You are on page 1of 15

LA ENERGIA EÓLICA

La Utilización de la Energía Eólica

Cuando se habla de Energía Eólica se está haciendo referencia a aquella energía contenida en el viento, pues las masas de
aire al moverse contienen energía cinética (aquella asociada a los cuerpos en movimiento), las cuales al chocar con otros
cuerpos aplican sobre ellos una fuerza. Por eso cuando nos enfrentamos a una ráfaga de viento sentimos que algo nos
empuja.

La Energía del viento se ha utilizado principalmente en molinos de viento, los cuales han permitido principalmente el
bombeo de agua, la trilla y molienda de productos agrícolas y en los últimos años, generación de electricidad.

La potencia extraíble del viento es directamente proporcional al cubo de la velocidad del viento y al área que barra la
hélice del equipo, de esta forma, la energía máxima extraíble está dada por:

donde W es la potencia extraíble en watts por metro cuadrado y V es la velocidad del viento en metros por segundo.

Cómo determinar las características del Recurso Eólico

Cada zona geográfica posee distintas características de vientos, por lo tanto, para poder identificar un determinado lugar,
es necesario conocer o determinar las siguientes características:

1. Variaciones de velocidad del viento mensuales.


2. Una medida de la variación del viento día a día.
3. Fluctuaciones dentro del mismo día (ej: calma por la mañana, fuerte en la tarde).
4. Dirección preferente del viento, esto a través de la "Rosa de los vientos".

Con estos parámetros es posible determinar el dispositivo más conveniente para el lugar.

Es importante notar que la mejor zona de operación para estos dispositivos se ubica en velocidades de viento entre 4 [m/s]
hasta unos 25 [m/s].

Existen además factores que alteran la velocidad del viento, como son la altura (la velocidad aumenta al incrementarse la
altura), obstáculos antes del dispositivo, como árboles, casas, etc. y las turbulencias o remolinos.

Tipos de Sistemas Eólicos

Los sistemas mecánicos eólicos se dividen en tres tipos, que son: generadores de eje horizontal, eje vertical y ciclónicos.

Los sistemas de eje horizontal se caracterizan porque su eje de rotación es paralelo a la dirección de flujo de viento, en
general, el eje es paralelo al piso. Se encuentra dentro de este tipo los sistemas de eje horizontal cruzado al viento, que
tienen la diferencia que su eje de rotación se orienta perpendicularmente a la dirección del viento.

Por su parte, los dispositivos de eje vertical se caracterizan porque su eje de rotación es perpendicular al suelo y al flujo
del viento.
Los más ampliamente utilizados son los de eje horizontal, en donde encontramos los molinos de viento tradicionales y las
turbinas eólicas, las cuales requieren de dispositivos de orientación para aprovechar la dirección del viento, así como
dispositivos de control de velocidad, para evitar que la hélice gire demasiado rápido y pueda destruirse.

Estos aparatos tienen la capacidad de transformar la energía cinética del viento en otro tipo de energía de fácil utilización;
esta puede ser energía eléctrica, para lo cual se conecta a la hélice un generador eléctrico, en un equipo conocido como
aerogenerador, o en otro caso, la hélice se conecta a un sistema que transforma directamente la energía a energía
mecánica para realizar algún tipo de trabajo, en este caso se habla de aeromotor, como por ejemplo, para accionar una
bomba y elevar agua.

El aerogenerador se compone de una base sólidamente establecida, una torre que permite aprovechar el viento de altura
sin efectos de turbulencia en las cercanías de la superficie, luego un chasis para soportar el peso del equipo propiamente
tal (hélice, ejes de transmisión, generador eléctrico) y por último la hélice, que se compone de las aspas, las cuales golpean
al viento, que se conectan al eje de rotación a través de un buje.

Adicionalmente, el aerogenerador requiere de ciertos sistemas para su funcionamiento, que son:


Orientación, mantiene el rotor cara al viento, minimizando los cambios de dirección del rotor con los cambios de dirección
de viento; Estos cambios de dirección provocan pérdidas de rendimiento y genera grandes esfuerzos con los cambios de
velocidad.
Regulación, controla la velocidad del rotor y el par motor en el eje del rotor, evitando fluctuaciones producidas por la
velocidad del viento.
Transmisión, utilizados para aumentar la velocidad de giro del rotor, para poder accionar un generador de corriente
eléctrica, es un multiplicador, colocado entre el rotor y el generador.
Generador, para la producción de corriente continua (DC) dinamo y para la producción de corriente alterna (AC) alternador,
este puede ser sincrónico o asincrónico.
Otro tipo de aerogenerador es el ciclónico, un proyecto poco conocido, consistente en la mezcla de unir sistemas eólicos y
solares.
Se compone de un gran invernadero con una chimenea central, en la cual se calienta el aire y se hace ascender, en donde
gracias a su movimiento hace girar una turbina que permite generar electricidad.

Utilización de Dispositivos Eólicos para generación de Electricidad

Según la capacidad energética que pueden generar estos equipos, se dividen en tres niveles, que son:
· Sistemas de Gran Potencia: capaces de suministrar más de 100 [kW].
· Sistemas de Media Potencia: suministro sobre 10 [kW].
· Sistemas de Baja Potencia: suministran hasta 10 [kW], generando corriente continua o alterna, para lo que utilizan un
rectificador y un sistema de almacenamiento diseñado según las características de utilización.
Para utilización en zonas rurales, el sistema más efectivo es el de baja potencia, el cual se analizará con mayor detalle.

Dado que las velocidades del viento no son constantes, tanto diariamente como anualmente, se requiere un sistema que sea
capaz de solucionar, en forma económica ese conflicto, y para ello es importante el uso de acumuladores. Uno de los
sistemas más económicos es aquel compuesto por un conjunto alternador, caja reguladora de voltaje y acumulador
(batería) de 12 volts de un automóvil es capaz de absorber las diferencias de velocidad de giro de la hélice.
Entonces el sistema a implementar se compone de:

· Generador, reemplazado por el alternador del automóvil el que cuenta con un rectificador que permite obtener a partir
de él corriente continua, que es posible almacenar.
· Control de Carga/Tensión, cuando el giro de la hélice es demasiado elevado, se activa un sistema de desconexión
automática para evitar sobrecarga en el sistema.
· Acumulador, o Batería que corresponde al mismo utilizado en automóviles, el cual puede ser de plomo-ácido, en el cual la
energía eléctrica la almacenamos como energía química, que podemos utilizar posteriormente al conectar la batería a
alguna carga que funcione con 12 volts. Para aumentar el voltaje se pueden conectar varias baterías en serie (polo positivo
con el negativo de otra).
Utilización de Dispositivos Eólicos para Elevación de Agua

Este tipo de mecanismos son muy recomendados en el caso de lugares desérticos, donde los recursos hídricos se ubican en
profundidades sobre 10 metros y donde la disponibilidad de energía (ej: eléctrica) es baja. Es en estos casos donde el
sistema puede utilizarse como un sistema de bombeo, donde la energía para elevar el agua la suministra el viento.
Para estos casos, pueden utilizarse hélices de baja velocidad para accionar bombas de pistones (de baja velocidad) o bien
hélices de alta velocidad para accionar directamente bombas centrífugas de pozo profundo. Debe notarse que estos
sistemas no utilizan energía eléctrica, sino que todo la energía se transmite a través de movimiento o energía mecánica.
Existen ciertas consideraciones para la instalación de estos sistemas, como son la altura en la que debe ubicarse esto
dependiendo de que tan rugoso sea el suelo donde se dispone la instalación. Si es muy rugoso, la hélice debe colocarse a
mayor altura para evitar turbulencias de superficie.
Debe considerarse también que existen zonas en que la velocidad del viento aumenta en gran magnitud, especialmente en
lugares estrechos (por ejemplo, entre dos cerros), de modo que se incrementa la potencia que puede suministrar el equipo.
Hay que tener cuidado de no hacer girar excesivamente la hélice, esto porque pueden dañarse los mecanismo internos, para
lo cual se habilita un sistema que hace girar el sistema para que no enfrente al viento.
Asimismo, debe evitarse su instalación en zonas que presenten fuertes lluvias o nevazones, que son altamente peligrosas
para estos sistemas.

Aerogeneradores

Vea en esta sección:


Performance de la turbina - Instalaciones Aisladas y Conectadas a la Red - La hélice para turbinas eólicas de eje horizontal -
Performances de hélices en molinos y turbinas de viento - Cálculo de la hélice óptima - Soluciones constructivas - Partes
constructivas de un generador eólico

Perfomance de la turbina

La potencia disponible en el viento es:

Pd= ½ V³ A

La potencia disponible, aumenta con el cubo de la velocidad del viento y la potencia captada por la turbina eólica, también
crece en forma similar, a partir de una velocidad de arranque, denominada velocidad de corte inferior Vci.

A partir de esta velocidad, la potencia crece muy rápidamente con el viento, pudiendo llegar a valores extremos durante
fuertes tormentas. En principio, la turbina podría ser diseñada para operar en estas circunstancias y resistir
estructuralmente la contingencia más exigente, ya que parecería interesante poder generar la mayor cantidad de
electricidad en momentos de mucho viento. La maquina resultante, que seria muy robusta, también seria muy cara y es
posible que la tormenta para la cual haya sido diseñada, ocurra solo unas muy pocas veces, en toda su vida útil.
Durante las tormentas, esta turbina generaría mucha electricidad en cortos períodos de tiempo y en el balance global, el
incremento de la energía total generada sería insignificante.
Para su diseño, es más apropiado limitar la potencia captada a un cierto valor denominado potencia nominal Pn. Esta
potencia es generada cuando la velocidad del viento alcanza la velocidad nominal Vn. Al superarse esta velocidad, el
sistema de control debe actuar, limitando la potencia generada, a Pn. A partir de entonces, la potencia se mantiene
aproximadamente constante hasta una velocidad alrededor de los 24 m/seg. Esta es la velocidad de corte superior Vcs.
En turbinas de cierta potencia, por encima de los 5 Kw, si el viento excede esta velocidad Vcs, se requiere un mecanismo
especial que detenga la hélice. En el caso de turbinas de eje horizontal con sistemas de control por cambio de paso, la
acción correspondiente manda la hélice a posición bandera, la turbina se detiene.
La hélice detenida y en bandera ofrece la menor resistencia aerodinámica y su estructura, en esta posición, debe ser capaz
de soportar vientos de hasta una velocidad de supervivencia Vs.
En la mayoría de los diseños, Vs se considera igual a 60 m/seg., por estimarse suficientemente elevada para casi toda la
región de la tierra. Sin embargo, en algunos lugares especiales como la Antártida o zonas de tormentas ciclónicas se han
registrado vientos aun mas elevados y para instalaciones en estas regiones debería incrementarse la velocidad de
supervivencia a 80 o tal vez 85 m /seg. Estos valores deben ser analizados cuidadosamente ya que el costo de la turbina se
incrementa significativamente al aumentar la velocidad de supervivencia.
Por otro lado, la medición del viento con anemómetros comunes no resulta muy confiable en este rango de velocidades,
donde la precisión de los instrumentos sufren notables distorsiones.
Por estas razones, debe evaluarse con prudencia la real necesidad de incrementar Vs en el diseño. Con respecto a la
velocidad nominal Vn, su valor numérico depende de la aplicación para la cual esta orientada la turbina y con este fin,
discutiremos a continuación las instalaciones aisladas en lugares remotos y aquellas instalaciones llamadas granjas eólicas,
consistentes en un gran número de turbinas agrupadas, para suministrar energía a la red eléctrica.

Instalaciones Aisladas y Conectadas a la Red

En Estados Unidos y Europa, la línea de distribución eléctrica esta extendida por todo el territorio y las instalaciones de
turbinas eólicas se realizan conectadas a la red, para producir el ahorro de combustibles fósiles o para reducir las facturas
de electricidad de quienes deciden instalarlas en su viviendas.
En cambio, en los países en vía de desarrollo, gran números de potenciales usuarios se encuentran en lugares remotos,
donde no llega la línea de distribución eléctrica o donde la distancia entre el usuario y la línea es grande y su conexión seria
excesivamente cara. En estos casos, las instalaciones de turbinas eólicas pueden proveer energía eléctrica a los habitantes
que hasta ese momento carecían de dicho suministro o lo obtenían mediante el uso de grupos electrógenos, caros e
incómodos, por el transporte de combustible que debe realizarse periódicamente .
Estas personas viven en su mayoría, en condiciones de vida muy precaria y la llegada de un aerogenerador puede aportarles
cierto progreso y confort, cumpliendo también de este modo, una función social.
El diseño de las turbinas eólicas también difiere en su concepción según que su aplicación sea para una instalación aislada o
para ser conectada a la red.
La turbina aislada debe poseer un mecanismo de control de la velocidad de giro de la hélice para que no exceda un
determinado valor, aun con vientos muy intensos.
A diferencia de las instalaciones aisladas, cuando la turbina es conectada a la red, usando un generador eléctrico
asincrónico, la misma red, con su gran inercia, fija la frecuencia y por consiguiente la velocidad de rotación del equipo.
Si el viento aumenta, la cupla se incrementa pero a una velocidad de giro constante, entregando mayor potencia a una
misma frecuencia. Esta mayor potencia esta limitada a un cierto valor, ya que la turbina genera hasta una determinada
velocidad del viento y si esta velocidad es superada, la turbina se detiene.
En las instalaciones conectadas a la red, debe tenerse en cuenta la posibilidad de un corte en la línea, por algún accidente.
En estas condiciones, si aumenta la intensidad del viento, la turbina se embala pues normalmente no dispone de un sistema
de control de revoluciones. Para estos casos se prevé un mecanismo de disparo simple, mediante el cual, si la hélice excede
una determinada velocidad de giro, se abren unas aletas de frenado o algún mecanismo similar que la detiene. La turbina
queda en esta
posición hasta que se halla subsanado el problema en la línea y posteriormente se deben cerrar las aletas para que la
turbina comience a operar nuevamente en forma normal.
Entre los sistemas conectados a la red, deben distinguirse aquellas instalaciones domiciliarias que un usuario realiza para
disminuir su factura de luz y aquellas otras instalaciones múltiples, denominadas granjas eólicas.
En los sistemas domiciliarios, ya sean conectados a la red o aislados, el equipo estará instalado en el lugar de residencia del
usuario y si bien, para que se justifique la instalación eólica, este debe estar en una zona de vientos, la velocidad media
local puede variar entre valores tan bajos como 3 a 3,5 m/seg. hasta 8 m/seg. o mas.
Estas turbinas no son diseñadas a medida para un lugar, sino que deben ser suficientemente aptas para zonas de variada
velocidad media, para que puedan ser utilizadas por la mayor cantidad de usuarios posibles.

En la actualidad se ha alcanzado un alto grado de desarrollo en la generación eléctrica mediante el uso de las turbinas
eólicas. Esto, junto a la aplicación de políticas adecuadas ha permitido la construcción de verdaderas centrales eléctricas
cuya generación se obtiene a partir del recurso eólico.
En este aspecto, el liderazgo es ejercido por los E.E.U.U., con enormes instalaciones en la costa oeste, cuya energía
generada duplica la obtenida por nuestra central hidroeléctrica del Chocón

La hélice para turbinas eólicas de eje horizontal

Introducción

El viento es una fuente de energía que puede ser aprovechada por medio de las turbinas eólicas. Muchos diseños de estas
turbinas han sido realizados y efectivamente giran al enfrentar al viento. Sin embargo, existe una diferencia importante
entre aquellas que continúan girando cuando se les aplica una carga o un cierto freno sobre el eje de rotación y las que se
detienen ante esta resistencia.
Ensayos efectuados con modelos en el túnel de viento revelan que las de mejores rendimientos son aquellas turbinas con
hélices de tipo convencional de eje horizontal y las turbinas de eje horizontal y las turbinas de eje vertical tipo Darrieus.

La hélice

La hélice es, posiblemente, el elemento más importante de una turbina eólica por ser el captador de la energía del viento.
Al ser expuesta a la corriente de aire, experimenta una presión sobre su superficie generando una cupla que la hace girar.
La potencia disponible en el viento es Pd= ½ V^3 A en Watts.

Donde: = 1,225 Kg/m3, densidad del aire en atmósfera standard a nivel del mar.
V = velocidad del viento en m/seg.
A = superficie perpendicular a la dirección del viento en m2.

De esta potencia disponible, sólo una parte puede ser captada por la hélice y el grado de eficiencia de ésta es medido por
el coeficiente de potencia Cp.

La potencia captada es entonces:

Pc = Cp ½ V3 A
>>> hacer clic para agrandar <<<

El coeficiente de potencia Cp permite representar las principales características de las hélices, en combinación con otro
importante parámetro a dimensional . Este último, establece la relación entre velocidad de la punta de la pala y la
velocidad del viento.

L=w*R/V

donde:
R = radio de la hélice en metros
w= velocidad angular en rad/segundo

w = n * PI / 30

y n = velocidad de rotación de la hélice en rpm


L= combina las variables más importantes del diseño, de modo tal que las performances de cualquier hélice quedan
totalmente definidas al representarse el coeficiente de potencia Cp en función de la relación de velocidades L.
Glauert estudió la variación ideal de performances de hélices usadas en turbinas eólicas, en función de L.
En la figura se ha representado la envolvente de estas performances ideales y también se ha representado los resultados
experimentales de varios tipos de hélices.
Se puede observar que el molino multipala y el Savonius alcanzan su máxima eficiencia para un valor de L aproximadamente
igual a 1, mientras que la hélice de 2 palas o la Darrieus alcanzan su máximo para valores de L=5.
Puede notarse en la figura, que los máximos valores de Cp para turbinas rápidas con elevado , son mayores que las de bajo
valor de L.
De la curva, se observan los siguientes valores:

Cp máx L
Hélice de eje horizontal 0,42 6
Turbina Darrieus 0,35 5
Savonius 0,25 1
Molino multipala 0,12 1

Performances de hélices en molinos y turbinas de viento

Los valores de Cpmáx representan el rendimiento aerodinámico máximo de la hélice. Asu vez, los altos valores de l, se
hallan significativos cuando se debe generar electricidad, ya que por la característica propia de las máquinas eléctricas,
requieren elevada velocidad de giro.
La curva de Cp en función de l, que caracteriza el comportamientode una hélice, depende de la forma y las dimensiones
geométricas de ella.
El perfil aerodinámico usado, la longitud de las palas y el número de estas, el alabeo y la variación de la cuerda en función
del radio son elementos que determinan en forma sensible las performances de la hélice.
A continuación veremos como influye cada uno de estos valores.

Solidez

Para una hélice dada, de denomina solidez a la relación entre la superficie ocupada por las palas y la superficie frontal
barrida por la hélice.

S = Ap / Afb
donde: S= solidez

Los aparatos de elevada solidez poseen una fuerte cupla de arranque y giran a baja velocidad. Estas máquinas se adaptan
bien para el bombeo de agua pues en el arranque pueden necesitar desplazar un importante volumen de fluidos y además es
preferible la circulación del líquido por las cañerías a baja velocidad, para disminuir las pérdidas.
A medida que disminuye la solidez, la hélice puede girar a mayor velocidad. Esta propiedad es importante pues la potencia
es igual a la cupla por velocidad angular.

P=C*w

y por lo tanto, para la misma cupla, la potencia aumenta con la velocidad angular. En el diseño de la hélice óptima este
aspecto es importante y debe analizarse con cuidado ya que la cupla no es constante.
Por otro lado, para la generación de electricidad se requiere alta velocidad de rotación, con lo cual la máquina eléctrica
disminuye sus dimensiones, peso y consecuentemente su precio.
Al disminuir la solidez de la hélice, deberá tenerse en cuenta que la cupla de arranque también se reduce. Esta no deberá
descender por debajo del mínimo que permita arrancar, si bien es cierto que en algunos casos se puede recurrir a otros
elementos adicionales que ayudan a la puesta en marcha.
Adicionalmente, al disminuir la solidez, las palas se hacen cada vez más delgadas, con valores de cuerda reducidos y por lo
tanto más frágiles.
A partir de un cierto punto, por razones de resistencia estructural, la pala no puede hacerse más delgada y su forma se
aparta de la configuración óptima.
Cómo consecuencia, en la práctica resulta más fácil construir una hélice óptima de 2 palas que con un mayor número de
estas ya que para una misma solidez, la hélice de 2 palas tiene mayor cuerda.

Cálculo de la hélice óptima

se considera que l hélice optima para una turbina eólica es capaz de captar la máxima energía posible de la que se
encuentra disponible en el viento.
En esta sección, se describe el método para determinar la forma geométrica de esta hélice, partiendo del perfil
aerodinámico seleccionado y calculado luego la variación de la cuerda y el ángulo de alabeo en función del radio.
Este método hace uso de la ecuación de la cantidad de movimiento axial y la teoría del elemento de pala, llegando de un
modo interactivo a determinar la forma de la hélice.

Teoría de la cantidad de movimiento axial

De acuerdo a lo visto en el tubo de viento de que

P2 - P3 = pV (V1 - V4) = p V21 (1 - 2a)2ª

De este modo, el empuje producido sobre el anillo elemental de área dA = 2 r dr será:

dT = (p2 - P3)dA = 4 p V21 (1 - a) a r dr

Al cruzar el disco de la hélice, el aire se enrosca y su velocidad de rotación varia desde un valor nulo frente al disco a un
valor r detrás del mismo. Tomando el valor medio de rotación del aire como w * r/2, se tiene que la velocidad de rotación
del aire relativa a la paleta es:

(w/2-o)

Denominamos al factor de velocidad angular como:

se tiene que la velocidad de rotación del aire relativa es Vtr = r (a'-1).


Esta velocidad se compone de la velocidad axial V=V1(1-a), dando la velocidad relativa resultante Vr' figura 1.
De acuerdo con la ecuación del momento de la cantidad de movimiento para un flujo estacionario, la cupla exterior que
actúa sobre el fluido está dada por:

La integral se extiende sobre la superficie que envuelve al volumen de control, figura 2, es la velocidad absoluta y es la
velocidad del aire relativa a la pala de la hélice.

Aplicando esta expreción al área elemental , la cupla que el aire produce sobre el rotor es: y siendo y

Factor de pérdida en las puntas

Tanto el empuje como la cupla se ven alterados sensiblemente por los vórtices gemerados en la punta de la pala como
consecuencia de la diferencia de presión existente a ambos lados del perfil. Esta pérdida en la puntera ha sido tratada en
diferentes maneras por varios autores y debe ser incorporada en la teoría de la cantidad de movimiento. Nosotros
adoptaremos el método de Prndtl que consiste en incorporar unfactor F dado por:

donde

siendo N el número de palas de hélice, R el radio máximo y el ángulo que forma la velocidad relativa Vr con el plano de
rotación.
Incorporando este factor a las expresiones de empuje y cupla nos queda:

Teoría del elemento de pala de hélice

Una porción elemental de pala de hélice, de espesor dr, puede ser considerada como un perfil bidimencional aislado, con
sus características aerodinamicas propias. Omitiendo la interferencia de las secciones adyacentes y también la producida
por las otras palas, se puede conciderar que los coeficientes de los esfuerzos, tangencial y normal al plano de giro, están
dados por:

donde CL es el coeficiente de sustentación del perfil y CD el coeficiente de resistencia figura3


De aquí se desprende que el empuje que actúa sobre el elemento es:

donde c = cuerda, y la cupla elemental:

Relación de ambas teorías

En la teoría de la cantidad de movimiento y en la teoría del elemento de pala de hélice, se han desrrollado expresiones
aproximadas del empuje y la cupla elemental.
Sin embargo, en la toría basada en la variación de la cantidad de movimiento, se consideró al aire sin fricción. De este
modo, ambas teorías serían compatibles sólo si se considera que elperfil no tiene resistencia y, por lo tanto, el coeficiente
CD es nulo. Consecuentemente se tiene:

Igualando ahora las expresiones de empuje y cupla elemental, se tiene:


Para el empuje:

Por otro lado

Operando ahora con las ecuaciones de las figuras 1 y 2 se obtiene

De este modo, si se supone un valor de "a" se puede calcular tan y luego a'.
Calculemos ahora la potencia captada por un anillo r del disco de la hélice.

Para un valor dado de r y r la cantidad en el primer paréntesis es una constante. Entonces para obtener la mayor potencia
en cada anillo del disco se debe maximizar la función

G = F (1-a) a'

Para ello se supone un valor de "a" y como vimos anteriormente se calcula tan y a' y luego F con lo que se obtiene G para el
valor supuesto de "a". Por medio de un proceso de aproximaciones sucesivas se varía "a" hasta encontrar el máximo valor de
G. El valor de "a" correspondiente es usado entonces para calcular la cuerda c a partir de la ecuación de la figura 1.

CL es por el momento un valor supuesto. Se calcula entonces el número de Reynols

donde es la viscocidad cinemática del aire.


El perfil aerodinámico debe elegirse cuidadosamente a fin de obtener elevada sustentación y baja resistencia. Una vez
seleccionado el perfil se puede determinar CL y CD, con el valor de Re calculadoy para un sipuesto ángulo de ataque Ahora
estamos en condiciones de calcular el coeficiente Ct figura 3.
Ct = CL sen - CD cos

Este coeficiente Ct se encuentra en el plano de giro y es el que impulsa a la hélice en su movimiento de rotación. Variando
se obtiene el máximo Ct y luego con este valor de se determina CL y se recalcula la cuerda c y el número de Reynolds.
El ángulo que forma la cuerda del perfil con el plano de rotación se obtiene como:

=-

Este valor es variable con el radio ya que debe acompañar a la variación de la velocidad tangencial de la pala. A partir de
este valor de , se obtiene el alabeo de la hélice o el cual es el ángulo que forma la cuerda de un perfil genético con la
cuerda del perfil punta de pala.

o=-p

donde el paso de la hélice p, es el ángulo que forma la cuerda del perfil punta de pala con el plano de rotación.

De este modo la cuerda c y el alabeo o quedan definidos para un radio r de la pala y repitiendo el cálculo para otros radios,
la geometría de la hélice óptima queda determinada.
Haciendo uso de este método, se ha calculado la hélice óptima de varias turbinas eólicas.

Soluciones constructivas

Las palas de los rotores son la parte más delicada de las aeroturbinas, y en general, su diseño y construcción plantea serias
dificultades técnicas.
En las grandes aeroturbinas suponen además una parte considerable del coste total de la máquina (40 %)
En la última década se han elborasdo sofisticados métodos de cálculo para determinar con mayor precisión las tensiones
internas que deben de soportar los materiales estructurales. También se ha dedicado un considerable esfuerzo a la
selección de los materiales más adecuados en resistencia, peso y precio, y a desarrollar métodos de fabricación más aptos
para reducir los costes de producción.
La mayor parte de los fallos estructurales en las palas de las turbinas se han producido a causa de las fuerzas ciclicas que
actúan sobre ellas y que generan vibraciones sobre las máquinas. Sobre la pala actúan las fuerzas aerodinámicas y las
fuerzas centrífugas. Las primeras son siempre cíclicas en los rotores Darrieus, e incluso en las hélices también pueden
producir un fenómeno cíclico cuando están situadas a sotavento. Este fenómeno, conocido por efecto sombra, se produce
cuando la pala en su rotación pasa por detrás de la torre. La corriente de aire incidente se ve afectada por ella y las fuerzas
aerodinámicas sufren una brusca perturbación.
Las fuerzas centrífugas son muy importantes en el diseño de las palas, y también en su fabricación. Estas fuerzas crecen con
el cuadrado de la velocidad de rotación y con la longitud de la pala, por lo que en turbinas rápidas y de gran potencia
pueden alcanzar valores muy elevados.
En teoría estas fuerzas no deberían generar cargas cíclicas, sin embargo, en la práctica, basta con que durante la
construcción se introduzcan pequeñas diferencias de masa entre las diferentes palas que componen el rotor, para que
aparezcan dichas cargas alternativas. Por eso es importante el proceso de fabricación utilizado, y el equilibrado posterior
una vez montado todo el rotor. En general, este equilibrado deberá ser más preciso cuando menor sea el número de palas,
ya que cuando existen varias palas, los posibles errores máximos enrtre ellas se compensan. Esta es la razón de que para
máquinas sencillas y de baja potencia, donde los métodos de fabricación no son demasiado sofisticados, sea preferible la
solución de rotores tripalas o cuadripalas.
Las vibraciones producidas por cargas cíclicas o alternativas, afectan y desgastan a los mecanismos, producen ruidos, y son
la causa de los fenómenos de fatiga en los materiales por los que su resistencia va disminuyendo con el tiempo hasta que se
produce el colapso por rotura frágil.
Estos fenómenos, poco conocidos con anterioridad a la década de los 50 han sido la causa de no pocas cástrofes y no sólo en
el campo de las máquinas eólicas.
Aunque en los rotores Darrieus las fuerzas cíclicas son mayores que en las hélices, tienen sin embargo la enorme ventaja de
que sus palas están apoyadas en sus dos extremos, con lo que se mejoran mucho sus características estructurales.
En las grandes turbinas de hélice se suele utilizar la solución del buje basculante, con el fin de reducir las tensiones
internas producidas por fenómenos cíclicos. El buje es la parte del rotor donde se encastran las palas, y el artificio de
basculación permite un cierto movimiento de todo el conjunto alrededor de dos ejes perpendiculares contenidos en su
mismo plano De esta forma, las fuerzas cíclicas que deben ser soportadas por los elementos estructurales son absorbidas, en
parte, por los mecanismos de amortiguación de que va provisto el mecanismo de basculación.
El sisitema de buje basculante ha permitido reducir los problemas estructurales en las grandes turbinas y ha hecho posible
la disposición del rotor a sotavento, sin que el efecto sombra producido por las perturbaciones que sufre la corriente de aire
al atravesar la torre tenga graves consecuencias sobre las palas.
La disposición del rotor a sotavento facilita mucho las operaciones de orientación.
La estructura de las palas y los materiales que se empleen en ella deben ser capaces de soportar las tensiones internas sin
roturas, evitar las deformaciones que podrían afectar al comportamiento aerodinámico de la pala y reducir al mínimo las
fuerzas centrífugas que dependen de su masa. En conjunto deben ser resistentes, rígidos y ligeros.
En los últimos años se han ensayado todo tipo de materiales, desde la madera pasando por gran variedad de aleaciones
metálicas, y en especial las resinas plásticas polimerizables, que han dado muy buen resultado y reducido los costos de la
pala de forma considerable.
La madera ha sido muy empleada en el pasado y sigue utilizándose en la actualidad. Sus propiedades mecánicas varían
mucho según la clase y su tratamiento, sin embargo, suelen ser menos resistentes que otros materiales disponibles y sólo su
bajo peso y sus buenas características frente a fenómenos de fatiga justifican su utilización. En general, tanto el material
como los métodos sde trabajo que requiren suelen ser caros.
Entre los metales, los materiales más comunes, son los aceros y los aluminios. El acero tiene muy buenas propiedades
resistentes, pero es demasiado pesado. Al aluminio, en cambio le pasa lo contrario, salvo en el caso del duraluminio que
resulta excesivamente caro.
En cuanto a sus características frente a los fenómenos de fatiga, en general, los metales presentan peores propiedades que
el resto de los materiales.
Los metales se pueden utilizar en forma de chapa conformada por estampación, en forma maciza mediante métodos de
moldeo o en forma estructural. La primera solución resulta sencilla y económica, pero sólo es apta para palas de pequeña
longitud ( 2 ó 3 mts) La segunda resulta cara y demasiado pesada. La tercera solución es, probablemente, la más eficaz.
Por regla general, la solución más utilizada es la de emplear elementos metálicos como estructura resistente, con una
cubierta de algún material ligero.

Las resinas plásticas reforzadas con fibras vegetales o minerales constituyen posiblemente los materiales más idóneos para
la fabricación de palas. Son ligeros, resistentes, con buenas características frente a fenómenos de fatiga e inalterables ante
la agresión del medio ambiente . En palas de gran tamaño con exigencias estructurales muy estrictas, las resinas epoxi con
refuerzo de fibra de vidrio o de carbono son las que presentan mejores propiedades de resistencia y rigidez. Para palas con
menores requerimientos, las resinas de poliéster con fibra de vidrio dan muy buenos resultados y son mucho más baratas.
Las palas fabricadas en materiales plásticos suelen llevar unos elementos estructurales, una cubierta que da la forma
aerodinámica y un relleno de un material ligero que puede ser espuma de poliuretano, o panel de abeja.
El mayor inconveniente de los materiales plásticos es que son demasiado elásticos y se deforman con facilidad.
Para evitar este problema hay que recurrir a añadir elementos rigidizantes, bien incorporándolos a las resinas para cambiar
el polímero final, o bien como elemento estructural.. para mejorar las propiedades mecánicas se suele aplicar la fibra de
refuerzo en forma de bobinado a lo largo de toda la pala.

Partes constructivas de un generador eólico


>>> hacer clic para agrandar imagen <<<

1: Aspas 7: Eje que une caja con alternador


2: Acople elástico 8: Alternador
3: Eje principal 9: Amortiguadores delanteros
4: Servo motores para la dirección del viento 10: Amortiguadores posteriores
5: Caja engranajes 11: Amortiguadores de caja
6: Acople elástico 12: Puente grua para realizar mantenimiento
13: Anemómetro
14: Radiador