You are on page 1of 5

¨.

ADOPCION
ENTRE PAREJAS
IGUALITARIAS.¨

ENSAYO
EXPRESION ORAL Y ESCRITA!
5¨C
DOCENTE: ISIDORA VASQUEZ
PROCESOS INDUSTRIALES AREA MANUFACTURA

INTEGRANTES:

 IVON ESMERALDA HERNANDEZ VALDEZ


 VERONICA ESTEFANIA MORENO GARCIA
 MARIA CONCEPSION AVILA CASTRO
 DARIELA BAUTISTA
 LUIS DONALDO CARDOZA ONTIVEROS
 FABIAN RODRIGUEZ ROMERO
INTRODUCCION
Desde hace algunos siglos en el mundo se viene hablando sobre los derechos humanos y la idea de
abolir cualquier tipo de discriminación; específicamente la discriminación sexual ha generado
controversia a nivel mundial, debido a que las personas homosexuales piden que se le reconozcan
otros derechos como son: el matrimonio y la oportunidad de formar una familia a través de la
adopción. Derechos que hasta ahora solo eran para parejas heterosexuales. Algunos países han
decidido otorgar estos derechos, lo cual ha generado polémica debido a que se considera que se
pone en peligro la estabilidad social y emocional de los menores involucrados. Este ensayo se
enfocará entonces en la hipótesis de que un menor adoptado por una pareja del mismo sexo,
tendrá muchos más problemas tanto a nivel social como emocional en comparación con los
demás.
DESARROLLO

La oposición a que la convivencia de un niño se desenvuelva en un hogar formado por una pareja
homosexual ha sido expresada por numerosos psiquiatras, psicólogos, pediatras y pedagogos en el
mundo; a pesar de esto, los medios de opinión se esfuerzan en deslegitimar cualquier intento de
oponerse por razones científicas y sociales a la adopción por parte de estas parejas.

Aquellos quienes están a favor defienden que la sociedad progresa y que tiene un compromiso
con el avance social, rompiendo con los paradigmas sociales y las barreras discriminatorias contra
los homosexuales. Esto no significa que quienes nos oponemos a la adopción no estemos a favor
de que las personas homosexuales registren públicamente sus amistades intimas como uniones de
hecho en el marco de la protección de la seguridad social; al contrario, consideramos que estas
personas deben ser respetadas y protegidas pero que su estilo de vida no debe ser propuesta a los
niños como una opción de vida que pueda afectar su bienestar y desarrollo afectivo.

En primer lugar es importante para un niño tener un modelo de autoridad, firmeza y fortaleza
características que aporta un padre; y la flexibilidad, condescendencia y ternura que aporta una
madre. De acuerdo con el eminente psiquiatra Enrique Rojas, director del instituto español de
investigaciones psiquiátricas: “un niño educado por una pareja homosexual puede carecer del
complemento que al la educación aporta cada uno de los padres y podría adquirir modelos
erróneos de pensamiento, sentimiento y conducta”. Esta opinión es también apoyada por Paulino
Castells, doctor en medicina y psiquiatra experto en temas de familia quien opina que: “un niño
necesita un modelo femenino y masculino, no un modelo de género sino también de sexo,
diferenciado anatómica y psíquicamente"

En segundo lugar la mayoría de los que están en contra coinciden en que no se debe experimentar
con los menores, poniendo en riesgo su integridad y su bienestar ya que será mucho más
complicado para el menor adaptarse al medio

social sin ser estigmatizado; será visto por los otros niños como un ser extraño, siendo motivo de
burlas e insultos; en consecuencia, le provocaría un aislamiento social que lo marcaría toda la vida;
así lo expresó el presidente de la asociación mundial de psiquiatría, Juan José López, quien afirma
que: “Un niño paternizado por una pareja homosexual entrará necesariamente en conflicto en sus
relaciones personales con otros niños. Se conformará psicológicamente como un niño en lucha
constante con su entorno y con los demás. Creará frustración y agresividad.”
En tercer lugar, se pone en riesgo la estabilidad emocional del niño, dado que desde nuestro punto
de vista, las relaciones entre parejas homosexuales son más inestables en comparación con las
heterosexuales; esta afirmación es apoyada por la especialista en terapia familiar Mónica Fontana
Abad profesora de la universidad de San Pablo, quien afirma que: “está comprobada que la
promiscuidad de las uniones homosexuales es mayor y que dichas relaciones se rompen cuatro
veces más. “Imaginemos las consecuencias sobre los niños tan necesitados de seguridad y
estabilidad por un segundo abandono"

Por último, conviene recordar que la Asociación Española de Pediatría opina que "un núcleo
familiar con dos padres o dos madres es, desde el punto de vista pedagógico y pediátrico,
claramente perjudicial para el armónico desarrollo de la personalidad y adaptación social del
niño".
CONCLUSION

Un menor que sea adoptado por una pareja del mismo sexo, necesariamente tendrá que afrontar
dificultades de tipo social que como resultado traerá problemas psicológicos y emocionales, muy
parecidos a los que afrontan muchos niños y adolescentes en la actualidad producto de la baja
autoestima causada en la mayoría de los casos por las burlas e insultos por parte los demás.

Cabe también señalar que no es un derecho para los adultos la figura de la adopción, sino un
derecho para el menor de crecer y desarrollarse en la mejor familia posible.

Algunas personas y sectores tienen prejuicios homofóbicos y por eso aborrecen que un
niño pueda ser adoptado por una pareja del mismo sexo, simplemente porque consideran
que la homosexualidad es una perversión, que debería ser erradicada. No voy a discutir
con esta visión, que es simplemente inaceptable en una sociedad pluralista, que ha
reconocidos que la homosexualidad es una orientación sexual perfectamente legítima, que
merece la protección del Estado.

Existen otras personas que, sin tener prejuicios homofóbicos y siendo en general
favorables a la igualdad de derechos de las parejas del mismo sexo, se oponen a la
adopción igualitaria pues consideran que la adopción por una pareja del mismo sexo
podría afectar a la niña o el niño adoptado.