You are on page 1of 3

Clase 14.

Ética y Empresa

1.1. La empresa como comunidad humana


Cuando ingresamos a trabajar a una empresa nuestro vínculo inicial es de carácter
contractual. Allí se especifican nuestras funciones, cargo, responsabilidades, horarios y
remuneraciones. Allí, podríamos decir, que queda especificado el marco en el cual deberá
desarrollarse nuestro desempeño profesional. Lo primero que cabe señalar al respecto, es que
el beneficio de la empresa y el beneficio personal fundan lo que podemos llamar una relación
de justicia. Esta relación se enmarca de manera más inmediata, clara y objetiva en el contexto
de los beneficios materiales que recibe una persona por trabajar para una empresa. La manera
más perfecta de hacer real esta relación de justicia en la empresa se da a través de la existencia
de una remuneración. El trabajo mediante el cual la persona se vincula de un modo
permanente a una obra común, haciéndose así parte de una sociedad o comunidad, es el que
se retribuye con un sueldo. Esa sociedad o comunidad es la que, propiamente tal, puede ser
llamada empresa. La organización empresarial existe gracias al mismo trabajo de quienes
componen la empresa, sin trabajo la empresa no existe y de allí que sea relevante la relación
de justicia que debe darse en su interior, que se expresa en la remuneración justa, en el trato
respetuoso, etc. La relación de una persona con la empresa en la que trabaja, no consiste sólo
en el arriendo de su trabajo, pues el fin de la obra común que se logra en la empresa es algo
suyo, por el hecho de estar vinculado a ella de una manera permanente: si se regulara esa
relación sólo por un contrato por obra realizada, siendo el trabajo contratado una parte
necesaria y permanente de la tarea común, se estaría falseando la índole misma de la empresa
y se cometería una injusticia con el trabajador. Podemos notar que en una empresa unos
ganan más que otros, y no sólo dinero, sino también conocimientos y nuevas experiencias
profesionales. Por esto perfectamente podemos hacernos la pregunta: si todos aportamos a la
causa ¿por qué algunos ganan más que otros? El bien común implica necesariamente la
consideración de la justicia, porque es cierto que unos contribuyen igual que otros y ganan
más o ganan menos ¿Es justo que yo trabaje lo mismo que mi jefe, pero que él gane más? o
¿Es justo que yo trabaje más que mis subordinados, tenga más responsabilidades y mi sueldo
no sea significativamente superior al de ellos? La respuesta está en la verificación de si
efectivamente mi aporte es igual al del resto.

1
1.2. Los objetivos de la empresa
Una empresa es una comunidad de personas, con una gran variedad de motivaciones e
intereses; una tarea común, que exige una cierta dirección unificada; unos resultados
adecuados, y el imperativo de la continuidad.
Esta definición nos permite formular los objetivos de la empresa.
El primer objetivo de una empresa es generar beneficios a sus propietarios, de lo contrario
ésta va a desaparecer. Podría generalizarse este objetivo diciendo que deben satisfacerse las
necesidades de los que forman parte de la organización (propietarios, directivos, empleados).
Cada uno de sus miembros debe ver satisfechas sus motivaciones, quizás no día a día, pero
sí a lo largo del tiempo, y de manera quizás no muy completa, pero sí, al menos, suficiente.
El segundo objetivo de la empresa viene marcado por la tarea común que llevan a cabo: la
producción de bienes y servicios para atender las necesidades de los clientes, consumidores
y usuarios.
El tercer objetivo es la eficiencia, es decir, la consecución del mejor resultado posible con el
mínimo uso de recursos necesarios: el desperdicio de recursos escasos, renovables o no, no
es admisible El objetivo de la eficiencia se materializa así en la creación de valor, entendido
como aquella diferencia entre los resultados obtenidos y el empleo de recursos.
Esta definición de responsabilidades de la empresa constituye una excelente base para
entender qué significa que la empresa sea una comunidad de personas y cuál es su
responsabilidad con la sociedad.

1.3. Responsabilidad Social Empresarial


La empresa está llamada a realizar una función social, que es profundamente ética: la de
contribuir al perfeccionamiento del hombre, de cada hombre, sin ninguna discriminación;
creando las condiciones que hacen posible un trabajo en el que, a la vez que se desarrollan
las capacidades personales, se consigue una producción eficaz y razonable de bienes y
servicios, y se haga al trabajador consciente de trabajar realmente ‘en algo propio
La empresa no puede considerarse únicamente como una “sociedad de capitales”; es, al
mismo tiempo, una “sociedad de personas”. La finalidad de la empresa no es simplemente la
producción de beneficios, sino más bien la misma existencia de la empresa como comunidad
de hombres que, de diversas maneras, buscan la satisfacción de sus necesidades
fundamentales y constituyen un grupo particular al servicio de la sociedad entera. El buen
funcionamiento de la empresa exige, pues, que esté al servicio de los hombres, primero de
los que la componen. Además, la empresa desempeña una función social, creando

2
oportunidades de encuentro, de colaboración, de valoración de las capacidades de las
personas implicadas.
El hecho de que los hombres que conforman la comunidad empresarial constituyen un grupo
particular al servicio de la sociedad entera implica que la empresa, como todas las
instituciones humanas, está ordenada al bien común , porque todo grupo social debe tener en
cuenta las necesidades y las legítimas aspiraciones de los demás grupos; más aún, debe tener
muy en cuenta el bien común de toda la familia humana y, en particular, la empresa debe
caracterizarse por la capacidad de servir al bien común de la sociedad mediante la producción
de bienes y servicios útiles. En particular, la empresa debe orientarse a las necesidades de los
hombres y mujeres que la forman y, en especial, de los trabajadores, contribuyendo a la
satisfacción de sus necesidades y haciendo posible su participación en la actividad
económica.

Actividad de profundización (en grupos de trabajo)


Cada año Great Place to Work® elabora y publica las listas de Las Mejores Empresas para Trabajar
en cada uno de los países donde está presente, tomando como base el estudio de clima organizacional
más grande del mundo y que representan el reconocimiento a los grandes lugares de trabajo, los que
se destacan por sus esfuerzos en construir altos niveles de confianza entre sus líderes y colaboradores.
Ingresen al sitio web: http://www.greatplacetowork.cl/mejores-empresas/las-mejores-empresas-en-
chile, seleccionen una de las empresas y contesten las siguientes preguntas, aplicando la materia vista
en clases:
1. La empresa escogida, ¿puede considerarse una comunidad humana? ¿Por qué?
2. ¿Consideran que la empresa elegida cumple con los 3 objetivos básicos de una empresa
(generar beneficios, atender necesidades de los clientes, eficiencia)? Fundamenten la
respuesta con evidencias.
3. ¿La empresa posee un plan de RSE? ¿Consideran importante que lo tenga para lograr sus
objetivos?