You are on page 1of 6

RENTABILIDAD

Hace referencia a un beneficio promedio de la empresa por la totalidad de


las inversiones realizadas. Se representa en porcentaje y se traduce de la
siguiente manera, si la rentabilidad de una empresa en un año es del 10%
significa que ha ganado 10€ por cada 100 invertidos.
23-5-2019
La rentabilidad económica compara el resultado que hemos obtenido con el
desarrollo de la actividad de la empresa con las inversiones que hemos
realizado para obtener dicho resultado. Obtenemos un resultado al que
todavía no hemos restado los intereses, gastos ni impuestos. Se conoce
comúnmente como EBITDA.
Para calcular la rentabilidad económica de una empresa y conocer el
rendimiento conseguido por cada unidad monetaria invertida se utiliza el
ratio rentabilidad de los activos (ROA, return on assets en inglés). Es el
resultado de multiplicar el margen de beneficios por la rotación del activo, es
decir, el margen que obtenemos de la venta de un producto o servicio por
las veces que lo vendemos.

Como cada actividad, para aumentar la rentabilidad económica, cada


empresa tendrá que adoptar la mejor estrategia para su negocio. Una
manera de aumentar la rentabilidad económica es aumentando los precios
de venta y reduciendo los costes, aunque como hemos dicho, esto no lo
podemos aplicar a todas las actividades económicas.

VALOR DE LA EMPRESA

El valor de empresa (“Enterprise value” en inglés, aunque es común


referirse a ella por sus siglas “EV”) es la diferencia entre la capitalización
bursátil de una compañía y su deuda financiera neta.

Al ser una métrica bastante completa, suele ser utilizada de forma frecuente
a la hora de valorar compañías, especialmente por compañías de prívate
equity. La forma más común de utilizar el valor de empresa es compararlo
con el EBITDA (“Beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y
amortizaciones”) dando como resultado el ratio EV/EBITDA.

El valor de empresa se calcula de partiendo de la capitalización bursátil, al


que debemos sumar y restar los siguientes valores. La fórmula es la
siguiente:
Valor de empresa = Capitalización bursátil + Valor de mercado de sus
deudas – Dinero en caja y equivalentes

La fórmula puede complicarse en algunos casos, como por ejemplo en el


caso de que la empresa cuente con deudas fuera de balance, aunque no es
lo común, por lo que a efectos prácticos nos sirve esta fórmula simplificada
para la inmensa mayoría de los casos.

CALCULO DE LA RENTABILIDAD

La rentabilidad obtenida por un fondo de inversión en un determinado


periodo de tiempo es simplemente la variación porcentual del valor
liquidativo medido en ese periodo de tiempo. Esa rentabilidad dependerá
evidentemente del comportamiento (es decir de las subidas o bajadas de
precio) de los títulos que el fondo tenga en cartera durante ese mismo
periodo de tiempo.

Una parte de esa rentabilidad también proviene de los dividendos de las


acciones así como de los cupones de los bonos u obligaciones que posee el
fondo ya que esos dividendos y cupones que cobra el fondo hacen
aumentar el valor liquidativo.

También es importante señalar que la rentabilidad del fondo ya tiene en


cuenta las comisiones de gestión y de depósito aunque no las de
suscripción y reembolso.

En cuanto a la fórmula que se utiliza para calcular la rentabilidad, es la


siguiente:

[(Valor final-valor inicial)/valor inicial] X 100 = Rentabilidad total

4.1 MÉTODO DEL VALOR PRESENTE

El Valor Presente es una fórmula que nos permite calcular cuál es el valor
de hoy que tiene un monto de dinero que no recibiremos ahora mismo, sino
que más adelante, en el futuro. Para calcular el VP necesitamos conocer
dos cosas: los flujos de dinero que recibiremos (o que pagaremos en el
futuro ya que los flujos también pueden ser negativos) y una tasa que
permita descontar estos flujos.

Concepto de Valor Presente


El valor presente busca reflejar que siempre es mejor tener un monto de
dinero hoy que recibirlo en el futuro. En efecto, si contamos con el dinero
hoy podemos hacer algo para que este sea productivo, como por ejemplo
invertirlo en una empresa, comprar acciones o dejarlo en el banco que nos
pague intereses, entre otras opciones. Además, incluso si no contamos con
un plan determinado para invertir el dinero simplemente podemos gastarlo
para satisfacer nuestros gustos y no tenemos que esperar para recibir el
dinero en el futuro.

Considerando lo anterior, recibir un monto de dinero más adelante (no hoy)


implica un costo de oportunidad y esto es lo que se refleja en el cálculo del
valor presente, ya que descontamos (castigamos) el valor de los flujos
futuros para traerlos al presente.
El concepto de VP se utiliza comúnmente para determinar si es conveniente
o no invertir en un determinado proyecto, valorar los activos que ya se
tienen, calcular el valor de la pensión que recibiremos cuando más viejos,
etc.

La fórmula del valor presente es la siguiente:

Suponga que recibiremos un monto de dinero en el futuro (n años en el


futuro o n períodos en el futuro) y nuestra tasa de descuento es de r%, la
que refleja nuestro costo de oportunidad. Luego el valor presente es:

VP= Fn/(1+r)n
Ahora si recibimos varios flujos de dinero en distintos períodos tenemos:

VP= F0 + F1/(1+r) + F2/(1+r)2 + ….. + Fn/(1+r)n


Donde:

Fi= Flujos (i=0,1,2,3….n)

r= tasa de descuento

Ejemplo de cálculo del valor presente

Así por ejemplo, cuando queremos valorar un proyecto de inversión,


descontamos los flujos que recibiremos a una tasa determinada. Si el VP
del proyecto es mayor que cero, entonces la inversión es rentable, de lo
contrario o no ganamos nada o perderemos dinero. Veamos un ejemplo:
Juan le pide a Pablo que le alquile su vehículo durante 3 meses a un pago
mensual de 5000 euros (el primer pago es hoy). Luego de este tiempo se lo
comprará por 45000 euros. El costo de oportunidad de Juan es de un 5%
mensual. ¿Cuál es el VP del proyecto?

Calculamos el VP:

VP= 5000 + 5000/(1+5%) + 5000/(1+5%)2 + 45000/(1+5%)3


VP= 53170 (valor aproximado)

4.2 MÉTODO DEL VALOR ANUAL

En muchos estudios de ingeniería económica, el método del VA es el


más recomendable cuando se le compara con el VP, el VF ya que el VA
es el valor anual uniforme equivalente de todos los ingresos y
desembolsos, estimados durante el ciclo de vida del proyecto o
alternativa, cualquier persona familiarizada con pagos anuales, es decir,
unidades monetarias anuales, puede entender con facilidad el concepto
de VA. El VA, que posee la misma interpretación económica que el
valor A utilizado hasta ahora, es el equivalente de los valores VP y VF en
la TMAR para n años. Los tres valores se pueden calcular fácilmente,
uno a partir del otro, por medio de la fórmula:

Cuando todas las estimaciones del flujo de efectivo se convierten a un


VA, este valor se aplica a cada año del ciclo de vida y para cada ciclo
de vida adicional. De hecho, una ventaja de interpretación y de cálculo
radica en que el VA debe calcularse exclusivamente para un
ciclo de vida. Por lo tanto, no es necesario emplear el MCM de las
vidas, como en el caso de los análisis del VP y del VF.
Cuando las alternativas que se comparan tienen vidas diferentes, se
establecen los siguientes supuestos en el método del VA:

1. Los servicios proporcionados son necesarios al


menos durante el MCM de las alternativas de vida.

2. La alternativa elegida se repetirá para los ciclos de


vida subsiguientes exactamente de la misma forma
que para el primer ciclo de vida.

3. Todos los flujos de efectivo tendrán los mismos


valores calculados en cada ciclo de vida.

4.3 MÉTODO DE LA TASA INTERNA DE RETORNO

La Tasa interna de retorno (TIR) es la tasa de interés o rentabilidad que


ofrece una inversión. Es decir, es el porcentaje de beneficio o pérdida
que tendrá una inversión para las cantidades que no se han retirado
del proyecto.
Es una medida utilizada en la evaluación de proyectos de inversión que está
muy relacionada con el valor actualizado neto (VAN). También se define
como el valor de la tasa de descuento que hace que el VAN sea igual a
cero, para un proyecto de inversión dado.
La tasa interna de retorno (TIR) nos da una medida relativa de la
rentabilidad, es decir, va a venir expresada en tanto por ciento. El principal
problema radica en su cálculo, ya que el número de periodos dará el orden
de la ecuación a resolver. Para resolver este problema se puede acudir a
diversas aproximaciones, utilizar una calculadora financiera o un programa
informático.

¿Cómo se calcula la TIR?

También se puede definir basándonos en su cálculo, la TIR es la tasa de


descuento que iguala, en el momento inicial, la corriente futura de cobros
con la de pagos, generando un VAN igual a cero:
Ft son los flujos de dinero en cada periodo t
I0 es la inversión realiza en el momento inicial ( t = 0 )
n es el número de periodos de tiempo

Ejemplo de la TIR

Supongamos que nos ofrecen un proyecto de inversión en el que tenemos


que invertir 5.000 euros y nos prometen que tras esa inversión recibiremos
2.000 euros el primer año y 4.000 euros el segundo año.

Por lo que los flujos de caja serían -5000/2000/4000

Para calcular la TIR primero debemos igualar el VAN a cero (igualando el


total de los flujos de caja a cero):

Cuando tenemos tres flujos de caja (el inicial y dos más) como en este caso
tenemos una ecuación de segundo grado:

-5000(1+r)^2 + 2000(1+r) + 4000 = 0.

La «r» es la incógnita a resolver. Es decir, la TIR. Esta ecuación la podemos


resolver y resulta que la r es igual a 0,12, es decir una rentabilidad o tasa
interna de retorno del 12%.

Cuando tenemos solo tres flujos de caja como en el primer ejemplo el


cálculo es relativamente sencillo, pero según vamos añadiendo
componentes el cálculo se va complicando y para resolverlo probablemente
necesitaremos herramientas informáticas como excel o calculadoras
financieras.