You are on page 1of 19

CURSO CARPINTERIA

1
CURSO CARPINTERIA

CLASE 3 Materias primas para la instalación de elementos de carpintería


Materias primas
Madera aserrada

Piezas de madera maciza obtenidas por aserrado del árbol, generalmente escuadradas, es
decir con caras paralelas entre sí y cantos perpendiculares a las mismas.

Aplicaciones

La madera aserrada constituye, lógicamente el material base de todos los productos de la


madera. En este apartado únicamente se consideran los usos posibles de la madera utilizada
directamente en su formato aserrado y cepillado.

Productos de carpintería

- Puertas
- Ventanas
- Suelos interiores y exteriores
- Revestimientos
- Fachadas
- Tabiques
- Pérgolas

Elementos estructurales

- Viguetas, correas,
- Entablados de cubierta y de forjado.

2
CURSO CARPINTERIA

Las maderas de acuerdo al árbol de que se obtenga, se clasifican en duras o blandas.


Maderas Duras:

Se obtienen de los árboles que pierden las hojas en otoño (caducifolios). De toda esta gran
variedad de árboles, sólo 200 existen en cantidad suficiente y son lo bastante flexibles para la
carpintería. Las maderas duras, como nuestra piel, tienen poros microscópicos en la superficie.
El tamaño de estos poros es lo que determina el dibujo de la veta y la textura. Debido a estas
características, las maderas duras se clasifican según la apertura del poro en: maderas de
poros cerrados (poros pequeños), entre las cuales las más usadas son el cerezo y el arce, y
maderas
de poros circulares (poros más grandes), entre las cuales las más usadas son el roble, el
fresno
y el álamo.

Clasificación de las maderas duras

La madera se clasifica en función del número de defectos que haya en una sección dada del
largo y el ancho del tablero. Al igual que en las maderas blandas, una madera de clase inferior
puede ser perfectamente aceptable dependiendo del lugar donde se vaya a colocar y el uso
que se le vaya a dar. Entre las maderas duras tenemos:

Roble: Es de color pardo amarillento. Es una de las mejores maderas que se conocen; muy
resistentes y duraderas. Se utiliza en muebles de calidad, parqué...

Nogal: Es una de las maderas más nobles y apreciadas en todo el mundo. Se emplea en
mueble y decoración de lujo.

Cerezo: Su madera es muy apreciada para la construcción de muebles. Es muy delicada


porque es propensa a sufrir alteraciones y a la carcoma.

Encina: Es de color oscuro. Tiene una gran dureza y es difícil de trabajar. Es la madera
utilizada en la construcción de cajas de cepillo y garlopas.

Olivo: Se usa para trabajos artísticos y en decoración, ya que sus fibras tienen unos
dibujos muy vistosos (sobre todo las que se aproximan a la raíz.

Castaño: se emplea, actualmente, en la construcción de puertas de muebles de cocina.


Su madera es fuerte y elástica.

Olmo: Es resistente a la carcoma. Antiguamente se utilizaba para construir carros.

3
CURSO CARPINTERIA

Maderas Blandas:

Se obtienen de los árboles de hoja perenne (coníferas). En carpintería sólo se usa el 25 % de


todas las maderas blandas. Todas las maderas blandas tienen poros cerrados (poros
pequeños) que apenas se perciben en el producto acabado. Las maderas blandas más usadas
son el cedro, el abeto, el pino y la picea.

Clasificación de las maderas blandas

Las maderas blandas se dividen en dos categorías: madera dimensional, clasificada en función
de la resistencia, y paneles aparentes, que se utilizan habitualmente en proyectos de
carpintería. La clasificación de las maderas blandas es obra de varias agencias, así que
encontrará algunas variaciones en la terminología. Las distintas clases están ordenadas de la
clase más alta a la más baja. Entre las maderas blandas tenemos:

Álamo: Es poco resistente a la humedad y a la carcoma. En España existen dos especies:


El álamo blanco (de corteza plateada) y el álamo negro, más conocido con el nombre de
chopo.

Abedul: Árbol de madera amarillenta o blanco-rojiza, elástica, no duradera, empleada en la


fabricación de pipas, cajas, zuecos, etc. Su corteza se emplea para fabricar calzados, cestas,
cajas, etc.

Aliso: Su madera se emplea en ebanistería, tornería y en carpintería, así como en la

4
CURSO CARPINTERIA

fabricación de objetos de pequeño tamaño. De su corteza se obtienen taninos.

Alnus glutinosa: Su madera se emplea en ebanistería, tornería y en carpintería, así como en


la fabricación de objetos de pequeño tamaño. De su corteza se obtienen taninos.

Alnus incana: Su madera es blanda y ligera, fácil de rajarse. Es utilizada en tallas, cajas y
otros objetos de madera.

Sistema de uniones:

El número de uniones usadas en el trabajo de la madera casi da vértigo si se tienen en cuenta


las variantes de detalles y tamaños. Sin embargo uno sólo debe molestarse con las
relativamente pocas uniones básicas, y nosotros damos éstas en las páginas siguientes.
Su aplicación se encontrará en los diseños de objetos a construir.

UNIONES ENCLAVIJADAS

Aunque éstas tienen un lugar legitimo en algunos trabajos, a menudo son usadas como un
sustituto rápido de los ensambles a caja y espiga en algunos tipos de bastidores. Los silleros
usan clavijas frecuentemente para unir los travesaños del asiento a las patas. Aunque hay
distintos procedimientos para trazar estas juntas el método usado principalmente en la
actualidad es el empleo de una plantilla especial para clavijas. El único trazado requerido con
este útil es una línea de centros, estando las clavijas equidistantes de los dos lados. Aparte del
ahorro de tiempo
en el trazado, la barrena es guiada por los casquillos que se insertan en la plantilla y los
agujeros quedan con ello perfectamente alineados. Existen distintas medias de casquillos para
que se adapten a las diferentes medidas de barrenas.

Debe hacerse una entalla a lo largo de todas las clavijas para permitir la salida del exceso de
cola cuando se introducen; sin esto se corre el riesgo de rajar la madera. En una pieza de
madera dura se hace un agujero algo mayor que la dimensión de la clavija y se introduce un
tornillo de manera que su punta sobresalga en el interior del agujero. La varilla para las clavijas
se empuja a pasar por este agujero antes de cortada y la punta del tornillo hace la ranura.

Otro detalle es, que es aconsejable avellanar ligeramente los agujeros pues la cola es difícil de
quitar cuando se han introducido las clavijas. También es una ayuda el que las clavijas estén
ligeramente chaflanadas porque facilita el comienzo de su entrada en los agujeros. Existe un
afilador especial de clavijas para el berbiquí.

5
CURSO CARPINTERIA

ENSAMBLES A MEDIA MADERA

Son empleados en la construcción de bastidores, etc. a menudo como un sustituto de los


ensambles a caja y espiga. Se utilizan principalmente para unir piezas demasiado delgadas
para ensamblarlas a caja y espiga. Se traza con el gramil una línea de centro, partiendo de la
cara y seguidamente se da un corte al lado sobrante de la línea. La línea de espaldón se traza
al través con formón o cuchilla y se corta una entalla inclinada similar a la de la espiga.
Cuando la unión ha de soportar algún esfuerzo (como en el asiento suelto de una silla, por
ejemplo), deben ser encoladas y atornilladas. En el caso de media madera en cruz las piezas
pueden justo apretarse con la mano; un ajuste demasiado fuerte puede producir
deformaciones.

La unión en tenaza se aplica cuando un banco, mesa o pieza similar tiene tres patas en el
frente. El travesaño superior se hace de una sola pieza y la pata central se embrida en él.

La unión de ranura y lengüeta suelta se utiliza cuando se necesitan juntas resistentes en


tablas encoladas por los cantos (tableros de mesas, extremos de armazones, etc.). La unión
en rebaje
se usa en forma similar pero no es muy satisfactoria debido a lo corto de la fibra en la testa
que puede fácilmente astillarse.

6
CURSO CARPINTERIA

UNIONES EN ENTALLA

Las entallas simples se usan principalmente para estantes, divisiones, etc. Cuando su
apariencia en el frente es indeseable, la ranura se hace oculta. En el caso de la entalla es fácil
de hacer. Se trazan a escuadra dos líneas a través de la madera con el formón o la cuchilla;
se cortan entallas inclinadas hacia el lado del desperdicio y se trabaja en ellas con el serrucho
de espigar. Se escoplea el grueso del desperdicio y se alisa el fondo con la guimbarda.

Con las ranuras ocultas no es tan sencillo. El sistema es labrar un hueco inmediatamente
junto al extremo cerrado. Esto permite al serrucho trabajar en cortos golpes hasta alcanzar la
profundidad. El sobrante se quita con el escoplo o el formón y la guimbarda, como en el caso
anterior.

Para una unión más resistente puede usarse la de ranura en cola de milano. Puede cortarse a
todo lo ancho, u oculta. Como guía para mantener el serrucho con el ángulo correcto puede
fijarse un taco de madera al lado de la línea, bien con un gato o clavándolo.

Casi igual de fácil de cortar y ciertamente más sencilla de ajustar es la unión de ranura en
cola de milano en cuña oculta. Su ventaja consiste en que está completamente suelta hasta
que se introduce completamente en posición.

Esto hace mucho más fácil determinar dónde necesita retoque.

UNIONES A INGLETE

Según su tamaño se corta en el bloque en la caja de ingletes. Frecuentemente los ingletes


pequeños pueden encolarse directamente después de serrados, pero los mayores es
necesario cepillarlos en el soporte de cepillar ingletes.

Los ingletes se utilizan principalmente para bastidores, también se usan para reforzar cajitas
ingleteadas para chapear. Se hacen cortes de sierra a través del inglete y se encolan en ellos
astillas de chapa que se enrasan después de seca la cola.

JUNTAS DE LAZOS EN COLA DE MILANO

Estas son las más resistentes para estructuras tales como cajas, etc. Cuando la apariencia no
importa los lazos al descubierto es la forma más sencilla y resistente. La de lazos semiocultos
se utiliza cuando una cara debe ser lisa, como los costados de un armazón, los frentes de
cajones, etc

7
CURSO CARPINTERIA

UNIONES DE ARMAZONES

Cuando se emplea madera maciza en la construcción de un armazón, tal como el cuerpo de


un armario, la junta de lazos semiocultos se usa en los trabajos en los que se desea ocultar
las juntas, donde se supone que existirá un tablero superior separado que cubrirá los lazos.
En los costados la solapa de los lazos oculta la unión. Una variante utilizada a veces en la
parte
superior es el uso de largueros delante y detrás, con refuerzos angulares en las esquinas
encolados en los cantos interiores. Si no hay impedimento para que se vean las juntas se
puede utilizar una junta de lazos sencilla, en cuyo caso debe hacerse bonitamente espaciada
y limpiamente' cortada. En el caso de un cuerpo que no tenga tapa suelta encima y cuyas
juntas deban ocultarse se usa la unión de lazos ocultos. En ésta la única indicación de la junta
es la delgada línea de veta de testa visible en el costado. A veces, para trabajos baratos, se
usa una simple junta en rebaje encolada y clavada, a la que en algunos casos se añade en
las esquinas interiores un refuerzo en ángulo enlazado.

TABLEROS PREFABRICADOS

Se incluyen en estos los tableros de contrachapado, los alistonados y los de viruta


aglomerada; cuando se usan son indispensables técnicas de construcción especiales. En un
sentido tienen la ventaja de estar libres de la contracción o dilatación característica de la
madera maciza. Por el contrario su construcción significa a menudo que las juntas normales
no pueden usarse. El método es útil para los tableros de contrachapado' gruesos y para los
alistonados. En la parte superior se disponen travesaños delante, detrás y posiblemente en el
centro, ensamblados con colas de milano. Esto puede hacerse con éxito si se usan colas de
milano algo grandes. Los cantos de los costados se recubren con listones y lo mismo los
cantos de la tapa que se sujeta con tornillos pasantes por los travesaños. Si se hace un ligero
rebaje alrededor de la cara inferior de la tapa se logra un aspecto atractivo.

8
CURSO CARPINTERIA

A veces el diseño permite el uso de un taco con doble ranura, y lengüetas en la tapa y el
costado. Si se prefiere el efecto de esquina en redondo puede hacerse (líneas de puntos). De
un efecto más limpio es la unión en inglete con lengüeta. Sin embargo las ranuras son difíciles
de hacer a mano, porque la corta veta del contrachapado tiende a chascarse bajo la acción de
la guimbarda. No obstante si se dispone de una sierra circular o un cepillo de fondos de alta
velocidad, pueden lograrse en esta forma una unión resistente. Temporalmente pueden
encolarse unos tacos triangulares para permitir el apriete con los gatos durante el armado.
Tableros alistonados

A veces resulta ventajoso en las uniones a tope, en rebaje o en inglete usar refuerzos. Estos
se encolan y atornillan delante y detrás. Están ensamblados con lazos y cuando se cortan los
lazos es ventajoso ajustar el gramil por debajo del grueso de modo que cuando se arman las
piezas, las testas de los lazos y los clientes quedan rehundidas ligeramente. Si no se hace
así, la madera, con su tendencia a contraerse en el grueso puede ocasionalmente hacer que
sobresalgan los lazos y los dientes produciendo el aflojamiento de la unión. En algunos

9
CURSO CARPINTERIA

muebles este sistema de refuerzo puede usarse con madera maciza.

Tablero de viruta aglomerada

A veces pueden usarse los lazos gruesos para unir tableros alistonados. Esto sin embargo
depende en gran manera de la dirección de la veta en el material. También pueden usarse
tornillos adornados, para los tableros alistonados. Debe tener en cuenta, sin embargo, que
esto sólo puede practicarse cuando el núcleo del tablero rebajado tiene la fibra al través,
como se muestra; de lo contrario los tornillos entrarían de testa y no harían buen agarre.

En el caso de algunos tableros de aglomerado chapeados, el único sistema realmente


practicable es usar los acoplamientos atornillados especiales. Los acoplamientos, de dos
piezas, se atornillan en el ángulo de las piezas a unir. Los pernos llevan las piezas a juntarse
apretadamente.

Herrajes
CERRADURAS
Es un mecanismo de metal que se incorpora a puertas y cajones de armarios, cofres,
arcones, etc., para impedir que se puedan abrir sin la llave y así proteger su contenido.
Existen muchos tipos de cerraduras hechas para fines especiales: son cerraduras para
muebles y cerraduras para puertas de viviendas.
CLASES DE CERRADURAS

10
CURSO CARPINTERIA

La cerradura recta de armario, la cual se atornilla por la parte interior de la puerta y no es


engorrosa. La mayoría de estas cerraduras trabajan por los dos lados y por ello pueden
usarse para puertas que abran a la derecha o a la izquierda.
La cerradura entallada es mucho más limpia, pero requiere un rebaje en la madera. Como el
pasador sale en un solo sentido la cerradura debe pedirse "izquierda" o "derecha". Para
determinar cual necesita, mire la puerta de frente desde fuera. Si la cerradura está a la
izquierda necesita una cerradura de "mano izquierda".

De forma similar es la cerradura para cajón; que debe colocarse en el frente del cajón. La
cerradura para cajas también se encaja en la madera, pero además tiene una placa que debe
encajar y atornillarse en la tapa.
La cerradura de eslabón se usa para puertas de armario que cierren sobre los cantos. La
cerradura se incrusta en la cara posterior de la puesta y la placa de eslabón en el canto frontal
del armario. El eslabón pasa por la ranura y el pasador atraviesa el eslabón; como el pasador
se proyecta a izquierda y a derecha puede usarse en ambos lados.
De las cerraduras para puertas de casas la más sencilla y barata se atornilla simplemente,
aunque en algunas hay una placa sobresaliente por lo que debe rebajarse la madera en los
cantos.
Cerradura empotrada se utiliza cuando vaya a colocar la cerradura en una puerta de bastidor.
La posición en altura se determinará por el travesaño central principal. Las espigas de éste

11
CURSO CARPINTERIA

abarcan todo su ancho y hay bastante distancia entre ellas.

COLOCACIÓN DE UNA CERRADURA ENTALLADA

Este tipo es usado extensamente en los muebles. Se traza a escuadra en la cara y el canto de
la puerta una línea de centro. Se ajusta el gramil a la distancia desde la placa lateral alojo de
la llave y se traza sobre la línea. Esto proporciona la posición del ojo de la cerradura y
seleccionando una barrena de medida que proporcione un ajuste fuerte a la parte redonda del
escudo que hace un taladro que atraviese la puerta. Se coloca el escudo en posición y se da
un ligero golpe con el martillo, marcando una huella de la forma, cuyos lados se cortan con la
sierra para agujeros de cerradura. El desecho se corta con un formón o escoplo estrecho.

Coloque la cerradura con el centro del ojo nivelado en la línea y marque la puerta alineada
con el cuerpo de la cerradura. Ajuste un gramil al grueso del cuerpo de la cerradura
incluyendo la placa y trace sobre el canto de la puerta. De forma similar trace el fondo de la
cerradura en el dorso de la puerta. Esto le dará la posición y extensión de la madera que debe
eliminarse, haga una serie de cortes de sierra a través de la fibra tan profundos como lo
permita el trazado. La puerta debe sujetarse en el banco con gatos. Quite el sobrante con el
formón como se muestra cortando hacia abajo en los lados y el respaldo, en éste último debe
hacerse con cuidado para evitar que se astille a lo largo de la veta. Saque de nuevo el
sobrante.

Sitúe la cerradura en posición asegurándose de que el ojo está nivelado con el agujero y trace
los extremos de arriba y abajo con la cuchilla de marcar. Es de poca utilidad marcar los lados
de la placa, pues en esta fase la cerradura no puede introducirse hasta su posición correcta.
La forma más simple de trazar estos lados es emplear el gramil junto con una pieza de
desecho con las caras paralelas. Ajuste el gramil a la placa del canto con la pieza colocada
sobre la cerradura, luego coloque la pieza sobre la puerta y trace; la pieza de desecho debe
ser más larga que la cerradura. La placa trasera se traza de forma similar. Atornille la
cerradura y pruebe el accionamiento de la llave.

Para encontrar la posición del rebaje que hay que cortar para recibir el pasador, se hace salir
éste y se unta su cara con una pintura adelgazad a o, por ejemplo, con el aceite sucio de la
piedra de asentar. Retroceda el pasador y cierre la puerta. Ahora gire la llave tanto como
pueda; esto hará una marca sobre el costado del armario que debe cortarse con un formón o
escoplo estrecho.

Las cerraduras de los cajones se acoplan de forma similar, pero el agujero de la llave está
vuelto en sentido perpendicular al canto. También puede ser necesario el uso del escoplo
para cerraduras cuando el espacio es reducido. En el caso de la cerradura para cajas, es

12
CURSO CARPINTERIA

necesario también fijar la placa de los eslabones. Para encontrar su posición colóquela sobre
la cerradura y eche la llave. Baje la tapa y golpéela. Generalmente hay una pequeña punta en
el dorso de la placa que se clava en la tapa. Abra la cerradura y levante la tapa; la placa
subirá con ella. Marque alrededor de los bordes de la placa y haga el rebaje para encajarla.
Por último atorníllela en su posición.

CERRADURA EMPOTRADA

Suponiendo que vaya a colocar la cerradura en una puerta de bastidor. La posición en altura
se determinará por el travesaño central principal. Las espigas de éste abarcan todo su ancho
yhay bastante distancia entre ellas.
TRAZADO DE LA POSICIÓN

Abra la puerta y sosteniendo la cerradura en la posición adecuada, trace las líneas a través
del canto en coincidencia con las partes superior e inferior del cuerpo de la cerradura; ésta
debe colocarse repartida por igual entre las dos espigas. Vuelva la cerradura a la posición que
ocupará y manteniendo el cuerpo alineado con los trazos del canto, marque, con una punta de
trazar, las posiciones de los agujeros de la llave y del tirador.

Marque los agujeros todo alrededor, trabajando por la parte interior de la puerta, porque el
canto está frecuentemente cepillado con un ligero ángulo para facilitar el ajuste. Los agujeros
no deben hacerse sobre estas marcas porque no incluyen el grueso de la placa del canto;
deberá taladrar desplazando la barrena una distancia igual al espesor de la placa, alejándola
del canto. Las medidas corrientes de los agujeros son de 9 mm. el de la llave y de 16 mm el
del tirador. Cuando justo aparezca la punta de la barrena termine el agujero por la otra cara.
LA MORTAJA

Volviendo de nuevo al canto, trace una línea de lápiz en el centro, utilizando la regla y el
pulgar como gramil. Con una barrena helicoidal de la misma medida que el grueso del cuerpo
de la cerradura haga un agujero centrado en la línea y justo por debajo de la línea horizontal
superior. Un listón fijado a la puerta con un gato, le permitirá comprobar la posición a
escuadra de la barrena. Se taladran una serie de agujeros a lo largo' de la mortaja y es
deseable hacerla s tan juntos como sea posible para reducir al mínimo el desperdicio a
mortajar; para facilitar esto introduzca un tapón de madera en el primer agujero antes de
empezar el segundo. Quítelo e introdúzcalo en el segundo antes de taladrar el tercero y así
sucesivamente. Esto le permitirá comenzar cada agujero justo rozando el anterior, sin riesgo
de que se chasque la madera y se desalinee la barrena. Un trocito de papel en la barrena
marcará la profundidad que debe darse a los agujeros.

13
CURSO CARPINTERIA

Talle la mortaja con el escoplo. Los carpinteros profesionales suelen tener un escoplo de pico
de ganso con el cual se corta de través la veta de las espigas en los rincones, pero esto no es
esencial. Ahora puede ya acabar el agujero de la cerradura con la sierra de agujeros o con el
formón; si lo hace con éste coloque un trozo de madera de desecho en la mortaja, para evitar
que se astille la madera.

LA PLACA DE CANTO

Ahora debe acoplarse la placa de canto. La cerradura se coloca en posición en la mortaja y se


traza una línea alrededor de la placa. Como puede ser difícil sacar la cerradura cuando se ha
introducido bien en la mortaja, una idea útil es introducir dos tornillos en los agujeros de la
placa al revés de cómo deben ir, los cuales les proporcionarán un asidero cuando tenga que
sacar la cerradura de la llave y el tirador y atornille la cerradura. Eventualmente, algunas
cerraduras llevan dos plicas en el canto, la de fuera sujeta con tornillos para metal. Esta debe
quitarse siempre que se haya de repintar.

AJUSTE DE LA PLACA DE GOLPEO

Para fijar la placa de golpeo, cierre casi la puerta y trace líneas donde inciden los cestillos.
Traslade las marcas a escuadra sobre el rebaje de la jamba. Ahora, abriendo la puerta y
sacando los cestillos unte su cara con aceite sucio de la piedra de asentar. Retire los cestillos
y cierre la puerta apretando fuerte. Saque los cestillos lo más que pueda de modo que dejen
una huella en ia jamba. Esto da la posición de la placa de golpeo, la cual puede situarse ahora
alineada con la parte superior de las marcas y trazar una línea en todo su contorno. Trabaje
siempre partiendo de arriba, porque así se posibilita el ajuste cuando posteriormente caiga la
puerta. Atornille la placa en el rebaje y escoplee los agujeros para los cestillos. Puede
encontrarse con que una parte de la placa sobresale hacia el frente, esta parte debe doblarse
hacia el lado, en parte para facilitar el cierre del golpe y además para evitar que se enganchen
los vestidos de cualquiera que pase.
BISAGRAS
Es un herraje articulado que posibilita el giro de puertas, ventanas o paneles de muebles.
Cuenta con dos piezas, una de las cuales va unida a la hoja y gira sobre un eje permitiendo
su movimiento circular.

14
CURSO CARPINTERIA

La bisagra de canto es el tipo más usado en la construcción de muebles, ventanas, puertas


interiores, etc. Está prevista para incrustarla en la madera y su forma relativamente estrecha
la hace apropiada para los cantos de las puertas.
La bisagra de aletas es similar pero más ancha y se usa para tapas de escritorio abatibles,
alas de mesa, etc., donde hay bastante anchura. Para el tipo especial de ala de mesa con
junta en redondo, se usa la bisagra que los agujeros están chaflanados por la parte opuesta al
pasador y que un ala es más larga que la otra para sobrepasar la ranura.
La bisagra de adorno conocida a veces como bisagra de mariposa se atornilla plana sobre la
superficie sin incrustarla. Para cantos estrechos se usa la bisagra de tira.
La bisagra de bellotas se usa cuando por alguna razón la bisagra sobresale de las puertas;
las bellotas de los extremos tienen un efecto ornamental. Cuando el centro de giro ha de estar
en la esquina exterior de una puerta que cierra sobre la carta de un armario se emplea el
perno al canto; éste permite a la puerta abrirse sin sobresalir hacia el costado
Las bisagras reversibles permiten a un biombo abrirse en las dos direcciones. Tienen
articulaciones en los dos cantos y es importante que el grueso de la madera sea igual a la
distancia entre los dos pasadores. Si la madera es más gruesa el biombo se atasca cuando
se abre; si es más delgada quedará una separación en la junta cuando se abre; éste es el
menor mal de los dos, pero en el caso de un biombo de tocador esto significa que no es
completamente efectivo.
CLAVOS
De la gran variedad de clavos hechos para fines especiales los que se muestran son los más
útiles para el trabajo de la madera en general.
Las puntas de París tienen un fuerte agarre y se emplean en posiciones en las que sus

15
CURSO CARPINTERIA

grandes cabezas no sean inconvenientes. Por esto son usadas en carpintería, etc.
Un clavo similar pero con la cabeza más pequeña es conocido como clavo de cabeza perdida.
No tan fuerte pero de cabeza más pequeña y menos propenso a agrietar clava con el
diámetro mayor del óvalo alineado con la veta.
Las puntas son los clavos de uso general en el trabajo de ebanistería, como son delgadas y
tienen la cabeza pequeña, no son de tan mala apariencia y no son propensas a rajar la
madera. Una variante más pequeña es la punta para chapa aparte de su uso para el
chapeado es manejable para pequeñas molduras, etc.
Los clavos cortados se usan generalmente en carpintería. Similares pero algo más pesados
son los clavos de entarimar. Ambos tipos tienen la ventaja de no tender a rajar la madera. Las
tachuelas son usadas generalmente en tapicería.
Los clavos de tapicero se usan de modo limitado en tapicería, para tejidos, pero son utilizados
más generalmente para cubiertas de fieltro, etc. El clavo cortado de enganche es un clavo
para carpintería extremadamente fuerte.
Cualquiera que sea el clavo utilizado proceda siempre a clavar de la madera más delgada
hacia la más gruesa. También es ventajoso clavar en cola de milano, es decir inclinando
ligeramente los clavos a un lado y a otro alternativamente. En el caso de trabajo para el
exterior utiliza clavos galvanizados.
TORNILLOS
El calibre es el diámetro del vástago y es independiente de la longitud. Así un tornillo del n.° 8
x 50 mm tiene el mismo diámetro que uno del n.° 8 x 75 mm. El agujero de paso debe
presentar un ajuste suave y el agujero rascado debe taladrarse a la medida del núcleo central
sin la rosca. El agarre lo proporciona puramente la sujeción de la rosca.
Los tomillos Phillips son mayormente usados en la industria. Tienen un rebaje en cruz en la
cabeza en lugar de ranura, siendo su ventaja que el destornillador no tiene el peligro de
resbalar y producir rayas.

Adhesivos
Los diferentes tipos de adhesivos que podemos encontrar son:
ADHESIVO DE RESINA: se usa ampliamente en el chapeado industrial y esta
bien adaptado para el trabajo con prensas. Cuando no se dispone de prensa la
única posibilidad es usar planchas.
El método del martillo es impracticable porque el adhesivo no tiene el agarre
natural de la cola animal y la chapa es propensa a levantarse antes de adherirse.
Para abaratar su coste estas colas se alargan con harina de centeno. La resina es

16
CURSO CARPINTERIA

especialmente adecuada para superficies sometidas al roce, como tableros de


mesa, especialmente porque el adhesivo es ampliamente resistente al calor y la
humedad. Otra ventaja sobre la cola animal suqe se aplica en frio; esto le
proporciona un tiempo amblo para el armado. Generalmente es suficiente aplicar
el adhesivo solo a la base; pero, desde luego, ha de tenerse cuidado de que la
unión no quede falta de cola.
En la industria se usa un distribuidor de cola que proporciona una capa uniforme,
pero para el uso artesano puede emplearse la brocha, seguida del paso de una
tira de madera con el canto recto que uniforma la aplicación. Si se requiere acabar
rápidamente una pieza, se puede sacar ventaja del hecho de que la resina se
asienta rápidamente con el calor utilizando una plancha caliente. Sin embargo,
esto requiere rapidez y habilidadm para que todas las gatas queden en posición
antes de que produzca el asiento de la cola.
COLA DE A.P.V: se usa de forma similar a la resina pero su distribución uniforme
es aun más importante, porque la exposición de esta cola al aire tiende a cuajarla
rápidamente.
Puede ser curada por calor, pero esto no es aconsejable a menos que se
disponga de una prensa, por su tendencia a asentarse rápidamente antes de que
se haya hecho el ajuste. Con ciertas maderas tiene tendencia a la penetración.

ADHESIVO DE IMPACTO: son útiles en ocasiones y en el comercio se encuentra


un tipo especial para chapeado, algo más fluido y fácil de extender que el tipo
usado normalmente. Es poco adecuado para superficies realmente extensas, por
su dificultad en aplicarlo de modo uniforme, libre de aglomeraciones.
El adhesivo se aplica a la base y a la chapa y se obtiene un resultado algo mejor si
se dan dos capas. Se dejan secar y luego la chapa se aplica sobre la base,
presionándola, con lo que se obtiene la unión inmediatamente. De hecho el
cuidado al colocar la chapa es esencial pues las dos superficies encoladas se
agarran en cuanto entran en contacto y es casi imposible levanta la chapa cuando
se ha colocado en posición.
Muchas personas utilizan el sistema de la hoja deslizante; se coloca un trozo de
papel de embalar entre la chapa y la base y se retira gradualmente. El papel no se
pega porque el adhesivo de impacto de una superficie cuando ha empezado a
asentar, solo se agarra al de la otra.
Etra ocasión en la que es útil el adhesivo de impacto es el caso de tener que
chapear una superficie curva pequeña. Puede ser difícil hacer una plancha y si se
hace el chapeado a martillo la chapa puede tender a desdoblarse. Con el adhesivo

17
CURSO CARPINTERIA

de impacto el agarre es inmediato. Otra ventaja mas de adhesivo de impacto es


que no tiende a curvar la base ya que no se emplea agua. Asì no hay hinchazón
seguida de contracción, lo que es la causa de la distorsion cuando se usan otros
adhesivos.

COLA ANIMAL: la principal diferencia entre el método a seguir para emplear esta
y los de otros adhesivos consiste en la necesidad del calor. Por ello cuando se usa
una plancha puede calentarse de manera que vuevle a licuarse la cola y puede
prensarse toda la superficie. Lo mismo puede aplicarse cuando se usa una
prensa. Otro hecho es el de que es el único adhesivo con el que puede hacerse el
chapeado a martillo. La cola se prepara en un calentador especial y se recubren
la base y la chapa. No improta que la cola se solidifique si se aplica calor mas
tarde.

Hay trabajos para los cuales la cola animal tiene ventajas sobre otros adhesivos.
Asi cuando se chapea un canto curso la adherencua natural de la cola hace
posible pensar el encolado con un martillo sin peligro de que se desdoble la
chapa, cuando “ es difícil o imposible colocar una plancha de forma. La cola
animal es aun extensamente usada en el negocios de antigüedades para
reparaciones. El método de chapeado a martillo se tratara mas adelante.
islamiento térmico y acústico
El aislamiento térmico está ganando importancia cada día, debido al creciente precio de los
recursos energéticos (luz, gas…)
Un buen aislamiento térmico puede evitar desperdiciar en un edificio hasta un 30% de energía,
que se traduce en una reducción de la factura eléctrica y en las emisiones de CO2 , perjudiciales
para el medio ambiente, por ello las instituciones obligan a las nuevas construcciones a cumplir
con unas normas de eficiencia energética.
El aislamiento de una vivienda depende de varios factores, principalmente de la calidad del
material y la técnica con la que están construidos los muros, techos y suelos, pero también tienen
especial importancia los cerramientos, ventanas y puertas, siempre acompañado de un doble
acristalamiento bajo emisivo para mantener la temperatura de nuestra vivienda.
En cuanto al aislamiento acústico, el uso de doble o triple acristalamiento ayuda mucho a
conseguirlo, aunque existen vidrios especiales, como el Climalit Silence, que se compone de dos
vidrios unidos por una película plástica especial, ensambladas entre las dos hojas que,
dependiendo del grosor del vidrio, reduce significativamente la percepción de sonido.
Los elementos constructivos de madera, de acuerdo con la ley de masa, no tienen un gran

18
CURSO CARPINTERIA

aislamiento acústico debido a su baja densidad. Los construidos con maderas más densas
proporcionan siempre mayor aislamiento acústico que los construidos con maderas ligeras o
livianas. Por ejemplo una puerta de madera de coníferas poco densa, de 35 mm de grueso, con
una masa unitaria 21 kg/m2, tiene un RA de 14 dBA; mientras que la misma puerta de madera
de roble, de masa unitaria 28 kg/m2, tiene una RA de 16 dBA. Si la puerta es de tablero
aglomerado RA es similar al de la puerta de madera de coníferas. En elementos constructivos
de varias hojas, el aislamiento acústico no sigue la ley de masa ya que hay pérdida de energía
por disipación de calor a través del sistema.
Así uno de estos elementos formado por dos hojas entre las que se dispone un material elástico y
poroso, por ejemplo lana de vidrio, tiene un comportamiento acústico que responde al principio
masa-muelle-masa. La estructura granular o fibrosa (en general porosa) absorbe parte de la
energía mecánica transportada por las ondas transformándola en calor por el rozamiento. Por ello,
dentro de un límite, cuanto más rígido es este material peor es el aislamiento (peor es la eficacia
del sistema masa muelle-masa).
Por ejemplo un tabique formado por dos placas de yeso de 15 mm con lana de vidrio de 50 mm
en su interior proporciona un aislamiento acústico RA de 39 dBA, mientras que una pared de
bloques de hormigón de 11 cm de espesor proporciona un aislamiento acústico de 38 dBA y
una de ladrillo hueco doble de 1/2 pie, de 14 cm de espesor, proporciona un RA de 38 dBA. El
aislamiento acústico a ruido de impactos de suelos, que es el caso más frecuente, se mejora
con recubrimientos flotantes sustentados sobre soportes elásticos. Estos elementos pueden ser
suelos flotantes o falsos techos. La reducción del nivel de ruido de impactos de un parquet
multicapa colocado sobre una capa elástica es del orden de 20 dBA.

19