You are on page 1of 15

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL

FACULTAD PILOTO DE ODONTOLOGÍA

ENDODONCIA II

Tema:
Errores y Complicaciones que pueden llevar al fracaso
Endodóntico

Docente:
Dra. Jacqueline Cedeño Delgado

Alumno:
Fernando Andrés Obando Trelles

Semestre:
6

Paralelo:
2

Año
Guayaquil, 29 de Enero del 2018
2do Periodo

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
Universidad de Guayaquil

MISIÓN
Generar, difundir y preservar conocimientos científicos, tecnológicos,
humanísticos y saberes culturales de forma crítica, creativa y para la
innovación social, a través de las funciones de formación,
investigación y vinculación con la sociedad, fortaleciendo profesional
y éticamente el talento de la nación y la promoción del buen vivir, en
el marco de la sustentabilidad, la justicia y la paz.

VISIÓN
Ser una institución de Educación Superior con liderazgo prospectivo
nacional e internacional en el campo de sus dominios científicos,
tecnológicos y humanísticos; comprometidos con la democracia
cognitiva, el diálogo de saberes, el desarrollo sustentable y la
innovación social.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
Facultad Piloto de Odontología

MISIÓN
La Facultad de Odontología de la Universidad de Guayaquil, es la
entidad con alto grado de excelencia académica y formación
interdisciplinaria en salud, que, a través de la docencia,
investigación y su vinculación con la comunidad, se encarga de la
formación integral de profesionales con alta capacidad científica y
humanista para la resolución de los problemas de salud buco dental
y con la coordinación de los programas de salud y para mejorar la
calidad de vida de toda la comunidad.

VISIÓN
La Facultad de Odontología de la Universidad de Guayaquil, será
la Institución líder en el manejo de los conocimientos específicos
del sistema Estomatognático y en relación con el resto del
organismo. A través de la formación de recursos humanos
mediante programas de educación continua, postgrado,
investigación y extensión para la prevención, promoción, protección
de la salud y resolución de los problemas que allí se presenten, con
los valores éticos y con alto compromiso social.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
PERFIL DE EGRESO

 El odontólogo de la Universidad de Guayaquil, posee una formación


científica, tecnológica y humanista, posee competencias para promover la
salud, prevenir, diagnosticar y resolver enfermedades buco maxilofaciales
prevalentes en la población fomentando cultura a través de programas de
vinculación en sus zonas de influencia.
 Practica valores morales y la ética profesional, utiliza pensamiento lógico,
crítico, creativo y propositivo para analizar problemas sociales y toma de
decisiones pertinentes al área estomatognática de manera proactiva,
ejerciendo liderazgo, aplicando normativas legales, de bioseguridad,
medioambientales y de ergonomía en la práctica odontológica.
 Domina el idioma extranjero (inglés técnico) habilidades, destrezas de
materiales y equipos odontológicos utilizando técnicas clínicas quirúrgicas
sobre tejidos duros y blandos de la cavidad bucal restableciendo la función
y estética de los pacientes.
 Conoce y comprende la epidemiología, etiología, diagnóstico diferencial,
patogénesis de las alteraciones del complejo oro _facial, realiza
evaluación diagnóstica, planifica y trata de manera integral a pacientes
requiriendo el consentimiento informado.
 Previene y maneja adecuadamente las emergencias médicas y
odontológicas, así como controla el dolor y ansiedad en pacientes
utilizando fármacos requeridos.
 Identifica adecuadamente las alteraciones periodontales y aplica terapia
requerida, sustituye la morfología a las piezas dentarias afectadas
utilizando materiales de última generación y la funcionalidad
 En el campo laboral: trabajan en forma independiente, mediante consultas
de atención, según la especialidad escogida. También se desempeñan en
empresas, centros de salud, MSP, compañías de seguros, clínicas
odontológicas y servicios públicos de salud. La investigación clínica y
docencia son otras alternativas de acción.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
ÍNDICE
INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................. 6
OBJETIVO GENERAL ....................................................................................................................... 7
OBJETIVOS ESPECÍFICOS ............................................................................................................ 7
ERRORES Y COMPLICACIONES QUE PUEDEN LLEVAR AL FRACASO ENDODÓNTICO .................... 8
 Fracasos debidos con la condición pulpo-periapical previa .............................................. 8
 Fracasos debidos a factores anatómicos del diente. .......................................................... 8
 Fracasos debidos al nivel de calidad del tratamiento de conductos. ................................. 9
a) Errores en la apertura de la cámara pulpar ........................................................................ 9
b) Errores en la preparación del conducto ............................................................................. 9
c) Errores en la obturación de los conductos ......................................................................... 9
OTROS FACTORES ........................................................................................................................ 10
 No hacer historia clínica .................................................................................................. 10
 Malas técnicas de anestesia ............................................................................................. 11
 Uso de prilocaína en la paciente embarazada .................................................................. 11
 Combinar anestésicos ...................................................................................................... 11
 Prescribir antibióticos en casos vitales ............................................................................ 11
 Prescribir antibióticos cuando hay fístula ....................................................................... 11
 No utilizar dique de hule ................................................................................................. 12
 No tomar radiografías durante el tratamiento de conductos ............................................ 12
 No anestesiar casos necróticos ........................................................................................ 12
 Mal diseño en el acceso endodóntico .............................................................................. 12
 Perforación durante el acceso .......................................................................................... 12
 No localizar todos los conductos ..................................................................................... 13
 No hacer acceso radicular ............................................................................................... 13
 Irrigar con solución salina ............................................................................................... 13
 Utilizar formocresol ........................................................................................................ 13
 Mala determinación de la longitud de trabajo ................................................................. 14
 Uso excesivo de instrumentos ......................................................................................... 14
CONCLUSIÓN ............................................................................................................................... 15
BIBLIOGRAFÍA: ............................................................................................................................. 15
BÁSICA ..................................................................................................................................... 15
COMPLEMENTARIA ................................................................................................................. 15

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
INTRODUCCIÓN

El éxito - fracaso final de la terapéutica de conductos puede ser debido a varios factores.
Para su revisión y evaluación clínica del diente tratado endodóncicamente presentamos
una clasificación que permita el diagnóstico, pronóstico y plan de tratamiento.

Las causas de fracaso de las pulpectomías se clasifican en:


l) Fracasos debidos a la condición pulpo - periapical previa.
2) Fracasos debidos a la compleja anatomía del diente y sistema de conductos.
3) Fracasos debidos a la técnica del tratamiento de conductos.

En cuanto a los fracasos debidos a la condición pulpo - periapical previa parece que la
presencia de una lesión periapical influye en cuanto al porcentaje de éxitos del tratamiento
de conductos. En la actualidad, existe una controversia sobre el papel que puede jugar la
presencia de bacterias extrarradiculares en las lesiones periapicales refractarias al
tratamiento de conductos.

La anatomía radicular interna juega un papel decisivo en la capacidad del operador para
eliminar los irritantes del sistema de conductos que permitan la reparación del ligamento
periodontal apical.

Finalmente, el éxito del tratamiento de las pulpectomías es sensible a la técnica empleada


por el operador. La adecuada preparación biomecánica que permita un sellado radicular
tridimensional permanente sigue siendo no obstante el factor determinante del éxito de la
terapéutica de conductos.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
OBJETIVO GENERAL
Conocer:
- Errores y Complicaciones que pueden llevar al fracaso Endodóntico
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
- Identificar la anatomía dental, reconociendo la forma de la cámara pulpar y el
número de conductos radiculares de las diferentes piezas dentales.
- Conocer la importancia del instrumental endodóntico y su uso.
- Conocer la bioseguridad en odontología.
- Identificar el material e instrumental endodóntico para su uso.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
ERRORES Y COMPLICACIONES QUE PUEDEN
LLEVAR AL FRACASO ENDODÓNTICO

Clasificación de las causas de fracaso de los tratamientos de conductos que orienta el


estudio, la evaluación, el diagnóstico, el pronóstico y el plan de tratamiento de la
terapéutica endodóntica. De esta forma, las causas de fracaso de las pulpectomías se
clasifican en tres grupos:

1. Fracasos debidos a la condición pulpo-periapical previa.


2. Fracasos debidos a factores anatómicos del diente.
3. Fracasos debidos al nivel de calidad del tratamiento de conductos.

 Fracasos debidos con la condición pulpo-periapical previa

El éxito-fracaso del tratamiento de conductos está directamente


relacionado con las condiciones previas clínicas pulpares y
periapicales. Así, con respecto a las pulpectomías que se realizan sin
la presencia de imagen periapical radiolúcida, los resultados reflejan
un 96% de éxitos, con independencia de que la vitalidad pulpar sea
positiva o negativa al inicio del tratamiento.

Con respecto a las pulpectomías que se realizan en dientes con


imagen periapical radiolúcida los resultados del estudio reflejan un
86 % de éxitos.

Por ello, existe un renovado interés acerca del papel que los microorganismos, presentes
en la región periapical, pueden jugar en relación al éxito de los tratamientos de
endodoncia. Langeland estudia histológicamente las lesiones periapicales, pero no
desarrolla un cultivo bacteriano debido a la creencia de que estos tejidos periapicales son
estériles. Sin embargo, estudios posteriores revelan la presencia de los gérmenes fuera del
conducto radicular y que, por añadidura, las bacterias anaerobias son capaces de
sobrevivir y mantener el proceso infeccioso periapical.

En cualquier caso, si bien la enfermedad pulpo periapical es una enfermedad directamente


relacionada con la presencia de microorganismos en el sistema pulpar, en la actualidad
no parece bien definido si la presencia de bacterias fuera del conducto es la causa o la
consecuencia del fracaso del tratamiento de conductos.

 Fracasos debidos a factores anatómicos del diente.

La compleja anatomía del sistema de conductos juega un


papel importante y decisivo en cuanto a la capacidad de
eliminar los factores irritantes del tejido periapical. Por ello,
la falta de conocimiento por parte del operador en cuanto al
número y forma de los conductos es un factor determinante en
la causa de fracasos de las pulpectomías.

Se hace necesario el conocimiento exhaustivo, no sólo de aquellas configuraciones


anatómicas habituales del sistema pulpar, sino también de las posibles variaciones. El
FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018
SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
conocimiento de la anatomía pulpar debe ser considerado de forma tridimensional desde
el aspecto coronal hasta el extremo apical. En el concepto actual, durante la preparación
biomecánica, se trata de instrumentar de la mejor manera posible las paredes del conducto
y las zonas de difícil acceso.

 Fracasos debidos al nivel de calidad del tratamiento de conductos.

Este grupo incide sobre aquellas variables en el tratamiento


de conductos que pueden depender tanto del operador, como
de los materiales empleados y de la técnica desarrollada. Las
diferencias en cuanto al operador están basadas en la
selección del caso y en las capacidades de cada operador.

Los materiales empleados y los posibles errores en la técnica del tratamiento de conductos
pueden afectar al resultado final.

a) Errores en la apertura de la cámara pulpar

La no localización de todos los conductos radiculares durante la apertura de la cámara


pulpar y la perforación del diente durante las maniobras de apertura son las
complicaciones más frecuentes que inciden en el éxito final del tratamiento de conductos.

b) Errores en la preparación del conducto

Estos factores pueden influir de forma adversa y definitiva en el pronóstico del


tratamiento de endodoncia. El establecimiento de la longitud de trabajo, el transporte
apical, la perforación radicular y la fractura de instrumentos dentro del conducto radicular
son complicaciones que limitan la adecuada preparación y limpieza del conducto
radicular que permita la cicatrización del periodonto apical

c) Errores en la obturación de los conductos

La obturación de los conductos para evitar su reinfección ha recibido desde el estudio de


Washington de Ingle un papel relevante en cuanto al éxito - fracaso de las pulpectomías.
El objetivo de la obturación es crear un sellado hermético en toda la longitud del sistema
de conductos desde su extremo coronal hasta el término apical.

En este sentido y respecto al nivel apical de la obturación, encuentran que este nivel apical
de la obturación tiene una influencia significativa en los tratamientos de dientes con
necrosis pulpar y lesión periapical. El mejor pronóstico, 94% de éxitos, sucede en los
dientes en los que el material de relleno se halla dentro de los 0-2 mm apicales; un 76%
para las sobreobturaciones; y un 68% para las obturaciones más cortas de 2 mm del ápice.

En el mismo trabajo, y con respecto a aquellos dientes que presentan un fracaso del
tratamiento de conductos junto a la presencia de una lesión periapical, el nivel de la
obturación apical del nuevo tratamiento de endodoncia influye en el éxito de la terapéutica
en la siguiente forma: 67% de éxitos cuando el material de obturación apical se encuentra
entre 0-2 mm del ápice; 65% de éxitos cuando el material de obturación apical se
FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018
SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
encuentra corto en más de 2 mm; y un 50% para las situaciones de sobreobturación de
material.

El sellado coronal del conducto adquiere una importante relevancia. Los irritantes de la
cavidad oral pueden filtrar coronalmente la obturación del conducto y producir una
irritación de los tejidos periapicales. Así mismo, la saliva y los irritantes químicos de los
alimentos pueden ser factores determinantes en la calidad del sellado coronal de la
obturación del conducto radicular. Se ha demostrado experimentalmente que el sellado
producido por el cemento radicular y gutapercha puede verse alterado por su constante
exposición a la saliva.

De esta forma, la exposición prolongada a la saliva por pérdida de la restauración, caries


recurrente o márgenes abiertos requieren repetir el tratamiento de endodoncia para retirar
la obturación existente, reinstrumentar el conducto y colocar una nueva obturación
radicular que minimiza la filtración coronas.

En este sentido el comunicado de "fall/winter" de 1995 de la Asociación Americana de


Endodoncia recomienda que "la restauración definitiva que debe seguir al tratamiento de
conductos no puede retrasarse varias semanas para evitar esta microfiltración que
compromete el sellado de la gutapercha. Si, por circunstancias especiales del caso, se
necesita posponer esta restauración definitiva, la recomendación es colocar una
restauración provisional resistente, protectora y que permita la menor filtración coronal".

OTROS FACTORES

 No hacer historia clínica

La historia clínica es un documento de gran valor legal que muchos odontólogos no llevan
a cabo en sus consultorios. Tal historia clínica debe contener datos importantes para el
tratamiento farmacológico de los pacientes. Es importante conocer el estado de salud
general de la persona, por lo que se le debe preguntar si padece:

 Problemas cardiacos, ya que la mayoría de los pacientes que sufre problemas


cardiacos normalmente toma antihipertensivos, que en algunos casos no pueden
ser combinados con más de dos cartuchos de epinefrina, o bien, algunas veces no
deben ser tomados concomitantemente con analgésicos antiinflamatorios no
esteroideos (AINE).

 Problemas gástricos, los cuales pueden impedir la toma de AINE.


 Diabetes, especialmente el tipo I, pues obliga a no usar más de dos cartuchos de
epinefrina por sesión.
 Asma, que contraindica la administración de AINE.
 Embarazo, que implica tomar las precauciones necesarias.

No hacer historia clínica a un paciente que presente algún problema sistémico, puede
complicar potencialmente su estado de salud.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
 Malas técnicas de anestesia

Una anestesia profunda es un factor clave para realizar


un tratamiento endodóntico. Una mala técnica
anestésica hará que el paciente sienta dolor durante el
procedimiento. Es importante recordar que, en la
mandíbula, y debido a lo grueso y compacto de las
corticales, es imprescindible el empleo de técnicas de
bloqueo regional.

 Uso de prilocaína en la paciente embarazada

Mucha gente cree erróneamente (y desafortunadamente


se sigue enseñando en algunas universidades) que el
anestésico de elección en la paciente embarazada es la
prilocaína. Sin embargo, la prilocaína puede activar a la
hormona oxitocina, que genera contracciones uterinas.
En los dos primeros trimestres del embarazo, esto podría
producir un aborto y en el último trimestre, un parto
prematuro. La paciente puede recibir con seguridad dos
cartuchos máximo de mepivacaína o lidocaína, ambas
con o sin epinefrina.

 Combinar anestésicos

Existe el mito de que no se deben combinar anestésicos


en un mismo paciente, ya que se puede provocar un
problema mayor. No obstante, no hay ningún estudio
científico serio que compruebe esto. De hecho, algunos
investigadores han demostrado que la combinación de
anestésicos incrementa su efecto por medio de una
sinergia aditiva.

 Prescribir antibióticos en casos vitales

Es muy triste ver cómo algunos pacientes son


bombardeados con diferentes tipos de antibióticos para
quitarles el dolor producido por una pulpitis. En estos
casos la pulpa únicamente está inflamada, no infectada,
por lo que el uso de antibióticos en tal situación no viene
al caso.

 Prescribir antibióticos cuando hay fístula

Cuando existe necrosis pulpar y hay presencia de fístula o tracto sinuoso, no es necesario
indicar antibióticos, ya que el organismo se está encargando de abrir una vía de escape
para el exudado purulento. El uso excesivo de antibióticos puede llevar a una
sensibilización del paciente, así como a la creación de microorganismos altamente
resistentes a la antibioticoterapia.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
 No utilizar dique de hule

Todo tratamiento endodóntico debe efectuarse bajo


aislamiento absoluto. Si un diente no puede ser aislado,
habrá que preguntarse si realmente es restaurable. El
dique de hule evita la filtración de saliva hacia la cámara
pulpar y los conductos, así como el paso de soluciones
irrigadoras (como hipoclorito de sodio) hacia la cavidad
oral. También impide que algún instrumento pueda caer
inadvertidamente en la boca del paciente y que sea
tragado accidentalmente. Por lo tanto, el dique de hule
ofrece mejor visibilidad para el operador y permite un
trabajo más relajado tanto para el dentista como para el
paciente.

 No tomar radiografías durante el tratamiento de conductos

Tradicionalmente se recomienda la toma de cinco radiografías principales, las cuales son:


preoperatoria, de longitud de trabajo, de conometría, de condensación (penacho) y final.
No tomar una o varias de estas radiografías podría poner en riesgo todo el tratamiento.

 No anestesiar casos necróticos

Algunos odontólogos consideran que no se debe anestesiar cuando se tratan casos


necróticos, ya que creen que, si el nervio está muerto, no debería haber dolor. Sin
embargo, la fibra nerviosa es muy resistente a la destrucción y es lo último en sufrir lisis
dentro del conducto debido a que las fibras nerviosas están rodeadas de un gran número
de fibras colágenas. No anestesiar dientes necróticos puede hacer que el cirujano dentista
se lleve sorpresas desagradables a la hora de llegar al tercio apical, ya que habrá dolor.
Por lo tanto, siempre hay que anestesiar, aun en los casos de necrosis pulpar.

 Mal diseño en el acceso endodóntico

Uno de los puntos clave para la adecuada instrumentación es un buen acceso.


Tradicionalmente se había considerado que el acceso tenía que ser tan pequeño como
fuera posible. Hoy, se dice que el acceso debe ser tan pequeño como sea posible, pero tan
grande como sea necesario. Si se toma en cuenta que la mayoría de los dientes posteriores
que son tratados endodónticamente necesitará una restauración que cubra a las cúspides
(onlay o corona total), no tiene ningún caso escatimar durante la realización del acceso.
Hacer esto provocará errores de procedimiento.

Un mal acceso puede ocasionar que restos de los cuernos pulpares no sean removidos y
que haya pigmentación de la corona después del tratamiento. Además, un acceso
inadecuado generalmente lleva a una mala instrumentación, lo que automáticamente
conduce a una mala obturación.

 Perforación durante el acceso

Si no se toman en cuenta parámetros de referencia se puede perder el eje longitudinal del


diente, lo que generará accesos demasiado grandes, desviados de su posición espacial
FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018
SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
original, o bien, en los casos más preocupantes, perforaciones laterales. Aquellas que se
originan por arriba de la línea cervical no tendrán un mal pronóstico, siempre y cuando
sean selladas adecuadamente. Sin embargo, las que se producen por debajo de la línea
cervical ponen en entredicho el futuro del diente a ser tratado endodónticamente.

 No localizar todos los conductos

Un conducto que no es encontrado no puede ser instrumentado, desinfectado y, por ende,


no puede ser obturado, lo que puede conducir a un fracaso del tratamiento de endodoncia.
Es importante buscar y localizar todos los conductos que puede tener un diente. Se debe
recordar que los primeros molares superiores tendrán cuatro conductos en casi 100% de
los casos (un conducto palatino, un conducto distal y dos conductos en la raíz
mesiobucal); que los incisivos inferiores tienen dos conductos (un vestibular y un lingual)
en casi la mitad de los casos; que los segundos premolares superiores llegan a tener dos
conductos (uno vestibular y uno palatino) en más de 50% de los casos; que en los
segundos molares superiores se pueden ubicar cuatro conductos en tres raíces (como en
los primeros molares superiores), tres conductos en tres raíces, dos conductos en dos
raíces (un vestibular y una palatina) o un conducto en una sola raíz; que los segundos
molares inferiores pueden tener cuatro conductos en dos o tres raíces, tres conductos en
dos raíces, dos conductos en dos raíces, un conducto en una sola raíz o un solo conducto
en forma de C; y que en algunos premolares inferiores y/o superiores puede haber dos y
hasta tres conductos.

 No hacer acceso radicular

Uno de los conceptos modernos de instrumentación de conductos es ensanchar el tercio


coronal y medio de los conductos con fresas Gates- Glidden o con abridores de orificios
de algún sistema rotatorio de níquel-titanio antes de llegar al tercio apical. No hacer este
acceso radicular puede provocar transportaciones del conducto, formación de hombros,
escalones, obliteraciones o tapones apicales, zips apicales e inclusive, en el peor de los
casos, la creación de un nuevo conducto y la perforación de la raíz.

 Irrigar con solución salina

Uno de los pasos más críticos de cualquier tratamiento de endodoncia es la desinfección


del conducto radicular. Para tal efecto, se recomienda el uso de hipoclorito de sodio, que
es un excelente bactericida y tiene efecto proteolítico sobre los restos pulpares vitales o
necróticos. No utilizar hipoclorito de sodio permitirá que restos pulpares inflamados y/o
infectados queden inalterados dentro del sistema de conductos radiculares y puedan
producir un fracaso del tratamiento.

 Utilizar formocresol

Existe la creencia popular de que en casos de emergencia o de falta de tiempo se pueden


realizar pulpotomías para reducir el dolor y colocar formocresol para llevar a la
momificación del tejido pulpar. Sin embargo, se ha comprobado que el formocresol es
mutagénico y carcinogénico, por lo que su uso debe ser descartado de cualquier
tratamiento de conductos. Además, al hipoclorito de sodio le cuesta más trabajo deshacer
al tejido fijado que a aquel que no lo está.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
 Mala determinación de la longitud de trabajo

La única forma de saber exactamente hasta dónde instrumentar es mediante el uso de


localizadores electrónicos de ápices. Con estos dispositivos se puede determinar con gran
exactitud la salida del conducto, que rara vez coincide con el ápice que se aprecia
radiográficamente. Si no se utilizan estos dispositivos se ocasionará que se instrumente
corto o pasado y, consecuentemente, que se obture corto o pasado, lo que puede traer
consigo el fracaso del tratamiento.

 Uso excesivo de instrumentos

Es de suma importancia buscar señales de desgaste en las limas y desecharlas con


frecuencia para minimizar la posibilidad de fractura. En el caso de los instrumentos
rotatorios de níquel-titanio, no se recomienda usarlos más de seis veces. No renovar los
instrumentos puede originar una fractura o la separación del instrumento dentro del
conducto, lo que dificulta la obturación.

 Desobturación excesiva o perforación radicular al hacer espacio para poste

En algunos casos, el diente tratado endodóncicamente deberá ser restaurado mediante el


uso de un poste y una corona. En el momento de desobturar el conducto es importante
respetar siempre los cinco milímetros más apicales; de lo contrario, se puede perder el
sellado apical, ya que en el tercio apical existe una gran cantidad de conductos accesorios.
La falta de conocimiento de la anatomía radicular puede provocar una perforación
radicular.

 Postes para reforzar raíces

Existe la creencia errónea de que los postes refuerzan raíces. Sin embargo, el uso de postes
debilita un poco la raíz, especialmente en el caso de los postes vaciados anchos y muy
profundos. Un poste debe ser una subestructura que permita la unión de la raíz con el
muñón que va a recibir la restauración coronal.

 Dejar gutapercha o cemento sellador en la cavidad de acceso

Si esto sucede, habrá pigmentación del diente después del tratamiento endodóntico. Por
lo tanto, es sumamente importante cortar la gutapercha hasta la entrada de los conductos
y después limpiar los restos de cemento con alcohol.

 Dejar algodón en la cavidad de acceso

Una vez terminada la endodoncia, se deben tener por lo menos tres milímetros de
restauración provisional (provisit, cavit, IRM o ionómero de vidrio). Si se deja un algodón
entre la gutapercha y la obturación provisional, menor será el tiempo que ésta sellará
adecuadamente.

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2
CONCLUSIÓN
Los signos del fracaso del tratamiento caracterizados por la presencia de la lesión
periapical o de sintomatología postratamiento son indicios importantes de la necesidad de
una nueva intervención. Estos aspectos revelan la victoria de los microorganismos ante
las resistencias orgánicas.
El fracaso endodóntico generalmente proviene de factores técnicos (operatorios),
patológicos (alteración presente) o por influencia de factores sistémicos (enfermedades
que dificultan el proceso de reparación del tejido).
 Se debe tener en cuenta los criterios que existen para evaluar el resultado
endodóntico tanto los clínicos, radiográficos e histológicos.
 En cuanto a la pieza dentaria hay varios factores de los cuales depende el
resultado final de la terapia endodóntica como el llegar a un buen diagnóstico
 En cuanto los factores relacionados al paciente, se encuentran los de edad, sexo,
presencia de desórdenes temporomandibulares.

BIBLIOGRAFÍA:
BÁSICA
1. Ingle J. Endodontics. 4 ed. Williams & Wilkins. 1994.
2.* Bender IB, Seitzer S, Soltanoff W: Endodontic success - a reappralsal of criteria.
Part II Oral Surg; 1966 22;780-90. Este artículo define los criterios de éxito del
tratamiento de endodoncia que actualmente siguen vigentes
3.* Langeland K, Block RM, and Grossman Li. A histobacteriologic study of 35
periapical endodontic surgical specimens. J Endodon 1977; 3-8. Este estudio es un estudio
histológico, pero no bacteriológico del contenido de la lesión periapical

COMPLEMENTARIA
Zabalegui B. Fractura de instrumentos: pronóstico y alternativas
de tratamiento endodóncico. Rev Vasca Estom 1996:6:28-33.
http://www.gbsystems.com/papers/endo/seccion5.htm

FERNANDO ANDRÉS OBANDO TRELLES FECHA: 29/01/2018


SEMESTRE: 6
PARALELO: 2