You are on page 1of 4

AFINACION

Abre el capó del F-150 y desconecta el cable de alimentación de la parte trasera


de los ocho paquetes de bobina, los paquetes pequeños negros en la parte
superior de cada bujía.

Retira los pernos de todos los paquetes de bobina, utilizando un trinquete y una
llave de tubo, y extráelo desde el motor, dejando al descubierto lo que hay debajo
de cada bujía.

Retira las ocho bujías del motor, con un trinquete, una extensión de 6 pulgadas
(15,2 cm) y un tubo de bujías.

Observa la brecha entre el centro y el electrodo de tierra en la parte inferior de


cada bujía, utilizando una herramienta de medición de brecha de bujía. El espacio
debe ser de 0,052 a 0,056 pulgadas (0,13 a 0,14 cm). No intentes ajustar la
distancia de la bujía, ya que los conectores adecuados para el motor Triton son de
doble platino y no se pueden ajustar. Devuelve los conectores mal-distanciados a
la tienda donde fueron adquiridos y reemplaza con conectores adecuadamente-
distanciados.

Aprieta a mano los ocho nuevos conectores de bujías, utilizando un tubo de bujía y
una extensión de 6 pulgadas (15,2 cm). Aprieta las bujías a 13 pies-libras,
utilizando una llave de torque, una extensión de 6 pulgadas (15,2 cm) y un tubo de
bujías.

Exprime una pequeña cantidad de grasa dieléctrica en la cubierta de goma en la


base de cada uno de los paquetes de bobina y empuja los paquetes sobre las
bujías nuevas. Escucha el sonid

o débil que indica que están completamente insertadas.

Aprieta el tornillo en cada uno de los paquetes de bobina a 89 pulgadas-libras en


el motor de 4,6 litros y 53 pulgadas-libras en el motor de 5,4 litros, con una llave
de torque y el tubo. Conecta el mazo de cables en la parte posterior de los ocho
paquetes de bobina. Cierra el capó de la F-150.

CAMBIO DE BANDAS

La banda de distribución en un automóvil se necesita cambiar por mantenimiento


preventivo y por cumplir con el intervalo recomendado por el fabricante de coches.
Las bandas de distribución están hechas de goma y contienen cordones
reforzados de fibras de vidrio o Kevlar. Estos cordones evitan que el cinturón se
estire o se rompa, lo cual no es nada fácil considerando la tensión que se ejerce
sobre ella. Además de lo anterior existen otros motores que usan cadenas de
acero para el mismo propósito.
Conforme la banda acumula kilómetros, la constante flexión por la que pasa a
través de una polea y la continua exposición al calor provoca que la goma se
endurezca y se quiebre. Pequeñas aberturas empiezan aparecer en la goma, las
cuales no son dañinas siempre y cuando no sean muy profundas o generen la
formación de pedazos de goma haciendo que la banda se afloje. Asimismo la
presión constante, el calor y la flexión después de mucho tiempo también debilitan
las fibras de los cordones reforzados. Eventualmente el punto máximo de
resistencia se alcanza por lo que la banda se rompe.
No existe un estándar general de kilometraje en que una banda de distribución
falle o deba ser cambiada, depende mucho del tipo del vehículo por lo que dar
una lista de cada uno sería interminable. Es por ello que te mencionamos los tres
promedios más comunes que se manejan a modo de evitar que la banda se
rompa. El primer intervalo que se específica para cambiar la banda es de 40,000
km, el segundo puede ser a los 60,000 km y finalmente el tercero a los 96,000
km (este lapso es el que recomiendan los fabricantes automotrices en EUA). Cabe
aclarar que estos datos son generales por lo que te recomendamos ver tu manual
de usuario o consultar con tu mecánico de confianza para saber con exactitud el
que corresponde a tu coche. Actualmente en motores más recientes, los
intervalos se han extendido hasta los 160,000 km y esto es gracias a la calidad
y los materiales mejorados con los que construyen ese tipo de bandas de
distribución.

Por otro lado, ¿Qué pasaría si no cambias la banda de distribución de tu auto?


Quizá no pase nada. Algunas bandas se mantienen trabajando sin problema y
duran lo mismo que la vida de un motor. Otras pueden fallar justo un kilómetro
después del intervalo que te señalamos o inclusive mucho antes. Siendo que
nadie puede predecir el kilometraje exacto en que una banda de distribución
pueda ceder, lo mejor es seguir las recomendaciones del fabricante.
Una falla en la banda de distribución puede causar un severo daño en motores
con árbol de levas a la cabeza. Al momento de romperse puede provocar que las
válvulas golpeen a los pistones destruyendo ambas partes. Siempre
considera que el costo de reemplazar la banda de distribución en el intervalo
recomendado es más barato que el costo de reemplazar o reconstruir el motor.

CAMBIO DE JUNTAS

Educación Eliminación
Desconecte el cable negativo de la batería.

Instalación
Escurrir el aceite del motor y el líquido refrigerante.

Retire el tubo del refrigerante de la culata.

Retire la tapa de la válvula.

Retire la tapa de la distribución, la cadena de distribución, y los cinturones.

Retire el colector de admisión y colector de escape.

Eliminar todo sensor de tapones acoplado a la cabeza del cilindro.

Quite los tornillos de la culata de un cuarto de vuelta a la vez en la secuencia de


proteger los pernos de romper.

Utilice una palanca en las esquinas y el mazo de goma para romper la cabeza
libre del bloque del motor.

Levante la cabeza del motor y manténgalo sobre una superficie blanda.

Retire las juntas de culata, manteniendo una nota de la posición de los sellos.
Limpiar la superficie del bloque del motor con un raspador y el alcohol.

Asegúrese de que la superficie del bloque del motor está limpio.

Instalar las juntas de cabeza en la superficie del bloque del motor.

Asegúrese de que las juntas estén bien apoyados en la superficie y en los


enchufes correctos.

Limpie la superficie de la culata y asegúrese de que la superficie es plana.

Coloque la cabeza del cilindro por encima de los sellos.

Instale los tornillos de culata, apriete y el par.

Vuelva a instalar los tapones del sensor.

Vuelva a instalar los colectores de admisión y escape.

Instale la admisión y escape pernos del colector y tuercas.

Fije y apriete los pernos de admisión y escape del colector y tuercas.

Instale la cadena de distribución, correas y cubierta de la cadena de distribución.

Instalar la cubierta de la válvula y la manguera del refrigerante.

Llene el refrigerante del radiador.

Llene el motor con aceite.

Vuelva a conectar el cable negativo de la batería.

Arranque y haga funcionar el motor en ralentí durante 10 a 20 minutos y


comprobar que no haya fugas en juntas de culata.