You are on page 1of 5

¿Qué hacer con la Ola Venezolana?

MSc. Osmar German Monteagudo Castro

Para los Peruanos es motivo de gran orgullo que compatriotas estén en el extranjero
triunfando, las historias que más nos conmueven son las de Peruanos que llegando
al país de destino, casi con la ropa puesta hicieron un imperio en algunos años de
duro trabajo.

Cuál es nuestra actitud cuando el Perú se convirtió de pronto y casi súbitamente en


destino predilecto en primer lugar de españoles y ahora de venezolanos, de pronto
nos dimos cuenta que los años de sacrificio invertidos en la recuperación del país,
por fin darán frutos y ¿serán otros los que cosechen los beneficios?

La migración es un proceso natural y muy propio del Homo sapiens, que nos permitió
superar glaciaciones y sequias, y ahora es también lo que nos permite superar
desastres como las políticas económicas, o el cambio climático, guerras y toda clase
de catástrofes, dejando todo atrás y partiendo a un nuevo destino.

A nivel económico y político es deseable, por lo que en algún momento países como
Estados Unidos se convirtió en la plaza predilecta de Irlandeses que huían de la
represión Inglesa.

Chile y Argentina convertidos en refugio de Alemanes e Italianos desplazados por la


Segunda Guerra Mundial, a más de uno de mis abuelos oí quejarse de la desidia de
las autoridades peruanas de la época que ponían trabas a los desplazados que
querían llegar al Perú. Y envidiar las facilidades que se les daba en Chile y Argentina,
y con el devenir de los años se vio el impacto de esta migración en la económica de
dichos países.

El Perú ha sido el destino muchas migraciones, y producto de los cual tenemos como
efecto una de las gastronomías más ricas de la región, sobre la base de productos
andinos Inkas, tenemos el aporte de Españoles, Franceses que huyeron de la
revolución de su país, a italianos, españoles y alemanes que huyeron de los fascismos
de sus países, chinos y japoneses que escaparon de las respectivas catástrofes de
sus países, en cada caso dejaron un aporte y enriquecieron nuestra cultura y nuestra
economía.

¿Pero qué beneficios y perjuicios trae la inmigración en la economía?,

Pues mejora el mercado laboral, inyectando trabajadores calificados en el sector


productivo, y mejorando las cifras económicas, pero también el súbito incremento de
población, genera mayores cargas en Salud, Educación y Previsión Social.
Por este motivo en función de las características de la población países crean cuotas
de migración por países, asi EEUU acepta al año 5 Cubanos como turistas, estas
cuotas de administran a través de Visas, e incluso en el desastre de África la Unión
Europea acepto recibir en cada país una determinada cantidad de Migrantes por país.

Aquí un temor de que los pocos trabajos serán ocupados por Venezolanos, esta será
una alerta a nuestros sistemas de formación, y educación, que hemos descuidado
mucho tiempo, y tarde o temprano teníamos que pagar el precio, gracias a Dios fue
antes de que ocurriera un desastre como en Detroit, donde los trabajadores se
quedaros, las que se reubicaron fueron las fábricas.

Un tema duro para los peruanos es que las autoridad han resuelto de forma expedita
los problemas de los migrantes, cuando tenemos la sensación que se tapan los oídos
con cemento cuando se trata de nuestros problemas como el friaje.

Es muy difícil no creer que es una consecuencia del racismo imperante en la


burocracia peruana, que nos considera personas de segunda categoría. Y nos da la
sensación de que siguen vivas las palabras de Clemente Palma, en su tesis El porvenir
de las razas en el Perú: donde dijo “el gobierno verdaderamente paternal, celoso de
nuestra patria, será … aquel que solicite la inmigración de algunos millares de
alemanes, que pague a precio de oro estos gérmenes preciosos que han de construir
la grandeza futura de nuestra patria” o si no hay alemanes: venezolanos?

La política de Tammany Hall

Alguna vez oyó decir de algún pariente que vive en EEUU, “tiene todos los derechos
de los gringos excepto ser presidente, porque para ello hay que nacer alla”, y claro si
uno radica en un país lo natural es que tenga el derecho de decidir el destino del
mismo, y esto es participar en la política de dicho país.

EL Tammany Hall fue una división del partido demócrata americano que se fundó en
la base de apoyar a los inmigrantes irlandeses, mientras los Anglomericanos
autollamados “Nativos” recién independizados, no deseaban migrantes en su país,
los Tammany vieron el futuro y se convirtieron en el nexo entre el estado y los
migrantes, a quienes brindaban de las arcas estatales, comida, carbón, ropa y tierras,
logrando la lealtad de los recién llegados que en breve se convirtieron en ciudadanos
y después votantes. Estableciendo lo que hasta el día de hoy se conoce como
clientelismo político, y dominaron la política neoyorquina desde 1790 hasta 1960.

Esto nos queda claro cuando el Apra, apoya la migración venezolana, porque gran
parte de esta se concentra en la costa norte peruana, y en territorios que fueron
feudos apristas como Chiclayo, Tumbes y Trujillo, no es raro que sea justamente
Gonzales Posada, el que proponga en alianza con las ONG pro venezolanas, la
flexibilización de las políticas migratorias, llegando al extremo de solicitar que no se
les pida pasaporte a los niños y ancianos, de modo que Gringasho y Al Capone
podrían entrar al país si fueran Venezolanos.

El escenario es claro, Alan García y compañía han encontrado la más grande fuente
de votos golondrinos, con casi medio millón de venezolanos que en el 2021 podrán
votar, no sería raro que tengamos a un congresista con dejo caribeño por el Apra en
las siguientes elecciones, lo cual no es ilegal, y claro un alcalde Guacareño en Trujillo,
o cuando menos un regidor migrante en Chiclayo y posiblemente no 6 sino 12
congresistas en su próxima bancada, recordemos que en puno solo hacen falta
50000 votos para un congresista.

Todo financiado con dinero del Estado, y más aún, en una campaña, donde está
prohibido dar dadivas, el Apra hará sus regalos electorales con Dinero de los
Peruanos, disfrazado de Caridad, fidelizando a una población altamente politizada, y
con Acuña su principal rival, con los pantalones abajo, al recordar que lo eliminaron
de la competencia electoral por dar ayuda humanitaria.

Seguramente el fujimorismo muy pronto seguirán con una política similar al Apra,
porque el clientelismo es el único sello permanente del Fujimorismo, y se unirá a la
defensa de los venezolanos en Lima y en breve la derecha peruana como Acción
Popular y el PPC tibiamente como siempre, se declararan neutrales.

Creando a un Enemigo

Carl Schmitt explicita la idea amigo-enemigo y la teoriza en 1932, en su obra “El


concepto de lo político” que sienta las bases de la creación del enemigo político, que
se convierte en una eficaz forma de hacer política, le funciono a Hitler con los Judíos,
a Franco con los Ateos, y en el Perú con los chilenos y españoles, los eternos
saqueadores de nuestra patria.

¿Es posible que algunos políticos deseen exacerbar el odio por los venezolanos, para
cosechar votos?, ya tenemos algunos ejemplos, la entrevista a Belmont nos muestra
un botón de lo que será “Los venezolanos vienen a quitarnos los trabajos”, y las
comparaciones con los chilenos serán inevitables.

Yo supongo que el discurso será “Los chilenos no quitaron lo grande dejándonos las
migajas, como puestitos laborales y ayuditas sociales, ahora vienen los venezolanos
a comerse las migajas”, y claro “Perú madre de los ajenos y madrastra de tus hijos”
Naturalmente esto será en zonas donde los migrantes venezolanos son minoría,
como el Sur y Oriente del Perú, y claro el mensaje será de invasión no migración, que
viene a quitar trabajos, vivir de ayudas y tener beneficios que nos son negados como
el SIS, las Universidades públicas, ¡donde entran sin examen!.

Los voceros venezolanos contribuyen mucho a esto, con mensajes que muestran el
racismo latente que traen los venezolanos, escuchar cosas como “Venimos a mejorar
la raza”, o recordar a Servando y Florentino con su “Cholitas aguantadas”, a una
desubicada youtuber decir “Indiecitos Mutantes con peinado japonés” dan material
para que se genere una campaña anti migración venezolana.

Supongo que la izquierda Peruana, por su simpatía por Maduro, tendrá por enemigos
a estos desertores y enfilara sus baterías contra ellos, porque la catástrofe de Maduro
contrasta con “la tierra de la dicha universal” que es como presentaba hasta hace muy
poco a Venezuela, y como se nos presenta también a la Bolivia de Evo, para nadie es
un secreto que los migrantes venezolanos serán los mejores voceros anti-socialismo
del siglo XXI.

Los Marielitos

En plena revolución Cubana, Fidel Castro acepto que por un breve periodo de tiempo
entre abril y octubre de 1980, que los cubanos que desearan irse de Cuba lo hicieran
y así inicio una evacuación marina que rivalizo con la de Dunkerque, los “Marielitos”
bautizados asi por salir del puerto de Mariel, salieron de la isla por decenas de miles.

Las palabras de Fidel Castro fueron “No los queremos, No los Necesitamos” y de
pronto Miami se vio atestada de Cubanos, aunque claro Castro vacío las cárceles de
la isla y exporto a sus delincuentes a EEUU en los mismos barcos donde huían los
pobres cubanos, con esto les agrio la novela a los americanos que pretendían hacer
una fiesta de esta “liberación”.

Dejemos a los técnicos hacer su trabajo

Si un extranjero que quiere vivir en el Perú, es bienvenido, siempre que se cumpla


con la ley, para ingresar como turista Pasaporte, para quedarse a trabajar tramitar su
carne de extranjería, y para naturalizarse también el trámite es claro y requiere entre
otros ficha de Interpol.

Solo hace falta dar los recursos para que hagan su trabajo, aún recuerdo los casi 20
años que le tomo a Maria Reiche Nacionalizarse Peruana, mientras que a Julinho le
tomo menos de un mes.
Además en diplomacia existe la equidad, cuando la migración peruana desbordo en
Venezuela (cien mil) en los 90, se exigió la Visa, es justo que hoy ha pasado lo mismo
en Perú (quinientos mil) se exija la Visa también.

Soy un firme creyente de que los migrantes Venezolanos transformaran este país para
bien y que la gran mayoría son gente decente, pero creo que como todo país
civilizado del mundo debemos diferenciar entre los criminales que nos exporta
Maduro y la gente buena que huye de él, y sería sensato dejar a la Oficina de
Migración y Naturalización que haga su trabajo de forma técnica, eso minimizara que
se use el asunto de forma política y que se beneficien algunos bribones del dolor de
nuestros hermanos.