You are on page 1of 4

“LOS LÍMITES DEL PROGRESO HUMANO” - G.

SIMONDON (1959)

Reconceptualización de la noción de progreso / Progreso humano vs progreso específico /


“Historización cultural”→3 distintos dominios de concretización objetiva que se imbrican y suceden
(Lenguaje-Religión-Técnica) dan lugar a distintas fases sucesivas / El progreso: causalidad recíproca
Hombre-Concretizaciones objetivas / El problema del excentramiento del hombre y automatización de
las concretizaciones objetivas. / La especificidad de la técnica como ciclo de concretización objetiva en
actual progreso / Riesgos y ciertos modos de orientarse en la fase técnica / Peligro de alienación y
posibilidad de no descentramiento del “progreso técnico” / El pensamiento filosófico como “forma
consciente de la resonancia interna del conjunto formado por el hombre y la concretización objetiva” y
como orientación para que el progreso técnico devenga progreso humano. / El pensamiento aparece
como el principal depositario del potencial evolutivo de la especie. /

INTRODUCCIÓN DEL TEMA DEL PROGRESO HUMANO. EL ENFOQUE DE SIMONDON


- El texto como respuesta a un artículo de Ruyer donde los límites del progreso humano pasan por el
progreso técnico. No por el lado del arte vital. / Estabilización del progreso técnico en cierto nivel luego
de “explosión acelerada” (curva sigmoidea).
- Problema del progreso humano: considerar lo que el hombre produce (técnica, lenguaje, religión) y lo
que el hombre es. (Pensarlo como sistema: actividad / existencia)
- Considerar solo lo que produce no permite la estimación del progreso humano ni prever ley de
desarrollo en función del tiempo. La atención solo estaría dirigida a una única concretización objetiva
de la actividad humana-> no hay criterio para elegir un sistema de concretización particular como el
único signo del progreso humano.
Posibilidades:
- Identificar el progreso humano con el progreso del lenguaje (humanismo clásico).
- Identificar el progreso humano con el progreso de las técnicas.
- AMBAS SON IDENTIFICACIONES REDUCTORAS-> se puede encontrar un aspecto temporal
limitado del progreso humano. Prever, por analogía, progreso técnico como curva sigmoidea (como el
progreso del lenguaje). [Esto es lo que hace Ruyer]
- El progreso humano consiste en que el hombre, luego de haber impulsado hasta la saturación las
posibilidades del lenguaje, se dirige hacia las técnicas y entra en un nuevo campo de desarrollo.

FASES HISTÓRICO-CULTURALES > Dominios de desarrollo


- No reducir dominios de progreso a solo dos. Las civilizaciones clásicas manifestaron la saturación del
desarrollo del lenguaje. Civilización medieval la del desarrollo religioso.
- El Renacimiento fue una fase intensa y corta. Progreso del lenguaje e introducción fase de progreso
técnico.
- La Reforma manifiesta la introducción del poder de progreso del lenguaje, inspirado en el clasicismo
antiguo, dentro del devenir religioso.
- Al final del mundo antiguo, se podía ver cómo las nuevas fuerzas del progreso (éticas y religiosas) se
aplicaban a promover el contenido más elaborado de la fase de desarrollo del lenguaje (bajo forma de
filosofías ético-religiosas: estoicismo, escuelas gnósticas).
- Existe una serie sucesiva de campos de desarrollo de las concretizaciones objetivas -lenguaje,
religión, técnica-, sino que también existen entre estos campos imbricaciones durables, que
manifiestan una búsqueda de universalidad.

CICLOS DE PROGRESO AUTOLIMITADO / PROGRESO HUMANO (VS Reduccionismos)


- SUCESIÓN o IMBRICACIÓN de etapas sucesivas no es PROGRESO.
- Si las fases estarían autolimitadas y se ignoraran: humano viviría aventuras sucesivas que
abandonaría. Progreso autónomo de esferas no es progreso humano.
- Lo que hay en común en distintas fases no es el contenido de la concretización sino el
hombre. El hombre como motor y promotor de concretización, y el hombre como ser en quien
resuena la concretización objetiva. El hombre como agente y paciente.
- Entre el hombre y “las concretizaciones objetivas de cada ciclo autolimitado de progreso” hay
causalidad recíproca. En cada ciclo el hombre forma sistema con lo que constituye, ese sistema no
está saturado.
- Hay progreso humano cuando “pasando de un ciclo autolimitado al ciclo siguiente, el hombre
acrecienta la parte de sí mismo que se encuentra comprometida en el sistema que forma con la
concretización objetiva.”
- “Hay progreso si el sistema hombre-religión está dotado de mayor resonancia interna que el sistema
hombre-lenguaje y si el sistema hombre-técnica está dotado de mayor resonancia interna que el
sistema hombre-religión.” (Resonancia interna: “reciprocidad causal en un sistema, que por ello mismo
es concreto.”)

EL ROL DE LA TOMA DE CONCIENCIA FRENTE A LA HIPERTROFIA DE LA AUTOMATIZACIÓN.


LA “EXCENTRACIÓN” EL HOMBRE.
- → “Rol efectivo de la toma de conciencia de un proceso de desarrollo por parte del hombre que forma
parte del sistema en el cual se despliega este proceso.”
- Hay aspectos de automatismos en cada desarrollo. “La hipertrofia del automatismo coincide con
la saturación in-evolutiva de cada uno de los procesos de desarrollo cuando llegan a su fin”.
-“... luego de un marcado impulso de poder de universalidad que manifiesta un alto grado de
resonancia interna del sistema formado por el hombre y su lenguaje y el hombre y su religión, aparece
un cierre, una saturación progresiva del sistema autónomo de la concretización objetiva que reduce
otro tanto la resonancia interna del sistema, inicialmente más vasto, formado por el hombre y la
concretización objetiva; el verdadero centro de sistematización se desplaza; en el origen, está
entre el hombre y la concretización objetiva; poco a poco, es la concretización objetiva la que
es sólo ella un sistema; el hombre se excentra, la concretización se mecaniza y se automatiza;
el lenguaje se convierte en gramática y la religión en teología.” P. 264-265

EL DOMINIO DE LA TÉCNICA: la esfera más universalizable. Resonancias de dimensión más


primitiva humana que el lenguaje y la religión.
- “¿La técnica se convertirá en industria como el lenguaje se convirtió en gramática y la religión en
teología?”. No hay necesidad de eso. No confundir los tres casos. La industria como posible saturación
de la esfera técnica.
- Limitación del lenguaje: en el origen, la parte de realidad humana traducible en lenguaje es débil.
Bajo nivel de reciprocidad. Adecuado para ciudades y democracia griegas. Insuficiente para la
dimensión geográfica de un imperio.
-Humanismo del lenguaje breve. Subsiste en grupos humanos restringidos, sin poder de expansión
constructiva.
-Religión: apta para la dimensión geográfica imperial y multiclasista. Retroceso de la religión por
pérdida de poder en universalidad geográfica y por repliegue en grupos humanos limitados.
- ”Si la técnica, convertida en industria, se refugia defensivamente en una nueva feudalidad de
técnicos, investigadores y administradores, evolucionará, como el lenguaje y la religión , hacia
un cierre, centrándose alrededor de ella misma, en lugar de continuar formando con el hombre
un conjunto en devenir”. P. 265
- Pretensión de universalidad. En Religión más justificada que en el Lenguaje (poder de progresión
continua a través de la diversidad: mayor expansión). “La religión concierne al hombre en una realidad
más primitiva, menos localizada, más natural, que aquella a la que se dirige el lenguaje.” Religión:
menos civilizada, más cercana a las bases, menos limitada a la ciudad.
- “La técnica es aún más primitiva que la religión, y reúne la elaboración y la satisfacción de las
necesidades biológicas mismas; puede intervenir como el lazo que forma conjunto entre
hombres de grupos diferentes, o entre los hombres y el mundo, en circunstancias mucho
menos limitadas que las que autorizan el pleno uso del lenguaje o la comunicación religiosa
plena.” P. 266
- Descenso por niveles hacia lo primitivo y la materialidad: condición de universalidad.
- “Solo la técnica es absolutamente universalizable, porque lo que resuena en ella del hombre es tan
primitivo, tan cercano de las condiciones de la vida, que todo hombre la posee en sí. También existe al
menos una chance para que los gérmenes de descentramiento del hombre, y por lo tanto de alienación
de las concretizaciones objetivas que produce, sean menos fuertes en la técnica que en el lenguaje y
la religión.” P.266

ESTADO DE LA FASE TÉCNICA: Evitar el descentramiento del hombre y el desarrollo


sigmoideo.
- “Sin embargo, la resonancia interna del sistema del conjunto hombre-mundo no estará
garantizada mientras el hombre no sea conocido por medio de la técnica, para devenir
homogéneo respecto del objeto técnico. El umbral de no descentramiento, o sea de no alienación,
sólo será franqueado si el hombre interviene en la actividad técnica en su doble título de operador y
objeto de operación.” P. 266
- En el estado actual el hombre actúa como operador y consumidor (después de producido el objeto
técnico). Raramente el hombre es aquello sobre lo cual trata la operación técnica (casos raros, graves,
peligrosos).
- “La cirugía, la guerra, la acción psicológica no construyen al hombre; no instituyen una reacción
positiva por medio de la tecnicidad. No existe hasta hoy una relación de interioridad sólida entre las
técnicas de acción sobre las cosas y las técnicas de acción sobre el hombre.”
- “La técnica tendría chances de iniciar un proceso de desarrollo no sigmoideo si reemplaza eficaz y
completamente la actividad del lenguaje y la actividad religiosa.”
- No existe una “metrología aplicada al hombre” ni una “energética humana” → “no existe una unidad
de las técnicas dirigidas al hombre y no es posible ninguna relación verdadera y continua entre esas
técnicas y las que están dirigidas a las cosas”.
- Es posible prever que el progreso técnico no conservará siempre el aspecto explosivo. Considerar
con moderación la repercusión de ese progreso en la vida corriente.
- No confundir realizaciones excepcionales en medios especializados de tecnología científica con el
progreso técnico válido para vastos grupos humanos. “El objeto técnico exige cada vez más un
medio técnico para existir”.
- La introducción de una máquina aislada brinda la noción abstracta de un progreso posible. Mientras
que si todo el conjunto es modificado de manera homogénea, se desvanece este aspecto explosivo del
progreso. “La lentitud del progreso real, en el dominio mismo de la concretización objetiva, significa
que el progreso técnico ya está ligado a las condiciones sociales…”
- “Para que el progreso humano pueda ser considerado como progreso humano, hace falta que
implique reciprocidad entre el hombre y las concretizaciones objetivas. Esto significa, primero,
que hace falta que haya homogeneidad entre los diferentes dominios de desarrollo técnico, y
también intercambio de condicionamiento; el progreso adquiere un aspecto explosivo cuando
ya es en el origen un progreso estallado, que se realiza en dominios separados unos de otros;
cuanto más se realice en condición de estallido, menos se tratará de un progreso humano…” P.
268
- Autonomización de ámbitos dentro del domino de concreciones objetivas de la técnica. Búsqueda de
un progreso integral y desarrollo de una causalidad recíproca entre el medio y las objetividades
técnicas. Progreso lento y profundo vs explosión y desarrollo sigmoideo.
- “Este progreso sería entonces mucho más lento en cada punto y mucho más profundo en su
totalidad, y por lo tanto progreso de modo mucho más real. Transformando todas las condiciones de la
vida humana, aumentando el intercambio de causalidad entre lo que el hombre produce y lo que es, el
verdadero progreso técnico podría ser considerado como algo que implica un progreso
humano si tuviera una estructura en red, siendo las mallas de esa red del orden de la realidad
humana; pero entonces no sería únicamente un conjunto de concretizaciones objetivas. Para que el
progreso técnico sea autorregulador, hace falta que sea un progreso de conjunto, lo que
significa que cada dominio de actividad humana que emplea técnicas debe estar en
comunicación representativa y normativa con el resto de los dominios; este progreso será así
de tipo orgánico y formará parte de la evolución específica del hombre”. P. 269

EL PENSAMIENTO FILOSÓFICO COMO DIMENSIÓN ARTICULADORA DEL PROGRESO


HUMANO
- “(...) el progreso humano no se puede identificar con ninguna crisis de progreso según el lenguaje, la
religión o la pura técnica, sino con aquello que, en cada una de esas crisis de progreso, puede
pasar bajo la forma de pensamiento reflexivo a otras crisis de progreso; en efecto, esta
resonancia interna del conjunto formado por la concretización objetiva y el hombre es del orden
del pensamiento, y es extrapolable; únicamente el pensamiento filosófico es común al progreso
del lenguaje, al progreso de la religión y al progreso de la técnica; la reflexividad del
pensamiento es la forma consciente de la resonancia interna del conjunto formado por el
hombre y la concretización objetiva; este pensamiento asegura la continuidad entre las fases
sucesivas de progreso, y es lo único que puede mantener la preocupación de totalidad, y hacer
así que no tenga lugar el descentramiento del hombre, que es paralelo a la alienación de la
concretización objetiva.” P. 269

“En nuestros días, el pensamiento reflexivo debe aplicarse particularmente a guiar la actividad
técnica del hombre en relación con el hombre, porque es en este dominio donde existe el
peligro más grande de alienación, y donde se encuentra la ausencia de estructura que impide
que el progreso técnico ejercido en la concretización objetiva forme parte integrante del
progreso humano formando sistema con el hombre.” P. 269

“La cuestión de los límites del progreso humano no puede ser planteada sin la cuestión de los límites
del pensamiento, porque el pensamiento aparece como el principal depositario del potencial
evolutivo de la especie”. P. 269