You are on page 1of 5

ENSAYO SOBRE EL LIBRO

“LA ESTRATEGIA DE LOS OCÉANOS AZULES”

PRESENTADO POR: ELIDA MARIANA DEHORTA BORREGO

DOCENTE: EILEEN HENRIQUEZ ALMENARES

UNIVERSIDAD POPULAR DEL CESAR

PROGRAMA DE ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS

VALLEDUPAR – CESAR

2018
INTRODUCCIÓN

El presente ensayo busca resaltar el significado de la terminología “la estrategia


de los océanos azules”, con el fin de dar claridad a este. Los océanos azules
bastante mencionados en las distintas industrias y empresas de cada día permiten
una visualización de las compañías frente a sus competidores, por eso por medio
de este ensayo aclararemos, que tanto influyen estos océanos en nuestros
caminos empresariales.
“LA ESTRATEGIA DE LOS ÓCEANOS AZULES”

Para dar inicio a este ensayo debemos saber primero cual es el concepto de “los
océanos azules”, la revista Gestiopolis dice: “Ocean Blue es una estrategia que se
encarga de renovar la idea de las situaciones de competencia entre las empresas
de una manera innovadora”, entonces podemos decir que océano azul busca el
desarrollo del mundo empresarial e industrial, a través de procesos de innovación
que permitan la creación de nuevos y mejores mercados.

Si bien es cierto para todo este proceso de los océanos azules se ha tenido que
romper con muchos años de pensamiento como lo es la posición que se tiene
frente a cada competidor de dichas empresas, la competencia se ha visto marcada
por esa rivalidad es decir, cada compañía debía enfocarse en ser mejor que la
competencia y tratar de ganar el mercado empresarial.

Por eso hoy preguntarnos por qué es tan importante la creación de océanos
azules en este tiempo nos ayuda a rediseñar nuestra posición frente a la
competencia, podemos responder de forma congruente que la representación de
océanos rojos en el mundo empresarial es un poco desgastante, y que la
necesidad de crear nuevos océanos azules es cada vez más grande. Las nuevas
estrategias, el nuevo desarrollo y la innovación logran mostrarse como aquellas
aguas cristalinas que permiten nuevas oportunidades. Por eso en el océano azul
la competencia no tiene gran importancia, en el libro los autores toman de
referencia “El Cirque du Soleil” representado por la gran capacidad de innovación
alejándose de la rivalidad frente a los demás competidores, a pesar de la crisis por
la que estaba pasando.

Pero que podemos encontrar en estos dos tipos de océanos, porque si bien es
cierto se utilizan para diferenciar dos grandes grupos a los cuales pertenecen las
empresas e industrias hoy en día.

Los océanos rojos como resaltan los autores son todas las industrias que existen
hoy, el tomar el mayor campo existente del mercado por medio de la competencia
que es lo que hace que este océano como expresan los autores se vea
sangriento.

Mientras el océano azul muestra todas aquellas industrias que aún no son
existentes, todo aquello que aún no es conocido, este permite explorar lo que está
libre de competencias y rivalidades.

Y es que pensar en todo lo que genera el océano azul para las empresas nos
hace ver lo favorable que es, más que para las industrias es más para nosotros
que somos clientes, el generar un nuevo mercado, el que las compañías se
enfoquen en nuevas creaciones e innovaciones para sus diferentes productos y
servicios nos hace tener a disposición nuevas cosas, es decir, un aire fresco.

La creación de océanos azules en un mercado de competencia y tan cambiante


hace de alguna manera cambiar la visión tan marcada siempre de lo común, un
claro ejemplo de océano azul es la compañía Apple que a través de la visión de
Steve Jobs con el enfoque de la innovación por medio de sus dispositivos salió a
flote convirtiéndose en una de las más exitosas empresas e incluso en la
actualidad.

Esto hace pensar que la competencia no es mala solo que las distintas industrias
deben saber competir, es decir cuando una empresa posee servicios o productos
de excelente calidad se abre campo en el mercado por sí sola, y cuando una
compañía está enfocada en trabajar en si misma dejando atrás las rivalidades
busca agregarle calidad a su empresa por medio de certificaciones otorgadas por
organismos de control.

Sabemos que este tema de la competencia no es fácil de digerir y más en un


medio que es muchas veces desleal, donde para mantenerte posicionado se pasa
por encima del otro (precios por debajo de lo normal o de lo establecido por el
mercado, publicidad engañosa, desprestigio etc...).

Sin embargo la estrategia del océano azul propone algo distinto y es la creación, la
implementación de nuevas estrategias, de nuevos mercados aun no explorados,
vírgenes y con gran capacidad de oportunidades tanto para las industrias y
empresas como para los clientes. Es por tanto que el océano azul me hace decir
la competencia hace diferente mi empresa, porque me permite mirar hacia otros
horizontes y no quedarse en un océano rojo, sino mirar hacia otras expectativas
como el marketing, la forma de llegar a las personas, llegar a las necesidades del
mundo día a día.

Para llevar a cabo la creación de estos océanos debemos tener en cuenta que se
deben hacer cambios, como mirar nuevas estrategias de mercado, explorar más
allá de la demanda ya existente y sobre todo tratar de superar cada obstáculo y
dificultad que a lo largo del camino se vaya presentando.

Esto del océano azul implica riesgos, no siempre se tiene la disposición y la


valentía de explorar aguas nuevas pero a veces el arriesgarse nos permite
descubrir lo que las aguas cristalinas tienen para nosotros.
Ahora debemos resaltar que la creación de nuevas estrategias no debe ir
enfocada en solo ideas, porque más que crear es ejecutar e implementar todo lo
que se ha pensado.

Cuando estamos dispuestos a desarrollar todo lo planteado pasamos de estar en


un océano rojo en su mayoría de veces estancado a estar en un océano azul; y
cuando ya se está en este lo que se debe hacer es tratar de no regresar a lo de
antes porque pasar de estar en un océano azul a uno rojo es muy fácil de caer.

Por eso más que enfocarse en la competencia debemos enfocarnos en nuestros


clientes, en lo que les ofrecemos y que sean ellos mismos lo que nos hagan ver
como exitosos y competitivos.