You are on page 1of 2

1.

EL ÁNGEL VINO DE LOS CIELOS


El ángel vino de los cielos
y a María le anunció
el gran misterio de Dios hombre que a tos cielos admiró.
"Yo soy la esclava del Señor, mi Dios", la Virgen, dijo al contestar,
"que se haga en mí según has dicho, se cumpla en mí tu voluntad".
Y el Verbo para redimirnos, tomó la carne virginal.
Se hizo hombre entre nosotros, librándonos de eterno mal.
2. MADRE DE LOS PONRES
 Madre de los pobres, de los peregrinos, te pedimos por América Latina; tierra que visitas con los pies descalzos, apretando fuerte un niño en tus brazos.
¡América despierta!, sobre tus cerros despunta la luz de una mañana nueva; día de la salvación, que ya se acerca, ¡Sobre los pueblos que están en tinieblas ha brillado una gran luz!.
 Luz de un niño frágil que nos hace fuertes, luz de un niño pobre que nos hace ricos, luz de un niño esclavo que nos hace libres, esa luz que un día nos diste en Belén.
 Madre de los pobres hay mucha miseria, por que falta siempre el pan en nuestras casas; el pan de la verdad falta en nuestras mentes, el pan del amor falta en muchos hombres.
Mi alma glorifica al Señor, mi Dios, gozase mi Espíritu en mi salvador, él es mi alegría, es mi plenitud, él es todo para mí.
 Ha mirado la bajeza de su sierva, muy l~. chosa me dirán todos los pueblos, por en mí ha hecho grandes maravillas, e: todo puede, cuyo nombre es santo.
 Su clemencia se derrama por los siglas, sobre aquellos que le temen y le aman ,-;~>desplegó el gran poder de su derecha, dispersa:. a los que piensan que son algo.
 Derribó a los potentados de sus tronos, y ensalzó a los humildes y a los pobres; los hambrientos se saciaron de sus bienes, y alejó de sí vacíos a los ricos.
4. SALVE, SALVE
 Salve, Salve cantad a María, ¿Quién más pura que tú? : sólo Dios, y en el cielo una voz repetía: más que tú sólo Dios, sólo Dios.
 Con torrentes de luz que te inundan, los arcángeles besan tus pies, las estrellas tu frente circundan, y hasta Dios complacido te ve.
 Pues llamándote pura y sin mancha, de rodillas los mundos están, proclamándote llena de gracia, implorando tu amor y piedad. 2
S. MIENTRAS RECORRES LA VIDA
Mientras recorres la vida, tu, nunca solo estas; Contigo por el camino
Santa María va.
Ven con nosotros al caminar, Santa María ven. (2)
Aunque te digan algunos que nada puede cambiar, lucha por un mundo j._nuevo, lucha por la verdad.

54 el mundo, los hombres sin co-


n e van, no niegues nunca tu mano al :que contigo está.
.,,.,Aunque parezcan tus pasos,
inútil caminar, tú vas haciendo camino, otros lo seguirán
PERPETUO SOCORRO
Perpetuo Socorro, quien quiera alcanzar, el Ave María, hoy vengo a cantar. Ave, Ave, Ave María (Bis)
 Es Madre tan tierna, que nunca dejó, sin pronto Socorro, a quien lo invocó.
 De todo peligro, te pude librar, si humílde a tus plantas, te postras a orar.
 Si quieres constante, la culpa evitar, socorro en María, ven siempre a buscar.
7. YO TENGO UNA MADRE
Yo tengo una Madre, Madre querida, que calma mis penas cuando me mira. Se llama mi Madre, Virgen María, Perpetuo Socorro del alma mía.
Grabada su imagen llevo en el alma, de día y de noche quiero mirarla, Y cuan- do la miro, me da su gracia. Perpetuo Socorro que nunca falta.
8. ES MARÍA LA BLANCA PALOMA
Es María la blanca paloma
Que ha venido a América,
Que ha venido a América
Que ha venido a América a traer la paz
Es por eso que los trujillanos te llamamos Madre (2)
Madre de bondad.
Te pedimos que reines María Reina en nuestra patria (2) Reina de la paz.
9. JUNTO A TI MARTA.
Junto a tí, María, como un niño quiero estar; tómame en tus brazos, guíame en mi caminar. Quiero que me eduques, que me enseñes a rezar, hazme transparente, llenáme de paz.
Madre, madre, madre, madre (2)
Gracias, madre mía, por llevarme a Jesús; haznos más humildes, tan sencillos como tú. Gracias, Madre mía, por abrir tu corazón, porque nos congregas y nos das tu amor.
10. BENDIGAMOS AL SEÑOR
Bendigamos al Señor; Que nos une en caridad; Y nos nutre con su amor; En el Pan de la unidad.
íOH PADRE NUESTRO!
El Señor nos ordenó; devolver el bien por mal; ser testigos de su amor; perdonando de verdad.
El Señor que nos llamó; a vivir en unidad; nos congrega con su amor; en feliz eti rnidad.
Virgen Madre, Señora nuestra recordando 3. MI ALMA GLORIFICA AL SEÑOR la encarnación, te cantamos, tus hijos to- (Magníficat)
dos, como a estrella de salvación.