You are on page 1of 3

LA HISTORIA ME ABSOLVERÁ

ED: Instituto Cubano del libro, La Habana , 1973. Editorial de Ciencias Sociales.

En este libro se recupera la autodefensa efectuada por Fidel Castro ante un jurado de primera
instancia luego de los eventos del 26 de Julio en el asalto al cuartel de Moncada, evento fallido
que devino en una respuesta por parte de las fuerzas armadas de Fulgencio Batista. Castro fue uno
de los prisioneros que se encarceló por más de 70 días, impidiéndosele un procedimiento judicial
acorde a derecho.

p. 57 a 61: ¿Qué es el pueblo para Fidel? “Dije que las segundas razones en que se basaba
nuestra posibilidad de éxito eran de orden social. ¿Por qué teníamos la seguridad de contar con el
pueblo? Cuando hablamos de pueblo no entendemos por tal a los sectores acomodados y
conservadores de la nación, a los que viene bien cualquier régimen de opresión, cualquier
dictadura, cualquier despotismo, postrándose ante el amo de turno hasta romperse la frente
contra el suelo. Entendemos por pueblo, cuando hablamos de lucha, la gran masa irredenta, a la
que todos ofrecen y a la que todos engañan y tracionan, la que anhela una patria mejor y más
digna y mas justa; la que está movida por ansias ancestrales de justicia por haber padecido la
injusticia y la burla generación tras generación, la que ansía grandes y sabias transformaciones en
todos los órdenes y está dispuesta a dar para lograrlo, cuando crea en algo o en alguien, sobre
todo cuando crea suficientemente en sí misma, hasta la última gota de sangre. La primera
condición de la sinceridad y de la buena fe en un propósito. Es hacer precisamente lo que nadie
hace, es decir. Hablar con entera claridad y sin miedo. Los demagogos y los políticos de profesión
quieren obrar el milagro de estar bien en todo y con todos, engañando necesariamente a todos en
todo. Los revolucionarios han de proclamar sus ideas valientemente. Definir sus principios y
expresar sus intenciones para que nadie se engañe, ni amigos ni enemigos”.
Luego de esto, Fidel empieza a deshilachar a lo que considera los seiscientos mil sujetos que
conforman el pueblo cubano. Emigrantes en busca de sustento, obreros del campo sin tierra
propia, obreros industriales y braceros, agricultores pequeños, maestros, pequeños comerciantes,
profesionales jóvenes.
p. 63 – 65: LEYES DE LA REVOLUCIÓN – MONCADA
Primera ley: “… devolvía al pueblo al soberanía y proclamaba la Constitución de 1940 como la
verdadera ley suprema del Estado, en tanto el pueblo decidiese modificarla o cambiarla, y a los
efectos de su pmplantación y castigo ejemplar a todos los que la habían traicionado, no existiendo
órganos de elección popular para llevarlo a cabo, el movimiento revolucionario, como encarnación
momentánea de esa soberanía, única fuente de poder legítimo, asumía todas las facultaes que le
son inherentes a ella, excepto la de modificar la propia Constitución: facultad de legislar, facultad
de ejecutar y facultad de juzgar ” .
Segunda ley: “… concedía la propiedad inembargable e intransferible de la tierra a todos los
colonos, subcolonos, arrendatarios, aparceros y precaristas que ocupasen parcelas de cinco o
menos caballerías de tierra, indemnizando el Estado a sus anteriores propietarios a base de la
renta que devengarían por dichas parcelas en un promedio de diez años.”
Tercera ley: “… otorgaba a los obreros y empleados el derecho de participar del treinta por
ciento de las utilidades en todas las grandes empresas industriales, mercantiles y mineras,
incluyendo centrales azucareros. Se exceptuaban las empresas meramente agrícolas en
consideración a otras leyes de orden agrario que debían implantarse”.
Cuarta ley: “…concedía a todos los colonos el derecho a participar del cincuenta y cinco por
ciento del rendimiento de la caña y cuota mínima de cuarenta mil arrobas a todos los pequeños
colonos que llevasen tres años o más de establecidos.”
Quinta ley: ”… ordenaba la confiscación de todos los bienes a todos los malversadores de todos
los gobiernos y a sus causahabientes y herederos en cuanto a bienes percibidos por testamento o
abintestato de procedencia mal habida, mediante tribunales especiales con facultades plenas de
acceso a todas las fuentes de investigación, de intervenir a tales efectos las compañías anónimas
inscriptas en el país o que operen en él donde puedan ocultarse bienes malversados y de solicitar
de los gobiernos extranjeros extradición de personas y embargo de bienes. La mitad de los bienes
recobrados pasarían a engrosar las cajas de los retiros obreros y la otra mitad a los hospitales,
asilos y casas de beneficencia”.
p. 67: (…) LOS PUEBLOS CUANDO ALCANZAN LAS CONQUISTAS QUE HAN ESTADO ANHELANDO
DURANTE VARIAS GENERACIONES, NO HAY FUERZA EN EL MUNDO CAPAZ DE ARREBATÁRSELAS.
p. 77: acá Fidel habla sobre la necesidad de la inmediatez en la resolución de algunos
problemas económicos que suelen aletargarse en mesas de discusión entre teóricos. “…en el
mundo actual ningún problema social se resuelve por generación espontánea.”
p. 83: acá Fidel cita a Martí: “El verdadero hombre no mira de qué lado se vive mejor, sino de
qué lado está el deber; y ése es el único hombre práctico cuyo sueño de hoy será la ley de mañana,
porque el que haya puesto los ojos en las entrañas universales y visto hervir los pueblos,
llameantes y ensangrentados, en la artesa de los siglos, sabe que el porvenir, sin una sola
excepción, está del lado del deber.”
p. 85: nombra a varios colaboradores del pueblo cubano, lejanos a la alta política. Elpidio Sosa,
Fernando Chenard, Pedro Marrero, Oscar Alcalde, Jesús Montané.
p. 115: cita a un “libertador de América del Sur” (San Martín?): “… ni la más estricta obediencia
militar puede cambiar la espada del soldado en cuchilla de verdugo.”
p. 133: cita a José Ingenieros : “En el lenguaje vulgar, como dijo José Ingenieros, suele darse el
nombre de revolución a los pequeños desórdenes que un grupo de insatisfechos promueve para
quitar a los hartos sus prebendas políticas o sus ventajas económicas, resolviéndose generalmente
en cambios de unos hombres por otros, en un reparto nuevo de empleos y beneficios. Ése no es el
criterio del filósofo de la historia, no puede ser el del hombre de estudio.”
p. 137: Fidel comenta acerca del secuestro y posterior golpiza que los gendarmes le efectuaron
al periodista Mario Kuchilán, entre otros crímenes de la dictadura. Lo curioso es que hay poco en
la red acerca del periodista, por lo que es menester recabar un poco más de información para esta
ficha.
p. 151-153: “Los pensadores de la antigua India ampararon la resistencia activa frente a las
arbitrariedades de la autoridad. Justificaron la revolución y llevaron muchas veces sus teorías a la
práctica. Uno de sus guías espirituales decía que “una opinión sostenida por muchos es más fuerte
que el mismo rey. La soga tejida por muchas fibras es suficiente para arrastrar a un léon”.”
NOTAS:
A continuación, hechos y personajes a ser investigados un poco más:
1) Jorge Pagliery
2) La Constitución del 40 en Cuba
3) El asalto al cuartel de Moncada
4) Baudillo Castellanos
5) José Martí
6) Abel Santamaría
7) Gerardo Machado (wilico)
8) Los wambises
9) Miró Argentes
10) Weyles, el machadato
11) Centenario del Apóstol
12) Los hechos y masacres de Santiago de Cuba en los años 30’