You are on page 1of 6

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA CENTROAMERICANA

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD

ASIGNACIÓN:
“REVISION BIBLIOGRAFICA: AFO & KAFO”

ASIGNATURA:
Ortesis y Prótesis – TFO 767

SECCIÓN: 404 TRIMESTRE: I - 2019

DOCENTE:
Dra. Ingrid Ramos

Nombre del Estudiante:


Daisy Crespo 11551079

Tegucigalpa, M.D.C Enero 25, 2019.


AFOs & KAFOs

El termino ortesis viene del griego orthosis, que significa poner recto. A lo largo de la
historia las ortesis han sido aparatos que sólo se han utilizado para colocar rectas las
extremidades y la columna, pero desde hace un tiempo han comenzado a utilizarse
con objetivos preventivos de las deformidades, también para mantener una función, y
con objetivo funcional.

Se define como ortesis a un aparato médico aplicado en o alrededor de un segmento


corporal, que reduce deficiencias o alteraciones funcionales. Para nombrar a estas se
utilizo a las articulaciones mayores como elemento de definición de la ortesis, de
forma que combinando las iniciales de las letras de las articulaciones creara su
acrónimo.

AFO (ANKLE – FOOT - ORTHESIS)


Las AFO en español se traducen a ortesis de tobillo y pie. Son ortesis que funcionan
para controlar el pie, la articulación del tobillo, y de forma indirecta la rodilla.
Su función consiste en restringir la flexión plantar provocada por el peso y la gravedad
y controlar la fuerza de reacción del suelo en el inicio del apoyo y en la toma de
contacto y evitar el apoyo del antepié o la caída brusca de la punta del pie,
remedando el efecto que hacen los músculos dorsiflexores, permitiendo el aterrizaje
suave del pie en el suelo. Durante la fase de oscilación tiene como misión
contrarrestar la fuerza de la gravedad que llevaría el pie hacia una flexión exagerada,
así como impedir la hiperflexión de la cadera y rodilla, es decir, actuar sobre las
anormalidades de la marcha.

BIOMECÁNICA PARA EL CONTROL


 Sistema de tres puntos.
El control de las ortesis se basa en el sistema de aplicación de fuerza a través de
tres puntos. La fuerza de corrección se aplica siempre sobre el lado convexo de la
curva, colocándose dos fuerzas en el lado contralateral. Si se incrementa la
distancia de las fuerzas de contra reacción, también se incrementa la efectividad.
Las ortesis deben evitar las prominencias óseas, para que la efectividad de la
fuerza de tres puntos.
Para llegar a obtener una estabilidad adecuada mediolateral de la articulación
subastragalina y un control de la eversión subtalar, la fuerza de tres puntos debe
colocarse proximalmente al maléolo interno y al sustentaculum tali. La presión no
debe aplicarse directamente sobre el maléolo, si no por encima y debajo del
mismo. El sustentaculum tali se localiza en la parte final del calcáneo y si se
estabiliza correctamente, por medio de una almohadilla, es un punto muy
adecuado para sostener al calcáneo. Las dos fuerzas de contrarreacción deben
colocarse por encima y debajo de la articulación, tan lejos como sea posible, para
incrementar el brazo de palanca.
La inversión subtalar, debido a una fuerza no opuesta al tibial anterior, puede
controlarse a través de una fuerza situada proximalmente al maléolo peroneal,
sobre el cuboides, porque no es posible aplicar la fuerza directamente sobre el
maléolo perineal. Las dos fuerzas de contra reacción deben colocarse en la parte
distal interna del calcáneo y en la parte proximal de la tibia. sea adecuada y
consiga sus objetivos.
 Bloqueo de la flexión plantar.
Un bloqueo de la flexión plantar se coloca para sustituir una inadecuada fuerza de
los dorsiflexores, incluyendo el tibial anterior, extensor hallucis longus y extensor
digitorum longus, durante la fase de oscilación. Esto es efectivo para limitar la
plantiflexión de la articulación subastragalina.
 Bloqueo de la dorsiflexión.
Se utiliza un stop anterior en las AFO para simular el despegue y sustituir la
debilidad de los gemelos y sóleo. El stop limita el avance de la tibia durante la
media estancia y da estabilidad en el plano sagital, limitando la dorsiflexión de la
articulación talocalcánea, dando estabilidad en la marcha.
 Asistencia a la dorsiflexión.
Se puede conseguir a través de la memoria del material del que esté construida la
ortesis o también a través de una articulación, de esta forma hace que la
articulación subastragalina provoque una dorsiflexión, para elevar el pie del suelo
durante la fase de oscilación y consiguiendo una plantiflexión en el momento de la
carga, que provoca una disminución del momento flexor plantar y que puede
desestabilizar la rodilla.

TIPOS
Existen diferentes tipos de AFOs, dependiendo de el diseño de las mismas.
 AFO Convencionales.
Las AFO convencionales están compuestas por calzado, abrazadera, tutores
con estribo y articulaciones que se unen al calzado.
 AFO de plástico o fibra de carbono. (No articuladas o rigidas y articuladas).
Han supuesto un avance importante en la ortetización, ya que son más
cosméticas, menos pesadas y más funcionales. La modificación respecto a las
AFO convencionales viene determinada porque, aunque disponen de
abrazadera, los tutores y el estribo se sustituyen por plástico, generalmente
polipropileno, fibra de carbono, carbón unilateral, dyneema o aramida.
El uso de los plásticos u otro material dependerá de que se opte por resistencia
y rigidez o por flexibilidad.
 AFO Hibridas.
También existe otra clasificación en función a las diferentes patologías del miembro
inferior.
 Ortesis de pie y tobillo largas o infrapopliteas, suelen ser AFO rígidas (Rancho
de los amigos®), AFO articuladas en tobillo (Velocity® LS).
 Ortesis de pie y tobillo cortas (1/3 inferior de la pierna, Bebax®, Denis-Brown®).
 AFO Estándar o prefabricadas (articuladas o ijas, Trulife AFOs, Walkers).
 AFO a medida (DAFO cascade).
 AFO pediátricas (con molde previo de la pierna/tobillo, Richie Brace®).

INDICACIONES
 Inadecuada dorsiflexión en la oscilación de la extremidad durante la marcha.
 Inadecuada dorsiflexión durante la fase de apoyo de la marcha.
 Inestabilidad medio lateral del tobillo y el pie durante la marcha.
 Inestabilidad de la tibia durante la fase de apoyo de la marcha.
 Patologías comunes: parálisis cerebral, espina bífida, trauma, ECV,
poliomielitis, esclerosis múltiple, traumas.

KAFO (KNEE – ANKLE – FOOT – ORTHESIS)


Las KAFO en español se traduces a ortesis de rodilla, tobillo y pie. Son ortesis para
el control del pie y de las articulaciones de tobillo y rodilla. Su función es estabilizar
las articulaciones y asistir a los músculos de la pierna.

BIOMECÁNICA PARA EL CONTROL


Hay tres tipos de articulaciones disponibles con diferentes cierres.

La primera es una articulación libre, que se bloquea para la bipedestación a través de


un sistema conectado a la misma mediante cables o un aro, que permite el bloqueo/
desbloqueo para la sedestación y bipedestación. Este sistema está recomendado en
sujetos que utilizan KAFO en ambas extremidades, pero tiene el inconveniente de que
es poco cosmética debido a la profusión de los cables o del aro.

El segundo sistema es cuando la articulación es libre, pero se bloquea por medio de


anillas, que sirven para mantener la articulación en extensión completa de rodilla,
mejorando la estabilidad. Es un sistema cosmético, pero que requiere de buena
función manual para su manejo.

El tercer sistema es el de articulación libre pero retrasada, de forma que la articulación


se encuentra por detrás del eje anatómico y, por tanto, también de las barras que
unen la articulación, lo que permite que en la bipedestación el centro de masa pase
por la articulación anatómica del sujeto. Cuando el sujeto tenga una afectación
unilateral del cuádriceps, puede utilizarse este sistema, usado en unión de una
articulación en el tobillo que permita 10º de flexión plantar. Las ventajas de utilizar
este sistema es que reduce el consumo energético, para permitir el paso del centro
de masa durante la fase de oscilación, facilitar la transferencia de sedestación a
bipedestación y a la inversa y mejorar la cosmética de la marcha. Las desventajas
son la inestabilidad cuando el paciente se echa hacia atrás o circula por terrenos
irregulares.
TIPOS
Existen diferentes tipos de KAFOs, dependiendo del diseño de las mismas.
 KAFO Convencionales.
Las KAFO convencionales están compuestas por un calzado, abrazadera a nivel
de muslo y de tercio superior de la pierna, tiras suprapatelar e infrapatelar dos
tutores unidos mediante un estribo y articulaciones a nivel de rodilla y de tobillo.
 KAFO de plástico y fibra de carbono.
Estas utilizan el mismo tipo de articulaciones que las convencionales, pero las
abrazaderas del muslo y pierna se sustituyen por material plástico, que permite
mayor control en los planos sagital y coronal. La parte del tobillo suele ser una
AFO sólida. Las desventajas de estos modelos es que una vez construidos no
puede modificarse el mecanismo de control del tobillo, si cambian las necesidades
biomecánicas del paciente y también las dificultades para modificar los plásticos
si el paciente cambia de altura, complexión o peso.
 KAFO Hibrida.
Aquí los tutores permiten alargar la ortesis si el paciente crece y adecuar así la
posición de las articulaciones. Además, el uso de laminados permite mejorar el
control en los planos sagital y coronal.
 KAFO Eléctrico.
 KAFO Dinámico.

INDICACIONES
Están indicadas cuando hay:
 Inestabilidad de rodilla en el plano sagital, como sucede en la debilidad de
cuádriceps, sea cual sea su origen, y en el genu recurvatum.
 Inestabilidad medio lateral, varo o valgo de la rodilla, o desaxación
institucionalizada de la extremidad.
 En patologías que causen paresias o parálisis como: poliomielitis, distrofia
muscular, esclerosis múltiple, lesiones de medula espinal.
BIBLIOGRAFÍA

 Zambudio R. Protesis, ortesis y ayudas técnicas. España: Elsevier; 2009.

 Cortes JM. Biomecanica en las AFOS. Revista Española de Podologia [Internet].


2012 [citado 24 Febrero 2019]; 23(5): 184-194. Disponible en:
file:///C:/Users/HP/Downloads/X0210123812502815.pdf

 Tian F, Hefsy M, Elahinia M. State of the art review of knee - ankle - foot orthoses.
Annals of Biomedical Engineering [Internet]. 2015 [Citado 24 Febrero 2019]; 43(2):
427 – 441. Disponible en:
https://search.proquest.com/docview/1657498904/D2AA7F2DF4204925PQ/2?ac
countid=35325