You are on page 1of 1

OFICINA DE LAS CELEBRACIONES LITÚRGICAS

DEL PAPA

ENTREVISTA A MONS. Guido Marini

Gianni Cardinale
27 de Noviembre 2010

¿Cuál es el significado de Adviento?

El Adviento es el tiempo de espera. De esperar que se refiere a una venida, la del Señor
Jesús, el Hijo de Dios, el único Salvador del mundo. El pueblo cristiano, en esta importante
estación del año litúrgico, vive su fe que renueva la conciencia gozosa de una triple venida del
Señor, de lo que también hablan los Padres de la Iglesia.

Una primera venida, que hacen grata memoria, es la del Hijo de Dios en la historia humana,
en el momento de la Encarnación. Una segunda venida es la que tiene lugar en la vida de hoy
en día, y que es incesante. Se toma forma en una variedad de maneras, a partir de la
Eucaristía, la presencia real del Señor en medio de ella, para continuar con los sacramentos,
la palabra de la Sagrada Escritura, los hermanos, especialmente los pequeños y necesitados.
Una tercera venida, que esperar en la esperanza, es la que se realizará al final de los tiempos,
cuando el Señor regrese en gloria, y todo será recapitulado en él.

Por lo tanto, en ésta temporada la comunidad cristiana está llamada a renovar la conciencia
de que su vida está toda contenida en el misterio de Cristo, Aquel que era, que es y que ha de
venir. También por esta razón, Adviento es un tiempo notablemente "Mariano". Es la
Santisima Virgen la que de una manera única e irrepetible vivió la espera del Hijo de Dios, es
la que de una manera única es toda contenida en el misterio de Cristo.

¿Como uno de los fieles y las comunidades cristianas pueden ayudarnos a vivir mejor este
importante momento del tiempo litúrgico de la Iglesia?

Al entrar esta vez con la actitud interna de los que se preparan para vivir un período de
conversión y de renovación, orientando firmemente sus vidas al Señor Jesús.

La Iglesia, con el año litúrgico, nos ofrece la gracia de vivir momentos periódicamente
espiritualmente fuertes, ocasiones propicias para recuperar el impulso del camino hacia la
santidad. Advenimiento de un impulso de este tipo tiene un tono tan particular, que es el de la
alegría. La alegría ante la idea de que el Señor ya ha mostrado en su cara y el amor
misericordioso inimaginable. La alegría ante la idea de que el Señor es nuestro hoy
contemporáneo y cercano , en el presente de nuestra existencia, en la vida diaria simple de
nuestros días. La alegría ante la idea de que el futuro está envuelto en la oscuridad, pero brilla
con la luz del cielo de Dios en Cristo.

Todo esto se convierte en experiencia de vida también en virtud de una conversión personal y
comunitaria, hecha de una oración más intensa y prolongada, de alguna forma de la
penitencia y el desprendimiento de la mentalidad de este siglo, una más generosa caridad y
auténticamente cristiana.

¿Cuáles son las características de las celebraciones durante este tiempo?

La liturgia, a través de ritos y oraciones, se deriva la participación activa del misterio


celebrado. Por lo tanto, en las celebraciones de Adviento, Adviento tiene que transmitir el
sentido típico de la expectativa. Debe hacerlo con su oración, con su canto, con su silencio,
con sus colores y sus luces. En total debe tomar en consideración el misterio de la venida del
Señor, que es el principio y el final de la historia; todo lo que tiene que convertirse de alguna
manera tangible la verdadera alegría de la fe sobriamente ; en todos debe brillar nuestro
compromiso con el cambio en el corazón y la mente para pertenecer a Dios....