You are on page 1of 321

CO TIDIAN O

de ¡tifmntcs unuiemes pitia


antis ^ ífspufG Í>í Ut «nfesion
v L’üimtniün.
CON l'K EGERC 1CIO

PARA LA SANTA MISA.


HECOPU-AD3
T)E VA RÍO 5 iV B I® R É S.

pwt

DON MANVEl %BRW.


NDEVA Efl.JGí(jJf

Mejorada y aitadiihi.^n. ih$ Cofl—


cesiones de Santa TTÚmÉÁ^^la
Oración Ac til lOedalla r/iilagrasa
y otra d los Sagrados Corazones
de Jasws y María,

V A L E K C IA :
Imprenta de D. JOSE MOMPIE.
1843-
T A. 18 L A

D E L A S O R A CIO N ES

que se r o s ' r n :\ r i v

KN ESTE DEVOCIONARIO.

E i Calendario.
Egcrckio Cotidiano• 3
Actos de Fe , Esperanza y Ca­
ridad. 18
Acias de Alabama. 20
Oración dr San Francisco Javier. 29
Oración devota rfite comprende
ios ocios y afectos mas nece­
sarios //ara un Cristiano. 52
Oración al Arcángel S. Miguel- 40
Al Angel S. Gabriel. 41
Al Angel .S. Rafael. :p
Al Angel de tuie.ifr.-i guardu. i4
A l Samo dei nrmihre. íí-J
A los Santos dirl tlia. ¿¡6
A todnx los Samar, 47
Por las almat del Purgatorio, /Ji
Ejercicio para la noche. 5U
Práctica devotísima de los cinco
puntos del exiioun de concicn-
cía para la noche. 51
Oración para después de haber
hecho el examen de conciencia
d la no'he.
Examen de conciencia. CTi
Modo breve de confesarse para
asegurar ln conciencia. 85
Petra preprjrune d recibir ¡os \
Santos Sucr&iuritos de la Con­
fesión y (Jr.mmiion. H7
;Modo de ofrecer cualesquier
Santa Jubilto, y stigratla
Comuuitm. 154
A tfode con'ritiou de S. Frurt—
r:i.n:o Javier. J40
El Anima Christi. I-.j'j
Oración d Crista crucificado. 14 í
Oración de S- Fícente Fcrrer. 1{6
El Salmo 50 de David. 1.51
Egen icio Cristiano parala san­
ta Misa. 157
Himno de acción de gracias. '2\3
Devocion dH Santo eserdeio del
yút—Cruci), 21G
Septenario de los Dolores de
María Santísima. 25^
Dolores y gozos de San Josef. Q|]
Foruui y inodo para rezar el
santo Rosario. 252
Trisagio de la Santísima Trini­
dad. 262
yisita y reserva del Santísimo
Sacra/nenio en lat Cuarenta
Monis. 273
Oración d Santa filomena. 295
Gozos á Sta. Filomena. 296
Gozos al Sagrado Corasen de
Jesús. 500
Salutaciones afectuosas al Sa­
grado Corazon de Harta. 306
Breve noticia sobre el origen y
efectos de la Medalla Ua—
niada milagrosa, y también
del cólr.ra. '512
LAS CUATRO

TÉM P O R A S D& Z, A f ) Q.

L as primaras son ti pri


m cr M iércoles , V iern es y Sú
bad o despues de Ceniza.
Lus .segunda» , el prim er
M iércoles , V iern es y Salsa»
d o despues de Pentecostés.
Las terceras , «1 prim er
M icrcoics . V iernes y S h1)¡u1o
despues de la Santa C rua de
Setiem bre.
Las cu a tro y últim as son
el prim er R liéruolta, V ie r ­
nes y Sábado despues de San­
ta L u cia.
1

ig i a o o
E G E R C 1 C I0
C O T ID IA N O .

Y o os adoro, Dios
mió , Santísima T ri­
nidad , P a d re , Hijo,
y Espirita Santo, tres
Personas, y un solo
Dios.
Me humillo en el
abismo de mi nada,
debajo del acatamien­
to de vuestra M ajes­
tad.
2 E je r c ic io
Os creo firmísimá­
m ente, y pondré mil
vidas por testificar to­
do aquello que os ha-
beis dignado de hacer­
me entender per me­
dio de la sagrada Es­
critura , y de vuesLra
santa Iglesia.
Pongo toda mi es­
peranza en V o s ; y
cuanto puedo haber de
bienes espirituales y
temporales, asi en esta
vida como en la otra,
todo lo deseo, espe-
Cotidiano. 5
r o , y quiero solo de
vuestras manos, Dios
m ió, vicia ¡rúa, y se-
la esperanza m ía , y
< !H ip ic a r lo s CU VUCStl’O
aí'i'¡¿dí>-
A Vos entrego por
hoy, y para siempre
stii cu» rp > y usi al­
ma , mis potencias,
memoria , entendi­
miento y voluuLad,
y todos mis sentidos.
Proleste,, que no con­
siento , ni quiero con­
sentir (en cuanto el
4 Ejercicio
en mí) en cosa que sea
la* mas mínima ofen­
sa de vuestra Mages-
lad.
Propongo firme­
mente de ein picarme
eo 11 todo mi ser en el
servicio y'gloria vues­
tra.
Estoy pronto á re­
cibir cualquier traba­
jo que me viniere de
vuestras manos, por
daros gusto.
Quisiera emplear­
me todo á fin de que
Cotidiano. 5
vuestra Magestad fue-
so servido, glorifica­
do , y ainado de to­
dos los hombres del
mundo.
Me gozo suma ai en­
te de vuestra eterna
felicidad, y me ale­
gro de que seáis tan
glorioso en el Cielo y
en la tierra.
Os doy infinitas gra­
cias por los beneficios
que yo y todo el mun­
do hemos recibido, y
recibimos de yuestra
6 Ejercicio
O
Magostad.
A m o á vuestra bon­
dad por ella misma,
coa torio cJ afecto do
mí coraron y de mi
alma, y quisiera sabe­
ros rimar como os ^an
ainado ios Ansíeles
y los Justos, con el
amor de los cuales
junto el imperfeolísi-
ino amor mío.
Ofrezco á vuestra
Magostad con los mé­
ritos de los Santos, ele
la Virgen Santísima, y
Cotidiano. 7
de Cristo nuestro Se­
ñor , mis obras para
siempre , bañándolas
con la preciosa sangre
de Jesús mi Redentor.
T engo intención de
lograr cuantas Indul­
gencias puedo en las
acciones y obras de
este dia, y de aplicar- !
las , por modo de su - !
fra gio, por las A n i­
mas del Purgatorio,
por la mano de María
Santísima.
También tengo in-
|8 ¡ j í j c v v ic i o
' tención de. ofre:cor to­
do aquello que pue­
do en pcnitcncKi y sa­
tisfacción de mis pe-
, cados.
Dios mío, por ser
V os infinitamente dig­
no de ser amado v i-

servido , porque sois


quien sois , nie duelo
!y me arrepiento cuan­
to mas puedo de to­
dos mis pecados , y me
disgustan mas que to-
do otro mal. Pido liu-
i mililemcnte perdón , y
l'otidimW' 9i
propongo firmemente
«le jumen uias ofende­
ros en adelante.
Quedo en vuestras
llagas , Jesús inio , te­
nedme , y dilatadme
dentro de ellas liov y
siem pre, l>asta que me
concedáis veros y ama­
ros e Iernam cute. A -
men.
Jestis, J osef y M a­
ría ,’ os doyi. el coiazon
y el alma mía.
iO E gercicio

MEDITACION.

Considera qutén es
D ios, lo que ha Jin­
cho por t í : quien eres
tu , que lias hecho por
e l , y cómo le agrade­
ces sus beneficios.
Considera , cuán
presto se lia pasado el
tiempo que has vivi­
do : cuán en breve se
pasará el que has de
vivir : cómo te hallas
para entrar delante de
tlottdiano. ii
D io s, si esta fuera la
hora en que te llama­
ra ; y cómo debes vi­
vir en adelante, para
estar bien dispuesto
cuando te llame.
Considera cuán in­
cierto es haber de vi­
vir , y cuán cierto
es haberte de morir:
cuán grande es el da-,
ño que puede seguir­
se j y cuán grande es
el bien que debe de­
searse.
Considera no ha-
12 Eijcrcúño
bcr (1 c permanecer en
este mundo, en el cual
estás como de paso , y
como de prestado : ha­
berte criado Dios para
sí , y haber venido á
la tierra para enseñár­
telo.
Considera cuantas
veces no has hecho ca­
so de 'las inspiracio­
nes y avisos con que
Dios secretamente te
ha hablado, para que
te arrepientas , te en­
miendes, y vivas cons-
ilutiílütno. 15
tan le y firme en su
{•rucia , siéndote sua­
ve el y**go tic su ley. ¡
; Y para que lo consi­
gas fácilm ente, {ju a r ­
duras la advertencia
que se sigue ? la cual
es justo teng.i siempre
presente cualquier cris­
tiano.

A D V D IiriiX C IA .

Qne todo lo consi­


gue quien á sí mismo
se vence : lodo lo po-
14 üycrcicio
see quien nada desea:
todo Lo puede quien
tiene ¿ Dios consigo:
todo lo pierde quien
de Dios se aparta.
Que solo ¿ Dios ha­
llarás fiel amigo , p o­
deroso patrono , ver­
dadero consuelo en
todo tiempo , en to­
das partes, y en todas
las ocasiones que se t e :
ofrecieren , á él has de ¡
acudir , y mas co n o - j
cicm lo tu propia fla­
queza.
Cotidiano. 1 íí
Que no es el acaso
quien suele darte los
trabajos , las mortifi­
caciones , los disgus­
tos : es Dios con su al*
ta providencia quien
te los envía para que!
te desapropies de tus
pasiones, te humilles
en su acatamiento, te
acuerdes de e l , y so- ¡
lo en él pongas todas
tus esperanzas , y tus
deseos.
Que debes conti­
nuar en los ejercicios
1G Sujet'vicio
(íc devoeion , aunque
el Seíkor se ausente del
alma en su cousuelo:
velar continuamente
para 110 cometer cul­
pa , ni aun levo; y si
en alguna tal ve» ca­
yeres , confesarla (le
eo n tado con lá grimas 1
de arrepentimiento,
para que no haga ni
un instante, si puede *
ser, morada en tu c o -
ra zon : que 110 harás, ¡
ni padecerá» la uienor
cosa, ni la menor m or- ¡
4 vlútiono.
lificacion por D ios, sin
que <le olio le tic una:
gran recompensa. Y ls—|
nalmcule , que no hasj
ílc tener en mas apre-j
ció las cosas <le esta vi-:
da que el q u e se m e-j
reren pava con Dios,
estimando solo en itra-j
olio la gloria 7 I» cualj
liemos ile gozar porj
los méritos tle nues­
tro Señor Jesucristo , 1
é intercesión tic Ma­
ría Santísima, Aladre'
y Señora nuestra, por
j iíí lujercicio
todos Los siglos de los
siglos. Amen.

A C T O S I>E F E ,
ESPERANZA Y CARIDAD.

DE FE.

Creo en Dios Padre,


creo en Dios Hij O,
creo en Dios Espíri­
tu Santo , creo en el
Misterio de la Santí­
sima T rin id a d , que
son tres Personas dis­
tintas , y un solo Dios
verdadero : creo en el
Cotidiano. 11)
Misterio de la Encar­
nación <lcl H ijo de
Dios en las purísimas
entrañas de la siempre
Virgen María: creo en
los Misterios <lc la sa­
grada V ida, Pasiou
y M uerte, Rcsurec-
cion y Ascensión glo­
riosa á los Cielos dé
nuestro Señor Jesucris­
to , y que ha de venir
á juzgarnos en el día
terrible del ju ic io , en
que habernos de resu­
citar todos en nuestros
‘JO íJfj ere icio
propios cuerpos, y que
dará á Jos buenos su
santísima gloria, por­
que guavilaron sus san­
ios Mandamientos; }■
á los malos las ponas
eternas del infierno,
porque no los guar­
daron : creo en el Mis­
terio del Santísimo y
Divinísimo Sacramen­
to del A lta r, en to­
dos los demás Miste­
rios vu Sacramentos,>
que creo y confiesa
nuestra Madre la san-
í'ufúfümo. ít i
la Iglesia Católica Blo-
rnana , debajo de cu­
ya F e y creencia de­
seo y es «ni voluntad
vivir y morir , creo
fjne por ios Santos Sa­
cramentos fiel ISautis-
IS10 y de la Peni! encía
se nos perdonan todas
nuestras culpas y pe­
cados, y «jnedamos he­
chos hijos de Dios por
gracia, y herederos de
su gloria.
‘i 2 E g c r d c ití

Db’. E S P E R A N Z A .

Espero , S e ñ o r, en
vuestra bondad, pie­
dad y misericordia, y
en los méritos infini­
tos de la sangre , v i­
da , pasión y muer­
te de vuestro amantí-
simo Ilijo mi Reden­
tor Jesucristo , y en
los de María Santí­
sim a, y de todos los
Santos y Bienaventu­
rados , que me perdo­
nareis todas mis cul-
Cotidiano. í!5
pas y pecados, y que
me «lavéis vuestra san­
tísima gloria.
DE CARIDAD Y AMOR

DC DIOS.

Quisiera, Señor, ha­


beros am ado, y ama­
ros ahora con el amor |
con «pie en el Cielo
os aman los Angeles,
Arcángeles, Querubi­
nes y Serafines, San­
tos y Bienaventura­
dos, y con el purísi­
mo amor con que os
í£4 tiffvrcirio
ama María Santísima;
v si fuera posible, coa
el misino amor con
que os amais á Vos
mismo : perdonadme,
Señor , lodas mis cul­
pas y pecados, que me
pesa de baberos ofen­
dido solo p or ser
quien sois « no por te­
mor de las penas del
infierno, ni por Ínte­
res de la gloria, sino
es solamente por ser
V os quien sois, bon­
dad infinita : porque
í'otidúmo. íiií
sois mi Criador , por­
que sois mi Redentor,,
porque sois mi Salva­
dor , porque sois mi
Pudre , y poi que os
amo sobre todas las
cosas , ti mí me pesa |
de haberos ofendido.
M íserieordia, mí Se-
íior : misericordia , mi
Redentor.
ííG lujvri'ieio

ACTOS
Tir: ALABANZA.

Alabado sea Oíos,


glorificado sea Dios,
ensalzado sea Oios, re­
verenciado sea Dios,
amado sea Oíos.
Alabada sea la. Sun-
lí.siina T rin id a d , glo­
rificada sea la Santísi­
ma Trinidad, ensal­
zada sea la Santísima
T rin id a d , reverencia­
da sea la Sanlísim aTri-
i'o ik U a u o . Í5 7 ;
11iJad, amada sea la'
Santísima Trinidad.
Ai:ibnuo sea el dul­
císimo nombre de J e ­
sús , {>iorificado sea clj
dulcísimo nombre de!
Jesús , ensalzado sea el;
dulcísimo nombre de-
Jesús, reverenciado sea
el dulcísimo nombre,
de Jesú s, amado sea elj
dulcísimo nombre dej
Jesús, alabada sea suj
misericordia, alabada
sea su justicia : engran­
decida sea sn miserí-
Ütf Ejercicio
cordia , engrandecida
sea.'su justicia.
Ala1>ada sea María
Sáufcísitíia , engrande­
cida sea María Santí­
sima , ensalzada sea
María Santísima , re­
verenciada sea María
Santísima, amada sea
la pureza de María
Santísima, y la casti­
dad del glorioso Pa­
triarca S. Josef. Am en.
ijülirfuiiio.

O R A C IO N
QUE E L G L O R t G S lS F & m
San F r a n c isc o Javt&p OM¡A.
lodos loa dias á las
Lim jas.

Dios de mi cóvazon,
y mi Señor «fesucrislo,
por las cinco Llagas
(pie en la Cruz , y por
las innumerables que
en la Pasión os im­
primió vuestro amor,
os pedim os, que se­
gún vuestra misericor­
dia , favorezcáis á los
50 Sujcrcicio
que redimisteis con
yuestra preciosa san­
g r e , y nos conduzcáis
á la vida eterna. Amen.

O R A C IO N
Á LA SANTISIMA VIRGEN.

Saludóte, resplan­
deciente lirio de la her­
mosura , y sosegada
primavera, Virgen Sa­
cratísima María. Salu­
dóte, olorosísima vio­
leta de suavidad divi­
na. Saludóte, fragan-
; tí sima rosa de cclestia-
Caiidmno. 51
les deleites , de quien
quiso nacer y mamar
leche el Rey tle los
1 . '
¡Cielos Jesucristo, res­
plandor de la gloria
del Padre, y figura de
su sustancia. A lean -
;zadme , Señora m ía,!
de la mano de tu Hijo'
todo aquello que tú co-
ínoces ser necesario par a
nii ánima.
A yu da, piadosa Ma­
dre, á mi flaqueza en
todas mis tentaciones
[y necesidades, y en
52 E ffcrcicio
la hora de mi muerte,
para que por tu favor
y socorro merezca es­
tar seguro, en aquel
grande y postrero tra­
bajo.

O RACIO N D E V O T A ,
QUE COMPRENDE LOS
acta s y a f e c t o s nías n ecesa rio s
p u r a idr c r is tia n o .

___ s_

Dios mío, creo en


V o s, fortaleced mi fe:
espero cu V os , firmad
mi esperanza: os amo
de todo mi corazon,
Cotidiano. 53
encended mi amor, me
pesa de haberos ofen­
dido, aumentad mi ai>
repe nti mié uto.
Os adoro como á
mi primer principio,
os deseo como a mi
:ultimo iin, os doy gra­
cias como á mi con­
tinuo bienhechor, y os
invoco como á mi sobe­
Irano defensor.
Dignaos, Dios mío,
de dirigirme por vues-
: tra sabiduría, conte­
nerme por vuestra jtis-
54 JEgereicio
ticia , consolarme por
vuestra misericordia,
y ampararme p or vucs-
Iro poder.
Os consagro todos
mis pensamientos, pa­
labras, obras y tra­
bajos, á fin de que de
hoy en adelante pien­
se sieiiiprc en V o s , ba­
ble de V o s , obre se­
gún V o s , y padezca
por V os. Señor, hága­
se en m í, de m í, y de
toda^ mis cosas yues-
lra santísima volu n -
Coíitlmtto. 53
tad ca tiempo y en
eternidad.
Os suplico que ilus­
tréis mi entendimien­
to , abraséis mi volun-
jtad, purifiquéis mi eo-
razon, y santifiquéis
mi alma.
A len tad , Dios mió,
mi tibieza, para satis­
facer por mis pecados
pasados, para resistir
á las tentaciones que
se ofrezcan, para re­
frenar las pasiones que
me dominan, y para
30 E jerc ic io '■
adquirir las virtudes I
que me convienen. j
Llenad mi corazon
cíe un tiernu amor de
vuestra bondad, de
un odio efícaz de mis
pecados, de una abra­
sada caridad para con
mis p ró jim o s, y de
un firme menosprecio j
del mundo, para quel
así viva sujeto á mis
m ayores, caritativo á
mis enemigos, fiel á
mis amigos, y trata­
ble á mis inferiores
Cotidiano. 57
Socorredme, Señor,
con vuest ra gracia, pa­
ra vencer la lujuria
con la mortificación ?
la avaricia con la li­
Imosna ’, la ira con la
paciencia, y la tibieza
;con el fervor.
] Concededme, Dios
;mío , prudencia en las
empresas, magnanimi­
d a d en los peligros,
j sufrimiento en los tra-
!bajos , moderación en
l las felicidades , aten­
í-
ción en la oración,7
!5 8 erc-icio
templanza cu la comi­
da , cumplimiento en
mis empleos , y cons­
tancia en mis resolu­
ciones.
Fortalecedme* Se­
ñor , para «pie pon^a
todo cuidado en man­
tener una conciencia
|limpia, un exterior
¡modesto, una convcr-
!Isacion editicativa 1, una
|conducta ajustada , y
Ique me aplique ince-
Isantamente á vencer
'•mis apetitos , á corres-
Cotidiano. 5 i; j
¡pomler A vuestra gra-j
cía, á observar vues-j
|tros Mandamientos , y;
á merecer mi salva­
ción.
liadme á conocer,
Dios m ío, la peque­
nez de la tierra, laj
grandeza del C ielo, la 1
[brevedad de esta vida,!
jy la eternidad de la
lotra, para qne así mc¡
! disponga á una buena!
j muerte, tema vuestro
juicio, me libre del
¡infierno, y consiga la
40 iLijercicio
gloria por Jos méritos
de mi Señor Jesucris­
to. A sí sea.

O R A C IO N
AL ARCANGEL SAN MIGUEL.

O glorioso San Mi­


guel } príncipe de los
A ngeles, guarda de la
Iglesia, defensor de las
almas : rogárnoste hu­
mildemente , que tus
ruegos nos amparen,
tu fortaleza nos de­
licada , tu virtud nos
iSiííiíiiUHO. 41
esfuerce, porque cuan­
do de esta vida salid-
rem os, defendidos por
tí del infernal dragón
y sus astucias, seamos
por tus manos presen­
tados limpios de cul­
pas ante la divina M a­
gostad. Am en.

AL ANGFX SAI* GABRIEL,

O glorioso San Ga­


briel, llamado F orta­
leza de l>ios, y Em­
bajador del Padre C e-
4*2 Ejercicio
lestiíil! Tní que mere­
ciste traer la nueva di­
chosa para el genero
humano de la Encar­
nación del H ijo de
Dios en las entrañas
de la V irg e n , ten por
bien de rogar al mis­
mo Señor por mí , in­
digno pecador, para
que me aproveche del
fruto copioso de su
redención, y merez­
ca gozar de la í&ien-
aventuranza. Am en.
í.o íid ta tto . 45

AL ANGEL SAN RAFAEL

Todopoderoso Dios,
que traéis ni camino
verdadero á los que
van errados y fuera
de vuestra voluntad,
y encomendasteis la
guarda y el camino
de Tobías al Angel
R afael: dadnos en es­
ta vida camino prós­
p e ro , y tiempo sose­
gado, para que acompa­
ña ndonosv ueslio Sanio
4Í ILfjcrcicio
A ngel H afacl, poda­
mos dichosamente lle­
gar al puerto de lu
eterna salud. Amen.

AL ANGEL DE L A GUARDA

Dios , que con divi­


na providencia pro­
veisteis al linaje hu­
mano del socorro de
los Angeles : dadme
gracia para que así hon­
re al A ngel de mi guar­
da, y que merezca ser
en todo tiempo defen-
( olidiano. 4 «>

elido por <?l: p or Jesu­


cristo nuestro Señor.
Amen.

a l s a m o d el nom bre .

O glorioso IV. que


reináis con Dios en
Ja gloria : acordaos de
mí en la presencia del
Señor, para que no des­
honre vuestro nombre
con mis culpas, y me­
rezca llegar al puerto
donde V os llegasteis,'
y goce de lo que
Sift fígereictíi
Vos gozáis. Am en.

A LOS SANTOS DEL DIA.

Santos Biennvení.u-
i m1o s que en esle día
; ,

trocasteis el destierro
por la patria, y mu­
riendo en la tierra
nacisteis á el Cielo:
pues los príncipes', en
el dia que se celebra
su nacimiento, hacen
grandes mercedes 5 ha­
cedme á mí hoy algttu
favor digno de vues-
Cotidiano* 47
tra grandeza.

A TODOS LOS SANTOS.

O Santos y Santas
do D ios, que después
de navegado el turbio
y tempestuoso piéla­
go de este siglo , y sa­
lidos de oslo destierro,
llegasteis al puerto de
la ciudad celestial! Sed
mis medianeros y abo­
gados, y rogad al Se­
ñor por m í, para que
por vuestros m erecí-
48 E ijcr victo
míenlos y oraciones
sea yo favorecido aho­
ra y en la hora de mi
muerte. Amen.

l'OR LAS ALMAS DEL


rUUGATOIUO.
Fieles Alm as cristia­
nas, aquel os dé con­
suelo, que es la ver­
dadera holganza, J e ­
sucristo Hijo de Dios
v iv o , que nació de la
inmaculada siempre
VírgenM aría,por vues­
tra salud , y de todo el
Cotidiano. 451
mundo : el os redimió
i
con sn sanare preciosa;
el os de su bendición,
y os libre , haciéndoos
de la compañía de los
santos Angeles y saya,
con gozo para siempre.
Amen.
5o

X Q W R W t W lO

PARA LA NOCHE.

¡filien ha vivido el din


por cuenta de D ios, y de
sil misericordia , no le 1m
de olv idar de noche y pue­
de ser que no amanezca., si
no le Liene en ella muy do
sil parte. Al acostarse, pues,
debe el hombre considerar
que el sueüo es iuiDgeu de
la «inerte, y que la cama
es figura de una se] tul tu rü;
y cpie le dicen al oído:
I para la noche C>i
Por ventura esta noche te
i han de quitar el alma: que
í.on esle despertador liarás
Isiquiera un A cto de Con-
itricio n , y con espíritu y
corazon de juez tratarás de
reformar el alma.

P R A C T IC A D E V O T IS IM A
de ios cinco puntúa del txn -
tntu de conciencia para
cada noche.

Todopoderoso, y sem­
piterno DLoá : yo , aunque
indignísimo de parecer en
vuestra prescnciíij con m u­
cha confusión y vergüenza
me presento ante eJ tri­
bunal de vuestra mise-
52 Jigercicio
ricordia, delante de la Sa­
cratísima Virgen M aría, y
de toda la C orte celestial,
con el proceso y acusación
de mi rúala v id a : suplicoos
me deis gracia para que
ahora dé cuenta do ella,
como el día del ju icio me
la habéis de tomar.

P U N T O PR IM ER O .

Con grandísima confu­


sión y vergüenza mia me
acuso y confieso haber si­
do ingrato , y desconoci­
do á los muchos y m uy
grandes beneficios que
vuestra Magestad m e ha
hecho. Pésame , Señor,
! p a r a la nuche. 5j
| haberlo sitio 5 propongo la
enmienda. Os doy infi-
Ilas gracias por e llo s , y
1especialmente por este
Iratico de tiem po precin-
jsísimo que me dais para
] remedio de mi vida:
|dadme , Señor , gracia
1para que me aproveche
de el.

P U N T O SEGU N D O.

Acusóm e n gravemente de
la ceguera, olvido y negli­
gencia que lie tenido en co­
nocer las muchas faltas que
hago en vuestro servicio.
Pésame, y propongo la en­
mienda c u l i vuestro favor
54 Ejercicio
suplícoos me deis luz y
gracia para que las exa­
míne y con ozca, especial­
mente las que ea este día
he com etido.

TU N TO TERCERO.

i- Acúsame de las veces


que me he dejado ven­
cer del vicio que de mi
reina.
Piense bien lo que ha
faltado en carln cosa.
2. Da los malos pensa­
mientos.
3, De las malas palabras.
4 - D e las malas obras.
5 . De los descuidos en
mis obligaciones.
O
para la noche. 55 ]
6. D e los peligros y oca­
siones de pecar, en que
á m ió á otros he puesto.
Da los pecados no co­
nocidos y olvidados, que
por mi descuido no co­
nozco.
8. D e lo poco que os he
servido, y lo mucho que
he dejado, que pudiera
habar hecho.

PU N TO CUARTO.

De todas estas culpas


me acuso con dolor de mi
alma: o sd oy gracias in fin i­
tas , porque me habéis
dado lugar para que haga
penitencia de ellas j y por-
56 Egarcicio
que me Ilaheis librado de
otros gravísimos pecados
en que yo hubiera cai do, si
Vos por vuestra m isericor­
dia no mehubiércdes guar­
dado, Líbram e. Señor, de
lo que yo 110 me sé librar;
en especial deí poco dolor
y sentim iento que tengo de
mis pecados } siendo Vos
el oi’e ndidoj y habiéndolos
com etido en vuestra pre­
sencia. O h ! si hubiera mu­
erto antes yiteyo os hubiera
ofendido! V eo que mi S e­
ñor Jesucristo fue puesto
en la cruz para m edicina
de mis pecados. A llí veo
lo que yo merezco , y co ­
nozco ser mi culpa inlini-
para la nochc. 37 |
r.a: allí también h;ilIo m i,
rem edio: por vuestra san­
are.sacratísima habed. Se-
« • ■* ' í
ñor misericordia de mí (es- ■
laspalabras repita muchas
vecesJ pues me pesa de]
haberos ofendido solo por
ser Vros quien soi.s.

| PU N TO Q U IN TO .

I l i a d o , Señor, en vues-
tii*a m isericordia, propon­
g o lo primero ríe confe-
¡savma , y de utpií adelante
¡minea mas pecar, y giiar-
idar vuestra le y , restituir
lo ageno, y perdonar, co ­
mo perdono, á mis enemi-
jgos, y apartarme de tedas
58 Ejercicio
las ocasiones y peligros de
pecar. ¡Mire aquí, las oca­
siones y peligros en que
sítele caer,y proponga huir
de ellas con todo cuidado.
L o segundo -■ va <¡ue no
puedo satisfacer del todo
por mis grandes culpas,
propongo hacer lo que pu­
diere , y así en satisfacción
os ofrezco cuanto bueno
pensare, digere, hiciere, ó
fuere causa de que otros
hagan : en especial ofrezco
tal ó tales obras de peni­
tencia, mortificación ó mi­
sericordia, que determino
de haccr. Suplícoos lo re­
cibáis lodo cii imion de
vuestra sacratísima Pasión,
para la nochc. 59
y me deis gracia para que
de aquí adclanie os sirva,
y persevere eu. amaros has-
l.a el fin.
¡O qué admirable e je r ­
cicio es este para no morir
de repente, para ponerse
en gracia de Dios , para
enmendar la vida, para
deseo rilar penas , y para
merecer rancha gloria!

Oración para despues de


haber hecho el examen de
conciencia, á la noche.

Tal soy y o , Señor m ió,


com o habéis v i sio este día:
tal es m i'inquietud , quc|
no me deja serviros: ta l;
(3o fígcrciwa
es mi ignorancia , que no
sabe agradaros: tal es mi
ceguedad , que no acierto
á m iraros: tal es mi fla­
queza , qué rio puedo im i­
taros. Quién, Señor, llorara
con justo dolor los pecados
y delitos de este día/ Quién
pudiera corresponder á
tantas ofensas con debido
sentimiento y i>emi! Quién
igualara mi llanto á mi
ingratitud, mi contrición
á mis milpas! Con todo
eso , si n o com o debo, co ­
mo puedo . á Vos , Señor
m ió misericordioso , con
lodo mi corazon os pido
borréis del libro rigoroso
de la c.ncnla lospcnsamien-
jtara la noche. 61
tos , obras y palabras que
en este día hubiere desvia­
do de vuestra sania ley.
Vues ira preciosa sangre in­
terceda por mi maldad:
vuestros dolores sanen mis
heridas: vuestras penas bor­
ren mis culpas: vuestra
misericordia remedie mi
miseria; y vuestra luz alum­
bre mi ceguedad. Señor
m ió , pidiendo el perdón
os ofrezco la enmienda, y
con ella un ardentísimo
deseo de padecer en satis-
ifacrion de mis pecados
;cu;mdo en esta vida y en
la oirá pudiera padecer,
i La vida ofrezco á la satis-

1facción , disponed de ella


6 'í E jercicio
á vuestro albedrío y v o­
luntad. Vuestro soy , y pa­
ra Vos n a cí: y á Vos ofrez­
co los trabajos del día : á
Vos me entrego en el des­
canso y linieblas de la
noche, suplicándoos que
amanezca á la verdad á ser­
viros y adoraros, y a vi­
vir y morir en vuestra san­
ta gracia j para ir á goza­
ros en vuestra eterna glo­
ria. Amen.
63

DE C O N C I E N C I A .
1X IK F E 3I 0KA 1M0 l'E OV E C H O SO

yíoia /cdri ct'ij/fhm, y <fa


dciji mnjkjtir di /s(&j
eUM fie e a o tíii .

COMPUESTO

POR E L SEÑOR AM HtES,


oüist'O ¡wkmíaceívs];.

Casos en /«».> euflífs os preciso


hacer confttion general.

i* g u a n d o no se hizo
¿mies el debido examen.
6'4 Confesión
i. Sí 110 confesó el nú­
mero según se acordaba,
en mate _ríe) c¡rave
g ó cir-
cumtancia.
3. Cuando en la pri­
mera ó mas crecida edad
tuvo algun tocamien to des­
honesto, deseo ó palabras
provocativas para e llo , en
su persona, ó en otra de
cualquier especie, ó fue
causa de ello; si se dejó al­
go en la Coníesion por ver-
g íimiza, m ¡c d o , du da ó
m alicia, de industria, ó
en olra materia grare.
í\. Sí no tuvo dolor
ni propósito en la enmien­
da ó de satisfacer al j>ró-
g im o, ó dejar la ocasiou
General, 65 ¡
próxima podiendo. |
5 . Cu ando dijo men­
tira de puendo mortal en ¡
la confesion. j
G. Cuando busca Con­
fesor lu í, que no le haya j
de entender. I
7. Cuando estando con
alguna censura, no la de-
clavó á sabiendas; ó si de
industria se hizo absolver
<le quien no leniapotestad,
jurisdicción y ciencia para
ello.
Para que nadie se em­
b a n co en el m odo de ha­
cer laconJfision general, si
\quiere por escrito (aunque
Ilío: olio no tiene obligación)
¡ ó de memoria, discurra por
66 Confesión
este Confesionario desdo
que tuvo «so de razón has­
ta que com u lg ó, y de ahí
hasta que tomó estado, y
después basta de presente,
qué conversaciones tuvo,
qué costum bres, que tra­
tos y qué vicios , redu­
ciendo por esos tiempos, el
número de los pecados de
cada especié , lo cierto por
cierto, y lo dudoso por du­
doso; y si 110 sabe el nú­
m ero, diga la costumbre
poco mas ó m e n o s ó el
tiempo, si de otro m odo no
se puede acordar. Y su­
puesto este examen , diga
lo que le remuerde y en­
tiende en su conciencia vv
! General. 67
¡se aquiete, confiado cu
que nuestro Señor le ha
¡perdonado sus pecados,
pues ha hecho lo que ha

Primer Mandamiento.

Ver si en las confesio.


nes pasadas ha callado ad­
vertidamente algún peca­
d o , ó bien las penitencias
ó comuniones ha habido
alguna falta.
Acusarse si ha sido cau -1
sa, ó inducido a otros á¡
pecar.
Si se ha alabado de los j
pecados, así suyos com o
de otros.
68 Confusión
Si no creyó, y sí se pu­
so á dudar tle propósito al­
galia (.osa cíe l e , y cuántas
veces.
Si li¡i dado crédito á
sueños, agüeros, ó á ra
yas de manos.
Si ha tenido queja ó im ­
paciencia contra Dios,
juzgándole en los trabajo-i.
Si lia desconfiado de sn
salvación, ó dilaiado la
enmienda para la vejez.
Sí ha dicho blasfemias
contra Dios y sus Sanios.
Si ha consultado á he­
chiceros, adivinos y gilu­
nas.
Sí no sabe lo necesario
para salvarse, com o el Mis-
Gciu\raL 69!
terio de la Santísima T ri­
nidad, el de la Encarna­
ción de nuestro Señor
Jesucristo, el Credo,
entendiéndolo, el Padre
nuestro, los Mandamien­
tos, v los Sacramentos.
Si He va nóminas y ora­
ciones supersticiosas, con
las cuales cree que sabrá
la hora de su muerte, ó
que no morirá sin confe­
sión. &c.
Si ha le íd o , ó tiene li­
bros prohibidos.
Si ha curado ó hecho
curar á s í, ó sus cosas con
palabras vanas y acciones
supersticiosas.
' ’j o Confesión

Segundo Mandamiento.

Si interiormente se re­
solvió de ju ra r, ó atesti­
guar falso.
Si ha jurado con m en ti­
ra, ó con d ud a, y cuántas
veces.
Si tiene costumbre de
jurar sin advertirlo: d i­
ga las veces al d ia, ó se­
mana.
Si ha jurado amenazan­
do de vengarse.
Si prometió con jura­
mento de no hacer bien , ó
hacer mal.
Si lia dejado de cum plir
lo que ha votado, jurado
General. 71
ó prom etido, siendo cosa
buena.

Tercer Mandamiento.

Sí ha determinado de no
guardar la fiesta , de tra-
liajar, ó hacer trabajar en
ella.
Si tuvo intención de no
oír M isa, de no ayunar, ni
confesar ni com ulgar á su
tiempo.
S i oyendo Misa ha ha­
blado con otros toda ella,
ó parto n otab le, y si ha in­
quietado.
Si no ha rezado lo que
tiene de obligación.
S i 110 oyó M isa en lera
72 Canfcsion
eu di as de precepto por su
culpa.
Si la oyó con poca reve­
rencia, haciendo señas, ú
otras cusas indecenLes.
Si estorbó á sus criados
que no la oyesen.
Si trabajó, ó hizo traba­
jar en dia de Íie.stíi, y cuán •
tas horas.
Sí lio ha ayunado los
diíis de su obligación.
Si fia com ido cosas pro­
hibidas sin tener Bula.
Si ha recibido algún Sa­
cramento eu pecado mor­
tal, ó excom ulgado, ó con
«ara censura.
General.

Cuarto Mandamiento.

Sí ha consentido inte­
riormente do no honrar ó
socorrer á sus padres, ó
superiores.
Si h.i perdido el respeto
6 despreciado á padrea,
marido ó mayores.
Si no lia corregido el
pecado, óp en n itíd o lo ,d e ­
biendo impedirlo.
Si ha maldecido á sus
padres.
Si ha mofado da Sacer­
dotes , ó Religiosos, ó vie­
jos , ó pobres.
Si ha maltratado ó he-
y 4 CoTifesion
rido á su m u ger, ó á sus
mayores.
Si da mal egcm p loá su
fa m ilia , y no cria á sus
hijos con buenas costum ­
bres.
Si á sus padres no los
socorrí ó en sus ucccsidades
pudiendo.
Si á su m uger, ó hijos
no les da lo necesario.
Si no ha cum plido el
testamento de sus padres,
ánim as, mandas., y deu­
das, & c .

Quinto Mandamiento .

Si ha deseado la muerte,
ó grave mal á alguno.
General. 75j
Si se ba holgado del m a l, !
ó pesádolc del bien ageno.'
*Si ha tenido odio al pró- j
im o, ó deseado vengarse
S e é l : cuánto tiem po duró
el rencor.
Si ha dicho palabras in­
juriosas.
Si ha echado m aldicio­
nes de corazon: si es cos­
tumbre , cuántas al dia ó
semana.
Si niega el habla á al­
guno.
Si ha hecho, ó mandado
hacer algún mal á su pró-
gimo.
Si ha aconsejado renci­
llas , chism es, poniendo
en mal á otros.
76 Confesión
Si lia muerto > herido,
ó dado golpes a su pro-
gimo.
8 l ha (lado amias para
da fiar á algunos.
Si ha excedido en el cas­
tigo de los suyos.
Si no quiere perdonar
al que le injurió, aunque
le satisfaga.
Si lia ]>ror.nr;ulo aborlu
antes ó después de anim a­
da la criatura.

Sexto Mandamiento.

Si ha tenido pensamien­
tos torpes } y á sabiendas
deteniéndose , ó com pla­
ciéndole en ellos jó si hade-
Gane ral. 7y
seado l;i ejecu ción: cuán-¡
tas veces, y con rjue csta-j
do de personas, sin norn-'
brarlas. ¡
Sí lia tenido afición p e -!
Ügrosa ó deshonesta. !
Si lia dicho palabras tor- i
pus: si ha cantado, ú oído;
cantar cancionc-s deslio- i
nestas: si ha leído libros:
lascivos.
SÍ ha conversado deslio- j
nestamente, ó contado:
cuentos provocativos.
Si Ijíi pecado con soltera,
casada, parí en ta, ó con!
persona que tiene voto de ,
castidad., y si lo tiene él,
v si en l u g a r sagrado. j
Si ha tenido tactos d e s-1
78 Cor¡festón .
honestos consigo á solas, ó |
con terceros : si ha ensena­
do modos tle pecar.
Si está amancebado, en-
cenegado en este vicio.
Si ha com etido pecado
de sodom ía, ó bestialidad.
Si ha mirado deshonés­
tame n te , paseado, hecho
senas, enviado presentes y
viUel.es, y dado músicas.
Si ha usado de terceros,
6 si lo ha sido, ó encu
bt idor.
SÍ tiene pinturas ó figu
ras deshonestas.
Si se ha puesto en p eli­
g ro, yendo con malas
compañías, ó si no quita
las ocasiones.
General. 7g
Si siendo tasado ha ne­
gado el debito á su con-
sorte_, 110 teniendo cansa
legítim a,ó lia usadomaldcl
m atrim onioconpeligro&c.j
Sí se ha deleitado de al­
gún mal sueüo despues
de él.
Si ha usado de malos ira-
gesj desaliños ó afeites
con mal fin.
Si ha com ido ó bebido
demasiado con embriaguez.
Séptimo Mandamiento.
Si ha tenido ó tiene de-
seo de tomaró tener lo age-
DOj ó de hacer algún ruin
trato, ó engañar al pró-
gimo.
8o Confesion
Si ha consentido en lia-
c e r, ó que otro haga daíio
eu la hacienda de su amo.
S i ha m andado, ó acon­
sejado hacer daño en la ha­
cienda agena.
S i con juram ento, enga-
ü o, ó con pleitos inju&tos
ha procurado lo a ge no,, ó
ayudado.
S i ha hurtado, y cuánto,
y cuántas veces: si es cosa
sagrada.
Si no pagó diezm os y
prim icias.
S i ha dilatado restitu ir
pudiendo, y cuántas veces.
Si ha comprado mas ba­
rato, ó vendido mas caro
¡de lo justo.
G en era l . 81
Si lleva cambios ilícitos,
prestando por interés, co-j
ruelicnclo usuras.
8i acompañó, p articip ó,!
en cu brió, ó compró lo hur­
tado.
Si llevó mas de lo que
merecía su trabajo, ó tra­
bajó m a l, ó menos de lo
que debia.
Si ha jugado con tram ­
pas, ó con aquellos que no
son señores de lo que
juegan.
Si no paga loq u e debe, ó
difiere la paga, en especial
de )oro a le ros, de criados y
oficiales.
Si no hizo las d iligen cias
para restituir lo b ailado, ó
1"W i
8a Confesion
se quedó con ello.

Octavo Mandamiento.

Si ha deseado la deshon­
ra é infam ia del prógimo.
Si ha conseutido, que
si pudiera7 le deshonrara.
Si interiormente se ha
resuelto de murmurar, o
m entir en da fio grave*
. Si ha sospechado ó juz­
gado mal de alguno teme­
rariam ente, ó descubierto
su sospecha-
; Si ha murmurado del
progim o, ó gustado de oir
m urm urar,ónoloha im pe'
dido podiendo y debiendo-
General. 83
Si Itii levantado algún
testimonio ó m entido en
cosas de im portancia , ó
con daño grave.
Si ha manifestado el pe­
cado secreto sin necesidad.
Si con su m ala lengua
lia hecho perder casamien­
to dign idad , &¿c.
Si ha hecho libelos in­
famatorios y pasquines.
S i lia hecho algo con que
desacreditar al prógimo.
E l nono Mandamiento ye!
rvduce al Sexto y el décimo \
al Séptimo.
Acusóse también si tiene ¡
al gnu otro pecado acerca de
su oficio ó estado.
Acúsese de los propósi-
84 Confe&ion
tos malos y deseos, aunque
no]os haya]tuesto por obra.
Si escando en duda de
si oíu pecado ó n o , lo ha
puesto por obra.
Los pecados capitales se
reducen á los M andamien­
tos. La soberbia al 4 - La
avaricia al 7. La lujuria y
la gula al 6. La ira y la en­
vidia íil o. La pere/a al i:
v así lio hay que acusarse
por ellos. L o mismo se en­
tiende d« los pecados con­
tra las obras de M iseri­
cordia.
General- 85

MODO B R E V E
De confesar para asegurar
la concienciayy quitar los
escrúpulos. E n confesando
materia cierta, añadir
esto que se sigue.

Y o m e acuso de todos
los pteados de mi vi da ? en
especial los que han sido de
mayor ofensa á ios divinos
o jos, y de lo que he ofendi­
do ;i Dios L-n los diez Man-
drumimtos, y en los cinco
de la Ig lesia : de no haber
cum plidoconlasobligacio-
n esde mi estado, de la va­
nidad, soberbia, ira, ven-
86 Confiesion General.
ganza, envidia, murmura­
ción , vanagloria , falta de
caridad, j uicios Lemerarios:
de la tibieza y flojedad en el
servicio de Dios, y de do ha­
ber procurado su honra y
g lo ria , bien y provecho de
m i alm a, y buen egemplo
de mis prógim os:de todo lo
que uo iue acuerdo, y no sé
que es pecado: de las con­
fesiones mal hechas : de la
falta fie dolor y propósito
de la enm ienda, y de todo
Lo que sabe el Señor que le
heofcodidoeo toda mi vida:
y me pesa infinito por ser
Dios quien es , y propongo
con su divíua gracia la
enmienda.
»7

Y DEVOCIONES

PAllA PREPÁHAB.SE á r e c ib i r

los santos Sacramento? de


la Confosíon y sagrada
Comunión.

Hecho el examen, reco­


nocidas las culpas y bien
examinadas , procurará
tener doler y contrición de
ellas, sintiéndolas pura­
mente por ser ofensas de
Dios ; y pedirás á nuestro
Señor Jesucristo las per­
done en esta Oración si­
guiente.
Oración para el examen.

Scíior mío Jcsu cris-


el Exam en.
to , aquí teneis rendi­
do á vuestro» j>ies un
miserable pecador, in­
grato y rebelde hasta
ahora a vuestros bene­
ficios y llamamientos.
Ya vengo á Vos co­
mo pobre al rico , co­
mo miserable al mise­
ricordioso, como en­
fermo al medico, co­
mo hambriento al pan
ele vida, como sedien­
to á la fuente de agua
viva, como el reo al
jue¿ de vivos y muer-
9 0 Oración para
to s, y como pecador íi
mi Dios y Redentor.
Favorecedme, compa­
deceos de m í, curad
mis llagas, satisfaced
mi ham bre, juzgad
mí causa con mise­
ricordia , y dadme
prendas de mi salva­
ción. Dios inio, apia­
daos de n tí: «Tesas, Hi­
jo de Dios vivo, ha­
bed misericordia de
m í, pues es como im­
posible para V os no
querer perdonar al pe-
el Examen 1) 1
cjulor. Volvedme ;í
vuestra gracia: reci-
hidinc en vuestra amis­
tad: 110 miréis á mi
miseria sino á vuestra
misericordia. ¿ Que
puede hacer un peca­
dor flaco y miserable
sino pecar? ¿ Y que
puede hacer un Dios
tan misericordioso si­
no tener misericordia,
y perdonar ? Haccd
Vos,Señor,com o quien
Vos sois, aunque yo
no acierte A hacer <:o-
IJÜ iPrur ion para
mo merceeis
D adm e, 0>ios mío,
,lágrimas de verdadera

penitencia , con que


me pesa de haberos
ofendido, y tenga do­
lor tle todos mis peca­
dos. Ablandad este pe­
d io empedernido : en­
cended este corazon
¡helado : enderezad mis
pasos : santificad mis
pensamientos : refre­
nad mis sentidos, y en­
caminad mi v id a , para
qne de aquí adelante os
el Examen. 1*5
a g ra d e , p u es h a s ta a q u í
tanto os lie ofendido.

ORACION

■para antes de la Con-


fes km.

Señor Oíos Todopo­


deroso , que deseáis la
salvación de las ;druns,
y no queréis la muer­
te del pecador , sino
que se convierta, y vi­
va : yo os suplico lili-
Í)4 d a tes (fe
mildemente por las o -
raciones y merecimien­
tos de todos los San­
tos , Angeles , Arcán­
geles , Patriarcas, Pro­
fetas, A póstoles, Már­
tires, Confe sores y V ír­
genes, y por la interce­
sión de la V irgen Ma­
ría , lleina del Cielo,
Madre de nuestro Uni­
génito Hijo , y Señora
mia . me deis espíritu
de compunción , y lá­
grimas ele corazoii pa­
ra que perfectamente
la Conf esión. H-5!
conozca y llore mis
pecados , y con humil­
dad y devocion y cla­
ridad me acuse del
e llo s , y haga peniten­
cia y entera satisfac­
ción de todos : y por
medio de vuestra in­
finita misericordia 7 y
por los méritos , pasión
y muerte de vuestro
¡H ijo, y Señor mió Je-
! sncrislo, alcance remi-
I ,
sion entera , y perdón
de* todas mis culpas y
pecados. Am en,
!)G Antes de
Pésame , Señor , de
haberos ofendido poi'
vuestra bondad infini­
ta : pe'saute de tener
tan poca disposición
para confesar mis cul­
pas : pesame de no ha­
berme enmendado de
ellas ; pésame de to­
dos cuantos pecados
he hecho en toda ni i
vida pasada, con que;
he quebrantado vues­
tra santa Ley, apartán­
dome de vuestra di-,
vina voluntad ; y me;
la Confesión. 97;
pesa de que no me
pesa mas.
Yo propongo , Se­
ñor , cuanto en mí
fuere , de enmendar­
me de to d o , y de Imir
las ocasiones de ofen­
deros : y os suplico,
que me deis gracia pa­
ra que me confíese de­
bidamente , y acepteis
esta mi Confcsion, y
supláis todas las faltas
que en ella hiciere, pa*
ra mayor bien mi o y
gloria vuestra. Amen.
ílO Antes de

Oi'acion jaculatoria,
para antes de la con­
fesión.

Dadme , Dios mío,


lágrimas de compun­
ción para ablandar la
dureza de. ini coraz-on,
y para confesar bien
mis pecados , y alcan­
zar de ellos perdón.
Padre de misericor­
dias , usadlas conmigo;
no me aparte yo sin
ellas de vuestra p re-
la Coufcsion. 9 9
senda, de donde tan­
tos han sido perdona­
dos.
IVo os pido perdón
por lo que he mereci­
do , sino por quien
Vos sois , por vuestra
misericordia , por los
merecimientos (le «Je­
sucristo , y de su Ma­
dre Santísima , mayor
es el desearlo de mi
Redentor, que el car-
{>,0 que se le hace á es­
te pecador.
Pues habéis dicho,
10 0 .hites de
que el fjnc viniere á
Vos no le daréis con
la puerta en los ojus$
ya vcn&o , no me des-
pidais en vuestra des­
gracia , pues que estáis
cercí» de los que de ve­
ras os ¡Saman. De ve­
ras os llamo yo , no
os vayais , mi Dios:
no us alojéis , mi Se­
ñor : no me. volváis las
espaldas , Bien mió,
sino abridme los bra­
cos.
Miradme , Señor,
la Coitfe.vion. 10 i
con piadosos ojos : vol­
vedlos á oslas mis lla­
gas, p o n p c os ha ¿a
lástima mi aflicción,
porque os entcrnescíi
mi necesidad.
No reparéis porque
veiif‘ 0 tarde á Vos , si-,
no en qnc venjyo con­
trito y humillado. A l,
fin me vuelvo á Vos
liarlo de servir ¿í la va­
nidad 7 - ya vengo , Se­
ñor , desengañado de j
íjne poca medra hay 1
sin Vos , porque don-
1 Oü sí ules de
tic Vos no estáis , no
hay cosa buena.
Cargado ven^o , y
lleno de vergüenza y
confusion, v pues aco­
géis pecadores 7 abrid
la puerta al mayor de
ellos, Miradme., Señor*
con ojos amorosos, y
quedaré remediado:
poco os va en o!lo, y á
i«i la salvación.
E a Vos, Señor, con­
fio de no ser confundi­
do eternamente.
¡ Ay desdichado de
hi Confesión. 1 0 5
mí! ¿qué haré si V os
e i i c Talf;iis ? ¿A quién
¡re , si Vos me dese­
nliáis ? ¿A quién lla­
maré , si Vos no me
oís? Wo hay T81ios mió,
olio nombre dado á
los hombres debajo del
Cielo , con que seamos
consulados.
jVo sean mas paite
mis pecados para con­
denadme , que vuestra
bondad para salvar­
me.
Si por dolor y pe-
1 0 4 Antes de |
nitencia la habéis , á i
mí me pesa tanto de j
haberos ofendido , qu e;
quisiera antes mil j
muertes , que haber j
hecho una sola ofensa |
contra Vos. J
Acordaos , Señor, ■
i
de vuestra m isericor- i
dia viendo mi gran
miseria.
Acordaos que vues­
tro Hijo no vino al
mundo á buscar pis­
tos, sino pecadores. O* i
frczcoos todo lo que
la Confusión. lfllí'
el padeció por mí en
satisfacción de todos
mis pecados.

Después de haberse, c o n fi a d o 1
dirá ti Acto do Cuntricion y
esta Oración,

Dios Criador 7 Dios


Salvador , Dios Glori­
ficad or , justo juez de
vivos y muertos , por
vuestros méritos tan
infinitos, y los de vues­
tra Santísima Madre,
siempre Virgen M a-
1 0 6 Í)i‘g)mes de
ría , y de todos los
San to s, que os sea a -
graduble esta Con le­
sión que he hecho, y
, 1a acepteis cu vuestra
j gracia. Y lo que cu
ella hubiere faltado
por mi fragilidad , po­
ca memoria, y poca
contrición , me lo per­
donareis , que yo de
mi parte deseo que
sea muy cumplida,
para llegar en gracia
.í recibirlos dignamen­
te : y confio en vues-
la 4 on¡exion. 1 0 7
la-a misericordia, y cl|
.«ñor i¡uc me tenéis,
r[uc lie de quedar cule­
ramente ab suelto , pa­
ra qit« no me sirva de
mayor pena y conde-'
nación, listo os supli-j
jco , iSeíior, por ser lauj
bueno como sois. Y o
Ios doy gracias por ha­
berme librado la vida,
l y llegado á haberme
confesado y arrepen­
tido. Dadme vuestra
gracia para «pie nun­
ca os ofenda , que en
i Olí Has¡mes de
tus manos, Señor, en­
comiendo mi alma: mi­
rad por ella como co­
sa vuestra, y que la
criasteis para que os
alabe aquí y en vuestro
Jieino. Amen.

ORAC10.V

A N U ESTR O S E yQ H D E S-

yues dt la Confesión.

Por los merecimien­


tos de la bienaventu­
rada siempre Virgen
Ui € onfesion . 109,
María vuestra Madre,
y de todos los Santos,
humildemente os su-
:p lico, Señor mió J e -
¡sucristo, que os sea a -
icepla y agradable es­
lía Confesion que aca-
!iio de hacer ; y que
vuestra infinita piedad
1y misericordia supla
lo que en cata y en
las demas me ha falta-
ido de la suficiente con-
!. . .
itricion , pureza y en-
¡terexa de Coní’csion
que debia tener , para
110 Antes ib
que con vuestra san­
gre alcance yo la per­
fecta y ]>lenaria abso­
lución de mis pecados;
que vives y reinas con
el Padre , y Espíritu
S a n to , Dios verdade­
ro , ea todos los siglos
de los siglos. Amen.
in i,'oi¡iuniun. 1.8. i

DK LO Qüli PUEDO Y Dü-

B O UAL Gil CUANDO COMUT.UO-

Aníes de Negar « comulgar,

LO PRIMERO.

1. Quién es Dios?
Pedir tí es le Señor luz
pura conocerle.
H. Quién soy yo? Pe~
diríe luz partí ver mi
miseria y conocerme.
5 . Admirarle de tal
bondad, y pedirle f/í‘«-
eia para recibirle.
1 iíi Antas de

LO SEGUNDO.

1. Suplicar ft la San­
tísima i'iryen se ven*
(ja á mi corazón, y
lo repara.
2 . A los Awjelcs y
Santas 7 que lo adm'~
nen con sus virtudes.
, 5 . Diymnermc con
ardentísimos deseos de
recibir el Santísimo
Sacramento semejantes
tí estos.
la Comunion. 115

Dennos de coinu!(ja\\

O gran Señor! Quién


tuviera los deseos de
todos los Santos y San­
tas , que con mas fer­
vorosos afectos lian de­
seado recibirlos! Los
de Sania Marta para
hospedaros , y los de
su hermana, para no
apartarme un punto
de vuestros pies!
¡Quién tuviera los
encendidísimos deseos
v aféelos de la Sanlí-
£ ¿4 A u lc s de
súua V ír ic a paca reci­
biros , agradaros y ser­
viros!
¡ Quien tuviera la
íjraiulcza de los C ir­
ios , la pureza de loa
A ngeles, y el abrasa­
do amor de loa S e ra -
lines!
¡ Qwíén poseyera to­
das la.s virtudes , para
convidaros, Señor, que
vinierais á mi morada!
¡ O qué dichoso fue­
ra yo , si en gracia re­
cibiera al autor de la
l a 4 'o m a u i a t í . i£«í

Aíd a ,' >


nava tenerle en
mi alma!
; Que rico estuviera
yo . poseyéndoos 0:1
gracia , y con pureza!
Venid, Señor, á mí,
pues podéis , míe si yo
pudiera ? 110. salierais
de mí eternamente.
¡ O Señora mi a ben­
ditísima ! alcanzadme,
este bien de tu amado
Hijo.
Como el ciervo de­
sea las fuentes de las
aguas. así nú ánima
1 1tí i ufe i' tic
á t í , Dios mío : tto-
ntinc , da mihi atjuam.
Yo , S e ñ o r, lo de­
seo , lo pido , y lo
quiero.
Come ilcl pan , al­
ma mía.
Y mirad que os a -
proveche.

LO TERCERO .

I. Ponen' la boca ai
la Haya del costado y
comulgar.
*1. Dccir con el cora -
zoií: Dichosa es mi al-
(ti C o m u n i o n * 117
nvi, (|uo aquí s e ha
unido con su Dios,
aquí halló su remedio
y su vida eterna : no
lo dejare yo eterna­
mente.
ORACION
A X V £ S i n A SEÑORA

para antes de la c&mimon

Dulcísima Mediane­
ra y Abobada do los
pecadores , y dignísi­
ma Ufad re de nues­
tro Señor Jesu cris­
to : por aquella virjji-
i 10 s fn ¿ e .s d e
mal pureza y p so fun­
dís mi a humildad co»
(¿no por virtud del E s­
píritu Santo tií c o í i c c -
hisle en lus entrañas
al Verbo Eterno , y
tuviste nueve meses
en tu sagrado vientre
aquel S e ñ o r , que yo
ahora quiero y deseo
recibir , humildenien-
le te suplico me alcali­
céis de tu benditísimo
■8¡_jo gracia para que
yo le reciba y aposen­
te en mi alma digna-
la í 'omunión. i i 9 ¡
mente , y con aquella,
intención, reverencia, i
amor y devocion con
que tan ^ran liuesped i
debo recibir. pier--
¡fia yo por uii culpa clj
;fruto <le su INisiou , y ¡
¡tic. la preciosa sanare,
¡que esta mío Id p resen -’
l i e , vertió por mí en la
cruz. A cuérdate. Se­
ñora , de lo que allí
|vis le « y del oficio que
te concedió ¿ y que
¡cuando se vistió de tu
i
•carne, y se hizo tu
120 Ant<\s de
H ijo juntamente , te
h izo Aladre nuestra,
y M adic de pecado­
res , para que por tí
alcaucí'ai os lo que por
micst ras culpas desme­
recemos. Pues ayúda­
me , favoréceme , so­
córreme en esta ho­
ra , para que lim p io y
purificado en *1 alma
y cu e l cuerpo, sea
di;;na inorada de nú
Señor , para gloria su­
ya ^ honra tu y a , y nú
eterna salvación.
la ('omuniou. liSÍj
Después de com ttlyar.l
lo ru n iE R o . -

1 . Decir cinco veces, |


Alal>;ulu sea el Santísi­
mo Sacramento.
2 . D ar á este ijran
Rey las llaves de mis ■
potencias y sentidos, y
mostrarle e.mno á me­
dico mis llayus , supli­
cándole por las suyas
que las sane.
5 . E n las Hayas de
pies y manos meo-
meudar á los padres 7
\hernianos y parientes
lü ’i Después de
en la del costudo fiii-
trarme yo como un
gusanillo.
4 . OfrcciT el Hijo al
Padre Eterno por ma­
no de. su Madre : ofre­
cerle mi eorazon , y
proponer hw er ahjana
cosa particular.

ORACIONES

para dar (¡rodas despues de la


sagrado. comunión.

Gracias y alabanzas
te doy , Señor mío
la 4Á>mm¡.¿un. 1 fi .1'!
Je su cristo , <jüt‘ .iun- |
«'[lie t an miserable c j
indigno pecador, 1>ȟ
tenido por bien de re -!
crearme con e! s¿e.;»tíi-¡;
do convite, de tu san-,'

tí simo finerpo. Supli­
cóte , Dios mío , que'
esta sania romniiionj
.no me sea por mi cul­
pa or»»ion de conde-;
; nación, sino por tu m i-'
í serieordia iníinila can-
. sa de perdón. Sea me
; remisión de mis peca-
[dos , cslirpaeion de
124 Después de
mis vicios , purifica­
ción de ntis manchas,
enmienda (le mis cul-
' pas , reformación de
mis costumbres, 1110-
¡deracion de mis pasio­
nes , freno tic mis ten­
taciones , fortaleza de
imis ilaquczas , reme­
dio de mis miserias- Sea
renovación de mi vi­
d a, ilustración de mi
T e , aliento de mi es-
|peranza, ardor de ca-
jridad, y alimento de
Itodas las virtudes. Sea-
la Comunión. I l S ií
me señal de lu inliiü-
tn clemencia y miseri­
cordia , dadiva do lu
gracia , y prenda de tu
«loria. Que con el Pa­
dre y el Espíritu Sanio
vives y reinas , Dios,
por linios ios simios de
ios siglos. Amen.

OTRA 014ACI0 N.

Sea este sacramento,


Seüor mió Jesucristo,
para numcnlo de mi
vida } sea para remi­
sión de mis pecados,
! tS á ü §J>nsfnics de 1

! pues 4¿ue tu Pasión j>a-;


ra provecho m ió, y de i
toilos lo» del mundo
lite celebrada. T ú , S c-¡
|ñor, ]>el>isle hiel , pa-:!
j ra (|í¡c allí nniricscu ;
¡ todas i as amarguras de !
iíú adversario* por laií -j
! bebiste vinagre , para j
|í[iie mi cansancio íi«:-!|
¡se confortado. Th .fuis-j!
te escupido, para qncj
i yo fuese rociado con
iel rocío de la inm or-'
Italidat?. Fiiiste con nna 1
¡ caña iiáí'il sacudido, !¡
I *’ 7 r|
la Comunión. 1167II
j>;ira que mi fragili­
dad con la perpetui­
dad de la vida eterna
fuese confirmada. Co­
ronado estuviste de es­
pinas, para que con un
laurel verde de cal i­
dad fuese de tí coro­
nado. Envuelto estu­
viste en una sábana,
para vestirme y envol­
verme en tu virtud
allá dentro en tu glo­
ria. Quisiste ser pues­
to en un monumento
nuevo, porque forma-
ÍU 8 Después de.
se para mí una nueva
gracia, y un nuevo
mundo. Sea pues este
Sacramento para que
viva y tenga unas en­
trañas de misericor­
dia , una gracia salu­
dable , y también pa­
ra salud perpetua de
¡mi alma, mediante lo­
do lo cual, venga, ó
¡amor m ió! despucs de
i mis dias á gozar de t í
|cn tu gloria.
la Ctímuniou. lü i)

O T JU ORACION.

<mrucias le hago, cle­


mentísimo Dominador
y Redentor de ini al­
ma , porque me ha­
béis comunicado vues­
tra preciosa carne y
sangre. Encam ina, Se­
ñor, mi cam ino, guár­
dame y consérvame en
(u tem or; y defiende
mi vida y pasos, y haz
que sean Armes por
las oraciones y ruegos
de la gloriosa Virgen
I J 1 A
1 5 0 Dvspucs de
Mai'í'fl tu Aladre: por
todo lo cual sea á tí
ia gloria y Señor Dios,
sobre todos los Ciclos,
ahora y para siempre
jimias. Amen.

ACTOS DE AMOR.
¡O suma bondad, qne
mere nos ser amado con
infinito amor de i n f i ­
nitos amadores, si los
liuhicra!
[O si llegase el dia en
que le vea claramente
para sumamente amar-
la í'omvnion. 151
t e ! porque 110 es posi­
ble verte, sin amarte.
¡O querido de mi co­
razón! Todo eres ama­
ble para m í, porque es
bueno cuanto hay en tí.
¡O si tamhien fuese ama­
ble para tí todo cuanto
hay en mí!
1 5 (2 D es p u es d e

ORACION

A NUESTHA SEÑORA
para después de la Co­
munión,

Santa M aría, digní­


sima Madre <le mi S e­
ñor Je su c risto , Sere­
nísima Reina del Cie­
lo y de la tierra , que
mereciste traer en tu
virginal vientre el
Criador de todo lo
criado , cuyo venera­
bilísimo Cuerpo yo lie
la Comunitm. 1 5 5
recibido. T e n , Señora,
porhicn <le pedir ú es­
te tu benignísimo Hi­
jo , que me perdone lo­
do lo que contra este
Sacramento lie peca­
do por ignorancia, ó
por otra cualquiera
m anera, y que por tus
ruegos se abrace y jun­
te con mi alma con
sentimiento de amor
latí estrecho , qne ja­
mas se aparte de ella
hasta llevarla á la bien-
¿(venturanza* en la cual'
1 5 4 íhwpues rfc
con el Padre y Espíri­
tu Santo vi\e y reina
eu los siglos de los si­
glos. Amen.

MODO D E OFRECE R
cmlesquicr santo Jubileo y
la sagrada Comunion,

OK ACION.

Clementísimo Dios,
<|no con tanta liberali­
dad nos l'rantjucais del
archivo de vuestra mi­
sericordia los copiosos
tesoros de vi estra san*
la (Lomunivn. l ‘ío||
gre y para purificar con |
ella nuestras almas de
las manchas de las cu I- ¡
pas : dadme gracia pa­
ra que con limpia con­
ciencia y corazon con­
trito consiga el llegar
preparado :í vuestros ¡
pies. Y v o s , Virgen¡:
piadosísima, fuente de¡
misericordia , que te—¡
neis depositados tantos!
méritos en el tesoro de
la Iglesia , interceded j
eou vuestro Santísimo'
M ijo , para que con
I5f» lies/mes de
recta intención y vo­
luntad fervorosa lo­
gre este santo Jubileo;
por cuyo m edio, per­
severando siempre en
gracia , consiga veros
y alabaros cu la eterna
gloria.
Y vos . dulcísimo y

benignísimo Señor, así


como concediste re­
misión de todos los
pecados al lmeu La­
drón , c indulgencia
plcnaria á la Magda­
lena , del mismo modo,
la t'omnnion. 1 57
lio atendiendo á la
pobreza de mi espíri­
tu , os ruego me la con­
cedáis pitra que sea sa­
tisfacción de mis cul­
pas , y sirva también
su mérito á todas los
íiclcs católicos , por
coya salud espiritual
y temporal la aplico.
Of rezónos, Señor, esta
fioimiiúou en satisfac­
ción «le las penas í|«c
por mis pecados debo,
y por la salud de to­
das mis enfermedades
I5 Í) fh ’spwts de
espirituales y corpora-i
j ios , y para que por
medio de ella se haga
mi alma partícipe de
vuestros merecimien­
tos , y se trasforme en
Vos por amor perpe­
tuo. También os la!
ofrezco por las neec -1
sidades de la Iglesia, j
por el Sumo Pontífi-|
ee , y por sus Prelados ¡
y Ministros i pov los
llcyes y Principes , y
en particular pov la re­
ducción de los lie-
la ( ftmttnñtn, 150
reges, por los enfermos
y afligidos , por todos
mis parientes , y bien
y malhechores, y por
quien tengo particular
obligación, y por lo­
dos los que están en pe­
cado m ortal, y en gra­
cia, y por las ahnas del
purgatorio, á quienes,
como á im . sirva de
medio para estrecharse,
con Vos oou un amor
puro, para gozar de
vuestra vista por eterni­
dades de gloria. Amen.
1 \O Dtixpucs d e

ACTO DE CONTRI-
cion que compuso S. F ra n ­
cisco Javier.

j\To iiic mueve , mi


Dios, pura quererle,
E l Ciclo que me tienes
prometido^
Xi me mueve el infier­
no tan temido,
Para dejar por esto de
ofenderte:
Tú me mueves, Señor,
muéveme el verte.
Clavado en una Cruz,
ia í omnuion,. i 41
y escarnecido:
Muéveme ver tu cuer­
po tan herido:
Muévenme tus afren­
tas y tu muerte:
Muéveme en din tu
amor, y en tal ma­
nera,
Que aunque no hu­
biera Cielo , yo te
amara,
Y aunque no hubiera
infierno le temiera.
IVo me tienes que dar
porque te quiera;
Porque aunque lo que
I4ii iicsptm.t de
espero 110 esperara,
Lo mismo que te quie­
ro te quisiera.

Oración para ih$pue,s


de. la comutumt.

Alma ele Cristo san­


tísima , santifícame:
euerpo de mi Señor
Je s u c ris to , sálvame:
sangre de Cristo pre­
ciosísima , embriága­
me : agua purísima
del costado de Cris­
to , limpiante: sudor
la Comiudan. 145 J
virtuosísimo del rostro
do Cristo, sáname: pa­
sión piísima <le Cristo
confórtame. ] O buen ^
Jesús ! guárdame : en­
tre tus llagas esconde- j
me : no permitas cjuo
yo me aparte do tí: Un
¡la hora de mi muerte
|defiéndeme 5 ay ildanic,
¡para que yo vaya a tí,
y colócame junto á lí,
11para que con los A n -
¡geles y Arcángeles , y
todos los Santos , te
alabe por todos los si-
144 Después fíe
glos de los siglos. A -
ni cu.
Padre nuestro , y
A ve M aría.

ORACION
A Cristo Crucificado.

O í»uen Je sú s, únicn
amor y bien tle mi
alma: por aquellos do­
lores que padeciste en
la santísima cruz . V
señaladamente por a-
quella acerbísima a -
margura que sentisteis
cuando se arrancó
la C omunion. i 4 ti
vuestra preciosísima al­
ma de vuestro cuerpo
santísimo , os ruego,
Señor , tengáis mise­
ricordia de mi Alma ; y
cuando saliere de mi
cuerpo, os suplico me
llevéis á la gloria á
gozar de vuestra pre­
sencia por (oda la eter­
nidad. Amen.
14(5 Oración de

O RACIO V

QUE PARA A L C A N Z A R
la m a yuutyh compuso y de­
cía ta la día S. frícente í'errcr
y (¡choriabti á (odus ¡a
dijeran.

Misericordia , mi
D io s, y atiende pia­
doso ú mi oracion.
Misericordia ? Señor,
que má alma se llalla
enferm a, y las virtu­
des , que (como los
huesos del cuerpo ) de­
biera 11 sustentarla, es-
Ai. í /iccn(c I crrcv. i A'j
t;¡u muy desmayadas y
'perdidas. Misericordia,
Señor ? y atiende á lo
humillado y abatido
que me veo de mis ene­
migos. misericordia.
S e ñ o r, que me veo an­
gustiado; y con vista de
haber provocado ron-
. tra mí tu ju stieia, me lia—
jilo confuso, y se estre-
. mece mi cuerpo. M ise-
rico riliu , Oíos mió , y
jsea segiui tu grande
iclemencia. M isericor-
idia , mi Dios » que me
1 4 8 Oración. de
atropella el demonio:
todo el día me im­
pugna y molesta. Mi­
sericordia , nú Dios,
misericordia, pues en
tí confia mi alma. Mi­
sericordia , Señor, pues
cada di» clamo á tí.
Aleara el alma de tu
siervo, cuando levan­
to mi corazon , y le
dirijo liacia tu piedad.
Misericordia 7 Señor.
Misericordia , í j u c es­
tamos afrentados y
corridos. Gloria IVitri.
S. i 140

O KACION .

Señor mió Jesucristo, |


que cuanto es de lí,
á todos salvas, y no
quieres que nadie se
|pierda; y á quien nun~
Ica se pille sin una se-1
(>ura esperanza de Ui
misericordia, pues por.
tu misma boca santa y j
|bendita dijiste: Cuan- 1
j t o c » mi nombre p i-
¡diereis al padre Celes-j
tial , se os concederá};
suplicóte, S e ñ o r, por-
150 Oración de
tu santo nombre , que
en ol artículo tic mi
muerte me deis el cono­
cimiento entero , me
conserves el habla , y
me concedas una gran
contrición de mis pe­
cados , una fe viva y
constante , una bien
ordenada esperanza, y
mía caridad perfecta,
para que con puro co­
razon te pueda docir:
En tus manos , Señor,
encomiendo mi espí­
ritu , que eres bendi-
S. ¿‘'ícente S^errvr l¿:511
to y glorioso en lo s 1
siglos de Sos siglos. ¡
Amen.

E l S a lm o 3 0 <?/• , p a ra
yahr d O io s ¡HtM n'cvrdia , y el

p e r d o m le nuestro* p ecad os. ¡


I i

I O D ios! ten piedad


de m i, según lu {jrande
|misericordia.
■ Y seí>un la multitud
I *’
de tus dem encias, bor­
ra mi iniquidad.
í.ávame mas y mas
de, mi iniquidad , y p n -
I<>2 Salmo «>O
rifícamc de mi pecado.
Porque conozco mi
iniquidad , y mi pecado
está siempre delante de
mí.
A tí solo peque , e
hice mal delante de
tí ^ perdóname , para
que seas reconocido
por justo en tus pala*
bi as, y saldas victorio­
so de los juicios que
se liarán contra tí.
Porque tú sabes que
en la iniquidad he si­
do formado , y que en
de Muviii. 1 5 3 ¡
pecado me concibió m i!
utadio. |
Porque tú Isas atoa­
do ia verdad , y me
has manifestado las co -
jsas inciertas y ocultas
[de In sal>iduría.
| Me rociarás eon el
■hisopo, y seré limpio:
' me lavarás , y queda­
ré mas blanco que la
nieve.
üle liarás oír pala­
bras de (rozo y de ale­
gría : y mis huesos Im-
l'millados . sallarán de
1M Salmo ü O
contento.
Aparta tu rostro de
mis pecados , y borra
todas nüs iniquidades.
Cria en m í , ó Dios!
un coraznn puro , y re­
nueva en mis entrañas
un espíritu recto.
Mo me arrojes de
tu presencia , ni apar­
tes de mí tu Espíritu
Santo.
Vuélveme la ale­
gría saludable de tu
presencia , y confórta­
me con tu principal
de David. 155
espíritu.
Enseñaré ¿ los ini­
cuos tus caminos , y
los impíos se conver­
tirán á tí.
Líbrame de la san­
gre que be derramado,
J¿ D í o o 1 D Jvj tlt iu l
salud ! y mi lengua
cantará con alegr ía tu
justicia.
Scíjor , tú abrirás
mis labios , mí boca a-
nuííciíirá tus alabanzas.
Porque si tu qui­
sieses sacrificio, yo te
i;»tí Salmo o O
lo ofrecería ; pero sé
que no te agradan esos
holocaustos.
E l sacrificio dijyno
de ofrecerse á Dios, es
un espíritu quebranta­
do de dolor: tií, Dios!
i ) a « p i >a /'.í a i i: Í a un. r a »

razón contrito vy hume-


liado.
Señor , mira con
benignidad á Síon , y
hazla sentir los efectos
de tu buena volun­
tad , para que sean
edificados los muros
de fíaiñd. 157
de «fevusalen.
Entonces aceptarás
el sacrificio de justi­
cia , las oblaciones y
holocaustos : entonces
sobre tu altar se pon­
drán becerros para o -
frccértelos.
(»loria P a l r i , etc.

EG ER C 1C IO
CRlSTIA yO

PARA LA SANTA MISA.

Al entrar en la Iglesia.

Señor, por tu miseri-


IS O f í e tu M i s a
cordia entraré en tu
f^asa, y eu tu santo
Templo, te adoraré con
reverencia, y confesa­
re tu santo Nombre.
ORACION

para antes de la Misa.


i
1‘ oslrado al pie de
|vuestro Santo Altar,
iOmnipotente Dios, creo
Ifirmemente que la Mi­
sa, ala cual voy á asistir,
es el sacrificio del cuer­
po y sangre de vuestro
lujo Jesucristo. Elaced
Sht la Misa . l o 15
que asisla con la alea­
ción , respeto y pavor
que piden tun iommlít-
hles misterios ; y que
por los méritos de la
víctima que se inmola
por mí , inmolado yo
con ella no viva sino
para V os , que vivís y
reinuis por todos los
siglos de los siglos.
Amen.
l(j()

Al ciiijtí'wi?' la Miza.

En el noic^ru (Vi T'aJii:, >J< y


c lc l H i j o ; y d e l I fs p íiim S ó li­

to . A m e n .
i.)&tujy/.srr.
C O N F E S IO N r.P:\EnAL.
Y>.> |)Ci.Jilor m e con(«e^o á D ios
Todopoderoso 7 y ¿ (¡i HiíTii-
íivííiilufado siempre Virgen M a-
rí¡) , al DiünavciiUiroclo , S . 1\1i-
gncl Arc-atistíl, ni Viionavcnlti­
rado San Juan Baiitíslii , ¡í los
S¡ii¡los A p ó ilu lo í San Pedro y
¿mu Pablo y ú iodos los Santos,
y á V os . P u d re , <jne peque
gravemente con «I ¡icusam ien-
l.n , paliibru y ufoni } pur mi
c.ulpa , |ii>r mi cnlpn . jjar riii
s i .iiiili! Por tan l o n i L ’^o
¡i la üioniiviíiiliirailn siempre
V irgo» M ana . ni JJiüttavcnlu-
ijíiIo Sun M iguel A iv in gu l , »l
B i p i i a v c i U i i m i i o S u n Ju a ti f l a u ­
t i s t a , ¡\ ¡es S i m i o s A p ó s to le s
San Pedro y Sun Pablo , á to ­
rios los Sanios , y á Y o - . Pu­
dre , que rogueis por m í á D ios
nuestro Señor. A m en.
1l‘>:í !)( h ;!1));•';.
R i i a 'a ' .*»'ií‘ n

r '♦> ^ühfC
s¿ nun.iros . . y
21í' lit JV.:"Á7{. ÍÍíÍJ.

Dios y Señor inkí,


para libarm e d runa­
mente ;í tu Divina Ma­
jestad , confiésome, y
te pido perdón de mis
ridpas , las cuales to­
maste sobre t í : bór­
ralas con el apiade tu
santa gracia, para que
devotamente Ie con­
temple en esl:< sania
Misa« y por siempre,
te alabe. Amen.
ÍII.1 r/riív.- ■•(!« '/(ir- ir
Sdn’os Padi-cx :(<">'•'/'i’í'i iu
Juncarmui- >i.
Sic fu Mi.ua. íUk>

Dulcísimo vücsasfimio-
bicre mi alma con tu
santísimo am or. ba-
cicudo «¡m: ron puro
corazón siempre le si:s—
pire , y cliy.ii : O buen
.Jesús , ven y sácame
ile la carecí de mis vi­
cios y tinieblas de mis
pecados , y alúmbrame
non la luz «le tu santa
gracia , para que te
siga , y siempre te ala­
be. Amen.
!’.ir;¡ lii-; KirÍM.

Sl '-ll!!.’ '.I 1/ ’i'l ¡".¡'ititl


ti ( í ¡ i i : 'i / ; ‘o ¡'«"ft.v sr vitlr
mLmritwdiu.
De la Mita. 107

Dios ni io , que eres


eu tres Personas distin­
tas un solo ü)ios ver­
dadera: ten misericor-
ília de mí. Dadme, Se­
ñor «tio , por el SSis-
fl.crlc» de ffa laniísima
jTí’EísySad , las tres \ir-
iludes principase» , vi-
'va fe nara míe le co -
r
1nazc.n. , esperanza lir«

tuc para ípte te desee,


y raridad ardiente, pa-
¡ r» <jue le ame sol>re
;tutlas fas rosas. Amen-
10 y if c la Alúa.

P a r.'i e l G lo r ia in o x c r ls is .

¿il-D'/i-:! SentfillKS
//i''- v 'iu fiii! tí A .-a u m e n to
lie Jjíos.
$)e ht Misa, i 69

(■loria út», Señor, en


el O cio , y paz, en la
tierra á los hombres,
pues has querido ha­
certe hombre , \ 11a-
cer do ía purísima Yív-
>e» SI Aria , para redi­
mirme. Los Andelos
te alaben , los Quem­
ones y Serafines , y
lodos ios Espíritus Ce­
lestes le bendigan: haz,,
Honor, que vo con ellos
¡icinpre can le í?i. íilo -
•ia. Amen.
i70 Va fa
P ft ra ol R o m in ti.s v o k ís c u m
y C ^ J ' x líis .

S i ¿^w f i e l t . : i w d t i t l d '- />;V v e n * o


jiiittth tu ;/• O /. v ' * , \- /// ¡
a>:hrCi\.iontic fes nrj
l)c la Misa* 171

Señor mío Jesucris­


to , Cfiie para salvar al
genero humano venís-
te al mundo, y con una
nueva estrella guiaste
;í los tres lleves
« j
del
Oriente al lugar de lu
¡Vaciamiento , adonde,
ie liíiliaa’ísn estos ires
Iteres : aSiOi’íi Je ud;.?-
v<> , y He e<mík*$o ¡>or
hüi Criador y SaU a—
dor , finios y M om W o
verdadero. A ja e n .
Para JaEpíjlolri y Gr.v.lu.'i!.

ÜijiHifica cciun los Jfióslolcs predi­


caran ln ptnxicncia.
£ )e ía M w t . Í 7 .V
O dulcísimo «Besaf<v
< | M C C u v ¡« s f-í‘íi á & .

y á los demas Apóstolos ;


á predicar el perdón'
de los pecados : ludas
mis culpas echo en el
pvofuudo do l» iMiüc-,
i-icwrdia, y le suplico;
me (íes verdadero ur-
rcpeuli míenlo v en­
mienda , y me mires
«Olí <»jos de piedad, pa­
va (pie do aipj* e^i sule-
l;iaiJe a n i m a l e o í o n d a ;
y tiieuipre le alabo.
I VV íjc la /»((.

P.ii.i ol Kvaugelio.

.Ñuuiíit.-! i’} ti\:r Cn'i'i


¡x .'tSi-'K f.H■■<
iPe he M isa. 4“ ^

O M a e s tr o y ílc ííe u -
tor mr.í'sti-n, que íi los
jndío ‘1 , y á los genti-
Jes ia ley
iíi>h isfa: ¥£aiü=>''<>lo 1>í“as
oíé’íi 'vez tu santísima
fioca , y liiíhlos, §eí>oi\
ptíFíjise fsi .siervo cigíi:
, para q«e
yo í’?'í;ai*j3e Iri sagrada
Cochina, y haga lo que
jírti'ollrt enseñas; y como
discípulo luyo te ben­
diga y alabe. Amen.
176 De la ¡tíisa.
Para el C irilo .

iS í" w ’/iY y i f l f r u 'n d e l Iü\'irnt¡e!io,


y lCfi/íV--.-í i t i i-tn ii ¡ o i]u e a t e
el lornzí 't,
lh ‘ kt Mmi. í "j í

O Redentor nuestro!
ijuc por 1a salín! de las
almas con innumera­
bles trabajos fuiste pre­
dicando la Ley de gra­
cia : Concededme , Se­
ñor , por tn misericor­
dia, valor para guardar
tu sania L e y , y con­
fesarla delante de tus
enemigos , y tu santo
Nombre por siempre
alabe. Amen.
5¡%nitica tamo la doc.irínn ti* Crhi'-
cauta (#■ Fe . r «t !fi-timaaiti
ríe l a nl’ i it.
"R e la ja . .17Í>

O eterna sabiduría
dei Padre , cuya doc­
trina tus Santos cre­
yeron de todo corazón,
confesaron con la bo­
ca y testificaron con
las obras : te ruc^o me
des Fe bastante para
que erca firmemente
tu disciplina , y la
confiese cok la boca,
y mucho mas con las
obras , para tu gloria.
Amen.
ifcíO «n Uí
P.'iiM el P ifff.s c w y 5 a iiC l"S <

¿V^jíí//.'’v;. U* iu.lt¡niít tie l,;iMO


£71 J e r a s n f^ n > V y iríf Ion j t ; d i Os
h xximaf.an ótuicua*
0 c la Misa, i o I

O piadosísimo itcy de
Israel! á cuyo triunfo
en «ícnisalcn odiaban
capas y telas a islosaspor
las calles, cantando: O-
saima en las alturas,
bendito seael qne viene
en nombre del Señor:
Suplicóle U-uiules en
mi alma para que pue­
da cantar con tus esco­
cidos. Dsannacn las al­
turas, bendito sea nues­
tro Señor Dios. Amen.
Sigit'fiva al pnmijn'/ de ht
’P tifien de Cristi» «««<;•«
IJi<n.
ílj’C Mi ÁHÜkí-. ¿

O jSsíIcKsíüjo B^isíor
de nuestras almas que
lias ainado Ins ovejas
basla morir para redi­
mirlas, padeciendo pri­
mero innumerables in­
jurias y afrentas: E*«ié=
{'pie , SeAur , me de.'-
gracia de sufrir por tu
amor todas las calum­
nias <jiic se me hicie­
re» , para que después
de la 1111.1crie desean s í :
! un t í , y te bendiga por
i s ie m p r e . A luíe n .
i8i ¡>n ia Misa.
P»rR h Crms:irT,1fIó|l.

S lgn i/ ift/ frl <'i‘ ItlfliSlinl'lao «< íh fl-


(ÍUIVI riel Cr-rdr ,o P ttuw ti. y /■ ( -
rni::o tic ¡as dim/’ü {¡y. mi.
$£{} itt .ISíiS

seas, snavísi-
B e n d ito
111 o Jesús , pues on la
ultima cena cumpliste
la figuro. del Cordero
Pascual , y diste á los
Apóstoles tu Carne y
Sangre : Rucgote me
liagas paticipantc do
este sanio Sacramento,
j así vivas en m í, y yo
en t í , alabándote siem­
pre. Amen.
->■■¿¡.'¡7/!.,.- /„■ . r,. Uc l.rlilo
cb ¡ti Cruz.
A ti orm n o s l c s a
C u e r p o « c ni!t*^tiso S e -
íio r J e s u c r is to , tsií€
c u el Ara. «tí1 !a Cvir/.j
fuisteis cI íj'jUU ifiostia
on ra
M re d e n c ió n d ei
U n iv erso.
$*$*;,bcu como Ctmuúcr «>,.*>
Lis Uti;>:u su Hi:raíi»¡ma
S¡ ■ttgre.
J¡h\ ía M isa . í

Acorárnosle, precio­
sísima Sanare tic nues­
tro Señor Jesucristo,
que tleivamada en el
Ara tic la Cruz lavas­
te nuestros pecados.
Amen.
l'fO t)c Ui M is a ,

P . ii~ i l í s p i:¡'s i1 !: ii T ínmI í ».

S :¿ -¡iú :¿ i (u cQ¡i:imtif-.'-iün <tr !¡.


P uuon de C r is to . y ¡u
M u erte .
/>c la Misa. i ! ) i

O suavísimo Jesús!
{►facías te doy por la
extensión* do lodos l lis
injosttlH'Gá cu la Cruz :
por la abortara do tus
manos, pies y costado:
por la efusión de saugre
y agua: por la Cruz y:
¡tniar^a muerte : esto
te ofrezco por mis pe­
cados, por los de todo
el inundo : y le rítelo
tíie des paciencia en
las adversidades hasta;
la muerta. Amen. ¡i
I:t - ¿A ' la liltu n .

IV , í, UnMK, nn„ f |
g¿c ítt £iwtt. 11Í5

O hcnclilísimo «Be­
sas! le rueyo me t?es
gracia líe ayudarle á
baja!1 <le la C miz por
la enmienda tle mis
cuiji«s , y mere/xa po­
nerle en el Sepulcro
Je es:i coraron , parí»
«;uc nunca <ie tí me
aprnle. Amen.
áje fu M ív u . íttñ

O buen Jesiis! por las


siete palabras que en
la Cruz d i j i s t e > tiaiac
gracia que yo perdone
a ios que me* ofenden:
dame , como aE buen
Ladrón , el Paraíso v
vida eterna : guárdame,
conio hijo adoptivo de i
íu Saüitíséina Madre,;
¡líbranos de todo inaí,
y llévanos á la vida
¡lerna. Amen.
i «J'Í }J\J/l» ¿\ji${¿4
¡ c ir * r-f: ^rrfiv' nnr^frn.

«V'"¿ni/rVíi' Cristo}ir(¡ó¿i(
y uvó /fe /7/vY iVtv^i'v.v
P.idi'rs.
V e til Miyu 1 J)7

O dulcísimo Jfesus'
cuya alma santísima,
unida con ía divinidad,
bajo al limbo á sacar,
las almas de los Santos
ladres : Te ruego,|
Señor , quieras sacar,
ía ni ia del cieno de sns
cimpas : líbrame deí
infierno y penas del
purgatorio , para que
con íos Sardos Padres,
y con todos los escogí-,
dos CE¡ !;¡ gloria le ala-
be. Amen.
SXms ííiiio? (juia ilo

las ai mus , te ruejyiv

que (‘.oií10 lo luiste

á los Diseíjjillüs , íííit

rücai?; tni f;uia en ionio,

y p«‘r medio de santas

inspiraciones íe conoz­

ca y le alabe. Amen.
-00 ' c (ft Aína.
T in a ol P íu D i i u i t i i.

¿i. j.- ttt Mima'J í!c L/V-í/f.


,.;í\ Uif.Vt
xlc'ihlfltft iii f}c,z.
.£>’l! Íít :5rst¿''í.

¡O gloriosísimo Jesús!
islc la ¡Míe:*la
de ía \ida cierna per
ln gloriosa UeMirrec-
eion, la ci*ai anun­
ciaste ii Uis Apóstales
dándoles la paz,: su-
l&lícoic, Softor , liabas
que mi a nía resucite
contigo á la vida de
tu gracia, y nunca te
ofenda. Ainen.
¡
i>V la .'¿¿¿¿a. ü¡Or> i
<
j
(O pacientísimo J e - '
mtfi! que le pusisle e n .■
medio do tus BVjseípu-j
los , dándoles la paz y
pode? de absolver Jos
pecados; dame poder
de vencer y deshacer
loiíos Sos- vjoíoSj y eo-
5ui» hucu VüsLor lltíva-
ííj:' á t« rebaño deí
Cielo. Amen.
'liU-l- . L
' tu jjlsa.
¡nC">■n-ñiin.

Sgnijimí1* í'i'i-iii C'-’H!c tita


D i> r¿[ntl> a m - ’c t (fe su
¡ O iln lr ís im o <Co m y í - i
' ^ |
te de m ieslro .SeíiO!' *
J esu cristo ! le ad oro, te
buen J c s n s , d es-'
ítajras
1/ de mi ahna t « -
do ¿o (j«e le fuero con­
trario para <|ue cou
ÍSÍ8 I$ÍSCKI>WI(ÍS {>'«<!« (le
las m&wLaü¡ gracias de
csic sacrosanto Saero-
incaito; y do tí solo
gíislc viático de mi pe­
regrinación.
(j!t rftf/ •';*pfopú¿
virfud.
¡O íÜii'^iVhiio J e s ú s :
que despues de tu A s­
censión , coa tu pro­
pia virtud, lev ¡miadas
lasín.inos al Cielo, qui­
siste subir á lu Etc rae
Padre; r«e{jotc, Se-
ftar, quieras llevar eolí­
tico mi ahbiíi, para que
apartada de las cosas
terronas , so^a cí>htem­
ple las celeste:», con que
siempre t,e alal>c. A -
mea.
¿Oí })e. hi. '•’» a.
P . i 'i l la 7íi '>r|;( io ir .

A 'jjii,,.,/ , 11:11.■ ■/>/<••. .».■ - ¿ I ,!/ M I.

Jjl'.Htir.ul J t »V¿ fi
kSnlío.
i í c la M ts u . !á<H?

¡O &3tMÜ;»í!or ««e s­
tro, Señor «fesueristo,
ijiic de tu Eterno Pa­
dre alcanzaste <!c en­
viar á tus Apóstoles el
Divino Consolador en
lenguas fíe fucjjo : í’íié-
(jote , S eñ or, ane ¡»;i-
-;»V3S pariieípe «e este
santo am or, para <j»e
dignamente te sirva y
le alabe. Amen.
1 'C -!i l í i l -
ik t la íi í i

¡O Jesn.s Celsiloi rtr-


dcutísimo de las
<]uc pyr tiieiliio <íe lu<.
í\ postóles noticiaste
.V
-k- I
las daciones ios M is-1
te vi os ilc lu Ü.Hviniríaá,
i
y iüwíUJinistíin, cuya
conmemoración se aca­
ba <lc hacer en es? a
Santa HI isa: r u lo te
por olios, isai. Señor,
siútica me liesasMjiai’Cí;,
sino <[{te m e íleves tí íu
¿¿loria. A m en .
2 i2 oe la Misa.

OFRECIMIENTO

del ¡mito Sacrificio de ¡a Ilisa

O clementísimo y soberano
Criador del Cielo y licrr.'i: yo
el mas vil de todos los pecado­
res U; ofrezco , juntamente con
la Iglesia } este preciosísimo Sa­
crificio , que es tu Unigénito
Hijo } por todos los pecados que
yo lie cometido , y por todos
los del mundo , y sea por sufra­
gio & las almas del purgatorio.
Amen,
2-13
HIMNO
de alabanza <« acción de gracias
p o r -cualquier beneficio recibido .

A l í , ú Dios! alabamos: con­


fesárnoste Señor nuestro.
A tíj Padre Eterno, toda la
tierra le venera.
A li todos los Angeles: los
Ciclos y todas las Potestades.
A ti lo» Querubines y Sera­
fines con voz incesante están
clamando.
Santo, Sanio, Santo > Se­
ñor Dios de los Egércitos.
Los ciefos y la tierra están
llenos de la magestad de tu
gloria.
A tí alaba el coro glorioso de
los Apóstoles.
A tí el número laudable de los
Profetas.
A t í el puro egércilo de los
¿1 i Jíiutno
:fÍ!ÍrlüPs.
A tí le cor)P¡es;i la Itilesin por
■{oda la redondez de !¡i tie rrn ,
Padre d« inmensa m.igMLod.
También ú tu adorable , ver-
d;uIero v único hijo.
Igualmente que el Santo Es­
píritu Paráclito.
T ú , ó Ci isti)! ere? Ilcy de
la gloria.
T ú eres H ijo se m p ite rn o del
Padre
T ií , toraundo i tu cuenla li­
brar al hombre, no te desdeñaste
de habitar las entronas de la
Virgen.
Tú . triunfando de la opo­
sición de la muerte, abriste el
reino de los ríelos ú los «jiw
creen.
T;í en Ja ;;k>rá d?l P üü'.v es­
tás sentado ú !a diestra de Dios.
Tú c, o? el Juca <jue creemos
hu de venir.
<te atuO anza. 215
A íi [mes r o g a m o s . que ?0-
to r ra s ú los que le sivvmi^ á
aquellos m ism os <juc red im iste
con tu prcciíüoi síit¡¿r¡'.
Haz que sean tvir: L-.mÍOs cu la
gloria cierna con los Sanios;
Solva <í In pueblo . ó Señor! y
bendícelo como ¿ lu-ivdad luya.
Y dirígelos y oiisál7.¡iluá liasla
la c l m ú d m l .
Todos los flirts te bendecimos.
Y ¡ilahatHos t.ii nombre por
ios siglos de lo.- siglos.
D ip u te , Scfiov., matiluuernns
sin w.cjdo en esle día
Ten miseriuordiu de nosotros.
Señor: leo misericordia.
Venen, Señor , tu piedad
sobre nosotros. como lo csjirra-
inos di> lí.
En ti esperé . Señor: no seré
con fundido por toda una eter­
nidad.
314 Ureve naticia sobre
Algunos momentos después este
retrato se volvió de la oIiti parte, y
al dorso cst-.i moiijn. divisó la letra M,
eucim.i de, ella ana jiequcíia ctm ., y
b.tjo los sagrados cora iones de Jesús
y típ. Blaría. Cuando Ja novicia {jiJjo
considerado liiun torio roto, la voz
la dijo : Es necesaria hacer at'uíiar
una m edalla arreglada á este mo-
dtfln, y las personas qito la llegaren
indulgenciada, ¿hicieren con devo­
ción í j ii corta súplica gozaran una
proicccion m uy especial ele la M a­
d re de Dios.
No haliü'ndose (techo caso de esto
vifioi), por tem or uo fuese un eu-
gailo de (a fantasía de esta novicia,
H(* le repitió la visión seis ó siete
rn«*es despues, de la misma m anera
qu e a n te s: dn¡ípreciase taoilúcu;
-pera al cabo de otro medio ;«ñn
Í toco m as, la misma vió y entendió
js mismas cosas, y ia to z añadió;
Que la Sumísima Virgen. no estaba
córnenla de <¡ae no se te grabase la
medalla.
Visto esto, el director de esta
novicia dio aviso al arzobispo de P a-
D EL SAHTO -EGERCICtO

OEtL V IA -O IB J O S .

Hecho el Acto de Contri-


tioristharáel Ofrecimiento
$iguíenle*
Soberano Señor trio, ofrezco
á tu Magestad divina todo lo
que « i este santo Egerciciu
hiciere , meditare y rczflift : v
¡asi os lo ofrozco todo lmi r e m i­
sión de todos mis pee ajos , y de
1íis pciiys merecidas por ellos , y
por las almas de mis mayores
obligaciones, sogun el órdnn do
caridad y 'justicia que deho y
pucrlo hacer . como mas ogrodu-
hle L ti lucre. Amen,
y iu -tru t\s: .‘¡¡17

H U M E R A ESTA C IO N .

(co n sid e ra olma «ti esta


prim e ra Estación., que es la casa
de P ilatcij én HoikU: lúe r ig u ro -
s á m en te azotado ni lle d c n lo r del
in u n d o , coronado de e s p i n a s ,■ y
sentenciado íi m uente.
[O suavisimo Jesús 1 que qui­
siste padecer como vil esclavo,
dolante del sacrilego pueblo es­
perando l.i sentencia de rtmerte,
que contra tí duba el tirano Jiicz:
Duplicótej Señor m ío, qué por
esta mansedumbre luyu, inuitifi-
¡que jo mi soberbia, para que su­
friendo coi» humildad las afrentas
| de esta vida f te gocc/n Ja eterna
| gloria. Amcu.
rtrt'CViiw».

SECUNDA ESTACION.

(joíisidera alma en esta se­


gunda Estación , como es el
lugar’ donde k nuestro amado
.Tbíus Ir. pusieron o n sus lasti­
mados hombros ct grave peso
de la cnu,
O Uev supremo <le los.Cielos!
ijue sufriste sor enlutado ú la
voluntad, de los judíos jiara ser
cruelmente atormentado, y re­
cibiste el grave peso <ic la cru*:
ruégotej pues, Señor, tome
gustoso la cruz de la peí»iloneta.
para que te vea siempre «u el
Cieío. Amen.
*
TERCEIIA ESTACION.

onsidcra alm a esta lur-


cera et. Loción } corno es el lugar
donde cam in ando el Sefíor con la
cruz a c u u s ln s , giiniciado y s u s ­
p i r a n d o , cu^ó e n t i m a . y de7
ba jo de la San tu cruz. <
■ ¡O amabilísimo Jescis! que
fatigado ton la cru/. te ubliiró
á í'.anr en (ierra el grave |ii;so
divolla, jmri] que conociéscinoí.
la gravedad de imestros peca­
dos, figurados en use madero:
mego A Ui clemencia divina,
qiit* me levante Je la culpa ¿ y
que eslé siempre firinc en- el
cumplimiento de tus mandamien­
tos. Amen.
M u -c ru c ti.

ss
CUARTA E5TACL0N.

r
V J o n s id e r a olma en esta c u a r ­
ta E sta c ió n , como es ul lu ­
g a r , donde cam inando el Soñor
cotí la cruz a c u e itiis, e n c o n tró
con su sa n tís im a ¡Uudie tr is te >
alTigiiln.
¡O Señora, lu mas afligida
de las mngeres! por el cruel
dolor que traspasó tu coroxon,
mirando á Jesus tu Hijo afea­
do su rostro , denegrido su cuer­
po , . y hecho oprobio de los
hombres : te ruego , M a d re afii -
eida, que pu»s fui la causa de
tus dolores, los llore amarga­
mente. Amen.
■t / ia~ O ru w . 2ál

m
QUINTA ESTACION.

C o n s i d e r a alma en csla quin-


ta E s ta c ió n , como es et lagar
donde alquilaron A Simón C ir i­
neo , para que ayudase á llevar
)ft cruz á nuestro Redentor , no
movidos de piedad, sino temien­
do que se les muriese en el cami­
no, por el peso grande de la cruz.
¡ O ninuntísimo J e s ú s ! pues
por ini atuor He vas lo la m u j pe­
sada c ru z , y quisiste, que en
¡Ktrswiu del Ciri»eo t« ayudáse­
mos á llevarla: te suplico, Se­
ñor , me abrace con la crua de
la negación de mi m ism o , para
que siguiendo tus pasos consigí
los nternosgozos. Amen. ¡
222 ¿'ia-Cructe.

. m
SEXTA ESTACION.

Oonsidcra alma eu esta sex­


ta E sta c ió n } como es d lugar
donde saíiA la muger Verónica,
que viendo á su Magcstad futí-
gado , y su rostro oscurecido « m
o) sudor; polvo, sal i vos y bofe­
tadas que le dieron, se quitó un
lienzo , con que le limpió.
¡ O herm osísim o. Je su a ! que
siendo afeado t u rostro cuu las
inm u ndas soíítíis , le limpió el
rostru aquella piadoaa m u g e r con
líis loc.vs de su cu b c z o , y quedó
im preso en ellos : te su|ilico,
S e ñ o r , q u e estam pes e a m i olma
la im ánen de tu santísim o ro s tr o ,
y m e litis tu lavor f p ara c«nscr-
varla sie m pre. A m en.
¥ia»Crucís. aa3

*
¡ SE PT IM A ESTAC IO N .

C o n sid e r a alma en esta aép


tim a Estación , com o es « H ú ­
sar de la puerta Judiciaria,
eti donde cayó el Señor según-
da vez, por habérsele hecho
en el hom bro una llaga mu y
grande y m ortal.
| O Santísim o Jesús! que por
la fatiga grande de tu d e lic a ­
do cuerpo caíste segunda vez
con [a Cruz: le su p lico , Se
ñ o r , m e hagas conocer el in-
Im enso peso que tienen m is pe
cados, y ílam e tu gracia, pa
ra (jue no m e arraslieu á Ja
eterna pena. Amen<
224 Via - Crucis

*
OCTAVA ESTACION.

C o n sid e r a alma en esta o c ­


tava E stación t com o «5 el
lugar donde unas piadosas
m u gsres, viendo al Señor que
le llevaban á cruciGcar, llora­
ron amargamente de verle
tan injuriado.
O Maestro soberano! que
viendo álaa piadosas m ugeres
que se dolían de tus trabajos,
las enseñaste á que llorasen
por si y por sus culpas: c o n ­
ced ed m e, Soñor tn io , qne con
fervorosas lágrimas de contri
cioa lave m is pecados, para
que esLé siem pre en tu am is­
tad J gracia. Amen.
Fiu-Cr neis 33 5

*
N O N A E S T A C IO N

ma en esta nona
Estación , com o es el lugar
donde c¡iyó el Señor tercera
ve.7. en tierra hasta llegar con
su santa boca en el s u e lo , y
queriéndose levan tar, no p u ­
d o , antes volvió á caer de
nuevo.
O benignísim o Jesús ! que
sufriste atropellaran tu d iv i­
na Persona, con que te hicie
ion tercera vez dar en tierra
con la Cruz: su p licóte, Dios
m ió , que sufra las injurias de
m is'eneinigos, y que teniendo
paciencia en m is trabajos, te
gOc£ en loa con ten tos eternos.
A m en.
a2íj Via-Crucis.

*
DECIM A ESTA C IO N .

C o n sid e r a alma en esta d é ­


cim a E stación , com o es el lu ­
gar d ond e habiendo llegado
el Señor al m onte Calvario, le
d esn u d aron , y le dieron á b e ­
ber vin o mezclado con h iel.
O P acientisim o Jesús! pues
sufriste le quitasen tos v e stí'
duras, y que renovaran todas
tus Hagas, quedando desnudo
delante de todos: le ruego,
S eñ or, por estos d olores, y
por el que sentiste cuando te
ofrecieron el vino mezclado
con liiul, que no beba y o los
deleites que mezclados con
hiel xle culpas m e ofrece el
aiuudo. Am en.
Via-Grucis, 22 ?

*
UNDÉCIM A ESTA C IO N .

Considera alma en esta un­


décima F.stacion, com o es el
lugar dond e fue clüvado til Se
ñor en 1h Cruz; y oyendo su
Santísima Madre el prim ergol
pe del m artillo, quedó cóm o
muerta del dolor ; y le volvie*
ron á poner la corona de espi»
ñas congran crueldadyíiereza.
O Clem entísim o Jesús ! pues
sul'ribte ser exten d id o en la
Cruz, y que clavasen lu s pies
V m anos en ella: le n ie p o ,
Señor m ío , que por tti ioeía
ble caridad no extienda y o
in;s pies y m*inos i maldad al-
gima , si no a ii te» vi va crucifica­
do en tu «anlo servicio. A m en.
228 Via-Crucis

DUODECIMA. ESTACION.

C o n sid e r a alma en esta d u o ­


décima E sta c ió n , cora o es el
lugar donde y a crucificado el
S eñ or, le dejaron caer de g o l ­
pe en el agujero de una peña.
O divino Jesús! que cru ci­
ficado entre dosladroneg, fuis*
te levantado á vista de todo el
m undo , y padeciste torm en­
tos in su frib les: m a g o te , S e ­
ñ o r mío , que sanes mi alma,
y que solo ¿ ti am o, á ti q u ie­
ra , y per fci muera. Am en.
Via-Crucis.

*
TERCIÁDECIMÁ ESTACION.

C o n sid e r a alma en eata ter-


ciadécima Estación , com o es
el lugar en donde J eseí y Ni ■
codem ns bajaran el Santo
Cuerpo de J» G ru í, y lo p u ­
sieron en los brazos de la San*
tisiina V irgen .
O Madre tle misericordia!
por aquellas penas que pade­
ciste cuando pusieron á In
m uy amado Hijo en tus bra­
z o s , y fue ungido por l i : lé
suplico me nlcanccs un gran­
de dolor de haberle ofendido,
y com pasión de tus machas
penas. Am en.
23 9 Pia-Urucis*

*
ULTIMA ESTACION.

C o n te m p la alma en es tu ú l­
tima E sta c ió n , corno es el lu-
gai* e n donde la V irgen María
Señorj nuestra puso el Cuer­
po de su querido H ijo en el
santo Sepulcro.
O purísim a'señora! por la
gráiiric pt*na que recibiste
cuando quitaron tus bra­
zos ¿ Lu so be runo Hijo para
ponerle en el Sepulcro: te su*
plico rne alcances de su d ivi-
iu Magostad ablande mí duro
cotazon, y coloque e» él un
amor grande para amarle y
sci’v iiie . Amen.
SE PT E N A R IO
DE:LOS DOLORES

DE MARIA SANTISIMA.
A c t o de C o n tr ic ió n .

^ e ñ o r m ío J esu cristo , D ios


y Hombre verdadrro, por ser
quien s o is , bondad infinita,
me pesa de haberos ofen d id o,
propongo no pecar mas: y por
vuestra Madreafligid» con tan
tos penetrantes cu ch illos de
dolor eo su corazón , com o Il­
eo m etido culpas contra Vea,
espero que m e perdonareis,
dándome gracia para perseve
rar en vuestro santo servicio,
y el de vuestra Madre doloro
232 D o lo r e s

sa hasta la m uer te. A m en.

ORACION.

O Virgen Mariaj Madre d o ­


lo rosa, mas afligida que t o ­
das las madres del m utido;
postrado á vuestros pies , su
plico por vuesLros dolores , y
los de nuestro amado H ijo cru -
cifícado, que me a lc a n a s per-
don de m isculpas, gracia para
no pecar mas , y el favor quu
pirlo, saludándoos por vm'ütros
siete mas principales Dolores,
de N tra . Sra. a33

DOLOR PRIMERO.

E l p r im e r d o lo r tu v o la V i r ­
g e n c u a n d o p r e s e n tó á su H ijo
e n e l T e m p lo .

Guando presentáis á D ios,


M ucho, M adre> os martiriza
La espada , que á Hijo y Vos
Ya Simeón profetiza.

O Madre afligida! por el do-


Jor que tuvisLu presentando á
vuestro Hijo ci) el T em p lo , h1
nir de Sim eón que haliia de
traspasar tu alma mui espada
de dolor: su p lico. Madre d olo­
roso, me deis gracia , paia que
con verdaderupenitencia pin i-
fiqne mi uluia fusta prosentar-
ln en el tem plo d éla Gloria.
P a d r e n u e s tr o y A v e M a r ta
a34 Dolores
SEG U NDO .

El segunda dolor tuvo la V ir­


gen huyendo del R e / H e ­
redes*

Por no ver tan lierno m uerto


J n fin te , al Dios que nos cria.
H uyen, qué pena! al desierto
Jesus, Jusef, y María.

O Madre afligida ! por el do­


lor qne tuviste huyendo con
vuestro Hijo de N-izaret á
E gip to: su p lico, M¡idre do-
lorosa , m<? di-s gracia, para
que con verdadero y co n sta n ­
te propósito huya de todos
ln« peligros y ocasiones de
o fen d erá Dios. A m en.
Padre nuestro y Av& María.
de fftr a . ¿ ir a . 235

TERCERO.

El tercer dolor tuvo la V ir­


gen buscando á su H ijo.

Y o sin Jesús voy perdida,


Donde estás , mi dulce centro?
T res días vivo sin vida,
Pues la busco y no la encuentro

( 3 Madre afligida ! por el do •


lor que tuviste en la pérdida
de vuestro H ijo : su p lic o ? Ma­
dre doloroaa t m e deis gracia,
para que con eficaz dolor de
mis pecados le b u sq ue, basta
hallarle por gracia en el lem
pío de ini alma.
Padre nuestro j Ave Mario..
2,36 D o lo r e s

CUARTO.

El cuarto dolor tuvo la V ir ­


gen , viendo á su Hijo cargado
ten la C ruz .

Al ver á mi Hijo , Fieles,


En la calle de amargura.
Decidme llena de Líeles,
Aunque soy vida y dalzura.

O Madre afligida! por el do­


lor que tuviste viendo á tu
Hijo en la calle de amargura,
cargado con la pesada Cruz
de mis pecado»: suplico , Ma­
dre doloroBHj rae deis gracia
para que le siga, abrazando
con paciencia la Cruz de mí
estado.
Padre nuestro jr A ve María,
de Ntra. Sra. 237

Q U IN T O .

El quinto dolor tu vo l<i V ir­


gen, viendo crucificar á
su H ijo.

Duros hierros mortifican


A. mi Jesús sin razón:
Mas a y , cuán bien crucifican
Sus clavos mi corazonl

O Madre afligid a! por el d o ­


lor que tuviste viendo crucifi-
«ar á vuestro llij o : suplico,
Madre doloroso, me deis gra­
cia, para que morlifícaurio mis
pasiones y sentidos, viva siem ­
pre crucificado con Cristo.
Padre nuestro j A ve María.
138. D olaras

SEXTO .

E l sexto dolor túvola Virgen


al pie de la C ruz , teniendo á
su Hijo en brazos.

E n ) os brazos de la Aurora
Sin vida el rubio A rrebol,
T riste C isn e , canta y llora
La m uerte d el mejor Sol.

0 Madre afligida ! por el d o ­


lor que tuviste viendo en tus
brazas al llagado cuerpo ds
Lu llijo : suplico t Madre dolo-
rosa me deis gracia, para que
con verdadero zelo y religión
com ulgue siem pre, y le reciba
dignam ente.
Padre nuestro jr A v e María.
de N t r a , $ r a . a39
SE PTIM O .

E l séptimo dclor tuvo la V ir­


gen , cuando dejó sepultado
el cuerpo de sii Hijo .

Si el Sepulcro me cerráis,
Dejad Sepultura abierta
Pitra m í, que si fcnleTniis
A Jesús , María es muerta.

O Madre afligida! por ni do


lor que tuviste dejando ;j|
cuerpo de vuestro H ijo sepul­
tado ; su p lic o , Madre dolo*
rosa, me deis gruria, par,i ijuí
con perseverancia «iborrczca
los pecados, viva m uerto p a­
ra los gustos (le) m undo, y se
pullado con (k is to .
Padre nuestra y A v e Marta'
2-llí D o lo r e s d e N I r a . S ~ a ,
J Cada u n o pida lo que
neceshe y le « on ven ga.

ORACION.

]V íadre nva ^olorosísim a, j a


que en persona de S in Juan
nos engendraste, y pariste es
pi ritual m ente al pie de la
Cruz ú costa de dolores tan
acerbos: mostrad que sois mi
amorosa Madre, alcanzándo­
me la gracia que os he pedido,
y la de vivir siem pre en ser­
vicio de vuestro Hijo , hastn
que merezca alabarle eterna
m ente en la Gloria. A m en.
SEPTENARIO

DE LO S D O LO R ES Y GOZOS

D E SA N JOSEF.
A cto de Conlrcion .

S e ñ o r mío J esu cristo , D ios


y Komi)re verdadero , por str
quien s o is, bondad infinita
siento haberos ofen d id o f y
propongo con vuestra gracia
no pecar mas: U que espfivo
me concederéis por ios Dolo
res y Gozos de vuestro Padre
San Joscf, para perseverar en
vuestro servicio basta ¡dataros
en el cielo. Amen.
a 4 -i D o lo r e s y G ozos

ORACION.

O .d 'c h o f o Patriarca San Jo


s tf , <jno padeciendo dolores,
mereciste los mayores gozos
y espeotolrs p riv ileg io s, por
ser íiisposo de Mari;*, y Padre
de Jeius : suplico i»e a l c a n c é i s
perdón de mis cu lp as, gracia
para no pecar mas > y el favor
que pido , saludándoos por
vuestros «ietedolorcs y G ozos.
de San Josef, 2 4-3
P R IM E R D O L O n Y GOZO

Fiando encinta á tu Esposa.


D ivin a A tlante ,
Tu dolo'' volvió en gozo
La vo z del Angel. Malh. i-

Patriarca San J ó sef, p o r el


dolor que tuviste v ie n to pre­
ñada á tu amada Esposa , y
por el gozoso a v i s o que le dió
«1 A ritje l para que no la de
jases: suplico me a l c a n c é i s
¿lacia para d eleslar indo lo
.que h e juzgado inal del pro
g i l h o y c o n s e g u i r al gozo de
tgercitar ia caridad con casti­
dad y pureza de m i alma.
Padre nuestro t A v e Ma­
ría y Gloria Patri.
244 D o lo r e s y G o % o s.

SEGUNDO DOLOR T GOZO.

Cuando á Cristo naciendo


P iste tan p o b re}
r e alegró verle en tantas
Adoraciones, Luc. a.

P atriarca San J o s e f , por el


dolor que tuviste viendo nacer
á Jesús, despreciado y con
pobreza, y por el gozo de
verle adorado de p astores. y
B eyes: suplico mu alcancéis
dolor de haberle ofendido y
despreciado con mi codicia y
soberbia, y el go*o de ser­
virle coii hum ildad y pobreza
de espíritu.
Padr ? nuestro, Ave Ma
ría jrGlorin Patri.
de San Sasef. 245

T E R C E R DOLOR, I COZO.

A Jesús cuando viste


Circuncidaile,
C o n su n o m b r e t u p e n a
P u d o te m p la r s e . L uc. a.

Tj
i a ¡.ríarea San J o sef, por el
dolor que tuviste viendo der­
ramar Id s a D g r e de lu Hijo
circuncidándole , y por el go­
zo de oir que se le puso el
nombre de /« s u s , ó Salvador:
suplico me alcancéis gracia
p a r a cortar y mortificar m i s
pasiones, y conseguir c] gozo
de que mi alma se blanquee
con )y sangre de m i Salvador.
Padre nuestro , A v e M a­
rta j Gloria Patria
246 D o lo r e s y G ozos

cu auto D o io a r g o zo

Si sentiste e l presagio
De morir (',ristoy
Os dio gozo el anuncio
De redimirnos. Luc. a.

P a tria rc a San Josef, p o r <?1


dolor que ¡wnlisto profetizan
d o S i m e ó n la m u e r t o d e J e ­
s ú s , y p o r t i g o ¿ o tju « tu v iste
s a b i e n d o q u e m o r ia p e r r e d i ­
m ir n o s : su p lico m e alca n cé is
s e n tim ie n to d e h ab e rle c ru c i­
ficado cotí m is t u l p a s , y g o
zo d e f l l u r i i r m e c o n la im i t a *
c i o n d e su s p e n a s .
Padre nuestro , A v e María
y Gloria Patri,
de óan Joscf. 247

q u in t o noLon y gozo .

Porque Ucrodes A 'Cristo


Quiso prenderle,
fin Egipto guardarle
Supiste alegre. Isa i. 19

P a Ir i arca S. J o s e f , por el d o ­
lor que tuviste sabiendo que
H eñidos qu ería degollar á tu
limado .Tcísiis, y por el gozo
qu e 1c a n u n c ió el A ngel d e
g u a r d a r le en E g i p t o : suplico
m e alcancéis dolor de los daños
<¡n$ h e cansado en le* alm as con
m is e s c á n d a lo s , y «Cito dé h a ­
cerlas v irtu o sa s c o a m i b u e n
egempto y v ir tu d e s . j
P a d re nuestro , Ave M a ría
y (Haría P a tr i.
248 ¿Jolores y Ovios.

SEX T O DOLOR Y GOZO,

S i al volver á J a d ea
T u viste sustoj
N a za r el fu e el Alcázar
D e tu refugio . M eth. 2,

P atrin re á S. J o s c f , por el te ­
JL
m o r .con que o b e d ien te cam in a ste
álieri'u de Israel^ receloso de que
Je s ú s fuese in juria d o , y p o r el
gozoso anuncio que luYiste para
ir át N a z a r e t : suplico me a l ­
cancéis el don de t e m o r , p ara
q u e arre p e n tid o m e su je te h u ­
m ild e y o b e d ien te á D i o s ' y
logre el gozo de yenccr te m a ­
r e s , pura o b ra r h s virtudes q u í
necesito.
Padre, núesír‘o , Ave M ario
y Gloria P a tri.
de San Joxef. 249

SEPTIMO DOLOR v GOZO.

«*Yos eauxó gran tristeza


Perdido Críalo,
Al hallarle fue el joso
Mas escesivo. Lur;. 2.

P a lria rc n S. J o s e f , por e l do­


lor que sentiste en la au sencia
de Jesús, y p o r el g o z o que
tu v is te d e 'verlu en s e ñ a n d o e n
el T em plo : suplico m e alca n ­
céis dolor «le liuberlfí perdido
por mis culpa» y descuidos y
gozo de h a lla r le por gracia
lYecnen la u d o S a c ra m e n to s cod
el debido pro p ó sito de h u ir oca­
sio ne s de p e rd e rle .
Padre nuestro j Ave M aria
y Gloria P a tri ,
250 ¡M o re s y Gozos
J Cada uno pida ah o ra ¿i
San Joscf lo que necesite y k
convenga.

O RA CIO N .

S a n tís im o P a tr ia r c a S an
dig n ís im o E sposo de la V irgen
M a r í a , y Padre, p u ta tiv o de
n u es tro R e d e n to r Je sú s t .que
por vuestras heroicas virtudes,
dolores j gozos m e re cisteis tan
singulares t í t u l o s , y p or ellos
singularísim os p rivilegios para
in te rc e d o r por v uestros devotos;
s u p líc o o s ; S an to m i ó , alcancéis
pureza e n t e r a á los mazos y d o n ­
c e lla s , castidad h los casados,
co ntin en c ia á los v i u d o s , s a n ­
t i d a d y celo á l o s S a c e rd o te s, p a ­
ciencia ú los f.on leso res, o b edien­
cia á los R e lig io so s, fortaleza á
los p erse g u id o s, discreción y con-
de Sun Josrf. 151
sejo á los s u p e r io r e s , ausilios po­
derosos á los pecadores v inlieles
para qu e se c o n v i e r t a n , perse­
verancia á ios p e n i t e n t e s , y que
lodos logrem os se r devotos de
vu estra am ad a E s p o s a M aría
S a n t í s i m a , pará q u e p o r su i n ­
tercesión y la vuestra podamos
vencer n u estro s en e m igos por los
mérit- s de J e s ú s , y conseguir
Jas gracias y favores que 03 h e ­
mos pedido en e s te S e p te n a r io ,
para suiitificnr n u e s tra s ülmas^
liasta con seg u ir dioliosu m u e r t e
y g o í a r de Dios e t e r n a m e n te en
e! Cielo. A m c u ..
1S2

FORM A Y MODO

PARA REZAR

EL SANTO R O S A R IO .

Acto de Contrición.

S eñor m ío Je s u c r is to r p o r ser
.Vos quien s o is , B ondad iníiní-
t a , rae pftsa de to d o corazon
de haberos- o f e n d id a ; y p r o ­
pongo firm e m e n te d e n unca
m as pccar asistid o de vu estra
g ra c ia .

Oración y ofrecim iento.

V irgen S a n t í s i m a , purificad
m is labios y m¡ c o ra io n , p a -
rn rezaros d ig n a m e n t e vues­
tr o S a n to R o s a r i o , el que h u -
IU a r io 253
in ildem ente ofrezco jior la exal­
tación de la f e , feliz estado de
lo Iglesia y destrucción de las h e ­
r e j í a s , paz y concordia' e n t r e
los P rín c ip e s C r i s t i a n o s , y su­
fragio dfv las Almas del p u r g a ­
t o r i o , que fueren de' vuestro
g u s t o , y de mi m ayor o b lig a ­
ción. Ofrézcoos serviros; á Vos y 1
á vu estro H ijo en ade la nte ,• y
de no haberlo hecho h a s ta 1ah o ra
me [mjso : p é s a m e , mi D ios de
haberos ofendido.’

M IS T E R IO S GOZOSOS
QUE SK CON TEM PLA N LWES
V JU E Y E S .

Primero_, la Encarnación del


f 'rerba<
O verbo en c arfiád o ,
de m i am o r h erid o !
Pésame, m i Dios ,
de haberos ofendido.
2Si ¿Viodu de rezar
Segundo lo F ü itá cio n de Iti
Virgen á Santa fm b el.
O D ios , que vigilas
á Isabel j al H ija!
P ésam e. & c
T errero j el iiacm m U o de Jesús.
O Jesús humilde >
« ii Belcn nacido!
P ésa m e, & c.
C uarto, la Purificación de la
V irgen ¿ y P resentaron de su
Jlijo a l T em plo.
O V íjg c u ! ó Ni fio ,
al templo ofrecido!
f ú sa m e, &.c.
Qumtv , et ÁrP¿o perdido.
O Je sús hallado 7
p o r n ú am o r pcírilido !
P ésam e, &c.

U a p u eí de e»ta part* de Rosa­


r io , como tambivn e» cada
u n a de las dos que se siguen,
se podrá decir la Letanía de
el t{;>siu'ú>. 253,
nuestra Señora , enn su t<ry-[
cion , (jtte eeiá e n l a p á g . 2 5 7 .

M IST E R IO S D O LO R O SO S

QUE SE CONTEMPLAN MARTliS


¥ VIE RN ES

Prim ero, í« O ración del Huerto-


»
O sudor sangriento
I
de Dio? afligido!
P ísa m e , & c .
Segundo, lo* azotes á la Co­
lumna. '■
O Je s ú s ¡ít.xlo, j
dü uzüiüs lti“i iilo! j
l*«si¡nie, titc.
Tercero, ia Coronadon de 7ís-
■ptnas.
O Dios con E s p i n a s }
R e y e sca rn ecid o ! j
Pésam u, & c .
Caano ¿ la Cria (i c u e t o s
por
la calle de Amargura.
O Cr«/..en lus liom hros, '
256 Modo de resar
y am arg o cam ino!
M s ¿ m e , & c.
O'utiito i ¿a muerte de Jesús ett la
Crus.
O F é n i x de am or y
m u e r t o en C ruz y herido!
P ésa m e, &c.
M IS T E R IO S G L O R IO S O S
QUE S £ C O N TE M PLÁ fí D O M IN G O ,
m ie r c o l e s v sá ba d o .

P rim era , la Iriunfanle ftesur-


TtCCMtl
Ó Jesús tr iu n f a n te
de la m u e r t e y vicio!
P é s a m e , &.c.
Segundo j la admirable Ascensión
de Jesús a l cielo.
O J e s ú s q u é al C ielo
suhes con tus hijo s!
P ésa m e , &<?.
Tercera j la venida del Espíritu
Santo en. lenguas de fuego.
O Je sú s que e n v í a s ,
E l licuar ío. 2í>7
T u fuego d i v i n o !
P ésam e, & c.
C u arto, la iVlucric y Asunción
de la V ir/jen al empíreo.
O D i o s , que h t u M adre
llevas al e m p í r e o !
Pésam e, &c
Q uintos ía coronarían de la V í r ­
gan en la Gloría .
O F l o r que coronas
t u Rosa! d i v i n o !
P í s a m e , & c.

L E T A N IA
De la Jitunavm íurada V irg en
M aría de Loreto.

K _ y r i c cleísorr.
C h r is te eleisnu.
k y r ie eleison-
Clirislu and i nos.
C h r í s l e e s au d i nos.
P a t e r d e CoeJis D eas ^ m is e re re
nobis
ü fiS '•■oíh de resta'
F i l í R c dom pto r m uudi D eas,
m is e r e r e no b is.
S p iritu s S á n e te O c u s , m is e re re
nobis.
S u n cta T r í n í t a s u nus D e u s , m i­
se r e r e nobis.
S a n c ta M a r io , o r a p r o n n his.
S an ctn D ei G e r i i l r i x , ora.
S a n c ta V irg o V i r g i n i i m , ora.
M a le r C h r i s t i , ora
M nter d iv in .e g r a t i a j , ora.
M u te r p u r is s ir o a , ora.
Dluler c a s t i s s i m a , ora.
Mulur ín v i o l a t o , ora
M ater i n t e m e r a t a , O ra.
M u te r i mn™ culata f¡ ora.
W ater a n i a b i l i s , ora.
■Haler a d m i r n b i í i s , oro.
¡Muter C i e a l o c i s , Ora.
M a te r S alv a lo ris > ora
V¡i " o p n i d e n t i j s i m n , o ra.
V irgo v e n e r a n d a , o ra
V irgo pr¿e d ica n d a t ora.
V ír ^ o p o le a s , ora.
vi r:><
—■ .J)
Virgo c l i'n n u is , ora.
Virgo fktelis , orit.
Sjíeculnm jusliti& _, ara.
S ed e s -sn p ie n tia ? , üra
C ausa nostwe l c t i t i s , ora.
V as s jj i r i t u a l c , ora.
Vas l o n o r n b i l f i , ora.
Vas in sig n e tle v o tio n i s , ora.
llosa M y s t ic u , era.
T urris ü a v i d ic a , ora.
T urris E b ú rn e a , « ra.
Domus A u re a , «ra
F « 'd e r i s A r c a , «ra,
JanuQ C ncli, ora.
S lclla m a t u t i n a , « ra
Snlus in firm orum ora.
Kefugium pcccn to ru n a, ora
CooPulatrix a f f lic to r u m , ora.
AuKÍlium C t ir i s tia n o r u m , ora
R e g in a A n g c l o r u m , ora.
R e g in a r a t r i a r c h a r ; : m , ©ra.
R e g in a P roplietn run i t <Jra.
R egina A p o s lo io r o m , ora.
R e g in a M a r ty r u m , «ra.
t
2 tiO M odo de rezar \
Keginn C n n fn sso ru ro , orfl.
Keginfl V ir g in n n i; ora.
R egina S e n c t o m m oirm ium , ora
Kegin¿> síicríitissimi R o-
s a rii, ora.
A gnus D c i , q«i tollis peccala
m uiidi. Forcé n o b i s , D om in e .
A gn u s D e i , qui tollis p e e rá ta
m u n d i. E x a u d í n o s , Do­
m in e .
A gnus D e i 7 qui tollis pcccata
m n n d i. M is e re re nobis.

A S T ÍP U O N A .
S u b tunna p r e s i d i u m Conlu-
g i m u s , Soneto l)ei ü c n i l m ;
nostrus dcprccntiones ne d espi­
tia s in nec e s sila tilm s; sed ñ pc-
rículis cuiictis lib e ra nos se m p er,
V irgo gloriosa e t b e n e d ic ta .

+. Ora p r o n ob is sá n e la Dei
Cíenitrix
k¡. 171 digni ei'ficiamur pro-
ti.í iiosarto, '¿<i 1
missiouibus Chrisli !
¡ i Domíne exaudí ora-
iioncm moam
tú. Kt clamor meus ad le
reniat.
OREMUS.

G ra tio m luarn qiu e su m u s D o ­


m in e , m u n lib u s n o s tr is in fu n d e ,
u t q u i A ng elo n u n lin n t c C h rís-
t i F i l i i tu i in c a rn a lio n e m co gno-
v i m n s } p nr P a ssio n e m ejus , &
C ru cc m ud r c su rre c tio iiis g lo ­
riara p erd u c u m u r. P e r eunidem
D o m in u n n o s tr u m Jesiiru Cliris-
tuni F i l i u m íiium , qui te c u m
jvivit c t regiiat in un i ta le S p ir i -
(Lus Síincli D cus p e r oinnia áse-
, Cilla Soeculorum. A m en
B e u e d in im u s D om ino.
bJ. D eo gr.it i as.
Santo Dim, Santo Fuer¡c , &u¿ÍO
Jhrr.nri/il, líbranos , Señor , de
todo m al.
TIVISAOIO Á LA SS. TRLSIUAT).
i . Dvi¡m>t> lo.'jia mea ¡ntciics
r>. E l us m e m a n n n u tia liit Jau-
<!etn tiifim
O eu s in m lju lo iiu m menns
in to n d e .
jiJ. D om ine ad ad ju v an d u ra m e
íe s l i u a .
G!üri;i P j I i í , e l F i l i o , & c .
A l l e liij íi. ó l.ntis tibí D o m in e ,
K c x ¡L'tei a;n g lo r ia ;,

A C T O i)E C O N T R IC IO N .

A m orosísim o II tos T r i n o y
l 1n o . P itd r c . 7fijo j li&pírilu
S a n to j e n q u ie n ere o , cu
f ilie n espero } á rjuicu amo
co)i iodo mi coruion . ciicrjio
y film n , se n tidos j potencias:
¡>íiv st'v Vos mi P:i«Srií, m i S e ­
ñor . y m i J)ios infinilom cnte
y tli;:iio <tc sr,r mnado
>oi)i'C ludas las e m n s ; me pe­
ía , T rinuiiui S an tís im a , m e po-
264 Trisayio
&a, Trinidad m isericordiosísim a,
me p esu , Trinidad am abilísim a,
de haberos ofendido, solo por ser
quien s o i s ; propongo y os doy
palabra de nunca mas ofenderos,
m orir antes que p ecar; espero
en vuestra suma bondad y m i­
sericordia m liu ila m e habéis de
perdonar todo» m is p eca d o s, y
daréis gracia para perseverar
en un verdadero a m o r, y cor-
dialisim a dcvocion de vuestra
siem pre Amabilísima T rinidad.
A ntea.

H IM N O .

Ya el Sol ardiente se uparlo,


y así luz perene unida,
en nuestros p edios infundo
a m or, Trinidad divina.
\ la A u ro ra te alubamos,
á la nor.be y medio dio,
y pedimos (juti to hagamos
á la Innidtiú. 265
Rn el C ielo coni|iuní<i
A l P a d r e , al H ijo y á t i , i>
Espíritu d e v id u , ahora y siem ­
pre sean dadas alabanzas in lin i-
las A m en.

fJn Padre , y »n Glaria


P a tr ia etc, ij se dirá:

SanLo, S a n io , S a n io , Señor
D io s Je los E g é r c itu s, lle u o s ;
están los C iclos y la lierra d e ,
vuestra gloria.
¥ el coro responde:
Gloria ul P a d m , <ilorio al H ijo.
Gloria al E spíritu Santo.

lí$(o fe d irá vr.intc y siete


xect'S, diciendo u n P a d r e n ves-
¡íírt >j G lo ria P a l r i , etc. al
ipnttcyjta de cada mtin’t , y
[acabado el últim o nueva j dirá
\Ut A n tífo n a siijuiettic y su ve r-
¡su >j o ración.
266 Tritayio

A N T IF O N A .

A li D io s Padre In gén ito , ;’i


ti H i j o lliiig ó /iito , ¿ lí E sp í­
ritu ¿auto Paráclito ; Sonta é
Individua T r in id a d , de todo co­
razón te confesam os, alabamos y
b en d ecim o s : á Lí se <16 la gloria
por infinito» siglos de Jos siglos.
Amen.
>\ Bendigam os ni Padre > y
al H ij o , y al ü sp iritn Santo
u) A la b é m o s le , y . e n s a l c é ­
moslo fin todo¿ los siglos. Amen.

O R A C IO N .

Señor D io s , Uno y T rin o,


dadnos contim inm entc vues­
tra gracia , vuestra caridad',
y la com unicación de Vos,
para que en tiem po y etern i-
á la SS. 7 r im d a d Ü0 7
dad os amemos, y "(orífique-
m os, Dio» Padre, Dios lli¡o .
Dios Espíritu Santo en una D ei­
dad . por todos los siglos de los
ciclos Amen.

LA SANTISIMA TRINIDAD..

DE ST TIU SAúlü,

D io íU n u y T r in o ,¿ q u ie n lauto
A rcá n g eles, Q uerubines,
A ngeles y Serafines
Dif-en ¿ a n t o S a n t o , S anio.
A vuestra insniMisa Deidad,
Indiviso en Ires P ersonas,
C lam am os, j>uos nos perdonas
Nuestra m is m a y mfildad;
l'or c^a benignidad,
En su misterioso c«mlo:
2 G8 'J'rúagio
Atujóles y Serafines
Dicen Santa j á a n t o , Sanio.
I n te r m in a b le Brindad,
Suma E sen cia soberana.
D e donde et bien n o s d i m a n a ,
S a n tís im a T rin id a d ;
Pues tu divina piedad
Pane fin á nuestro lla n to ,
Angeles ¡/ Serafines
Dicen Santa f ¿¡anta , S m t o .
El Trisagio que, Isüiítt
Escribía con gran oolo,
L e « ) 6 cunlor en r.iclo
A A ngélicas (Jerarquías:
P a r a q u e en sus melodías
R e p ita n uestra v o í c u a n to ,
Angeles ij S e ra /i n a
Dictn .Sonto , Stmlo ¿ Santo.
E ste Uisagir» sagrado
D el Cordero C elestial,
Contra el poder infernal
La Iglesia le ha celebrado;
Con o sle elogio ensalzado.
Que on fe y amor adelanto.
á la S S . T rin id a d . 2 6 í)
A ngeles y S erafines
D ie tn S a n to , S a n to , S anio.
D e la subitánea m uerte,
Del rayo y de In centella
Libró este Trisagio , y sella
A quien le r e z o , y advierte,
Que por esto feliz suerte,
En este mar de quebranto,
Anrjcles y Serafines
Dicen Santo j Santo , Sanio.
E s el Iris que en el m ar,
E a la tierra y cu el Fuego,
En el aire osten ta luego,
Qne nos quiere libertar,
Por lavor tan singrilor,
De este prodigio y en can to,
Angeles y S erafines
■Diw.n S a n to ¿ S a n i o , S a n to .
E s esendo Soberano
De ta div ina J u s tic ia ,
Y de la infernal malicia
Triunfa devoto el r.risliano:
Y como el dem onio ufano
.Huye de terror y. espanto,
270 T rú a fjio .
Aiu/eles fj Serafines
ü iix n S a t U o . a n t o } í ’tmío.
En vuestra bondad me lundu
Ser D ifjs in cite ¿ inm ortal,
Que vil ol i:oro celestial
Ganlurú es le himno jucuiido:
Pues en los riesgos del inunde
Mu cubrí con vuestro m unlo,
A n ye lti y Serafines
Dicen S tin to , >'aw¡O j Stthlo.
D ios lin o y T rin o < ú quien
tuntu
A rcá n g eles, Querubi nrs,
1/ Serafines
D icta im nlO j ¿a illo S hhío.

A N TÍFO N A .

B e n d ita sea la S a n ta 6 I n ­
div idua T rin id a d , <|ue t o ­
das las cosas c ria y ^oliicrnn,
Qhorn y siem pre , y por los si -
íi ta ' S. riuúhut, 271
glos de los siglos. A m en.
i~. Mendigamos al P ad re, >
al H ij o , con el E spíritu S an io.
vi}. A labém osle y en salcé­
m osle en todos los siglos.

ORACION'.

O m nijiolcntc y sem piterno


D io s , que te dignaste de reve­
lar ú lo s siervos en la ci>nle-
sio» de la verdadera le , la glo­
ria de tu eterna T r in id a d } v
qne adorasen la unidad en Luj
augusta Wogustud \ le rogam os.
Señor , que por la fuerza de
esa íTiibtnu f e , nos veamos siem ­
pre libres de todas las adversi-
duik,1* y p e lig r o s, por C risto
Señor nuestro. A m en.
272 'írin m jt o

Bendita y alabada s<?«i la Sali­


lísimo Trinidad; Padre. Hijo,
v Espíritu Sanio, el Santísimo
Sacramento d<'l Altar, y la Pu­
rísima Conccjir.ion «loAlaria San­
tísima Sonoro nuestra . corioobidii
sin uia.xic.lta de pecado original
en el primer instuiUc Je su ser
natural. Amen.
AL SANTISIMO SAC11AMEINTO

EN TAS CtA l\Ií>'lA 1101ÍA4.

A m orosi-iioo J t í s u s m i o , vcis-
m c 3(|iií p o r r u d o dolanlo do
v u es tra div in a p re b e n d a : os
adoro t o n tocio m i p ob re es­
p í r i t u } y deseo u n ir mi ad o ­
rac ión con todas aquellas con
que babcis sido , sois y seveis
nuorado por toda la e te r n id a d .
Os adoro y rL^cicncio en este
augusto y divino S a c r a m e n to ,
rogándoos qno vigiléis e s p iri-
tu a lm o n lc cst:a mi p obre alm a ,
dándoos gracias al m ism o liempo
por esta v u e s tra in finita bondad.
274 l y istia

Aspiraciones.

¡ 0 am orosísim o Je sú s m ío !
creo firm em ente que osláis en
oso au gusto S a c r a m c n t u , j
p o r concom itancia in m ed iata
v uestro E t e r n o P a d r e y el E s ­
p ír itu SmiLu. ¡O inm ensa d iv in i­
dad Jo mi D w y S e ñ o r ’ jo os
adoro. saludo y reve re ncio
con la m a y o r sumisión y res-
]H>tfl. Angele* del C i e l o , mío-
1rad y h o n r a d i m i Dios y Se-|
ñ o r . (j¡io e s t á en estn tr o n o del
¡iltar com o cu su bolio de glo­
r i a , «mor y m a gosta d. Poten-J
cías de m i Alma . hum illaos en
>u adorable [u esciicia, y u f ie - 1
cedió ve.uoracionrs y homeitu-j
i,-.':-. ¡ O ««labilísim o íísjtoso de
mi tilma! haced ■[ini es la visi-
la m e fortalezca mas en vucs-
(k las (Á iaM ikt iln rn s. “2 TE>
t r a s a n ia ío y a m o r , para co r­
respond er en lo posiblu ú Mies-
tros s in s u lu re s b ene ficios; a u n ­
que á la m a j o r de v uestra s
(iuezas se ria m u y poco u n co-
rnzon y u n aiuur com o el de
los Q u e r u b in e s y S e r a f in e s ; y
para que nuda mas desee- que
•miaros j dadm e u n ra» o de
ylhjsU'o «mor divino para q u e
abrase mi coraxou e u vuestro
afecto y am or.

Oración.

J e s ú s am abilísim o . digna víe-


ti ron del E l e n i o P a d r e , o ri­
gen «c tocios los b i e n e s : yo os
adoro con todo m i corazou en
esle S a n tís im o S a c r a m e n to , con
el deseo de r e p a r a r todas las
ií r e v e r e n d a s , p rofanaciones
i‘ im piedades que se han io-j
¿70 i isita
m etido co n tra Vos en esto ve
neraldc y ¡di.isimo iUistcrio.
O s adoro cu n om bro de loilos
las <|H<3 m inea o-! batí conocí -
rio ni adorarlo: y quisiera.
Dios m í o , dnios ta n ta «lyrirt
y lio ñor como os tlariau todos
estos d e s g ra c ia d o s, si os c o ­
no cieran y os tributaran. tus
r e l í e l o s . Q u i s i e r a , Dios mió.
rusu m ir mi lo y umor todo
lo que iíIlos h u b ie ra n podido
ofreceros de h o n o r , am o r y
gloria, un la cstensioi» de los si­
glos. D«seo tm n b icn floro? o tras
ta n tas b e n d i c i o n e s . como in ­
ju ria s vom itan los condenados
c o n t r a v u estra suma bondad.
Y [tura que esta adoraciou os
sea mas y g radublií, la uno
i todas las de vuestra E»|io-
sa la universal Iglesia Mi in-
l e n c i o u . S e ñ o r , os deciros
todo (.nauto ins|>i]()Í5 ú viifts-
í/t /i‘.<(■■i'.ti/'eiiía Hoi'tis 277
tr a S.ir¡(,í<iii)i* $¡;nJre , para da­
ros hono r y " l o r i a ; y Lorln lo
r|uc Vos imsinu tk'cis ú vuestro
t i e r n o PiiJre <‘11 «¿te glorioso
y ju ^ iisIo Sotrar.KMilo, en ct
(jHi'! Ic :ilaíj;iis, hondeáis iilori-
licais y honriiís iníin iln m e n le .

Rézase cincovcces el Pa­


dre nuestro, ¿í\}c María.,
y QlorLa P a tr i, en reve­
rencia de las cinco lincas
fía Jesús , diciendo á cada
mu). Al alia do y mi orarle
sea el Saniisimo Sacramen­
to del Aliar, y responditn
do. Sen por siempre ben­
dito y alabado.
27 H lleserta

q q qq &qqqqq o e sg q cq q cq © 3

SÁKCTISSIMI SACEAMKBTI.

y>'¡c ekisoft.
Uhrislt deison.

Kyrie eleison.

Putcr de «eíis Deas. Miserere


nobis.
l ' i l i Ilcdemptor m undi Deus.
Spti'üu» Sánete Deas.
Sancta Trinilas m u s Deus.

S a ncl i’ss¡>» «m Sar.m m enliun.


Caro ct Sanyuis Chrisli.
Rrftclio animarum.
Pigm s gloria*
de las iin u rc ttlu H o ra s . ¿ 7 9

OSQOOGSQ ¿OUWQSOOGQOGOU

DELSAJiTlSIMO SACRAMENTO.

S l S ob , sed on niir'stra nyuda.


Je su c r isto Icn piedad de n o ­
so tra s .
Sefior , compadeceos de n o ­
sotros,
¡Dios P u d r e , C ria d o r de lo?
j c i e lo s , ton m i s a k o r d i a de
nosotros.
¡Dios IIijó , R e d en to r iJcl mundo.
jDios E s p ír itu S o n to .
T rin id a d S a n t a , qutí fiio? un
solo Dios
S a ntísim o S acram ento.
C a rn e y Sim are (io C risto .
: AIimeii(o de las ¡ilinas.
: P re n d a secura de 1« "loria.
280 ftcseroa
Cmleste V ix iú m m .
Propillas esto:
P a rce n u bis, Domine.
Ab o w n i m a lo :
L ibera n o s , Domine.
Ab indigna Chrisíi sumpiianc:
L ibera n o s , Domina,

Peccatarc s:
T e royamus , an d i nos.
IH nobis p a r cus: Te.

U l atl ve rain jimniienliam nos


p erduccre dignen*' Te

Agnus f ) c i , q u i luí lis yeccola


rn u n d ij miserere nobis.

Carpas Chrisíi.
V e rb u m Caro.
Deus el Homo.
l i y r i e eleison.
Chrisle vh ison »
D e las C u a m ila lia ra * . 2 8 1
Viático celestial.
Sed «os propicio:
P e r d ó n a n o s , Señor.
D e todo muí,
L íb r a ilo s, Seíior.
D e recibir indignam ente el
Cuerpo de C risto;
L íb r a n o s, Señor.
N osotros pecadores:
rogárnoste que nos oigas.
Para que nos p erd o n es; rogá­
rnoste.
Q ne te dignos c o nduc im os /i
una verdadera peni lene i a;
rogárnosle. !
C o rd ero de D i o s , que qu ita s
los pecados del mundo , ten
m isericordia de* nosotros.
Cuerpo de Jesucristo,
Verbo licclio cu m c.
D io s y hom bre.
S e ñ o r , sed en n u e s tra ayuda.
J e su c risto , ten piedad de no­
sotros.
Hvserva.
Kyric eletson.

Paternóster. (en secreto )i


¿,’f ne nos indw;at in (citfaíto-
wem.
Sed libera no* á malo.

Psalmus 11S.

C red id i p ro p te r ^moíÍ Iocuíms


tu m : ego awiem humiliaUts
sum níntis.

/'. g» dir-i i 11 rxetrnm meo : omitís


/iorno mendax.

Quid rctribuam Domino |tro


ómnibus qute reíribuil tuihi?
de las Cuarenta Hornt 2 8 3
Señor compadeceos de noso­
tro s.
Padre n u e str o , & c.
Y no nos dejes caer en la U u -
Incion.
Mas líbranos de m al.

Salmo 1 1 5 tjue te cania 4 toro»


cu» el órgano.

Confiado en el S e ñ o r , U vantv
la voz pnra implorar su socor­
r o ; porque m e hallaba redu­
cido á la riitima m iseria.
N o ( docia yo en mi fu g a ) no
pondré ya mi confianza en
los h om b ros, porque no hay
uno en quien se pueda con­
fiar.
Con qué corresponden; á es le
D io s benéfico por tantos b ie ­
nes coiuo he recibido de su
mano ?
281 Jfcjw rea
C afice»» sahuavis uccipunn ct
nomeu Damitu úicocabo.

J'ofrt mea Domino rethlam co-


ram omni populo r j u s : pre-
tiosa iit cour.pectn D aniim
mors sanciorum eju s.

0 D o m in e , e<fo s c m t s futís:
efjo serews íhiis^ ti filias an-
ciite luce.

Dirupisii vincula mea: tibí mi-,


crifieabo ho&tiam /audis , «l
m inen D om ini invocaba.

V v ía mea Domino i'tddani in


conKptcht ( « ú popuii «yu*;
in (itriis doniua Dominio in
medio luí Jerusalem.
de la s C n u r e n iu '28o.
Le ofreceré un sw.rilli'io de
acción do g r a f ía s ¡uii' mi li-,
b c r t a d , y a lab a re su simio,
n o m b re.
Le cum pliré m is vulos (leíanlo
de todo su p n eb lu : publi­
caré que ama á sus siervos,
y no los deja caer rendidos,
á la violencia de sus perse­
guidores. j

S eñ or, porque yo prociiroj


complaceros ¿ y soy hijo de
una madre que siem pr* ui,
sirviv fielm ente. |
H iciste que escapase de U»S|
manos de m is enem igo?; porj
tanto os ofreceré s n n i f i c i o s i
de alabanzas, y celebraré
vuestro nom bro. ¡
J eru sa lcn , lii me recibirás vic-j
lorioso en la s m urallas: y,
allí cum pliré m is promesas
al Señor en su tabernáculo
delante de todo el pueblo.
2SÜ /'15!ÍU
A ña : Caticem sa h ita ris aeciyi'm i-j
et sa crifica b a iioslia m Im u lis.
Añil: AV<‘i/í novel he olivantm :
K cciesi c fi.lt sinl i/i « rc u /íu
mensíD D u m in i.

O ¡a ria P a t r i . el F i l i o el S jr ir i-
tu i S á nelo .
Sictti era l in p rin cip io , el nu itc,
et semper , tí in s¿milw s«>-
eulorum . Amen.
Panem de eteia p rív stitisli cis.
Onme delectam enl'im in fe /id-
hcnlctu.
Jttm ediclus ex I)om in e , in
finiuifnen-lo r.rvli.
E l laudübih'a el y/on'usiu j el
íuperexaU alus in xetula,

Domine é-iíi u di vrationem mean i ,


h'.’ clamor m tm íiíÍ te venia l.
tic h a (J im r s r .la l i a r a s . S&7¡
Torneri el «élix de ta lu d . T,
«frecei'é «1 sacrificio de ala­
banza.
Como los pimpollo* dp í* o li­
va los h ijos iíe la Iglesia «»-
rodeados í la ir,esa deJ
S eñ or.
Gloria sea dada al P ad re, al
H ijo y al E sp íritu Santo.
A si corno cu el p rin cip io , aho­
ra y sinmprv por los siglos de
los siglos. A si sea
líl pan dol cielo les has dado.
Que tiene, cu si lodo r! dülcile.
B end ito e r e s , Sciior , un los
ciólos.
D igno fie alabanzas <{ue se os
duu , y ser exaltado y g lo ri­
ficado cu todos los siglos’.
S e ñ o r , oíd gustoso mi súplica.
Y llcgut* á Micslro oído mi
clam or.
so » Meza' va.
D iw x'm ts r.obist.utn.
E i c«m spiWíK fuá.

O liE M C S .

D e » s . r/líi' nobis sub S a c r a ­


mento m irah ili j>as¿o»is tute
memoriain r d in u isti : trihue
([HivsHmus j itn non Cot'poris et
sanyniins tu i s a c r a misterio
teiicrnri. j u t rcrlrmptiorús tua>
[in c ita n iu m uí¿í ju ijiicr sciiíüi-
imts. Qtti i'íViV et r e p t a s út s;v-
tula síciihrtün.
l íi , Ame n ,

1IVM51S.

T a n lu m crga SucramenUtm
tejjercfiiHr c e rn u i
et « ntiífuum dociuueníum
nnca c<vh/t r il u i :
p n v s t e l fi/ks s u p p h m e n h m
sc w iu w n d rfc c lu i.
dv íííí ( *iíí.; iit ii'ít i 28U
I I Sc! (;i' -t'.i i '-n \oit¡lros.
V «l!l tU lSj.*ilitll?

OH L U I S .
O Dios , ijiíc*en el Süciümfulo
a d m ira b le j io í lia? dojíuSo la
mem oria di; tu Tiasiun! te rn-
igamos <fi;c fí<15* 1 , <jnc ,
de tul sium-lo H'iion'ino!- lus
misícrios de tu Cuerpo y Sun-
’ütü . (|tic sirilamos perpei.ua-
mtiiilc el fruto ib tu redon­
dón. 0>»c vives y reinas por
;lo> siglos (Je los M“ loS.
K-. Asi iCU.

J / / . 1L V O .
Reverenciemos <<>n un pro­
fundo rocíelo un Sacramento
Itm grande . Unías las* sombras
<lo In ley nntií;un cedan ;’i cst«
¡Misterio (le ta iiuewt lev; >¡
'mui fe viva <• iluminada supla
V! ildoí lo ilc m*e~tio< ücniidos.
¿9U Reserva.

HY5JMS.

S a tm iüíciitrtvs jurM u sw í
yoiudiá,
f. ts p tw c e r d iis s o n e itl f r o e -
c o n ia :
iieredanl velera t nova sinl
tífnnia,
e&'rditj vooes et opua.
de Un (Jn'.i)’iiü-r tiaras. ¿ y 1

III M S O
.í¿ traslada) n i S a n tísim o
S a cra m tn io .

Unanse nuestras alegrías á¡


‘las solem nidades sagradas, é
i 11(órnense nuestras palabras-
linsta lo profundo de nuestros'
corazones, Ce=eu las anticuas
'¡cerem onias, y Loilas las cosas!
|íc¡m n u c ía s , n uestros p en sa­
m ientos , nuestras palabras v
nuestras obras.
S A M A A KLOA.I-:XA.
c o u u f t o a
.V
S A N T A FIL O M E N A
titífm t ikNv fv.-i ilc, /rr ,«r«;« V».

O V ¡i'£cn [imv"'¡míi, ploi'iosa


idárLir ú ip.iieri UÍuscm su elen i.i
sabiduría jiiiieoe reudú yl m un­
do en fistos tiem pos desgraciados
para avivar la le y sostener la,
cs¡icran/.n é inflamar la tiaridnd;
v o s } á i[nicn lia revestido de po­
der pura "loria cíe su nom bre y
utilidad de la Iglesia, ¡Santa
F ilo m en a ! I órne ¡i<|UÍ postrado
á vuestros pius , com o dolante do
nnn [lorlnrosn p ro le rto n ([lio ye
Lie escogido. Diu,iiiiOS, > ír¡;en
1SM Orcicio»
¡lena <le bondad } rccibirm c b«jo'
*uestro amparo , j guardarme-
cou vuestra pro lección Pero pitra!
que yo sea mas di;:no de este fa­
v o r , obtenedm e esta pureza in ­
v iolab le, íi la que vos habéis
siurificiido lorio lo que las pom­
pas del m uudo tienen di? mas ha­
lagüeño ; oslo fuerza de ánimoj
qne n.J Iiizo r e s is tir 4 los asoltoF]
mas tem ible»; y en íin , este
ivmor firdionte á la fe <ÍC Jc íu -i
cristo¿ tuyo celo no se en tib ió
en m edio de los torm entos mas
afrentosos.
A estas suplicas que os dirijo
con todo el fervor de mi alm a,
os pido otra grncíu (cutía m w
d e b e r á c s p c c i/tc a r su s d e se o s y
n e c e s i d a d e s . . . , ) E l divino esposo
poi'enyo amor habéis tolerado las
afi■ cillas, los torm entos y !«i
m uerte , nada negará á vuestra
in le n e s io u : t í . gloriosa m ártir,
á caiU n Filow ena i!s»ó¡
5Í os (Jijiiiiiis iu css’iii:i;- mi íiiplit'a
A aíjue! í>!o« qne 1)¿> d ic h o : pi1tl/tl
y reciOiréU, se verilicnrá l iií ti
adinilioiiilo m is v n io s, la
iülüliliiliiiad Je ícirí prom esas.

O íliA ORACIOiV.

O gloriosa v ir g e n , invencible
m ártir Sniita F ilo m e n a ; vns c|iu:
por ol am or de Jesús vuestro E s­
poso liíi]jcis tolerad» la n ío s tor­
m entos , y Jado vu e4ru sangre y
vida ¡nira confirmar la fiá­
osla religión ijuc yo m ism o longo
el hosmi’ tic profesor; akan/.aú-
me luía caridad ardiente , y la
g ia c ia — ( .« M pirsn) para t|iie
sirviendo íío'm ciiü; ;’i nuestro Se-
iior Jesucristo m ientras viva,
I logre el honor y la felicidad de
I poseerle en la n nm 'te, A si seu.
SA ífT A FILOM ENA.

Pues sois de virtudes Mena?


Nacv» luz que el ciclo envía,
Serwlnní de norte y guia
Sania f'írgen Filomena.
Premiado <k- la hermosura
Que dehms al Criador,
I.'u romano BsnpernJor
V uestro esposo ser procur.-»;
Como esposa <Jc Dios pura
D ísp re :¡mí pompa terrena;
Sérv/dtws de norte y guia
Sania V in9a n i ’ihmcna.
V íl'iuIa burlado tu am or,
Siri obtener vuestra mano,
á Sfvtla F ilo mena. "29
Lo convierte el vil tirano
E n perfidia y cu furor;
A la.? ,<;nmljr;is y jignr
I>e una c;U'c-?l os condena;
Servidnos di- norlt y guia
Santa Virgen Filomena.
Vuestro cuerpo angelical
Con azotea mnltraljiixlu,
L1i en fia rjue se ¡ ri ablandando
Su firmeza «¡dcstia!,
Y os cucuenü-.i m is leal
Despreciando limito y pena;
Servidnos de norte y guia
Sai üii y ir gen Filniucna
Dos Angelus .'Liricirusos
I.n ln c:írcel tenebrosa
Os dieron salud «liclitusa
Con Ij Ü h iiiio s n loixisos;
Csu Iiu.éspedes tan líennosos
Gozasteis de paz «mena;
Servidnos de norte y guia
Santa. Virgen Filomena.
Del T ih er en la corrieule
2t)8 Cvitis
Os condena i ser hundid*
Con nna áncora prendida
De -vuestro cuello inocente;
Dos ángulos de repente
A Li orilla os sacan buena:
Servidnos de norte y guia
Santa yírgen Filomena.
A TUBSti'o cuerpo asestaron
U nos dardos unciindidos;
Y por los mismos heridos
Los verdugos espiraron;
Los pueblos os admiraron
De toda lesión ageua;
Servidnos de norte y guia
Santa P'irgen Filomena.
E l tirano confundido
Os hizo en fin degollar,
Y al cielo Tais A gozar
Vuestro p e rn io merecido:
Allí tencis prevenido
EL placer y gloria amana:
Servidnos de norte y guia
Sania Virgen Filomena.
ú S on ta . F ilo m e n a . 299
Alcanzadnos del Esposo
Gracia y salud corporal,
P iro echo espiritual.,
Y en la muerte aquel reposo
S ingular, dulce y dichoso
Que gozáis de gracias lleca:
iServí/lnos de norte y guia,
Santa Virgen Filomsn/i-
Oi'n pro nobis Sanct.'i Filoaiena.
T lt ti ig n i c ífic k m n r p ro m is io D Íb u s
Glirisu.
300

AL SAGRADO

CORAZON D E JE SU S.

ESTRIBILLO.

Pues herido del a m o r


Os vemos, Cnra/nn santo,
Sednox en todo quebranto
Jbfugio y consolador.

Jesús , po r iineslro consuelo


Bajais del seno del Padre,
Y de la Inmaculada Madre
Tomáis carne ac.í en el suelo:
Admíraose tierra y cielo
Al ver hom bre a su Hacedor.
Sednos , &-c.
302 C o s o s at Sagrado
Cuando en d portal sagrado
Temblabais yerto de frió,
E stabais , Gorazou pió,
De puro amor ab tasado.
P o r este am or es guiad*.
Desde su choza el pastor,
Stdnoíj Ge.
Si el Mago desde el Oriente:
Viene á adoraros nacido.
P o r Vos solo es conducido
A dicha tan escelente:
Una estrella refulgente
Le con su. esplendor.
Sedaos, &c.
T reinta y tres años pasasteis
E n tre trabajos y penas
P ara rom per las cadenas
Con que atados nos bailasteis.
T an to , ó D ios, os lmniiliastuis
P o r salvar al pecador.
Sainos, Ge.
Después de haber espirado
E n una Cruz afrentosa,
Corazón de Jesús. 3l)
Por una mano alevosa
Fue herido vuestro costado.
¡ Y aun 110 agradece obstinado
E l hombre tin to fovor!
Sednos , £c,
Mas con. esfó no contento
Vuestro Coraron amante,
Con nosotros incesante
Hahita en el Sacramento✓
A llí, Jesú s, sois sustento
Del cjue os ama con te rro r.
Sednos , Ge.
Este MatijHr soberano
Qfreceis sin distinción
Con La mayor dignación
A todo el pueblo cristiano.
Todos tienen t¡rt su mano
Gustar su dulce sabor.
Sednos , (J e ..
E n el Altar nuche y día
Vivís con vuestras ovejas.
Dándolas mil blandas quejas
P or su ingratitud impía-
305 Gozos al Surjrzulo
Llegad, fieles, á pnrlla
A vuestro ainanti.' Pastor.
S c d n o i, Se.
Aquel furrio qne vinisteis
A traernos desde el fíelo
A rd a, Jesús, en el suelo
Como Vos mismo quisisteis.
E l jráehlo qué redimisteis
Espeiiniente su ardor.
Sri!nOS i &).
El» España vuestra Silla
Paríí siempre colocad,
Protegiendo con piedad
La Carona de Castilla;
P lips ella ron f<; sencilla
Oj tributa el digno honor.
Sedniu , frC.
Eu siií penas y adicciones
Amparad i los mortales,
Y con minina liberales
llepjrtidnos rursLroi done?.
Trtilds nuestros corazones
Llenad de un sm lo fci ro r.
S ednox, &c.
Cotazon (.le Jesús Slif>
Y pues herido de amor
Os v « im s, coraron sanio.
Strdnos en todo quebranto
Refugio y consolador,

>v. Misericordia: Domim k pro ­


genie in progenies;
Timentibua euin.

OREMOS.

F ac nos* D omine Jesn ,■ sanctis-’


siini Cordis tui virtutibus indui, el
aflectibus ioflam m ari: ut e t ¡maf>íui
bonitatís lu;c conform es, et tua; n?-
dc.nptíoiiis m eream ur esse' partici­
pes. Qui v itis e t rcgnH i....
ijüü

Saiitíaniwís afi-ituníus

ir. 94GRAD0 COIlAZOIf I)C MAM±.

Dion te s a l t e , Cora*OD Sagrado


de M aría, po rq u e furi el mas puro
de todos los corazones, despues del
Corazas de Jrau s, y porque sois la
prim era que introdujo en el muudo
Ja pureza y la virginidad.
Alcanzadme , ó S eñora, un espí­
ritu de penitencia y una buena
m uelle. Aineü.
Dios te salve, ó Coraeon el mas
Sanio y el Eons hnmildc de todos
los corazones: porque p o r vuestra
profunda hotnildad merecisteis ser
escogido del E terno P adre para
Jlad re de su eterno y amado Hijo.
¿agrado t'oraian tic María. 30 ?
Alcanzadme, 11 Señora , im espí­
ritu de penitencia y ana buena
m uerte. Ameti.
Dios l<: salve, fí Cormoti constante
de María , porque fue el mas jiacicnle
de todos los corazones, y porque
d urante Ja pasión do vuestro Santí­
simo 'y a rundo Hijo fue pendrado
(le Untos r tan amargos dalo re*.
Alcanzadme, 6 S eñora, nn es­
píritu de peuiteucia j uoa buena
m uerte. Amen.
Dios te salve, ó Coraxon iucom-
perable de M aría, porque fue el
mas lid de ludas io corazouej, y
si que con mas perfección cor­
respondió á todas las gracias del
Ciclo.
Alcanzadme, ó S eñora, un espi­
rita de penitencia y una buena
muerte, Amen.
Dii>s te salve^ ó Corazon gloriúto
de M aría, porqoe fue el mas gene-
3 0 8 Salutaciones afectuosas ttf
roso ilc tojos los corazones, y p o r­
que Irán el mayor y mas doloroso
sacriíicio «le Ja vida á sn Saulisiiuo
y amado Hijo por la salud da todos
Iim hombres.
Alcanzadme, ó Seiiora un Cípirilu
de penitencia y una buena muerte.
A men.
Dios tv salve. ó Goraion adm ira­
ble de M aría, porque fue *1 mas
vigilaulv ile IdiKjs Jos corazones, y
pur el zelo y gran cuidado que tu­
visteis duJeíus nuestro divino R e­
dentor.
Alcanzadme, ó Scíioro, itn i:spí-
rila de pcnitRucia y nua liuena
uauerle. Amen.
Dios te salve, ó Corazon snliliine
de M aría, porqne fue el rúas elevado
de todo» los corazones, y porque
liabuís procurado á los hombres
Untas gracias J favores.
A lcit 17.11.lm e, ó S eñ o ra , un '«íp í-
Sagi'üdo (. tu azon de H a r ía . 3 0 9
ritu de penitencia y una buena
innerte. Amen.
Píos te salve, rf Corazou numlile de
M an a, porque l'uu el mas poderoso
de todos ios corazones «u el cinto
y eu la tierra.
Alcanzadme, ó S eñora, un « íp i-
ri(u de pcuileticia y una bueua
m uerte. A elcii.

SA L U D O S A F E C T U O S O S
AL

sit?rotísimo £ora}*n tu- ¿Haría.


Sulve, ú Irooo de sum í limpieza,
De M iría Santo Corazón,
E n el mundo rem a, y tu pureza.
! Nos alcance de castos el don.
De foi liisícs humhres desterradvf,
Ditlcc Madre , las pases guiad,
¥ de vos <?a Iti muerte ausiliados
Las reciba Jesús can pitdttd.
3Í0 S aludos uftetuosns
.Salve > hum ilde Cnrazcn Mariano,
Corazón en que Días habitó,'
•Días p o r hijo! favor soberano
Con cjne«l ciclo tu hum ildad prem ió.
Pe los tristes, &c-
S alve, ó tierno C oraioii,'am ante;
Y modelo d e santo candor,
Jtíuestras alm as «brasa incesante
C on las llamas de lu sanio am o r.
De los tristes, <Pe.
S alte, ejemplo Je invicta cons­
tancia.
¡•Quién p o d rá tu to rm en to espíicar,
Oiaivdo eu jirn ad e nnestrti arrogancia
L n Jo cru/. viste * C risto aspirar?
¿ri? ios tristes, á-t.
S alve, pRolio d i la G racia tem plo,
Siem pre atento á la vez del Señor,
Haz llevem os todos a lu ejem plo
Su sagrado y u g n e o n fervor.
Ve los tristes , Ce.
Salve, pacho coustvmida cu zelo
De la ili«ba del triste mortal.
a l t'o ra zo n de M u rta . 3 1 1
Ti? nos abres las puertas del eielo
Citando el Miño nte das celestial.
De los tristes &c.
S alv e, pecho que á Jesús serviste
Giin desvelo en sn edad intautil,
A los hom bre* Gon 1n amparo asiste,
Y los libra de la culpa tí I.
De los Iris/en fre,
S a lrc , dulc» Coraron j tierno,
A quifiti muestra sus decretos Dios,
¡ Cuántas gracia» concedió el Eterno]
A los hombres gustoso por vos!
De los tristes í-c.
Salve, pocho poderoso y inerte,
Corazon de inefable bondad,
E n tí espera en la vida y en la m uerte
Do Eva triste la posteridad.
D í loi tristes hombre* desterrados,
Dulce M adre, fas pasos guiad,
Y de vos en la muerte ausiliados
Los reciba feiits ton piedad.
bukyk n o t ic ia

sobre el origen y efectos de la


M edalla llam ada m il a g r o s a ,
y lítm bün del cólera.

A fines deL año 1850, [a lierm a­


lía 1\1“ “ uü vicia de una de las co-
/c unidades ijue se consagran al ser ­
vicio <la los pobres en P a rís, rió
estunrlj en bracio» un retía lu que
representaba La. Santísima Virgen,
tal cual suele retratarse bajo el t r ­
ifilo de sli inmncalaila Gonuivpdoit,
pué-sta eu pie y alargando el ¡jipío.
«Süüiin iiií sus mauns rayos de im
resplandor a d m ira b le ,. y oyó nn;i
vi)2 i|uo le decía: Eslos rayos son
t í símbolo da las gracias r¡ue María
alcanza d ios mortales. Al i'cüedo r
de! retrato bb leía la siguiente ins­
cripción , escriti con caracteres <ie
oro : O María concebida sin pecado,
á íí recu r/'iw os, rrr»ga por nosoírcs.
la M e d a lla tniltttjroÁa.
m , contándole los sttMidiclios p n -
n ie n o ití; y este Señor «lijo; Q:;r
no incc/ucnicnV {¡/¿uno en y:.*
ce grab/ue tina rurda lla de wV
jaez - , mayormente no i onfcnieudv,
costt contraria d la f e ¡ que ti rcji-
tribuiria d e l l o , y que deseaba te­
ner uttíi de /iis primeras que w.
acuñase». Se acnííó pues en junio
de 18Í2. j
Luego que fue acuñada se (Vistri-,
Im vú, «.'«ijccjalii.ciiíf ii las hermanas
de la <jarirlad, y estas las repaitisrnn
¿í sos edaenndus. Desarrollase cicó-,
li'.rii tu París cruelm ente * J linlxiMj-
do atacado fuertem ente á nn;i ele'
diebas edil emulas, en el momento
que se Je entregó una de las sobre-!
dichas medallas curó perfectamente.
Al misino tiempo escribieron varias1
otras curaciones repentinas en !a
diócesis de Mkrivs en mugeres qnn1
estaba» cu cinta , en ninils &c.t lo
cjiie fue causa que se estcmliesñ mas
y ífias. Jlasta aqui la relación re—]
mitida d e Francia. I

F IN .