You are on page 1of 4

La contaminación atmosférica es la presencia en la atmósfera de sustancias en una cantidad que

implique molestias o riesgo para la salud de las personas y los demás seres vivos.

Aunque puede ocurrir por causas naturales, como las erupciones volcánicas, los incendios
forestales no provocados o la actividad de algunos seres vivos, la mayor parte de la
contaminación actual (la más constante y dañina) se debe a las actividades del ser humano,
sobre todo a los procesos industriales y a la quema de combustibles fósiles.

Principales sustancias contaminantes

Las principales sustancias que el ser humano emite al aire son gases nocivos y partículas sólidas
o líquidas:

Los gases. Los principales son los óxidos de azufre y los de nitrógeno, el amoníaco, el metano, el
CO2, el monóxido de carbono y los CFC (gases persistentes en frigoríficos, aerosoles y aire
acondicionado.

Las partículas. Las más nocivas son los humos y las cenizas generados en los combustibles, los
aerosoles y nieblas que escapan de ciertas industrias químicas, el polvo de minas o el polen de
las plantas…

Las contaminaciones acústica y lumínica:

La presencia en la atmósfera de ruidos muy fuertes o persistentes se denomina contaminación


acústica.También altera a la atmósfera la excesiva luz artificial, sobre todo por la noche; es la
denominada contaminación lumínica.

Los efectos de la contaminación

La contaminación atmosférica tiene efectos perjudiciales sobre algunos aspectos del medio
ambiente. Algunos ejemplos son:

Efectos en el clima. El dióxido de carbono, CO2, no es un contaminante, puesto que forma parte
de la atmósfera y participa en los ciclos naturales. Sin embargo, un aumento rápido de su
concentración, como el que se está produciendo por la quema del carbón y el petróleo,
incrementará el efecto invernadero natural, elevará la temperatura media del planeta, y puede
desencadenar un cambio climático con consecuencias imprevisibles. Es muy importante no
alterar su concentración natural.

Efectos en la biosfera. Algunos gases, como los CFC, reaccionan con el ozono estratosférico y
disminuyen su concentración, lo que permite la llegada a la superficie terrestre de más
radiaciones ultravioleta, muy nocivas para la vida. Además, hay gases contaminantes, como los
óxidos de nitrógeno y los de azufre, que se disuelven en el agua de las nubes y produce ácidos
corrosivos que dañan los ecosistemas cuando llueve (lluvia ácida).

Efectos en la salud de las personas. Algunos gases contaminantes son tóxicos para las personas
y causan la irritación de los ojos y de las vías respiratorias. Las partículas de humo y de polvo
también entran en nuestros pulmones y causan daños, a veces, muy serios.

Efectos en los materiales. Las partículas de humo y ciertos gases contaminantes, solos o
disueltos en el agua de lluvia pueden deteriorar muchos de los materiales con los que fabricamos
objetos y edificios.
Mediante la presente norma apruéban los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) para Aire, que
como Anexo forman parte integrante del presente Decreto Supremo.

Los ECA para Aire son un referente obligatorio para el diseño y aplicación de los instrumentos
de gestión ambiental, a cargo de los titulares de actividades productivas, extractivas y de
servicios.

Los ECA para Aire, como referente obligatorio, son aplicables para aquellos parámetros que
caracterizan las emisiones de las actividades productivas, extractivas y de servicios.

Los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) establecidos por el MINAM, fijan los valores
máximos permitidos de contaminantes en el ambiente. El propósito es garantizar la
conservación de la calidad ambiental mediante el uso de instrumentos de gestión ambiental
sofisticados y de evaluación detallada. Para controlar las emisiones de agentes contaminantes
se han creado los siguientes documentos:

 Reglamento de Estándares Nacionales de Calidad Ambiental del Aire


 Estándares de Calidad Ambiental (ECA) para suelo
 Valor anual de concentración de plomo
 Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Ruido
 Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Radiaciones No Ionizantes
 Estándares Nacionales de Calidad Ambiental para Agua
 Los Límites Máximos Permisibles (LMP) para actividades específicas

Decreto supremo 003-2017-MINAM aprobado el Miércoles, 7 Junio, 2017

Los contaminantes primarios son los que proceden directamente de las fuentes de emisión,
como chimeneas, tubos de escape de los automóviles,… Algunos de los contaminantes primarios
más comunes son el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), los óxidos nitrógeno (NOx)

Los contaminantes secundarios son el resultado de las reacciones químicas entre los diferentes
contaminantes primarios o entre los contaminantes primarios y otros elementos comunes en la
atmósfera. Ejemplos de contaminantes secundarios son el ácido sulfúrico (H2SO4), al ácido
nítrico (HNO3)
Los clorofluorocarbonos (CFC) son una familia de compuestos formados por átomos de carbono
(C), flúor (F) y cloro (Cl).

Estos compuestos no son tóxicos, ni inflamables y tienen una reactividad muy baja. Además
tienen unas propiedades físicas que los hacen muy eficaces como refrigerantes. Por todas estas
características, los CFC son unos compuestos muy útiles comercialmente; con extensas
aplicaciones como refrigerantes, gases propelentes en sprays y en espumas, aislantes, etc., e
incluso como limpiadores por sus propiedades disolventes.

Durante la década de 1980 se liberaron a la atmósfera más de 1 millón de toneladas por año, sin
considerar los efectos adversos que esto podría producir.

Más tarde se observó una relación directa entre las emisiones de CFC a la atmósfera y el tamaño
del agujero de la capa de ozono cada temporada. Esto se debe a la baja reactividad de los CFC,
que permite que lleguen inalterados a la estratosfera. Una vez allí, la radiación UV los fotoliza,
liberando radicales de cloro (Cl·). Estos radicales de cloro intervienen en una serie de reacciones
químicas cuyo resultado es la destrucción de las moléculas de ozono (O3), con la consiguiente
disminución del espesor de la capa de ozono estratosférica. Además, se estima que un sólo
radical de cloro es capaz de destruir unas 50 mil moléculas de ozono.

Afortunadamente, se firmaron acuerdos internacionales como el Protocolo de Montreal (1987),


al que siguieron el de Londres (1990), Copenhague (1992), Viena (1995), Montreal (1997) y Pekin
(1999), con el fin de limitar las emisiones de estos compuestos a la atmósfera.

Toda la producción legal de clorofluorocarbonos finalizó en 1995 en todos los países


industrializados y los países en vías de desarrollo deberán hacer lo mismo durante el presente
año 2010.

EFECTO INVERNADERO

El efecto invernadero es el fenómeno que se produce cuando algunos gases retienen la energía
que emite la tierra luego de haber sido calentada por la radiación solar. La concentración de
estos gases ha aumentado, en especial por las acciones del hombre, logrando que se genere el
famoso calentamiento global.

Causas del efecto invernadero

 Construcciones de fábricas y todo tipo de infraestructuras. Las cuales producen gases


que contaminan el aire al ser soltados a la atmósfera.

 Uso de combustibles fósiles.

 Medios de transporte: buses, vehículos, motocicletas, aviones y otros.

 La deforestación, gracias a que los árboles son los encargados de purificar el aire.

Finalmente, el efecto invernadero se presenta a causa directa de la acción del ser humano, tanto
de las industrias como de cada persona.

Consecuencias
Este ya ha causado graves consecuencias en el planeta, pero a medida que pase el tiempo
provocará efectos peores.

Ente las consecuencias más graves se encuentran:

 Cambios climáticos que desembocan en el deshielo de los polos. Provocando cambios


en el nivel del mar y dando lugar a las inundaciones.

 Las especies marinas se ven afectadas. Las focas, zorros árticos, osos polares y más,
provocando su extinción.
 Aumento de las temperaturas y por ende sequías, contaminación del aire y del
agua. Además, afecta a la flora y la fauna de diferentes ecosistemas.
 Aumento de la radiación solar que provocan afecciones como la cáncer en la piel.
 Incendios forestales
 Tormentas tropicales de mayor fuerza (huracanes y maremotos).