You are on page 1of 3

Afasiología lingüística

Como fruto de la unión entre la psicología cognitiva y la neuropsicología surgió la


psicología cognitiva qué tiene dos objetivos básicos: explicar los patrones de la
conducta, sanas e incapacitadas, observadas en enfermos con lesiones cerebrales en uno
o más componentes de un modelo teórico de funcionamiento cognitivo normal, y
también extraer conclusiones sobre los procesos cognitivos intactos y normales de
aquellas conductas bien intactas bien dañadas observadas en personas con daño
cerebral.
El estudio de las funciones del lenguaje es tan sólo una parte de esta disciplina,
recientemente se han denominado Afasiología lingüística al estudio del lenguaje
desde este modelo.
Los Afasiólogos lingüísticos basan sus modelos del procesamiento lingüístico
estudiando poblaciones que padecen lesiones cerebrales.
Una de las premisas de esta aproximación al estudio del lenguaje es que la mente se
haya compuesta por una serie de elementos de procesamiento, módulos, que pueden
disociarse.
Estos módulos estarían relacionados con áreas diferentes del cerebro, si se acepta que el
daño cerebral puede proporcionarnos cierta comprensión de cómo funcionan los
procesos cognitivos complejos como lenguaje en las personas sanas. Entonces como
señala claramente Caramazza (1984) puede deducirse que estos módulos nerviosos
resultan dañados de forma distinta (fraccionamiento) y que, una vez dañado podemos
determinar qué capacidad lingüística específica se ha perdido (transparencia).
Los modelos surgidos de este modelo de estudio no guardaban relación con las
estructuras neurológicas, como fue el caso del famoso modelo de Wernicke-Lichtheim.
Los investigadores que se agrupan bajo este paradigma señalan, correctamente que estos
primeros diagramas eran excesivamente simplistas en su análisis de los procesos
lingüísticos.
Algunos apuntan que lo que en realidad necesitamos es una mejor y más completa
comprensión de los procesos Implicados en la creación y comprensión del lenguaje
(hallazgos psicolingüísticos) antes de poder relacionarlos acertadamente con las
estructuras nerviosas (hallazgos neurolinguísticos).
Sin embargo la investigación con usuarios de lenguaje oral y de signos que indica que
distintos aspectos de lenguaje, como el acceso al vocabulario y la codificación
gramatical, pueden disociarse y verse afectados diferencialmente tras una lesión
cerebral.
Los Afasiólogos lingüísticos critican también la terminología tradicional sobre los
síndromes afásicos utilizada en diversos campos según ellos:
 No son lo suficientemente específico en su análisis de los trastornos de lenguaje
 No es necesario que estén presentes muchos componentes del síndrome para
incluir al enfermo dentro de la categoría, por ejemplo agramatismo no es un
rasgo necesario de la afasia de Broca
 Muchos aspectos son compartidos por síndromes distintos (por ejemplo la
anomia)
 Y por último muchos enfermos quizás debido a la naturaleza intrínsecamente
difusa del propio daño cerebral, no pueden clasificarse de forma clara abajo
ninguno de los criterios diagnósticos de síndromes establecido.

Estas críticas se encuentran bien fundamentadas y han llevado a que han llevado a que
muchos investigadores vuelvan al estudio detallado de cada caso individual de daño
cerebral, a diferencia de los estudios de grupos, Camazza (1984).
Por ejemplo si consideramos el síndrome de la afasia de Broca, a menudo incluye
apraxias en el habla, anartría, disartría y agramatismo, así como perturbaciones de la
repetición de la lectura y la escritura. Estás características asociadas se pueden
descomponer en términos de áreas diferenciadas de daño cerebral que tengan un
sentido desde el punto de vista neurológico, de este modo, la apraxia del habla parece
estar asociada a una lesión limitada al área de Broca (por ejemplo la tercera
circunvolución frontal del lado izquierdo).Aunque por lo general, la Apraxia del habla
se presenta acompañada de afasia, puede aparecer aisladamente. Los afásicos de broca
son a menudo disártricos, pero no siempre.
Por último hoy en día resulta evidente que la afasia de Broca no tiene por qué
caracterizarse por la presencia de agramatismo, en algunos casos los errores cometidos
por estos enfermos al hablar se producen por elementos importantes del contenido, más
que por elementos gramaticales.
Por lo tanto, hemos de investigar los foco de lesión que provocan este síndrome con y
sin agramatismo.
Mohr (1976),en una revisión de las actas de autopsias del Hospital General de
Massachusetts, encontró que una lesión limitada al área de Broca era insuficiente para
provocar una afasia de Broca persistente con todos los elementos incluidos
generalmente bajo este síndrome. En realidad, es preciso un infarto mucho más extenso
que afecta además del área de Broca, a la ínsula y a la región subyacente a ésta, a las
circunvoluciones pre- y post- centrales, así como muy a menudo al córtex parietal
anterior.
Título Afasiología Lingüística

Nombres y Apellidos Código de estudiante


Estudiante Chávez Flores Ruthy
Ramos Montero Yesica
Terán Calizaya Angélica Fátima
Claros Benigna
Brayan Blanco
Docente Lider Morales Barboza

Carrera Psicología
Asignatura Psicolingüística
Grupo B
Fecha 16/10/2017
Periodo Académico 5to semestre
Subsede 5to Semestre
Santa Cruz