You are on page 1of 2

AGROTECONOLOGIA

RIEGOS
Generalidades
El agua es uno de los factores importantes a considerar en la productividad
de los cultivos; existen agricultores que supeditan la
planificación de sus cultivos a los periodos de lluvia, sin embargo,
esta planificación no siempre da resultado esperado por que el
tiempo es muy cambiante. En ocasiones se producen situaciones
de extrema sequía que ponen en riesgo la inversión del agricultor.
Si el agricultor no quiere supeditarse a los caprichos de la naturaleza,
tiene que tomar la decisión de realizar una infraestructura
para regadío, para lo cual tendrá que analizar si la productividad
del cultivo justifica la inversión que demanda lo técnica de riego.
Importancia
El agua es vital para los seres vivos y vegetales puesto que constituye entre el 80% a 90%
del tejido de los vegetales, es el
solvente de los elementos nutritivos y el vehículo para el ingreso a la planta.
Clases de agua en el suelo
El agua de lluvia o de riego puede estar en las situaciones siguientes:
Agua gravitacional: es el agua que drena por gravedad a través del suelo y que está
fácilmente disponible para las plantas y
otros organismos del suelo; fluye bajo la superficie hacia estanques, lagos y ríos o se
infiltra a través de los diques

Agua higroscópica: es la fracción del agua absorbida directamente de la


humedad del aire. Esta se dispone sobre las partículas del terreno en una
capa de 15 a 20 moléculas de espesor y se adhiere a la partícula por adhesión
superficial. El poder de succión de las raíces no tiene la fuerza suficiente
para extraer esta película de agua del terreno. En otras palabras,
esta porción del agua en el suelo no es utilizable por las plantas.
Agua capilar: es el agua que se mantiene en el suelo por encima del nivel
freático debido a la capilaridad. Corresponde al agua del suelo por encima
de la humedad higroscópica y por debajo de la capacidad de campo, la cual
es retenida por las fuerzas capilares entre las partículas de suelo.
Capacidad de campo
Tras estar un suelo saturado, el agua tiende a moverse por gravedad hacia el subsuelo,
hasta llegar a un punto en que el
drenaje es tan pequeño que el contenido de agua del suelo se estabiliza. Cuando se
alcanza este punto se dice que el suelo
está a la capacidad de campo (CC).
Agua útil: el agua retenida por el suelo se va perdiendo por evaporación y por la
transpiración de los vegetales; el agua útil,
como su nombre lo indica, es la que es utilizada por las plantas y se define por la
diferencia de volumen de agua entre la
capacidad de campo y punto de marchites.
Punto de marchites: buena parte del agua retenida a la capacidad de campo puede ser
utilizada por las plantas, pero a
medida que el agua disminuye se llega a un punto en que la planta no puede absorberla.
En este estado se dice que el suelo
está en el punto de marchitez.
Sistemas de riego
Los sistemas de riego más utilizados son: riego por inundación, riego por aspersión y el
riego localizado.
Riego por inundación: consiste en inundar parte del suelo que se quiere regar
conduciendo el agua por medio de surcos;
este sistema da lugar a grandes pérdidas de agua y resulta difícil controlar el caudal y por
lo tanto en humedad, a la vez que
puede erosionar el suelo en aquellas zonas que presentan una pendiente pronunciada.
Como ventaja se menciona su menor
costo en relación a otros sistemas.
Riego por aspersión: consiste en aplicar el agua en forma de lluvia sobre las plantas, a
través de un sistema de aspersores
conectado a una tubería y a una motobomba. Las ventajas de este sistema son:
No se necesita nivelar el suelo.
Se reduce el riesgo de erosión.
Se economiza agua.
Se suministra agua rica en oxígeno.
Se puede aplicar fertilizantes y pesticidas simultáneamente.
Riego localizado: sistema que permiten a las plantas recibir en zonas determinadas de
sus raíces el agua necesaria para su
desarrollo, las ventajas del riego localizado son las siguientes:
Ahorro de agua (hasta un 50%) y regulación de la distribución de agua.
Mejor aprovechamiento de los suelos pobres, debido a que el agua es llevada
directamente a la raíz por lo que no importa
si el suelo tiene poca capacidad de retención de agua.
Se puede aplicar fertilizantes y pesticidas de forma simultánea.
Automatización y programación de los riegos.