You are on page 1of 3

Fenomenología

Mtro. Luis Ignacio Rojas Godina


Acta N.º10, Septiembre 13, 2018
Rodolfo López Santos
Facultad de Filosofía y Letras
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

La clase inició haciendo mención sobre la primera lección de Idea De la Fenomenología de


Husserl, en lo cual se explicó que el sentido, desde el punto de vista de la actitud natural, ésta
volcado hacía las cosas. Es decir, que el sentido está en el objeto y de cierto modo es lo que es el
objeto. Si bien, lo que la fenomenología quiere demostrar son los siguientes modos de presentación
subjetiva de los objetos para un sujeto determinado. Primero: no partir de supuesto alguno,
segundo: describir lo que es dado a la experiencia y tercero: articularlo por los modos de
presentación subjetiva, a partir de un análisis o una descripción en primera persona.

Por consiguiente se mencionó que hay un elemento que transforma y cambia la fenomenología
hacía esta época del texto (idea de la fenomenología) y no es simplemente ver la relación del objeto
hacía el no objeto, sino analizar “la participación” del sujeto en la presentación de determinado
objeto. Cuando se lleva a cabo aquello que es la condición, para así llevar a cabo este regreso del
sujeto en tanto que sujeto (y esto es crucial) ya que en la actitud natural se puede hablar de los
objetos pero no podemos hablar de ellos, en tanto que sujeto sino, viéndolos como un objeto más
entre las cosas. Caber mencionar que lo que hace la reducción cronológica es descolocarnos de este
estar “hechizados” por las cosas para así llevar a cabo un “ejercicio” regresivo desde las cosas hacia
el sujeto en tanto que sujeto y de cierto modo, cuando sucede eso, se descubre que el sentido no es
algo que esta predeterminado por la cosa, y no esta separada del sujeto, tampoco es algo que el
sujeto le impone a la cosa, sino que hay esta idea de correlación, es decir una co-participación por
ambas partes.

1
Ahora bien, remitiéndonos en la cuestión de horizonte. Para Husserl es importante ya que va a
descubrir desde el punto de vista de la actitud natural el hecho para que algo se presente, siendo lo
que es, en el modo que se presenta para un sujeto en la forma que es, es necesario que ello se haga
a través de esto que se llama horizonte. Lo importante de esto esta en que los horizontes en si, no
son algo que podamos ver, algo que de hecho tampoco hablamos desde el punto de vista de la
actitud natural, sino es un elemento por decirlo de esta manera “transparente” en el modo que no
lo vemos y no lo tomamos en cuenta, pero está ahí. De cierta manera tenemos conciencia de él, y
de no ser así las cosas no se nos presentarían. Pero ¿qué es un horizonte? En efecto, los horizontes
son aquello a través de lo cual, las cosas se presentan en los márgenes en que se presentan. Husserl
va hablar sobre dos tipos de horizontes, el primero que llama los horizontes internos de la cosa,
que son aquello que articula las diferentes posibilidades en que algo se puede presentar siendo lo
que es, pero inclusive esto se da a partir de un continuo de modificaciones posibles. Para esto, en
el texto de R. Sokolowski, hay tres elementos fundamentales, las relaciones en las co en partes,
relaciones de identidad y multiplicidad, y las relaciones entre ausencia y presencia. Para que una
cosa se presente en tanto que algo es, todo algo se presenta como una identidad, como algo que se
mantiene siendo lo mismo a través de un continuo cambio de posibilidades de presentación. Por
ejemplo al momento de ver una cosa de un lado, y después la vemos de otro lado, no quiere decir
que vemos tres cosas distintas sino que vemos una misma cosa a través de diferentes aspectos y
perfiles.

Para concluir esta acta, se dice que la particularidad de los fenómenos sensibles, en el hecho de que
cuando nosotros vemos algo, lo que vemos es un lado de ese algo que exhibe un aspecto
determinado del algo, y que precisamente eso se presenta de determinado perfil. Cabe señalar que
la exhibición de la identidad es un proceso que se puede dar en la experiencia sensible. Ya que por
sensorial, estamos hablando por las meras sensaciones que nos produce determinado objeto. Para
Sokolowski un lado presente evoca o indica hacía los lados no presentes. Ahora, toda presentación
remite hacia algo que es ausente, en el sentido no absolutamente ausente sino que ya esta anunciado
o previsto.

2
3