You are on page 1of 24

Universidad De Los Andes

Núcleo Universitario Rafael Rangel


Departamento de Biología y Química
Trujillo Estado Trujillo

El AGROTURISMO COMO ALTERNATIVA PARA LA CONSERVACIÓN


DEL MEDIO AMBIENTE

Autores:
Br. Khatery león
Br. Julio Torrealba
Taller de Biología y Química
Prof. Alexis Bermúdez

Noviembre 2010
INTRODUCCION

No cabe duda que uno de los temas más importantes que en la


actualidad se discuten, tanto en foros internacionales como en círculos
académicos y políticos, es el del medio ambiente. La inquietud por estos
problemas conquistó su lugar en el debate público, limitándose básicamente
a los problemas de la contaminación.
Por su parte, el desarrollo humano se ha caracterizado por un
constante incremento de la capacidad cognoscitiva del hombre y de su poder
para actuar sobre la naturaleza. El indispensable proceso de desarrollo
supone complementariedades y transformaciones que se dan en universos
interdependientes. Las políticas tendentes a frenar la creciente acumulación
de desechos de todo tipo, las aglomeraciones urbanas irracionales o el
agotamiento de recursos básicos, no pueden ir contra el proceso de
desarrollo, sino más bien orientarlo, armonizándolo y adecuándolo al medio
ambiente, el cual es, en último término, el que determina las posibilidades del
desarrollo social y expansión económica en el largo plazo.
La complejidad creciente de las interrelaciones entre fenómenos ha
hecho que la relación sociedad-medio ambiente se plantee cada vez más
como un problema mundial que, desbordando lo puramente físico y natural,
atañe por igual a todos los sistemas socioeconómicos y a todos los grupos
sociales; esta complejidad también preocupa a todas las ideologías. Es,
asimismo, una relación cuya comprensión sobrepasa el ámbito de las
ciencias particulares, exigiendo un constante esfuerzo de integración
interdisciplinaria.
Este hecho se evidencia al analizar el proceso a través del cual el
hombre se ha introducido en el medio ambiente, el cual tal como lo explica
Maya (1995:12):
comenzó hace veinte mil años, cuando el hombre,
donde quiera que se encontrase, era "forrajeador" y
cazador, y su técnica más avanzada era la de
incorporarse a un hato errante. Hace diez mil años ya
había cambiado y empezado, en ciertos lugares, a
domesticar algunos animales y a cultivar ciertas
plantas. Este, entonces, es el cambio a partir del cual
despega la civilización.
Con esto se entiende que hace 12 mil años aproximadamente
comenzó la civilización, y con la última glaciación, el hombre se encontró de
pronto con una tierra fértil y rodeada de animales, hecho que lo llevó a
adoptar un estilo de vida diferente.
Esto generalmente se denomina "la revolución agrícola" según Maya
(1995:12), aunque otros prefieren llamarla "la revolución biológica". Se da un
entrelazamiento, una especie de salto, entre el 'cultivo de plantas y la
domesticación de animales. A través de ella se evidencia la realización clave
que hace que el hombre domine su ambiente en el aspecto más importante,
no físicamente sino en el plano de los seres vivos, plantas y animales.
Paralelamente surge una revolución social poderosa, ya que fue necesario
que el hombre se estableciera.
Al respecto Maya (1995:14) indica “los especialistas consideran que la
agricultura ha sido la base de todas las civilizaciones hasta el capitalismo
moderno”. En estas condiciones, la humanidad se permite asegurar
permanentemente una importante cantidad de víveres para lo cual depende
sólo de su propio trabajo. Además, esto hizo posible a las técnicas
artesanales hacerse autónomas, especializarse y perfeccionarse. La
sociedad podía alimentar a aquellos que no Participaban directamente en la
producción de víveres. La ciudad podía separarse del campo. Al nacer la
civilización nació el desarrollo. El hombre podía transformar y apropiarse de
la naturaleza para desarrollar la sociedad a través de la agricultura. Nacieron
las clases sociales como producto de la división social del trabajo y del
proceso de apropiación privada en torno a la agricultura surgen la ganadería,
la caza y la pesca. De manera que, el establecimiento de la agricultura
significó entonces un enriquecimiento, una transformación productiva de la
naturaleza y hasta la "revolución industrial", la agricultura fue la base del
desarrollo de las civilizaciones.
Hoy en día la situación no ha cambiado, ya que la agricultura impulsa
la economía de la mayoría de los países en desarrollo. En los países
industrializados, tan sólo las exportaciones agrícolas ascendieron
aproximadamente a 290.000 millones de dólares EE.UU. en 2001.
Históricamente, muy pocos países han experimentado un rápido crecimiento
económico y una reducción de la pobreza que no hayan estado precedidos o
acompañados del crecimiento agrícola.
Sin embargo, no todo lo referido con la agricultura ha traído
consecuencias favorables, ya que aunado al éxito de la misma existe un
grave problema con el que la humanidad viene acarreando, este es, el
deterioro del medio ambiente causado por prácticas agrícolas ineficientes,
producto de las necesidades de aumentar la producción sin invertir grandes
cantidades de dinero ni amplios lapsos de tiempo. En presencia de estos
hechos, los estudiosos han propuesto alternativas para frenar esta situación,
entre ellas la que se estudia en esta investigación: el agroturismo, el cual
cuenta con numerosos adeptos en muchos países desarrollados y en
desarrollo, ahora que los habitantes de la ciudad buscan una escapada
pacífica y demuestran un interés nuevo en los lugares de donde proceden
sus alimentos.
De allí que la presente investigación tenga como eje principal el
estudio del agroturismo como alternativa para la conservación del medio
ambiente, ya que como se dijo en páginas anteriores, éste es un problema a
escala mundial por lo que se hace necesaria la investigación en este ámbito.
Planteamiento del problema

Desde el inicio, a principios de la Segunda Guerra Mundial, del


movimiento agrícola conocido como revolución verde, hemos podido
presenciar el desarrollo de una agricultura que más que convencional, como
se suele denominar, se podría llamar industrializada. Esto último responde
fundamentalmente al empleo de abonos químicos y pesticidas, a la
producción de nuevas variedades de aspecto más atractivo y a la progresiva
mecanización de la forma de cultivo más practicada: el monocultivo.

Todo lo dicho inicialmente dio lugar a un sorprendente incremento de


los rendimientos por unidad de superficie, lo cual hizo creer al sector agrícola
que en las futuras generaciones se produciría el mismo efecto. Pero
verdaderamente el efecto más inmediato ha sido la necesidad de intensificar
el abonado químico y el empleo de productos fitosanitarios, lo que lleva al
progresivo enriquecimiento de las industrias dedicadas a la fabricación de los
productos citados y a la inevitable degradación del ecosistema.

Una muestra del gran aumento de la producción agrícola alcanzado en


las primeras fases del desarrollo de la agricultura convencional o
industrializada, se encuentra en la tabla 1, donde pueden observarse los
incrementos mundiales registrados de las cosechas de cereales,
leguminosas, oleaginosas, fibras y raíces, para el periodo 1929-1979.
Posteriormente se ha ido produciendo una disminución de los incrementos
de la productividad, especialmente en aquellos países que más
tempranamente adoptaron las técnicas de la revolución verde. La
disminución de los incrementos de las producciones es tan sólo uno de los
efectos que surgen de la práctica de la agricultura convencional, a la que hay
que sumarle las siguientes consecuencias (Labrador y Guiberteau, 1990:
s/p).
Primeramente el alto coste energético, debido a la progresiva
disminución de la relación energía obtenida/energía utilizada en su
producción, lo cual resulta preocupante si se considera por un lado que se
trata de energía fósil, y por consiguiente agotable en un plazo determinado
de décadas, y por otro, que los fertilizantes, fundamentalmente los
nitrogenados, son productos de elevado consumo energético.
En segundo lugar se encuentra la pérdida de fertilidad y erosión de los
suelos causadas por la excesiva explotación a que están siendo sometidos:
la utilización de alarmantes dosis de abonos químicos, que ha hecho olvidar
el papel fundamental de las aportaciones orgánicas; ha dado lugar a un
empobrecimiento de las tierras en humus que afecta a su fertilidad, vida
microbiana, estabilidad estructural entre otros Así mismo cabe destacar la
problemática del monocultivo que se refiere a la utilización grandes
superficies para un solo cultivo, lo cual debilitan a éste favoreciendo la
aparición de plagas y resistencias, y por tanto el abuso de productos
fitosanitarios. (Guerrero s/f: 8)
Otra consecuencia es la pérdida de la calidad natural de los alimentos
ya que los abonados desequilibrados y la forma en que éstos se suministran
al suelo, como sales solubles y no bajo forma orgánica, modifican
profundamente la bioquímica de la planta. Por tanto, los abonos químicos
alteran la composición de los alimentos. Según Cerisola (1989 citado por
Guerrero s/f: 18), el uso de abonos nitrogenados puede causar algunos
efectos negativos: tales como la disminución del contenido de ácidos
esenciales en las proteínas, con un incremento de la proteína bruta debido al
aumento del nitrógeno no proteico y de aminoácidos no esenciales. en este
sentido, debe recordarse que el exceso de nitrato en el suelo da lugar a la
formación de nitritos en las plantas, que posteriormente se transforman en
nitrosaminas, es decir, en agentes cancerígenos, aumento del contenido de
nitratos, disminución del contenido de oligoelementos, por descuidar su
aporte o por los efectos antagónicos del nitrógeno y los microelementos;
vemos que un exceso de nitrógeno provoca carencias de cobre y toda la
"cadena de resonancia" que pertenece al cobre queda perturbada, reducción
del contenido de materia seca por aumento de la cantidad de agua en el
protoplasma celular, disminución de la capacidad de conservación y la
resistencia a los parásitos.(Guerrero s/f: 21)
Todo lo anteriormente mencionado, constituye una problemática de
ambiente en ascendencia, que se evidencia al revisar los efectos negativos
presentados en líneas anteriores, por lo que se ha hecho necesario diseñar
estrategias para una agricultura sostenible, a través de la búsqueda de
soluciones para los efectos de la agricultura convencional. Una de ellas es el
agroturismo, el cual viene de la mano con el desarrollo humano lo que
garantiza su permanencia, además a través de él se puede promover la
conservación del medio ambiente ya que permite al turista estar en contacto
con la naturaleza y así desarrollar su amor hacia ella, y a su vez constituye
una herramienta de desarrollo para quienes se dedican a las actividades del
agro. Sin embargo es necesario analizar los factores que condicionan el
agroturismo. Es por ello que en la presente investigación se pretende dar
respuesta a la siguiente interrogante:
Formulación del problema
¿Puede ser el agroturismo una alternativa para la conservación del
medio ambiente?
Con la finalidad dar respuesta a dicha interrogante el equipo de
investigación se ha propuesto los siguientes objetivos:
Objetivo general

 Estudiar el agroturismo como alternativa para la conservación del medio


ambiente.
Objetivos Específicos

 Definir y caracterizar el agroturismo.


 Describir el origen y evolución del agroturismo.
 Diferenciar el agroturismo del turismo rural.

 Mencionar ejemplos de agroturismo en América latina.

 Explicar la importancia del agroturismo para el desarrollo rural.


 Identificar las limitaciones ventajas y retos del agroturismo.

Desarrollo

“Turismo” es un término genérico que comprende diversas formas de


viaje, estadía y motivaciones para realizarlo. Se entiende por “turismo”
según la real academia española “el fenómeno social y económico,
originado por el viaje y la presencia en un lugar de una o más personas por
un período de tiempo, luego del cual regresan a su lugar de origen”. Esta es
la noción de “tour”, de un movimiento circular que involucra tanto elementos
individuales como interacciones grupales, relaciones, sentimientos,
percepciones, motivaciones, presiones, satisfacciones, entre otros.

Cabe destacar que fue el turismo en zona rural el que dio origen a la
industria turística moderna. En efecto, aparte de los peregrinajes religiosos y
de la obligada gira cultural a Italia, que desde el siglo XVII era realizada por
la elite europea, fueron los escritos de Jean- Jacques Rousseau,
describiendo la naturaleza en las riveras del lago Leman, en la frontera
franco-suiza, los que dieron lugar a la afluencia masiva de turistas a esa
región. Estos debían alojar y recibir alimentación en las casas de los predios
agrícolas, en especial en las grandes residencias, denominadas “hôtel” en
idioma francés (Schaerer J. y Dirven M. (2001: 15).

El fenómeno turístico se compone básicamente de tres elementos: el


ser humano (el autor del acto turístico), el espacio (el elemento físico cubierto
por el acto turístico) y el tiempo (el elemento temporal que es consumido al
viajar a un lugar y pernoctar en él).

El turismo admite diversas clasificaciones, según la perspectiva que se


adopte para realizarlas. Schaerer J. y Dirven M. (2001:17), explican que de
acuerdo a la cantidad de personas involucradas, se habla de turismo
individual o grupal; en relación al propósito perseguido, se habla de turismo
recreacional, cultural, de negocios, de salud, de deporte y de conferencias.
Tomando en cuenta el medio de transporte elegido, el turismo puede ser
aéreo, terrestre, marítimo, o fluvial. Según el ámbito geográfico (local o
regional), se distingue el turismo doméstico o nacional y el internacional.
Dentro del espacio geográfico, se diferencia el turismo urbano del rural.
Según la edad del turista, encontramos el turismo juvenil, el adulto y el de
tercera edad. Desde la perspectiva del tiempo invertido, el turismo puede ser
de excursión por el día, de fin de semana o de vacaciones. El monto del
gasto involucrado permite distinguir el turismo de lujo, el turismo de clase
media y el turismo social.

Concepto y Características del agroturismo

El agroturismo se lleva a cabo pernoctando en hogares campesinos


habilitados para alojar turistas, o en lugares de camping y caravaning
establecidos en lugares agrícolas. Para la alimentación los turistas pueden
recurrir a hogares y restaurantes rurales o a la preparación propia (picnic o
asado), en lugares habilitados para tal fin, adquiriendo para ello parte o la
totalidad de sus insumos en almacenes y kioscos rurales (Schaerer J. y
Dirven M. 2001:17). En consecuencia, la mayor parte de los beneficios
generados por el agroturismo son percibidos por productores y prestadores
rurales de los diversos servicios a los turistas y excursionistas. Esto
maximiza el impacto en la economía rural y ciertamente es una actividad que
genera ingresos adicionales para las familias campesinas.

El agroturismo es por lo general de carácter grupal (más de una


persona). Sus fines son de tipo recreacional, cultural o deportivo. Se lleva a
cabo por vía terrestre, es principalmente doméstico, aunque la integración de
las vías de transporte entre países tiende a internacionalizarlo.

Puede ser de excursión por el día, o turismo por el fin de semana o


por la duración de un periodo de vacaciones. Es juvenil o adulto y finalmente
es practicado de preferencia por el tipo de turista que pertenece a los grupos
C2, C3 y D, según la clasificación socio-económica utilizada en estudios de
comercialización. Es decir, atendiendo al monto del gasto que efectúa el
turista, se trata de una forma de turismo de tipo medio o social.

El ecoturismo, según Schaerer J. y Dirven M. (2001:23) a su vez,


consiste en el conjunto de servicios que permiten al excursionista o turista
familiarizarse con la naturaleza en su estado original, esto es, sin
intervención humana otra que aquella que hace posible el ecoturismo. Por
esta razón, a fin de preservar las características que constituyen el atractivo
de las zonas ecoturísticas, la mayor parte de la infraestructura de apoyo al
ecoturismo debe estar situada en la periferia de la zona ecoturística.

Cabe tener en cuenta que las actividades ecoturísticas suelen generar


pocos ingresos para la población rural, pues este tipo de visitas son
realizadas por lo general dentro del día y tanto la comida como el
alojamiento, se realizan en implantaciones turísticas de tipo resort, hotel o
motel en zona rural, o en ciudades cercanas. Según lo explican Schaerer J. y
Dirven M. (2001:23), el todo es planeado y llevado a cabo por agencias de
viaje u operadores turísticos de centros urbanos, que por lo general, emplean
poco personal local rural en sus operaciones.

Bajo turismo rural, Martínez (1999) citado por Schaerer J. y Dirven M.


(2001:23) distingue al agroturismo, al turismo deportivo, al turismo aventura,
al turismo cultural y al ecoturismo.

Región y Universidad Austral (1997 citado por Schaerer J. y Dirven M.


(2001:24). incluyen también al etnoturismo y definen el agroturismo como:
“turismo en explotaciones agropecuarias, combinando recreación tradicional
con contacto con la vida del predio, conociendo el modo de vida rural y las
tradiciones campesinas, y donde uno de los principales motivos de las visitas
sea el contacto con la explotación agropecuaria, forestal, acuícola y otras
formas de producción del mundo rural”.

Campanhola y Graziano (1999) citado por Schaerer J. y Dirven M.


(2001:25) incluyen también lo siguiente en el concepto de turismo en el
medio rural: termas rurales; centros de convención rurales; lugares para
capacitación de ejecutivos; complejos turísticos para deportes naturales;
caminatas; visitas a familiares y amistades; visitas a museos, iglesias,
monumentos nacionales e históricos; festivales; rodeos y eventos regionales;

En la Unión Europea el porcentaje de ganancias percibidas por el


conjunto de la población local es utilizado como criterio diferenciador para el
uso de un término u otro. De menor a mayor se tiene entonces: turismo en
espacio rural, turismo rural y agroturismo con, en este último caso, el
agricultor particular como el mayor receptor de ingresos. También en la
Unión Europea se habla de turismo rural cuando la cultura rural es un
elemento importante en la composición de la oferta y, según la actividad
específica, se habla de agroturismo, turismo verde, gastronómico, ecuestre,
náutico, histórico-cultural, arquitectónico, etc.

Son estos elementos los que despiertan el interés de personas que


habitualmente viven en el medio urbano y que están dispuestas a invertir
parte de su tiempo y recursos en reencontrarse con sus orígenes, o
simplemente explorar formas o lugares para vacacionar que se encuentran
más allá de su tenor de vida habitual. (Martínez, 1999 citado por Schaerer J.
y Dirven M. (2001:25)).

El agroturismo y el turismo en espacio rural, potencian el desarrollo en


el área rural de pequeños almacenes de abarrotes y mini-supermercados, así
como empleos relacionados con la construcción, mantención, reparación,
aseo y cuidado de casas, lavado de ropa, etc.; o en hoteles, albergues,
restaurantes, bares, "shopping centers", locales de venta de artesanías y una
serie de servicios turísticos como guías, alquiler de bicicletas, caballos,
botes, etc. Como ya se mencionó, estas actividades podrían competir en
temporada con las labores agrícolas dando origen a un aumento de
remuneración del trabajo.

El turismo rural generalmente tiene que conciliar dos objetivos


conflictivos entre sí: el desarrollo económico rural y la preservación de los
recursos naturales y también culturales locales.

En síntesis, Schaerer J. y Dirven M. (2001:26) definen estos términos así:

Agroturismo: Conjunto de actividades organizadas


específicamente por agricultores en complemento de su
actividad principal, a las cuales se invita a participar a los
turistas y que constituyen servicios por los cuales se
cobra.
Turismo Rural: Conjunto de actividades turísticas que se
realizan en los medios rurales y que se basan en las
ventajas que presenta el entorno natural y humano
específico de esas zonas. Pertenecen a esta categoría el
ecoturismo, el turismo de aventura, el etnoturismo y el
agroturismo.

Frecuentemente las estructuras de turismo rural y de agroturismo


proponen, además de alojamientos y comidas, actividades recreativas,
deportivas y pedagógicas.

Orígenes y evolución

La idea de recibir turistas en medios rurales cobrando por los servicios


otorgados, existe desde los años 50 en Europa y Norteamérica. Al respecto
Schaerer J. y Dirven M. (2001:26) explican que la oferta surgió a raíz de la
demanda espontánea por alojamientos y comidas proveniente de
excursionistas en sus paseos campestres. Por ejemplo, agricultores
franceses situados en regiones montañosas muy concurridas, decidieron
habilitar sectores de sus hogares para recibir visitantes de paso o por
algunos días, proponiéndoles comidas y productos locales. Progresivamente
se estructuraron organizaciones o redes que se encargaron de programar las
estadías de los turistas en casas de agricultores y de obtener el apoyo y el
reconocimiento del sector público.

Seguidamente, el mismo autor, afirma que las organizaciones se


perfeccionaron captando progresivamente una parte de los flujos turísticos
que se orientaban hacia el litoral. La idea se propagó entre agricultores y
turistas y recibió el apoyo oficial de los Ministerios encargados del turismo y
de la agricultura.

De manera más general se puede decir que diversos incentivos


públicos favorecieron el desarrollo y la diversificación de la actividad. Se
crearon normativas propias que mejoraron la calidad de los servicios
propuestos, se implementaron sistemas para proteger comercialmente las
marcas creadas, se les dieron estatutos precisos, se desarrollaron
estrategias promocionales, se publicaron catálogos, se concibieron nuevos
productos dirigidos a nuevas clientelas y gradualmente se conquistó una
parte significativa del mercado turístico europeo. Actualmente, el 25% de la
población de la Unión Europea pasa sus vacaciones en el medio rural
(Schaerer J. y Dirven M. 2001:27).

Paralelamente y en complemento de los alojamientos propuestos se


desarrollaron actividades culturales, recreativas, deportivas y pedagógicas,
en respuesta a una demanda cada vez más importante.

Por otra parte, Prato (1999:15), explica que en el modelo francés, el


sector público, comprendiendo que se trataba de algo más que una nueva
moda urbana, favoreció su crecimiento creando estímulos concretos tanto
para los agricultores (subsidios) como para los turistas (bonos de
vacaciones). Su apoyo era importante para contrarrestar en parte el éxodo
rural, creando empleos y ayudando a conservar el patrimonio natural y
cultural de las regiones. En el modelo de desarrollo anglosajón se le dio más
importancia a la iniciativa privada.

Diferenciación del agroturismo y el turismo rural

Se entiende por turismo en espacio rural el que llevan a cabo


residentes urbanos propietarios de residencias secundarias en zona rural, las
que ocupan por el fin de semana o lapsos mayores, o bien las alquilan a
turistas, así como también el turismo que pernocta en implantaciones de tipo
resort, hotel o motel en zona rural.
Por razones económicas, de organización, de volumen, de índole
sanitaria, o por utilizar redes de proveedores ya conocidos, el turismo en
espacio rural suele abastecerse de insumos en las zonas urbanas. Por otra
parte, puesto que la propiedad de muchos de los bienes inmuebles utilizados
en el turismo en espacio rural, suele estar en manos de residentes urbanos,
los beneficios que genera esta actividad emigran fuera del área rural. En
consecuencia, su impacto sobre la economía rural es más bien escaso.
Además, si bien el turismo en espacio rural crea puestos de trabajo en
cantidades significativas, por ello mismo puede competir por la mano de obra
en la temporada en que esta es requerida por las labores agrícolas.

El agroturismo en cambio, se refiere al conjunto de servicios


requeridos por visitantes y turistas, que desean adquirir la experiencia
de conocer en terreno la explotación de forma sustentable de la
naturaleza. La participación de los excursionistas o turistas en las labores
agropecuarias no es una condición que deba cumplir el agroturismo, sino una
opción entre otras alternativas.

Ejemplos del Agroturismo en América latina

En el Salvador el sector agropecuario ha estado en un período de


abandono desde hace mucho tiempo, por lo que la calidad de vida rural ha
venido decayendo (Girón X. y Yazbek R. 2005:12). A partir de esta
problemática se ha pensado en buscar nuevas alternativas de sostenimiento
del agro. El turismo es una de ellas y dentro de ese rubro una modalidad
diferente de turismo es: el agroturismo.

Este sistema permite al turista un contacto directo con la naturaleza,


las costumbres, actividades y tradiciones campesinas. Incluye alojamiento en
algunos lugares, compra de los productos frescos y observación de las
actividades agropecuarias que éstos realizan. La acuicultura, horticultura,
agricultura y fruticultura, así como la producción pecuaria, forestal, de
artesanías de tradición local y elaboración de conservas artesanales de
productos hortofrutícolas, son las más beneficiadas.

Girón X. y Yazbek R (2005:12) explican que en países como


Colombia, Chile, España, Costa Rica, ente otros, el agroturismo ha tenido un
alto desarrollo. En ecuador, no se conoce mucho sobre el tema. A pesar de
ello, ya se está trabajando un plan estratégico para el impulso y desarrollo
del agroturismo presentado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería en
coordinación con CORSATUR (Corporación Salvadoreña de Turismo) y el
Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Este Plan está “orientado inicialmente a segmentos poblacionales del


mercado interno, salvadoreños en el exterior que vienen de visita al país y
eventualmente, a extranjeros de paso en el país que se interesan
particularmente por la cultura rural”.

Sin embargo, hay una serie de iniciativas que se han implementado


por parte de algunos empresarios rurales. Francisco Carrillo, Ingeniero socio
de ADEMISS (Agencia de desarrollo Micro-Regional de los Municipios de
Ilopango, Soyapango y San Martín) sostiene que el agroturismo exige tener
buenas prácticas agrícolas: “No se puede tener un área de recreación
altamente contaminada. El país debe tener ríos protegidos, nacimientos
protegidos, analizar el agua para ver su pureza y usar productos menos
tóxicos” (Girón X. y Yazbek R 2005:13).

Importancia del agroturismo en el desarrollo rural

Entre las razones por las que se considera importante el agroturismo


Prato (1999:16) cita las siguientes:
 La pobreza es más aguda y extensa en las zonas rurales, afectando a
más de dos tercios de su población.

 La principal fuente de ingresos es la actividad agropecuaria.

 Las zonas rurales ofrecen oportunidades para el desarrollo de actividades


no agropecuarias.

 Las actividades de las zonas rurales determinan en gran parte la


condición de los recursos naturales del país.

En lo que respecta a las ventajas que trae el agroturismo se hace


indispensable mencionar, el hecho de que se disminuye
significativamente, la contaminación que traen consigo las prácticas
agrícolas convencionales, ya que se realiza una mayor incorporación de
los procesos naturales (ciclos de nutrientes, fijación de nitrógeno,
relaciones plaga depredador) a los procesos de producción agrícola,
además de la reducción de insumos externos e insumos no renovables,
hay un acceso más equitativo a los recursos productivos, a las
oportunidades y al progreso, uso más productivo del potencial biológico y
genético de especies animales y plantas, así como del conocimiento y
prácticas locales, también se incrementan las relaciones entre
productores y la producción rural, y se asegura la sustentabilidad de largo
plazo por medio del mejoramiento de las relaciones entre patrones de
cultivo, el potencial productivo y las restricciones ambientales, producción
eficiente y remunerativa con énfasis en el manejo integrado de plagas y
en la conservación del suelo, agua, energía y recursos biológicos.

Entre otras ventajas Prato (1999) menciona:


 Exigencia de estándares de calidad turísticos de espacios más
ordenadas, con mayor acceso a salud, mejores calles, y más higiene

 Más espacios laborales

 Recuperación del espacio natural

 Seguridad

 Apoyo al desarrollo tecnológico para fortalecer los procesos de


producción

 Capacitación para los pobladores

 Pero sobre todo, lo más importante es el impulso al agro a través de su


venta directa.

Además, Prato (1999) incluye entre los Retos del agroturismo:

 La recuperación de algunos recursos naturales que están a punto de


desaparecer.

 Servir como instrumento para beneficiar a aquellos más capacitados a


enfrentarse a las nuevas tecnologías.

 La recuperación de ciertas áreas con características específicas.

 Imponer un cambio hacia una cultura ecológica en la población.

Limitaciones o problemas del Agroturismo

Los problemas que pueden surgir con este tipo de actividades son:
destrucción del medio ambiente debido a la disposición deficiente de basura
y aguas servidas, ruido, depredación del patrimonio natural, su fauna y su
flora; degeneración de la cultura local a través de la interacción de la
comunidad local con turistas de varias procedencias; aumento del tránsito y
de la movilidad de la población; aumento de la demanda por servicios
públicos en competencia con los servicios de la comunidad local; inclusión y
exclusión de áreas y regiones, llevando al éxodo desde las regiones
excluidas; aumento de la criminalidad y del uso de drogas, abandono de las
actividades agropecuarias y adopción del agroturismo como única fuente de
ingresos familiares; incremento del costo de vida para los residentes locales
debido al aumento del precio de bienes y servicios y del valor de la tierra,
debido a especulación inmobiliaria. (Campanhola y Graziano, 1999; citado
por Schaerer J. y Dirven M 2001:30).

Por otra parte, una gran dificultad para la participación de los pequeños
agricultores como empresarios turísticos es la necesidad de inversiones
iniciales altas. Otras son su falta de tradición en esta área y sus dificultades
para planificar y gerenciar. Por esta razón, cuando existe una oportunidad de
desarrollo de turismo en áreas rurales, por lo general han preferido vender su
propiedad a empresarios urbanos especializados en el rubro del turismo y se
han trasladado a otras áreas rurales, o han emigrado a ciudades.

Si bien el agroturismo es una actividad económica novedosa que no es


capaz de resolver milagrosamente los problemas del sector rural, es una
buena alternativa para iniciar un proceso de recuperación del agro y a su vez
del medio ambiente, podría considerarse que esta forma de hacer turismo es
una reacción natural de la gente al ver que su patrimonio está en quiebra. “La
gente ha venido creando nuevas opciones”

Muchas instituciones que se dedican a trabajar con el agro están


apostándole a los proyectos agroturísticos como una fuente de economía
para solventar los altibajos del mercado en este rubro. No obstante, el
agroturismo es una alternativa, que pudiera beneficiar a miles de haciendas
que se encuentran desoladas, sin ningún tipo de inversión.

Y es que ciertamente, desarrollar un tipo de turismo dentro del agro


requiere de cuantiosos recursos y suficiente tecnología y capacitación. Es
una nueva opción para muchos, y sobre todo una nueva opción para que
este rubro pueda expandirse y sea un instrumento exportación de productos,
así como proceso de aprendizaje educativo.

Sin embrago, el poder de decisión no está en un solo individuo. Esto


requiere de más, se debe buscar opciones para integrar la experiencia y
mano de obra del agricultor, y los recursos, preparaciones y relaciones del
estado donde se quiera implementar. Para lograr fusionar esta idea se
necesita de un compromiso serio, de acuerdos y reglas favorables para
todos.

Posibilidades y retos

Además de ser una nueva forma para desarrollar el turismo en las


áreas rurales del país, el agroturismo es una alternativa para forzar el
desarrollo del agro. Girón X. y Yazbek R (2005:19) afirman que los Informes
económicos presentados por el Banco Central de Reserva (BCR) revelan
que el aporte del sector agropecuario al PIB ha tenido una disminución
considerable (En 1999 era de 17.1% y en el 2001 de 11.1%), pero por su
parte la actividad turística ha crecido (desde el 0.2% en 1995 a un 2.4% en el
año 2002).

Para el ingeniero Felipe Rivas, encargado de la planificación y


ejecución del proyecto agroturístico salvadoreño de CORSATUR, una
dificultad es que “el agroturismo es rentable a mediano y largo plazo, y a los
productores les gustan los proyectos de corto plazo”. El reto está en
cambiar la mentalidad de los agricultores, para que puedan proyectarse
a futuro. Así también, como conectar a los pequeños agricultores y
pobladores al proceso, que según el ingeniero agrónomo José Ignacio Cruz,
socio de ADEMISS considera que se pueden lograr si se desarrollan
cooperativas de dueños de pequeñas parcelas con una central que esté
capacitada para integrar a cada uno en un solo espacio agroturístico” (Girón
X. y Yazbek R. 2005:19).

CONCLUSIONES

Una vez culminada la investigación se puede llegar a las siguientes


conclusiones:

1. En lo referente a la diferenciación entre el turismo rural y el agroturismo


se tiene que el turismo rural abarca todo lo referente a visitar zonas
rurales es decir donde se tenga contacto con la naturaleza y en cambio el
agroturismo tal como lo indica la palabra se refiere al conjunto de
servicios requeridos por visitantes y turistas, que desean adquirir la
experiencia de conocer en terreno la explotación de forma sustentable de
la naturaleza. Sin embargo esta actividad no implica que los turistas
participen en dichas actividades.

2. Cumpliendo con el objetivo propuesto se logró definir y caracterizar el


condición de los recursos naturales de un lugar determinado por lo que se
agroturismo obteniéndose que éste es como se dijo en líneas anteriores
una actividad que permite al turista conocer el lecho agrícola tal como es,
y se caracteriza por ser de tipo grupal con fines de tipo recreacional,
cultural o deportivo, además se lleva a cabo por vía terrestre, es
principalmente doméstico, y actualmente se considera como fuente de
ingreso para las familias campesinas.

3. Respecto al origen y caracterización del agroturismo se puede decir que


éste se atribuye a Europa y Norteamérica en donde desde los años 50
nació la idea espontáneamente de recibir turistas y cobrar por los
servicios prestados, y desde entonces se fueron perfeccionando las
técnicas y recibió el apoyo oficial de los Ministerios encargados del
turismo y de la agricultura propagándose hasta hoy día cuando se tienen
innumerables destinos agroturísticos.

4. Por otra parte, el estudio del agroturismo en América latina permitió


conocer los casos de países como Colombia, Chile, España, Costa Rica,
ente otros, el agroturismo ha tenido un alto desarrollo. En ecuador, no se
conoce mucho sobre el tema, sin embargo se están gestionando
proyectos para ello.

5. Ahora bien en lo referente a la importancia del agroturismo, se puede


decir que éste representa una posible mejora para la condición de
pobreza en la que se encuentran las zonas rurales, en donde la principal
fuente de ingresos es la actividad agropecuaria. Así mismo es importante
ya que las actividades de las zonas rurales determinan en gran parte la
convierte en un medio para preservar el ambiente.

6. Respecto a las ventajas del agroturismo se pudo observar que benefician


en gran parte al agricultor y permite recuperar el espacio natural, esto es
porque aquel se encuentra motivado a mejorar la calidad de sus prácticas
ya que el recibir turistas lo requiere y de allí provienen sus ingresos.
7. Finalmente una vez analizados los aspectos concernientes al agroturismo
se puede afirmar que si bien trae consigo muchas ventajas en su mayoría
para el ser humano, es necesario que su práctica este guiada hacia una
visión más ecológica, es decir que los agricultores tengan como objetivo
primordial promover la preservación del ambiente más que el hecho de
obtener ganancias por los servicios ofrecidos, ya que de no ser así las
consecuencias para el ambiente pueden ser fatales, y en lugar de ser una
solución se convertiría en un problema más de contaminación.

BIBLIOGRAFIA

 Agroturismo. Disponible en : http://www.itinerarios.net/ common/


download/Agroturismo.pdf

 Depósito de Documentos de la FAO. La importancia de la


agricultura en la actualidad Disponible en: http://www. fao.org/
docrep/008/a0015s/a0015s04.htm#TopOfPage

 Girón X. y Yazbek R. Agroturismo: una fuente de progreso


Disponible en: http://www.uca.edu.sv/virtual/comunica/ archivo/
jun162005/notas/nota4.htm. Junio 16 2005

 Guerrero L. La agricultura ecológica como solución a los


problemas planteados por la agricultura convencional. Artículo en
línea disponible en: http://www.infoagro.com/agricultura_ecologica
/agricultura_ecologica2.htm

 Maya A. La fragilidad ambiental de la cultura. Santafé de Bogotá,


Editorial Universidad Nacional. 127 p. Agosto. 1995.

 Prato N. Turismo Agroecológico para Venezuela. Disponible en:


http://www.analitica.com/vam/1999.05/ciencia/02.htm

 Schaerer J. y Dirven M. El turismo rural en Chile. Experiencias de


agroturismo en las Regiones del Maule, La Araucanía y Los
Lagos. Disponible en: http://www.eclac.org/publicaciones/xml/1/9131/
LCL1621.pdf. Santiago de chile 2001.