceso de la educación popular como es largo no se ven frutos tangibles como estaban hablando anteriormente, hace que ciertas personas tomen caminos que para el educador son errados. Hablábamos por ejemplo de experiencias con secundarios que empiezan a militar en ciertos grupos de izquierda y frente a eso uno como que comienza a desesperarse- entonces que hacer :¿forzamos el proceso, lo aceleramos o mantenemos la calma de alguna manera y confiamos en el proceso de larga duración?. Esa fue una de las problemáticas que surgieron a la luz.

6

Otra cosa que se discutió y que no hablamos acá fue el tema del género. Se habló como se está generando a la luz del movimiento estudiantil, por ejemplo en las tomas, el conflicto de genero, del machismo, de la violencia que se da o no se da o si se asignan roles: el tema de la cocina, el tema de la limpieza. Discutimos en torno a eso y de la experiencia que nos contaba la compañera de la violencia que estaba trabajando en El Bosque. Entonces fue interesante, pero lo trabajamos al final y no pudimos zanjar una discusión respecto a eso.

La otra problemática fue en relación a lo institucional. Claramente nosotros los que estábamos haciendo talleres e incluso el compañero que estaba en el colectivo Diatriba nos enfrentamos a que estamos viviendo en contextos súper especiales de movilizaciones en donde las tomas en cuanto a territorios liberados y de duración de 6 meses y que no ha pasado en otras ocasiones. Es un contexto súper especial, están haciendo talleres, actividades de educación popular. Pero una vez que esta coyuntura especial se cierre, cuando vuelva el peso institucional a los salones de clase ¿cómo nos vamos a enfrentar nosotros en la autoeducación popular frente a esta institucionalidad? Ya no podemos seguir haciendo talleres, ¿Qué hacemos? Desde el profesorado vamos a hacer educación popular ¿es posible, es lo más conveniente ó la educación popular tiene que ir por fuera , en otro espacio de autoeducación?

También en paralelo, en concomitancia, la diferencia entre los tiempos. Eso también es lo que estábamos hablando: que los chiquillos pueden ver una salida más fácil o más directa. Por ejemplo militar en un partido, empezar a hacer cosas, votaciones, dirigentes, cosas mas directas. Hablamos mucho del tema del liderazgo, del caudillismo, ¿quién es un representante, quién es un dirigente?. Entonces estamos identificando que hay una forma distinta de concebir los procesos sociales y políticos. Entonces vimos que hay una suerte de confusión porque los compañeros tienden -solamente por la forma que nos han educado- a ver el proceso político y no ver el trasfondo social que es lo que tal vez apunta la educación popular. Buscando una transformación social.

También en términos del territorio que lo discutimos también bastante ¿nos abocamos a un territorio específico, físico? ¿qué es un territorio al final de cuentas?, ¿el territorio lo hacen las personas? El otro grupo que se manifestaba hablaba de que son las personas, los actores o es algo físico. Estamos trabajando en una villa, estamos trabajando en un colegio, en un cordón, en una asamblea territorial. Nos dimos cuenta de que en el fondo, dentro del proceso y de la profundización que provoca la educación popular, es darnos cuenta que también tenemos que resignificar el territorio. Por ejemplo la comunidad estudiantil, yo en cuanto estudiante secundario solamente estaba relacionándome con secundarios, pero para ir profundizando el proceso educativo me fui dando cuenta que en la comunidad educativa no solamente estoy yo, también está mi profe que ya no es mi enemigo sino que un compañero; están los apoderados, los paradocentes; están las personas que hacen el aseo y así vamos ampliando el territorio que tal vez físicamente está hablando de lo mismo, pero que desde las relaciones humanas se va ampliando y profundizando. Y después más allá de la escuela, el barrio, la calle.

Y por último en término de la problemática, el tema del financiamiento y que tal vez como lo discutimos al final también esa suerte de dependencia que suena contradictorio, como en la educación popular se da la dependencia con las ONGS. ¿Cómo podemos

7

generar esta lógica de la autogestión, generación de recursos para no estar dependiendo del Estado y así más bien, como planteó el Arturo, la plata del Estado también es plata nuestra, ¿porque no luchar para recuperar ese dinero?. Así se generó esa discusión y quedó abierto: ¿nos relacionamos o no nos relacionamos con el Estado en término del autofinanciamiento.

Respecto a la experiencia lo hicimos a través de un dibujo que frente a todas las problemáticas era muy representativo: EL HUERTO, en el sentido de auto – financiamiento, en el tema de cómo nos relacionamos, en el tema de los tiempos y por eso hicimos esas flechas de las problemáticas que tratamos. El tema de los tiempos tiene que ver también con el huerto, es ejemplificador y representante de lo que discutíamos. Para hacer un huerto tenemos que entender los tiempos del huerto y tratar con lo que tiene que ver que cultivar una planta que se nos puede morir, que vamos a tener que sacarla y puede apestarse, vamos a tener que poner otra; vivir con esas pequeñas frustraciones. Es un proceso que significa auto gestionarse, autofinanciarse, autoalimentarse. Significa tener una independencia alimentaria. Por ejemplo en el huerto que también tiene que ver con la relación de tener un autogobierno de mi espacio educativo a nivel secundario, espacio-hogar a nivel del territorio más próximo.

generar esta lógica de la autogestión, generación de recursos para no estar dependiendo del Estado y

8

SEGUNDO MOMENTO:

De los problemas comunes a los horizontes compartidos: ¿hacia donde queremos caminar?

Una vez realizada una actividad que nos aproximaba al “diagnóstico” se abrió un espacio para compartir aquellas fortalezas que tenemos en nuestro trabajo cotidiano y que pueden permitirnos superar los problemas anteriormente diagnosticados. La intencionalidad fue “apertrecharnos” de las experiencias de los demás, que se compartan las alegrías, logros y potencialidades que han aparecido en nuestras prácticas antes de definir un horizonte colectivo mayor.

Con respecto a los Horizontes en este espacio se buscó –a partir de los problemas diagnosticados pero también de todas esas experiencias “exitosas” que compartimos- dibujar un “horizonte común” (horizonte de sentido / horizonte político-pedagógico) hacia el cuál creamos que debemos caminar en esta coyuntura.

Para ello, elaboramos “La solución en Cadena” ...

LA SOLUCIÓN EN CADENA

Procedimiento

1.-Cada grupo elaboró cinco proposiciones que dieran cuenta de los Horizontes que se consideran necesarios de visualizar para el caminar de nuestras prácticas educativas.

2.- Una vez escritas las cinco proposiciones cada grupo designó a uno de sus miembros para llevar su hoja al grupo siguiente. El "mensajero" (a) se queda integrando el nuevo grupo y ya no podrá ser designado (a) nuevamente para ir a otro grupo.

3.- Cada grupo recibió las cinco proposiciones de Horizontes respectivas. Eliminó una y reescribió las otras cuatro, enriqueciéndolas sin cambiar lo substancial de ellas.

4.-De este modo la hoja, y el "mensajero", del grupo uno pasaron al grupo número dos. La del número dos al tres; del tres al cuatro y del cuatro al uno.

5.-Se repitió lo señalado en el punto dos, es decir "el mensajero" se quedó en el grupo al cual llegó y no podía ir a otro.

6.-Se repitieron los procedimientos anteriores hasta que cada grupo llega a convenir en una proposición. El grupo que inició cada hoja debió finalmente seleccionar una de las dos últimas proposiciones que llegaron a "sobrevivir el proceso".

8.- Se escribió esta proposición en un papelógrafo para ser presentado en plenario.

9

ESTOS FUERON LOS 20 “HORIZONTES” INICIALES ...

- Asumir la dimensión ética de la Educación Popular de modo permanente y cotidiano. - No
-
Asumir la dimensión ética de la Educación
Popular de modo permanente y cotidiano.
-
No restringirse a la construcción de la
Educación Popular desde la marginalidad e
incidir en otros espacios de toma de
decisiones directa de nuestras vidas.
- Autogestión colectiva.
- Comunización (propiedad común).
- Reivención de los derechos.
- Valores. Subversión
- Apropiación crítica: identidad local,
territorial (sentido de pertenencia)
-
Construir una lectura común desde la
diversidad de las cosmovisiones ancestrales y
latinoamericanas.
- Conformar redes basadas en los valores
de autonomía, solidaridad e igualdad.
-
Rearticular los “nosotros”.
Dar continuidad y fortalecer los proceso de
autogestión.
-
- Potenciar en las prácticas la
articulación entre los diferentes
actores (jóvenes, mujeres, niños/as,
adultos /as).
-
Socialización de saberes y experiencias.
-
Dar continuidad a la autoeducación
- Fomentar relaciones igualitarias entre
hombres y mujeres facilitando la
perdida del miedo a la “A”.
-
Rescatar la vida comunitaria.
-
La Educación Popular como aporte a la
construcción de un proyecto de buen vivir.
- Promover y potenciar las prácticas
educativas comunitarias.
- Horizonte de contexto local, nacional y
mundial (vínculo).
- Asumir la Educación Popular como una
forma de conflicto con le orden
establecido.

10

Y estos fueron los cuatro Horizontes priorizados ...

- Reconocer y promover a la Educación Popular como una forma de construir comunidad, fortaleciendo procesos
-
Reconocer y promover a la Educación Popular como una forma de construir
comunidad, fortaleciendo procesos de autogestión, integrando la lucha
social como proceso educativo, generando así un buen vivir desde la vida
cotidiana.
-
Dimensión ética de la Educación Popular en la cotidianeidad.
-
Horizonte de vinculación de las prácticas entre lo local, lo regional, lo
nacional y lo mundial (visión del buen vivir).
-
Construcción colectiva a base de la auto-determinación

TERCER MOMENTO:

¿Cómo llegar a ese horizonte común? La construcción del “camino y del caminar”

En este espacio buscábamos compartir y debatir en torno a concepciones metodológicas de la Educación Popular y la Animación Comunitaria que nos permitan planificar y construir ese “camino” hacia nuestros horizontes comunes.

Para ello, los compañeros Luis y Esteban, del Colectivo Paulo Freire hicieron una breve “provocación” que dio pie a un “nutritivo” debate ... compartimos con ustedes un “punteo” de la primera provocación ...

11

De Paulo Freire, reconocido como el padre de la llamada Educación Liberadora, la Animación Comunitaria, consideró para su práctica la metodología participativa, que es horizontal, que es dialógica, que es problematizadora, para distanciarse así de la llamada educación bancaria, para otros conocida como pedagogía frontal, aún practicada en las aulas escolares.

Resulta muy interesante trabajar la Animación Comunitaria, con la metodología participativa invitando a pequeños grupos a reflexionar, conversando, dialogando, en diversas instancias educativas, de igual a igual. Es allí donde se hace necesaria la utilización de diferentes técnicas. El uso de estos u otros recursos expresivos o de otros lenguajes, genera una fusión y una síntesis muy potente.

La propia mirada freiriana, expresada en la llamada Educación Liberadora, tal como la hemos conocido, todavía es bastante intelectual y verbalista, aunque se expresan emociones. La Animación Comunitaria, en cambio, incorpora los variados recursos expresivos de que dispone el cuerpo, así como el lenguaje gestual (de los gestos), lo que permite profundizar y verificar todas esas cosas en que decimos creer. Esto debido a que el cuerpo no solamente se expresa con palabras, se expresa con miradas, con gestos, con posturas, por eso la llamamos Animación Comunitaria y no expresión corporal o ejercicios recreativos o ejercicios de expresión teatral.

Nos parece que la Animación Comunitaria es más integradora, menos fragmentada. La Animación Comunitaria es una dimensión metodológica que echa mano a todos estos recursos. De repente privilegia algunos sobre otros, en función de lo que esté pasando en la comunidad y de ahí el ensamble entre la metodología participativa y Animación Comunitaria resulta muy interesante.

De este ensamble se puede destacar que la parte reflexiva, la parte problematizadora, la parte dialógica de la metodología participativa, encuentra una mayor cobertura, o más bien, adquiere una mayor gama de referentes expresivos y comunicativos además del de la palabra.

De Paulo Freire, reconocido como el padre de la llamada Educación Liberadora, la Animación Comunitaria, consideró

A su vez, esa dimensión metodológica sirve y enriquece a la Animación Comunitaria, porque incorpora la reflexión, la problematización, la planificación. Pero asumiendo otros lenguajes.

No es como la escuela o el liceo, esto puede sonar provocativo, pero es cuestión de observar las clases de gimnasia, de química, de castellano, de historia o de matemáticas en que pareciera no tener nada que ver unas con otras, porque en general están segmentadas.

12

Aquí estamos trabajando con visiones complementarias. Nos parece que esta es una forma de ver la realidad tal como es, ver el mundo con toda su heterogeneidad, con toda su complejidad, con toda su interrelación, ya que en la vida todo va relacionado y no fragmentado.

Por algún motivo, de carácter cognitivo y apoyada en ciertas teorías fue necesario o se hace necesario segmentar, fragmentar la realidad, para comprenderla y dominarla; se fragmenta, y uno dice: “esto corresponde al ámbito económico, o es puramente ideológico, o puramente racional". Sin embargo la vida es una red complejísima, en donde todo está interrelacionado.

Una visión holística, integradora, debe intentar una

visión globalizante.

Porque todo lo que se da, se da simultáneamente. En una visión fragmentada, en

cambio, se van yuxtaponiendo fragmentos, unos tras otros.

Otra dimensión interesante de este ensamble entre metodología participativa y Animación Comunitaria, está en el aspecto afectivo. Se entra acá en un terreno de mayor profundidad, porque se rompe con aquello de venir a decir cosas importantes, interesantes, demostrar inteligencia sólo por la palabra y el manejo del concepto. Empiezan a surgir otras dimensiones de la persona humana, que tienen que ver con lo afectivo también, especialmente a nivel del establecimiento de relaciones.

Si bien es cierto, en los talleres podemos estar juntos dos o tres días, y esto constituye una comunidad ficticia, sin embargo, en ese momento es comunidad; somos un grupo humano, estamos ahí por algún motivo común, nos juntamos para analizar algo muy serio, que es el trabajar con personas, que es trabajar en educación, en promoción humana. Se da una creatividad grupal muy

potente, muy significativa. Se da un nivel de reflexión, también fuerte

...

una

afectividad colectiva

incluso en los rechazos. A este respecto, intentamos

... siempre que los rechazos y las reticencias sean explicitadas, que no se oculten, que no se disfracen. Para ello es básico establecer un ambiente de respeto y de promoción del diálogo ya que ello es básico para que lo metodológico facilite la producción de conocimientos.

13

CUARTO MOMENTO:

De evaluaciones y proyecciones: Reflexiones en torno al Encuentro y “lo que se viene”: ¿cómo imaginar los pasos siguientes?

Avanzaba el segundo día de Encuentro y ya teníamos un “diagnóstico” común y algunos “horizontes” comunes hacia los cuáles caminar. Pero era necesario ahora “echarse a andar”. Y para ello, decidimos nuevamente trabajar en grupos. El objetivo: que a partir del diálogo imaginaramos cuáles son los primeros pasos que podemos -y debemos- dar entre todos y todas para llegar a esos horizontes.

Los “pasos” futuros escogidos por los grupos fueron los siguientes ...

Grupo 1

  • - Generar sujetos y sujetas críticos y reflexivos, favoreciendo la la revelación de valores y la apropiación de la identidad propia y colectiva (conciencia).

  • - Reconocer, ejercer y defender los Derechos en miras de un proceso de emancipación colectiva.

  • - Fomentar la asociatividad en base a la necesidad de permanencia.

  • - Transversalidad -Autonomía

Grupo 4

  • - La dimensión ética de la Educación Popular en la Vida Cotidiana.

  • - Recuperar lo que nos han quitado en relación al cuerpo.

  • - Fortalecer las prácticas existentes con la responsabilidad que implica esa acción educativa.

  • - La tarea educativa va más allá de la certificación. Educadores (as9 somos todos (as).

  • - Liberarse de todo prejuicio para así trabajar con todas las comunidades que vivan en situaciones de opresión.

  • - Proyectar la ética en la dimensión política.

  • - Sistematizar lo que se hace como compromiso con la comunidad.

  • - Asumir la Educación Popular como una práctica alternativa a la educación dominante.

  • - Denunciar al maltrato a la naturaleza.

  • - Promover los afectos, emociones y sentimientos en nuestras prácticas educativas.

14

Grupo 2

Vinculación entre lo local, regional, nacional y global.

-

Conocer experiencias de Educación Popular, eso implica:

Catastro

Conocerlas

Saber dónde están

A su vez estos pasos requieren necesariamente hacer:

Comunicación Popular

Difusión (cápsulas en las radios populares).

Encuentros itinerantes (al menos dos). Compartir las visiones del buen vivir.

Una publicación de nuestras prácticas

Intercambio, cooperatividad (socialización de los contactos y las redes).

Todo lo señalado implica trabajo previo

Construir comunidad:

  • - Autogestión

Grupo 3

  • - Lucha social como espacio educativo.

  • - Buen vivir desde lo cotidiano.

Para ello:

Largo Plazo

  • - Construir una orgánica más definida del Movimiento de Educación Popular.

  • - Plantear la disputa por la hegemonía a partir de estos saberes surgen de nuestras prácticas.

Mediano Plazo

  • - Recrear experiencias/Reconstruir comunidades dañadas.

  • - Generar encuentros permanentes de evaluación de prácticas, elaboración de material pedagógico, etc.

  • - Fomentar la idea de que la lucha social produce saberes necesarios de socializar. Hay que socializarlos más allá incluso e la comunidad ..

Corto Plazo

  • - Potenciar comunidades existentes.

  • - Develar y problematizar las formas de entender y practicar la participación.

  • - Hacer una “pega interna” de evaluar la práctica y determinar que saberes hay ahí (sistematizar).

  • - Crear espacios de reconstrucción de memoria histórica (de los/as educadores /as y de las comunidades).

  • - Avanzar en definir el “buen vivir”.

15

A partir de ahí, comenzamos a soñar juntos/as. Y tomamos algunos acuerdos para empezar a “materializar” ese camino, dar esos pasos juntos/as y avanzar a esos horizontes colectivos ...

Las propuestas no tardaron en aparecer

y no fueron pocas. Por ello, intentar

... sintetizar fue difícil. Finalmente, zanjamos algunas cosas, una especie de “agenda” a corto y mediano plazo. Para ir lento, pero sin pausa. Esas propuestas consensuadas fueron:

1. Para respetar nuestras dinámicas organizativas horizontales y asamblearias, el primer compromiso fue llevar las palabras compartidas en este Encuentro a cada una de nuestras organizaciones, conversarlas, potenciarlas y criticarlas, sobre todo en lo que dice relación con el horizonte mayor que se comenzaba a dibujar en el Encuentro: la educación popular como una forma de vivenciar y proponer a otros y otras un nuevo “paradigma”, que llamamos tentativamente el buen vivir. ¿Qué entendemos cada uno y una por esa “nueva realidad”?, ¿cómo desarrollarla en cada territorio, en cada práctica cotidiana?

2. Para alimentar el trabajo de cada organización, seguir en-red-andonos y fortaleciendo al movimiento de educación popular, decidimos trabajar para generar, al menos una vez al año, un espacio de encuentro definido y conocido por todos y todas, en el cuál haremos una evaluación de nuestros avances y retrocesos, compartiremos saberes liberadores, convocaremos a más organizaciones que quieran en-red-arse y fijaremos nuevos horizontes conjuntos. Para ello, se habló inicialmente de hacer un próximo encuentro a mediados de año (para el cual los y las cumpas del “Clotario Blest” (San Antonio) “recogieron el guante” y se ofrecieron para ser los posibles anfitriones de nuestro próximo hito).

3. Para alimentar la conversa y el tráfico de “saberes”, se definió que cada organización analice qué es lo que puede aportar en ese Encuentro (idealmente alguna sistematización de su experiencia que pueda apoyar el trabajo de otros y otras).

16

QUINTO MOMENTO:

Toda experiencia (auto)educativa, como la que vivimos, necesita de un espacio de evaluación colectiva. Y, como suele pasar, entre tanta conversa y tanto intercambio de experiencias el tiempo se hace siempre poco, decidimos hacer una evaluación en la cual cada uno y una debía dar si impresión a partir de una sola palabra o concepto clave. Las palabras enunciadas fueron las siguientes ...

PROCESO EVALUATIVO: LAS PALABRAS SIGNIFICATIVAS

  • - Construcción Colectiva. Atento a las palabras de los jóvenes, a la disposición y a la vinculación.

  • - Hay un avance en el proceso de debate; sin embargo queda por reflexionar en torno al hacer.

  • - GRACIAS

  • - Conocer a educadores (as), sus ámbitos de trabajo, sus organizaciones y sus características. Todo ello hay que profundizarlo. Sugerencia: Intercambio de documentos.

  • - Reconocimiento.

  • - Conocer y lo constructivo del proceso.

  • - Generación de vínculos.

  • - Conocimiento. Encontrarlos (eso justifica por si solo el Encuentro).

  • - Aprender. Inquietud.

  • - Motivación. Proceso enriquecedor.

  • - Experimentar (inicio). Reconocimiento. Experimentación. Alimentarse. Nutritivo.

  • - Fortalezas.

  • - Intercambio (inicio). Alimenticia.

  • - Buen vivir. Reencantar. Regalo.

  • - Compromiso de apañar.

  • - Me voy con el bicho de aprender (estuve solo este día).

  • - Construcción. Continuidad de procesos que asumen nuevas generaciones. Desafío.

  • - Alegre y motivada.

  • - Alegría grande como Colectivo. Construcción. Me voy con tareas.

  • - Brote (reencuentro con la experiencia del Mover).

  • - Seguir “confusión”.

  • - Tiempo de escuchar (lee un texto)

  • - Complicidad.

  • - Creatividad (tengo que desarrollarla cuando llegue a mi organización). Feliz, entusiasmada por que se puede.

  • - Reconocernos como “alquimistas sociales”.

  • - Reflexión (como reflejo). Contento, satisfecho. Desafiado.

17