You are on page 1of 5

- Concepto de contaminación (general o específica del tema) e

indicadores/parámetros específicos

El concepto de contaminación se emplea para referirse al proceso


y el resultado de contaminar: modificar, de manera nociva, las
características naturales o normales de algo. El agua, por su parte,
es la sustancia con moléculas compuestas por un átomo de
oxígeno y dos átomos de hidrógeno, que en estado puro aparece
como un líquido insípido, inodoro, incoloro y transparente.
La idea de contaminación del agua, por lo tanto, se vincula a
una alteración de las condiciones normales de este líquido
indispensable para la vida. Las modificaciones en el agua suelen
ser provocadas por el hombre a través de distintas acciones.
El agua contaminada deja de ser potable: es decir, ya no puede
beberse sin riesgos. De esta manera, la contaminación hace que el
agua no sea apta para el consumo ni para la agricultura o la
industria. A su vez, el agua contaminada puede imposibilitar el
desarrollo de actividades recreativas (natación, pesca, etc.).
Un mar, un río, un lago, un arroyo y una laguna, por citar algunas
posibilidades, pueden presentar aguas contaminadas. Los posibles
responsables de la contaminación son muy diversos: desde
una persona que deja una botella de plástico en una playa y el
envase luego termina en el mar hasta una fábrica de papel que
arroja sus desechos industriales un río. Por supuesto, el nivel de
contaminación que produce una industria es mucho mayor que el
generado por un individuo.
Es importante destacar que la contaminación del agua no solo
afecta a los seres humanos. También los animales que beben agua
y los que habitan en ella sufren las consecuencias de las malas
condiciones del agua.
Ante el problema de la contaminación del agua, muchas personas
optan por tomar ciertas medidas de precaución para reducir al
máximo el riesgo, y para ello existen diversos consejos que todos
podemos seguir en nuestra vida cotidiana. Es importante recordar
que el agua es un recurso fundamental para la subsistencia del
planeta, por lo cual debemos usarla con respeto y moderación.
El cuidado del agua comienza por una evaluación profunda de
nuestros hábitos domésticos: muy probablemente podamos
mejorar al menos una de nuestras costumbres para reducir el
impacto que nuestro día a día tiene en la contaminación del agua.
Por ejemplo, se aconseja usar menos productos químicos para las
tareas de limpieza, algo que puede resultar especialmente difícil
ante la influencia de las publicidades en los medios de
comunicación.
Entre las razones por las cuales deberíamos optar por productos
de limpieza naturales se encuentran que los químicos tóxicos
como el amoniaco y el blanqueador no sólo afectan el suministro
del agua una vez que pasan a las tuberías sino que son
innecesarios para dejar la casa en perfectas condiciones. Para
aquellas personas que no sepan qué limpiadores escoger,
la Agencia de Protección Ambiental (EPA) ofrece una lista de los
más recomendados dentro de las opciones «verdes», es decir,
respetuosas con el medio ambiente.
Otro de los hábitos que debemos revisar en nuestra vida cotidiana
es la administración de los residuos. En primer lugar, nunca
deberíamos verter en el desagüe una sustancia que no sea
biodegradable. Si necesitamos usar productos tales como pintura
para las paredes, disolvente de limpieza, aceite de motor o
químicos para piscinas, debemos desechar los restos siguiendo los
pasos recomendados por el gobierno local, tanto para la
preparación como para la elección del contenedor adecuado.
Los medicamentos tampoco debemos arrojarlos al desagüe;
mucha gente se deshace de pastillas y jarabes vencidos en el
inodoro o el lavabo, y esto contribuye en gran medida con la
contaminación del agua. Así como para los productos tóxicos
mencionados en los párrafos anteriores, también existen
programas de reciclaje específicamente diseñados para los
medicamentos.

- Efectos de esa contaminación

Efectos de la contaminación del agua. Los contaminantes en


el agua pueden causar incontables daños a la salud humana y el
equilibrio de los ecosistemas. La presencia de nitratos en el agua
potable, en algunos casos, puede conducir a la muerte de los niños

- Factores que la general (agentes contaminantes)

Los principales contaminantes del agua son los siguientes:


... Agentes patógenos, tales como bacterias, virus, protozoarios,
parásitos que entran al agua provenientes de desechos orgánicos,
que incluyen heces y otros materiales que pueden ser
descompuestos por bacterias aerobias.

- Estadísticas y datos

Algunos datos de consumo, escasez y cómo ésta ha afectado a la


vida de millones de personas durante 2017.
844 millones de personas no tienen acceso a agua potable.
(WHO/UNICEF Joint Monitoring Programme (JMP) Report
2017)

2.300 millones de personas no tienen acceso a saneamiento


(waters, toilets, retretes).
(WHO/UNICEF Joint Monitoring Programme (JMP) Report
2017)

31% de las escuelas no tienen acceso a agua potable.


(UNICEF, Advancing WASH in Schools Monitoring, 2015)

Cada minuto, un recién nacido muere por infecciones causada por


falta de agua limpia.
(WHO, 2015)

La diarrea causada por agua sucia y retretes en malas condiciones


mata a un niño de menos de 5 años cada 2 minutos.
(WASHWatch.org)
Por cada dolar invertido en mejoras de agua, hay un retorno de 4$
en mejoras de productividad.
(WHO, 2012)

En el mundo, en el año 2016 y 2017 se ha mejorado el acceso a


fuentes de agua potable a más de 1,5 millones de personas. 2,3
millones de personas han mejorado el acceso a retretes.
(WaterAid international, 2017)

- Soluciones: acción social, política e industrial

Soluciones a la contaminación del agua


 Reducción de nutrientes y plaguicidas químicos. ...
 Reducción y tratamiento de las aguas residuales. ...
 Reducir la deforestación. ...
 Reducción del consumo de agua en agricultura e industria. ...
 Implementación de transporte sostenible. ...
 Reducción de las basuras. ...
 Reducción de agentes especialmente peligrosos: aceites y baterías.