You are on page 1of 8

República Bolivariana de Venezuela

Universidad Bicentenario de Aragua


Enlace Latinoamericana de Universidades
San Cristóbal – Estado Táchira

REGLAMENTO INTERNO
DE EVALUACIÓN ESTUDIANTIL
REGIMEN TRIMESTRAL
(Análisis)

Autor:
Rincón R. Karla Y.
C.I:19.769.181
Psicología T6
Ética y Cultura Universitaria
Abril, 2016
Principalmente, se conoce como reglamento aquella norma jurídica de
carácter general, la cual es dictada por la Administración pública y con valor
subordinado a la Ley. Es decir, un reglamento es un documento que
especifica normas para regular y uniformar todas las actividades de los
miembros de una comunidad. Tal es el caso de La Universidad Bicentenaria
de Aragua, la cual nos proporciona su Reglamento Interno de Evaluación
Estudiantil, según su régimen trimestral, siendo el mismo vigente a partir del
10 de Agosto del año 2015.

Es de gran importancia mencionar, que la universidad Bicentenaria de


Aragua, busca a través de su modalidad a distancia, formar profesionales
integrales, altamente capacitados, competentes a ejercer de excelente
manera sus funciones según la carrera seleccionada. Es por ello, que su
enfoque evaluativo en su régimen trimestral, ofrece todas las herramientas e
instrumentos necesarios para que el estudiante universitario adquiera los
conocimientos para su formación profesional, estableciendo planes
educativos cuya finalidad se basa lograr un aprendizaje de calidad.

Dicho Reglamento Interno de Evaluación estudiantil, se diseña bajo la


Dirección del Consejo Universitario de la Universidad Bicentenaria de
Aragua. El mismo se encuentra distribuido, en quince (XV) capítulos,
desglosando un total de setenta y cinco (75) artículos. Los cuales serán
analizados de manera detallada a continuación:

El primer Capítulo del Reglamento, lleva por enunciado “DEL OBJETO


Y ÁMBITO DE APLICACIÓN”, el mismo se encuentra conformado por un
solo artículo, siendo éste el número uno (#1), a través de este capítulo se
busca establecer el propósito del reglamento, en cuanto a la regulación de
los procesos académicos y administrativos que debe seguir el estudiante en
el manejo de sus actividades evaluativas, administrativas, de revisión, de
asistencia así como el incumplimiento de las mismas. De igual modo, se
explican de manera detalla los pasos que el estudiante universitario debe
seguir para conocer su índice académico, la ubicación del trimestre, así como
los requisitos para optar al grado académico.

Seguidamente, su segundo capítulo (II) titulado “DE LOS


ESTUDIANTES”, se encuentra compuesto por un (1) artículo (#2), en el
mismo, se planean los requisitos con los cuales debe cumplir el estudiante
universitario, para pertenecer al núcleo académico de la Universidad
Bicentenaria de Aragua. Asimismo, su tercer capítulo (III) titulado “DE LA
NATURALEZA Y PROPÓSITO DE LA EVALUACIÓN”, es conformado por el
articulo #3, en el cual se describe en seis literales (a, b, c, d, e ,f) el objetivo
del régimen evaluativo, focalizando el mismo hacia el logro de el proceso
enseñanza y aprendizaje, buscando superar las debilidades así como
mantener las fortalezas del estudiante universitario. Brindándole al personal
docente, las herramientas especializadas para el logro de este objetivo.

Siguiendo con el orden de ideas, el cuarto capítulo (IV) lleva por


nombre “DE LAS ACTIVIDADES DE EVALUACIÓN”, se encuentra
compuesto por veintisiete (27) artículos (4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14,
15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 24, 25, 26, 27). Dicho capitulo busca expresar
de manera precisa, el proceso evaluativo al cual será sometido el estudiante
universitario a lo largo de su carrera. Destacando que, dicho proceso debe
llevarse a cabo de manera diagnostico, formativo y sumativo. Asimismo,
debe cumplirse con la ejecución del plan de evaluación diseñado por el
docente encargado de la cátedra.

De igual manera, en dicho capitulo se estipulan cada uno de los pasos


que tanto el docente como el estudiante universitario deben seguir, para
hacer del acto educativo un proceso agradable, a través del cual se impartan
conocimientos valederos y significativos, siendo recibidos por el estudiante
de la mejor manera, de modo que al evaluar el contenido impartido, se
obtengan resultados gratificantes. Dichos resultados se reflejan
cuantitativamente, empleando una escala del uno al cien (1 al 100) puntos;
resaltando que la ponderación máxima de cada actividad no debe exceder al
veinticinco (25%) por ciento del total de la nota.

Asimismo, en este capítulo se especifica el proceso evaluativo


referente a las prácticas profesionales, las cuales serán supervisadas por un
Tutor Académico y un Tutor Externo, a fin de lograr el cumplimiento del
cronograma de actividades planteadas, de igual modo, el estudiante que
realice dichas prácticas, deberá entregar un informe a través del cual se
explique detalladamente el desarrollo de la práctica, desglosando las
actividades llevadas a cabo durante su estadía en la empresa, teniendo un
valor el mismo del treinta por ciento (30%).

En dicho capitulo, se hace mención a las pautas que debe seguir el


docente, tras observar que el proceso académico del estudiante presente
fallas de validez o comprometan su confiabilidad, de igual manera establece
los pasos que el estudiante debe realizar tras perder una actividad
evaluativa, resaltando que tiene un plazo de tres días luego de presentada la
actividad, para presentar ante la coordinación respectiva una razón justa o
comprobante que justifique su inasistencia a la misma.

Retomando el orden, el capitulo cinco V, titulado “DE LA REVISIÓN


DE LAS ACTIVIDADES DE EVALUACIÓN”, se encuentra respaldado por
siete (7) artículos (28, 29, 30,31, 32, 33 y 34), en los cuales se hace énfasis
en que todo estudiante tiene derecho a conocer cómo será su proceso
evaluativo, de igual modo el estudiante tiene derecho a solicitar revisión por
parte del docente cuando no esté conforme con el puntaje obtenido en la
evaluación, respaldando dicha inconformidad con los soportes requeridos,
respetando el plazo establecido por la coordinación en cual no debe exceder
de tres días luego de haber presentado la actividad.

El sexto (VI) capítulo, se titula “DE LA ASISTENCIA A LAS


ACTIVIDADES ACADÉMICAS”, se encuentra sustentado por cuatro (4)
artículos (35, 36,37, y 38), haciendo énfasis directo en que todo estudiante
debe asistir a todas las actividades académicas establecidas en el calendario
educativo, siendo el docente el encargado de registrar la misma. Las
inasistencias a dichas actividades solo podrán justificarse en caso de
enfermedad propia, muerte de un familiar, representar a la Universidad en
cualquier otro evento o por autorización del Decano de la Facultad.

Seguidamente, el séptimo (VII) capitulo, se titula “DEL


INCUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS POR PARTE DE LOS
ESTUDIANTES”, el mismo está formado por un (1) artículo (#39), el cual
hace referencia de manera directa, que aquel estudiante que no cumpla con
las normas establecidas para la presentación de la actividad, atente de
manera ética y moral comprometiendo la confiabilidad de la evaluación
académica pasará por la penalidad de que su evaluación sea anulada,
perdiendo cualquier oportunidad de recuperar la misma.

El octavo capítulo (VIII), es titulado “DEL PROCESO DE


RETROINFORMACIÓN”, lo conforman cuatro (4) artículos (40, 41, 42 y 43),
en el mismo se destaca que dicho proceso de retroinformación es
considerado obligatorio en cada una de las cátedras que curse el estudiante
universitario, logrando a través del mismo una discusión entre el docente y el
participante sobre lo que ha sido el proceso evaluativo a lo largo del
desarrollo de la materia, logrando consolidar un proceso de enseñanza y
aprendizaje de calidad.
Asimismo, el noveno capítulo (IX) se enuncia bajo el nombre de “DE
LAS RESPONSABILIDADES DEL DOCENTE”, el mismo se encuentra
sustentado por siete artículos (44, 45, 46, 47, 48, 49, 50), en los cuales se
establece que el Docente debe asistir a la reunión de inicio del trimestre, en
donde plantea la normativa a seguir así como se les orienta al proceso
evaluativo, de igual modo el Docente debe emplear técnicas y estrategias
innovadoras al momento de impartir su clase, a modo de hacer el proceso
académico un poco más fluido. Luego de la evaluación, el docente debe
hacer saber a sus estudiantes la nota obtenida antes de que la misma sea
asentada, así como el porcentaje que ocupe cada actividad.

Seguidamente, el decimo capitulo (X), se titula “DE LA


PERMANENCIA Y AVANCE DEL ESTUDIANTE EN LA UNIVERSIDAD”, el
mismo se encuentra subdividido en dos secciones. La Sección I establece la
permanencia y abarca los artículos 51, 52, 53, 54, 55, y 56. A través de los
cuales se establece que el estudiante para opciones de disfrute de la
condición de permanencia en la Institución debe estar formalmente inscrito,
así como cumplir a cabalidad el reglamento interno de la Universidad, de
igual modo el estudiante deberá cursar el total de los trimestres para poder
finalizar su carrera.

Por otra parte, en la Sección II, se encuentran comprendidos los


artículos 57, 58, 59 y 60 los cuales sustentan la parte del avance del
estudiante en la universidad, destacando que se entiende por avance a la
condición de promover al estudiante universitario de un trimestre a otro. Es
de relevancia acotar que ningún estudiante puede sobrecargar el número de
unidades de crédito correspondientes y en dado caso de aplazar una materia
debe inscribirla con carácter obligatoria hasta lograr aprobarla.
Siguiendo el orden de ideas, el undécimo capitulo (XI) lleva por
nombre, “DE LA UBICACIÓN DE LOS ESTUDIANTES POR TRIMESTRE”,
se encuentra sustentado por un artículo (#61) desglosando dos literales (a y
b). Recalcando que el número de unidades de crédito será previsto de
acuerdo al trimestre que el estudiante curse. En dado caso que un estudiante
contenga unidades de crédito de dos trimestres a la vez, se considerará
inscrito en el trimestre inferior. Y la carga mínima para cursar un trimestre es
de nueve (9) UC.

El decimosegundo capitulo (XII), lleva por título “DEL ÍNDICE


ACADÉMICO Y DE LA NIVELACIÓN” está dividido en dos secciones. La
primera sección está compuesta por los artículos 62 y 63, en donde se
explica que el índice académico corresponde a la medida total del
rendimiento del estudiante a lo largo de su carrera universitaria, de igual
manera se explica de manera detallada en cinco literales a, b, c, d, e como
calcular el mismo. Por otra parte, la segunda sección la conforman seis
artículos (64, 65, 66, 67, 68 y 69), y la misma se basa en la nivelación del
índice académico, resaltando que la calificación mínima aprobatoria es de 78
puntos en una escala del 1 al 100 y 16 puntos en una escala de 1 al 20.

Consecutivamente, el decimotercer capitulo (XIII), está plasmado con


el nombre de “DE LOS RECONOCIMIENTOS ACADÉMICOS”, el mismo está
compuesto por dos artículos 70 y 71, en donde se enuncia que el Consejo
Universitario concederá reconocimientos a aquellos estudiantes que
obtengan el mayor índice académico de su promoción, de igual manera se
les reconocerá su participación a todos aquellos que se destaquen en el
desarrollo de las actividades programadas por la coordinación a lo largo de
su carrera universitaria.
Por otra parte, el decimocuarto capítulo (XIV), se enuncia bajo el
nombre de “DE LOS REQUISITOS PARA OPTAR AL GRADO
ACADÉMICO”, el mismo se encuentra respaldado por un articulo, el #72,
siendo éste desglosado en cinco literales (a, b, c, d, e, f), allí se explican de
manera detallada cada uno de los requisitos para optar al título de Abogado,
Licenciado o Ingeniero, o según sea la carrera que curse, entre los cuales se
mencionan: constancia de haber cumplido y aprobado cada una de las
materias que establece su pensum educativo, tener un índice académico
igual o mayor a 14 puntos, estar solvente administrativamente así como tener
la constancia de aprobación de las competencias digitales establecidas en
por el consejo universitario.

Finalmente, el decimoquinto capítulo (XV), se refleja con el título de


“DISPOSICIONES FINALES”, y esta conformado por los últimos tres
artículos del reglamento (73, 74 y 75). A través de ellos se enuncia que el
Vicerrectorado Académico y la Secretaria de la Universidad tienen
conocimiento de las decisiones tomadas en cada uno de los artículos
mencionados a lo largo del contenido, lo no previsto en el reglamento será
considerado por la Coordinación correspondiente bajo una reunión en donde
estén presentes todos y cada uno de los canales correspondientes.