You are on page 1of 4

consiste en un enfoque multidisciplinario que hace foco en las particularidades comunes a

diversas entidades. El biólogo de origen austriaco Karl Ludwig von Bertalanf (1901–1972),
cuentan los historiadores, fue quien se encargó de introducir este concepto a mediados
del siglo XX. ya que busca reglas de valor general que puedan ser aplicadas a toda clase
de sistemas y con cualquier grado de realidad. Cabe destacar que los sistemas consisten en
módulos ordenados de piezas que se encuentran interrelacionadas y que interactúan entre sí.

Puede distinguirse entre un sistema conceptual o ideal(basado en un grupo organizado de


definiciones, símbolos y otros instrumentos vinculados al pensamiento) y uno real(una entidad
material con componentes ordenados que interactúan de modo en que las propiedades del
conjunto no pueden deducirse por completo de las propiedades de la partes).

Pese a que la teoría de sistemas surgió de la mano de un especialista en biología, con el paso
del tiempo se extendió a diferentes campos de estudio, como la cibernética y la información.
El sociólogo alemán Niklas Luhmann (1927–1998) ha sido uno de los responsables de adaptar
y aplicarla en el ámbito de las ciencias sociales.

Entre los principios de la teoría de sistemas, se pueden mencionar la utilización de los mismos
conceptos para describir los rasgos principales de sistemas diferentes, la búsqueda de leyes
generales que facilitan la comprensión de la dinámica de cualquier sistema y la formalización
de las descripciones de la realidad. En conclusión, puede resaltarse que posee un carácter
dinámico, multidimensional y multidisciplinario.

Propiedades de un sistema abierto

* Totalidad: un sistema es un todo comprendido por sus componentes y sus propiedades, una
organización en la que el comportamiento y la expresión de cada uno repercute y es afectada
por los demás. Este tipo de sistema es mucho más que la mera suma de cada una de sus
partes;

* Objetivo: aunque un sistema haya sido concebido de manera disfuncional, siempre tiene un
objetivo en común y tiende a la supervivencia, lucha por no desintegrarse, por perjudicial que
parezca dicho grupo para algunos de sus integrantes;

* Equifinalidad: el mismo resultado puede obtenerse a partir de condiciones diferentes, así


como el mismo origen puede llevar a finales diversos, porque el punto clave es la naturaleza de
la organización y la interacción que se dé entre sus componentes;

* Protección y crecimiento: en los sistemas coexisten una fuerza que hace que el sistema
mantenga su estado anterior y otra que provoca cambios en el mismo, lo cual asegura a la vez
la estabilidad y la adaptación a situaciones nuevas;

* Equipotencialidad: asociada a la frase “el pasado no existe y el futuro es impredecible”,


define que un mismo comienzo puede llevar a resultados diferentes, que al extinguirse un
componente, otro puede tomar su lugar.

Ahora entrando en materia veamos los aportes de Bertalanffy a la teoría de sistemas


1. Dio origen al pensamiento sistémico, el cual proponía la unificación de
las ciencias bajo un modo de pensamiento holista que permitiera comprender el
mundo como una totalidad armónica en la diversidad de sus manifestaciones;
2. Entendió por sistémico al arte de ver, averiguar y reconocer conexiones entre
las entidades observadas.
3. Propuso la teoría general de sistemas, con el propósito de resolver las
dificultades a las que se enfrentaba la biología para explicar los fenómenos
biológicos, debido al predominio de la aplicación de métodos reduccionistas.
4. Ofreció un modelo para comprender en conjunto diversos fenómenos
biológicos como: el crecimiento, la regulación y el equilibrio.
5. Defendió la importancia de descubrir las leyes de la organización que
gobiernan el funcionamiento de las diferentes clases de sistemas.

La teoría de sistemas viene a romper con el viejo paradigma anterior mecanicista-


positivista y propone una nueva explicación del mundo basada en el concepto de
sistemas, la interacción entre sus partes y su relación con el entorno, lo que dio lugar al
enfoque sistémico-cibernético.
Sistémico-cibernético
 Se basa en la concepción sistema/entorno
 Estructura dinámica. Los sistemas no dependen de una estructura dada, esta se
forma a través de la interacción con el entorno

Se trata del movimiento, relaciones, comunicación, sistemas de información, toma de


decisiones, ejecución etc. de un grupo. Estos procesos suelen ser homogéneos conceptualmente
pero diferentes a la hora de operar, La influencia en los grupos nos permite modificar la
conducta de los mismos y dirigirlos hacia una meta. La forma de influenciar en sus procesos se
realiza mediante la aplicación al mismo de técnicas y procedimientos empíricos, sistémicos y
validos que nos permiten posteriormente evaluar el impacto sobre el grupo de dichos
procedimientos.

Es recomendable observar en la dinámica grupal los siguientes aspectos:

1.-Interacciones entre sus miembros.

2.-Sistema de creencias, valores y conductas de sus miembros.

3.-Estudio de la relación coste/eficacia grupal.

4.-El grupo puede informar cómo actuar preventivamente a sus miembros sobre algún problema
con el que aún no se han enfrentado.

5.-Actividades, experiencias y ejercicios que se realizaron en el grupo etc.

6.-Experiencias emocionales intra e intergrupales.

7.-Resolucion de problemas y conflictos intra y extra grupales.


8.-Retroalimentacion sobre las conductas de sus miembros.

9.-Sistemas de presión, coerción y estabilidad del grupo hacia sus miembros.

10.-Sugerencias, apoyo y cohesión.

Trabajar con grupos humanos es una tarea atractiva, pero también puede ser muy difícil. Cada
grupo es único y por eso diferente. Entre sus componentes puede haber personalidades llenas de
perspectivas, miedos, virtudes y conflictos. Conducir un grupo con soltura requiere ser
observador, analítico, creativo y tolerante. La Dinámica de Grupos hace referencia a las fuerzas
de movimiento, acción, interacción, etc. que conciernen a un grupo a lo largo de su vida y que
caracterizan su forma de comportarse. Se ocupa también del estudio de la conducta de los
grupos como un todo y de las variaciones de la conducta individual de sus miembros como
tales, así como de las relaciones entre los grupos, de formular leyes o principios y de derivar
técnicas que aumenten la eficacia de los grupos. Por tanto, es un conjunto amplio de técnicas
para el estudio, manejo, organización y conducción de los grupos. Es una forma de inventar el
trabajo, donde se apuesta por la cooperación, la participación democrática, la confianza en los
demás para conseguir resultados que beneficien tanto al grupo como a cada persona, adaptando
esas técnicas a las características de cada grupo. Para que la actividad del grupo sea eficaz,
todos los elementos que intervienen en su proceso deben ser atendidos. No podemos hablar de
trabajo en grupo si no hay una participación efectiva; si no se provoca un clima que sirva para
afrontar situaciones conflictivas o que favorezca la cooperación, la cohesión o la evaluación.
Todos estos elementos se van a dar siempre, independientemente del ámbito de la dinámica de
grupos. La dinámica de un grupo es compleja y en ella inciden diferentes elementos, como
estilos de comunicación, niveles de cohesión y motivación, funciones y normas internas, etc.

TEORIA GENERAL DE SISTEMAS.- defiende que un grupo es un conjunto de elementos o partes


interdependientes e intenta describir adecuadamente los procesos que acontecen intra y extra
grupalmente:

a) Estudia la dinámica dentro del propio grupo.


b) Estudia la dinámica entre el individuo, el grupo y el sistema socio-profesional.
c) Delimita las líneas de separación entre el grupo y su entorno.
e) Explica el conflicto tanto en el seno del grupo como entre este y otras instancias del entorno o
ambiente externo al mismo.

teoría de sistemas o enfoque sistémico es un esfuerzo de estudio interdisciplinario que trata de


encontrar las propiedades comunes a entidades llamadas sistemas. Éstos se presentan en todos
los niveles de la realidad, pero que tradicionalmente son objetivos de disciplinas académicas
diferentes. Su puesta en marcha se atribuye al biólogo austriaco Ludwig von Bertalanffy, quien
acuñó la denominación a mediados del siglo XX. El concepto de sistema busca reglas de valor
general, aplicables a cualquier sistema y en cualquier nivel de la realidad.
La cibernética es una disciplina íntimamente vinculada con la teoría general de
sistemas, al grado en que muchos la consideran inseparable de esta, y se ocupa del
estudio de: el mando, el control, las regulaciones y el gobierno de los sistemas. El
propósito de la cibernética es desarrollar un lenguaje y técnicas que nos permitan atacar
los problemas de control y comunicación en general. La cibernética es el estudio
interdisciplinario de la estructura de los sistemas reguladores. La cibernética está
estrechamente vinculada a la teoría de control y a la teoría de sistemas. Tanto en sus
orígenes como en su evolución, en la segunda mitad del siglo XX, la cibernética es
igualmente aplicable a los sistemas físicos y sociales. Los sistemas complejos afectan y
luego se adaptan a su ambiente externo; en términos técnicos, se centra en funciones
de control y comunicación: ambos fenómenos externos e internos del/al sistema. Esta
capacidad es natural en los organismos vivos y se ha imitado en máquinas y
organizaciones. Especial atención se presta a la retroalimentación y sus conceptos
derivados.
Un concepto muy importante o casi fundamental en cibernética es el de
la retroalimentación. La retroalimentación parte del principio de que todos los
elementos de una totalidad de un sistema deben comunicarse entre sí para poder
desarrollar interrelaciones coherentes. Sin comunicación no hay orden y sin orden no
hay totalidad, lo que rige tanto para los sistemas físicos como para los biológicos y los
sociológicos.
La retroalimentación puede ser positiva, negativa o compensada. La retroalimentación
es negativa cuando su función consiste en contener o regular el cambio, es positiva si
amplifica o multiplica el cambio en una dirección determinada y se dice que es
compensada cuando un regulador ejerce alternadamente retroalimentaciones positivas y
negativas, según las necesidades del mantenimiento de la estabilidad del sistema
regulado.