You are on page 1of 30

INDICE

1 DEDICATORIA ......................................................................................................... 3
INTRODUCCION ............................................................................................................. 4
2 SISTEMA NERVIOSO ............................................................................................. 5
3 Funciones .................................................................................................................. 5
4 Anatomía ................................................................................................................... 5
4.1 Sistemas Simples ............................................................................................. 5
4.2 Sistemas de los Vertebrados.......................................................................... 6
4.3 Sistema Nervioso Central ............................................................................... 8
4.4 Cráneo ............................................................................................................... 8
4.5 Encéfalo ............................................................................................................. 9
4.6 Hipotálamo ...................................................................................................... 10
4.7 Medula Espinal ............................................................................................... 10
4.8 Meninge ........................................................................................................... 11
4.9 Nervio ............................................................................................................... 12
4.10 Red Nerviosa .................................................................................................. 13
4.11 Sistema Nervioso Periférico ......................................................................... 14
4.12 Sistema Nervioso Vegetativo ....................................................................... 15
5 Fisiología ................................................................................................................. 16
5.1 Sinapsis ........................................................................................................... 16
5.2 Neurotransmisor ............................................................................................. 17
5.3 Reflejo .............................................................................................................. 18
6 Alteraciones del Sistema Nervioso ...................................................................... 18
6.1 Epilepsia .......................................................................................................... 19
6.2 Meningitis......................................................................................................... 20
6.3 Hemorragia Intracraneal................................................................................ 20
6.4 Parkinson ......................................................................................................... 21
6.5 Neuritis ............................................................................................................. 22
6.6 Poliomielitis ..................................................................................................... 22
6.7 Demencia......................................................................................................... 23
6.8 Alzheimer ......................................................................................................... 23
6.9 Linfoma Primario del Sistema Nervioso...................................................... 25
6.10 Tumores ........................................................................................................... 26
6.11 Drogas en el Sistema Nervioso.................................................................... 27
6.11.1 Estimulantes ............................................................................................ 28
6.11.2 Depresivos............................................................................................... 28
6.11.3 Alucinógenos........................................................................................... 28
7 Disciplinas ............................................................................................................... 28
7.1 Neurofisiología ................................................................................................ 28
7.2 Neuropsicología .............................................................................................. 28
7.3 Psiquiatría ........................................................................................................ 29
8 BIBLIOGRAFIA: ...................................................................................................... 30
1 DEDICATORIA
Le dedico primeramente mi trabajo a Dios fué el creador
de todas las cosas, el que me ha dado fortaleza para continuar
cuando a punto de caer he estado; por ello, con toda la humildad
que de mi corazón puede emanar. De igual forma, a mis Padres, a
quien le debo toda mi vida, les agradezco el cariño y su
comprensión, a ustedes quienes han sabido formarme con
buenos sentimientos, hábitos y valores, lo cual me ha ayudado a
salir adelante buscando siempre el mejor camino.
INTRODUCCION

El principal mecanismo de información en el cuerpo lo constituye un


sistema de neuronas que se comunican unas con otras y para propósitos
puramente didácticos, dividimos este sistema en un Sistema Nervioso
Central (SNC) formado por el cerebro y la médula espinal, y en un Sistema
Nervioso Periférico (SNP) que une el sistema nervioso central con los
receptores sensoriales, que reciben información proveniente del medio
externo e interno, y con los músculos y glándulas que son los efectores de
las decisiones del SNC. Esta información es llevada por axones motores y
sensoriales del SNP en haces de cables eléctricos que conocemos como
nervios; por ejemplo, la información que recibe cada ojo es llevada al
cerebro en los millones de axones que forman el nervio óptico.

La información dentro del sistema nervioso es manejada por tres tipos de


neuronas. Las neuronas sensoriales, que mandan información desde los
tejidos del cuerpo y los órganos sensoriales hacia la médula espinal.
Cuando el cerebro procesa esa información involucra una segunda clase
de neuronas, las interneuronas, que forman su sistema de comunicación
interna. Como resultado de ese procesamiento, el sistema nervioso central
manda instrucciones hacia los tejidos del cuerpo por medio del tercer tipo
de neuronas, las motoneuronas. Como hay unos pocos millones de
neuronas sensoriales, algunos millones más de neuronas motoras, y miles
y miles de millones de interneuronas, es claro que la mayor parte de la
complejidad de nuestro organismo se basa en los sistemas de
interneuronas.
2 SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso, es uno del más complejo e importante de


nuestro organismo, es un conjunto de órganos y una red de tejidos
nerviosos cuya unidad básica son las neuronas. Las neuronas se
disponen dentro de una armazón con células no nerviosas, las que
en conjunto se llaman neuroglia.

Es la gran vía de información del cuerpo humano. Se le podría


comparar con una red eléctrica ya que envía señales diversas al
cuerpo humano y así mismo las recibe de todas partes de este, todo
esto al centro de control que es el cerebro, para poder actuar de
manera automática o razonada en cuanto a las circunstancias en las
que nos encontremos.

3 Funciones

El sistema nervioso tiene tres funciones básicas: la sensitiva, la


integradora y la motora.
La función sensitiva le permite reaccionar ante estímulos provenientes
tanto desde el interior del organismo como desde el medio exterior.
Luego, la información sensitiva se analiza, se almacenan algunos aspectos
de ésta y toma decisiones con respecto a la conducta a seguir; esta es
la función integradora.
Por último, puede responder a los estímulos iniciando contracciones
musculares o secreciones glandulares; es la función motora.

4 Anatomía
4.1 Sistemas Simples

Aunque todos los animales pluricelulares tienen alguna clase de sistema


nervioso, la complejidad de su organización varía de forma considerable
entre los diferentes tipos de organismos. En los animales simples, como los
cnidarios, las células nerviosas forman una red capaz de mediar respuestas
estereotipadas. En los animales más complejos, como crustáceos, insectos
y arañas, el sistema nervioso es más complicado. Los cuerpos celulares de
las neuronas están organizados en grupos llamados ganglios, que se
interconectan entre sí formando las cadenas ganglionares. Estas cadenas
están presentes en todos los vertebrados, en los que representan una parte
especial del sistema nervioso relacionada en especial con la regulación de
la actividad del corazón, las glándulas y los músculos involuntarios.

4.2 Sistemas de los Vertebrados

En los vertebrados el encéfalo está contenido en la bóveda craneana y se


encuentra dividido en dos grupos de elementos unidos entre sí por una
porción más estrecha: los pedúnculos cerebrales. El grupo inferior se sitúa
en la fosa cerebelosa y está conformado por
el Bulbo, la Protuberancia, los Pedúnculos cerebrales y el Cerebelo. El
grupo superior, se sitúa en fosa superior (fronto-témporo-parieto-occipital),
y se denomina cerebro propiamente dicho.

El sistema nervioso alojado en la bóveda craneana, se continua a través de


un agujero denominado foramen ovale, con la médula espinal contenida en
el interior de la columna vertebral, discurriendo en su interior y emergiendo
de él prolongaciones nerviosas ó nervios.

La distinción entre sistema nervioso central y periférico se basa en la


diferente localización de las dos partes, íntimamente relacionadas, que
constituyen el primero. Algunas de las vías de los cuerpos neuronales
conducen señales sensitivas y otras vías conducen respuestas musculares
o reflejos, como los causados por el dolor.

En la piel se encuentran unas células especializadas, llamadas receptores,


de diversos tipos, sensibles a diferentes estímulos; captan la información
(como por ejemplo, la temperatura, la presencia de un compuesto químico,
la presión sobre una zona del cuerpo), y la transforman en una señal
eléctrica que utiliza el sistema nervioso. Las terminaciones nerviosas libres
también pueden recibir estímulos: son sensibles al dolor y son directamente
activadas por éste. Estas neuronas sensitivas, cuando son activadas
mandan los impulsos hacia el sistema nervioso central y transmiten la
información a otras neuronas, llamadas neuronas motoras, cuyos axones se
extienden de nuevo hacia la periferia. Por medio de estas últimas células,
los impulsos se dirigen a las terminaciones motoras de los músculos, los
excitan y originan su contracción y el movimiento adecuado. Así, el impulso
nervioso sigue una trayectoria que empieza y acaba en la parte periférica
del cuerpo. Muchas de las acciones del sistema nervioso se pueden explicar
basándonos en estas cadenas de células nerviosas interconectadas que, al
ser estimuladas en un extremo, son capaces de ocasionar un movimiento o
secreción glandular en el otro.
4.3 Sistema Nervioso Central

El sistema nervioso central (SNC) está constituido por el encéfalo y la


médula espinal. Están protegidos por tres membranas: duramadre
(membrana externa), aracnoides (intermedia), piamadre (membrana
interna) denominadas genéricamente meninges. Además, el encéfalo y la
médula espinal están protegidos por envolturas óseas, que son el cráneo
y la columna vertebral respectivamente. Se trata de un sistema muy
complejo, ya que se encarga de percibir estímulos procedentes del mundo
exterior así como transmitir impulsos a nervios y a músculos
instintivamente. Las cavidades de estos órganos (ventrículos en el caso
del encéfalo y conducto ependimario en el caso de la médula espinal) están
llenas de un líquido incoloro y transparente, que recibe el nombre de líquido
cefalorraquídeo. Sus funciones son muy variadas: sirve como medio de
intercambio de determinadas sustancias, como sistema de eliminación de
productos residuales y para mantener el equilibrio iónico adecuado,
transporta el oxígeno y la glucosa desde la sangre hasta las neuronas y
también es muy importante como sistema amortiguador mecánico.

4.4 Cráneo
Es la estructura rígida que protege al encéfalo, es el hueso o conjunto de
ellos (placas).

En algunos vertebrados inferiores está constituido por cartílago durante


toda la vida del organismo; en los peces teleósteos y en vertebrados más
evolucionados, incluidos los seres humanos, el cráneo es cartilaginoso
durante la fase embrionaria y se osifica al inicio de la vida posnatal.

4.5 Encéfalo

Es el centro del sistema nervioso, está divido en hemisferios, tronco y


cerebelo.

Es el centro de casi todas las funciones vitales del ser humano como el
hambre, el sueño, la sed, etc, emociones tales como el amor, la ira, los
sentidos como el oído, el gusto o tacto, etc, además de recibir e interpretar
las señales de mismo cuerpo y del medio que nos rodea.
4.6 Hipotálamo

Es la parte del cerebro que cumple una función importante en la regulación


de la homeostasis (funciones vitales que mantienen constante el medio
corporal interno), el comportamiento sexual y las emociones. Aunque el
hipotálamo constituye menos del uno por ciento del volumen total del
cerebro humano, ejerce efectos importantes sobre el sistema endocrino
(centros productores de hormonas), sobre el sistema nervioso autónomo
(que controla las acciones involuntarias) y sobre un sistema neuronal mal
definido que se denomina sistema límbico (relacionado con la motivación
y los instintos).

4.7 Medula Espinal

Es la parte del sistema nervioso contenida dentro del canal vertebral o


neural. En el ser humano adulto, se extiende desde la base del cráneo
hasta la segunda vértebra lumbar. Por debajo de esta zona se empieza a
reducir hasta formar una especie de cordón llamado filum terminal, delgado
y fibroso y que contiene poca materia nerviosa. Por encima del foramen
magnum, en la base del cráneo, está situado el bulbo raquídeo. Igual que
el cerebro, la médula está encerrada en una funda triple de membranas,
las meninges, y está dividida de forma parcial en dos mitades laterales por
un surco medio hacia la parte dorsal y por una hendidura ventral hacia la
parte anterior; de cada lado de la médula surgen 31 pares de nervios
espinales, cada uno de los cuales tiene una raíz anterior y otra posterior.
Los últimos pares de nervios espinales forman la llamada cola de caballo
al descender por el último tramo de la columna vertebral.

La médula espinal transmite los impulsos ascendentes hacia el cerebro y


los impulsos descendentes desde el cerebro hacia el resto del cuerpo.
Transmite la información que le llega desde los nervios periféricos
procedentes de distintas regiones corporales, hasta los centros superiores.
El propio cerebro actúa sobre la médula enviando impulsos. La médula
espinal también transmite impulsos a los músculos, los vasos sanguíneos
y las glándulas a través de los nervios que salen de ella, bien en respuesta
a un estímulo recibido, o bien en respuesta a señales procedentes de
centros superiores del sistema nervioso central
l.

4.8 Meninge

Son cada una de las membranas de tejido conjuntivo que recubren el


sistema nervioso central, formado por el encéfalo (telencéfalo, diencéfalo,
mesencéfalo, protuberancia, bulbo raquídeo) y la médula espinal.

Las 3 meninges, duramadre


(paquimeninge, externa), aracnoides
y piamadre (leptomeninges), limitan
3 espacios, el epidural (entre el
estuche osteoligamentoso — cráneo
o raquis— y la duramadre), el
subdural y el subaracnoideo. El
espacio epidural es aprovechado en
la médula para inyectar anestésicos
locales consiguiendo anestesia
temporal del abdomen y miembros
inferiores.

Las infecciones en las meninges son


procesos graves que requieren asistencia médica urgente.

Los traumatismos craneoencefálicos (traumatismos directos e indirectos


en la cabeza) pueden producir contusiones y concusiones cerebrales y
hematomas intracraneales. Las hemorragias en el espacio epidural
(hematoma epidural) se producen por rotura de arterias meníngeas, por lo
que aumentan de volumen progresivamente hasta comprimir el encéfalo y
provocar la muerte al enfermo, y tienen buen pronóstico si son
diagnosticadas e intervenidas a tiempo. Las hemorragias en el espacio
subdural (hematomas subdurales) y subaracnoideo acompañan a graves
lesiones traumáticas de la masa encefálica, necesitan intervención
quirúrgica en ocasiones, y conllevan muy mal pronóstico para la vida y la
recuperación funcional del enfermo.

Los meningiomas son tumores formados por células de las leptomeninges.


De variada histología, su pronóstico y dificultad de extirpación quirúrgica
depende especialmente de su localización

4.9 Nervio

Es una estructura anatómica cordonal, formada por múltiples axones o


dendritas neuronales, encargada de la transmisión del impulso eléctrico
nervioso.

Cada nervio (visible a simple vista), envuelto por un tubo de tejido


conectivo llamado epineuro, consta de varios fascículos nerviosos (apenas
perceptibles a simple vista, visibles con microscopio microquirúrgico).
Cada fascículo está envuelto por otra capa de tejido conectivo, llamada
perineuro, y está formado por numerosas fibras nerviosas (sólo visibles en
preparaciones histológicas), que están revestidas de una tercera capa de
tejido conectivo llamada endoneuro.

Las fibras nerviosas están constituidas por un axón rodeado (fibras


mielínicas, de conducción rápida) o no (fibras amielínicas, de conducción
lenta) de múltiples capas de membrana celular (mielina) de una célula de
Schwann, que se arrolla alrededor del axón. Esta capa mielínica está
interrumpida periódicamente en los nódulos de Ranvier, puntos ‘saltatorios’
de los impulsos eléctricos.
Los nervios sensitivos transmiten un impulso generado por un receptor
sensitivo hacia el sistema nervioso central (conducción centrípeta o
aferente). Los nervios motores transmiten un impulso efector desde el
sistema nervioso central hacia un músculo o víscera periférica (conducción
eferente o centrífuga). Los nervios mixtos son los formados por haces
nerviosos sensitivos y motores.

Los nervios o pares craneales son los que salen directamente desde el
encéfalo hacia la cara (inervación motora y sensitiva), los órganos de los
sentidos, vísceras (vago) y músculos proximales del tronco.

Los nervios raquídeos son los que nacen de la médula espinal. Son mixtos,
formados por dos raíces, la anterior espinal, motora, y la posterior espinal,
sensitiva. Los nervios periféricos son los restantes de la anatomía.

4.10 Red Nerviosa

Los nervios craneales se extienden desde la cabeza y el cuello hasta el


cerebro pasando a través de las aberturas del cráneo; los nervios
espinales o medulares están asociados con la médula espinal y atraviesan
las aberturas de la columna vertebral.
Ambos tipos de nervios se componen de un gran número de axones que
transportan los impulsos hacia el sistema nervioso central y llevan los
mensajes hacia el exterior. Las primeras vías se llaman aferentes y las
últimas eferentes. En función de la parte del cuerpo que alcanzan, a los
impulsos nerviosos aferentes se les denomina sensitivos y a los eferentes
somáticos o motores viscerales. La mayoría de los nervios son mixtos, es
decir, están constituidos por elementos motores y sensitivos.

Los nervios craneales y espinales aparecen por parejas y, en la especie


humana, su número es 12 y 31 respectivamente. Los pares de nervios
craneales se distribuyen por las regiones de la cabeza y el cuello, con una
notable excepción: el par X o nervio vago, que además de inervar órganos
situados en el cuello, alcanza otros del tórax y el abdomen. La visión, la
audición, el sentido del equilibrio y el gusto están mediados por los pares
de nervios craneales II, VIII y VII respectivamente. De los nervios craneales
también dependen las funciones motoras de la cabeza, los ojos, la cara, la
lengua, la laringe y los músculos que funcionan en la masticación y la
deglución. Los nervios espinales salen desde las vértebras y se distribuyen
por las regiones del tronco y las extremidades. Están interconectados,
formando dos plexos: el braquial, que se dirige a las extremidades
superiores, y el lumbar que alcanza las inferiores.

4.11 Sistema Nervioso Periférico

Consta de los nervios craneales y raquídeos y sus ganglios y se divide


en: Simpático y Parasimpático.

Sistema nervioso periférico: Formado por los nervios que emergen del
encéfalo y de la médula espinal y que se distribuyen por todo el cuerpo:
nervios craneales, nervios raquídeos sean nervios autónomos y sus
ganglios nerviosos o nervios somáticos.

El sistema nervioso periférico controla funciones de forma voluntaria así


como involuntarias. Las funciones voluntarias están relacionadas con los
nervios motores y sensitivos que nos permiten realizar acciones como
tomar objetos y también la percepción de calor, frío, dolor, etc.
4.12 Sistema Nervioso Vegetativo

Las funciones involuntarias son controladas por una parte del sistema
nervioso llamado autónomo o vegetativo que no controlamos con nuestra
conciencia. Este sistema controla el funcionamiento de los órganos y las
vísceras así como todas las funciones de los diferentes sistemas:
circulatorio, digestivo, respiratorio, hormonal, así como diferentes
reacciones en el campo emocional. Controla la presión arterial, la
respiración, los movimientos y secreciones del sistema digestivo, la
temperatura corporal, la sudoración, el movimiento de la vejiga urinaria y
más funciones que quedan fuera del campo de la voluntad.

Se puede comprender que cuando el sistema nervioso autónomo se


descompensa o desequilibra termina influyendo en el funcionamiento de
los órganos, vísceras y demás sistemas. Un estudio realizado por médicos
americanos y japoneses han llegado a la conclusión de que
aproximadamente el 85 % de las enfermedades se producen por la ruptura
del equilibrio de este sistema.
5 Fisiología
5.1 Sinapsis

Sinapsis, contacto, muy especializado, que se establece entre dos


neuronas y a través del cual se transmiten las señales nerviosas de unas
células nerviosas a otras. Existen dos clases de sinapsis: eléctricas y
químicas. En las sinapsis eléctricas la transmisión de los impulsos
eléctricos se lleva a cabo directamente, desde la célula presináptica a la
célula postsináptica, a través de uniones entre sus membranas
plasmáticas. El flujo de iones desde dentro de una célula a la siguiente
permite la transmisión de los impulsos eléctricos. En las sinapsis químicas,
las membranas plasmáticas de ambas células están separadas por una
hendidura sináptica. Por lo tanto, es necesaria la liberación de un
neurotransmisor químico por parte de la célula presináptica para que se
produzca la transmisión de los impulsos eléctricos. Al contrario de lo que
sucede con la transmisión eléctrica directa, la transmisión química es más
lenta, lo que permite que se adapte a una rica variedad de funciones y que
su actividad sea muy variada.
5.2 Neurotransmisor

Neurotransmisor, sustancia química que interviene en la producción de


impulsos nerviosos en las uniones sinápticas entre neuronas o entre una
neurona y el órgano que inerva. Una sinapsis consta de un botón
presináptico, una hendidura sináptica y una superficie postsináptica. Los
neurotransmisores se liberan por los botones presinápticos, en la
transmisión del impulso nervioso, y pasan de las hendiduras sinápticas a
las superficies postsinápticas. En estas superficies se fijan a receptores
específicos, originándose una respuesta concreta.

Los distintos neurotransmisores se elaboran en el cuerpo de las neuronas,


desde donde son conducidos a las terminaciones presinápticas en las que
se almacenan en forma de vesículas. Con la llegada de un estímulo
nervioso son liberados desde estas posiciones permitiendo la transmisión
del mismo.

Podemos destacar, sobre todo, dos tipos de neurotransmisores de los


nervios periféricos: la acetilcolina y la noradrenalina. Las terminaciones
nerviosas correspondientes a cada uno de estos neurotransmisores se
denominan, por esta razón, colinérgicas y adrenérgicas respectivamente.
La acetilcolina es el neurotransmisor preganglionar de todo el sistema
nervioso periférico (tanto del sistema nervioso simpático como del
parasimpático), siendo además el neurotransmisor postganglionar del
sistema parasimpático. La noradrenalina es el neurotransmisor
postganglionar del sistema nervioso simpático.

Los sistemas nerviosos simpático y parasimpático manifiestan su acción


antagónica sobre los órganos que inervan en común, precisamente en
base a la liberación de uno u otro de estos neurotransmisores.

A nivel del sistema nervioso central funcionan otros muchos


neurotransmisores entre los que destacan, además de la noradrenalina, la
adrenalina y la dopamina. La adrenalina es la hormona circulante de la
médula suprarrenal e interviene en distintos lugares del organismo, como
el corazón, el riñón o la vejiga urinaria.
5.3 Reflejo

Respuesta involuntaria que se produce en un organismo animal frente a


un estímulo. En su forma más simple consiste en la estimulación de un
nervio sensitivo (aferente) a través de un órgano de los sentidos o receptor,
seguida de la transmisión del estímulo, por lo general a través de un centro
nervioso, a un nervio motor (eferente). El resultado de este proceso es la
acción de un músculo o glándula, que recibe el nombre de efector. Sin
embargo, en la mayoría de las acciones reflejas el estímulo pasa a través
de una o más neuronas intermedias que modifican y dirigen su acción, a
veces hasta el punto de producir la actividad muscular de todo el
organismo. Por ejemplo, un estímulo doloroso aplicado en una mano
produce la retirada refleja de la mano, la cual implica la contracción del
grupo de músculos que cierran el ángulo de la articulación (músculos
flexores) y la relajación del grupo opuesto de músculos, que por lo general
mantienen abierto el ángulo de la articulación (músculos extensores). Si el
estímulo es fuerte, las neuronas que lo coordinan lo transmiten a los
músculos del brazo, y también a los músculos del tronco y de las piernas.
El resultado es un salto para retirar del estímulo doloroso, no sólo el brazo,
sino todo el cuerpo.

El sistema de neuronas coordinadoras funciona de manera que diferentes


tipos de estímulos pueden dar lugar al mismo resultado. Por ejemplo, el
estímulo producido por la visión de la comida y el originado por su olor,
viajan por vías aferentes distintas, pero ambos confluyen en una vía final
común que estimula la secreción por parte de las glándulas salivares. La
vía final común también se activa a través de tractos nerviosos
relacionados con ella por un estímulo que no esté conectado con la
respuesta.

6 Alteraciones del Sistema Nervioso

Las alteraciones del sistema nervioso comprenden malformaciones genéticas,


intoxicaciones, defectos metabólicos, alteraciones vasculares, inflamaciones,
degeneración y tumores, y están relacionadas con las células nerviosas o sus
elementos de sostén. Entre las causas más comunes de la parálisis y de otras
complicaciones neurológicas se encuentran las alteraciones vasculares, tales
como la hemorragia cerebral y otras formas de apoplejía. Algunas enfermedades
manifiestan una distribución por edad y geográfica peculiar; por ejemplo, la
esclerosis múltiple degenerativa del sistema nervioso es común en las zonas
templadas, pero rara en los trópicos.
El sistema nervioso es susceptible a las infecciones provocadas por una gran
variedad de bacterias, parásitos y virus. Por ejemplo, la meningitis o la inflamación
de las meninges (las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal)
puede originarse por numerosos agentes; sin embargo, la infección por un virus
específico causa la rabia. Algunos virus que provocan dolencias neurológicas
afectan sólo a ciertas partes del sistema nervioso; es el caso del virus que origina
la poliomielitis que suele atacar a la médula espinal; el que causa la encefalitis
afecta al cerebro.

El sistema nervioso es uno de los más susceptibles a las enfermedades, puesto


que no solo lo afectan males de tipo orgánico, sino también dolencias de tipo
psíquico que afectan la conducta y el estado de ánimo del afectado. Este es el
caso de padecimientos que son respuesta a problemas producto de la relación
con otros o con el medio en general, como las ansiedades, el estrés, la depresión,
las fobias o el pánico.A continuación, se describen brevemente algunas
enfermedades que tienen que ver con problemas orgánicos que afectan al sistema
nervioso.

6.1 Epilepsia

Aunque se desconoce su causa, es provocada por cualquier irritación o


cicatriz en la corteza cerebral producto de un golpe brusco tras algún
accidente o un parto traumático.Se manifiesta en forma de ataques
convulsivos que pueden durar varios minutos, originados por un desorden
de los impulsos eléctricos en el cerebro, durante los que el afectado cae al
suelo, pierde la conciencia y entra en un estado de convulsión (temblor
generalizado). En algunos casos, estos ataques van acompañados de
pérdida de memoria temporal y descontrol de los esfínteres.
6.2 Meningitis

Enfermedad caracterizada por la inflamación de las meninges.


Generalmente es de origen infeccioso. Esta enfermedad se confirma con
el estudio del líquido cefalorraquídeo (estudio citoquímico y cultivo).

6.3 Hemorragia Intracraneal

En el primer caso, el mal se produce cuando una arteria es obstruida


(tapada) por un coágulo, quedando toda la zona que debía ser irrigada sin
circulación sanguínea (infarto cerebral), por lo que dicha área muere,
ocasionando un daño neuronal que en casos extremos puede llegar a una
hemiplejia -la mitad del cuerpo se paraliza-.Las hemorragias se producen
cuando una arteria se rompe y sangra dentro del tejido cerebral. También
pueden producir parálisis corporal.
6.4 Parkinson

Afecta a las estructuras encargadas del movimiento, la coordinación, el


equilibrio, el mantenimiento del tono muscular y la postura. Se produce a
causa de la disminución de la dopamina, un neurotransmisor esencial para
la regulación del movimiento en la sustancia gris del cerebro.
6.5 Neuritis

Son enfermedades de los nervios periféricos (fuera del sistema nervioso).


La más conocida es la parálisis facial. Esta se presenta como un dolor
intenso que puede producirse al mascar, hablar, exponerse al frío o tocarse
un punto sensible de la cara o boca. Generalmente, las crisis se repiten
con semanas o meses de intervalo y afectan a personas de edad
avanzada.Narcolepsia: es un desorden del sueño originado en
disfunciones moleculares del cerebro y marcado por un incontrolable
deseo de dormir durante el día. Los ataques, que consisten en sueños
vívidos y atemorizantes, pueden ocurrir en cualquier momento, aún en
medio de una conversación, y producir una incapacidad temporal de
movimiento antes de despertar. También causa debilidad muscular
repentina, llamada cataplexia.

6.6 Poliomielitis

Es un mal viral que ataca a las células motoras de la médula espinal o del
tronco cerebral, principalmente de los niños, dejando secuelas profundas,
a veces irreversibles. Virus de la poliomielitis.
6.7 Demencia

Consiste en la pérdida de las capacidades sicológicas, a causa de lesiones


en el tejido nervioso central y sus arterias (infartos, hemorragias, etc.). Por
lo general, ocurre a personas de más de 65 años.El 55% de los casos de
demencia se deben a la enfermedad de Alzheimer o demencia senil, en la
que el daño cerebral se debe a la producción anormal de la proteína
amiloide. Entre sus síntomas principales están la desorientación, dificultad
para la marcha y alteraciones del lenguaje y memoria.

6.8 Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa del cerebro


para la cual no existe recuperación. Lenta e inexorablemente, la
enfermedad ataca las células nerviosas en todas las partes de la corteza
del cerebro, así como algunas estructuras circundantes, deteriorando así
las capacidades de la persona de gobernar las emociones, reconocer
errores y patrones, coordinar el movimiento y recordar. A lo último, la
persona afligida pierde toda la memoria y funcionamiento mental.
Aproximadamente la mitad de las personas en los hospicios para ancianos
y casi la mitad de todas las personas mayores de 85 años sufren de la
Enfermedad de Alzheimer. Es ahora la cuarta causa principal de muerte
en los adultos y, a menos que se desarrollen métodos eficaces para la
prevención y el tratamiento, la Enfermedad de Alzheimer alcanzará
proporciones epidémicas para mediados del próximo siglo.Hasta hace
poco, dos anormalidades significativas se han observado en los cerebros
de las personas afectadas por la Enfermedad de Alzheimer: fibras
retorcidas de células nerviosas conocidas como enredos de neurofibrilarios
y una proteína pegajosa llamada beta amiloide.Las fibras enredadas son
los restos dañados de microtúbulos, la estructura de apoyo que permite el
flujo de nutrientes a través de las neuronas. Una forma mutada de la
proteína conocida como tau se encuentra en estos enredos, y algunos
expertos creen que esta versión defectuosa atrae y sostiene proteínas tan
normales que ayudan comúnmente en la fabricación de una estructura de
microtúbulo saludable. El segundo hallazgo significativo es una
concentración alta de la proteína pegajosa conocida como beta amiloide,
que forma parches llamados placas neuríticas. Estas placas se encuentran
fuera de las células nerviosas rodeadas de los restos de neuronas
moribundas. La beta amiloide misma es una astilla de una proteína más
grande conocida como proteína amiloide precursora (APP, pos siglas en
inglés).La beta amiloide también se asocia con niveles reducidos del
neurotransmisor acetilcolina. La acetilcolina forma parte del sistema
colinérgico, esencial para los procesos de la memoria y el aprendizaje, que
se destruye progresivamente en los pacientes con la Enfermedad de
Alzheimer. Existen otros factores que forman parte del proceso; sin
embargo, las personas pueden tener inclusive depósitos densos de beta
amiloide y no presentar señales de la Enfermedad de Alzheimer.Los
investigadores han identificado otras proteínas importantes, entre otras la
proteína de unión asociada de retílo endoplásmico (ERAB, por siglas en
inglés) y AMY117, o placas de AMY, que se encuentran en áreas del
cerebro afectadas por la Enfermedad de Alzheimer. ERAB parece que se
combina con beta amiloide para atraer nueva beta amiloide de fuera de las
células. También parece que las cantidades altas de ERAB mejoran el
poder destructor de nervios de su socio proteico. Las placas de AMY se
asemejan tanto a la beta amiloide, que sólo se pudieron detectar a través
de técnicas sumamente sofisticadas.
6.9 Linfoma Primario del Sistema Nervioso

El linfoma primario del sistema nervioso central (SNC) se define como un


linfoma limitado al axis craneoespinal sin enfermedad sistemica. Se ha
visto una mayor incidencia de esta enfermedad entre pacientes con
síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y entre otras personas
afectadas del sistema inmunológico. La tendencia de la incidencia va
acompañada por un aumento en la mortalidad en ambos grupos. La
historia natural de este trastorno difiere entre los pacientes con SIDA y los
que no tienen SIDA. La topografía axial computarizada (TAC) puede
mostrar realce en círculo en la mitad de los pacientes con SIDA mientras
que los pacientes sin SIDA casi siempre muestran realce homogéneo
solamente. A ambos grupos les va igualmente mal sin terapia, (1-3 meses
de supervivencia media), pero la supervivencia general de los pacientes
tratados es mucho mejor en los que no tienen SIDA (18.9 meses) que en
los que tienen SIDA (2.6 meses). El estado funcional no ambulatorio y la
edad mayor de 60 años son considerados como indicadores importantes
de pronóstico precario. Además, la presencia de disfunciones neurológicas
múltiples, niveles elevados de proteína del líquido cefalorraquídeo y la
localización no hemisférica del tumor han sido asociados con un pronóstico
peor. Cuando el tumor progresa se limita al SNC y/o al ojo. La enfermedad
sistemica oculta puede ser excluida por medio de clasificación con biopsia
de la medula ósea y topografías axiales computarizadas (TAC) del tórax,
abdomen y pelvis. Los pacientes con linfoma primario del SNC asociado
con el SIDA generalmente presentan infecciones del virus de la
inmunodeficiencia humana (VIH), con recuentos de CD4+ de menos de 50
células por mililitro. Consecuentemente, la mayoría de los pacientes
mueren de infecciones oportunistas sin relación con la terapia para el
linfoma. Los grupos que se benefician más de la radioterapia (con o sin
quimioterapia antecedente) son los pacientes VIH-seropositivos sin
infecciones oportunistas previas o tumores para los cuales el linfoma del
SNC es la enfermedad que define el SIDA y aquellos pacientes con un
buen estado de funcionamiento y síntomas atribuibles solamente al linfoma
del SNC. El tratamiento de estos pacientes requiere consideración
especial.

6.10 Tumores

Pueden ser primarios (si se originan primariamente en el Sistema Nervioso


Central) o bien secundarios (si el origen proviene de un tumor situado en
otra parte del cuerpo, pero afecta por metástasis al cerebro a causa de la
transferencia de células malignas). Las fibras nerviosas periféricas que
resultan aplastadas o solo parcialmente cortadas, pueden regenerarse
lentamente si no se han producido daños en el cuerpo celular y en los
segmentos huecos de la vaina de mielina. En esos casos, la parte que no
ha sufrido daños estimula el crecimiento de varios brotes nerviosos en lo
que queda de la fibra.Con una capacidad de crecimiento de 1,5 mm diarios,
la nueva fibra lentamente llega a su conexión previa, restaurándose la
función y sensación. Los brotes no utilizados se degeneran.La
regeneración no se produce en los nervios del cerebro o de la médula
espinal; en lugar de eso, las fibras nerviosas dañadas son envueltas en
tejido cicatricial.

6.11 Drogas en el Sistema Nervioso

Debido a las actividades del sistema nervioso, no sería sorprendente que las
alteraciones de su actividad conduzcan a alteraciones de la conducta y del
comportamiento. Entre las funciones del cerebro que pueden ser alteradas por
sustancias químicas están: La percepción, la coordinación muscular y las
emociones. Aunque el uso de drogas psicoactivas se hallan en todas las edades
y en todos los pueblos, el incremento reciente en la variedad de drogas utilizadas
ha alcanzado niveles dramáticos en la gente joven de los países desarrollados del
mundo. Al considerar la extraordinaria diversidad de drogas psicoactivas, puede
verse que se agrupan en tres categorías en cuanto a su efecto fisiológico y al
comportamiento, éstas son: Estimulantes, depresivos y alucinógenos.
6.11.1 Estimulantes

Los más comunes son la cafeína que se encuentra en el café, té y bebidas


derivadas de la coca. Cada uno de éstos, estimulan el sistema nervioso
simpático, probablemente controlando los centros del hipotálamo.

6.11.2 Depresivos

Reducen la actividad del sistema nervioso, existen cinco subcategorías


que son: Alcoholes etílicos, barbitúricos, tranquilizantes, opiatos y
anestésicos.

6.11.3 Alucinógenos

Presentan un efecto distorsionante de las percepciones visuales y


auditivas del sujeto que las ingiere.El alcohol y las drogas son altamente
dañino para el sistema nervioso. Por su composición, alteran o inhiben las
señales entre las neuronas, poniendo en riesgo el funcionamiento del
organismo.

7 Disciplinas
7.1 Neurofisiología
Estudio de cómo las células nerviosas o neuronas reciben o trasmiten
información. En el procesamiento de las señales nerviosas están
implicados dos tipos de fenómenos: eléctricos y químicos. El proceso
eléctrico propaga una señal en el interior de la neurona, y el proceso
químico trasmite la señal desde una neurona a otra, o a una célula
muscular.

7.2 Neuropsicología
La neuropsicología analiza los fallos funcionales, como los que surgen
como consecuencia de lesiones o ataques cerebrales, y las alteraciones
funcionales del sistema nervioso central, como las que aparecen por la
ingestión de drogas. A raíz de que en las investigaciones
neuropsicológicas se estudiaran las consecuencias de las lesiones y las
operaciones cerebrales, se pasó a experimentar con animales
provocándoles fallos funcionales en determinadas zonas del cerebro. En
voluntarios humanos se han llegado a anular de forma breve y transitoria
centros nerviosos para fines de investigación.

7.3 Psiquiatría
Rama de la medicina especializada en las enfermedades mentales. Los
psiquiatras no sólo diagnostican y tratan estos trastornos sino que también
realizan investigaciones para comprenderlos y prevenirlos.
8 BIBLIOGRAFIA:
 https://www.academia.edu/16150667/Monografia_Histologia_sobre_lo
s_4_tejidos_fundamentales_UPNW
 http://www.facmed.unam.mx/Libro-NeuroFisio/06-
SistemaNervioso/CNS-Overview/SistNervioso.html
 https://www.significados.com/sistema-nervioso/