You are on page 1of 1

Para ilustrar la diferencia, imagina que estamos tratando de desarrollar un nuevo índice para medir el grado de

dolor de cabeza. Encontramos que los pacientes obtienen el mismo puntaje cuando se prueban en dos
ocasiones diferentes, que los diferentes entrevistadores obtienen resultados similares al evaluar al mismo
paciente, y así sucesivamente; en otras palabras, el índice es confiable. Sin embargo, todavía no tenemos
pruebas de que las diferencias en el puntaje total reflejen el grado de dolor de cabeza: la escala puede medir el
dolor de otras fuentes; o pueden ser factores de tapping completamente ajenos al dolor, como la depresión o la
tendencia a quejarse de dolencias corporales. En este capítulo, examinaremos cómo determinar si podemos
sacar conclusiones válidas de la escala.
Después de todo, los campos de la salud están repletos de medidas que nunca han sido 'validadas' a través de
un laborioso proceso de prueba

Las medidas no son confiables porque no están hechas en un laboratorio.


Hay dos respuestas a esta pregunta: la naturaleza de lo que se mide y la relación de esa variable con su
supuesta causa

El colesterol o la altura pueden ser medidos directamente o con instrumentos corectos, el


resultado de la altura del mercurio no se obtendrá un resultado que no está relacionado con el
mismo.

Según Steinner (2005) son variables no observables “calidad de vida” son medidas que dependen
de sus definiciones, puden variar de una persona a otra y la manera en la que se midan.
Por ejemplo, algunos teóricos sostienen que el "apoyo social" puede evaluarse contando el número de
personas con las que una persona tiene contacto durante un período de tiempo determinado. Otras teorías
afirman que las percepciones de la persona sobre quién está disponible en momentos de necesidad son más
importantes; mientras que otra escuela de pensamiento es que la reciprocidad de la relación de ayuda es
crucial. Dado que el apoyo social no es algo que pueda observarse y medirse directamente, se han
desarrollado varios cuestionarios para evaluarlo, cada uno reflejando una teoría subyacente diferente. De más
está decir que cada instrumento arroja un resultado algo diferente, planteando la pregunta de cuál, si alguno,
da.