You are on page 1of 3

AGROTECNIA I SEMANA Nº 4

VIENTO

Ing. Pedro Aquije Gómez*

Al analizar el viento desde el punto de vista agroclimática se tiene que abordar sus
efectos perjudiciales y beneficiosos que dependerá de sus características, así como el
sistema de cortavientos ideados para reducir los efectos nocivos sobre los cultivos.
Los perjuicios del viento sobre las plantas se pueden dividir en tres aspectos:

1.- Efectos mecánicos, velocidades de viento elevadas, provocan la caída de las hojas,
flores, y frutos, vuelco de cereales y en casos más extremos rupturas de ramas en
árboles. Otro efecto sobre todo en suelos sueltos son los abrasivos que consisten en que
las partículas del suelo al ser acarreadas por el viento chocan con el follaje, lo que trae
como consecuencia aberturas de heridas sobre el mismo, por donde penetran con
facilidad las enfermedades.

2.- Efectos fisiológicos, el efecto más importante recae sobre el estado hidrométrico de
los tejidos. Así tenemos que al aumentar la velocidad del viento se incrementa la
pérdida de agua por transpiración y por consiguiente se reduce la fotosíntesis al no
poder la planta reponer el agua transpirada.

3.- Efectos morfológicos, en zonas donde existe un viento fuerte persistente y


dominante es usual la deformación de la copa del árbol tendiendo a desequilibrar la
ramificación e inclinando el tronco. Adquiriendo la copa la forma de llama (o copa
bandera), aumento de la relación raíz/tallo, reducción del tamaño de los estomas y un
aumento del número de nervios y fibras.
Además de los problemas citados, el viento causa problemas en las prácticas
agronómicas como en el riego por aspersión y la pulverización de productos
fitosanitarios. También el viento puede impedir el vuelo de los insectos polinizadores,
problemas que surgen con velocidades de 10 km/h, haciéndose prácticamente
impracticable el vuelo con velocidades de 20 km/h, el problema puede ser tan grave en
las especies entomófilas que puede llegar a ser un factor limitante para la producción,
otro daño son producidos por los vientos salinos de la costa que puede ocasionar
problemas de fitotoxicidad por sales.
Los beneficios del viento son muchos, un viento suave permite la renovación del aire
facilitando la transpiración de las plantas, transporta las semillas en las especies de
dispersión anemócora a distancias considerables, y dispersa el polen en las especies
cuyo agente polinizante es el viento (anemofilia). El viento al remover las capas de aire
frio situadas sobre el suelo, evita las heladas nocturnas y nieblas de irradiación, ayuda al
secado de las cosechas, secado de los suelos encharcados.

CORTINAS CORTAVIENTOS

Un cortaviento es todo obstáculo que se oponga al viento y rompa la rectitud de su


dirección, con el objeto de reducir la presión del viento en la zona reguardada, presión
que depende de su velocidad.
La disminución de la velocidad del viento en el área protegida se consigue generalmente
a expensas de la generación de turbulencias. La zona de máxima turbulencia se halla
cerca de la parte superior del cortaviento.

DISEÑO Y FORMACIÓN DE UN CORTAVIENTO FORESTAL

El viento que sopla sobre una barrera arbórea es desviado entres direcciones. Una parte
hacia arriba otra se desplaza entre las hojas de los árboles y otra pasa directamente entre
la parte inferior de los árboles.
Las fuerzas del viento que pasa a través de las hojas se debilitan y el que pasa por
debajo de las ramas inferiores reduce su velocidad por rozamiento con la superficie del
suelo.

Para que el cortaviento brinde una buena protección se requiere el establecimiento de


barreras principales y otras secundarias, las primeras deben tener 2ª 5 hileras (anchura),
con diferentes especies. En hileras múltiples los árboles de mayor altura se sitúan en el
centro de la barrera los de menor en los laterales y los arbustos en los bordes.
Una barrera tupida puede proteger un área entre 10 – 15 veces la altura del cortaviento,
con permeabilidad del 50% la influencia podría extenderse a 20 – 25 veces la altura,
debido a la reducción de la turbulencia en el área protegida.
Los cortavientos secundarios, es para evitar que los vientos puedan encajonarse entre las
barreras principales y deben instalarse en forma perpendicular a la barrera principal.
La altura mínima del cortaviento debe ser de 2 veces la del cultivo a proteger.
La longitud del cortaviento debe ser al menos 12 veces su altura si el viento es
perpendicular al mismo.
El espaciamiento entre cortavientos depende de la susceptibilidad de lo que se quiere
proteger. Se admite que las barreras protectoras pueden ser efectivas si el espaciamiento
entre ellos oscila entre 10 y 20 veces la altura de la barrera.
Las especies de los árboles deben ser de hojas perenne, resistentes a sales, su raíz no
debe ser muy extensa.
HUMEDAD DEL AIRE

La humedad del aire se define como la cantidad de gramos de agua que puede haber, en
un litro de aire, este concepto se conoce también como humedad absoluta, no es muy
usada en la agricultura, siendo la humedad relativa la medición más usada en el área
agrícola y se refiere a la relación entre la cantidad de agua que posee el aire (humedad
absoluta) y la máxima cantidad de agua que puede retener el aire en una temperatura
dada (Humedad absoluta máxima)
Por ejemplo si la humedad relativa es del 50% quiere decir que a esa temperatura el aire
puede absorber adicionalmente la misma cantidad de agua que ya posee para llegar al
100%. Por otro lado si la humedad relativa es del 35% se dice que el aire está muy seco
y puede absorber mucha agua para llegar al 100%. Finalmente si la humedad relativa es
del 90% quiere decir que el aire está lleno de agua y sólo puede absorber una pequeña
cantidad de agua para llegar al 100%
Efectos de la humedad del aire en la agricultura, la humedad del aire afecta
directamente el consumo de agua por las plantas y por ende las necesidades de riego, si
el aire esta seco con baja humedad relativa, se produce un incremento de la
transpiración de la planta, el agua sale de las hojas más rápido aumentando la
evapotranspiración, concluyéndose que a mayor humedad del aire, las necesidades de
riego son más pequeñas y a medida que el aire está más seco las necesidades de riego
son mayores.
Efectos de la humedad del aire en la nutrición mineral, cuando la humedad del aire
es alta la planta no produce mucha evapotranspiración, por tal motivo no absorbe agua
por la raíz y se reduce de manera importante la absorción de nutrientes que viajan con el
agua como es el caso del calcio, por tal motivo se presenta deficiencia de calcio con el
consecuente daño en la producción. Estos síntomas se presentan a pesar de haber calcio
en el suelo o sustrato. De igual forma ocurre con el potasio.
Efectos de la humedad del aire y la polinización, la polinización requiere que la
humedad relativa se ubique en un nivel óptimo, el cual fluctúa de especie a especie.
Ejemplo en el caso del cultivo de tomate, la humedad relativa óptima es de 70%, si la
humedad es mayor el polen se aglomera y no viaja de la antera al estigma; si la
humedad es menor el polen no se adhiere al estigma.
Efectos de la humedad del aire y las enfermedades, hay hongos que requieren agua
para que germinen sus esporas, como Phythophthora, sus esporas al germinar, nadan
asta alcanzar un orificio y entrar a la hoja o al fruto.