You are on page 1of 12

Encuadre par debat zizek Peterson

Lo primero que salta a la vista en la revisión de los principales


aspectos desarrollados en el debate, son las nociones ligados a la
felicidad que esgrimieron cada uno de los exponentes. Por un lado,
se vincula exactamente como a Kant, que la felicidad debía ser un
añadido y no el objetivo principal por el cual desenvolver los
criterios de la acción individual. Es un premio, pero sin embargo
para no caer en posiciones eudamonísticas concuerdan ambos en
dicha consideración.

Cabe recordar el famoso cuestionario rescatado por el texto de


Fromm asociado a la publicación de los manuscritos de París, donde
Marx postula su idea de felicidad como Lucha.
Cabría preguntarse entonces si no estamos devuelta en la ética de las
virtudes pero sin un telón de objetividad, que se desarrolla como
muy bien se sintetiza, en torno a una crítica del sistema como tal por
parte de Zizek pero sin reconocer la existencia de exponentes como
Marcuse o Adorno que realmente corresponden a lo que se
denomina, sin peyorativa de por medio “neomarxismo cultural”

Este resumen se realizó en vivo por twitter en el siguiente


enlace: Estamos Filosofando
Peterson (P:) comenzó presentando su lectura del Manifiesto
del partido comunista, un panfleto político destinado a la
divulgación. Luego presentó la posición del marxismo como
un "espantapájaros".

P: dedicó buena parte de su primera intervención a atacar la


idea marxista de "dictadura de proletariado" que no es la
etapa final del comunismo, sino una etapa intermedia dado
que el marxismo clásico busca la anulación del Estado (a
diferencia del marxismo-leninismo).

P: cierra con la idea de que el capitalismo ha levantado a


millones de la pobreza. En el comienzo de su ponencia Zizek
(Z:) le responde ante literam: si hay un caso de éxito al
respecto es curiosamente China (un país que él no
caracteriza como comunista sino capitalista de Estado).

"Cuando Dios ha muerto no es que todo esté permitido sino


que todo está prohibido" Z: menciona que el problema de las
ideologías es que los líderes se sitúan como criterio moral,
punto que P: mencionó pero sólo refiriéndose al "marxismo".

Z: Los liberales multiculturalistas aman denigrar la supuesta


cultura eurocentrista creando la paradoja de obligar a los
demás a aceptar su idiosincrasia particular. Esta narrativa es
tan cuestionable como la presentada por la ultra-derecha.
Z: el problema con las ideologías y las historias que nos
contamos a nosotros mismos es siempre una mentira que
contamos para darle sentido a nuestra propia vida y
frustraciones, pero siempre desde un punto de vista parcial e
incluso velado a nosotros mismos.

Z: El "marxismo cultural" o incluso la forma en que los


liberales comprenden el fenómeno de Trump no son sino
narrativas que nos otorgamos para situarnos a nosotros
mismos ante el Otro.

Z: El problema con la cultura de lo políticamente correcto es


una obsesión con un igualitarismo que equipara a los
particulares pero no busca crear condiciones para su
desarrollo. El movimiento MeToo está bien intencionado pero
busca aquel igualitarismo que se obsesiona con los
perpetradores.

Z: La naturaleza no es sistema jerárquico sino está llena de


improvisaciones (como en la cocina francesa). La
contribución del cristianismo es mostrar que lo humano está
sobre la naturaleza e incluso puede abolirlo. Se requiere de
un esfuerzo para alcanzar esta liberación.

Z: Kierkegaard, mi teólogo —y el de todos— favorito escribió:


un hijo no obedece al padre por sus capacidades y
competencias sino porque es su padre. Esta autoridad no
existe en la naturaleza es una producción social. El poder
político se debe separar de esta autoridad.

Z: Existen antagonismos actuales (ecología, nuevas formas


de apartheid y la biotecnología) que amenazan la propia
reproductibilidad del capitalismo y su consecuente crisis. La
lógica del capitalismo es su propia reproducción (no la
maldad de los capitalistas).

Z: Siguiendo a Marx quizá en el siglo pasado se llevó


demasiado lejos la onceava tesis contra Feuerbach: se
intentó cambiar demasiado rápido el mundo cuando lo que
hacía falta era interpretarlo.

Z: la aparición de nuevas bio-tecnologías como links neurales


pueden volverse una herramienta para el control social.

Z: El capitalismo de mercado hace grandes cosas pero se


debe limitar y controlar de algún modo (soy comunista: para
provocarlos). El neoliberalismo es un término equivoco, en
muchos de esos países el Estado juega un papel enorme. El
mercado ya está limitado pero no de buena forma.

P: Zizek se enfocó más a critica el capitalismo que a


defender el marxismo. El capitalismo tiene sus problemas
pero es la menos mala de todas las alternativas. Coincido
que hay una economización de la vida humana aunque hay
una cierta relación entre riqueza y felicidad.

P: Los problemas ecológicos son graves pero no tan graves


como lo quieren presentar los más catastróficos. No hay
evidencia que nos estemos quedando sin recursos naturales.

P: No escuché en Zizek una defensa del marxismo e incluso


la cultura de lo políticamente correcto (que Zizek criticó) es
una consecuencia directa del pensamiento marxista.

P: Quizá el capitalismo no resuelva todos nuestros problemas


pero sí lo hará la responsabilidad personal en un bien común
en un valor último: un herencia de nuestra cultura judeo-
cristiana.

Z: Si el tema es la felicidad resulta paradójico que algunas


mediciones no siempre aparecen los países más ricos. Si se
trata de felicidad quizá lo mejor no sería la democracia pues
esto trae demasiada responsabilidad y así es posible culpar
al Otro como sucedía en la Checoslovaquia comunista.

Z: Mi argumento no es a favor del comunismo sino más bien


contra la felicidad y la naturaleza corruptiva de la felicidad.
La felicidad se debe considerar como un subproducto si te
enfocas en ello estás perdido [aquí Zizek sigue a Kant].

Z: La paradoja de China es que el estado es el mejor


protector del capital y supresor de los trabajadores. Lo que
me preocupa es el maridaje entre el capitalismo y el Estado
Autoritario (la democracia no viene por automático con el
capitalismo).

Z: Estoy de acuerdo con tu lectura del manifiesto del partido


comunista: Marx no tenía una teoría del estado ni del poder
sólo una intuición económica.

Z: Hay ciertos problemas que no se pueden dejar


simplemente al mercado (por ejemplo el desastre de los
océanos) se necesita algún tipo de cooperación internacional
más que algún nuevo partido leninista. Soy un pesimista, no
comparto el optimismo ingenuo de Marx.
P: Siendo que eres un marxista extraño y original ¿por qué te
parece apropiado defender el marxismo y no una especie de
'zizekismo'?

Z: Admiro en Marx (no la simplicidad del manifiesto) sino su


crítica a la economía política y su análisis crítico a la política
como un tremendo logro.

Z: Más que marxista me defino como un hegeliano. Hegel es


considerado un loco pero es mucho más modesto y abierto.
Mientras que Marx cree que estamos en un momento crucial
de la historia y debemos actuar ahora en Hegel está posición
es imposible.

Z: Pretendo una nueva inversión del materialismo al


hegelianismo. En la introducción de la Filosofía del
derecho Hegel menciona que el búho de Minerva solo
aparece al atardecer (la historia sólo se comprende cuando
ya pasó). La filosofía no ve el futuro y esto es apertura
absoluta.

P: Su defensa al marxismo podría ser recibido por las nuevas


generaciones como una invitación a sus tendencias más
peligrosas y violentas.

Z: Llamas a tu adversario ¨neo-marxismo postmoderno"


(cultura, políticamente correcto, etc). Quisiera saber
quiénes son los marxistas aquí, mencione autores.

Z: Lo que llamas ¨neo-marxismo postmoderno" ¿qué tiene de


marxista? Estos liberales, políticamente correcto, de los que
hablas no son marxistas sino hiper-moralistas que ya
aceptaron su propia derrota.

P: Veo la unión de marxismo-postmodernismo en el intento


de reemplazar el opresor burgués por un grupo de identidad
'identity group' (p. e. hombre, blanco, heterosexual, etc.)

Z: Estoy totalmente de acuerdo, y justo eso no es marxismo.

P: En los 60s Derrida y Foucault perdieron la batalla moral


cuando salió a la luz la verdad del estalinismo y maoísmo y
cambiaron su enemigo del burgués a grupos de identidad, así
escondieron su estructura marxista en la discusión. [Peterson
ignora aquí al padre del new left: Marcuse].

P: Comprendo que los postmodernos critican las


metanarrativas y el marxismo es justamente una, aún así,
veo el maridaje pues es la misma estructura:
oprimido/opresor. (Peterson insiste en que el marxismo
defiende la moralidad absoluta del oprimido).

Z: Me sorprende que menciones a Foucault pues su enemigo


era precisamente el marxismo cuando p. e. nunca pretendió
un cambio radical como pretendían los marxistas.

Moderador (M): ¿Cómo se puede alcanzar la verdadera


felicidad?

Z: No me importa.

P: Estoy de acuerdo con Z, no es algo que se pueda buscar


directamente, es más bien como la gracia.

Z: Estoy de acuerdo incluso con el tono teológico, la gracia


se puede entender en categorías ateas.

P: Cuando se actúa bajo una responsabilidad moral personal


es posible recibir una suerte de gracia que es la felicidad.

Z: Esto que dices de la felicidad se puede decir también del


amor que tiene algo trágico. El amor es algo que nos sucede
repentinamente y nos trastorna.

Z: Me gusta esta idea de Chesterton, cuando Jesús está en la


cruz y pregunta ¿por qué me has abandonado? al menos por
un segundo Dios se vuelve un ateo. Esto es algo único del
cristianismo, donde el hombre no está sólo separado de Dios
sino también Dios consigo mismo.

Z: Por eso esta idea de felicidad de la unión con lo absoluto


no es una idea que comparto y ajena al cristianismo.
P: La vida es un reto y hay consenso en las escuelas
psicológicas que la exposición a los obstáculos funciona. Las
personas son más capaces de bondad que de maldad.

P: La solución de los problemas sólo puede venir de la


responsabilidad personal que cada uno asuma y eso puede
llevar incluso a resolver problemas sociales más allá de lo
que digan ciertos intelectuales. No sólo puedo mejorar mi
situación también puedo aprender de mis errores.

Z: Hegel lee la caída como "felix culpa" gracias a ella


dejamos de ser animales y por ella podemos ver la bondad,
como una paradoja dialéctica, que crea de forma retroactiva
la condición por la cual precisamente hubo una caída.

Z: La lección del psicoanálisis es que en nuestros tiempos de


supuesta permisividad, precisamente por eso, estamos más
reprimidos. Eso es ideología, como el chiste de Niels Bohr
quien poseía una herradura aunque no creyera en
supersticiones pues "funciona aunque no se crea".

P: Recomiendo a las personas que se vean así mismas como


si no supieran quiénes son o porqué hacen las cosas pues la
lección del psicoanálisis es que no sólo heredamos ideas de
otras personas sino incluso personalidades. Sólo así se puede
distinguir lo que constituye a la persona.

P: Mi defensa es de una responsabilidad personal pero no de


una forma exclusiva como Ayn Rand sino que esta
responsabilidad también ayude a las personas alrededor.

Z: Aquellos que critican mi eurocentrismo ignoran que el


orientalismo también se ha utilizado para cometer
atrocidades. Himmler cargaba siempre el Bhagavad Gita pues
una forma que ayudaba a los soldados nazi a cometer
atrocidades era mantener una distancia (avatar) con ellos
mismos.

Z: El imperialismo japonés utilizó el budismo zen para


justificar atrocidades pues desde esa perspectiva "no hay un
individuo" que esté causando daño. Incluso las doctrinas más
puras pueden ser utilizadas para justificar causas terribles.

M: ¿Qué esperan que la gente se lleve de este debate y


porqué?

P: La creencia del poder de la comunicación de personas con


puntos de vista distinto. En grupos liberales se defiende la
peligrosa y falsa idea de que en realidad cada persona sólo
es un avatar de su identity group.

Z: No hay sólo dos alternativas entre los alt-right y la cultura


políticamente correcta. Si eres de izquierda no te sientas
obligado a ser políticamente correcto. No temas pensar. Si
no estás de acuerdo con alguien piensa y no sólo le llames
fascista.

Z: Incluso Trump con quien no estoy de acuerdo en nada, lo


siento, pero no es un fascista. Esta actitud perezosa hace
muy fácil que se jueguen estos juegos. No es tan simple
como eso. No quiero con esto un resultado optimista sino
incomodarlos un poco. Hacerlos pensar.
Con esto termina el debate.

*Dr. Alejandro Cavallazzi Sánchez (México D.F., 1983) es


licenciado en filosofía por la Universidad Panamericana,
maestro en filosofía por la Universidad Iberoamericana y
doctor en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de
México Fue profesor-investigador de tiempo completo en la
Universidad del Valle con sede en la ciudad de Cali,
Colombia. Actualmente realiza su estancia postdoctoral en la
Universidad Iberoamericana de la ciudad de México. Ha
participado en coloquios y estancias de investigación a nivel
nacional e internacional. Es autor de diversos artículos en
revistas especializadas de filosofía y coautor de la obra La
filosofía del siglo XX: un mapa bibliográfico junto con el Dr.
Luis Guerrero Martínez. Sus intereses académicos giran en
torno a la relación entre Hegel y el post-hegelianismo en
autores como: Marx, Feuerbach y Kierkegaard y temas como
dialéctica, subjetividad y antifilosofía.

El doctor Cavallazzi realiza el proyecto de divulgación


filosófica estamos filosofando donde presenta la historia de
la filosofía desde su comienzo de manera sencilla a través de
videos semanales en su canal de
Youtube: https://www.youtube.com/estamosfilosofando