You are on page 1of 2

AFINIDAD ELECTRONICA

La energía de ionización se refiere a la pérdida de electrones. La afinidad electrónica AE, es una


medida de la variación de energía que tiene un lugar cuando un átomo en estado gaseoso
adquiere un electrón, por ejemplo:

Cuando un átomo F gana un electrón, se libera energía. El proceso es exotérmico y de acuerdo


con los convenios de termoquímica establecidos, la afinidad electrónica es una magnitud
negativa.

¿Por qué un atomo neutro de flúor gana tan fácilmente un electrón? Una explicación es que
cuando un electrón libre se acerca al átomo de flúor desde una distancia infinita, el electrón ve
un centro de carga positiva, el nucleo atómico, hacia el que se siente atraído. Esta atracción se
compensa, hasta cierto punto, por el efecto repulsivo de los otros electrones del átomo. Pero,
si la fuerza atractiva sobre el electrón adicional excede a la fuerza repulsiva, el átomo adquiere
el electrón y se desprende energía. Al tranformarse en F-, el átomo de flúor adquiere la
configuración electrónica del gas noble neón (Ne), que es muy estable, es decir:

Incluso los átomos metálicos pueden formar iones negativos en el estado gaseoso, cuando
apenas contactan unos con otros. Por ejemplo, esta es la situación para los atomos de Li en
estado gaseoso, incorporándose el electrón adicional al orbital 2s que estaba semilleno.

Algunos átomos no muestran tendencia a ganar un electrón. Este es el caso de los gases
nobles, en los que el electrón adicional tendría que incorporarse en el orbital s vacío de la
siguiente capa electrónica; los elementos de los Grupos 2 y 12, en los que el electrón tendría
que incorporarse en la subcapa p de la capa de valencia y otros pocos elementos como el Mn,
en el que el electrón tendría que entrar bien en la subcapa p de la capa de valencia o en una
subcapa 3d semillena.

Si consideramos la adquisición de un segundo electrón por parte de un atomo no metálico,


encontramos afinidades electrónicas positivas. En este caso el electrón adicional se acerca a un
ión negativo en vez de a un átomo neutro se experimenta una fuerte repulsión y la energía del
sistema aumenta. Así para un elemento como el oxígeno la primera afinidad electrónica es
negativa y la segunda es positiva.

PROPIEDADES MAGNÉTICAS

Hay otra propiedad de los átomos y moléculas relacionada con las configuraciones electrónicas
; es su comportamiento bajo la acción de un campo magnético. Un electrón debido a su espín,
es una carga eléctrica en movimiento que induce un campo magnético. En un átomo o ión
diamagnético todos los electrones están apareados y los efectos individuales se cancelan. Una
especie diamagnética es débilmente repelida por un campo magnético. Un atomo o ión
paramagnético tiene electrones desapareados y los efectos magnéticos individuales no se
cancelan. Los electrones desapareados inducen un campo magnético que hace que el átomo o
ión sea atraído por un campo magnético externo. Cuantos más electrones desapareados haya,
más fuerte es esta atracción.

“Resulta algo extraño utilizar los términos mas grande y mas pequeño con respecto a la
afinidad electrónica. Una tendencia fuerte a ganar un electrón, significa una gran afinidad por
el electrón, como sucede con el F y el Cl, y se traduce en un bajo valor AE, un valor negativo y
grande en valor absoluto”
El manganeso tiene un paramagnetismo correspondiente a 5 electrones desapareados, que es
consistente en su configuración electrónica.

Cuando un átomo de manganeso pierde dos electrones se convierte en el ion Mn+2 . El Mn+2
es paramagnético, correspondiendo la intensidad de su paramagnetismo a 5 electrones
desapareados.

Cuando se pierde un tercer electrón obteniéndose Mn+3 , se encuentra que el ión tiene un
paramagnetismo correspondiente a 4 electrones desapareados. El tercer electrón perdido es
uno de los electrones 3d desapareados.