You are on page 1of 3

Migración venezolana y su

impacto en la economía
peruana
Si los 368.000 venezolanos que se calculan que han migrado
al Perú estuviesen trabajando, serían el 2,1% de la
Población Económicamente Activa del país

1/3
A la fecha, hay 368.000 venezolanos en el Perú, según la Superintendencia de
Migraciones. ¿Cuál es el impacto que podrían tener en la economía nacional? [Foto: Omar
Lucas]

Daniel Macera31.07.2018 / 12:41 pm

A julio del 2018, los venezolanos que migraron al Perú son


aproximadamente 368.000, según informó
la Superintendencia de Migraciones. La revelación de esta
cifra ha despertado múltiples comentarios publicados por
usuarios de Internet y redes sociales que apuntan a que esto
podría traer impactos negativos en la economía
nacional.

La mayoría de migrantes venezolanos lo hace por razones


económicas y falta de trabajo, según una investigación
difundida por la oficina en Lima de la Organización
Internacional de las Migraciones (OIM).

Asimismo, cabe tener en cuenta que de los migrantes en


cuestión, el 50% tiene título profesional, maestrías o
doctorados en diferentes disciplinas. La otra mitad de
venezolanos en el Perú está compuesta por estudiantes
universitarios aún no graduados, egresados de carreras técnicas,
emprendedores y menores de edad, detalló la Superintendencia
de Migraciones.
CORRELACIÓN ENTRE POBREZA Y MIGRACIÓN

En base a cifras del INEI, si todos los venezolanos que residen


en el Perú encontraran de pronto un trabajo -formal o informal-
, estos pasarían a representar el 2,1% de la Población
Económicamente Activa en el Perú (PEA), que
actualmente supera las 17 millones de personas.

A modo de comparación, según datos del Proyecto Global de la


Diáspora Venezolana a cargo del sociólogo Tomás Paez, al cierre
de 2017 se estimaba que los venezolanos en Colombia eran
550.000 (2,2% de la PEA ocupada) y 164.866 en Chile (2%),
cifras similares a las que Perú mostró a julio.

A julio del 2018, 60 mil de ellos contaban Permiso


Temporal de Permanencia, un documento que les permite
trabajar y tributar con todos los derechos laborales.

Es decir, de manera formal, los venezolanos que legalmente


pueden laborar en el Perú representan 0,34% de la
PEA, lo que incluye también puestos de trabajo informales.

Con respecto al impacto que pueda tener en la economía


nacional y en el aumento de la pobreza, hace tres meses Carlos
Oliva, en ese entonces director de la maestría en gestión
pública de la Universidad del Pacífico y ahora ministro de
Economía, afirmó a este Diario que no existía una causalidad
entre la migración venezolana y los supuestos efectos.

"No veo una causalidad con las cifras del estudio de pobreza.
Eventualmente podría tener efectos, pero solo en la medida que
existan impactos significativos en los empleos. Por ahora no lo
veo por ahí", aseguró.

En coincidencia, Hugo Perea, en ese momento economista


principal del BBVA Research y ahora viceministro de
Economía, afirmó que la fracción minoritaria de la fuerza
laboral de migrantes generalmente desempeña trabajos en el
ámbito del subempleo, es decir, "no quitan trabajos de
calidad, sino que realizan trabajos que los peruanos no desean
hacer", sostiene.

Oliva agregó, además, que es necesario revisar las cifras de


pobreza de acuerdo a departamentos. "Seguramente sigue
aumentando la pobreza en la sierra o selva, donde no hay mayor
presencia de venezolanos, ¿qué explicación damos para esos
casos?", cuestionó.

Por su lado, ayer el superintendente de Migraciones, Eduardo


Sevilla, señaló que no solo Perú, sino distintos países de la
región que han cobijado a los venezolanos, están en la búsqueda
de talentos para el desarrollo de sus respectivas economías.

“La historia nos ha demostrado que el migrante ha


contribuido, contribuye y seguirá contribuyendo al
desarrollo del paísque los acoge. Para ello, primero tiene que
existir una norma ágil, dinámica y realista que le brinde las
facilidades para regularizarse”, concluyó.