You are on page 1of 85

2017 Dirección de Educación, Doctrina e Historia de Carabineros de Chile

Av. Irarrázaval 4250, Ñuñoa, Chile.


www.carabineros.cl

Todos los derechos reservados


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente

Registro de Propiedad Intelectual Nº 274.183


ISBN Nº 978-956-8047-09-2
Hecho el depósito legal conforme a la Ley Nº19.733
Primera edición, abril de 2010

Comité Editorial
General Rafael Rojas Agurto
General Inspector ® Luis Rieutord Campillo
MANUAL DE DOCTRINA
General Inspector ® Luis Valdés Bunting
General ® Ricardo Buscaglione Harz
Coronel ® Luis Retamal Martínez
Y CÓDIGO DE ÉTICA
DE CARABINEROS DE CHILE
Coronel ® Bernardo Bascur Betancur

Edición y producción general


DESSIN

Diseño
Julia Salazar Vicencio

Edición
Silvana González Mesina

Fotografía
Archivo Revista de Carabineros
Pía Tagle Aigneren

Traducción
Elizabeth Medina Seno

Corrector de estilo
Óscar Aedo Inostroza

Ilustrador
Rodolfo Paulus Venegas
ÍNDICE
Manual de doctrina

1


Fundamentos y Necesidad de una Doctrina Institucional
NECESIDAD DE UNA DOCTRINA INSTITUCIONAL
VOCACIÓN: EL PRIVILEGIO DE SERVIR
13
18
20
3

Carabineros de Chile y su Doctrina
UN SELLO QUE DISTINGUE
95
96
MISIÓN 98
ACLARANDO CONCEPTOS 24 IDENTIDAD 102
DOCTRINA 26 ¿QUIÉNES SOMOS? 104
MORAL Y PRINCIPIOS 27 DOCTRINA DE CARABINEROS DE CHILE 113
ÉTICA Y VALORES 27 PRINCIPIOS Y VALORES INSTITUCIONALES 114
PRINCIPIOS INSTITUCIONALES 116
VALORES PERSONALES 118

2
VALORES INSTITUCIONALES 120
TENIENTE HERNÁN MERINO CORREA 122

Fuentes de la Doctrina Institucional 33

4
PRIMERA FUENTE: HISTORIA INSTITUCIONAL 36
EVOLUCIÓN DE LA FUNCIÓN POLICIAL 38


NACIMIENTO DE CARABINEROS DE CHILE
DECRETO FUNDACIONAL
52
53
Aplicación de la Doctrina 125
EDUCACIÓN EN VALORES 128
ALGUNOS HITOS INSTITUCIONALES 58 MANDO Y LIDERAZGO 132
SÍMBOLOS Y TRADICIONES 67 ROLES INSTITUCIONALES 140
JURAMENTO DE SERVICIO 76 MÁRTIRES INSTITUCIONALES 145
SEGUNDA FUENTE: NORMAS QUE RIGEN LA FUNCIÓN INSTITUCIONAL 78
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA 80
LEY ORGÁNICA CONSTITUCIONAL DE CARABINEROS 81

Código de Ética
CÓDIGO DE JUSTICIA MILITAR 83
REGLAMENTOS 85 147
HIMNO DE CARABINEROS DE CHILE 93
DEBERES CON LA PATRIA 150
DEBERES CON LA FAMILIA 153
DEBERES CON LA INSTITUCIÓN 155
DEBERES CON LAS TRADICIONES INSTITUCIONALES 158
DEBERES CON LA COMUNIDAD 161

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 4 5 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
presentación

La importancia de nuestra Doctrina y su rol orientador, tanto para la Institu- Reafirmamos, en estas páginas, nuestros Principios y Valores, así como los
ción como para cada uno de sus integrantes, motivaron en abril de 2010 la compromisos éticos que abrazamos al jurar como carabinero. Una reserva mo-
publicación del Manual de Doctrina y Código de Ética, que recopiló, de manera ral que defendemos día a día; en lo personal, con nuestras acciones, y en lo
didáctica y ordenada, las fuentes, los principios y valores que guían los pasos institucional mediante la Educación en Valores, un proceso permanente para
de Carabineros de Chile. todos los integrantes de la Institución, sin distinción. Y que se expresa también
La relevancia del texto quedó rápidamente de manifiesto; no sólo por el inte- a través del Ejercicio del Mando, atendiendo al componente educador de este.
rés que generó, sino también por el hecho de que los ejemplares impresos se Tengo la convicción de que en esas dimensiones se debe movilizar la Doctrina;
agotaron en el plazo proyectado. Desde entonces, el crecimiento de la Institu- es en esos escenarios donde debe descender desde la teoría a la práctica,
ción, sumado a la incorporación de nuevas generaciones, hizo necesaria una como expresión viva de un proceso -permanente e irrenunciable- de desarrollo
segunda edición. moral en la persona humana del carabinero.
Y aunque la Doctrina y la Ética de Carabineros de Chile se mantienen intactas, En suma, esta segunda edición del Manual de Doctrina y Código de Ética de
la reedición de esta publicación nos ofreció la posibilidad de renovar aspectos Carabineros de Chile aspira -igual que la anterior- a entregar a todos los inte-
visuales y gráficos, clarificar y precisar algunos conceptos e incorporar nuevas grantes de la Institución, vistan o no uniforme, e independientemente de su mo-
realidades; pero sin afectar en nada la esencia ni el espíritu de la publicación dalidad de escalafón, una guía, una hoja de ruta que orienten su pensamiento,
que vio la luz el año del Bicentenario. su palabra y sus acciones.
Los tiempos han cambiado, es cierto, y Carabineros es una Institución que se Nuestro diario esfuerzo, profesionalismo, vocación y compromiso, no son otra
adapta a ellos. Sin embargo, nuestra filosofía como organización policial sigue cosa que un reflejo de nuestra Doctrina y, con ello, un estilo y ejemplo de vida
siendo la misma, y sigue siendo respetada. Y esa es precisamente una de que nos permiten, con legítimo orgullo y propiedad, transformarnos en la fron-
nuestras características más relevantes y reconocidas por la comunidad, que tera entre la delincuencia y la ciudadanía.
nos premia con un lugar de privilegio en la confianza pública.
Bruno Villalobos Krumm
General Director

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 6 7 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
MANUAL DE DOCTRINA
DE CARABINEROS DE CHILE
Fundamentos
y necesidad
de una Doctrina
Institucional

1
Capítulo
FUNDAMENTOS

Desde sus inicios, el hombre comprendió que, por sí sólo, no podía enfrentar determinadas
amenazas; particularmente, cuando entraba en juego su existencia. Entendió, entonces, que
viviendo en comunidad tenía mayores posibilidades de enfrentar con éxito esos embates.
En este escenario se sintió más confiado, fortaleciéndose su instinto gregario, lo que, con
el tiempo, daría como resultado las múltiples civilizaciones que conocemos, con su natural
evolución y desarrollo histórico.
Si bien las comunidades primitivas no contaban con una organización tan compleja como
las que conocemos, podemos atribuirles con cierta certeza, entre otros méritos, brindar a
sus integrantes -al igual que hoy- una condición de seguridad.
En el Capítulo I de la Constitución Política de la República de Chile encontraremos que
el principal objetivo del Estado es el bien común. Y la reflexión anterior nos conduce a
interpretar que la seguridad, entonces, constituye una expresión de bien común y, en tal
condición, se convierte en una responsabilidad esencial del Estado.
En este contexto, surgen a la vida pública las organizaciones policiales, como Carabineros
de Chile. Justamente, con el propósito de satisfacer una necesidad social; en este caso, la
seguridad pública interior.
Siendo la sociedad la razón de existir de la Institución, se comprende el porqué la Constitu-
ción Política de la República, junto con otorgar rango constitucional a Carabineros de Chile,
define su misión y su identidad jurídica.
Al formar parte de una institución del Estado, con misiones tan trascendentes como las
contenidas en nuestra Carta Fundamental, el carabinero se encuentra permanentemente
expuesto al juicio moral, tanto en sus actuaciones profesionales como personales.
Por tanto, en el marco de sus deberes morales la Institución queda -de manera irrenun-
ciable- sujeta a una responsabilidad ética, que por añadidura se extiende al desempeño
profesional de todos quienes la integran.
Dicho de otra manera, ¿qué sentido podría tener una acción eficiente y eficaz, pero carente
de ética? Evidentemente, ninguno. De lo anterior podemos declarar, inequívocamente, que la
responsabilidad social de nuestra Institución es consustancial a su responsabilidad ética.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 14 15 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS
Actualmente, nuestro país está inmerso en un proceso de profundos cambios, propios forman parte de ellas privilegian sus intereses personales por sobre el bien común,
de una colectividad que evoluciona en medio de una dinámica global en la que se han las desconfianzas se van multiplicando.
instalado fuertemente el individualismo, la incertidumbre, el exitismo y las desconfianzas. Este escenario ha incorporado un factor determinante en el trabajo de las instituciones
En paralelo, en un mundo dominado por las redes sociales y la interconexión, las públicas, que existen para satisfacer las necesidades esenciales de la ciudadanía; en el
comunidades exigen de manera cada vez más apremiante que sus necesidades fun- caso de Carabineros de Chile, la seguridad pública. Independientemente de las estadís-
damentales sean satisfechas en forma prioritaria y urgente. Y esa misma realidad ticas, la subjetividad de la ‘sensación de temor’ que se manifiesta, en especial, a través
tecnológica ha propiciado que irrumpa en escena el denominado ‘control social’ hacia de los canales sociales, es una señal inequívoca de que existe una nueva realidad que
las instituciones, tanto públicas como privadas, mecanismo que no es otro que la está influyendo significativamente en la vida de las personas.
expresión de la ciudadanía, que se manifiesta desde un comentario en alguna red Las necesidades ciudadanas por seguridad, justicia, probidad y transparencia están
social hasta la participación en masivas manifestaciones en demanda por derechos o generando una demanda insoslayable sobre las instituciones que, como Carabineros,
intereses que requieren la atención de las autoridades. cumplen un rol fundamental para tales fines. Si bien la Institución ha mantenido y
Una de las consecuencias que puede derivar de este fenómeno es la pérdida de consolidado en los últimos años importantes grados de confianza, no está exenta de la
legitimidad de las instituciones. En la medida en que se hace visible que quienes presión que legítimamente la comunidad ejerce por resultados rápidos y contundentes
en torno a tales materias.
Así las cosas, se hace más necesario que nunca reforzar la dimensión ética del trabajo
de todos los carabineros. El requerimiento ciudadano no puede derivar en una dinámica
en que ‘ese fin justifica cualquier medio’. No son pocos los ejemplos que ha conocido el
país, en diferentes ámbitos, en que las cifras o los resultados positivos de las gestiones
se han obtenido traspasando las fronteras de la ética, las que no siempre coinciden con
los límites que impone la ley.
Por otra parte, en respuesta y sintonía con los nuevos tiempos, Carabineros ha in-
corporado a su institucionalidad espacios para fortalecer la transparencia y probidad
administrativa, como el Departamento de Información Pública y Lobby, y el Departa-
mento de Reclamos y Sugerencias. De la misma forma, ha atendido como fundamen-
tal el respeto a la dignidad humana -incluyendo a los carabineros- a través de la
labor que lidera el Departamento de Derechos Humanos.

La comunidad espera que los carabineros cumplamos rigurosamente


con la legalidad vigente y solucionemos efectivamente los problemas
que afectan su seguridad.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 16 17 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS
A los carabineros, una conducta libre de reproches nos habilita para cumplir
Necesidad de una adecuadamente, y con un significativo grado de aceptación social, nuestras funciones.
Doctrina Institucional En resumen, legitima nuestras facultades legales.

Los aspectos éticos que encierra el ejercicio de ser carabinero tienen una seria proyec-
ción sobre la sociedad a la que se debe. Y, en tal condición, tenemos la convicción de
que las repercusiones sociales de una mala actuación son mayores y más profundas
que las que pueden generar otras profesiones.
La función de orden y seguridad está al servicio de las personas y de la sociedad en
su conjunto. Por lo mismo, el respeto a ellas y el compromiso con el bien común son
imperativos del quehacer de Carabineros y el fundamento sobre el cual se construye
el conjunto orgánico de principios y valores que guían nuestra conducta, otorgándonos
un sello que nos distingue: la Doctrina Institucional.
Esta Doctrina orienta tanto las políticas estratégicas de la Institución como las
actuaciones concretas de cada carabinero que, de suyo, como ya hemos visto,
tienen una dimensión ética.
En otras palabras, quienes vestimos el verde uniforme no podemos dejar de pregun-
tarnos si nuestras acciones son lícitas, correctas, justas y motivadas por fines nobles,
ajustadas a la dignidad propia de cada ser humano, respecto de nosotros mismos y de
quienes son sujetos de nuestras actuaciones.
Ciertas profesiones, especialmente aquellas de servicio público como la nuestra, obli-
gan necesariamente a quienes las ejercen a observar un irreprochable comportamien-
to, tanto en el desempeño de sus respectivos cargos como en sus actuaciones sociales
y, por extensión, en su vida privada. A los carabineros, una conducta libre de reproches
nos habilita para cumplir adecuadamente, y con un significativo grado de aceptación
social, nuestras funciones. En resumen, legitima nuestras facultades legales.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 18 19 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS
Vocación: El privilegio de servir Responsabilidad social y ética
Por todo lo expresado, es mucho lo que la sociedad necesita de Carabineros y también
Ser carabinero, entonces, es una vocación de servicio público en el más estricto y am- mucho lo que espera de nosotros.
plio significado de la palabra, pues su función se relaciona directamente con la verda- Lo que hagamos o dejemos de hacer impacta significativamente en la vida de los
dera y más profunda misión del hombre: servir a los demás y promover el bien común. chilenos y de todos aquellos que, llegados de otras latitudes del mundo, forman tam-
Somos privilegiados al trabajar contribuyendo al bienestar de las personas. bién parte de nuestra sociedad. La entrega de servicios de Orden y Seguridad y el
Esta tarea, que implica no pocos sacrificios, resulta difícil de comprender para quienes el cumplimiento de nuestra misión son fundamentales para la existencia de una sociedad
éxito en la vida está representado primordialmente por el acceso a bienes materiales y no diversa, plural e inclusiva que aspira al pleno desarrollo de las personas. Precisamente
precisamente por la realización personal y la contribución al desarrollo de la sociedad, que de ahí, de lo trascendente que es para nuestro país la misión que estamos llamados a
es donde radica el sentido más profundo y trascendental de nuestra actividad profesional. cumplir, es de donde surge nuestra responsabilidad social y ética.
Al definir nuestro proyecto de vida, no podemos olvidar que el real privilegio que nos En este contexto, nuestro desempeño profesional no sólo exige el dominio de conoci-
ofrece la institución es desarrollarnos como personas y como ciudadanos y, claramente, mientos profesionales y un adecuado desarrollo de destrezas y habilidades, sino que
nuestro trabajo es una oportunidad inmejorable para ello. también requiere una recta conciencia.
Entre los muchos desafíos que enfrentamos, hay uno que es clave y está presente en
la cotidianeidad de nuestra labor: armonizar el cumplimiento de la misión profesional de
Carabineros con el respeto a los principios y valores comprendidos en nuestra Doctrina
Institucional. Esta dimensión de nuestro diario quehacer es, finalmente, lo que decide
si nuestros actos son correctos o incorrectos. Por ello, los carabineros no podemos
prescindir de una reflexión ética al actuar.
La responsabilidad ética y social de nuestra misión institucional es el motor del desa-
rrollo integral de cada carabinero, pues es lo que nos mueve a preocuparnos no sólo
de formarnos, perfeccionarnos y especializarnos profesionalmente, sino que también a
interesarnos por nuestra formación valórica.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 20 21 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS
Para el cumplimiento de nuestra misión, resulta vital no sólo conocer la Doctrina Insti-
tucional, sino haberla hecho parte de nuestras más profundas convicciones. Más aún
cuando enfrentamos situaciones complejas, en las que no resulta tan claro ni obvio de-
terminar cuál es la actuación correcta; es decir, cuando en medio de nuestro quehacer
cotidiano enfrentamos lo que se conoce como un dilema ético.
En esas circunstancias, el conocimiento, la comprensión y la adhesión a la Doctrina
Institucional cobran su real sentido, ya que ésta se transforma en la herramienta que
orienta y guía nuestras decisiones. Según la directriz madre, no existen razones de
utilidad, ni fundamentos legales, ni argumentos de cualquier índole que puedan avalar
o justificar como bueno un acto contrario a la ética.
En resumen, los carabineros debemos aspirar a ser no sólo técnica y profesionalmente
ejemplares, sino también a desarrollar conductas irreprochables. A nuestros talentos
debemos sumar nuestras virtudes personales; a nuestra iniciativa y empuje, nuestra
vocación de instrumentos de paz social y de progreso.

No existen razones de utilidad, ni fundamentos legales, ni argumentos de cualquier


índole que puedan avalar o justificar como bueno un acto contrario a la ética.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 22 23 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS

Aclarando conceptos
Considerando el contexto social en que se desenvuelve nuestra Institución y sobre la
base de lo ya expuesto, podemos señalar que particularmente cuando nos referimos a la
responsabilidad ética de los carabineros, ésta no es otra cosa que el imperativo de hacer
bien nuestro trabajo, en el que el referente universal lo constituye justamente la ética.
Se hace necesario, entonces, clarificar algunos conceptos que están unidos de manera
indisoluble a dicha responsabilidad. Entre ellos, la moral, los principios y los valores;
elementos indispensables para interpretar una cosmovisión o la filosofía de un deter-
minado cuerpo social. En este caso, de Carabineros de Chile.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 24 25 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS
Doctrina Moral y principios
Universalmente, el término doctrina se entiende como “un conjunto orgánico de La palabra “moral” proviene del vocablo latino mos y se refiere a las costumbres que
principios, valores, creencias e ideas matrices, que permiten caracterizar la con- un grupo humano descubre y enseña como modos de actuar que orientan hacia una
ducta de un grupo de personas, como un sello particular que las distingue de las vida buena, justa y feliz. Estas orientaciones se expresan en preceptos, normas y prin-
demás, constituyéndose en estas condiciones como una guía para orientar el pen- cipios que guían la conducta de individuos y sociedades. La moral, entonces, expresa
samiento, la palabra y la acción”. un conjunto de elementos normativos que la comunidad acepta como válidos en orden
Entre los elementos que conforman esa definición encontramos dos términos: los a hacer el bien y evitar el mal.
principios y los valores, que resultan fundamentales para referirnos a la manera en Una sociedad exige tanto a los individuos como a los diversos estamentos de la socie-
que debemos desempeñar nuestro trabajo, pero cuya comprensión no siempre es dad civil y del Estado, que se ajusten a una conducta moral, como condición de posibi-
simple ni exacta. lidad de una vida buena y una convivencia pacífica y respetuosa.
Lo primero que hay que precisar es que los principios y valores se relacionan es- Algunos principios morales son promovidos y enseñados por comunidades de sentido,
trechamente con la moral y la ética, lo que hace necesario abordar las relaciones como las religiones; y además son especialmente cautelados o protegidos por leyes y
existentes entre estos conceptos. reglamentos. Si un individuo o un grupo atenta contra estas leyes y reglamentos, vulne-
ra la moral que los sustenta y encuentra sanción social.

Ética y valores
“Ética” proviene de la palabra griega êthos, que evoca el significado de “costum-
bres” y también el de “morada” o “lugar en que se habita”. A partir de la interpreta-
ción dada por el filósofo Aristóteles y desarrollos posteriores, “ética” se entendió
como el carácter, hábito o modo de ser del individuo. Y fue comprendiéndose en
relación a la realización de la plenitud del ser humano como ser racional y social,
incorporando en el transcurso de la tradición del pensamiento diversas dimensio-
nes, como la interioridad humana, el fin trascendente del ser humano, la libertad, los
valores, la relación con otros y la responsabilidad. La ética fue desarrollándose, al
mismo tiempo, como reflexión filosófica sobre las cuestiones morales, que consti-
tuye una valiosa fuente para el crecimiento de la dimensión normativa moral de las
sociedades contemporáneas.
Desde la antigüedad y hasta hoy, ha ido fortaleciéndose la dimensión interior de la
ética; es decir, el hecho de que es necesario que las personas desarrollen un carácter

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 26 27 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS
moral y sabiduría práctica o la capacidad racional de discernir, elegir y realizar, en este
contexto, actos virtuosos u orientados por valores morales y principios éticos.
Sobre la base de las definiciones señaladas, podemos decir que la ética y la moral
son disciplinas normativas que buscan definir lo bueno y lo justo, procurando enca-
minarnos hacia ello.
En el transcurso de la vida individual, ciudadana o profesional, las personas encontrarán
situaciones concretas de conflicto moral para cuyo enfrentamiento deberán recurrir a
su formación ética y moral, los valores sociales internalizados, su capacidad de discer-
nimiento ético y su propia integridad moral.
Aquí radica el principal desafío de la Institución: transferir e internalizar efectivamente
sus principios y valores a las generaciones presentes y futuras, con el propósito de que
fluyan -armónica y espontáneamente- mediante las actitudes, conductas y comporta-
mientos éticos que se espera de todo carabinero en el ejercicio de su profesión.
La Doctrina de Carabineros de Chile ha jugado, juega y jugará un rol protagónico
en el marco de las expectativas de todos quienes nos rodean, toda vez que consti-
tuye nuestra filosofía de vida y, por lo tanto, nuestro marco valórico: claro, objetivo
y categórico, para hacer bien nuestro trabajo y cumplir cabalmente la misión que la
sociedad nos ha encomendado.

Transferir e internalizar sus principios y valores a las generaciones presentes


y futuras constituye un desafío permanente para nuestra Institución.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 28 29 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
FUNDAMENTOS

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 30 31 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 32
fuentes
de la doctrina
institucional

2
Capítulo
FUENTES DOCTRINALES
En los orígenes de las instituciones se encuentran los fundamentos que justifican su La Doctrina de Carabineros de Chile se nutre de dos fuentes principales:
existencia, permiten su consolidación y perfeccionamiento, y aseguran su permanencia.
l La historia institucional
De ahí que conocer a Carabineros y la forma en que, a través de los años, se han ido
forjando su identidad y su Doctrina requiere acercarse a su historia, revisar los princi- l Las normas legales y reglamentarias que rigen nuestra función
pales hitos en su evolución y detenerse en la biografía de algunos de sus personajes
más señeros, para descubrir cómo sucesos que, en su momento, se vieron como coti-
dianos, o intereses que en un principio fueron personales, terminaron siendo parte del
ser institucional.
La identidad de una institución, como es esperable, no se forja de un día para otro.
Requiere de sucesivas reflexiones, decisiones y actuaciones de sus hombres y mujeres,
en un mismo sentido y a través del tiempo. Así ha sucedido con Carabineros, cuyos
miembros -y también los de las organizaciones que les antecedieron- se han distingui-
do siempre por la nobleza y la abnegada inspiración de sus actos, orientados a proveer
a la sociedad las condiciones más seguras para su desarrollo, tanto en las urbes como
en las zonas rurales.
Así, durante nuestra historia se ha ido formando una larga cadena de valientes inicia-
tivas, de reacciones oportunas y profesionales, de actuaciones honestas y generosas,
de decisiones útiles y trascendentes. Sólidos eslabones que se fueron consolidando,
mientras el paso de los años los pulía hasta dejar lo esencial: los principios y valores
que motivaron cada uno de esos actos y que -más allá de los tiempos, épocas o cir-
cunstancias- pasaron a formar parte de un gran legado: la Doctrina Institucional.
Paralelamente, el desarrollo del país y el de la propia Institución hicieron necesario el
surgimiento de distintas normas que, interpretando armónicamente lo que la Institución
y la comunidad requerían de sus miembros, fueron regulando nuestro comportamiento,
siempre orientado al bien común de la sociedad. De esta manera, la Constitución Polí-
tica, la Ley Orgánica de Carabineros de Chile, los Códigos y demás Leyes en vigencia,
como asimismo los Reglamentos Institucionales y otras normas como Circulares, Órde-
nes Generales e Instrucciones, que imponen principios y valores en armonía con nues-
tra Doctrina, al volverse palabra escrita permanente y obligatoria, fueron convirtiéndose
para los carabineros en claras guías de comportamiento.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 34 35 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE

PRIMERA FUENTE:
HISTORIA INSTITUCIONAL
Nuestra historia, la grande y la pequeña, la de los grandes hechos y decisiones y tam-
bién la de los detalles del diario servicio, es extensa y muy rica en ejemplos de situa-
ciones en que los principios y valores institucionales se hicieron carne para, finalmente,
consagrarse como parte de nuestra identidad.
De varios de ellos quedó registro escrito; otros se conservaron por la tradición oral y
algunos se perdieron con el paso del tiempo. Pero todos fueron en su momento -y
muchos continúan siendo- fuente inspiradora y origen de los principios y valores que
constituyen la Doctrina de Carabineros de Chile. Un determinante legado que, desde
el inicio de la conquista de nuestro país, forjó nuestras principales características: la
adhesión al Derecho y un profundo espíritu de Servicio Público.
Hemos seleccionado aquí algunos hechos que dan cuenta del proceso mediante el
cual nuestra Doctrina se fue construyendo y consolidando día tras día, año tras año,
de generación en generación, desde los inicios de la función policial en Chile hasta la
actualidad. El propósito central de esta síntesis es poner en evidencia que cada cuerpo
policial nos fue entregando ejemplos de valores y virtudes que hasta hoy se cobijan o
desarrollan en nuestra Institución.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 36 37 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
evolución de la función policial HOMBRES DE BIEN
En la época de la que hablamos, ser leal al Rey y temeroso de Dios eran, sin duda, las
cualidades morales que reunían todas las demás que se esperaban de un hombre de
Alguacil Mayor Juan Gómez de Almagro bien... y esas fueron las que se buscaron en el primer Alguacil. Así también, desde un
La historia de la labor policial en nuestro país se remonta a 1541, cuando el conquis- principio, su comportamiento fue regulado mediante prohibiciones orientadas a man-
tador español Pedro de Valdivia llegó a Chile, y funda el 12 de febrero la ciudad de tener su imparcialidad y honorabilidad. Debía ser así; no por nada era portador de la
Santiago del Nuevo Extremo. Vara de la Justicia.
De acuerdo con la Ordenanza del Rey Carlos V, resultaba imprescindible que alguien Cuando se designó a Gómez de Almagro como Alguacil Mayor, perfectamente se po-
ejerciera la tarea de garantizar la paz social, la seguridad personal, la propiedad pública dría haber seleccionado un hidalgo de otro perfil. Pero el cariz de la actividad que debía
y privada y el cumplimiento de las disposiciones de los Alcaldes. Para tal efecto, se desarrollar motivó que se escogiera a un hombre de reconocida honra, a un “noble
nombró un Alguacil Mayor, cargo que recayó en el Capitán Juan Gómez de Almagro, entre nobles”. Y Pedro de Valdivia no se equivocó: el elegido fue leal a su cargo, res-
quien juró como tal ante el Cabildo el 25 de abril de 1541. ponsable de sus actuaciones y dueño de un gran espíritu de sacrificio, marcando con
Gómez de Almagro cumplía con los requisitos exigidos; entre ellos, poseer condiciones ello la senda a seguir para sus sucesores.
morales acordes a la responsabilidad por asumir, como por ejemplo, ser un hombre de
reconocida honra. Durante los once años que ejerció el cargo, lo hizo con singular efi-
ciencia, responsabilidad, fidelidad y gran espíritu de sacrificio, logrando mantener la paz LEALTAD
Corría el año 1547 y el Capitán Francisco de Villagra se desempe-
social, tan necesaria para la formación de la nación que comenzaba a surgir. ñaba como Teniente Gobernador en reemplazo de Pedro de Valdivia,
cuando -el 8 de diciembre- un numeroso grupo de españoles decidió
asesinarlo para poner en su cargo a uno de ellos. Al saberlo, Villagra
encargó al Alguacil Mayor Juan Gómez de Almagro detener al cabecilla
del complot, misión que este último cumplió a la brevedad. Para ello
requirió de gran lealtad, ya que era casi unánime entre los españoles la
HONOR voluntad de cambiar de Gobernador.
El texto de la designación del Alguacil Mayor Juan Gómez de Almagro La lealtad del Alguacil aseguró la institucionalidad del Reino de Chile.
decía: “Por necesitarse una persona que ejercite y use el oficio de Al-
guacil Mayor, que sea hábil y suficiente, temeroso de su conciencia y
celoso del servicio de Su Majestad, y por ser Juan Gómez persona de
honra, sabrá servir a Su Majestad con la diligencia, fidelidad y buena
conciencia a que queda obligado y que él posee”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 38 39 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Los Catorce de la Fama cuando se decidió organizar una compañía de cincuenta hombres que tomó el nombre
Aunque la labor policial en el territorio nacional apenas comenzaba a delinearse y ejer- de Dragones de la Reina. Nacía así la primera institución policial uniformada de
cerse, ya era posible vislumbrar en quienes la cumplían un marcado espíritu de cuerpo carácter militar en el territorio de Chile.
y compañerismo, tal como quedó graficado en el episodio conocido como Los Catorce Su Comandante fue el Capitán Ignacio José del Alcázar, tercer Conde de la Marquina,
de la Fama. El 25 de diciembre de 1553, Gómez de Almagro, acompañado por otros noble militar nacido en España. Tanto los oficiales como los soldados -que debían
trece valientes, decidió salir del Fuerte Purén para reunirse con Pedro de Valdivia, quien ser españoles, peninsulares o criollos, y de elevada estatura- recibían el tratamiento
se encontraba en el Fuerte Tucapel. Habían recibido noticias de que este último sería honorífico de Don.
atacado. Al llegar allí, constataron la derrota y debieron soportar un nuevo ataque de las Entre sus funciones estaban la custodia y escolta del Gobernador y del Regente de la Real
fuerzas al mando del Toqui Lautaro. Audiencia, la vigilancia del Palacio de Gobierno y de las Oficinas Reales, la realización de
Muchas veces superados en fuerza, los catorce españoles resistieron las embestidas y patrullajes diurnos y nocturnos por la ciudad y el cumplimiento de las órdenes de los tribu-
lograron abrirse camino hacia Purén. Pero en la retirada fueron cayendo uno a uno. Sólo nales de justicia de la época, entre otras labores que reflejan que a ellos se les confiaban
quedaban siete de ellos y estaban cansados y sin provisiones cuando el caballo de Gó- las tareas más fundamentales para la orgánica colonial, origen del actual Estado.
mez de Almagro resultó muerto. El uniforme revestía a sus usuarios de una prestancia y una elegancia nunca antes vis-
En ese momento, Gómez de Almagro habría arengado al grupo: “Señores, si aquí tas, y despertaba gran respeto entre los vecinos, quienes lo consideraban sinónimo de
aguardáis para favorecerme, seréis todos muertos. Idos, que yo estoy mal herido. Más honorabilidad. Un reconocimiento público que se ganaron gracias al fiel cumplimiento
vale que sólo yo muera y no todos”, dijo, y se internó en el bosque. Finalmente, fue en- de los actos del servicio policial. Este es el primer testimonio del respeto y cuidado que
contrado con vida. Iba a pie, con múltiples heridas, con las manos y los pies hinchados y todo carabinero debe tener por su uniforme que, como vemos, desde los albores de
casi sin sentido, pero empuñando firmemente su espada... Había preferido su sacrificio nuestra historia se ha relacionado con el honor, el prestigio y la autoridad.
antes que poner en peligro a sus compañeros. Había escogido arriesgar su vida por
proteger las de los demás.

Dragones de la Reina
Ya hemos visto que a quienes desempeñaban labores de carácter policial se les esco-
gía entre los mejores hombres en todo sentido. Desde un principio, en nuestro país
quienes se encargaban de hacer cumplir la ley debían tener, además, legitimidad
moral para ello.
Dicha orientación seguiría presente dos siglos después cuando, siendo Gobernador
Manuel de Amat y Junient, estalló en Santiago una sublevación de los reos de la cárcel.
Eran días en que no se contaba con una guarnición militar disponible, ya que todas se
encontraban desplegadas en la Guerra de Arauco. Debido a ello, los vecinos solicitaron
al Gobernador la conformación de una fuerza que custodiara la ciudad. Corría 1758

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 40 41 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Cuerpo de Serenos Compañía de Carabineros de Policía
Creado en 1780, durante sus setenta años de existencia, el Cuerpo de Serenos tuvo El Cabildo de Santiago, preocupado por el aumento de la delincuencia, en enero de
diversas estructuras y numerosas reorganizaciones. Quizás la más importante fue la 1829 acordó la formación de la Compañía de Policía, primer cuerpo policial orgánico
que le dio el Director Supremo Bernardo O’Higgins en 1822, cuando aumentó su do- creado en el país después de la Independencia.
tación y se crearon los cargos de Inspector General y de Comandante de Serenos, que En esa época reinaban la confusión política y el desorden generalizado, por lo que
se sumaron al de Cabos que ya existía, logrando de esa forma dar mayor estructura pronto dicho Cabildo fue disuelto y la Compañía de Policía fue suprimida el 13 de enero
jerárquica a la organización. de 1830. Con igual fecha fue organizada la Compañía de Carabineros de Policía. Por
En febrero de 1841 se promulgó un Reglamento de Serenos, que definía como la fina- primera vez se empleaba en Chile el término Carabineros para la función policial.
lidad de éstos “velar de noche por la conservación del orden y la tranquilidad pública y Este cuerpo -que conservó la mitad de los Oficiales y el cien por ciento de los subal-
por la seguridad de las personas y de sus propiedades”. ternos de su antecesora- prefería como Oficiales a los licenciados del Ejército, con el
Si bien a estas alturas hay una serie de características que ya resultan propias de la objeto de mantener un régimen de disciplina militar. En tanto, los soldados de policía
función policial, como su condición de permanente, este Reglamento regula por pri- eran elegidos entre hombres honrados, de talla regular, sanos y robustos, siendo con-
mera vez el uso de la fuerza, particularmente en relación con los detenidos. También tratados al menos por tres años, bajo el sistema de disciplina militar. A todos los regía
se reglamenta el uso de las armas, disponiéndolo sólo para casos específicos. un Reglamento de Servicio que establecía características y principios doctrinales; algu-
En la medianía del siglo XIX ya se encontraban normados aspectos orientados a caute- nos de ellos vigentes hasta hoy.
lar los derechos de quienes incurrían en faltas o delitos, lo que pone de manifiesto que, Los Oficiales prestaban juramento de obediencia al Intendente y al Gobernador, te-
desde tiempos muy remotos, entre quienes ejercen la labor policial ha existido clara nían prohibido involucrarse en movimientos políticos o populares y, por consiguiente,
conciencia tanto de la dignidad de estas personas como del deber de ejercer un uso pertenecer a partido político alguno. En tanto, el personal de tropa debía dormir en el
racional y proporcional de la fuerza. En la actualidad, el espíritu de ambas normativas cuartel, permitiéndose a los casados pernoctar en sus casas dos veces a la semana
está sólidamente asentado en la Doctrina de Carabineros de Chile. de manera alternada, de modo que siempre estuvieran en el cuartel dos tercios de la
fuerza de la Compañía.
Cada noche se asignaba una imaginaria de siete hombres, encargada de atender las
eventuales contingencias. En el caso de que uno de sus miembros cometiera algún de-
lito durante el servicio, éste sería juzgado conforme a la Ordenanza General del Ejército,
equivalente al actual Código de Justicia Militar.
USO RACIONAL DE LA FUERZA
El Reglamento de Serenos de 1841 permitía el empleo de las armas La existencia de la Compañía de Carabineros de Policía fue muy breve. Sus actividades
sólo en caso de defensa propia o de fuga del preso, y reguló por prime- cesaron en junio de 1830, al entrar en funciones el Cuerpo de Vigilantes de Policía. No
ra vez el uso de la fuerza, particularmente respecto al detenido.
obstante, contribuyó en gran medida a la formación de una función policial doctrinal:
sus integrantes prestaban juramento de servicio, se regían por la disciplina militar y eran
apolíticos, entre otras características que hasta hoy se conservan en nuestra Institución.
También, se mantenían permanentemente en servicio, incluso estando de franco.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 42 43 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Cuerpo de Vigilantes de Policía Brigada de Policía
Robos, asaltos y homicidios habían recrudecido con la Guerra Civil de 1829, y la capital En 1846, en Valparaíso, se dictó un nuevo reglamento para la conformación del Cuerpo
sufría de desórdenes y pillaje, saqueo de casas y haciendas. Durante la noche, los in- de Policía, quedando sus filas bajo un régimen militar. En tanto, en Santiago, en diciem-
tegrantes del Cuerpo de Serenos no daban abasto para combatir la delincuencia. Ante bre de 1850 fueron fusionados los Cuerpos de Vigilantes y de Serenos, formándose
dicha realidad, Diego Portales y Palazuelos, Ministro del Interior y de Guerra, decidió con ellos la Brigada de Policía, compuesta por tres compañías de caballería y una de
formar el Cuerpo de Vigilantes de Policía. infantería, regidas por la disciplina y las jerarquías militares, con función policial las 24
Es en esta época cuando hace su aparición el término prevención aplicado a la labor horas del día e iguales obligaciones, deberes y prohibiciones que sus antecesoras.
policial, marcando con ello una identidad que se mantendría hasta hoy. El Reglamento Los turnos de población fueron racionalizados, fijándose en seis horas, con el objeto
de los Vigilantes establecía que tenían una función esencialmente preventiva, debiendo de dar cabida a la instrucción, la que debía incluir materias policiales y, en lo restante,
cuidar la decencia pública y evitar la ocurrencia de crímenes, siendo responsables de la uniformarse a la recibida por los cuerpos del Ejército. Se consolidaba, así, la convicción
aprehensión de los delincuentes sorprendidos in fraganti y del cumplimiento de todas de que la labor policial requería de una formación orientada a transmitir conocimientos
las disposiciones relacionadas con la comodidad y el buen orden de la población. Entre específicos relacionados con esa función, forjándose la preocupación institucional por
sus obligaciones también figuraba acudir a apagar los incendios. Además, en instruc- el profesionalismo de sus miembros.
ciones internas, se disponía que patrullaran la ciudad caminando por el centro de las Mientras tanto, otras provincias y ciudades iniciaron la organización de cuerpos po-
calzadas, para que se les ubicara fácilmente. liciales similares a los de Santiago y Valparaíso. Donde las municipalidades no eran
Portales reorganizó las funciones que hasta el momento ejercía la policía: dispuso que capaces de solventarlos, los propios vecinos, ante la imperiosa necesidad de contar con
el aseo y ornato de la ciudad dependieran directamente de la Municipalidad; y el orden orden y seguridad, hacían aportes para su sostenimiento.
y la seguridad pública quedaran a cargo del Cuerpo de Vigilantes de Policía, concen-
trando su quehacer en lo netamente policial.
Sus miembros contaban con un uniforme completo, que los hacía reconocibles a gran
distancia, costeado con fondos municipales. Con esta medida, se consolidó la idea de CAPACITACIÓN PERMANENTE
En 1850 nació la Brigada de Policía, estableciendo turnos de seis ho-
que la presentación personal del policía, específicamente su vestimenta característica,
ras, con vigilancia todo el día y dedicando espacio para la instrucción
era fundamental para el buen ejercicio de la labor preventiva. Se forjó así la necesidad y el perfeccionamiento.
de una imagen que refleje y determine las cualidades de quienes lo visten.
La labor desarrollada por este Cuerpo devolvió la tranquilidad a Santiago durante el
día, ya que por la noche funcionaba el Cuerpo de Serenos, también reorganizado por
Portales, con más atribuciones y dotación.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 44 45 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Guardia Municipal de Santiago Participación en la Guerra del Pacífico
A mediados del siglo XIX, la labor policial no era enteramente civil ni completamente Cuando en 1879 Chile entró en guerra con Perú y Bolivia, la Municipalidad de Valparaíso
militar; sus superiores en todo el país eran los Intendentes y los Gobernadores, y su sos- ofreció al gobierno su Guardia Municipal, conformando con ella un batallón de 300 hom-
tén económico provenía de los municipios. Dicho financiamiento siempre fue insuficiente bres. La Municipalidad de Santiago hizo otro tanto, con una dotación de 500 hombres,
para mantener dotaciones adecuadas; situación que cambió en 1859, cuando se aumenta- que dio vida al Batallón Bulnes.
ron las fuerzas de policía en todas las ciudades, con auxilio económico del Gobierno. Ambos batallones tuvieron participación activa en la denominada Guerra del Pacífico,
La policía en la capital se encuadró en una nueva organización denominada Guardia dando pruebas de que sus miembros -impulsados por un profundo patriotismo- pusieron
Municipal de Santiago, compuesta por cuatro compañías de caballería y cuatro de in- todo su profesionalismo al servicio de la defensa de la soberanía nacional. Esto volvería a
fantería, rigiéndose por la Ordenanza General del Ejército en cuanto a su disciplina. repetirse en los sucesos del Río Lauca (1962), Laguna del Desierto (1965) y Diferendo
Los requisitos para ingresar eran estrictos y los miembros que carecían de instrucción Austral con Argentina (1978).
primaria debían asistir a una escuela creada para ese efecto. Además, se dispuso que En esos episodios se hicieron patentes algunas de las cualidades más representativas de
los Oficiales recibieran instrucción sobre normativas legales en forma diaria y antes de los miembros de Carabineros, como su capacidad de adaptación y su versatilidad. Esta
iniciar los turnos, con lo que se pretendía lograr una mayor eficiencia en los actos del última, de hecho, se hace presente en múltiples otras expresiones, como por ejemplo, la
servicio policial, al igual que hoy. de cumplir funciones también de orientador y profesor, revelando que el compromiso del
Ese proceso de incremento de las exigencias se vio profundizado cuando, en 1871, el carabinero es tal, que siempre hace todo lo posible por enfrentar y superar los desafíos
Intendente de Santiago, Benjamín Vicuña Mackenna, asumió la dirección de la Guardia que el ejercicio de su profesión le plantea.
Municipal, enviando a su Comandante un largo oficio con instrucciones, en el que des-
tacaba la importancia de la prevención policial antes que la de la represión, y también
denunciaba la carencia de Oficiales en las calles y la mala costumbre de los Guardia-
nes de reunirse a conversar en las esquinas. Además, ordenaba que el registro de los
detenidos sólo debía hacerse en presencia del Oficial de Guardia, debido a los numero- VERSATILIDAD
El carabinero ejerce no sólo funciones policiales. Desde los inicios de
sos reclamos de pérdida de especies, agregando que el registro de las detenidas debía
la Institución, su profesión y la comunidad le demandan múltiples capa-
ser practicado por las esposas de los policías de guardia. cidades y la realización de diversas tareas.
Vicuña Mackenna también se preocupó del tránsito, disponiendo que un Sargento ron-
dara el centro de la ciudad y mantener en orden el desplazamiento de los carruajes, y
que no provocaran atascos.
Finalmente, ordenó que se llevara un registro estadístico de las actuaciones policiales,
con el fin de adoptar las correcciones necesarias para prevenir más y mejor el delito.
Dichas observaciones rápidamente se incorporaron a la operatividad institucional, pa-
sando a ser parte esencial de la forma en que se efectuaban los servicios, cuyo espíritu
de permanente exigencia y control sigue vigente.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 46 47 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Cuerpo de Policía de Seguridad de Santiago Policías Fiscales
En 1889 se produjo una trascendental reforma: la organización, la jerarquía y la discipli- La falta de recursos, la obediencia a autoridades distintas, tener organizaciones dife-
na castrenses fueron reemplazadas por un sistema de carácter civil que descentralizó rentes y ser reguladas por disposiciones de diversa índole fueron una constante que
el servicio y creó diversos cuarteles en la ciudad, lo que fue un paso fundamental en atentó contra el normal funcionamiento de las policías de carácter comunal.
la integración con la comunidad. Ello marcó profundamente el carácter de la función Debido a lo anterior, a un porcentaje importante de ellas les fue imposible prestar servicios
policial de ese entonces, de la que posteriormente nuestra Institución sería su natural con la eficiencia que requería la comunidad. Para contrarrestar en parte esa situación, en
heredera al estar inmersa en la comunidad y presente a lo largo y ancho de todo el país, repetidas oportunidades el Estado tuvo que apoyar financieramente a los municipios. En
aun en el más recóndito y aislado lugar. 1896 se dictó una ley que disponía que el sostenimiento económico de las policías de
Otro aspecto interesante es que en esos años se dotó al Cuerpo de Policía de la última Santiago y de las ciudades cabeceras de Departamentos correría por cuenta del Tesoro
tecnología existente: la telefonía, lo que aportó gran agilidad y eficiencia a los servicios Nacional, por lo que estas instituciones estarían bajo la dirección del Presidente de la
de población. Paralelamente, se reforzó la importancia de la instrucción profesional y República, a través de Intendentes y Gobernadores, naciendo así la Policía Fiscal.
del carácter permanente de los servicios. La Policía Fiscal de Santiago quedó organizada en tres Secciones: Orden, Seguridad
El país progresa y la modernidad se hace presente en diversas actividades, incluyendo e Identificación. La primera, conformada por una Prefectura y diez Comisarías, se en-
a la labor policial, sentándose las bases de lo que será la relación entre ésta y los avan- cargaba de mantener la tranquilidad pública y de velar por el cumplimiento de las leyes
ces de gestión y tecnológicos imperantes: siempre de la mano. y demás disposiciones; la segunda era responsable del cumplimiento de las órdenes
judiciales, de detener y de investigar; y la tercera, con su Oficina de Filiación Antropo-
métrica, fue la antecesora de lo que hoy es el Servicio de Registro Civil e Identificación.
De esta policía dependían unidades y reparticiones de gran importancia, como la Briga-
da Central, creada en 1906, encargada de los servicios extraordinarios, precursora de
DE SERVICIO SIEMPRE lo que hoy es la Prefectura de Fuerzas Especiales; la Escuela Policial, formadora de los
En el Reglamento Orgánico del Cuerpo de Policía de Seguridad de
Santiago, del 31 de agosto de 1889, se estableció el carácter perma- Oficiales, y el Servicio Médico, para la atención del personal y sus familias.
nente del servicio al disponer que las comisarías debían permanecer En 1924 todas las Policías Fiscales del país se fusionaron, creándose una Dirección
abiertas día y noche para atender al público, y que el personal debía
considerarse de servicio siempre.
General con dependencia directa del Ministerio del Interior a través de Intendentes y
Gobernadores. Con esta medida se buscó dar unidad orgánica a la función policial,

VALENTÍA
El 8 de diciembre de 1907, en el Parque Cousiño, el Guardián 3º Ma-
teo González, de dotación de la Brigada Central de la Policía Fiscal de
Santiago, detuvo la loca carrera de un coche tirado por caballos que se
habían desbocado sin conductor en medio del público.
Tomándose del cuello de uno de los equinos, evitó una tragedia de
proporciones.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 48 49 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
asegurando su eficiencia al crear la carrera policial y brindar a los funcionarios una debía ser uno de los principales objetivos de los Carabineros y disponía que, descu-
situación más digna y respetable. bierta la huella de éstos, debían seguirla con el mayor empeño y tenacidad, teniendo
El resto de las policías de seguridad (las de ciudades no cabeceras de Provincias o De- siempre presente que el resultado está en razón directa de la prontitud, diligencia e
partamentos) continuaba siendo financiado por las municipalidades y, por consiguiente, interés puestos en el asunto.
dependiendo de los alcaldes, denominándose Policías Comunales. Lamentablemente,
éstas incurrieron en la contratación de personal sin las competencias necesarias ni las Boletín Oficial
condiciones para la función que debían cumplir. Además, parte importante de ellas fue El Prefecto Joaquín Pinto Concha, en 1900, adquirió una imprenta para la Policía, dando
destinada a servir fines políticos e intereses personales. comienzo a la publicación bimensual de un Boletín Oficial. En él se difundían las Órdenes
del Día a nivel de Prefectura, Circulares, instrucciones relativas al servicio, normas legales
Cuerpo de Gendarmes para las Colonias y reglamentarias, además de ordenanzas que los policías debían conocer y aplicar en el
y Cuerpo de Carabineros desempeño de sus funciones. Según decía el Boletín No 1, al funcionario policial ya no
Mientras se dictaba la ley para el nacimiento de la Policía Fiscal (1896), en el ámbito le bastaba “el sano espíritu y buen sentido práctico para cumplir sus deberes”, sino que
rural surgía el Cuerpo de Gendarmes para las Colonias, con la finalidad de combatir el requería de una “extensa versación legal y minucioso estudio de las ordenanzas”.
bandolerismo en los campos de las provincias al sur del Biobío.
A su mando quedó el Capitán de Ejército Hernán Trizano Avezzana, quien se había RESPETO A LA DIGNIDAD HUMANA
desempeñado anteriormente como Comandante de la Policía Rural de Temuco. Tal fue El Médico Jefe del Servicio de Sanidad del Cuerpo de Policía Fiscal
de Santiago, cargo creado en 1896, debía visitar los calabozos y lu-
la eficiencia de este Cuerpo, que los bandoleros trasladaron sus fechorías más al norte.
gares de detención indicando las condiciones de higiene que creyera
Entonces, el Gobierno de la época ordenó a unidades del Ejército atender esta situa- necesarias. El Reglamento de Organización y Servicio de 1899 para
ción. Así, los regimientos Cazadores, Lanceros, Guías y Dragones pusieron, cada uno, el Cuerpo de Gendarmes de las Colonias establecía como obligación
reglamentaria actuar con firmeza y moderación a la vez, teniendo prohi-
un escuadrón a disposición del Ministerio del Interior. Se creó de esta forma, en 1903, bido emplear malos tratos con las personas.
el Regimiento Gendarmes, unidad militar con función policial, cuyo mando fue asumido
al año siguiente por el Teniente Coronel Roberto Dávila Baeza. Escuela de Carabineros
A ese destacado Oficial del Ejército le correspondió reorganizar el Regimiento Gendar- Desde el nacimiento del Regimiento de Carabineros se hizo evidente que sus miembros
mes, que pasó a llamarse Regimiento de Carabineros, el cual tuvo un uniforme propio, debían recibir una educación sólida, tanto en lo moral como en lo militar. Para ello, la Es-
de color gris-verde. Esta unidad, si bien formaba parte del Ejército, para el cumplimiento cuela de Carabineros fue creada por Decreto Supremo el 19 de diciembre de 1908, por
de sus funciones dependía del Ministerio del Interior, y en Provincias y Departamentos, gestión del Comandante Roberto Dávila Baeza, con la misión de preparar a Suboficiales,
de los Intendentes y Gobernadores. Clases y Tropa. Al año siguiente, se formó un curso de Aspirantes a Oficiales.
El Artículo 1 de su Reglamento decía: “El Cuerpo de Carabineros está destinado a la segu- Once años después, en 1919, se dictó la primera Ley Orgánica del Cuerpo de Carabineros,
ridad pública y a asegurar el mantenimiento del orden y la observancia de las leyes en todo que lo definió como “una institución militar encargada de velar por el mantenimiento del
el territorio de la República y en particular en los campos y caminos públicos”. orden en todo el territorio de la República y en particular en los campos y caminos públicos”,
Manifestaba su reglamentación que la persecución incesante de los malhechores dependiente del Ministerio del Interior, independizándose del Ejército a contar de esa fecha.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 50 51 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Nacimiento de Carabineros de Chile
En 1925 fue designado como Comandante General del Cuerpo el Teniente Coronel
Carlos Ibáñez del Campo, quien dos años más tarde, ya como Coronel y en calidad de
Vicepresidente de la República, fundó Carabineros de Chile mediante el Decreto con
Fuerza de Ley Nº 2.484, del 27 de abril de 1927.
Sin duda, la personalidad ejecutiva y resolutiva del fundador de Carabineros se traspa-
só a la Institución; él esperaba y exigía de ella avances concretos en el cumplimiento
de su misión. Las demandas que se debían satisfacer eran muchas y urgentes, y los
recursos humanos y materiales no abundaban, por lo que desde un principio el ritmo de
trabajo fue rápido, sin pausa y eficiente.
A partir de esa fecha se estableció el respeto por parte de la Institución y sus miembros
a la Constitución Política de la República y al Gobierno constituido; también se reforzó
el irrestricto apego al Derecho en sus actuaciones y el constante perfeccionamiento
de la capacidad profesional y de las condiciones éticas de sus miembros, en vías de
una mayor legitimidad para ejercer la autoridad que entrega la ley, y exigir el respeto y
cumplimiento de esta última.

decreto Fundacional
DFL Nº 2.484
La trascendencia e importancia histórica de la medida dispuesta por el entonces
Coronel Ibáñez puede dimensionarse en el Decreto con Fuerza de Ley Nº 2.484 del
27 de abril de 1927. La solidez de los argumentos expuestos en los considerando del
documento sentaron las bases de la naciente institución y el transcurso del tiempo
sólo ha consolidado el espíritu que inspiró a nuestro fundador.
Que la historia institucional es la primera fuente de nuestra Doctrina queda fehaciente-
mente plasmado en esta carta fundacional:

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 52 53 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Fusiona los servicios de policías y Carabineros con el nombre 3. Para la organización de estas fuerzas fusionadas servirán de base las tropas
de “Carabineros de Chile” en actual servicio en cada provincia i departamento, tanto de Policías Fiscales
Decreto con Fuerza de Ley Nº 2.484 y Carabineros como de Policías Comunales, que se resuelva incorporar desde
Santiago, 27 de Abril de 1927 luego a Carabineros;
4. En cada departamento, cuya fuerza permita la organización de más de un Es-
Considerando: cuadrón, se formarán grupos de Carabineros, que podrán constar de dos o tres
1. Que el servicio de orden i seguridad interna de la República se encuentra entre- Escuadrones i Regimientos pudiendo ser hasta seis;
gado a las Policías Fiscales, Policías Comunales y Cuerpo de Carabineros; 5. En cada provincia habrá, por lo menos, un Regimiento de Carabineros, de tantos
2. Que todas estas fuerzas tienen una misma finalidad, cual es la de asegurar el Escuadrones como Departamentos tenga i cuya dotación se consignará en el
orden de las ciudades, campos y comunas rurales i, en cambio, obedecen a Reglamento respectivo.
autoridades distintas, tienen organizaciones diversas i están sujetas a disposi- Estas unidades tendrán a su cargo la seguridad i el orden de todo el departa-
ciones de distinta índole, con grave perjuicio para la unidad del servicio; mento, incluso los campos i caminos pertenecientes a la jurisdicción;
3. Que las circunstancias del considerando anterior determinan un servicio defi- 6. En las grandes ciudades, como Santiago i Valparaíso, las fuerzas fusionadas se
ciente i dificultan la expedición de las órdenes i la cooperación en el desempeño constituirán en Cuerpos de dos o más Regimientos;
de los distintos funcionarios del orden; 7. Los intendentes de provincia, de acuerdo con el Jefe de Carabineros Provincial,
4. Que las Policías Comunales han sido, en gran parte, destinadas a servir fines propondrán al gobierno la disolución de las policías comunales que deban ser
políticos e intereses personales, lo que ha significado la contratación de perso- reemplazadas por Carabineros.
nal sin competencia o sin las condiciones necesarias para la importante función Las Municipalidades, de acuerdo con la Ley, concurrirán con las dos terceras
a que están destinadas; partes del monto de gastos que ocasione el mantenimiento de los Carabineros
5. Que es condición esencial de este gobierno reforzar el principio de autoridad, lo de su jurisdicción, pago que deberán hacer por meses, semestres o años antici-
que implica la necesidad imperiosa de tener agentes de orden público, capacita- pados, depositando dichos fondos, por ahora, en las respectivas administracio-
dos moral, física e intelectualmente para el desempeño de sus funciones diarias; i nes de Caja del Cuerpo;
6. La necesidad de dar a estos servicios la organización i distribución lógica que 8. El reclutamiento de tropa de Carabineros se hará en Santiago;
resultan de los considerandos anteriores i lo dispuesto por el artículo 15 de la 9. Las fuerzas destinadas al servicio de investigaciones se organizarán como las
Ley 4.113, de 25 de enero del presente año, de orden i dependerán del Jefe del Cuerpo de cada provincia, sin perjuicio de la
relación directa que deben mantener sus Jefes con el Ministerio del Interior;
He acordado i decreto: 10. Los Jefes de Carabineros de cada provincia dependerán del Ministerio del Inte-
1. Fusiónense los servicios de Policías i Carabineros, formando con su personal, rior para los efectos de la disciplina, administración i reclutamiento i del Inten-
dependencias, armamentos i demás elementos, una sola Institución que llevará dente de la provincia para la atención de sus funciones policiales.
el nombre de “Carabineros de Chile”; Los Jefes de Carabineros departamentales dependerán del Jefe de Carabineros
2. Estas fuerzas así fusionadas se organizarán en Escuadrones, Grupos i Regi- de la provincia respectiva en lo referente a asuntos de disciplina, administración i
mientos, cuya distribución, dotaciones, obligaciones i atribuciones se detallarán reclutamiento i del Gobernador en el desempeño de sus funciones profesionales.
en los reglamentos que se dictarán al efecto por el Ministerio del Interior; En las Comunas dependerán en igual forma del Alcalde;

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 54 55 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
11. Es deber primordial del Jefe de Carabineros de la provincia, que a su vez dirigirá
el servicio policial del departamento donde reside, mantenerse constantemente
en relación personal con el Intendente; igual deber tendrá el Jefe de Departa-
mento i de Comuna rural para con los Gobernadores i Alcaldes.
Por su parte, el Intendente, Gobernador o Alcalde, transmitirá sus órdenes por
escrito o personalmente al Jefe de Carabineros a sus órdenes. Estas órdenes
comprenderán disposiciones generales sobre el servicio policial i no detalles
para el procedimiento (distribución del personal, empleo de la fuerza, etc.);
12. El Reglamento de dotación de Paz consultará en cada Escuadrón hasta dos
plazas especiales de sargentos segundos, vice-sargentos primeros, i Alférez,
plazas que serán ocupadas exclusivamente por los actuales Comandantes de
Policía Comunal acreedores a esta destinación, por suboficiales retirados del
Ejército con más de quince años de servicios i por Aspirantes a Oficiales de
Carabineros con sus requisitos cumplidos para ascender a Oficial i con más de
dieciocho meses de servicios en tropa como aspirantes;
13. Este personal de plazas especiales sólo podrá ascender en las vacantes que se
produzcan en las mismas plazas;
14. El sueldo del personal retirado del Ejército se formará con el 50% de su pen-
sión i el sueldo correspondiente al grado con que se contrate o viceversa, según
opte el interesado al firmar su contrato; i
15. Los retirados del personal de las Policías Fiscales que pasan a formar parte del
Cuerpo de Carabineros, continuarán rigiéndose por las leyes policiales.

Tómese razón, comuníquese, publíquese e insértese en el Boletín de las Leyes i


Decretos del Gobierno.

Firmado C. Ibáñez del C. Carlos Frodden

Transcripción textual del Decreto.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 56 57 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
algunos Hitos institucionales LA MUJER CARABINERO
La incorporación del género femenino a labor policial fue precisamente otra faceta en
la que Carabineros de Chile fue pionero en nuestro país. El 16 de julio de 1962, des-
Protección a la infancia pués de más de tres décadas de haber sido una institución eminentemente masculina,
El primer Director General de Carabineros (denominación del cargo de las primeras dio la bienvenida al Primer Curso de Brigadieres femeninas, con 104 integrantes.
máximas autoridades de la Institución) fue el General de Ejército Aníbal Parada Pacheco, Gracias a sus capacidades y carácter, a poco andar las mujeres fueron abriéndose
quien dictó una Circular el 26 de abril de 1928 instando al personal a desarrollar una paso en actividades que hasta ese momento estaban reservadas a los hombres. Junto
efectiva labor social entre las clases más desposeídas de la población, “puesto que con destacar en el campo de la protección de la infancia y en labores administrativas,
nadie está más cerca del pueblo”. Sugería, en su visión de “prevención delictual” formar avanzaron en el desarrollo profesional y jerárquico. Este proceso se consolidó, primero,
albergues para muchachos vagos o cuyos padres no pudieran alimentarlos ni darles en 1991 con el encasillamiento del Personal Femenino de Nombramiento Institucional
una formación adecuada, a fin de proporcionarles comida y vestuario junto con enviar- en el escalafón regular de Orden y Seguridad, y en 2005 con la promulgación de la
los a estudiar a las escuelas primarias o de formación técnica, y evitar de esa forma su Ley Nº 20.034, que unificó el escalafón femenino de oficiales en un escalafón único
temprana incursión en el ambiente delictivo. Con este propósito, se autorizaba utilizar con el personal masculino, pasando ellas a cumplir también funciones operativas, en
las dependencias desocupadas de las unidades, invertir parte de los fondos de econo- igualdad de condiciones.
mía y solicitar la colaboración de particulares. De esta manera, surgieron hogares en En 1998, la entonces Coronel Mireya Pérez Videla ascendió al grado de General de
Concepción, Antofagasta, Valdivia y Valparaíso. Carabineros, siendo la primera oficial femenina en alcanzar esta jerarquía en las poli-
Treinta años después, la acción social organizada oficialmente a nivel institucional sería cías de Latinoamérica, abriendo una senda que luego han recorrido otras integrantes
repotenciada en la 5a. Comisaría de la Prefectura de Concepción, donde se creó un de destacada trayectoria.
Club de Recuperación de Menores, dirigido y atendido por Oficiales y Personal a con-
trata de Carabineros, para atender a niños en situación irregular.
Esta iniciativa dio lugar a la creación, el 17 de mayo de 1962, de la 2a. Comisaría San-
tiago para Menores, en vista de que en las unidades no siempre se contaba con las de-
pendencias adecuadas para recibirlos. Tiempo después surgió “Niño y Patria”, entidad
que desde su fundación ha acogido a cientos de niños en sus hogares.
La creación de la Comisaría para menores, además, motivó la incorporación de personal
femenino a la Institución.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 58 59 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Unidades especializadas
A partir de los años 60 y 70 tienen lugar diversas muestras de la orientación institu-
cional hacia el desarrollo de un trabajo de excelencia. Surgen numerosas y valiosas
áreas especializadas, como: la Prefectura Aérea, la Sección de Investigación de Acci-
dentes en el Tránsito (SIAT), el Departamento Drogas (OS7), la Sección de Encargos
y Búsqueda de Vehículos (SEBV), la Sección de Investigaciones Policiales (SIP), el
Laboratorio de Criminalística (Labocar) y el Grupo de Operaciones Policiales Espe-
ciales (GOPE), entre otras.
Su implementación incentiva un creciente interés del personal por perfeccionarse y
adquirir conocimientos más calificados, instalándose con fuerza el concepto de que la
capacitación, la especialización y el mejoramiento profesional continuo y permanente,
entre otros aspectos, son imprescindibles para ser un mejor carabinero.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 60 61 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Misiones gubernativas, legislativas y diplomáticas Movilización en defensa de las fronteras
A distinguidos integrantes de Carabineros de Chile les ha correspondido cumplir fun- Firmado el 23 de julio de 1881, el Tratado de Límites con Argentina determinó la fron-
ciones en el campo gubernativo, así como en el legislativo y el diplomático. Digno de tera entre ambos países, reconociendo la plena soberanía chilena en el extremo austral.
destacar es la participación del General Luis Marchant González, tanto en los prepa- Veinte años más tarde, el país trasandino comenzó a disputar el título de Chile sobre
rativos del plebiscito que decidiría la suerte de Tacna y Arica (que en definitiva no se las islas Picton, Nueva y Lennox, lo que motivó que nuestro gobierno, el 11 de diciembre
materializó) como en la austral Coyhaique, donde se desempeñó como Intendente en de 1967, solicitara a Su Majestad británica, en su calidad de Árbitro Permanente, su in-
varias ocasiones. tervención en esta nueva disputa. La Reina Isabel II de Inglaterra, el 18 de abril de 1977
Al asumir la Presidencia, Gabriel González Videla designó al General Director saliente, dictó el laudo arbitral que reconoció el legítimo e incuestionable derecho de soberanía de
Eduardo Maldonado Mercado, como Embajador de Chile en la República de Paraguay. Chile sobre esas islas y los demás islotes del canal Beagle.
Igual responsabilidad asumieron miembros de Carabineros en otras épocas. También El 25 de enero de 1978 la Junta Militar que gobernaba Argentina declaró “insanable-
a nivel de Gobierno, el General Director en ejercicio, José María Sepúlveda Galindo, mente nulo” el laudo arbitral, desconociendo cualquier título de Chile sobre esta zona
fue designado Ministro de Tierras y Colonización en las postrimerías del Gobierno de basado en él, e inició los preparativos para una guerra.
Salvador Allende Gossens. Al asumir el gobierno militar, se incrementaron los nom- En estas condiciones, Carabineros de Chile, como institución policial de carácter militar,
bramientos tanto de Ministros de Estado, como igualmente de gobernadores, jefes de a la sazón dependiente del Ministerio de Defensa Nacional, aunque sin constituir una
servicio, embajadores, alcaldes, etc. cuarta institución de las Fuerzas Armadas, participó con personal en este proceso de
En el campo legislativo, Carabineros de Chile ha tenido tres ex Generales Directores movilización general. Su obligación, sin descuidar su misión esencial de guardador del
en el Senado de la República, dos de ellos en el carácter de institucional y otro elegido Orden Público y la Seguridad Pública interior, fue la de aportar con funcionarios para
por sufragio universal en la circunscripción de Llanquihue. intervenir como combatientes y como policía militar. En la ocasión, el personal de Ca-
Todos desempeñaron estas tareas con profesionalismo y responsabilidad, producto de rabineros movilizado provino de las Escuelas de Carabineros y de Suboficiales, de la
su formación, de su especial forma de ser y hacer las cosas. Su desempeño fue fiel Prefectura de Fuerzas Especiales y de algunos Grupos de Instrucción y Prefecturas.
reflejo de la Doctrina Institucional. Dicho contingente -de gran patriotismo, valor y arraigado Espíritu de Sacrificio- en un
número significativo, fue apostado en la primera línea.
En estricto rigor histórico, estos valores ya habían sido puestos a prueba en sucesos
anteriores en que Carabineros debió movilizarse, y no precisamente en su condición
de policía, para proteger las fronteras de Chile, también en virtud de conflictos in-
ternacionales con países vecinos, específicamente con Bolivia en 1962, a raíz de la
Cuestión del Río Lauca, y luego en 1965 con Argentina, como consecuencia de los
acontecimientos de Laguna del Desierto, que cobraron la vida del Teniente Hernán
Merino Correa.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 62 63 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
asistencia y cooperación internacional
A lo largo de su historia, Carabineros ha dado múltiples muestras de su espíritu de coo-
peración internacional, el que se ha manifestado en tres ámbitos bien definidos: las mi-
siones de asesoría que oficiales de la Institución han desarrollado en países como
Colombia, Ecuador, Honduras y Guatemala -entre otras-; la acogida en sus planteles
educacionales de becarios de diversos países y las misiones de mantención de la paz
en el resto del mundo.
Prueba de esto último son sus participaciones en numerosas misiones de paz de la Orga-
nización de Naciones Unidas (ONU). El primer país en que Carabineros se hizo presente
como parte de ellas fue El Salvador; luego, Bosnia-Herzegovina, Timor Oriental y Haití.
Por otra parte, el arribo de becarios extranjeros se inició en 1947 con oficiales provenientes
de la Policía Nacional de Bolivia. Este proceso continuó con requerimientos de diversos
países interesados en formar, perfeccionar o especializar a sus miembros en Carabineros
de Chile y se consolidó a partir de 1995, cuando la Institución comenzó a formar parte del
“Programa de Cooperación Internacional de Policías Uniformadas Extranjeras” (CECIPU)
del Gobierno de Chile, según lo dispuesto en el Decreto (C) N° 600, del 18 de octubre
de 1995. Este programa ofrece cursos con dedicación exclusiva, tanto en el ámbito de la
formación como en el de la capacitación, especialización y perfeccionamiento.
A través de los años, la Institución ha recibido a más de mil becarios provenientes de
Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Líbano, El Salvador, Filipinas,
Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana,
Uruguay, Jordania y Venezuela; quienes en virtud de los procesos académicos ya
señalados, han pasado por las aulas institucionales y lo seguirán haciendo, impreg-
nándose, como valor agregado, de los principios y valores que conforman la Doctrina
de Carabineros de Chile.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 64 65 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
SÍMBOLOS Y TRADICIONES
Todas las organizaciones que trascienden en el tiempo incorporan en su seno determi-
nados rasgos distintivos que dan sentido a sus integrantes, los que llegan a compar-
tirlos y a constituir en su colectividad lo que los expertos llaman cultura organizacional.
Entre estos se encuentran los valores, las creencias, el lenguaje y la forma de pensar.
Los miembros de la organización o institución -en este caso Carabineros de Chile-, ad-
quieren estos elementos de la cultura a través de ritos y ceremonias, como también con
la existencia de historias, mitos y leyendas que coexisten con héroes que forman o han
formado parte de sus filas.
A su vez, incorporan símbolos (representaciones de un valor o creencia) que se arraigan
en la institución, pasando a convertirse en tradición, entre los que podemos mencionar a
modo de ejemplo: el espadín del Aspirante a Oficial, el sable de Oficiales y Suboficiales
como símbolo de mando; el bastón de mando reservado a los Oficiales Generales; las
piochas, medallas y condecoraciones.
Examinaremos a continuación algunos de estos símbolos que, con el pasar del tiempo,
han llegado a conformar parte de las tradiciones de Carabineros de Chile.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 66 67 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Juramento de servicio Himno de Carabineros
Es el compromiso que adquiere todo carabinero al jurar ante Dios y la bandera de la El himno institucional está impregnado de tradiciones y simbolismos, que se han ido
Patria, cumplir con fidelidad sus deberes, lo que incluye la obligación de observar los transmitiendo de generación en generación, acrecentando los principios y valores de
principios y valores doctrinarios, estipulados tanto en el Manual de Doctrina como en el todos los carabineros, en beneficio de la comunidad.
Código de Ética institucional. La letra de esta pieza musical fue obra del General de Ejército Francisco Flores Ruiz,
Tiene sus orígenes en el juramento de los primeros hombres que desempeñaron, en quien desde el grado de Mayor se desempeñó en el entonces Cuerpo de Carabineros,
ese entonces, el oficio de policía: los Alguaciles Mayores, quienes juraban su cargo hasta llegar al cargo máximo de Comandante General. La música fue compuesta por el
ante el Cabildo en pleno, una tradición que nació el 25 de abril de 1541, en que el profesor y destacado artista nacional Arturo Arancibia Uribe.
Alguacil Mayor Juan Gómez de Almagro juró su cargo ante el Cabildo de Santiago De hecho, el himno está vigente desde 1910, antes de que se fusionaran la Policía
del Nuevo Extremo. Desde entonces y hasta hoy, hombres y mujeres carabineros Fiscal y el Cuerpo de Carabineros (dando origen a Carabineros de Chile), ya que era
han entregado su voluntad y accionar a servir los postulados institucionales, que no entonado durante la vigencia de la antigua institución, los Carabineros de la Nación,
son otros que lograr la paz social que necesita nuestra sociedad para desarrollarse y como también se le denominaba al ex Cuerpo de Carabineros.
crecer adecuadamente.

Uniforme verde
Carabinas cruzadas En la historia institucional no existen documentos que digan relación con el cambio
Carabineros de Chile tiene dos grandes precursores en la historia: en cuanto a la fun- de uniforme del Regimiento de Gendarmes, que era gris-verde, al transformarse en
ción policial, al Alguacil Mayor Gómez de Almagro (1541) y como institución u orga- Regimiento de Carabineros, que pasó a ser verde caqui. Sin embargo, fundadamente
nización policial, a los Dragones de la Reina (1758). Y en lo relativo al origen de su se ha estimado que fue por el hecho de que, siendo el ex Cuerpo de Carabineros una
denominación también tiene dos ascendientes: la Compañía de Carabineros de Policía institución policial rural y cuyo funcionamiento se desarrollaba principalmente en la
(1830), y el Regimiento de Carabineros (1906), que tuvo como insignia identificadora zona central, donde el paisaje, por su vegetación, es gran parte del año color verde, y
a las carabinas cruzadas. siendo su función eminentemente represiva en contra del bandolerismo que asaltaba
A su vez, esas carabinas entrelazadas tienen su origen en los regimientos de caballería, los caminos y campos de Chile, como una forma de camuflarse en la persecución
que usaban como símbolo dicha arma, propia de esas unidades. de ellos, el Teniente Coronel Roberto Dávila Baeza, Comandante General del Cuerpo,
Actualmente es nuestro símbolo institucional, con el agregado del lema “Orden y Pa- habría establecido dicho color, que se ha mantenido inalterable hasta nuestros días,
tria” al interior de un escudo cuyo contorno coincide con la forma del escudo nacional, obviamente con algunas modificaciones de diseño y accesorios.
graficando la presencia y labor de Carabineros a lo largo de todo el territorio del país.
El himno “Adiós mi carabina”, del eximio compositor José Goles, en una de sus estro-
fas manifiesta: “cual símbolo inmaculado que es escudo de pureza, se hereda de tus
perfiles un emblema de grandeza. Carabineros conserva de tu nutrido historial, tu bella
imagen cruzada como pendón señorial”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 68 69 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Placa de servicio Sable
Recurriendo a la historia de la función policial en Chile, podemos decir que la Placa En sus orígenes, el sable siempre fue un arma de la caballería, con el fin de aprovechar
de Servicio tiene su origen en las insignias que usaron los Alcaldes de Barrio durante su peso y envergadura durante las cargas de la fuerza montada. Es curvo y tiene sólo
la Colonia. A medida que aumentaban en número los barrios en Santiago y, por con- un filo, lo que lo distingue de la espada, que es recta y de doble filo.
secuencia, los Alcaldes (oficios de policía con pequeñas funciones jurisdiccionales), Su uso en Carabineros ha quedado reservado a los Suboficiales y Oficiales, constitu-
éstos tuvieron que identificarse, primero con el nombre del barrio y luego con una yendo un símbolo del mando de ambas jerarquías.
numeración. La utilización del sable en la institución se remonta a los primeros funcionarios policia-
Posteriormente, al crearse una nueva organización policial durante el período de la les, o sea, desde los alguaciles hasta nuestros tiempos, en que en el ascenso a Sargen-
República, la llamada Brigada de Policía, se normó su uso y fabricación, dándosele una to 2do. se recibe como símbolo de cambio de jerarquía a Suboficial, mientras que entre
numeración de tres cifras, lo que se extendió hasta 1996, cuando cambió su sistema los Oficiales, el Aspirante a Oficial lo recibe durante su segundo año de formación,
al actual, identificándose ahora con el código funcionario. como símbolo del mando que le corresponderá ejercer como Oficial.
Esta medida, de identificar al carabinero, es además una garantía de transparencia en En el himno “Sable Amigo”, cuya letra corresponde al maestro José Goles, en su prime-
todos los procedimientos policiales en que se ve involucrada la Institución y que afectan ra estrofa, se manifiesta: “es mi sable símbolo de mando, arma noble, luz y autoridad, si
a la sociedad, a la cual por misión constitucional debe servir el carabinero. envainado expresa mansedumbre, empuñado es fe y es paz”.

Bastón de servicio Bastón de mando


El Decreto Supremo Nº 2.424, del 29 de mayo de 1929, del Ministerio del Interior, Como una forma de incorporar en nuestro quehacer un antiguo símbolo de autoridad,
que aprobó el Reglamento Nº17 de Vestuario y Equipo para la Tropa de Carabineros en 1996 se instituyó el Bastón de Mando como emblema reservado a los Oficiales
de Chile, instituyó el uso del Bastón de Servicio, como elemento disuasivo y a la vez Generales que conforman el Alto Mando Institucional. El artículo 60° del anexo del Re-
protector de su usuario. En su artículo 37º indicaba que este debía ser de madera de glamento Nº 30 de saludos, honores, ceremonial y protocolo para Carabineros de Chile
luma o encina, barnizado o blanco y de un largo total de 50 cm (15 cm la empuñadura señala que “el Bastón de Mando es un Símbolo Institucional que representa el ejercicio
y 35 cm la maza), además de una dragona de cuero café o blanco, a través de la cual del mando en Carabineros de Chile, que sólo puede ser portado por los integrantes del
se introducía la mano para empuñarlo. Alto Mando de la Institución es decir, General Director; General Subdirector; Generales
Se mantuvo vigente hasta 2003, cuando la Orden General Nº1.540 reemplazó su for- Inspectores y Oficiales Generales”.
ma y materiales, por uno retráctil de policarbonato.
Símbolo histórico del equipamiento institucional, el Bastón de Servicio representa y da
testimonio concreto de la permanente disposición de Carabineros de Chile a servir a la
comunidad y al país. Un sello distintivo que comparte con el “Primer Policía”, el Alguacil
Mayor Juan Gómez de Almagro, quien debía llevar siempre consigo la Vara de la Justicia.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 70 71 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Orfeón Nacional de Carabineros
Junto con el desarrollo de Carabineros de Chile, nuevas costumbres, tradiciones y or-
ganizaciones formales nacieron al interior de ella. Entre estas últimas, una de las más
destacadas es el Orfeón Nacional de Carabineros de Chile, originado en la Banda de
Música de la Policía Fiscal existente antes de la fusión de las policías y creado por
el General Carlos Ibáñez del Campo, mediante Decreto Supremo N°3.331 del 25 de
julio de1929.
Desde entonces y hasta nuestros días, sus músicos han sido embajadores tanto de la
Institución como del país, llegando con sus acordes a las más diversas latitudes, dentro
y fuera de nuestras fronteras, y con una calidad interpretativa que ha sido reconocida
en variados ámbitos, llegando incluso a la pantalla grande.
Son también tradicional complemento de la ceremonia de Cambio de Guardia que cada
cuarenta y ocho horas se realiza frente a la casa de gobierno, el Palacio La Moneda,
animando a los transeúntes a observar este rito republicano y, de vez en cuando, sor-
prendiendo con aplaudidas presentaciones de música popular.

Cuadro Verde de Carabineros


Fue a fines de 1939, con ocasión de la ceremonia de egreso de los oficiales de
la Escuela de Carabineros, cuando el entonces General Director Óscar Reeves
Leiva quiso impresionar al Presidente de la República, Pedro Aguirre Cerda, con la
presentación de un conjunto ecuestre que, además de rescatar las tradiciones de
caballería de la Institución, exhibiese el talento y destreza de los jinetes y caballos
con arriesgadas acrobacias.
El nacimiento formal del Cuadro Verde de Carabineros data de enero de 1940, y a
partir de esa fecha ha sido el deleite de miles de espectadores.
Su fama, incluso, desbordó las fronteras nacionales y los binomios se han des-
plazado por numerosas ciudades del mundo, para satisfacción de quienes han
apreciado en terreno sus virtudes y valentía.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 72 73 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
PRIMERA FUENTE
Ceremonias Por la importancia que tiene este acto solemne, se acostumbra que a esta ceremo-
Ascensos nia se integren los parientes más cercanos del ascendido y, cuando corresponde,
Ascender en la escala jerárquica no es solamente hacer ostentación de un agre- es el o la cónyuge de éste quien acompaña al jefe directo a imponer las insignias
gado más en el uniforme, sea una barra o sea una estrella. No es sólo la demostra- del nuevo grado.
ción de un acto administrativo que determinó que, al producirse una determinada
vacante en un grado específico, ésta sea cubierta por quien tiene los méritos y Retiros
requisitos en el escalafón. Es una de las certezas que acompañan a todo carabinero cuando ingresa a la Institu-
Aun cuando no está escrito -lo que lo convierte en una tradición oral- en Carabineros ción. Llegará en alguna oportunidad el día en que deba abandonar el servicio activo y
de Chile el ascenso, para que tenga real validez, está precedido de una ceremonia pasar a integrar la reserva de quienes han sido servidores de su Patria desde la trinche-
solemne en la que el receptor del nuevo grado recibe los símbolos de éste ante una ra de la institución de las carabinas cruzadas.
formación, cuyos hombres y mujeres se convierten en testigos del cambio jerárquico Es un momento especial, lleno de contradicciones en la conciencia y en el corazón de
que se ha producido. Previamente, uno de sus superiores pronuncia un breve discurso quien es objeto de este reconocimiento. Por una parte, la satisfacción del deber cumpli-
en que resalta la importancia que reviste para cada carabinero, sin importar jerarquía do, y por otra, la incertidumbre de lo que viene y -finalmente- una suma de sentimientos
ni categoría, el acceder a un nuevo estadio de su carrera y la responsabilidad que ello y nostalgias por lo vivido. Por tal razón, mantener esta tradición de reconocimiento se
importa tanto para su persona como para la Institución. hace una obligación para con los servidores que se acogen al merecido descanso.

Honores Fúnebres
“Es mi sable símbolo de mando, arma noble, luz y autoridad”. Es otra de las certezas de todo carabinero. Que, en este caso, compartimos como se-
res humanos. Llegará inevitablemente el día en que dejaremos este mundo y nuestras
formas visibles se desvanecerán.
En aquel momento y, consolando a los seres queridos que perviven en la Tierra, estarán
quienes fueron sus camaradas durante mucho tiempo, carabineros quienes conforme
a la tradición, lo despedirán en su partida definitiva: un compañero de promoción, un
representante oficial de la Institución, y los círculos a los que pertenecía.
En el instante de la partida, un toque de clarín sumado a los honores de reglamento y
a las descargas de rigor sellarán este viaje sin retorno.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 74 75 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
Yo, juro por Dios y por esta bandera guardar y defender la vida de todos sus habitantes,
servir fielmente los deberes de mi profesión, rindiendo la mía, si fuese necesario,
velar por el cumplimiento de las leyes de la República, en defensa del Orden y de la Patria.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 76 77 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
SEGUNDA FUENTE

SEGUNDA FUENTE:
NORMAS QUE RIGEN
LA FUNCIÓN INSTITUCIONAL
Como ya vimos, el desarrollo del país y, por supuesto, el institucional han hecho ne-
cesario el surgimiento de distintas normativas que capturan y vuelven palabra escri-
ta, permanente y obligatoria los principios y valores de Carabineros. Estas reglas son
también un medio para que esos principios y valores sean conocidos y asimilados por
el personal de la Institución; de ahí que sean fuente fundamental de nuestra Doctrina.
Gracias a ellas, independientemente de los tiempos, épocas o circunstancias, los
carabineros hemos sido formados en una genuina escuela de los rasgos positivos
que nos caracterizan.
A continuación, revisaremos algunas de estas normas, yendo de lo universal a lo par-
ticular y poniendo especial acento en aquellos aspectos que son parte esencial de
nuestra existencia e identidad.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 78 79 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
SEGUNDA FUENTE
Constitución Política de la República postulación y de la formación en alguna de sus Escuelas, hecho que revela la transparencia
de la selección del personal y garantiza la idoneidad y formación de sus miembros y la pre-
servación de una Institución profesional.
La Constitución es la norma de más alto rango en el ordenamiento jurídico del país.
Nos garantiza a los chilenos derechos y libertades, junto con fijar los límites y definir las
Artículo 102: “La incorporación a las plantas y dotaciones de las Fuerzas Armadas y de
Carabineros sólo podrá hacerse a través de sus propias Escuelas, con excepción de los
relaciones entre los poderes del Estado (Legislativo, Ejecutivo y Judicial) y de éstos con
escalafones profesionales y de empleados civiles que determine la ley”.
los ciudadanos, estableciendo, entre otras materias, las bases para la organización de
las instituciones en que tales poderes se asientan y, siendo Carabineros de Chile una de
ellas, otorga rango constitucional a la función policial. Ley Orgánica Constitucional
En la Constitución Política se encuentra la descripción caracterológica de Carabineros
como cuerpo armado, esencialmente obediente, no deliberante, profesional, jerarquiza-
de Carabineros
do y disciplinado. Es entonces, precisamente, donde su doctrina, disciplina y carácter
Las leyes orgánicas constitucionales son una categoría legal especial dentro del or-
militar impulsan a los hombres y mujeres de la Institución al perfeccionamiento de los
denamiento jurídico chileno, establecida con la finalidad de abarcar materias expre-
principios éticos y morales que están siempre presentes, manifestándose a diario en su
samente previstas en el mismo texto constitucional. Para ser aprobadas, modificadas
conducta profesional y privada, creando una unidad de mando que permite enfrentar
o derogadas requieren una mayoría especial de cuatro séptimos de los diputados y
el proceso de liderar, ordenar, dirigir subalternos y ser consecuencialmente obedecido.
senadores en ejercicio.
Lo anterior nos permite apreciar la importancia que nuestra Institución y la función
Carabineros, dado lo fundamental de su rol para el buen funcionamiento de la sociedad,
que desempeña tienen para el buen funcionamiento del sistema social chileno, lo que
es regulado por una Ley Orgánica Constitucional: la N° 18.961, del 27 de febrero de
-como ya hemos podido apreciar en la revisión histórica- ha sido reconocido y valorado
1990. Ella contiene los aspectos más relevantes del perfil de la Institución como com-
por el país desde sus orígenes.
ponente del Estado de Chile. De ahí que parte importante de sus artículos se refieran
Es así que el Artículo 101 de la Constitución define claramente que nuestra misión
directa o indirectamente a materias doctrinales.
tiene rango constitucional:
Resulta así que los Artículos 1 y 2, además de reafirmar nuestra misión constitucional,
Artículo 101, inciso 2: “Las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública están integradas sólo
establecen claramente algunos de los principios que nos sustentan: obediencia, no
por Carabineros e Investigaciones. Constituyen la fuerza pública y existen para dar efi-
deliberancia, jerarquía, disciplina, apoliticidad, etc., los que definen el comportamiento
cacia al derecho, garantizar el orden público y la seguridad pública interior, en la forma
que los carabineros debemos observar, regulando la libertad de acción y expresión en
que lo determinen sus respectivas leyes orgánicas. Dependen del Ministerio encargado
aquellas áreas donde la total libertad pudiera dificultar el correcto cumplimiento de
de la Seguridad Pública. Las Fuerzas Armadas y Carabineros, como cuerpos armados,
nuestra labor profesional.
son esencialmente obedientes y no deliberantes. Las fuerzas dependientes de los Mi-
nisterios encargados de la Defensa Nacional y de la Seguridad Pública son, además,
Artículo 1: “Carabineros de Chile es una institución policial, técnica y de carácter militar,
que integra la fuerza pública y existe para dar eficacia al derecho; su finalidad es garan-
profesionales, jerarquizadas y disciplinadas”.
tizar y mantener el orden público y la seguridad pública interior en todo el territorio de la
Fundamental también para lo que es la definición del ser institucional resulta el Artículo
República y cumplir las demás funciones que le encomiendan la Constitución y la ley”.
102, el cual establece que quienes se integren a nuestra Institución lo harán a partir de la

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 80 81 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
SEGUNDA FUENTE
Dicho alcance normativo es de extrema importancia para Carabineros, toda vez que su
carácter militar está dado por su organización interna y estructura jerarquizada, confor-
Código de Justicia Militar
mada por escalafones y grados militares que, en conjunto con la doctrina enmarcada
Dado que, para efectos del Código de Justicia Militar, se entiende al carabinero como
en principios, valores y férrea disciplina, la distinguen en su actuar profesional.
militar, resulta interesante conocer lo contemplado en el N° 3 del Artículo 299, referido
Artículo 2: “Carabineros de Chile como cuerpo policial armado es esencialmente obe- al “incumplimiento de deberes militares”.
diente, no deliberante, profesional, jerarquizado y disciplinado y su personal estará so-
Aun cuando el cumplimiento del deber es un imperativo ético para cada miembro de
metido a las normas básicas establecidas en la presente Ley Orgánica, su Estatuto,
nuestra Institución, por la convicción de su actuar, la vocación que lo envuelve y la tras-
Código de Justicia Militar y reglamentación interna.
cendencia para la sociedad, existe una norma expresa al respecto:
Este personal no podrá pertenecer a Partidos Políticos ni a organizaciones sindicales.
“Será castigado con presidio militar menor en cualquiera de sus grados o con la pérdida
Tampoco podrá pertenecer a instituciones, agrupaciones u organismos cuyos principios
del estado militar, el militar:
u objetivos se contrapongan o sean incompatibles con lo dispuesto en el inciso anterior
1° Que no mantenga la debida disciplina en las tropas de su mando o no proceda con la
o con las funciones que la Constitución Política de la República y las leyes encomien-
energía necesaria para reprimir en el acto cualquier delito militar, según los medios de
dan a Carabineros.
que al efecto disponga;
Corresponderá exclusivamente a la Institución y a su personal el uso del emblema,
2° El que por negligencia inexcusable diere lugar a la evasión de prisioneros, o a la de
color y diseño de uniformes, grados, símbolos, insignias, condecoraciones y distintivos
presos o detenidos cuya custodia o conducción le estuviere confiada;
que le son característicos y que están determinados en el Estatuto del Personal, en las
leyes y reglamentos”.
En el Artículo 3, en tanto, aparece un concepto clave que define el enfoque operacional
con que enfrentamos el cumplimiento de nuestra misión: somos una policía esencial-
mente preventiva. Sus últimas líneas se refieren a que las actuaciones de los carabi-
neros se encuentran reguladas, legal y reglamentariamente, poniendo de manifiesto el
irrestricto apego al Derecho que caracteriza a la Institución y sus miembros.
Artículo 3 inciso 2: “Es misión esencial de la Institución desarrollar actividades tendientes
a fortalecer su rol de policía preventiva.
La investigación de los delitos que las autoridades competentes encomienden a Cara-
bineros podrá ser desarrollada en sus laboratorios y organismos especializados.
Lo anterior, así como la actuación del personal en el sitio del suceso, se regulará por las
disposiciones legales y reglamentarias respectivas”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 82 83 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
SEGUNDA FUENTE
3° El que sin incurrir en desobediencia o en el delito previsto en el Artículo 294 (el que
en tiempo de guerra, con males supuestos o cualquier pretexto, se excusare de cumplir
Reglamentos
sus deberes, o no se conformare con el puesto o servicio a que fuere destinado), deje de La palabra reglamento se emplea para referirse a una colección ordenada de reglas o
cumplir sus deberes militares”. preceptos referidos a la ejecución concreta de una ley o al régimen de funcionamiento
El Código de Justicia Militar contiene, además, un conjunto de reglas que componen de una institución. En Carabineros se dan ambas acepciones, y prácticamente todas
las llamadas Disposiciones Especiales aplicables a Carabineros de Chile, comprendi- nuestras actuaciones se han vaciado en textos reglamentarios, incluyendo desde los
das en el Título II: aspectos más fundamentales hasta aquellas formalidades que pueden parecer pres-
Artículo 406: “Todo miembro de Carabineros que se embriagare estando en acto de cindibles pero que, como más adelante veremos, están ligadas con nuestra identidad
servicio, será castigado con la pena de prisión militar en cualquiera de sus grados, y su conservación.
y si como consecuencia de la embriaguez cometiere algún delito, será castigado
con la pena correspondiente al delito, estimando la embriaguez una circunstancia Reglamento N° 1:
agravante del mismo”.
Lo que en otras personas no pasaría de ser una falta, en el carabinero, mientras está Roles de Carabineros de Chile:
de servicio, se eleva a la calidad de delito castigado penalmente. cumplimiento integral de su misión
También impone una sanción penal el artículo siguiente, referido al miembro de la Insti- Los Roles de Carabineros se encuentran contenidos mayoritariamente en el Regla-
tución que abandone su servicio, explicitando que puede tratarse de centinela, vigilante mento Nº 1, y han sido definidos con un profundo contenido doctrinal, para facilitar el
o cualquier otro, como lo señala el Artículo 407. cumplimiento de los objetivos de la Institución, particularmente para quienes tengan el
Sin perjuicio de lo anterior, el legislador, previendo los rigores del servicio, estableció deber de cumplirlos cuando las circunstancias así lo demanden.
circunstancias atenuantes y aún más, eximentes, para los casos en que el carabinero Rol Preventivo: Conjunto de acciones que realiza la Institución mediante su presencia en la
haga uso de su arma en defensa propia o en la defensa inmediata de un extraño al cual, comunidad, resguardando la vida y bienes de las personas, creando de este modo condi-
por razón de su cargo, deba prestar protección o auxilio (Artículo 410); y, también, para ciones de paz y equilibrio social que permitan el pleno desarrollo de la nación. Constituye
el carabinero que hace uso de su arma en contra del preso o detenido que huye y no su rol esencial y primario.
obedece a las intimaciones de detenerse (Artículo 411). Rol de Control del Orden Público: Conjunto de actividades que desarrolla Carabineros
Lo anterior se complementa con el Artículo 412, referido al carabinero que ˝haga para restaurar el orden público quebrantado y para practicar y hacer practicar los
uso de sus armas en contra de la persona o personas que desobedezcan o traten de actos de instrucción y las órdenes decretadas por las autoridades judiciales y admi-
desobedecer una orden judicial que dicho carabinero tenga orden de velar, y después nistrativas competentes.
de haberles intimado la obligación de respetarla˝. Rol Investigativo: Conjunto de acciones sistemáticas, metodológicas, técnicas y científi-
  cas, amparadas en la normativa legal y reglamentaria, conducentes al esclarecimiento
y comprobación de delitos, faltas o hechos de interés institucional, en su calidad de
organismo auxiliar de la Justicia, para dar eficacia al Derecho.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 84 85 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
SEGUNDA FUENTE
Rol de Integración Nacional: Conjunto de actividades que cumple la Institución en aquellos Reglamento N° 7:
lugares geográficos donde Carabineros de Chile garantiza la soberanía nacional. De Servicio para Jefes y Oficiales
Rol Educativo: Conjunto de acciones que realiza Carabineros hacia la comunidad, ten- Es la fuente de obligaciones y responsabilidades más amplia respecto del quehacer
dientes a crear en las personas la adecuada predisposición para la consciente obser- de los Oficiales de la Institución, ya que describe en forma clara y precisa sus tareas y
vancia del ordenamiento jurídico vigente. actividades.
Rol de Comodidad Pública: Conjunto de acciones destinadas a proporcionar colaboración Artículo 1: “El presente Reglamento confiere a los Oficiales de Carabineros, en cada
e informaciones de utilidad e interés práctico general. grado y empleo, las facultades que les son necesarias para el mejor desempeño de
Rol de Solidaridad Social: Conjunto de actividades que realiza la Institución en beneficio sus funciones, imponiéndoles deberes y otorgándoles derechos en los diferentes
de la comunidad nacional, manifestadas principalmente en situaciones de emergencia, cargos que ocupen”.
dando apoyo oportuno a sus requerimientos. En el campo doctrinal, y respecto de la esencia de la misión de nuestros Oficiales, es de
gran interés conocer a cabalidad el Artículo 2, referido a la dimensión del compromiso y
Reglamento N° 3: responsabilidad personal que el Oficial de Carabineros tiene como tal:
Administración de Reparticiones y Unidades “El ejercicio del mando implica la obligación de asumir por entero las responsabilida-
Resulta de gran importancia en el ámbito doctrinal, toda vez que establece las revistas des en las funciones que se desempeñen, no pudiendo ser eludidas ni transferidas
económicas, las visitas de inspección y las comisiones administrativas, instancias de a los subordinados.
control que apuntan a la corrección del funcionamiento de las distintas áreas de la Ins- El mando y atribuciones sólo podrán delegarse en los casos previstos en el Regla-
titución, cautelando el respeto y observación de los principios y valores institucionales, mento, en los funcionarios que sigan en jerarquía o antigüedad. Sin embargo, deben
tanto en la gestión administrativa como en la operativa. respetarse las atribuciones de las Jefaturas subordinadas con el fin de mantener la
Permite, además, observar los valores exigibles a cada carabinero quien, teniendo al- normalidad de los servicios”.
guna responsabilidad comprometida, pondrá lo mejor de sí por hacer las cosas bien. De igual forma, lo expresado en el Artículo 3 determina la forma como el mando debe
ser ejercido y las consideraciones -principalmente, de tipo ético- que se deben tener
al hacerlo:
Reglamento N° 5:
“El mayor grado jerárquico, significa asumir obligaciones de dirección y mando
Exámenes que forman parte cada vez más amplios. Deben destacarse en tal cometido, cualidades fundamen-
del Sistema Educacional de Carabineros tales y condiciones profesionales como la personalidad, criterio, capacidad para
Su relevancia doctrinal radica en que regula el desarrollo profesional y el perfeccio- resolver los problemas del servicio, capacidad de innovación y unidad de objetivos
namiento y la actualización de conocimientos a que está obligado el personal de la y de orientación hacia el fin deseado”.
Institución, lo que por cierto incluye la formación de una recta conciencia ética que, La vocación de pleno respeto por la dignidad del ser humano, manifestada en un buen
como ya hemos visto, es el resultado de una educación que aspira a lo que es bueno, clima laboral, influye positivamente en la calidad del servicio y, por ende, nos encamina
justo, correcto y mejor. más directamente al logro del bien común, materia de la que se ocupa el Artículo 4:

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 86 87 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
SEGUNDA FUENTE
“Los Jefes y Oficiales a cargo de Reparticiones, Unidades o Destacamentos deben Reglamento N° 11:
conocer las condiciones funcionarias y las cualidades personales de sus subalternos, a
De Disciplina de Carabineros de Chile
fin de aprovechar mejor sus aptitudes en el servicio. Asimismo, deberán fomentar entre
En una Institución policial de carácter militar, como se define a Carabineros de Chile,
sus subordinados ciertas relaciones o acciones recíprocas, como el espíritu de cuerpo,
la disciplina es un factor determinante. El Reglamento de Disciplina de Carabineros de
el compañerismo, la lealtad, la participación individual en la proposición de ideas para
Chile establece las bases de su aplicación en nuestra Institución, entregando una serie
mejorar el esfuerzo general y el buen trato basado en el respeto mutuo. El exceso de
de elementos gravitantes en el campo de nuestra Doctrina.
confianza, destruye la amistad y atenta contra la disciplina y el buen servicio”.
Es así que resulta de gran interés conocer lo que se entiende por falta: “toda acción u
omisión en que incurra el personal y que, sin alcanzar a constituir delito, lo aparte del
Reglamento N°10: cumplimiento de sus obligaciones profesionales o morales”.
Del Servicio para el Personal de Nombramiento Otro capítulo importante lo constituye el relativo a las órdenes, definiendo orden como
“mandato verbal o escrito dirigido a uno o más subalternos para que lo obedezcan,
Institucional de Carabineros de Chile
observen y ejecuten y pueden imponer el cumplimiento de una acción o exigir una
Define los aspectos éticos básicos del perfil del carabinero como servidor público. Es
abstención en interés del servicio”. Además, fija sus características y los requisitos que
así que el segundo párrafo de su Artículo 1 señala textualmente que “la amplitud del
debe contener para ser legítima, junto con la obligación de meditarla antes de emitirla,
cometido que corresponde al personal requiere en él especiales condiciones intelec-
lo que compromete a quien la imparte.
tuales, morales y físicas, que le permitan afrontar adecuadamente las difíciles tareas
que como carabinero le van a corresponder, de manera que el funcionario sea en todo
momento garantía de paz, de orden y tranquilidad, elementos sin los cuales es imposi-
ble obtener el desarrollo y progreso del país”.
Y agrega que, para poder alcanzar los objetivos que la sociedad impone a la Institución,
“el carabinero debe cultivar sus facultades intelectuales, porque la inteligencia, como
toda función, debe estar permanentemente en ejercicio para alcanzar la flexibilidad que
le permita captar las situaciones del instante y proceder en consecuencia. La aplicación
rígida de los preceptos legales, la exigencia ofuscada del cumplimiento de los regla-
mentos, la intransigencia para considerar el factor humano en sus intervenciones, junto
con ser índice de la ausencia de esa inteligencia vivaz, crean resistencias y, por último,
degeneran en intervenciones violentas que causan un serio daño al concepto que el
público debe tener de la función policial.
Pero, aparte de este elemento intelectual, el carabinero debe estar adornado por otras
condiciones que son esencialmente de índole moral; debe ser honrado, veraz, franco,
benevolente, buen compañero, leal, valeroso y cortés”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 88 89 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
SEGUNDA FUENTE
También, establece que la obediencia que imponen las órdenes en Carabineros tiene el Reglamento Nº 18:
carácter de reflexiva: “El que recibe una orden de superior competente, debe cumplirla
Condecoraciones, medallas y distintivos
sin réplica, salvo fuerza mayor o cuando el subalterno sabe que el superior al dictarla
Este Reglamento determina las condiciones y características que rigen el otorgamiento
no ha podido apreciar suficientemente la situación, o cuando los acontecimientos se
y uso de condecoraciones, medallas y distintivos en las Fuerzas de Orden y Seguridad
hayan anticipado a la orden, o parezca que ésta se ha obtenido por engaño, o se
Pública, sus dimensiones y las circunstancias en que se lucen en el uniforme.
tema con razón que de su ejecución resulten graves males que el superior no pudo
Establece, además, los requisitos que deben concurrir y procedimientos para el otorga-
prever, o la orden tienda notoriamente a la perpetración de un delito, en cuyo caso
miento de determinadas preseas, de lo que se desprende su valor doctrinal, ya que el
podrá el subalterno suspender el cumplimiento de tal orden o modificarla, según las
carabinero merecedor de estos reconocimientos debe ser dueño de múltiples cualida-
circunstancias, dando inmediata cuenta al superior. Si éste insistiere en mantener su
des y de un comportamiento acorde a la Doctrina Institucional.
orden, el subalterno deberá cumplirla en los términos que la disponga, debiendo, sí,
confirmarla por escrito.
Reglamento Nº 30:
El no representar al superior, con el debido respeto, las observaciones necesarias a aquellas
órdenes que tiendan a alguna de las consecuencias señaladas, se tendrá como falta de Saludos, honores, ceremonial y protocolo,
interés por el servicio, aparte de clasificar esta omisión como falta grave, y sin perjuicio de las
y Directiva Complementaria
demás responsabilidades que de tal omisión puedan derivarse”. (Artículo 7).
Dado que Carabineros de Chile es una institución de carácter militar y, por ende, inmer-
sa en un sinnúmero de símbolos que reflejan su Doctrina, este Reglamento referido a
Reglamentos Nºs 16 y 17: los saludos, honores, ceremonial y protocolo para Carabineros de Chile y su Directiva
Uniformes y equipos de Oficiales y del Personal Complementaria apuntan a establecer normas respecto a estos tópicos, considerando
que las pautas de conducta tienen un rol fundamental para la formación de la identidad
de Nombramiento Institucional
y la asimilación de la Doctrina Institucional por parte de cada carabinero, siendo -entre
Para Carabineros de Chile, que es una institución policial de carácter militar y con énfa-
otras condiciones- expresión de respeto mutuo y compañerismo.
sis en la prevención, el uso del uniforme es parte fundamental de su Doctrina. Dicha
vestimenta no sólo identifica al carabinero, sino que también es reflejo y símbolo
de sus cualidades éticas. En este sentido, el uniforme representa parte de nuestra Circulares, Órdenes Generales e Instrucciones
identidad formal y proyecta una reacción positiva en la comunidad cuando la Insti- En este contexto, un papel importante han tenido y actualmente tienen en el ámbito
tución tiene legitimación social. Por otra parte, nos recuerda a quienes lo vestimos interno de la Institución estas formas reglamentarias de comunicación con que cuenta
el deber de respetarlo y dignificarlo. Carabineros; las cuales, junto con complementar las leyes y reglamentos en el ejerci-
Es por ello que existen dos reglamentos (Nºs 16 y 17) alusivos a los uniformes y equipo: cio de la gestión profesional, han constituido también verdaderas fuentes de nuestra
uno para Oficiales y otro para el Personal de Nombramiento Institucional, que regulan Doctrina, al plasmar la forma en que deben desarrollarse determinadas materias de
para cada estamento el uso de las prendas del uniforme y la obligación de su empleo carácter interno, siendo la manera más nítida y objetiva en que expresamos nuestra
en cada circunstancia, entre otros diversos aspectos. forma de ser y hacer las cosas.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 90 91 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
Himno de Carabineros de Chile
Letra: Francisco Flores Ruiz
Música: Arturo Arancibia Uribe

Orden y Patria es nuestro lema,


la ley espejo de nuestro honor;
del sacrificio somos emblema,
Carabineros de la Nación.

Si el mal acecha la paz del nido


do la inocencia se cobijó;
vamos sin miedo tras el bandido,
somos del débil el protector.

Nuestra bandera flamea al viento


como un heraldo de bienestar;
nuestros clarines son el acento
con que sus dianas cantan la paz.

Otros la vida gocen en calma,


disfruten ellos dicha y solaz;
nosotros vamos tras de la palma
que el sacrificio nos brindará.

Duerme tranquila, niña inocente,


sin preocuparte del bandolero,
que por tu sueño dulce y sonriente
vela tu amante carabinero.

Duerme y no temas la sombra oscura


que allá en el valle su tul tendió;
nosotros somos sol que fulgura,
Carabineros de la Nación. (bis)

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 92 93 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 94
Carabineros
de Chile
y su Doctrina

95 3 Capítulo

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE


DOCTRINA

Concepto de Doctrina
En ese sentido, y dado que es una necesidad contar con fundamentos y orientaciones
que den respuesta coherente a un escenario socio-policial dinámico y en permanente
transformación, presentamos el concepto de Doctrina de Carabineros de Chile, el
que, por cierto, comprende y complementa el anterior.
Un sello que nos distingue “Conjunto de normas y tradiciones, principios y valores irrenunciables, creí-
Los carabineros aceptamos, creemos, practicamos y difundimos nuestra Doctrina. Ella dos, enseñados, practicados y transferidos; conservando un sello de identi-
vive en nuestro intelecto y espíritu gracias al convencimiento que nos asiste y que nos dad y uniformidad, para el cumplimiento de la misión y la trascendencia de
lleva -con uniformidad de criterio, pensamiento y acción- por el camino de la realización Carabineros de Chile”.
profesional y personal, permitiéndonos como individuos y como Institución contribuir al
desarrollo de la sociedad en que vivimos. Sin embargo, un modernizado concepto no basta para la actualización y desarrollo de
La conformación de nuestra Doctrina, como vimos en el capítulo anterior, ha sido un nuestra Doctrina. Resultan indispensables la revisión de las leyes, reglamentos, manua-
proceso que se ha desarrollado a través de un largo recorrido histórico, generación tras les e instrucciones, y también el análisis de los aspectos operativos, administrativos y
generación, dando lugar a un conjunto sistematizado de normas, principios, valores y educacionales, más la relación de éstos con el concepto de Doctrina, para que todas
tradiciones que fundamentan y orientan nuestros pensamientos, palabras y actos, de- las actividades -operativas o administrativas- de las Unidades y Reparticiones guarden
finiendo el propósito del quehacer profesional que desarrollamos, así como la manera concordancia con la Doctrina Institucional.
en que logramos tales objetivos.
Finalidades de la Doctrina de Carabineros de Chile
l Definir los principios rectores, valores y preceptos básicos que orientan y guían la
acción profesional y privada del carabinero en su dimensión ética.
l Reforzar y consolidar la personalidad moral de los carabineros en su preparación

para la vida.
l Cautelar y preservar la identidad institucional.

l Promover que Carabineros, en virtud de su responsabilidad ética, alcance los objeti-

vos institucionales como contribución al bien común, principal objetivo del Estado.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 96 97 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA

MISIÓN
Mediante el conocimiento de nuestra misión institucional, los Carabineros sabemos lo
que debemos hacer. Son conceptos que nos unen tras el logro de los objetivos institu-
cionales y nos proporcionan sentido de dirección y guía en la toma de decisiones, tanto
cotidianas como estratégicas, enlazando lo deseado con lo posible.
Como ya vimos en el capítulo anterior, nuestra misión está contenida en la Constitución
Política de la República, específicamente en su Artículo 101º, que señala que
“Carabineros constituye la fuerza pública y existe para dar eficacia al Derecho, ga-
rantizar el orden público y la seguridad pública interior”. Siendo, además, un cuerpo
armado, esencialmente obediente y no deliberante, profesional, jerarquizado y disci-
plinado, términos cuyo significado revisaremos para comprender más claramente el
sentido de este Artículo.

Carabineros de Chile, como fuerza pública, existe para:


• Dar eficacia al Derecho
• Garantizar el orden público
• Garantizar la seguridad pública interior

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 98 99 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
Fuerza Pública Dar eficacia al Derecho
La fuerza pública es el instrumento del Estado para la conservación del orden interno Corresponde a Carabineros de Chile, como integrante de las Fuerzas de Orden y
y garantiza el funcionamiento de los poderes públicos dentro del orden constitucional. Seguridad Pública, cumplir y hacer cumplir la ley, y que ésta sea acatada con respeto
Es también el que detenta el monopolio de la fuerza. por las personas y con sentido de justicia.
Este concepto se asocia con el poder y la autoridad del Estado, el cual puede recurrir Nuestra Institución también materializa el presupuesto de la coacción legítima de la so-
al uso de la fuerza legítima para exigir a los miembros de la sociedad cumplir las obli- ciedad para promover el orden y la seguridad pública interior. En definitiva, es conceder
gaciones que la misma le impone; en concreto, la fuerza pública, -en este caso, Carabi- una realidad tangible al ordenamiento jurídico.
neros de Chile- es aquella encargada de hacer cumplir eficazmente las resoluciones de En su relación con el Poder Judicial y el Ministerio Público, con los cuales existe una
los tribunales de justicia, Ministerio Público y autoridades administrativas, en los casos vinculación permanente para el cumplimiento de sus resoluciones, Carabineros da efi-
previstos por la ley. cacia al Derecho cumpliendo sin más trámite el mandato judicial y orden recibida, con
las excepciones que contempla la ley.

Hacer bien nuestro trabajo es un compromiso que asumimos Garantizar el Orden Público y la Seguridad Pública interior
con nosotros mismos, con los demás y con la Institución. La función garantizadora del Orden y la Seguridad Pública interior del Estado se en-
cuentra vinculada sustancialmente a la eficacia del ordenamiento jurídico. En efecto, el
Orden Público consiste en la tranquilidad que resulta del respeto a las normas
de convivencia por la autoridad que ejerce sus atribuciones dentro del Derecho
y la comunidad que la obedece y respeta, comprendiendo que es legítima. Am-
bas nociones se encuentran indisolublemente unidas.
Al aplicar este concepto a los fines de Carabineros, cuya función es esencialmente
preventiva, se puede advertir que se altera el Orden Público cuando se rompe o simple-
mente se infringen las normas básicas de convivencia, al punto que se atenta contra la
seguridad social, afectando el buen funcionamiento del Estado y la tranquilidad pública.
Respecto de la Seguridad Pública interior, ella radica en mantener libre y exento
de peligro, daño o riesgo el normal ejercicio de los derechos y deberes por parte
de gobernantes y gobernados en todo el territorio de la República. Carabineros
materializa esta misión mediante el cumplimiento de los roles que les son propios; entre
otros, el preventivo, el de control del orden público y el investigativo.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 100 101 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA

IDENTIDAD
Nuestra identidad institucional es el conjunto de valores, tradiciones, símbolos, creen-
cias y conductas que compartimos y nos cohesionan como miembros de Carabineros
de Chile, siendo la base de nuestro sentido de pertenencia a la Institución y la motiva-
ción para observar el comportamiento que ésta espera de sus miembros.
Si bien esta identidad no ha sufrido cambios, se ha reafirmado con el devenir his-
tórico de la sociedad chilena y mundial, siendo capaz de recrear permanentemente
respuestas profesionales oportunas y acertadas, en virtud de los nuevos problemas
y situaciones que ha debido sortear en un espacio social dinámico, producto de las
transformaciones culturales e históricas.
La práctica constante y continua en el tiempo -incluso, a través de sucesivas ge-
neraciones- de nuestras tradiciones, símbolos y actos o ceremonias ha generado
un arraigo tan fuerte y generalizado que se cumplen aun cuando no haya ley, re-
glamento u orden que lo establezca. Esas tradiciones constituyen un importante
caudal y una reserva de inspiración para el cumplimiento del deber, tanto el cotidiano
como aquel que exige entrega y sacrificios extraordinarios. Lo mismo sucede con
nuestros símbolos: el Juramento de Servicio, el lema de Orden y Patria, el escudo, el
pabellón y el Himno institucionales, y también con nuestras creencias y conductas
internalizadas (el respeto a la jerarquía, la obediencia al superior y el carácter militar
de nuestra formación).
Los carabineros tenemos conciencia de esta identidad común y damos por sabidas sus
reglas básicas y significados, lo que expresa una identidad fuertemente arraigada entre
nosotros. No obstante, siempre es positivo repasar significados y aunar conceptos.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 102 103 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
Cuerpo armado: obediente y no deliberante
¿QUIÉNES SOMOS? En la Constitución, específicamente en el tercer inciso del Artículo 101º, encontramos
parte importante de las claves de nuestra identidad institucional. Para entenderlas más
claramente, revisaremos el significado de sus principales términos, que constituyen las
De acuerdo a la Constitución Política características doctrinales de Carabineros:
“Las Fuerzas Armadas y Carabineros, como cuerpos armados, son esencialmente obe-
de la República: dientes y no deliberantes. Las Fuerzas dependientes de los Ministerios encargados de
la Defensa Nacional y de la Seguridad Pública son, además, profesionales, jerarquiza-
Un cuerpo armado das y disciplinadas”.

• Obediente Cuerpo Armado


Un cuerpo armado está constituido por un potencial humano preparado en un aspecto
• No deliberante específico de la ciencia militar o policial, estructurado en unidades y secciones que tienen
poder de fuego, con la consecuente capacidad de acción y reacción armada, donde existen
Una fuerza pública de manera formal jerarquías y subordinados.
• Profesional Esencialmente obediente
Esta característica se refiere en primer término al sometimiento al orden Institucio-
• Jerarquizada nal de la República y acatamiento de las disposiciones de la autoridad administrativa
• Disciplinada dentro del ámbito de su competencia y, a la obediencia jerárquica que se deriva de la
estructura piramidal en cuanto a su organización.
De acuerdo a la Ley Orgánica El deber de obediencia es de carácter reflexivo; es decir, el subalterno tiene la facultad
de discernir, pudiendo suspender o modificar la orden recibida conforme a las causales
Constitucional de Carabineros estipuladas en el Art. 7º del Reglamento Nº11 debiendo dar cuenta de ello de manera
de Chile: inmediata al superior.
No deliberante
Una Institución Significa que, como integrantes de la Fuerza Pública, estamos impedidos -como cuerpo
o en forma individual- de emitir o asumir actitudes de política contingente, reafirmando
• Policial una explícita prescindencia política.
• Técnica Sin embargo, al tenor del deber cívico recaído en su condición de ciudadano, y más
aun estando comprometido con la vida pública y social, el carabinero puede emitir sus
• De carácter militar preferencias respecto de estas materias, siempre y cuando ello ocurra sólo durante el
ejercicio de su derecho a sufragio y en la intimidad de las urnas.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 104 105 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
Fuerza Pública: interior de la Institución, señalando de manera clara y precisa las cualidades que los
carabineros debemos poseer y fomentar tras la unidad institucional y el efectivo cum-
profesional, jerárquica y disciplinada
plimiento del deber. La disciplina es la base de la efectividad operativa.
Para mantener dicho orden o proceder ante actuaciones y omisiones que se apartan de
Profesional los parámetros de comportamiento institucionales, Carabineros cuenta con mecanis-
Ser profesional implica poseer un conocimiento especializado, obtenido a través de un pro- mos legales y reglamentarios, como son los medios correctivos y/o sancionatorios, los
ceso educativo formal, junto con elevadas normas éticas y espíritu de servicio. En otras cuales buscan mantener la disciplina y enmendar comportamientos erráticos.
palabras, ser una persona calificada, responsable, honesta y capaz, que coopera al logro del
bien común. De esta manera, puede brindar un servicio o elaborar un bien garantizando un
resultado con calidad de excelencia. Nuestros miembros son valorados, no porque la Institución tenga un
Los carabineros cumplimos todos esos requisitos. En consecuencia, por la misión y
objetivos institucionales, somos profesionales del Orden y de la Seguridad Pública.
Código de Ética, o diversos controles de comportamiento, sino porque
sus hombres y mujeres son personas justas, honestas y honorables.
Jerarquizada
Para que exista jerarquía debe existir un orden y en nuestro caso éste se traduce en
grados y escalafones.. Lo anterior permite regular nuestras relaciones de mando y
subordinación, las que se traducen en órdenes e instrucciones con el fin de alcanzar
los objetivos propuestos.
La jerarquía representa la verticalidad del mando y es un supuesto de la obediencia, ya
que al existir un superior jerárquico siempre habrá un subalterno que deberá acatar la
orden recibida. Es así que los carabineros guiamos nuestra actividad y comportamiento
profesional por las directivas, instrucciones e informaciones que emanan exclusiva-
mente de los mandos institucionales, que constituyen la voz orientadora que da unidad
y armonía a los procedimientos policiales, trazando y definiendo el rumbo institucional.

Disciplinada
El eje sobre el cual gira parte importante de la organización de Carabineros es la dis-
ciplina de quienes la conformamos. Sin ella, cada cual podría actuar de manera inde-
pendiente y/o arbitraria. Por eso, su mantenimiento es requisito indispensable para la
estabilidad y el funcionamiento organizado de la Institución.
De acuerdo con ello, el régimen disciplinario busca conservar y mantener el orden al

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 106 107 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
Institución: social; la razón de su existencia es proteger los derechos de las personas, para que
puedan ejercer con plenitud sus libertades sin pasar a llevar las de los demás.
POLICIAL, Técnica y de carácter militar l Como poder: facultad del Estado de restringir los derechos de las personas en rela-

ción con los derechos de los demás. Es lo que se llama Poder de Policía.
La Ley Orgánica Constitucional de Carabineros de Chile, N°18.961, en su Título I, Artículo
l Como organismo: es una institución disciplinada, dependiente del Poder Ejecutivo,
1°, define a la Institución como: “policial, técnica y de carácter militar, que integra la Fuerza
que cuenta con las facultades conferidas por el Estado para hacer cumplir la ley, con el
Pública y existe para dar eficacia al Derecho”. Gran parte de lo que explicita nuestra Ley
fin de mantener el Orden Público y la Seguridad Pública.
Orgánica Constitucional coincide con lo definido en la Constitución. Lo nuevo son los
l Como servicio: comprende el conjunto de actividades que desempeña esta organi-
conceptos policial, técnica y de carácter militar.
zación para cumplir la función policial, contemplando dos grandes campos de acción: el
de la prevención y el de la investigación.
Policial
El primero abarca los aspectos de seguridad de las personas y de la propiedad pública
El concepto de policía tiene múltiples dimensiones que se aplican a Carabineros y sus
y privada, junto con garantizar derechos y libertades. El segundo opera cuando los
miembros:
derechos han sido violados y las libertades conculcadas, para determinar los he-
l Como función de Estado: instrumento para hacer cumplir las leyes, mantener el
chos y las responsabilidades, por iniciativa propia o por orden del Ministerio Público,
orden y la seguridad pública, procurando el equilibrio entre los derechos y libertades
según corresponda.
de las personas para garantizar el bien común. La función policial es eminentemente
l Como persona: es el Carabinero, o servidor público investido de autoridad, el encar-

gado de cumplir y hacer cumplir las leyes.


l Como forma de vida: el Carabinero lleva una existencia recta, ordenada y austera.

Debe observar una conducta decorosa dentro de la sociedad y en la vida privada.

Técnica
Una persona o institución tiene el carácter de técnica cuando es capaz de ejecutar un
conjunto de procedimientos y recursos propios de una ciencia o de un arte. Lo anterior
es aplicable a Carabineros, ya que los procedimientos que realizan sus miembros cuen-
tan con un respaldo o base de tipo científico.
Para realizar estas tareas y desarrollar adecuadamente sus funciones, los carabineros
emplean diversos elementos, siendo la tecnología -ciencia aplicada- una aliada que
facilita su labor. De igual modo, utiliza elementos de las ciencias sociales y exactas
para determinar los mejores cursos de acción en la resolución de problemas que, por
competencias profesionales, debe solventar.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 108 109 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
De carácter militar
La fusión que dio origen a Carabineros de Chile tuvo como protagonistas a dos
instituciones: el Cuerpo de Carabineros y la Policía Fiscal. La primera, de carácter
militar; la otra, de carácter civil. La historia nos señala que, aun cuando se trató
técnicamente de una fusión, en los hechos el Cuerpo de Carabineros absorbió
a la Policía Fiscal, incorporando en su ser las mejores virtudes de esta última
institución, prevaleciendo aquellas fortalezas de índole militar que el Cuerpo de
Carabineros poseía. Un proceso en el que tuvo innegable influencia la Escuela de
Carabineros, plantel que perduró como establecimiento formador de los Oficiales
y Personal de la institución naciente.
En consecuencia, tanto en la forma como en el fondo, Carabineros de Chile tiene un
carácter militar y se estima que ello es un componente esencial para su eficiencia, ya que
implica funcionar mediante una jerarquía de mando que unifica criterios y procedimientos
-lo que impide apartarse del logro de los objetivos orientados al bien común- y mantener
una severa disciplina, con prescindencia absoluta de actividades políticas o gremiales y
de conductas reñidas con la moral y la ética. Es así que Chile tiene la seguridad de contar
con una institución formada por hombres y mujeres que observan fielmente el cumpli-
miento del deber y que centran su acción en la plena manifestación de la vocación de
servicio público que les motivó a incorporarse a Carabineros.
En este sentido, el carácter militar tiene un efecto de orden interno; es decir, en el
funcionamiento permanente de la Institución como sistema. Este carácter militar no es
extensivo a su relación con la comunidad, ya que en este caso el carácter que prevalece
es el carácter policial, caracterizado en esencia por sus roles.

El carácter militar tiene un efecto de orden interno; es decir, en el funcionamiento


de la Institución como sistema. Pero no es extensivo a su relación con la
comunidad, ya que en este caso el que prevalece es el carácter policial.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 110 111 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA

DOCTRINA DE CARABINEROS DE CHILE

Conjunto de normas y tradiciones,


principios y valores irrenunciables,
creídos, enseñados, practicados y
transferidos; conservando un sello de
identidad y uniformidad,
para el cumplimiento de la misión y la
trascendencia de Carabineros de Chile.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 112 113 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA

PRINCIPIOS Y VALORES LOS PRINCIPIOS


INSTITUCIONALES Y VALORES DE
Cada institución o profesión, de acuerdo a su naturaleza y funciones, establece sus
principios y valores, tras el objetivo de lograr el comportamiento ético que se espe- CARABINEROS DE
ra de cada uno de sus integrantes. De acuerdo con nuestra misión de dar eficacia
al Derecho y garantizar el Orden y la Seguridad Pública Interior, en paralelo con la
CHILE SON PUNTOS
responsabilidad ética y social que ello implica, la Institución ha definido sus propios
principios y valores.
Estos son parte central de nuestra Doctrina y, por lo tanto, para cada carabinero tienen CARDINALES QUE
el carácter de irrenunciables, debiendo ser creídos, enseñados, practicados y transfe-
ridos por la totalidad de los miembros de la Institución, sin que exista distinción alguna GUÍAN SU DESTINO
que diferencie los niveles de adhesión del personal a estos postulados.
Y ORIENTAN SU

MISIÓN.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 114 115 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
Principios Institucionales
Carabineros de Chile postula como sus principios fundamentales:

1 El Carabinero es un Servidor Público y un Patriota 4 Disciplina de carácter militar


Capacidad de orden interno para cumplir la misión y contribución al bien común
Requiere capacidad profesional y responsabilidad ética para ejercer, con legitimidad
social, la autoridad que la ley le confiere. basada en la autoridad, mando, jerarquía, respeto mutuo y obediencia de sus
integrantes.

2 Protección de la vida y dignidad humana


Esta constituye un fin en sí mismo para el ser humano; por ende, debe ser el centro y 5 Cumplimiento de la función preventiva
objeto de todas nuestras acciones, tanto en el plano externo como en el intrainstitucional. Presencia permanente en la comunidad para resguardar la vida y bienes de las
personas, creando condiciones de paz y equilibrio social que permitan el pleno

3
desarrollo de la nación.
Legalidad
Componente básico y fundamental de todas las actuaciones institucionales, con pleno
respeto a la Constitución, leyes y reglamentos, que se traducen en procedimientos
apegados a derecho, imparciales, veraces y transparentes.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 116 117 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
5 Dignidad
Atributo propio de la persona como merecedora de respeto y que, a su vez, reconoce
en el otro idéntico merecimiento. Una persona digna se siente orgullosa y tranquila
respecto de sus actos y de sus consecuencias, en virtud de que le asiste la certeza
Valores personales de su orientación al bien.

Se denominan así aquellos valores comunes a todo el cuerpo social que son inculca-
6 Austeridad
Capacidad para vivir en forma sencilla, disfrutando de la vida, sin sufrir por lo que no
das a nivel familiar y durante la etapa escolar, y que más tarde la Institución refuerza se tiene. Desapego de los bienes materiales para disfrutar de otros bienes de orden
y potencia, dada su importancia para el buen desempeño de su misión. Carabineros superior, como la realización personal, los afectivos y los espirituales.
privilegia los siguientes:

1 Honradez
7 Solidaridad
Determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común; es decir, por el
No apropiarse de los bienes o ideas de los demás, ni dañar el prestigio de otros. bien de todos y de cada uno.

2 Responsabilidad
Hacer buen uso de la libertad, eligiendo el proceder que respete el bien individual y
8 Credibilidad
Va de la mano con la verdad, debido a que si una persona posee credibilidad quiere decir
social y, también, la capacidad de reconocer y aceptar las consecuencias de un acto que no se la ha visto involucrada o juzgada por su inconsecuencia.
realizado libremente.

3 Prudencia 9 Tolerancia
Actitud de la persona que respeta las opiniones, ideas o actitudes de los demás, aunque
La capacidad o el buen juicio de discernir y distinguir lo que es bueno de lo que es malo. no coincidan con las propias.

4 Templanza
Moderación, sobriedad y continencia de los apetitos y del uso excesivo de los sentidos,
10 Empatía
Participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los
sujetándolos a la razón. sentimientos de otra persona. Ponerse en el lugar del otro.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 118 119 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
DOCTRINA
Valores institucionales 5 Espíritu de sacrificio
Estar dispuesto al esfuerzo extraordinario para alcanzar un beneficio mayor, venciendo
los propios intereses, temores y comodidades, sin quejas ni objeciones. Es fundamental
para avanzar en la vida por la fuerza que imprime al carácter, siendo una fuente de
Son aquellos que inculca y espera Carabineros de Chile de todos sus integrantes; un crecimiento y constante superación personal.

6 Espíritu de justicia
modelo de conducta que nos caracteriza:

1 Compromiso con el servicio público


Adherir con entusiasmo a todas las acciones relacionadas con su función, entendiendo
Actuar con equidad e imparcialidad en aras del bien común y del interés general. Es
aquel referente de rectitud que gobierna la conducta y nos lleva a respetar los derechos
de los demás, con especial atención a quienes están en situación de vulnerabilidad.
que con éstas se está al servicio de las personas.

2 Patriotismo

7 Lealtad
Compromiso asumido con la Institución, los superiores, pares y subalternos en
Sentimiento por la tierra natal o adoptiva a la que se siente ligado por determinados orden a la firme defensa de los principios y valores institucionales.
valores, cultura, historia, raíces y afectos. Es el equivalente colectivo al orgullo que
siente una persona por pertenecer a una familia.
Ejercer y contribuir a preservar la soberanía y unidad territoriales, honrar a los héroes 8 Versatilidad
Capacidad de adaptarse con facilidad y rapidez a nuevas y diversas exigencias.
y próceres, cuidar y seguir las normas valóricas que aseguran el bienestar común de

9 Probidad
quienes habitan determinado territorio, son vistos universalmente como valores patrios.

3 Honor

Cumplir los deberes propios respecto del prójimo y de uno mismo, lo que constituye
Honradez, integridad e incorruptibilidad en las acciones. En los funcionarios públicos
tiene directa relación con el buen uso de los recursos fiscales entregados para el
mérito y buena reputación. cumplimiento de su misión y con el hecho de no aceptar dádivas, obsequios ni recom-
pensas por sus servicios.

4 Carabinero permanente

Carácter continuo y duradero del servicio, ya que para servir no existen horarios, turnos 10 Espíritu de cuerpo y compañerismo
ni días libres, pues un carabinero siempre es carabinero, y toda Comisaría -como núcleo Conciencia de pertenecer a un grupo con el cual existen identificación y fuertes lazos
principal de la labor de orden y seguridad- siempre está abierta a la comunidad. internos, lo que debe traducirse en motivación, reconocimiento, respaldo y respeto
entre los integrantes de la Institución.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 120 121 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
TENIENTE HERNÁN MERINO CORREA
Entrega, sacrificio y amor a la Patria

Hernán del Carmen Francisco Merino Correa nació en Antofagasta, el 17 de julio de Justamente en el sur, el 6 de noviembre de
1936, hijo de Carlos Merino Charpentier, Capitán de Carabineros, y de Ana Correa 1965, daría su última y más importante mues-
de la Fuente. tra de valor, patriotismo y determinación. En
Su familia se trasladó primero a Valparaíso y luego a Limache, donde estudió en la medio de un tenso conflicto limítrofe con Ar-
Escuela Superior de Hombres Nº 92 y más tarde en el Liceo Coeducacional Abraham gentina, en el sector de Laguna del Desierto, y
Vera Yanatiz. Sus estudios secundarios los finalizó en el Liceo de Aplicación de la capital. al ir en apoyo de su superior, el Mayor Miguel
El joven Hernán era responsable, disciplinado, amistoso, inteligente, solidario, amante Torres Fernández, el Teniente Hernán Merino
y protector de su familia, tenía gran sentido del humor y notables aptitudes deportivas. Correa, con apenas 29 años, recibió un disparo
Sin embargo, desde niño, quiso ser carabinero. No sólo por el ejemplo de su padre, sino y resultó herido de muerte.
por propia vocación. El pueblo chileno salió a las calles para brindarle
En 1957 egresó de la Escuela de Carabineros, como Subteniente, destacando por ser un multitudinario homenaje; el Gobierno declaró
muy profesional y disciplinado. Seis años más tarde, con apenas 27 años, había prota- Duelo Nacional por tres días; y el entonces Pre-
gonizado varios hechos que daban muestra de su gran arrojo y valentía: socorrió pron- sidente de la República, Eduardo Frei Montalva,
tamente a la población de Valdivia con ocasión del terremoto de 1960, actuación que participó en la ceremonia fúnebre, mientras que
fue felicitada por el Presidente de la época, Jorge Alessandri; también salvó la vida de el Congreso aprobó una ley que ascendió al Te-
una madre y su pequeño hijo que habían caído a las aguas del río Mininco, en la Región niente, de manera póstuma, al grado de General.
del Biobío, y en Puerto Aysén rescató al único sobreviviente de un accidente aéreo, Desde 1997, sus restos descansan en una crip-
cargándolo durante ocho horas sobre sus hombros, hasta conseguir ayuda médica. ta a los pies del Monumento a los Mártires de
Además, el joven Oficial destacaba por su profundo patriotismo y cercanía con la co- Carabineros. Y la Escuela Superior de Hombres
munidad. A cargo de la Tenencia de Cochrane, recorría el pueblo y sus alrededores a Nº 92 de Limache lleva su nombre, al igual que
caballo, conversando con los pobladores y brindóndoles orientación en sus problemas, varias calles y plazas de nuestro país.
colaborando en el mejoramiento de la atención de salud, la habilitación de áreas verdes, Falleció el Oficial de Carabineros, pero nació el
la construcción de caminos, la ampliación de la pista de aterrizaje, etc. También llevó único héroe chileno del Siglo XX, quien ofreció su
semillas para que los pobladores desarrollaran apego por los productos nacionales, y vida en defensa de la soberanía nacional, dando
facilitó la formación de un club de cueca. ejemplo de entrega, valentía, honor y vocación.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 122 123 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 124
aplicación
de la Doctrina
de carabineros
de chile

125 4 Capítulo

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE


APLICACIÓN

Junto con los avances de los tiempos y los cambios que va experimentando la sociedad,
se hace necesario mantener claridad acerca del camino por el cual debe transitar la Ins-
titución, a fin de asegurar su permanencia, afianzar su destino y fortalecer su proyección.
La Doctrina de Carabineros de Chile descubre nuestra filosofía como organización po-
licial del Estado al servicio de la comunidad. Desde sus principios y valores compartidos
nace y se manifiesta su particular forma de ver y desarrollar el servicio público en su
dimensión ética.
Así, la Doctrina constituye la manifestación explícita -tanto teórica como práctica- de
nuestra Responsabilidad Ética, la cual es consustancial a nuestra Responsabilidad So-
cial; esta última, identificada con la misión que nos asigna de manera precisa la Cons-
El General Director está llamado a formular y preservar
titución Política de la República.
A su vez, la visión doctrinal de nuestra Institución se relaciona estratégicamente con los principios y valores de la Doctrina Institucional.
dos aspectos fundamentales: la Educación y Formación en Valores, que se dan en los
diversos procesos académicos de la carrera profesional del carabinero; y el Ejercicio
del Mando, atendiendo a nuestras características de institución obediente, jerarquizada
y disciplinada, pues en ese ámbito se expresa de manera tangible toda la fuerza valórica
de dicha Doctrina.
Aquellas son las dimensiones en las que se debe movilizar la Doctrina Institucional. En
esos escenarios del quehacer diario debe pasar de la teoría a la práctica, como un estilo
y ejemplo de vida, como expresión inequívoca de un proceso permanente y continuo de
desarrollo moral en la persona humana del carabinero.
Esa convicción nos conduce a plantear que la educación en Carabineros no concluye,
entonces, con la ceremonia de egreso. La responsabilidad educativa no es exclusiva y
excluyente de la Dirección de Educación Doctrina e Historia, sino que se extiende a todas
las instancias, estamentos y recintos institucionales. Y se practica con el ejemplo diario.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 126 127 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
EDUCACIÓN EN VALORES
En Carabineros de Chile el proceso de enseñanza y aprendizaje es de carácter perma-
nente e incorpora intrínsecamente una Educación en Valores.
Sus principales propósitos son la transmisión de la cultura organizacional y la formación
personal y profesional del carabinero como servidor público. Su eje fundamental está
constituido por un particular repertorio de convicciones e ideas acerca de la persona
humana, de su misión como organización policial del Estado y de la comunidad como
depositaria del servicio público que entrega.
Las actuales sociedades plantean a la educación la necesidad de formar ciuda-
danos y profesionales con una gran capacidad de discernimiento ético, carácter
e integridad moral y respeto a normas y principios éticos para mantener una
convivencia cívica armoniosa.
De esta manera, la Educación en Valores constituye el camino ineludible para que la
Institución pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia que la comuni-
dad anhela, y un proceso insustituible para la formación de un buen carabinero, capaz
de enfrentar de la mejor manera las disyuntivas éticas que se le presentan, conforme a
los estándares que la sociedad espera y exige de la Institución.
Prueba de ello es que, al alero de la Doctrina Institucional, los distintos procesos edu-
cacionales han desarrollado e incorporado expresiones procedimentales relacionadas
con el respeto y cautela de los Derechos Humanos.
Actualmente, la Doctrina Institucional se encuentra presente en todos los proce-
sos académicos que tutela la Dirección de Educación, Doctrina e Historia. Asimis-
mo, la Doctrina Institucional se declara como objetivo fundamental transversal;
es decir, un fin que debe permear la totalidad de los currículos institucionales,
especialmente los formativos. La Educación en Valores, como proceso permanente de
En este contexto, y al ser los profesores e instructores los principales agentes de
cambio en la construcción de la personalidad moral del alumno carabinero, se ha de- construcción de la personalidad moral, es el camino que nos
finido una estricta política respecto al perfil de los académicos de Doctrina que, en lo permite contar con un carabinero con discernimiento ético.
específico, se orienta hacia una conducta profesional intachable, caracterizada por una
calificación sustentable en el ámbito de esta relevante área de la docencia.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 128 129 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
Escuela de humanidad y desarrollo personal Preparación para la vida
Nuestra Institución está llamada a ser una auténtica escuela de humanidad y de desa- La tarea de la formación valórica y moral durante la infancia está entregada a los pa-
rrollo personal. Esto solamente cobra sentido y coherencia si la totalidad de los procesos dres, a las personas a cargo de los niños y a sus referentes adultos. Se espera de ellos
educacionales -sean de formación, capacitación, perfeccionamiento o especialización- que, mediante sus ejemplos y enseñanzas, les inculquen las normas básicas de buen
están imbuidos en los valores a los cuales adherimos, en los que creemos y que practi- comportamiento; por ejemplo, decir la verdad, no apropiarse de lo ajeno, ser ordenados
camos a diario. y puntuales, respetar a los mayores y otras tantas orientaciones que, a muchos, les
Formarnos no es sólo educarnos como expertos en la resolución técnica de los de- acompañarán toda la vida.
safíos profesionales, sino también como individuos que aspiramos a aquello que es Más tarde, en la etapa escolar, la comunidad educativa está llamada a complementar
bueno, correcto, en convivencia con otros. esa labor, reforzando el valor del esfuerzo, la responsabilidad y el trabajo bien hecho,
Pero esto no sucede de manera espontánea ni es producto de la improvisación; requie- así como la importancia del compañerismo y la generosidad.
re de inteligencia, voluntad y libertad, sumado a disciplina y convicción. Ya como integrantes de Carabineros, los Instructores y Maestros y, más adelante, los
Obrar de manera ética -al contrario de lo que algunos creen- no es únicamente un asunto Comisarios, Oficiales y Suboficiales con quienes corresponda trabajar, son los res-
de sentimientos ni de pasiones, sino que es un acto propio de la inteligencia humana, ponsables de acompañarnos en esa senda, transmitiendo la Doctrina Institucional que
capaz de distinguir, analizar y reflexionar para conseguir lo mejor en una situación dada. complementa y perfecciona nuestra formación inicial.
El hombre, en cuanto ser racional, no sólo posee la facultad de conocer verdades Una noble misión que se ha cumplido tanto con rigor como con afecto. Rigor que invo-
filosóficas o científicas, sino también verdades morales; facultad que debe cultivarse, lucra, entre otras cosas, responsabilidad, exigencia, disciplina, sacrificio, compromiso y
siempre tras la meta de una conciencia veraz (que busca la verdad y no la convenien- rigurosidad para formar voluntades capaces de enfrentar las duras tareas del carabi-
cia) y recta (orientada a hacer lo correcto y no sólo lo posible). nero. Y afecto, para vivir en contacto con nuestros sentimientos y emociones, desarro-
llando la capacidad de escuchar, de respetar al prójimo, el amor a la familia, a la Patria
y a nuestra Institución, fortaleciendo así la vocación de servir a nuestros semejantes.
En todos estos momentos, cada uno de nosotros ha sido también responsable de su
formación ética. Para lograr el bien y evitar el mal, necesariamente se requiere de vo-
luntad, libertad y compromiso.
Se trata de una convicción tan profunda y global que la educación en Carabineros tam-
bién la entendemos como preparación para la vida, donde la Doctrina Institucional juega
también un papel relevante. No por casualidad, etimológicamente, la palabra “Doctrina” es
sinónimo de enseñar, instruir, orientar, avanzar por “el camino recto”.
Resulta lógico, entonces, asimilar los términos “Doctrina” y “Docencia”, pues ambos apun-
tan a un proceso educativo que nos permite crecer y desarrollarnos como personas,
sobre la base de principios y valores comunes, cultivados a través de nuestra historia y
transmitidos a través de las generaciones, en este caso, institucionales, convirtiendo a
la Doctrina en el mayor patrimonio moral de Carabineros de Chile.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 130 131 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
MANDO Y LIDERAZGO
Es el espacio natural donde debe manifestarse en plenitud y en su dimensión objetiva
y práctica nuestra Doctrina Institucional.
Aunque no significan lo mismo, toda vez que el liderazgo contribuye a mejorar el ejer-
cicio del mando con un carácter complementario, ambos son consustanciales para
cumplir con nuestra función. Deben coexistir en todo momento, como una necesidad
de adaptación de las relaciones entre superiores y subalternos a los tiempos actuales.
La confianza, producto de la credibilidad, la lealtad y la coherencia en el actuar de todos
los integrantes de la Institución, constituye la clave para cumplir a cabalidad el mandato
constitucional entregado a Carabineros en un ambiente sano, tanto al interior de nues-
tras filas como en nuestro contacto con la comunidad.
En esta suerte de simbiosis, el mando, que goza de un fundamento legal, debe ejercer-
se conforme a las orientaciones de la Doctrina Institucional. De esa forma, y con mayor
propiedad, generará las condiciones propicias para el surgimiento de un liderazgo pro-
El ejercicio del mando constituye
pio de nuestra cultura y de nuestra identidad: el liderazgo valórico.
un imperativo legal y reglamentario.
mando institucional: UN IMPERATIVO LEGAL El liderazgo, un imperativo ético.
Universalmente, el mando se explica como la facultad y capacidad para dictar órdenes,
unida a la autoridad para hacerlas cumplir con la responsabilidad plena de su ejecución.
Sin embargo, para definir el Mando en Carabineros de Chile debemos examinar, por una
parte, sus fundamentos legales y reglamentarios, y por otra, sus fundamentos históricos.

Antecedentes legales y reglamentarios


De acuerdo al Artículo 50º de la Ley Nº 18.961 Orgánica Constitucional de Carabine-
ros, “Mando es el ejercicio de la autoridad que la ley y los reglamentos otorgan a los
Oficiales y demás personal de Carabineros sobre sus subalternos o subordinados por
razón de destino, comisión, grado jerárquico o antigüedad. Este se ejerce en todo mo-
mento y circunstancias y no tiene más restricciones que las establecidas expresamente
en la leyes y reglamentos”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 132 133 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
Asimismo el Reglamento Nº 7 de Servicios para Jefes y Oficiales, en su Artículo 1º, En esas cuatro tareas, de hecho, están incluidos los deberes fundamentales del Oficial
“confiere a los Oficiales de Carabineros en cada grado y empleo, las facultades que de Carabineros. Y en el primer lugar figura la formación del personal bajo su mando. “La
les son necesarias para el mejor desempeño de sus funciones, imponiéndole deberes misión del Oficial tiene que ser esencialmente educativa, cultural, en todo el sentido de
y otorgándole derechos en los diferentes cargos que ocupen”. este concepto. Las órdenes mismas en Carabineros afectan un carácter de instrucción
En los artículos 2º, 3º y 4º del mismo Reglamento, se establecen deberes que a conti- en la mayoría de las veces”, enfatizaba.
nuación sintetizamos: “Se necesita educar, instruirlo en todos sus deberes y obligaciones, cambiar sus defec-
1. Asumir por entero las responsabilidades en las funciones que se desempeñen. tos en cualidades, transformar su mentalidad y formarle un criterio profesional. Hacer
2. Delegar el mando y atribuciones solamente por la vía de la excepción en determinadas del funcionario un hombre honrado, veraz, sereno ante el peligro, resuelto ante el deber,
circunstancias reglamentarias y, en todo caso, en quien le siga en jerarquía y antigüedad. disciplinado y digno en toda circunstancia”, agregaba.
3. Asumir por entero obligaciones de dirección y mando cada vez más amplias, mientras Al mismo tiempo, el autor reflexionaba respecto de la responsabilidad que supone la
mayor sea su grado jerárquico. facultad de mandar, que “debe ejecutarse por el superior en forma digna y a veces ge-
4. Evidenciar y mantener en su desempeño cualidades profesionales y personales nerosa”, y que “impone a quien la practica severas reglas para consigo mismo y deberes
como personalidad, criterio, capacidad para resolver problemas, ideas progresistas y para con los subalternos”.
unidad de objetivos y orientación hacia un fin deseado. También señalaba que se exigía del Oficial una amplia capacidad, basada en “el valer
5. Conocer las condiciones funcionarias y cualidades personales de sus subalternos. personal, el sentido de responsabilidad y la disposición ejemplificadora”.
6. Fomentar entre sus subalternos el espíritu de cuerpo, compañerismo, lealtad, parti- Y aunque fue publicado apenas quince años después de la formación de Carabineros
cipación individual en la proposición de ideas para mejorar el esfuerzo general, y buen de Chile, señaló visionariamente que “No son estos los tiempos de mandar a gritos,
trato, basado en el respeto mutuo. de imponer la disciplina con golpes de autoridad, de tratar de obtener una obediencia
Adicionalmente, en la normativa institucional se han incorporado facultades san- reflexiva con la aplicación de sanciones severas, impuestas al capricho, apegadas a la
cionatorias y calificadoras para los Suboficiales de Carabineros, con las cuales razón del superior y no en la razón de la justicia”.
se ha consolidado y respaldado el mando que la Institución les ha otorgado como Estas reflexiones, que tienen plena vigencia, contienen las bases fundamentales del
reconocimiento a su experiencia y trayectoria. El ejercicio del mando no se concibe “ejercicio del mando”, que se ha incorporado a nuestra Doctrina Institucional, relacio-
sin su valioso apoyo y compromiso. nando directamente la “responsabilidad del mando” con el “rol educador del Oficial”.
Una tarea permanente e inagotable la de transferir los principios, valores y reflexiones
Antecedentes históricos doctrinales, día a día, con una conducta ejemplar, mediante un actuar ético, libre de
En el libro “El Oficial de Carabineros y su Misión”, el Coronel Querubín Muñoz Sepúlveda reproches, con plena coherencia entre el pensar, el decir y el actuar.
ya en 1942 señalaba que “en el Oficial de Carabineros, la característica principal de su
misión es el mando, la que puede dividirse en cuatro funciones:
a) Instruir a los subalternos
b) Reprimir las faltas conforme a reglamento
c) Ordenar y ejecutar los servicios respectivos, y
d) Atender al público en lo relacionado con el servicio.
MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 134 135 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
LIDERAZGO INSTITUCIONAL: UN IMPERATIVO ÉTICO
Numerosos autores han definido el concepto de liderazgo. Examinando sus descrip-
ciones podemos resumirlas en “la habilidad que tiene una persona para influir y lograr
que sus seguidores se comprometan con el logro de objetivos comunes”. La clave de
esta influencia está asociada a lo que dicha persona es y representa para los demás.
La confianza, el respeto y la credibilidad hacia él dependerán de sus comportamientos
éticos, de su coherencia entre lo que dice y lo que hace como exigencia moral.
Estos elementos constituyen el marco referencial para que la Institución declare -con-
forme a los postulados que identifican su Doctrina- su particular forma de liderazgo.
Los propósitos que nos mueven a liderar deben estar inspirados por aquellos valores
que comparte y declara la Institución. De ahí su nombre de Liderazgo Valórico.
Esta definición propone, de forma innovadora, moderna y visionaria, un liderazgo tridi-
mensional. En primer lugar, postula que su ejercicio no solo debe ser patrimonio de los
niveles directivos: todos los carabineros son líderes. De tiempo completo.
Por otra parte, mediante las conductas individuales éticas e irreprochables de su
personal, la Institución debiera extender esa influencia hacia quienes son los depo-
sitarios de su servicio público: la comunidad. La misma que la premia, a diario, con
su confianza.
El tercer aspecto relevante de nuestro liderazgo es que éste trascienda al ámbito
familiar, por ser el espacio primario y fundamental en la formación valórica de la
persona humana.

Aspectos que propician la consolidación del liderazgo valórico.


La trascendencia de Carabineros en el progreso de la sociedad chilena, permi-
tiendo que sea una de las instituciones de la República con mayor credibilidad
ciudadana, se ha forjado en virtud del ejercicio de este liderazgo con nombre y
apellido.
De ahí que sea fundamental conocer tanto sus características como sus ámbitos de
acción y el modo en que dichas virtudes deben ser asumidas por cada carabinero para
La Doctrina Institucional puesta en acción
su desempeño profesional y privado. crea las mejores condiciones para el
surgimiento de un líder valórico.
MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 136 137 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
El Carabinero: primer y principal servidor de la comunidad primeramente, nosotros respetamos. Esa consecuencia, gracias a nuestra historia, es
Quienes hemos abrazado el lema Orden y Patria como razón de vida, desde nuestro reconocida por la ciudadanía.
fundador, el General Carlos Ibáñez del Campo, pasando por nuestros pioneros, márti- Que así sea es imprescindible para la legitimidad social de la autoridad que nos ha
res, maestros, instructores y todos aquellos miembros de la Institución a lo largo de su sido conferida para afianzar el Orden y la Seguridad. La comunidad nos respeta y nos
historia, hemos cumplido esa tarea, conscientes de que el carabinero está llamado a ser admira por nuestra fuerza moral y por la corrección de nuestros actos.
el primer y principal servidor de la comunidad y que, como tal, debe: Este patrimonio resulta fundamental para el ejercicio de nuestro principal rol: el preven-
l Tener capacidad de juicio, ser prudente y maduro en su actuar. tivo. De poco servirían nuestra presencia y nuestro despliegue preventivo si no tuvieran el
l Ser ponderado y capaz de brindar equilibrio y proponer soluciones, no problemas. aval de una ciudadanía que, cuando se encuentra frente a nuestro uniforme, asume que
l Estar dispuesto a escuchar y a entregar el tiempo que sea necesario para brindar está frente a un carabinero honrado, insobornable, abnegado, solidario, prudente y justo.
compañía y apoyo. Todo el profesionalismo, el perfeccionamiento y la innovación que hemos construido en
l Ser parte de la sociedad y avanzar junto a ella, compartir sus alegrías y colaborarle nuestra Institución perderían sustento y legitimidad sin la vertiente ética. Por ello es que
en los momentos difíciles. hemos sido y seremos siempre estrictos e implacables frente a aquellos que, vistiendo
l Ofrecer una atención amable, rápida y deferente, fundada en la no discriminación y nuestro uniforme, se aparten de nuestra Doctrina.
la protección de la dignidad de las personas.
A cambio, la única recompensa esperable es la satisfacción del deber cumplido ya que Vocación de educar: una clave para generar seguidores
estamos comprometidos con dar seguridad a todos los habitantes del país, privilegian- El líder valórico tiene un fuerte componente de educador, porque educar es ayudar a
do la acción preventiva, apoyándonos constantemente en un trabajo colaborativo y desarrollar de la mejor manera los diversos aspectos de la naturaleza humana.
cercano con la ciudadanía, por tener como centro la paz social. Como tal, enseña, escucha, comprende, corrige, predica y practica con su ejemplo; infunde
Por consiguiente, el Liderazgo Valórico, en esta dimensión, debe traducirse en la un ideal, una esperanza y una mística, construyendo confianzas para generar credibilidad.
acción diaria, concreta y práctica, en que ponemos la Doctrina Institucional al servicio
de la comunidad. La calle: espacio natural y presencia valórica
Para nosotros los carabineros, la calle constituye el espacio natural y vital donde se
Fuerza y convicción moral: las bases de nuestra autoridad desarrolla la función policial. Por tanto es en ella donde siempre debemos mantener
Un comportamiento correcto es lo que se espera en cualquiera de las áreas del queha- nuestra presencia mediante intervenciones profesionales alineadas con los principios y
cer nacional. Sin embargo, en nuestra actividad profesional es fundamental apegarnos valores que promueve la Institución.
al marco doctrinario que nos caracteriza.
Y es que, dado que la función de Carabineros es hacer cumplir la ley, es imprescindible En este contexto, al entender que el espacio público, sea éste urbano o rural, repre-
que quienes vestimos este uniforme poseamos la voluntad y la convicción moral para senta para los carabineros el principal escenario donde la prevención se mani-
cumplir esa misión. fiesta en su mayor expresión, involucra el deber de marcar presencia e interactuar
Esas fuerza y convicción no son otra cosa que la tranquilidad de conciencia derivada con la comunidad y sus diferentes actores, a fin de contribuir desde la seguridad a la
de hacer lo correcto y de exigir el cumplimiento de aquello que debe respetarse y que, mejor calidad de vida de sus habitantes.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 138 139 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
roles institucionales
El deber ético que asume la Institución y, por ende, cada uno de sus integrantes, tiene
un correlato tangible y efectivo que los carabineros viven a diario en millares de accio-
nes que emprenden con la constancia y la regularidad de quien ha hecho del servicio
público su forma de vida.
Para llevar a cabo su misión constitucional de dar eficacia al Derecho y de garantizar
el orden y la seguridad pública, Carabineros de Chile se ha impuesto una serie de roles
que en la práctica fusionan dicho deber con el sentido ético que emana de sus princi-
pios, cuyo interés central ha sido, es y será siempre la persona humana.
De esta forma, el cumplimiento de los roles institucionales constituye la genuina expre-
sión de un servicio público integral y de excelencia, que lo distingue de otras policías en
el mundo, que en su mayoría se identifican de manera exclusiva con las tareas policiales.
¿Qué mueve a un carabinero que, disfrutando sus vacaciones como cualquier ciudadano
en la playa, arriesga su vida para salvar la de otros que imprudentemente ingresaron al
mar? ¿En qué piensa el carabinero que, casi por instinto y como un deber más, asume
funciones de partero y atiende el nacimiento de un niño? ¿Qué impulsa a tantos cara-
bineros a ocupar incluso horas de su merecido descanso para gestionar el reencuentro
de familiares que por años dejaron de verse? ¿Qué motiva a centenares de carabineros
en la frontera a transmitir valores cívicos a jóvenes y niños que, de otra manera, no
tendrían verdadera conciencia de lo que es ser chileno?
En la naturaleza de esas y otras muchas acciones está plasmado el servicio público,
el respeto por la dignidad de las personas y el patriota que vive en cada carabinero.
En cada una de esas obras se vuelven realidad concreta los principios institucionales,
que surgen de hombres y mujeres para quienes la Doctrina Institucional y los deberes
éticos que de ella emanan se viven día a día y no se quedan solo en los textos y decla-
raciones de buenas intenciones.
A partir de la definición que se hace en el Reglamento Nº1 (ver página 85), podemos de-
Los Roles Institucionales representan la concreción efectiva
cir que nuestra Institución está llamada a cumplir las siguientes actividades y funciones:
El Rol Preventivo, esencial en nuestra labor, comprende las innumerables acciones que los de los principios y valores de Carabineros de Chile en su
carabineros ejecutan para ofrecer seguridad a la comunidad, resguardando la vida y bienes trabajo diario con toda la comunidad.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 140 141 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
APLICACIÓN
de las personas, contribuyendo a la paz y equilibrio social necesarios para la concreción
de los proyectos de vida de sus miembros y facilitando, con ello, el desarrollo de la nación.
Por su parte, el Rol de Control del Orden Público se asume como el deber de asegurar
las condiciones que garanticen una pacífica convivencia en los espacios públicos, bajo el
pleno respeto por los derechos individuales y colectivos, y la observancia de los deberes
ciudadanos, como asimismo practicar y hacer practicar los actos de instrucción y las ór-
denes decretadas por las autoridades judiciales y administrativas competentes.
El Rol Investigativo, si bien cobra especial relevancia a partir de la comisión de los ilícitos
que deben ser indagados -con el propósito de determinar las responsabilidades de los in-
volucrados-, es una instancia que permite aportar antecedentes relevantes para orientar
la labor preventiva de la institución y cumplir con la máxima de “Investigar para Prevenir”.
En tanto, el Rol Educativo se cumple gracias a las acciones institucionales tendientes a
crear en la comunidad la adecuada predisposición para la observancia y respeto del or-
denamiento jurídico vigente. A través del ejemplo y de diversas iniciativas, los carabineros
enseñan y promueven, preferentemente entre niños y jóvenes, hábitos y conductas cívicas.
El Rol de Integración Nacional lo cumplen los cientos de carabineros que, en alejados y
muchas veces inhóspitos parajes, llevan con su presencia y sus acciones diarias la chile-
nidad a todos los rincones del país, convirtiéndose muchas veces en la única presencia
efectiva del Estado en esos lugares.
El Rol de Solidaridad Social hace que el Carabinero reconozca en cada persona un deposi-
tario de aquella dignidad que se acrecienta cuando hay necesidades extremas, desarrollando
actividades en beneficio de la comunidad nacional, manifestadas de manera especial en
situaciones de emergencia, prestando apoyo y auxilio oportuno a sus requerimientos.
Finalmente, el Rol de Comodidad Pública se lleva a cabo tanto en el contacto directo
con los carabineros como a través de los canales de comunicación que la Institución dis-
pone para ayudar, interactuar y responder a las inquietudes de la comunidad. Mediante el
teléfono, la radio, internet, redes sociales, en las calles o en los caminos, nuestra Institu-
ción siempre está disponible para atender las consultas de la ciudadanía.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 142 143 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
mÁrtires institucionales

Carabineros recuerda y rinde


homenaje a sus más de mil
mártires con el monumento
Gloria y Victoria, inaugurado
en abril de 1989 y erigido en la
principal avenida del país.
El 12 de junio de 1927, poco después de la fundación de Carabineros
de Chile, perdió la vida el Vice Sargento 1º Guillermo Aguilera
Pastene, primer carabinero caído en actos del servicio.
Él, y todos aquellos miembros de la Institución inmolados mientras
cumplían con su misión profesional, demostraron con el máximo
sacrificio que el valor y el compromiso con el servicio público
estaban grabados a fuego en sus corazones.
Sus nombres, tallados en los muros de esta colosal obra, nos
recuerdan e inmortalizan su ejemplo.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 144 145 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
CÓDIGO DE ÉTICA
DE CARABINEROS DE CHILE

Capítulo

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 146


CÓDIGO DE ÉTICA

La dimensión ética de nuestras funciones adquiere cada vez mayor relevancia. En ese
escenario, resulta vital contar con un Código de Ética para formalizar y, a la vez, hacer
públicos los valores y principios que nuestra Institución declara como inspiración, fun-
damentos y guías de su accionar ante la sociedad.
Desde enero de 1989 los carabineros contamos con un Código de Ética, que ha sido
hasta ahora nuestro marco referencial para un actuar correcto y ajustado a lo que la
Institución y la ciudadanía esperan de nosotros.
Sin embargo, en el ejercicio de sus funciones, la Institución se desenvuelve en un es-
cenario social dinámico, en proceso permanente de cambio, que requiere respuestas
profesionales oportunas y acordes con esa realidad.
Por eso, a partir de la experiencia y también con una mirada de futuro, en 2010
Carabineros de Chile actualizó y renovó su Código de Ética, incorporando deberes
con la Patria, la Familia, la Institución, las Tradiciones Institucionales y la Comuni-
dad. Y en esta ocasión, se enfatiza en la preocupación por el bienestar ciudadano,
considerando de manera explícita la preservación medioambiental, la pluralidad y el
respeto por la diversidad.
No obstante, el propósito se mantiene inalterable: entregar a todos nuestros integran-
tes -independientemente de su grado, cargo, escalafón o lugar de desempeño- directri-
ces que les orienten en la toma de buenas y correctas decisiones, junto con contribuir
a su desarrollo humano integral.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 148 149 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
CÓDIGO DE ÉTICA

Deberes con la Patria

El Carabinero debe:

Artículo
1 “Respetar y guardar fidelidad a la Patria, su cultura y tradiciones;
a la bandera, al estandarte, al escudo de armas de la República y
al Himno Nacional de Chile”.

Artículo
2 “Cumplir su servicio con vocación e irrestricta sujeción al ordena-
miento jurídico vigente”.

Artículo
3 “Velar y reaccionar oportunamente ante cualquier acto atentatorio
en contra de la soberanía nacional y la integridad territorial”.

Artículo
4 “Conocer y respetar a las autoridades nacionales, cultivando una
sana convivencia y respeto mutuo con todos los integrantes de las
instituciones públicas y privadas”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 150 151 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
CÓDIGO DE ÉTICA
Deberes con la Familia

El Carabinero debe:

Artículo
5 “Mantener una vida honesta y digna, procurando el logro de una
auténtica integración y desarrollo personal de los componentes
de su grupo familiar”.

Artículo
6 “Fomentar la unión, la comunicación y el afecto entre sus seres
queridos, prescindiendo de cualquier tipo de violencia intrafamiliar”.

Artículo
7 “Propiciar el amor, el respeto, la protección y la felicidad de
todos los integrantes de su familia, como núcleo fundamental
de la sociedad”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 152 153 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
CÓDIGO DE ÉTICA
Deberes con la Institución

El Carabinero debe:

Artículo
8 “Respetar y guardar fidelidad a Carabineros de Chile, su Doctrina,
Lema, Himno, Emblema y Juramento de Servicio”.

Artículo
9 “Cumplir con lo establecido por la Constitución, la Ley
Orgánica de Carabineros y los Reglamentos institucionales”.

Artículo
10 “Conocer, aplicar y transmitir los valores y principios que conforman
la Doctrina Institucional”.

155 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE


CÓDIGO DE ÉTICA

Artículo
11 “Reconocer y obedecer a sus mandos como autoridades legales
y reglamentarias, en el ejercicio de sus funciones profesionales”.
Artículo
17 “Desarrollar con especial interés, buenas relaciones humanas
tanto en el servicio como en la vida privada”.

Artículo
12 “Respetar y hacer prevalecer los principios que conforman el régimen
disciplinario”.
Artículo
18 “Prescindir de toda manifestación política, actuando con reserva,
discreción e imparcialidad”.

Artículo
13 “Cautelar la imagen y prestigio de Carabineros de Chile, en su
carácter de fundamentos de la legitimidad de nuestro actuar
Artículo
19 “Estudiar y perfeccionarse, de manera continua y permanente, tanto
en el área profesional como de cultura general”.
profesional”.

Artículo
14 “Actuar de manera decidida, serena y ponderada cuando se ofenda,
de obra o de palabra, la dignidad, el honor o el prestigio de la
Artículo
20 “Emplear proporcional y racionalmente los recursos que posee
la Institución”.

Institución o de cualquiera de sus integrantes”.


Artículo
21 “Dedicar su quehacer profesional únicamente al cumplimiento
de su misión. Además, en su tiempo libre, abstenerse de realizar
Artículo
15 “Vestir el uniforme con orgullo, dignidad, decoro y prestancia”. actividades sujetas a la fiscalización institucional”.

Artículo
16 “Practicar el compañerismo y la lealtad como valores que animan
el espíritu de los miembros de Carabineros de Chile y que deben
Artículo
22 “Proceder con decisión y valentía frente al peligro, evitando la
imprudencia temeraria o las reacciones irreflexivas”.

acompañarlos en todos los actos de sus vidas”.


Artículo
23 “Guardar transparencia y probidad en todos los actos institucionales,
conforme a las leyes y reglamentos”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 156 157 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
CÓDIGO DE ÉTICA

Deberes con
las Tradiciones Institucionales
El Carabinero debe:

Artículo
24 “Conocer, fomentar y difundir las tradiciones de Carabineros de
Chile y divulgar su patrimonio histórico e identidad cultural”.

Artículo
25 “Mantener deferencia, respeto y cortesía hacia el personal
en retiro de la Institución, reconociendo su valioso aporte a
Carabineros de Chile”.

Artículo
26 “Enaltecer la memoria y reconocimiento de los mártires y los
forjadores de nuestra Institución”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 158 159 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
CÓDIGO DE ÉTICA
Deberes con la Comunidad

El Carabinero debe:

Artículo
27 “Proteger la vida y los bienes de todos los habitantes de la
República, cumpliendo la misión constitucional de Carabineros
de Chile”.

Artículo
28 “Proteger la dignidad de las personas y sus derechos huma-
nos. De igual forma, respetar las diferencias: individuales, cul-
turales, de género, raciales, étnicas, de orientación sexual, re-
ligiosas, ideológicas u otras”.

Artículo
29 “Asumir el Servicio Público como base fundamental del quehacer
profesional de la Institución, cumpliendo sus roles con motivación,
compromiso y abnegación”.

Artículo
30 “Emplear la fuerza que le otorga la ley para el cumplimiento de sus
funciones, de manera racional y proporcional”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 160 161 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
CÓDIGO DE ÉTICA

Artículo
31 “Asumir un liderazgo valórico cercano e integrado con la comunidad,
potenciando el rol preventivo”.

Artículo
32 “Brindar a la comunidad un trato amable, diligente y oportuno”.

Artículo
33 “Contribuir a la educación cívica de la comunidad, especialmente
de los jóvenes y niños de nuestro país”.

Artículo
34 “Colaborar con acciones tendientes a la protección y preservación
del medio ambiente, así como al desarrollo del espacio urbano”.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 162


Gabriela Mistral, seudónimo de Lucila Godoy Alcayaga, poetisa,
profesora y diplomática chilena (1889-1957), primera latinoamericana
en obtener el Premio Nobel de Literatura, en 1945.

“Gracias a los que velan desvelándose.


Ustedes son, sin saberlo, los guardadores de
nuestro sueño y la conciencia de la ciudad”.
Gabriela Mistral

Testimonio plasmado en libreta de patrullajes del Retén Pisco Elqui, el 27 de septiembre de 1954.

MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE 164 165 MANUAL DE DOCTRINA Y CÓDIGO DE ÉTICA DE CARABINEROS DE CHILE
COMPROMISO DE HONOR
Agradecimientos
Por su contribución a la realización del
Manual de Doctrina y Código de Ética Quien suscribe, declara haber conocido, comprendido e internalizado en todos sus térmi-
de Carabineros de Chile: nos la Doctrina de Carabineros de Chile contenida en su Manual y en el Código de Ética,
asumiendo ante la Institución y mi familia el Compromiso de Honor de orientar permanen-
General Inspector (r) Carlos Bustos Soto
Coronel Gabriel Millas Riedemann temente mi actuar profesional y privado, respetando los lineamientos contenidos, tanto en
Coronel (r) Diego Miranda Becerra los Principios y Valores Institucionales como en los deberes consagrados en su respectivo
Coronel (r) Ricardo Fuentealba González Código de Ética.
Coronel (r) Sergio Ocares Retamal
Pamela Chávez Aguilar, Doctora en Filosofía
de la Pontificia Universidad Católica de Chile Asimismo, tomo conocimiento de que el presente Compromiso de Honor será archivado
Profesores y Asesores de la Dirección en mi Carpeta de Antecedentes Personales.
de Educación, Doctrina e Historia

Nombre Apellidos

Grado Dotación

En ,a días del mes de de 20

ANTE MÍ:

(Nombre y apellidos, grado y cargo)