You are on page 1of 2

El tiempo de Adviento: Tiempo de conversión

El tiempo de adviento marca el comienzo del año


litúrgico y éste inicia con el primer domingo de
Adviento. Este tiempo inicia con el domingo más
próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de
diciembre, para continuar con la Navidad y la
Epifanía.

La palabra Adviento, proviene del latín Adventus que


quiere decir llegada, venida. Por lo tanto es un
tiempo destinado a preparar la venida del Señor, el
Mesías. La Iglesia espera ansiosamente la llegada del
Mesías, el Salvador, que nos liberará de la esclavitud
del pecado. Este tiempo es un tiempo especial de
preparación y conversión gozosa. Debemos recordar
que debemos prepararnos con austeridad y buscar la
conversión de nuestras actitudes negativas para
recibir al Niño que nace en nuestro corazón.

El color litúrgico de éste tiempo es el morado, el cual se utiliza durante las 4 semanas de duración
del adviento.

Se puede hablar de dos partes del Adviento:


Desde el primer domingo de adviento hasta el día 16 de diciembre, con marcado carácter
escatológico, es decir mirando hacia la venida del Señor al final de los tiempos;
Desde el 17 de diciembre al 24 de diciembre, que es el tiempo en que celebramos la novena de
navidad, y se orienta a preparar más explícitamente la venida de Jesucristo en la historia: la
Navidad.

Realmente la fundamentación de la venida de Cristo es triple:


a) Cristo vino en la carne y en la debilidad,
b) Viene en el Espíritu y en el amor,
c) Vendrá en la gloria y en el poder.

La primera venida se realizó cuando el Verbo divino se hizo hombre en el seno de María, y nació
como niño débil y pobre en el pesebre de Belén, la noche de Navidad hace veinte siglos.

La segunda venida es constante, hecho de perenne actualidad en la historia de la Iglesia y en la


vida de cada ser humano. Por la acción misteriosa del Espíritu de Amor, Jesús está naciendo
constantemente en las almas, su nacimiento místico es un hecho presente, o mejor dicho, es de
ayer, de hoy y de siempre.

La tercera venida de Cristo, que será en la gloria, el poder y en el triunfo, es la que clausurará los
tiempos e inaugurará la eternidad. Jesús vendrá, no a redimir, como en la primera venida; ni a
santificar como en la segunda; sino a juzgar, para hacer reinar la verdad y la justicia, para que
prevalezca la santidad, para que se establezca la paz, para que reine el amor.
El tiempo de Adviento es un tiempo destinado para:

 especial finura el examen de nuestra conciencia y de mejorar nuestra pureza interior para
recibir a Dios,
 acercarnos al sacramento de la penitencia o reconciliación
 cuidemos con esmero nuestra oración personal
 estemos vigilantes con mortificaciones pequeñas

Ten presente "QUIEN ES EL QUE VIENE, DE DONDE VIENE Y POR QUE VIENE". Con el corazón
limpio salgamos a recibir a Nuestro Rey, que está por venir. María será nuestra ayuda y nos
enseñará el camino para llegar a Jesús.

Personajes del adviento:


 Isaías el hombre de la esperanza Is 35, 1 –10 Is 40
1-10 Is 48, 17-19 Is 41, 13-20
 Juan Bautista, el predicador de la conversión Mt 3.
1-12
 San José el hombre justo Mt 1, 18-24 Mt 2, 13-15
 María, la mujer del Sí Lc 1, 26

Actividades:

1. Por medio de una oración (mínimo 10 renglones)


pídele a dios que te ilumine y te ayude a cumplir los
compromisos de cómo prepararte interior y exteriormente para el nacimiento de Jesús
Niño.

2. Dibuja un árbol Navideño, decóralo con las cualidades que te propones vivir en este
tiempo de espera para la llegada de Jesús Niño.

3. Lee las citas bíblicas que se proponen en cada uno de los personajes del adviento, y realiza
un cuadro, donde expliques a qué invita cada uno de estos personajes.

4. ¿De cuántas semanas se conforma el tiempo de adviento?