You are on page 1of 5

EVOLUCIÓN DE LAS FINANZAS

ORIGEN
Hace un siglo aproximadamente, las finanzas emergen como una ciencia independiente de
la economía, de la cual heredan su pensamiento y reciben el desafío de resolver el problema
central al que nos enfrentamos cada día: nuestros recursos son limitados y las necesidades
son ilimitadas.
Irving Fischer habla de una nueva disciplina a estudiar, llamada finanzas. El nombre de
finanzas se debe a que antes al dinero se le llamada "finus" y al desprendimiento de la
economía.
En esos tiempos el objetivo de las finanzas era obtener fondos.
JUEVES NEGRO
El 24 de octubre de 1929 (jueves negro) se produjo una quiebra del mercado de valores de
Nueva York, que provocó un prolongado período de deflación. La crisis se trasladó
rápidamente al conjunto de la economía estadounidense, europea y de otras áreas del
mundo. Una de sus consecuencias más inmediatas fue el colapso del sistema de pagos
internacionales.
Todo estaba repleto de quiebras empresariales debido a la crisis que se desató en 1929.
También existía un alto nivel de desempleo y la pobreza era general en todo el mundo. En
esta etapa las finanzas solo se dedican a preservar el interés de los acreedores, dicho de otro
modo, a recuperar los fondos. También consideremos que la segunda guerra mundial juega
un papel muy importante en la economía.
LEY MARSHALL
El Plan Marshall fue un proyecto creado por los Estados Unidos con el único fin de ayudar
a Europa Occidental de forma económica, siendo 13 mil millones de dólares los otorgados
por la nación Americana para reconstruir a los países que quedaron devastados por la
segunda Guerra Mundial.
El objetivo que tuvo los Estados Unidos con la creación de este plan fue poner en óptimas
condiciones aquellas zonas que quedaron devastadas por la guerra y de esta manera
eliminar las barreras en el comercio y modernizar la industria haciendo más próspero el
continente. Con esto se buscaba evitar que el comunismo se adueñara de Europa, ya que
tenía gran influencia en gran parte del continente. Reino unido, Francia y Alemania.
CRISIS DEL PETRÓLEO
El crecimiento de la economía mundial de la etapa anterior se dio fin a causa de de la crisis
del petróleo de 1973 que elevó los costos de producción de forma drástica. La función
principal de las finanzas será optimizar la relación riesgo productividad.
CRISIS ESPAÑOLA
La crisis española se puede resumir en dos líneas: la coincidencia de una crisis financiera
mundial con el desplome de la construcción, motor de la economía del país desde hace más
de una década. Al final del «hipotécate, que el piso valdrá más» se han sumado una
situación crediticia más estricta para que la banca conceda préstamos y la amenaza de la
inflación, alentada por un barril de petróleo que, a pesar de moderarse desde julio, ha
llegado a alcanzar precios estratosféricos.
CONCEPTOS FINANCIEROS
a) FINANZAS: La palabra finanzas en su significado original hace alusión a la
finalización de una transacción económica que involucra la transferencia de
recursos entre dos o más partes. Todas las herramientas, técnicas y análisis que
existen nos ayudan a tomar dos decisiones clave en el mundo financiero: ¿en qué
debemos invertir o gastar? y ¿con qué recursos debemos financiarnos?
Tanto el dinero de un tercero, sea banco o prestamista, tiene un costo medido por
el interés que pagamos; como también el dinero propio tiene un costo, medido
por el nivel de riesgos que asumimos. Es importante que aprendamos a
identificar como nos afectan estas variables para fortalecer nuestra toma de
decisiones.
b) EBITDA: Sus siglas representan, en inglés, las ganancias antes de intereses,
impuestos, depreciación y amortización (Earnings Before Interest, Taxes,
Depreciation, and Amortization), o lo que es lo mismo, representa el beneficio
bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos
financieros. El EBITDA se calcula a partir del resultado final de explotación de
la empresa, sin incorporar los gastos por intereses e impuestos, ni las
disminuciones de valor por amortizaciones o depreciaciones, con el objetivo
último de mostrar el resultado puro de explotación de la empresa. Por este
motivo, los elementos financieros (intereses de la deuda), tributarios (impuestos),
cambios de valor del inmovilizado (depreciaciones) y de recuperación de la
inversión (amortizaciones) deben quedar fuera de este indicador.
c) ACTIVO: total de recursos de que dispone la empresa para llevar a cabo sus
operaciones que signifiquen bienes y derechos de cobro de la empresa. Se
distinguen dos tipos de activo:

Activo corriente: elementos que se espera vender, consumir o realizar a lo largo de un


ejercicio económico, como la cantidad de dinero en caja, las facturas pendientes de cobro,
etc. A su vez se divide en:
Disponible: efectivo metálico, como el dineo depositado en las cajas de la empresa, las
cuentas bancarias a su nombre, etc.
Realizable: bienes capaces de ser convertidos en disponibilidades mediante un proceso
distinto del que constituye el objeto de la empresa. Podrían ser acciones de otras empresas y
derechos de cobro, como facturas por venta de algún producto, efectos comerciales a
cobrar, etc.
Existencias: elementos o bienes que, siendo el objeto-actividad de la empresa, se
necesitan para generar disponibilidades, como productos terminados, mercaderías de
almacén, etc.
Activo no corriente o inmovilizado: elementos que por su uso permanecen en la empresa
a lo largo de varios ejercicios, como mobiliario, construcciones, ordenadores, maquinaria,
herramientas, etc. Se subdivide en:
Material: elementos como locales, mobiliario, medios de transporte, ordenadores, etc.
Intangible: elementos como aplicaciones informáticas, patentes, etc.
d) PASIVO: Elementos patrimoniales que signifiquen obligaciones o deudas de la
empresa. Dentro del pasivo se pueden diferenciar:
Pasivo exigible: son los recursos ajenos a la empresa, o las deudas y las obligaciones con
el exterior; como, por ejemplo, un préstamo concedido por un banco. Se divide en:
Corriente: obligaciones de la empresa a corto plazo (hasta un año).
No corriente: obligaciones de la empresa a largo plazo (más de un año).
Pasivo no exigible o Patrimonio Neto: recursos propios de la empresa, o deudas y
obligaciones internas; como, por ejemplo, el capital aportado por el propietario y los
beneficios no distribuidos. Se subdivide en:
Capital: patrimonio del empresario individual o aportaciones realizadas a la
empresa por los socios que la constituyen (Capital o Capital Social).
Reservas: beneficios de la empresa no distribuidos entre sus propietarios que
constituyen un fondo económico hasta su reparto posterior.
PATRIMONIO=ACTIVO-PASIVO
e) VALORAR: es un proceso en el que se cuantifican los elementos actuales que
constituyen el patrimonio de la empresa, la posición competitiva que ostenta
dentro de su sector y las expectativas futuras de generación de riqueza que sean
susceptibles de ser estimadas. En cualquier caso, un comprador utilizará el
método que demuestre que vale poco y un vendedor usará otro para demostrar
que vale mucho.
f) BURBUJA INMOBILIARIA: Una burbuja inmobiliaria es un incremento
excesivo e injustificado de los bienes inmuebles o bienes raíces, ocasionado
generalmente por la especulación. Al incrementarse la demanda de un bien raíz,
la oferta se incrementará en función de esa demanda que sigue creciendo por lo
atractivo de su rentabilidad. Todo el mundo quiere compran un inmueble con la
esperanza y la convicción que luego lo venderá a mejor precio.
Supongamos que en una ciudad existe una necesidad de 1.000 viviendas. Al
presentarse una burbuja y para atender la sed de inversión especulativa se llega a
construir 1.500 viviendas. Cuando la situación llega a ese punto, todo se revierte y
así como los precios subieron por exceso de demanda en su momento, bajarán por
exceso de oferta.
g) RENTABILIDAD: Es el interés que obtiene el poseedor al aceptar el riesgo que
comporta la cesión temporal del dinero. Cuanto más interés aporta el activo
mayor es su rentabilidad.
h) RIESGO: Está determinado por la solvencia que posee el emisor y las garantías
que puede presentar para el deudor. Es la probabilidad de que el emisor no
cumpla sus compromisos. Cuanto mayor sea el riesgo, mayor será la
rentabilidad.
i) LIQUIDEZ: Capacidad de convertir el activo en dinero sin sufrir pérdidas. El
activo más líquido sería el dinero, a continuación estarían los diferentes tipos de
depósitos, los fondos públicos, las obligaciones y por último los créditos
comerciales.