You are on page 1of 10

Colegio don

Bosco
Proyecto de crea j
Nombres: Rafael Alfredo Hernández Espinoza
Emerson Alexander Ayala

Maestro: Lic. María Roxana landa

Materia: seminario

Tema: generador eólico

Numero de lista: #20

# 5

Grado: 1ºa
Electrónica
Fecha:
26/6/1012

1
índice pagina
Caratula…………………………………………………………………… 1
Tema: generador eólico…………………………………………………. 2
Generales y específicos…………………………………………………. 2
Marco conceptual………………………………………………………… 3
Introducción……………………………………………………………..... 4
Justificación………………………………………………………………. 4
Antecedentes……………………………………………………………… 4
Historia …………………………………………………………………… 5
Alcances…………………………………………………………………… 9
Limitaciones………………………………………………………………. 9
Delimitaciones…………………………………………………………….. 9
Enunciado del problema ……………………………………………….. 9
Planteamiento del problema…………………………………………….. 9
Concepto de energía eólica……………………………………………… 9
Conclusión………………………………………………………………… 10

Tema: generador
eólico
Objetivos generales y específicos
Objetivo específico: usar la naturaleza para crear energía
Objetivo general: el uso del viento para crear energía ocupando el medio
ambiente y para ayudar los lugares marginados

2
3
Introducción: la energía eólica es para ayudar a las personas cuya zona no
llega la energía eléctrica o de difícil acceso a lugares marginados

Justificación: como en la energía eólica lo asemos para no a cavarnos mas


la los recursos naturales Y sácale provecho al viento no solo al agua
Para beneficiar a la población e economizar el bolcillo familiar

Antecedentes

Antecedentes: La energía eólica es una fuente de energía renovable, proviene en última


instancia del sol; es limpia, inagotable y con grandes perspectivas de desarrollo.

La energía que posee el viento es función cúbica de su velocidad, de tal forma que cuando la
velocidad del viento crece de manera lineal su energía lo hace de manera exponencial; cuando
la velocidad se duplica (se multiplica por 2), su energía se multiplica por 8 (23 = 2 x 2 x 2).

Para el aprovechamiento de la energía eólica el ser humano ha ideado variados artefactos a lo


largo de toda la historia (barcos, molinos para moler grano, extraer agua, etc.) y en la
actualidad para generación de energía eléctrica, siendo el aerogenerador multipala de eje
horizontal el tipo de máquina que abarca prácticamente todo el mercado eólico.

Este generador eólico consiste en una o varias palas, de diferente longitud según el modelo de
aerogenerador, que gira sobre un eje horizontal y mueve el generador eléctrico que está
cubierto por una góndola que a su vez alberga los diferentes componentes de los que consta el
aerogenerador.

Las palas y la góndola están soportadas por una torre tubular o de celosía con altura suficiente
para que las palas no toquen el suelo en su movimiento.

El principio de funcionamiento de este tipo de aerogeneradores se basa en la incidencia del


viento sobre las palas que están orientadas un cierto ángulo con respecto a este lo que
provoca que la fuerza del viento presente dos componentes, uno perpendicular a la dirección
del viento y que será el que provoque el movimiento de rotación del rotor y otro paralelo a la
dirección del viento que no actúa sobre el movimiento de giro y que tiende a derribar el
aerogenerador.

Para aumentar la potencia de estos generadores hay que aumentar la longitud de las palas, lo
que implica que éstas han de ser cada vez más resistentes sin perder su aerodinámica. Su
diseño es similar al de las alas de un avión.

Las torres de sustentación han de ser cada vez más altas y resistentes para soportar rotores
cada vez más grandes y pesados.

4
Estas características de funcionamiento y estructura hacen que los aerogeneradores de eje
horizontal presenten una serie de limitaciones:

 Funcionan a velocidades medias del viento: a velocidades bajas el viento no ejerce


sobre ellos el suficiente par motor como para moverlos y a velocidades altas la energía
del viento es tan poderosa que los destruiría por lo que son desconectados para evitar
desperfectos.
 Baja eficiencia energética: sólo aprovechan una componente de la fuerza del viento
por lo que su coeficiente de potencia nunca podrá ser elevado.
 Presentan un elevado coste de diseño, fabricación, montaje y mantenimiento.
 Rentabilidad reducida: se mantienen gracias a que la fuente de energía es gratuita y a
que las empresas instaladoras perciben importantes subvenciones por parte de los
Estados e Instituciones.
 Fuerte impacto medioambiental: debido a la elevada altura de las torres y dimensiones
del rotor tienen un gran impacto visual y paisajístico. Además su estructura y
funcionamiento los hacen altamente peligrosos para las aves circundantes,
especialmente las planeadoras, muchas de ellas en peligro de extinción.

Historia:
El origen del viento

El viento se puede definir como una corriente de aire resultante de las diferencias de presión
en la atmósfera provocadas, en la

mayoría de los casos, por variaciones de temperatura, debidas a las diferencias de la radiación
solar en los distintos puntos de la

Tierra. La circulación de las masas de aire se debe a la acción resultante de las fuerzas de
rozamiento, de presión, gravitacional

y de rotación de la Tierra, que inducen dos tipos de circulación del aire en la atmósfera:

Circulación planetaria: debida a la incidencia de los rayos solares sobre la Tierra y a la rotación
de ésta, varía según la

zona y la época del año

Circulación a pequeña escala: viene determinada por la orografía del terreno, como las
montañas y la presencia del mar

En definitiva, se puede considerar que las variables que definen el régimen de vientos en un
punto determinado son:

Situación geográfica

Características climáticas

5
Estructura topográfica

Irregularidades del terreno

Altura sobre el nivel del suelo

siendo su estudio de gran importancia a la hora de acometer el diseño de un dispositivo que


sea capaz de aprovechar la energía que contiene el viento.

La energía del viento

Sólo un 2 % de la energía solar que llega a la Tierra se convierte en energía eólica y por
diversos motivos, sólo una pequeña parte de esta energía es aprovechable.

A pesar de ello, se ha calculado que el potencial energético de esta fuente de energía es unas
20 veces el actual consumo mundial de energía, lo que hace de la

energía eólica una de las fuentes de energía renovables de primera magnitud.

La energía del viento es de tipo cinético (debida a su movimiento); ello hace que la potencia
obtenible del mismo dependa de forma acusada de su velocidad, así

como del área de la superficie captadora. Así, todas las máquinas que ha construído el hombre
para obtener el mayor rendimiento posible de la energía del viento se

basan en frenar el viento por medio de algún dispositivo colocado en su camino, como queda
patente al hacer un breve repaso histórico del aprovechamiento de la

energía eólica.

Historia del la energía eólica

La primera máquina eólica conocida por la historia aparece en el año 1700 a.C. en Babilonia,
usándose para bombear agua, aunque parece que en la antigua Persia se utilizaban ya molinos
de eje vertical para moler grano.

Hasta el siglo X no es posible encontrar documentos que mencionen los molinos de viento
como práctica generalizada, pero a partir del siglo XI, aparecen en la

zona mediterránea molinos con rotores a vela (Figura 3.1), que derivan en los típicos molinos
manchegos y mallorquines, probablemente por influencias llegadas de

6
Europa, cuya característica era el rotor de cuatro aspas de entramado de madera recubierto de
tela (Figura 3.2).

Aunque la evolución en la historia de los molinos de viento transcurre de forma contínua, a


finales de la Edad Media las innovaciones y las

aplicaciones de las máquinas eólicas se producen con rapidez. Entre la segunda mitad del siglo
XVIII y la segunda mitad del XIX, los

molinos de viento europeos alcanzan su más alto nivel de perfeccionamiento, dentro de las
limitaciones de la tecnología artesanal. Los

sistemas de orientación y regulación se ven completados por mecanismos internos,


convirtiendo los molinos de viento en factorías

mecanizadas con un alto grado de automatización.

En la segunda mitad del siglo XIX aparece una nueva generación de máquinas eólicas, con una
concepción de diseño diferente: el "multipala

americano" (Figura 3.3) abrió el camino hacia mejoras en el rendimiento de esta máquinas,
que no se produjo realmente hasta priencipios del

siglo XX, cuando se aplicaron al diseño de los rotores las teorías aerodinámicas para usos
aeronáuticos.

A lo largo del siglo XX, las aplicaciones basadas en el aprovechamiento del viento fueron
declinando, a medida que se hacía más popular el uso del petróleo. Sin

embargo, la crisis energética ha iniciado de nuevo un período en el campo del


aprovechamiento eólico, habiéndose elaborado innumerables programas de estudio

que han centrado su interés en dos grandes aspectos:

Elaboración de mapas eólicos y localización de emplazamientos

Cálculo, diseño y construcción de plantas de gran potencia

Paralelamente se ha pretendido crear incentivos que motiven a la iniciativa privada a fabricar y


comercializar pequeñas máquinas de funcionamiento autónomo, que

permitan cubrir las necesidades de explotaciones agrícolas o industriales situadas en zonas


apartadas.

7
Historia de la turbina de viento

La turbina de viento de grado industrial ha experimentado una historia relativamente breve


en comparación con las fuentes convencionales de energía eléctrica (nuclear o los
combustibles fósiles). A principios de los años ochenta, se produjeron y se instalaron las
primeras turbinas eólicas de grado industrial, principalmente en California (“Wind Power”).
Estas solo tenían capacidades de producción sobre los 22 kilovatios (KV). Una década después,
la capacidad de preoducción había aumentado a los 600 KV (0.6MV). En el año 2000, este dato
había aumentado más a un máximo de 2.5MV (EUREC); en la actualidad se producen turbinas
con capacidades generalmente hasta las 5MV, y a veces más (“Global Outlook”). Las turbinas
eólicas actuales producen sobre 200 veces más electricidad a una mitad del costo que las
primeras turbinas. También ha crecido el tamaño de parques eólicos: los primeros fueron

capaz de generar solo unos megavatios de electricidad, pero los actuales tienen capacidades
de producción generalmente sobre unos
cientos de megavatios y incluso más que
1000MV (EUREC).

Hoy en día, la energía eólica es el sector de


energía más creciente (“Global Outlook”), con
decenas de miles de megavatios de capacidad
instalados anualmente (EUREC). En 2006,
15,197MV de capacidad fueron instalados
globalmente, comparado con unos 4,800 MV
en 1995. Entre estos años, el promedio del
aumento anual de capacidad instalada ha sido
unos 28% (“Global Wind”). Las instalaciones de 2006 corresponden a un crecimiento de 32%
del mercado de la energía eólica y el valor total de las instalaciones cumulativas por todo el
mundo es unos $23 mil millones. Además, es calculado que hay unos 150,000 trabajos solo en
el sector de la manufactura del equipo de la energía eólica (“Global Outlook”).

El gran éxito que ha experimentado esta fuente de energía en las décadas recientes se
concentra en Europa. En 2006, el 85.2% de la capacidad de generación eólica global se contaba
por solo diez países; todos europeos: Alemania, España, Dinamarca, Italia, El Reino Unido,
Portugal y Francia (“Global Wind”). La política de estos países, abierta al desarrollo de la
energía renovable y motivada por los beneficios numerosos, ha permitido que se aprovechen
del viento, un recurso muy abundante y gratis. Por ejemplo, el 20% del consumo eléctrico de
Dinamarca es suministrado de fuentes eólicas. En España, el viento suministra un 8% de la
electricidad del país y este dato se anticipa aumentar a unos 15% al finales de 2010. Además,
una investigación alemana ha descubierto que en el año 2015, el 14% de las necesidades de

8
electricidad de Alemania se pueden satisfacer a través de la energía eólica, unos tres veces
más que su tasa de generación actual (“Global Outlook”).

Detalle de los sitios de los primeros “parques eólicos” en California, donde se construyeron
la mayoría de las turbinas eólicas en los años ochenta

El sector de la energía eólica ha crecido mucho en los once años pasados

Los países con las mayores capacidades de generación eólica instaladas en 2005– fíjese que
de los diez países aquí, seis son europeos.

Alcances: Tener energía eólica al alcance de la mano parece un sueño para muchos de
nosotros pues pese a que en el mercado se venden muchos aerogeneradores la mayoría
rondan los miles de euros y es una inversión para pensarse pese a estar convencidos de sus
beneficios pero nosotros estamos planeando hacer energía eólica a menos precio y mas
cómodo para las personas de recursos bajos y dales energía a las zonas marginadas

Limitaciones: tiene que haber suficiente viento para que genere energía eléctricaporque
si no hay suficiente viento no podrá generar energía erétrica para las personas de bajos
recursos o a las personas que no quieren contaminar el medio ambiente

Delimitaciones: debido a lo extenso del tema de las energía alternativas y al hecho de que
todas las formas de aprovechamiento de las energía alternativas como por ejemplo la energía
eólica que es producida por el viento que podemos usar la energía eólica como para dar
energía a una casa

Enunciado del problema:


Usar la naturaleza como energía eólica para usar en lugares donde no llega la energía eléctrica
en zonas marginadas

Planteamiento del problema: usar el viento para general energía eólica para las zonas
marginadas a fuera de la ciudad y en zonas con poca energía eléctrica

Concepto de energía eólica: es la energía obtenida del viento, es decir, la energía


cinética generada por efecto de las corrientes de aire, y que es transmutada en otras formas
útiles para las actividades humanas como darles energía a una casa por lo menos
encender un foco ,una computadora o cargar un teléfono

9
Conclusión de la energía eólica: la generación de la energía eólica mediante el uso de
los aerogeneradores (o torres eólicas) es un proceso laborioso que requiere bastante
consideración desde el punto de vista de la ingeniería si se desarrolla en forma de grandes
centrales de generación de electica eólica sin embargo tras realizar la investigación y la
redacción de este documento se puede decir que los principios básicos de funcionamiento de
un sistema eólico son relativamente sencillos y que si se elimina los sistemas de control
informático se puede considerar el uso de los aerogeneradores muchos más pequeños y
sencillos en hogares o fincas que dispongan de cierto espacio para un dispositivo de este tipo

10