You are on page 1of 2

Los impuestos

que pagan las madres como esta


forman parte del presupuesto que dispone
el gobierno para poder ofrecer a los
ciudadanos todos los servicios
a los cuales tienen derecho.
Los gobiernos
destinan parte de estos presupuestos
a obras de inversión en capital
fijo. La
inversión pública es el conjunto
de gastos que se realizan hacia los distintos
sectores para mejorar la
prestación de servicios.
Es una actividad económica
donde se renuncia hoy con la idea
de aumentar la producción a futuro.
Un proyecto de inversión pública
debe dividirse en tres etapas principales:
la etapa de pre inversión y
evaluación ex-ante,
la etapa de ejecución de la inversión
y la etapa de evaluación
ex-post.
Estas etapas están compuestas por
un conjunto de sub-etapas.
la primera etapa de
pre inversión y evaluación ex-ante
puede dividirse en dos
sub etapas.
En primer lugar, para que la inversión
pública realmente beneficie a los ciudadanos,
se deben identificar
sus necesidades en un plan de
acción de mediano plazo.
En segundo lugar,
se debe realizar una fase de preparación
donde se elabora la
justificación técnica de la decisión.
Puede ser
que un municipio se enfrente a la necesidad
de mejorar el acceso a las tecnologías
en línea para resolver
múltiples dilemas en temas
como la comunicación y la educación.
Podría invertir
en la creación de una red wifi
para lugares públicos y
entidades de educación primaria y superior.
Una vez
se hayan identificado estas necesidades,
sigue la etapa de la
justificación técnica de la decisión
o pre-inversión.
La justificación técnica cuenta con
dos sub-etapas:
el estudio de prefactibilidad y
el estudio de factibilidad.
Para esta etapa de preparación
es necesario estar bien informados
y saber cuáles metodologías
se utilizan para realizar
proyectos en los distintos sectores
Económicos.
A menudo requiere la capacitación de los funcionarios
locales en sectores específicos
con los ministerios nacionales
u organizaciones especializadas.
En el estudio de prefactibilidad
se evalúa si el proyecto
que se ha propuesto es viable.
¿Existe alguna otra
alternativa cuyos costos económicos
y sociales sean menores
a la larga? ¿tenemos los recursos
necesarios? Una vez se haya
decidido que el proyecto propuesto
es el más viable, se debe hacer
un estudio de factibilidad.
En un estudio de factibilidad
se deben analizar los diversos
aspectos que hay que tener en cuenta
para implementar el proyecto escogido
así como los recursos necesarios
para cada uno de estos aspectos.
Detalla la implementación
del plan y el uso de los recursos
de una forma más detallada.
La segunda etapa principal del ciclo de inversión
pública es la etapa de
ejecución de la inversión.
Durante esta fase
se debe ir evaluando la implementación
fiscal y financiera del proyecto.
Finalmente,
una vez terminado el proyecto,
se deben medir los resultados
y hasta qué nivel se ha cumplido
con los objetivos.
Con esto se da por terminado
el ciclo de la inversión pública.