You are on page 1of 1

CONOCIMIENTO NO- MONOTONO Y OTRAS LOGICAS

La lógica clásica tiene un carácter monótono. Es decir, dado un conjunto de


sentencias S1 del que se puede inferir C, al añadir otro conjunto de sentencias S2, se
tiene que seguir infiriendo C a partir de S1 Unión S2. Esto es un inconveniente en
gran cantidad de problemas que se presentan en inteligencia artificial y que tienen
carácter no monótono.

Ejemplo: Razonamiento de sentido común, el cual establece conclusiones a partir de


información parcial, que muchas veces se revisan o se desechan cuando se obtiene
nueva información o evidencia del dominio. Ej. Se nos dice que alguien tiene un
pájaro, pensamos que vuela, si luego nos dicen que es un pingüino, ya no pensamos
que vuela.

Las lógicas clásicas parten del carácter no excluyente de los nuevos axiomas añadidos
a los ya existentes. Por el contrario, las lógicas no monótonas tienen en cuenta la
necesidad de detectar posibles inconsistencias con los nuevos axiomas. El rango
definitorio es que se tienen en cuenta lo que no se conoce, o lo que es lo mismo asume
los límites de su propio conocimiento.

Formalismos Lógica no-monótona: Poder representar leyes como “Si x es un ser


humano, entonces x puede andar, a menos que haya algo que lo contradiga”. Para
ello se amplía la lógica de primer orden introduciendo el operador modal M (es
modal ya que indica una modalidad de verdad). Es necesario establecer un
mecanismo de mantenimiento de coherencia –generalmente traducido como
mantenimiento de verdad - que permita eliminar el supuesto en cuanto se presente
un hecho que lo invalide.

Lógica por-defecto: Muy parecido al anterior, pero el operador M ya no hace la


función de un operador modal capaz de formar sentencias Mp supuestamente válidas
en el sistema; en su lugar dicho operador sólo aparece en las reglas de inferencia
denominadas reglas por defecto definidas al efecto.

Los enfoques presentados sobre el razonamiento no monótono se pueden tildar de


permisivos en el sentido de que posibilitan la obtención de suposiciones cuando no
existen evidencias que las contradigan. Es decir, El razonamiento monótono, utiliza
contradicciones para procesar. Elimina un hecho (factor de conocimiento)
obteniendo la contradicción hasta que llega a una conclusión final.

También puede realizarse un enfoque restrictivo del problema donde sólo se


considera válido lo que se ha comprobado como cierto. Un ejemplo de este tipo es la
consideración de la circunscripción de un predicado.