You are on page 1of 2

Informe de secuencias de eventos

Día: sábado, 23 de diciembre 2017.

10:14 am: Aeródromo La Paloma.


Tal y como recibí en mis Instrucciones de Asistencia, me presento en la oficina del señor Marcelo
González quien es el Gerente Comercial de AEROCORD. Nos presentamos y muy cordialmente me
recibe. Aprovechando que todavía quedaba suficiente tiempo para dirigirnos al aeropuerto El
Tepual el señor González muy amablemente me explica un poco de la historia de la línea aérea, y
cómo operan.

11: 50 am aprox.
Estando aún en el Aeródromo La Paloma, le indico al señor González que se está acercando la hora
para partir- El señor González respetuosamente me indica que es cuestión de minutos en esperar
que salga otro vuelo y que nuestra aeronave cargue combustible. Aproveché y le recordé que el
vuelo La261 tenía hora de llegada a las 12:20 pm, el cual según me indicaba el señor González
estaba plenamente al tanto de esa información y que el tiempo de vuelo desde el Aeródromo La
Paloma hasta el aeropuerto El Tepual era de unos 10 minutos.

12:10 pm.
Capitán, copiloto, Señor González y yo abordamos la aeronave.

12:13 pm
Despegue del la aeronave rumbo al aeropuerto El Tepual.

12:16 pm
En pleno vuelo y sobrevolando la ciudad de Puerto Montt recibo el siguiente mensaje de
WhatsApp: “Hi this is Samir Kaul we have our bags” inmediatamente le muestro el mensaje al
señor González y le hice saber que la familia Kaul ya había llegado y que ya ellos tenían sus
maletas.

12:20 pm
Aeronave aterriza, y mientras se estacionaba la aeronave hice contacto con el señor Kaul vía
telefónica WhatsApp para saber dónde se encontraba y me indicó que él y su familia estaban en la
parte de afuera de la zona de reclamo de equipaje y que tenía 10 minutos esperándome y que
estaba en un café. Seguidamente le indique que estaba en la zona de reclamo de equipaje
(Carrusel) y que yo tenía un letrero con su nombre para que me ubicara, el señor Kaul logró verme
pero del otro lado de la puerta de vidrio; ya había salido.
El señor Kaul y familia tuvieron que volver a ingresar a chequeo de equipaje de aduana mientras el
señor González y yo lo esperábamos adentro.

Me acerco al señor Kaul cordialmente para saludarlo y él se mostró un poco molesto, era
entendible su sentimiento.
Al rato después, le hago saber al señor Marcelo González que el señor Kaul estaba molesto y le
indiqué al señor González que la idea era que nosotros teníamos que esperar al señor Kaul y no el
señor Kaul esperarnos a nosotros. El hecho de llegar después que la familia Kaul ya se escapa de
mi control yo por mi parte me sentí un poco contrariado porque esta situación se pudo haber
evitado con tan sólo llegar unos minutos antes, pero ya la falta estaba hecha, lamentablemente.

Después de hacer el chequeo en la PDI, el piloto de la aeronave me indica que era necesario
esperar un poco para que la PDI chequeara la aeronave y que había otro vuelo privado hacia
Argentina que estaba antes que nuestro vuelo (era, según el capitán y el señor González, un
helicóptero)

Tuve que invitar a la familia Kaul a dirigirnos a la sala VIP mientras esperábamos por la aprobación
por parte de las autoridades aeroportuarias de despegar. La espera se extendió hasta las 14:00
hrs que fue cuando las autoridades dieron el permiso de despegue.

2:10 pm
Me despido de la familia Kaul y le pedí disculpas por todos los inconvenientes acaecidos.

Antes de despedirme del señor González le volví a recordar que el Señor Kaul estaba disconforme
con el tema del retraso y el tiempo de espera y le volví a recalcar que la idea era llegar al
aeropuerto mucho antes que los pasajeros para poder así brindar un buen servicio, el señor
González nunca se disculpó ni reconoció que ellos habían salido del aeródromo La Paloma con los
tiempos muy ajustados y supongo que él igualmente habrá notado mi descontento también.

P.D. tengo respaldo de las horas que indico arriba por las fotos y videos que hice durante el
servicio así como las conversaciones vía WhatsApp que sostuve tanto con el señor Kaul y el señor
Marcelo González.

Sin más a que hacer referencia me despido cordialmente…

Carlos Casique