You are on page 1of 2

FACULTAD DE EDUCACIÓN

FORMACIÓN CIUDADANA
GRUPO 5

Competencias ciudadanas: Disciplinamiento y control moral de profesores y


estudiantes en tiempos de (in) seguridad (anti) democrática.

En el presente documento se expondrán algunas ideas fundamentales sobre el texto asignado.


1)Revolución Educativa: Este término se contextualiza al gobierno que tuvo Álvaro Uribe
Vélez en Colombia, pues éste personaje concibe el campo educativo como una
“mercantilización”, es decir, ve a la Escuela y/o el sector educativo como una empresa con
fines de lucro; apoyándose del MEN (Ministerio de Educación Nacional) que establece
indirectamente un mecanismo de control mediante el cual rompe los anteriores estándares de
educación: implementación de “formar ciudadanos”, donde se aplicarán a las Estándares de
Competencia. ¿Por qué referencian al entonces presidente? Porque fue él que definió a estas
Competencias Ciudadanas como el “saber actuar e interactuar (y de manera constructiva) en
una sociedad democrática”. La Revolución educativa será entonces, compuesta por tres
aspectos, saber actuar, donde se determina el “bueno” y el “malo” ciudadano; saber
interactuar, mediante manuales de competencia diseñados en reglas y comportamientos;
promover una sociedad democrática, lo cual entra en cuestionamiento el concepto de
Democracia.
2)La Política de Seguridad es Democrática: De nuevo se hace énfasis a la revolución
educativa, de acuerdo a la conexión que establecen entre las Competencias Laborales y las
Competencias Ciudadanas. La primera es aprender un oficio para el mercado del trabajo, y
así, “graduarse como ciudadano” pues citando su discurso: “nosotros necesitamos ser
ciudadanos que toda la vida estemos en función de trabajar y de estudiar”. Reduciendo el
campo de la ciudadanía a un campo de sólo trabajo y estudio constante. Ahora, el concepto
de seguridad acuñe a la confianza que creará su gobierno mediante las fuerzas armadas, o
bien sea, su llamado Ejército y Policía del pueblo y de la constitución. Añadiendo que lo
implementó de manera “agresiva”, y supuestamente transparente, como bien dijo desde sus
palabras, hacia ese tal “pluralismo democrático”, que lo relaciona a acciones terroristas, a
una oposición por parte del pueblo hacia el Estado y la constitución.
3)Competencia Ciudadanas: El texto las considera no como un aporte a solucionar los
grandes problemas del país, sino más bien, éstas se dirigen a negar la realidad, a ocultar los
verdaderos problemas, y aquí los principales promotores de esto son las élites que apoyaban
a Uribe, tratando de crear un “buen ciudadano”, que simplemente radicaba en seguir al pie
de la letra ciertos valores morales previamente establecidos por ellos.
4)Compromiso del Maestro/a: Se hace un llamado al papel que tiene el maestro/a dentro de
estas problemáticas, pues éste es uno de los pilares donde se apoyarán los estudiantes a lograr
comprometerse con la construcción del ser ciudadano, que significa: pasar de un interés
individual al colectivo, que cada uno se empodere de una obligación, ¿cuál? ¿hacia quiénes?
Cabe decir que es una obligación de luchar, luchar contra la corrupción, que mantenga un
carácter fuerte respecto a temas de exigencia de derechos, que denuncie, que tenga buen
manejo del debate público, y así mismo, dar ejemplo hacia las nuevas generaciones; tanto
por parte del maestro como el estudiante.
5)Desarrollo Moral: Aludiendo a la Competencias Ciudadanas, éstas se convierten en uno
de los soportes del “disciplinamiento moral” de las personas para convertirlas en “buenos
ciudadanos”, debido a los estándares que plasma el MEN, lo que el/la estudiante debe saber
y saber hacer, derivándose una estrecha relación entre un desarrollo moral y las competencias
ciudadanas. Este desarrollo, debe fomentarse para la formación ciudadana, y citando el texto:
“se entiende como el avance cognitivo y emocional que permite a cada persona tomar
decisiones cada vez más autónomas y realizar acciones que reflejen preocupación por los
demás y por el bien común” (Pp. 389). Pero la crítica iría, que nuestra cultura tiene la
concepción de moral como algo “bueno”, y no necesariamente tiene que seguir enseñándose
la misma concepción.
6)Ilegalidad: