You are on page 1of 4

La oración que abre los cielos

1Cronica 4:9-10
9 Y Jabes fue más ilustre que sus hermanos, al cual su madre llamó Jabes,
diciendo: Por cuanto lo di a luz en dolor.
10 E invocó Jabes al Dios de Israel, diciendo: ¡Oh, si me dieras bendición, y
ensancharas mi territorio, y si tu mano estuviera conmigo, y me libraras de
mal, para que no me dañe! Y le otorgó Dios lo que pidió.

Dios de Nuevos comienzos y de milagros.


La carga más pesada del nombre de Jabes tuvo que ver con la manera en
que definía su futuro.
Con frecuencia el nombre se consideraba como un deseo o hasta una
palabra profética con respecto al futuro del niño.

Jacob puede significar "el que agarra o arrebata "lo cual constituye una
excelente mini biografía de este astuto patriarca.
Mahlón y Quelión nombres que se pueden traducir como "enfermo" y
"languidez", respectivamente. Y así les aconteció. Ambos murieron cuando
eran adultos jóvenes.
Salomón significa "paz" o" pacífico", fue el primer rey de Israel que gobernó
sin recurrir a la guerra.
Jabes significaba "dolor" no le pronosticaba un buen futuro a Jabes
Pero Jabes seguramente creció escuchando de un Dios de proezas capaz
de cambiar el destino de una nación como Israel que era esclava en Egipto.
Jabes creía y esperaba fervorosamente en ese Dios de comienzos Nuevos
y de milagros. Entonces, ¿por qué no pedir uno? y precisa mente eso hizo.

Principios para una oración que abre los cielos


1. invocó Jabes al Dios de Israel

Invocar: qara, «llamar, clamar, recitar».

«Clamar» a Dios es solicitar su ayuda.

«Llamar» en este caso constituye una oración motivada por una necesidad
reconocida y dirigida a Aquel que está dispuesto y es capaz de responder

Básicamente, qara significa «clamar a viva voz» con el fin de llamar la


atención de la persona con la que se quiere comunicar.
2. ¡Oh, sí me bendijeras en verdad...!
La iniciativa para la bendición proviene de Dios

Barak: bendecir aparece unas 330 veces en la Biblia, comenzando por

GENESIS 1:22 : «Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos

De esta manera se demuestra que toda la creación depende de Dios para su


continua existencia y multiplicación

Proverbios 10:22 La bendición de Jehová es la que enriquece, y no añade


tristeza con ella.

La bendición de Dios enriquece y no hay tristeza después, Dios no se cobra


los favores que nos hace, nos bendice porque Él es bueno, nada más por
eso. Tenemos que empezar orando pidiendo la bendición de Dios sobre
nuestra vida, sobre nuestra alma, sobre nuestro espíritu, nuestra familia,
nuestros hijos, nuestro trabajo, sobre la iglesia; la bendición de Dios en
Colombia. No pensemos que es una oración egoísta, que vaya en contra de
los propósitos de Dios, Él nos quiere bendecir.

3. y ensancharas mi territorio

Rabah: ensanchar (‫רבה‬


ָ , H7235), «multiplicar, ser numeroso, engrandecer».

Básicamente, el vocablo expresa crecimiento numérico, como hecho y como


proceso.

En algunos pasajes designa un proceso que continúa: «El pueblo trae mucho
más de lo necesario para llevar a cabo la obra» (Exo_36:5 RVA );
literalmente, «el pueblo continúa trayendo».

Gebûl: territorio se refiere a los «límites» de un campo o sección de tierra


de alguna persona.

Siempre necesitamos crecer más, mantenernos en movimiento, que Dios


cada vez haga cosas más grandes en nuestra vida, que cada vez nos use
más; no conformarnos con lo que somos hoy,

Necesitamos tener hambre de lograr cosas para Dios, buscar crecer más en
nuestro servicio a Dios, orar que la iglesia crezca más, que la influencia de
la iglesia sea mayor, que los ministerios sigan creciendo.
.
Isaías 54:1 Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y
da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos
de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.

Tenemos que regocijarnos, dice la Palabra que la que era estéril, la que no
daba hijos, hoy está dando hijos más que los de la casada. Tenemos que
estar buscando servir más a Dios, dar un fruto y entonces que ese fruto sea
multiplicado.

Versículos 2-3 Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus


habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y
refuerza tus estacas. 3Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano
izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades
asoladas.

Necesitamos pensar en grande, orar en grande; necesitamos tener grandes


visiones y pedirle a Dios que ensanche nuestro territorio de trabajo, si hoy
estoy desempeñando ciertas funciones, que haga más; y por supuesto, que
mi paga sea más. Que la bendición de Dios se muestre más en mi vida, que
si hoy estoy sirviendo en un ministerio, Dios me de más oportunidades para
servirle, debemos tener un pensamiento grande, no pequeño.

4. Y si tu mano estuviera conmigo.


Ya que Dios ha ensanchado nuestro territorio, ahora necesitamos que la
mano de Dios esté con nosotros para prosperarnos, no lo vamos a poder
hacer solos, necesitamos el Espíritu Santo sobre nosotros.

Hechos 1:4-5 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén,


sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de
mí. 5Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis
bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.

Necesitaban el Espíritu Santo, todos los días tenemos que orar: Señor, que
tu Espíritu este sobre mí, que Tú vayas a donde yo voy, que prosperes todo
lo que hago, que vayas siempre adelante de mí; necesitamos estarle
pidiendo a Dios su presencia en nuestras vidas.

Salmo 37:5-6 Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él


hará. 6Exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía.

Tienes que encomendar a Dios tu camino, tienes que pedir la presencia de


Dios en cada momento de tu vida, en todo lo que vas hacer, que Dios esté
contigo; que te llene, necesitamos pedir la llenura del Espíritu Santo, que la
mano de Dios esté con nosotros para que Él nos prospere.
5. Y si tu me libraras de mal, para que no me dañe.

Necesitamos orar que Dios nos libre de todo mal.

2 Pedro 2:9 Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los
injustos para ser castigados en el día del juicio.

Dios quiere librarnos de la tentación, que de las trampas que el diablo está
poniendo para que tropecemos y caigamos, Dios nos libre; que nos mande
por otro camino y no tengamos que pasar por ahí. Que nos libre de toda
tentación, de toda maldición que el diablo está mandando en contra nuestra.

Salmo 91:3-9
3 Sólo él puede librarnos de los peligros ocultos y de enfermedades mortales;
4 sólo bajo su protección podemos vivir tranquilos, pues nunca deja de
cuidarnos. 5 Ni de día ni de noche tendremos que preocuparnos de estar en
peligro de muerte. 6 Ni en las sombras de la noche, ni a plena luz del día,
nos caerá desgracia alguna. 7 Tal vez a nuestra izquierda veamos caer miles
de muertos; tal vez a nuestra derecha veamos caer diez mil más, pero a
nosotros nada nos pasará. 8 Con nuestros propios ojos veremos cómo los
malvados reciben su merecido. 9 El Dios altísimo es nuestro refugio y
protección.

Y le otorgó Dios lo que pidió.