You are on page 1of 11

Acompañamiento Espiritual

Dinámica de puesta en marcha (40 min.)

Trae a tu memoria un hecho, evento o situación de tu vida que te haya marcado de manera significativa. Tuviste una persona con quién compartir la experiencia. ¿quién era? ¿en qué te ayudó? ¿cómo pasó Dios en ese momento por tu vida?

* Trabajo personal (20 min.) * Compartir en tríos (15 min.) * ¿Qué es para ti el acompañamiento espiritual?

Iluminación (10 min.) * ¿Qué es para ti el acompañamiento espiritual?

El acompañamiento espiritual es una ayuda personal de una persona a otra, que utiliza conversaciones frecuentes sobre todos los temas de la vida, y usa múltiples recursos en la entrevista, para facilitar su diálogo íntimo con Dios, su fidelidad al itinerario que El le propone recorrer y su respuesta cotidiana a la voluntad divina, conocida mediante el discernimiento espiritual y siempre partiendo del conocimiento y aceptación de sí mismo en cuanto realidad antropológica compleja.

o

diálogo íntimo con Dios: encuentro con Dios

o

el discernimiento espiritual

o

partiendo del conocimiento y aceptación de sí mismo -tema trabajado en el día de ayer-

o

todos los temas de la vida

* Diálogo íntimo con Dios: encuentro con Dios

Para hablar de acompañamiento espiritual tenemos que partir de que la persona que busca ser acompañada tiene experiencia de Dios, busca a Dios en su vida, quiere vivir según su voluntad, quiere encontrar a Dios en todas las cosas, amarle y servirle, quiere encontrar a Dios como su fundamento y dador de sentido a su vida. Es decir, la persona que busca el acompañamiento espiritual es un buscador de Dios, porque se sabe además buscado por Dios. Se dice que Dios es el

eterno buscador del hombre.

Ficha 2 Diálogo íntimo con Dios

  • - Busca un lugar tranquilo, silencioso, cómodo y quédate ahí contigo y con Dios. Haz silencio

dentro de ti, serena tu respiración, imagina el aire que inspiras como toda la fuerza y el amor de Dios que entra dentro de ti, y el que espiras como todo aquello que quieres que salga de ti, que te

impide abrirte a tu Creador y Señor. Siéntete envuelto por la presencia de Dios que inunda tu vida.

  • - Lee el salmo 139 (138). Léelo despacio, sin prisas, gustando cada palabra y cada realidad,

sabiendo que está escrito para ti. Escoge alguna palabra, frase, verbo que percibas que te

“conecta” interiormente con el Señor, tu Dios. Habla con el Señor.

  • - Trata de recordar los deseos que existen dentro de ti. Deseos de todo tipo. Después trata de recordar los problemas que te afectan en este tiempo. Problemas de todo tipo. Piensa en las

personas y cosas que te rodean habitualmente, que forman parte de tu entorno cotidiano. Respecto a los deseos: ¿Los comparto con Dios? ¿Qué parte reservo a Dios en la realización de mis deseos? Respecto a los problemas: ¿Qué parte le dejo a Dios respecto a la resolución de mis problemas cotidianos? ¿Se lo dejo todo sin buscar yo las soluciones? ¿Me apoyo en él para solucionarlos yo? ¿Confío en Dios y en su fuerza en mí? Respecto a tus relaciones con personas y cosas: ¿Son una ayuda o un obstáculo en tu relación con Dios?

  • - Al finalizar relee tus respuestas a la luz del Salmo 139 (138). Y cae en la cuenta de que cada uno de tus deseos, problemas, relaciones necesitan de la colaboración y gracia de Dios y cae en la cuenta

de que Él está ahí, a la puerta de tu vida, esperando le dejes espacio para acompañarte.

  • - Termina este rato de oración con alguna oración de petición, alabanza o acción de gracias.

* El discernimiento espiritual

“Discernimiento espiritual es el modo de poder elegir entre las diversas opciones concretas, y

descubrir la voluntad de Dios”

“Es dejarse dominar por el Espíritu de Jesús, en libertad, para estar

“En la tradición cristiana, el

... en condiciones de hacer las elecciones que de continuo deben hacerse”

...

discernimiento espiritual consiste en la elección que se hace a la luz de Cristo frente al oscuro camino del diablo, y la puesta en práctica, en la vida, de las consecuencias de esa elección, mediante la búsqueda de decisiones y acciones concretas requeridas por la voluntad de seguir a Cristo aquí y

ahora”. 1

“La complejidad de las situaciones en que [el creyente] es llamado a vivir y obrar

...

le imponen una

atenta consideración de los impulsos y de las motivaciones que le inducen a determinadas opciones ... ¿Cómo reconocer los signos de Dios en una determinada situación y, sobre todo, frente a ciertas

opciones? [Para la autenticidad de la vida cristiana] es necesaria una continua confrontación entre los

impulsos y la guía de Dios (que se revela en Cristo y en la Iglesia) y los tirones de los instintos

humanos o de las potencias del mal, que son contrarias al Espíritu de Dios. No es fácil distinguir

...

[el

hombre] 'por error, puede considerar como una manifestación de lo absoluto o de Cristo algo que, de

hecho, no es más que fruto de una elaboración subjetiva'

Estando el Espíritu de Dios presente en

... nuestro espíritu humano, el espíritu malo intenta imitar al Espíritu de Dios para engañar al hombre y apartarlo así del plan de salvación” 2 .

En definitiva, Discernir es aprender a escuchar la voz de Dios y entender su lenguaje en nosotros; es aprender a distinguir su voz de otras voces más o menos parecidas; buscar su voluntad. Discernir es también es un ejercicio espiritual de percepción y análisis de las mociones, que supone una vida de oración y de apertura al Espíritu de Dios, para decidir según Él.

Podemos hacer dos trabajos distintos, uno más personal, a solas, en la noche, un rato antes de la Eucaristía de hoy o de mañana. El otro es para trabajar en grupos y presentarlo en plenario de manera creativa –teatro, canto, poesía, ….

1. J. C. FUTRELL, El discernimiento espiritual, Sal Terrae, Santander, 7. 2. A. BARRUFFO, "Discernimiento", Nuevo Diccionario de Espiritualidad, Paulinas, Madrid 1983, 368 s; la cita es de V. Truhlar.

Ficha 3 Discernimiento espiritual (trabajo personal)

Retomamos la ficha de trabajo anterior.

  • 1. QUE HICE Y COMO LO HICE

Lugar. Tiempo dedicado. Postura. El texto utilizado. Modo de oración: meditación, contemplación,

oración vocal ...

  • 2. QUE LUCES HE TENIDO

1) Dios. Las personas divinas

2) Mi persona, mi carácter, mis relaciones, deseos, proyectos 3) Mi vida cristiana

  • 3. QUE MOCIONES HE EXPERIMENTADO. SENTIMIENTOS, AFECTOS

1) Consolación: gusto, contento, alegría, deleite, amor intenso, afición, lágrimas, paz ... 2) Desolación: oscuridad, turbación, disgusto, sequedad, pereza, descontento, tristeza ... 3) Agitación: agitación, combate ...

  • 4. IMPLICACIONES PARA LA VIDA:

    • - Consecuencias para mi persona, historia, carácter, vocación ...

    • - Consecuencias en mi relación con Dios,

    • - Implicaciones para mi relación con otras personas

Para trabajar en grupos las historias 1º HISTORIA DE FRANCISCO

Francisco tiene 18 años, terminó el 12º y va a estudiar Ingeniería Industrial. Tiene que hacer un años de SMO, lo mandan para La Habana, estará lejos de su familia, de sus amigos, de su casa, de su novia y de la Iglesia. En este verano los amigos deciden reunirse para despedir a Francisco, pensando en preparar una fiesta.

  • ¿Qué tendría que tener, qué no puede faltar para que sea fiesta?

  • ¿A quienes invitarías?

  • ¿Dónde sería la celebración?

  • ¿Cuál será el contenido de la fiesta?

  • ¿Qué criterios tienes para tomar las decisiones anteriores?

2º HISTORIA DE PATRICIA Y LESTER

Patricia tiene 20 años, pasó para tercer año de comunicación social. Es inteligente, agradable, líder en su grupo de PJ, mantiene muy buenas relaciones con todos, colabora en varias pastorales en su comunidad parroquial. Desde hace unos meses es novia de Lester. Él estudia lo mismo que ella, pero ya está en 5º año. Lester no es católico práctico, sabe algo de Dios pero no le interesa mucho la Iglesia, no entiende mucho de sacramentos, ni de oración, sin embargo no le desagrada

acompañar a Patricia en sus múltiples compromisos pastorales. Hace unos días juntos veían la novela “Páginas de la vida” y se encontraron conque la joven pareja de ------------- y ------------------ en una noche de mucho romance tienen relaciones sexuales. La madre de ------------ decía que tenía que ponerse a la altura de los tiempos de su hija, los adolescentes de hoy tienen relaciones desde muy jóvenes, lo importante es que lo hagan por amor. Este capítulo de la novela fue objeto de diálogo, diferencias, encuentro y desencuentro entre Patricia y Lester.

  • Imagina el diálogo entre Patricia y Lester. ¿Qué motivaciones profundas, qué valores sustentarían los criterios de ambos?

Si tú fueras el Padre/Madre espiritual de Patricia o de Lester, ¿qué les dirías?

 

3º HISTORIA DE MARCOS Y ARIANNA

Marcos y Arianna este año se insertaron en el mundo laboral llenos de ilusiones, proyectos y

deseos. Después de un año de trabajo quedan para tomar un helado y compartir un rato sus experiencias y peripecias. Conversan sobre sus trabajos. Donde trabaja Arianna prevalece el chisme y la indiferencia, nadie quiere trabajar, hay mucho desencanto laboral y todos tratan de hacer lo menos posible. Donde Marcos, hay mucha competencia, todo el mundo busca como ascender sin tener en cuenta a los demás compañeros. En ambos centros los temas frecuentes de conversación versan sobre la sexualidad desenfrenada,

la última moda, lo cara que está la vida, cómo hacer dinero fácil…

¿Cómo ser cristiano en estos ambientes? Piénsate en y con toda tu corporalidad

CABEZA

Valores / tentaciones

 

OJOS

¿Qué miras, cómo es tu forma de mirar?

 

OIDOS

¿Qué escuchas, cómo escuchas?

 

BOCA

¿Cuáles son tus temas de conversación?

 

CORAZÓN

¿Cuáles son tus valores, sentimientos, sueños?

 

MANOS BRAZOS

¿Cómo tocas o te dejas tocar por otros?, ¿ ayudas a otros?

 

PIES

¿Cuáles son tus puntos de apoyo? ¿Qué huellas quisieras dejar en tu vida?

 

3º HISTORIA DE MARCELA

 

Marcela está en 11º, el próximo año termina el pre, está becada y le ha tocado vivir todas las vicisitudes, penas y también los gozos y alegrías de una beca. Ella nos cuenta que se acercaban las pruebas finales y estudiaban hasta altas horas de la noche, casi todos los días. Un día vio a un grupo pequeño contestando sólo algunas preguntas, a sus “amigos” no les quedó otra alternativa que hacerla cómplice, y le confesaron que tenían unas preguntas dadas por alguien “muy fiable y confidencial”, a no sabe muy bien que precio, pues eso, se comentó entre dientes. A Marcela le entró un cierto remordimiento, sabía que eso era fraude, pero era tan difícil la materia, casi no habían dado clases, el profesor era muy complicado. Se preguntaba: ¿qué debo hacer? ¿Digo que eso no esta bien, que es fraude?, ¿voy donde el director?, ¿me quedo estudiando con ellos, así apruebo, y no me busco problemas con nadie?, ¿me retiro para no ser cómplice después de expresar mi parecer?

 

¿Cómo ser cristiano en estos ambientes? Piénsate en y con toda tu corporalidad

   

OJOS

¿Qué miras, cómo es tu forma de mirar?

 

OIDOS

¿Qué escuchas, cómo escuchas?

 

BOCA

¿Cuáles son tus temas de conversación?

 

CORAZÓN

¿Cuáles son tus valores, sentimientos, sueños? ¿cómo le das espacio a Dios en tu

 

vida?

MANOS BRAZOS

¿Cómo tocas o te dejas tocar por otros?, ¿ ayudas a otros?

 

PIES

¿Cuáles son tus puntos de apoyo? ¿Qué huellas quisieras dejar en tu vida?

 
   

En el plenario se llevan las presentaciones creativas de cada grupo. Al final es importante retomar la idea de que el acompañamiento espiritual nos ayuda a crecer como cristianos, a tener criterios para discernir todas las decisiones de nuestra vida, desde las más simples hasta las más trascendentales, desde los valores del evangelio.

* Todos los temas de la vida

  • 1. Contenidos del acompañamiento:

    • A. Los relacionados con la madurez humana.

OJOS ¿Qué miras, cómo es tu forma de mirar? OIDOS ¿Qué escuchas, cómo escuchas? BOCA ¿Cuáles

Afectividad: se debe dar el paso de una afectividad que trata a los demás como “cosas” que uso o consumo para sentirme bien, para distraerme, para que me acompañen, para que respondan a mis gustos, porque ellos me gustan- a una afectividad gratuita que tiene como centro a la otra persona y donde el primer movimiento desde uno es la entrega ser y hacer todo lo posible para que el otro se realice, crezca, sea feliz-. Se debe dar el paso de una

personalidad y una vida centrada en uno a una vida que es capaz de ponerse en el lugar del otro, más allá de la simpatía. Es la fuente de la solidaridad universal, de la fraternidad, del amor al prójimo. Su negación es el egoísmo.

  • ¿Cómo han sido y son las relaciones con mi familia?

  • ¿Tengo experiencias profundas de amistad?

  • Revisar las relaciones que tengo y preguntarme por la causa profunda de cada relación.

  • Cuando voy a hacer algo, qué es lo que me pregunto primero: ¿qué gano con esto, o qué ganan los demás con esto que voy a hacer?

  • Cuando comparto con otros, ¿espero que los demás sean los que hagan las cosas que menos me gusta hacer, las que más cuestan, buscando siempre mi comodidad, o por el contrario, busco que los demás se sientan felices y cómodos?

  • Cuando me tengo que sacrificar por alguien, ¿soy incapaz de hacerlo por cualquiera y sólo lo hago por las personas que me caen bien?

  • ¿Soy una persona egoísta con mi tiempo, con mi dinero, con mis pertenencias?

  • ¿Pienso y me preocupo demasiado por las cosas materiales?

  • Mis relaciones de amistad ¿son superficiales o, por el contrario, son profundas?

  • Libertad: es el paso de una concepción infantil de la libertad que la entiende como “hacer lo que quiero” a una concepción adulta donde la libertad es disposición para entregar la vida en aquello y a aquellos por los que se opta. Libertad que es capacidad de elegir el bien. Las decisiones ya no se toman por la presión familiar, grupal, social, sino desde la opción fundamental que realiza la persona, desde el sentido global que desea darle a su vida de acuerdo con los valores priorizados. Es la condición básica para elegir y de renunciar.

    • ¿qué es para mí la libertad?

    • ¿de dónde saco los criterios para saber qué es lo bueno y lo malo en la vida?

    • ¿estoy demasiado pendiente de lo que los demás piensen de mi, esperen de mi?

    • ¿la gente sabe cuál es mi escala de valores, el sentido que le he dado a la vida?

    • ¿soy capaz de renunciar a cosas, gustos, etc, por aquello que creo que es la verdad, el bien?

  • Autoestima: paso de la autovaloración desde el reconocimiento exterior, del premio que se recibe afectuoso, material- a una confianza básica de la persona en ella misma, a pesar de las propias limitaciones, que se procuran superar. Nuestra vida alegra la vida de los demás, es un regalo para los demás, aunque no sea un regalo perfecto.

    • ¿me siento querido y reconocido por los demás?

    • ¿mis estados de ánimo dependen demasiado del reconocimiento de los demás?

    • ¿conozco mis limitaciones y mis valores?

    • ¿cómo reacciono cuando alguien me dice algo sobre mí que no me gusta, que se refiere a un defecto?

    • ¿tengo complejos?

    • ¿me pone nervioso o me da miedo que los demás me conozcan tal y como soy?

  • Comunicación: capacidad de comunicar con autenticidad lo que se piensa y lo que se siente en un clima de recíproca escucha y valoración de lo que los demás aportan. Apostar por la verdad, cueste lo que cueste. Pasar por encima del miedo a exponerse ante los demás tal cual somos dejándonos afectar por la realidad que nos circunda.

    • ¿me cuesta hablar en público, expresar mi opinión?

    • ¿cuando hablo, pienso primero en lo que los demás esperan que diga o en la verdad que debo comunicar?

    • ¿creo que siempre tengo la razón o cuando alguien dice algo diferente a lo que pienso soy capaz de escucharle?

    • ¿soy capaz de decir lo que pienso aunque eso tenga consecuencias negativas en el orden de las comodidades, las ventajas materiales, el reconocimiento público?

  • Sexualidad: paso de una sexualidad centrada en el individuo como medio de placer, de una sexualidad concebida más como genitalidad, como demanda a satisfacer en lo inmediato, a una sexualidad que conforma toda la persona y que es medio de encuentro y unión al servicio de la comunión interpersonal en el amor.

    • ¿cómo he vivido y vivo mi sexualidad?

    • ¿en qué proporción están presentes el placer, el afecto y la razón en mi vivencia de la sexualidad?

    • ¿cómo han sido mis relaciones de pareja?

    • ¿qué pienso acerca de la sexualidad?

    • mis relaciones de pareja ¿están regidas por un proyecto?

    • Responsabilidad y creatividad: pasar de percibir las actividades cotidianas, los deberes, como un peso a integrarlos como una respuesta personal a la invitación que se me ha hecho a vivir, a crear. Requiere vivir alerta para cargar con el peso de lo humano, desde la creatividad y la eficacia.

      • ¿me considero una persona responsable?

      • ¿colaboro con los grupos humanos donde se desenvuelve mi vida?

      • ¿me comprometo en acciones constructivas, creativas, transformadoras de la realidad?

      • ¿soy solidario, aunque eso me cueste la comodidad, el tener que dejar cosas que me gustan y causan placer por cosas buenas que cuestan?

      • ¿qué quiero dejar en mi mundo de bueno, de noble, de justo? ¿qué dejo de beneficioso que antes de mí no estaba?

  • Valores: vivir no desde la improvisación de la vida de cada día, sino desde un conjunto de valores, jerarquizados, que sean camino por donde fluya la vida que queremos para nosotros. Habría que definir ese conjunto de valores, que clarificarán las actitudes ante las diferentes realidades que se presentan en la vida y ayudan a realizar opciones coherentes.

    • ¿cuáles son los valores que más admiro?

    • ¿a qué le dedico más tiempo, dinero?

    • ¿cuál o cuáles son los temas más comunes de mis conversaciones?

    • ¿de qué cosas me preocupo más?

    • ¿cuáles son los valores que intento vivir?

    • ¿tengo algún valor que realmente articule mi vida?

  • Capacidad de integrar el sufrimiento: es aquella posibilidad de encontrar sentido también en la contrariedad, de crecer desde el sufrimiento, de no percibirlo o sentirlo como la anulación de sentido, de derrota, de contrariedad insalvable, de enemigo.

    • ¿cuáles han sido mis experiencias más profundas de sufrimiento?

    • ¿cómo las he vivido, qué he hecho ante ellas?

    • ¿qué es lo que más me hace sufrir ahora?

    • ¿qué pienso del sufrimiento?

    • ¿reconozco que mis experiencias de sufrimiento me pueden hacer madurar, ayudar a crecer? ¿en qué?

    • B. Los relacionados con la espiritualidad cristiana:

      • Acompañar los desafíos de la espiritualidad cristiana:

        • Búsqueda del proyecto de Dios:

          • ¿lo que quiero es lo que Dios quiere?

          • Antes de pedirle que me ayude en algo, le pregunto ¿lo quieres? ¿qué piensas? ¿estás de acuerdo? ¿se te ocurre otra cosa? ¿va con el proyecto del Reino?

    • Actitud de conversión constante: mirar a Jesús para aprender de Él, para que nos diga lo que no va bien en nosotros, lo que puede ir mejor, lo que produce mal y dolor, lo que no es fuente de felicidad, de realización, lo que no es amor.

      • ¿Qué dimensiones o espacios de mi vida están vacíos de Evangelio, necesitados de evangelización, de conversión?

    • Sentido de pertenencia eclesial: la comunidad cristiana, la Iglesia, es la familia de los que se unen a Cristo, y por tanto, son hermanos. Es la familia de los llamados por Dios Padre a través de Cristo y a quienes les regala su Espíritu. Ha sido la familia que me ha integrado a la vida de Dios en el bautismo y que acompañará mi fe, con todas sus limitaciones humanas, pero siempre dispuesta a entregarme su gran tesoro: Jesucristo. La Iglesia que tiene como misión facilitar la comunión de los hombres con Dios y de los hombres entre sí.

      • ¿Creo en la Iglesia como la depositaria de la revelación de Dios, por Cristo y el Espíritu?

      • ¿Me siento Iglesia? ¿Estoy identificado con su vida y con su misión?

      • ¿Cómo reacciono ante las miserias de otros hermanos míos que como yo son parte de la Iglesia?

      • ¿Intento que con mi vida la Iglesia sea más santa?

  • Opción preferente por los más necesitados: Jesús fue un hombre universal, pero en él los más necesitados encontraron un tesoro mayor.

    • ¿Quiénes son los necesitados que me rodean?

    • ¿Cómo reacciono ante ellos y su necesidad?

  •  Actitud de conversión constante: mirar a Jesús para aprender de Él, para que nos diga

    Acompañar el encuentro con Jesucristo:

    • La Palabra:

      • ¿cuál es mi relación con los textos bíblicos?

      • ¿me preocupo por leerlos con frecuencia, entenderlos, creerlos, vivirlos?

      • ¿dejo que la Palabra de Dios sea una palabra importante para mi vida, que la cuestionen?

      • ¿le pregunto a la Palabra de Dios qué me dice respecto de mis opciones, de mis sufrimientos?

  • La Eucaristía: es el encuentro privilegiado con Jesucristo.

    • ¿Acudo a ella con alegría o es un peso? ¿Preparo mi encuentro?

    • ¿Mi actitud durante el encuentro es verdaderamente de disposición a escucharle, sentirle, acompañarle a Él?

    • ¿Mi comunión es comunión verdadera con la vida de Jesús, con su causa, con lo que también hay de dolor y renuncia, con la alegría de su vida entre nosotros?

    • ¿Creo que verdaderamente Jesús está?

    • ¿Me une la Eucaristía a los demás, me hace solidario, me empuja a conocer al otro?

    • La reconciliación: es ese encuentro que se da entre los amigos cuando uno de ellos ha fallado. Es el perdón que restablece la comunión perdida o afectada y que la renueva haciéndola más fuerte.

      • ¿Soy humilde y reconozco mis pecados?

      • ¿En la oración personal ocupa un lugar el pedir perdón?

      • ¿Creo en la necesidad de la mediación del sacerdote, que representa a Cristo y a la comunidad, para que la reconciliación sea eficaz, y sea más un encuentro con los demás que un encuentro conmigo mismo?

  • El compromiso en la construcción del Reino:

    • ¿me es indiferente la obra evangelizadora de la Iglesia?

    • ¿apoyo y colaboro en los procesos de evangelización y catequesis de la comunidad?

    • ¿me preocupa y ocupa la ausencia de fe en los que me rodean?

    • ¿las obras de promoción humana encuentran en mí un aliado? ¿soy indiferente de los problemas y desafíos de la sociedad? ¿me interesan las alegrías y las penas de los hombres, los lugares en donde se desarrolla su vida social, política, económica, educativa, etc?

  • La oración: la oración es más una cuestión de fidelidad, que de sentimiento. Fidelidad a un espacio que queremos que sea “nuestro”, de Dios y mío. Un lugar para saborear la vida juntos, para mirarla desde los dos. Un lugar para que el silencio hable a nuestra vida, un silencio fecundo que permita que las palabras que broten después salgan llenas de vida, de sentido.

    • ¿Cómo es mi oración?

    • ¿Cuál es su contenido?

    • ¿Preparo la oración, me dispongo para ella?

    • ¿Sé lo que quiero o necesito orar antes de disponerme?

  • Ficha 4 Todos los temas de la vida

    Madurez humana

    Afectividad:

    ¿Cómo son las relaciones con mi familia?

       

    ¿Tengo experiencias profundas de amistad?

     

    Libertad:

    ¿De dónde saco los criterios para saber qué es lo bueno y lo malo en la vida?

     

    ¿Soy capaz de renunciar a cosas, gustos, etc., por aquello que creo que es la verdad, el bien?

    Autoestima:

    ¿Me

    siento

    querido

    y

    reconocido

    por

    los

         
    demás? ¿Conozco mis limitaciones y mis valores? Comunicación: ¿Me cuesta hablar en público, expresar mi opinión?
    demás?
    ¿Conozco mis limitaciones y mis valores?
    Comunicación:
    ¿Me
    cuesta
    hablar
    en
    público,
    expresar
    mi
    opinión?
    ¿Soy capaz de decir lo que pienso aunque eso
    tenga consecuencias negativas?
    Sexualidad:
    ¿Cómo he vivido y vivo mi sexualidad?
    ¿Cómo han sido mis relaciones de pareja?
    Responsabilidad
    y
    ¿Me considero una persona responsable?
    creatividad:
    ¿Soy solidario, aunque me cueste dejar la
    comodidad, lo que me gusta por los demás?
    Valores:
    ¿Cuáles son los valores que más admiro?
    ¿Cuáles son los valores que intento vivir?

    Espiritualidad cristiana

    Búsqueda proyecto de Dios:

    del

    Antes de pedirle que me ayude en algo, le pregunto ¿lo quiere? ¿qué piensa? ¿va con el proyecto del Reino?

     

    Actitud

    de

    ¿Qué dimensiones o espacios de mi vida

    conversión:

    están vacíos de Evangelio, necesitados de evangelización, de conversión?

       

    Sentido

    de

    ¿Me siento Iglesia? ¿Estoy identificado con

    pertenencia

    su vida y con su misión?

       

    eclesial:

           
       

    La Palabra:

    ¿Me preocupo por leer

    la Biblia

    con

    frecuencia, entenderla, creerla, vivirla?

         

    La Eucaristía

    ¿Mi comunión es comunión verdadera con la vida de Jesús, con su causa?

     

    La reconciliación:

    ¿Soy humilde y reconozco mis pecados? ¿En la oración personal ocupa un lugar el pedir perdón?

    El compromiso en

    ¿Apoyo

    y

    colaboro

    en

    los

    procesos

    de

    la construcción del

    evangelización

    y

    catequesis

    de

    la

       

    Reino:

    comunidad?

     

    ¿Soy indiferente de los problemas y desafíos de la sociedad?

     

    La oración:

    ¿Cómo es mi oración? ¿Preparo la oración, me dispongo para ella?