You are on page 1of 3

¿Cómo se purifica el agua?

Consumir agua transparente y limpia es un gran desafío. No todo el mundo tiene acceso al
agua potable y es muy difícil acceder a ese recurso; una forma de garantizar la calidad del
agua es purificarla.

La purificación del agua es la eliminación de contaminantes para producir agua potable;


cuando se purifica el agua, se eliminan las sustancias dañinas, parásitos, bacterias, algas,
hongos y cualquier otro tipo de agente que pueda disminuir su calidad.

¿Cómo purificar el agua y por qué es muy importante? Mediante el proceso de tratamiento
se reduce el riesgo de una nueva contaminación en el sistema de distribución.

Aún hoy, en muchas regiones disponer de agua potable es casi impensable. En algunas
zonas es muy habitual que se hierva el agua o se utilicen filtros de carbón. Sin embargo,
cuando la fuente de agua es desconocida es muy importante saber de dónde proviene y aún
así no sería considerada 100% segura, por eso se recomienda instalar en el hogar
purificadores de agua.

Incluso el agua de manantial natural considerada segura para todos los propósitos prácticos
en el siglo XIX, en la actualidad debe analizarse para determinar qué tipo de tratamiento es
necesario.

¿Cómo se purifica el agua?

La purificación del agua es el proceso mediante el cual se eliminan del agua los
compuestos químicos no deseados, los materiales orgánicos e inorgánicos y los
contaminantes biológicos. Ese proceso también incluye la destilación (la conversión de un
líquido en vapor para condensarlo nuevamente en forma líquida) y la desionización
(eliminación de iones a través de la extracción de sales disueltas).

Uno de los principales propósitos de la purificación del agua es proporcionar agua potable
limpia. La purificación del agua también satisface las necesidades de aplicaciones médicas,
farmacológicas, químicas e industriales para agua limpia y potable.

El procedimiento de purificación reduce la concentración de contaminantes como partículas


en suspensión, parásitos, bacterias, algas, virus y hongos. La purificación del agua se lleva
a cabo a grandes y pequeñas escalas (por ejemplo, para ciudades enteras y hogares
particulares).

Determinación de la calidad del agua

La evidencia histórica sugiere que el tratamiento del agua se practicaba desde la antigüedad
entre griegos y egipcios.

Dado que es casi imposible examinar el agua simplemente por su aspecto, se han
desarrollado múltiples procesos, como análisis físicos, químicos o biológicos para evaluar
los niveles de contaminación.

Los niveles de sustancias químicas orgánicas e inorgánicas como el cloruro, el cobre, el


manganeso, los sulfatos y el zinc, los patógenos microbianos, los materiales radiactivos y
los sólidos disueltos y suspendidos, así como el pH, el olor, el color y el sabor, son algunos
de los parámetros comunes que se analizan y evalúan para determinar la calidad del agua y
los niveles de contaminación.

Los métodos domésticos habituales, como hervir agua o usar un filtro de carbón activado,
pueden eliminar algunos contaminantes del agua.

En las grandes ciudades ¿cómo se purifica el agua? Por lo general, la mayor parte del agua
utilizada en los países industrializados se trata en grandes plantas. Si bien los métodos que
usan estas en el pretratamiento,el resultado depende de su tamaño y la gravedad de la
contaminación, estos procesos se han estandarizado para garantizar el cumplimiento
general de las regulaciones nacionales e internacionales.

La mayoría del agua se purifica después de haber sido bombeada desde su fuente natural o
dirigida a través de tuberías a tanques de retención. Después de que el agua ha sido
transportada a una ubicación central, comienza el proceso de purificación.

En el pretratamiento, los contaminantes biológicos, los productos químicos y otros


materiales se eliminan del agua. El primer paso en ese proceso es el cribado, que elimina
los residuos grandes como palos y basura del agua a tratar. La detección se utiliza
generalmente cuando se purifican aguas superficiales, como las de los lagos y ríos.

Otra método para purificar el agua es instalar purificadores de agua en el hogar. Los
Purificadores de Agua Bajo Tarja de Rotoplas son un ejemplo. Brindan agua limpia y libre
de bacterias. Además cuenta con tecnología Hydro-Pur® que surte agua cristalina y elimina
el sabor a cloro.

Además es eficiente: un cartucho rinde 2,400 litros o 6 meses de agua purificada y se


instala muy fácilmente, sobre o bajo la tarja de la cocina.