You are on page 1of 5

CARACTERÍSTICAS Y DIFERENCIAS. Una de las características del Modernismo es la plasticidad. En literatura se logra con la abundancia de imágenes visuales. Una de las características del Criollismo es el elemento autóctono.

Tanto el Modernismo como el Criollismo en su aparente reacción frente a la literatura romántica no dejan de tener, dentro de ellos mismos, elementos de tonos románticos.

-

Pertenece al siglo XIX.

-

Es una literatura para los sentidos para la imaginación.

-

Se presenta contra el Romanticismo y el Realismo Naturalismo.

-

Su fórmula es: “El arte por el arte”.

Algunas características:

-

Triunfo de la imaginación: Es la hora de la imaginación.

-

Rechazo de lo nacional y religioso: Es un arte desprendido del compromiso nacional.

-

Arte cosmopolita: El poeta es ciudadano del mundo.

-

Arte exótico: Lugares extranjeros llenos de ensueño e imaginación.

-

Arte helenístico: Vuelve sus ojos a Grecia y a sus mitos, dianas, ninfas…

-

Arte con musicalidad, sobre todo en los versos.

-

Riqueza de palabras: Palabras bonitas que agraden y tengan musicalidad.

-

Obseseion por lo colores: Busca tonalidades al color: verdinegro, parduzco…

-

Sustitución del abverbio por la repetición de la palabra: Noche muy fria (Noche fria, fria, fria…).

-

Entrecruce de sensaciones: “Bebiendo luz y respirando aromas”

MODERNISMO. Durante el modernismo hispanoamericano (1882-1916), desde la publicación del Ismaelillo (1882) de José Julián Martí hasta la muerte de Rubén Darío (1867-1916), Venezuela aportó su contribución. Y lo hizo más por el camino de la prosa que de la poesía. De ahí que haya que comenzar citando al gran maestro de la prosa modernista, Manuel Díaz Rodríguez: novelista, cuentista, orador, ensayista, crítico, gran esteta de la palabra de todo el continente; no se podría dejar de mencionar a Pedro Emilio Coll, ensayista, pensador, cuentista, o al gran satírico de la novela: Rufino Blanco Fombona (1874-1944), polígrafo de esa generación. Durante el proceso del modernismo se hicieron presentes tanto el positivismo como el criollismo. El primero dio ensayistas de la calidad de José Gil Fortoul o un crítico de la perspicacia de Luís López Méndez. Siguiendo las estéticas de su época compuso el mismo Gil Fortoul su novela Julián

 

(1888).

EL MODERNISMO EN VENEZUELA. Dentro del modernismo en América, Venezuela tiene su palabra importante. Como en los otros países también Venezuela vive

 

los dos momentos.

-

El Cosmopolitismo, eminentemente exótico y esteticista que hace filigranas con el lenguaje y huye de los problemas circundantes.

-

El Mundonovismo, que sin perder los avances del lenguaje depurado y armonioso, se mete en los problemas americanos y se

compromete.

En Venezuela la tendencia cosmopolita (“torre de marfil”) es más débil que la mundonovista en su versión Criollista.

EL CRIOLLISMO. Es aquella corriente literaria americana que trata de expresar lo autóctono tanto en los temas como en el lenguaje con que ofrece esos temas. El criollismo se desarrolló en paralelo al modernismo. Su figura mayor es la del cuentista Luis Manuel Urbaneja Alchelpohl, considerado el padre del género en la literatura venezolana; en poesía la figura central del criollismo fue Francisco Lazo Martí, autor de la Silva criolla (1901). Los días finiseculares tuvieron en los críticos Julio Calcaño (1840-1918), Gonzalo Picón Febres (1860-1918) y Jesús Semprum sus mejores exponentes.

REPRESENTANTES CRIOLLOS. Luís Urbaneja Achelpohl es la figura más destacada en la corriente criollista. Cuando habla del hombre el pueblo, respeta su lenguaje; cuando es el escritor quien habla, hace gala de un lenguaje pulcro y formalmente perfecto. Manuel Díaz Rodríguez, es la figura más en relieve en la tendencia cosmopolita. Preocupado por lo formal, evade todo lo que tiene sabor criollo. En su prosa brilante está el típico modernista. Sin embargo, es justo señalar que en algunas de sus novelas (“Peregrina”) las dos atendencias se entretejen. Arturo Uslar Pietro habla de un “modernismo-criollismo”. Por otra parte el modernismo venezolano emerge más en la prosa que en el verso. Incluso se manifiesta más tempranamente en prosa.

Antes de que los influjos de Rubén Darío lleguen a Venezuela, ya hay presencia esteticista. Lo hemos visto en Pérez Bonalde y lo podríamos descubrir en Rufino Blanco Bombona. Para 1885 (Generación del “85”) campea en Venezuela una corriente científica positivista. Para ella sólo cuentan los hechos y las interconexiones que entre ellos se puedan establecer. Es la generación de:

Luís Razetti

Lisandro Alvarado

Gil Fortoul

Cesar Zumeta.

Mientras éstos aplican criterios modernistas a las ciencias y a la crítica, otro grupo (Generación del “95”) instala el Modernismo Literario con pretensiones de “escuela”. Es la generación de:

Pedro César Dominici Pedro Emilio Coll. Manuel Díaz Rodríguez Luis Urbaneja Achelpohl Rufino Blanco Bombona.

Criollismo: corriente regionalista de Hispanoamérica que se manifiesta en el cuento y la novela. Los autores que escribieron bajo esta

influencia exponen y denuncian las condiciones sociales, económicas y políticas

de sus respectivos países.

Modernismo: movimiento literario hispanoamericano de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. En el modernismo aparecen diversas influencias tales como las del romanticismo con respecto a la intimidad y el sentimiento; las del parnasianismo por su devoción hacia los clásicos, el respeto por las formas y la firme creencia en el concepto de "el arte por el arte"; y las del simbolismo caracterizado por el énfasis que da a la musicalidad, al ritmo y al cromatismo. MODERNISMO y CRIOLLISMO

Razón del término "Modernista"

El término "moderno" se utiliza para nombrar lo que sigue la "moda" de una época, es decir aquello que va de acuerdo con las tendencias de su tiempo. La iniciativa de dar este nombre al movimiento de América Latina partió de Rubén Darío, quien es un artículo sobre Ricardo Contreras publicado en Chile publicado en 1888, califico el estilo de este escritor mexicano como "expresión moderna". Dos años mas tarde, en un comentario sobre una visita realizada a Ricardo Palma, empleo el término "Modernismo" para calificar el "espíritu nuevo" que movía a un grupo de escritores.

Antes de que los influjos de Rubén Darío lleguen a Venezuela, ya hay presencia esteticista. LoCriollismo y Modernismo (Comparación) Criollismo: corriente regionalista de Hispanoamérica que se manifiesta en el cuento y la novela. Los autores que escribieron bajo esta influencia exponen y denuncian las condiciones sociales, económicas y políticas de sus respectivos países. Modernismo: movimiento literario hispanoamericano de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. En el modernismo aparecen diversas influencias tales como las del romanticismo con respecto a la intimidad y el sentimiento; las del parnasianismo por su devoción hacia los clásicos, el respeto por las formas y la firme creencia en el concepto de "el arte por el arte"; y las del simbolismo caracterizado por el énfasis que da a la musicalidad, al ritmo y al cromatismo. MODERNISMO y CRIOLLISMO Razón del término "Modernista" El término "moderno" se utiliza para nombrar lo que sigue la "moda" de una época, es decir aquello que va de acuerdo con las tendencias de su tiempo. La iniciativa de dar este nombre al movimiento de América Latina partió de Rubén Darío, quien es un artículo sobre Ricardo Contreras publicado en Chile publicado en 1888, califico el estilo de este escritor mexicano como "expresión moderna". Dos años mas tarde, en un comentario sobre una visita realizada a Ricardo Palma, empleo el término "Modernismo" para calificar el "espíritu nuevo" que movía a un grupo de escritores. Rubèn Darìo Durante un tiempo la denominación fue empleada de una manera peyoritativa, para referirse a la nueva generación de escritores llamándolos decadentes, amanerados y extranjerizantes. El modernismo no recibió el reconocimiento y el respeto publico hasta que Rubén Darío se acredito su legitimidad como movimiento estético con valores propios y con fuerzas renovadoras positivas. " id="pdf-obj-1-33" src="pdf-obj-1-33.jpg">

Rubèn Darìo

Durante un tiempo la denominación fue empleada de una manera peyoritativa, para referirse a la nueva generación de escritores llamándolos decadentes, amanerados y extranjerizantes. El modernismo no recibió el reconocimiento y el respeto publico hasta que Rubén Darío se acredito su legitimidad como movimiento estético con valores propios y con fuerzas renovadoras positivas.

Comienzos: El modernismo literario tuvo su origen en Hispanoamérica, entre los años 1880 y 1914, impulsado en especial por el poeta nicaragüense Rubén Darío. Aquí en Hispanoamérica se registró una lenta pero creciente reacción contra las corrientes académicas y románticas, protagonizadas por varios y renombrados escritores como por ejemplo González Prada, Salvador Díaz Mirón, entre otros. En el desarrollo del modernismo, es posible identificar los siguientes momentos:

Iniciación: La primera generación modernista (1882-1896). José Martí y Manuel Gutiérrez Nájera inician un trabajo de actualización de la lengua, principalmente en la prosa, aunque también en el verso, muy fijos al modelo español.

Comienzos: El modernismo literario tuvo su origen en Hispanoamérica, entre los años 1880 y 1914, impulsado

Josè Martì

Culminación: En 1888, Rubén Darío publica su libro Azul. En esta época ya se habían realizado grandes innovaciones en la palabra poética. Por medio de su obra en Chile, Argentina y España, Darío realiza una tarea excepcional, que consolida el Modernismo como movimiento continental y se convierte en su síntesis más brillante, tanto en América como en España. En 1896 se edita Prosas Profanas, el libro de Darío que oficializa el Modernismo en Hispanoamérica.

Continuación: La segunda generación modernista. Consagrado Rubén Darío como jefe de la escuela del Modernismo, cuando ya los iniciadores habían muerto prematuramente, los escritores de esta segunda generación continuarían la obra con sus aportes personales. Ellos son, entre otros, Leopoldo Lugones, Ricardo Jaimes Freyre, Amado Nervo, y Julio Herrera y Reissig.

Características y Estilo

En sus comienzos, el estilo modernista fue muy recargado y estuvo dominado por los temas exóticos e indigenistas, pero con el tiempo se fue haciendo cada vez más depurado y alcanzo expresiones de gran purismo lírico, como las rimas de Juan Ramón Jiménez.

Los temas preferidos por los poetas modernistas reflejaban el mundo intimista y subjetivo del autor, así como una atracción por lo original e insólito y cierta carga de melancolía.

El poeta sentía una absoluta necesidad de evadirse hacia paraísos idílicos y una gran añoranza del pasado mítico y legendario, sentimientos que solían acompañarse del culto por la belleza y lo erótico y del rechazo del mundo real.

Es muy frecuente la alusión de culturas lejanas, también los escritores de este movimiento se caracterizaban por su deseo de ser cosmopolitas y trascender la realidad en la cual vivían, esto los llevo a tomar imágenes tomadas de culturas exóticas, europeas, de Oriente o pertenecientes a otras épocas.

Para expresar sus preocupaciones y sentimientos, los modernistas recurrieron a una renovación formal y estilística, en la que eran frecuentes los símbolos, los giros complejos con palabras de gran sonoridad o la laberíntica combinación de las rimas de un amplio vocabulario metafórico, integrado por un amplio vocabulario metafórico, integrado por flores (loto, crisantemo, nenúfar), animales (cisne, ibis, cóndor), piedras preciosas, colores, ciudades exóticas y abundantes referencias a otras artes.

Así, pues se pueden establecer los siguientes rasgos del Modernismo:

¨ Amplia libertad creadora.

¨ Sentido aristocrático del arte. Rechazo de la vulgaridad.

¨ Perfección formal.

¨ Cosmopolitismo: el poeta es ciudadano del mundo, está por encima de la realidad cotidiana ¨ Actitud abierta hacia todo lo nuevo.

¨ Correspondencia de las artes (aproximación de la literatura hacia la pintura, la música, la escultura).

¨ Gusto por los temas exquisitos, pintorescos, decorativos y exóticos. Se constituyen como temas la mitología, la Grecia antigua, el Oriente, la Edad Media, etc.

¨ Práctica del impresionismo descriptivo (descripción de las impresiones que causan las cosas y no las cosas mismas).

¨ Renovación de los recursos expresivos: supresión de vocablos gastados por el uso; inclusión de vocablos musicales y de uso poco frecuente; simplificación de la sintaxis; aprovechamiento de las imágenes visuales; etc.

¨ Renovación de la versificación: se le dio flexibilidad al soneto. Se prefirieron la versificación irregular, el verso libre y la libertad estrófica, que dio a la silva variedades desconocidas

El Criollismo

La palabra criollo es una palabra frecuente en tu vocabulario. Si has nacido en Venezuela, sueles alardear de “criollo”. Si hablas con ciertos términos, defiendes tu lenguaje porque es “criollo”

¿Qué hay detrás de esa palabra? ¿Qué se entiende en literatura por “criollismo”?

  • a) Por “criollo” se entendía en tiempos de la Colonia el hijo de españoles nacido en una nación americana, arraigado en ella y convertido

en parte de ella.

Sobre esta base, la Independencia fue fruto de gente criolla. La sangre española injertada en América es la que se independiza. Abandona la fuente porque ella misma se ha convertido en manantial autónomo y con su propia riqueza humana quiere realizar su propia historia. Es una emancipación filial perfectamente válida, que obedece a la ley de la vida.

  • b) Por “criollismo en cultura” has de entender aquellas manifestaciones culturales de Hispanoamérica donde se expresa lo autóctono en

forma típica. El criollismo cultural es intransferible, pues lleva un sello americano y regional.

Lógicamente que el “criollismo” es un fenómeno general de la América de fines del siglo XIX y primeras décadas del XX. Pero ese fenómeno común tiene siempre su apellido: venezolano, colombiano, chileno, peruano…

No puede ser de otra manera, pues el “criollismo” sólo queda configurado por notas típicas y localistas.

  • c) Por “criollismo” en literatura has de entender aquella corriente literaria americana que trata de expresar lo autóctono tanto en los

temas como en el lenguaje con que ofrece esos temas.

Francisco Lazo Martí (1869-1909)

¨ Perfección formal. ¨ Cosmopolitismo: el poeta es ciudadano del mundo, está por encima de la

Francisco Lazo Martí

Lazo Martí cursó estudios de medicina en la Universidad Central de Venezuela y ejerció su profesión particularmente en los llanos de Guárico y Barinas. Contrajo matrimonio dos veces. la primera con la novia de su infancia, Panchita Rodríguez, con quien tuvo tres hijos, pero quien murió tempranamente, y posteriormente se casó con Vetulia Velasco.

Lazo Martí compartió su actividad de médico con la política. Sus actividades profesionales y políticas nunca coartaron su cualidad de poeta, autor de textos magistrales como la Silva Criolla.

Tomó parte en la Revolución “legalista”, que capitaneó el general Joaquín Crespo contra Raimundo Anduela Palacios. En San Fernando de Apure fundó un periódico que denominó El Legalista. Posteriormente dirigió el periódico El Voto Decreto en apoyo al líder Ignacio Andrade. Tomó parte en la revolución “La Libertadora”, comandada por Manuel Antonio Matos contra el régimen de Cipriano Castro. Pero dentro de estos azares no dejó de escribir, siendo un colaborador consecuente de la revista El Cojo Ilustrado, que fundó y dirigió en Caracas Jesús María Herrera Irigoyen.

Por su poema Silva Criolla, Lazo Martí será considerado en Venezuela como el más alto representante del nativismo poético en este país.

Es el mayor poema nativista dentro de la vasta temática que el paisajismo cuenta en el país, aunque en Venezuela se han escrito grandes cantos cuando se relaciona la poesía con el llano surge al momento la Silva Criolla. No porque otros poetas no hayan cantado a la llanura; sino porque la subjetividad y la objetividad de la llanura y su universo múltiple con sus anchurosos ríos, con sus poéticos esteros matizados por los garceros, el bramido del toro y el canto material del becerro que sueña con la ubre llena, son expresión plena en el verso de Lazo.

Así, leer la Silva Criolla es sentir una invitación de conocer, de palpar la llanura en su regocijo, cuando entra la estación lluviosa en que se multiplican los misteriosos sonidos de la llanura en su plenitud nocturna y el titilar de Orión apunta en su totalidad sideral. Canta en su poesía a la totalidad de llanura en cada estación, aquella en que el sol está en su plenitud o cuando el firmamento se oscurece porque llegaron las lluvias.