You are on page 1of 4

Cancro bacteriano (Clavibacter

michiganensis sub. Sp michiganensis)


Síntomas
Se produce un marchitamiento sistémico de la planta. Los primeros síntomas incluyen enrollamiento
de hojas basales, necrosis marginal de foliolos, marchitez unilateral de hojas (Foto 1). El progreso de
la infección es lento, atacando al final el brote en crecimiento. En el interior se produce una
decoloración del tejido vascular, amarillo rojizo a pardo rojizo. En ataques severos se observa
decoloración de la médula, la que adquiere una consistencia harinosa.

El daño en frutos no es frecuente en Chile apareciendo las manchas conocidas como “ojos de pájaro”
o “mancha ocular” (Foto 2) que son lesiones blancas pequeñas con un centro pardo oscuro
levantado, de aspecto costroso.

Control cultural
Es una enfermedad que solo ataca tomate y pimiento, siendo una enfermedad de difícil control y que
puede atacar en cualquier estado de crecimiento de la planta. Debe utilizarse semillas y trasplantes
libres de esta enfermedad con lo que se reduce el inoculo inicial. Eliminar residuos de cultivo y hojas
infectadas. No repetir el cultivo si se ha presentado la enfermedad en el terreno, realizar rotación de
cultivos al menos dos años puede contribuir a disminuir el inoculo en campo. Al realizar labores
como poda o deshoje, desinfectar las herramientas con una solución de hipoclorito de sodio al 1%.

Control químico
Tratar las raíces en inmersión antes del trasplante en una solución desinfectante con antibióticos.

Control de mancha bacteriana en


pimientos
29 de octubre, 2015 Por: José Cosme Guerrero Ruiz | Correo electrónico

 Correo electrónico
 Imprimir
 Facebook
 LinkedIn
 Twitter
 Google
 Más

El cultivo del chile pimiento es de importancia, principalmente como hortaliza de


exportación y consecuentemente generador de divisas. La calidad de los frutos
debe ser adecuada y estos pueden ser afectados por patógenos como es el caso
de bacterias, que afectan al cultivo. Uno de las bacterias reportadas en las áreas
productoras es la especie Xanthomonas campestris var. Vesicatoria, causante de
la enfermedad conocida como “Mancha Bacteriana.”

Las pérdidas que se han reportado con


esta enfermedad pueden ser totales en el cultivo, de ahí la importancia de conocer
los síntomas para poder llevar a cabo métodos de prevención y/o control. Las
hospederas donde se ha detectado esta bacteria son pocos y se limita a los
cultivos de tomate y chile, existiendo una variante de razas que pueden atacar a
ambos cultivos o solamente a una hospedera.

El propósito del presente escrito es explicar los síntomas causados por esta
bacteria y sus métodos de prevención y/o control.

Síntomas de la enfermedad
Los síntomas pueden presentarse en follaje, tallos, peciolos, pedicelos y frutos. En
hojas aparecen manchas circulares de color negro grisáceo, sin llegar a detectarse
en las nervaduras. Las lesiones se forman con manchas necróticas de aspecto
circular, las cuales llegan a juntarse cuando el ataque es fuerte.

El resultado final de un ataque fuerte es la defoliación, lo que expone a los frutos a


daños por sol. Los daños en frutos consisten en manchas pequeñas y acuosas de
aspecto realzado, con una consistencia costrosa y de color obscuro.

La bacteria también puede afectar flores, llegando a eliminarlas. Esta bacteria al


ser cultivada bajo condiciones de laboratorio, presenta un color amarillo
característico.

Condiciones favorables
Ambiente. Este patógeno requiere humedad y temperatura media para causar una
infección fuerte. Después de una lluvia fuerte que moje al follaje, la enfermedad se
incrementa.

La bacteria es más activa a temperaturas de 24 a 25°C y presencia de humedad


en el follaje por 24 horas. Esta bacteria penetra por heridas y estomas.

Diseminación. La más importante fuente de diseminación es a través de la semilla,


así como el contacto de planta a planta. Es muy importante detectar esta
enfermedad en almácigos para evitar que contaminen nuevas áreas de
producción.

Es de gran importancia conocer y poder detectar los síntomas iniciales de este


patógeno, con el fin de llevar a cabo medidas de combate y/o prevención de la
enfermedad, así como evitar su diseminación en campo abierto o en condiciones
de malla sombra o invernadero.

Prevención y Control:
 Utilizar semillas libres de la enfermedad
 Utilizar plántulas sin la bacteria y tratadas con bactericidas
 Es recomendable llevar a cabo una rotación de cultivos con plantas que no
sean de la familia Solanácea.
 Eliminar malezas e incorporarlas al suelo.
 Destruir residuos de cosecha (quema) y evitar plantas voluntarias de la
temporada anterior.
 Aplicación de un bactericida como Estreptomicina en preplantación, y aplicar
productos a base de Cobre, en aspersiones periódicas cada 5-7 días,
dependiendo de las condiciones ambientales.

José Cosme Guerrero y Ernesto Fernández Herrera son profesores-investigadores


del departmento de agricultura y ganadería de la Universidad de Sonora, México.
https://www.hortalizas.com/cultivos/control-de-mancha-bacteriana-en-pimientos/

https://issuu.com/cristiantoro/docs/revista35