You are on page 1of 22

AUTORES

José Agustín Arellano Nos


Juan Martin Arellano Nos
Osiel Bernal Soto
Flor Esmeralda Corona Alegre
Irwing Alexis Coto Coazozón
Erick Javier de Dios Cu
Juan Gerardo Domínguez Gómez
Luis Rene Olmos Morales
Wilberth Gabriel Tolosa Almeyda
José Ismael Torres Ontiveros
Martin Andrés García Gómez
Filiberto Chi López
8. MARCO TEÓRICO

8.1 Producción de Energía En México

La energía eléctrica es un insumo primario para la realización de las actividades


productivas, de transformación y servicios en el país el suministro eficiente de
energía eléctrica a un costo accesible, promueve la competitividad y la capacidad
de las empresas e industria para colocar más y mejores productos y servicios en el
mercado, lo que tiene un impacto directo en el crecimiento económico (PRODESEN,
2016).

Desde el año de 1960, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es la empresa del


Estado mexicano que se encarga de la generación, transmisión, distribución y
comercialización de energía eléctrica en el país. Con dicha empresa, el gobierno
federal maneja el parque eléctrico en México (Ramos-Gutiérrez, 2012).

La primera planta generadora que se instaló en el país (1879) estuvo en León,


Guanajuato, y era utilizada por la fábrica textil “La Americana”. Casi inmediatamente
se extendió esta forma de generar electricidad dentro de la producción minera y,
marginalmente, para la iluminación residencial y pública (CFE,2014).

La capacidad de generación de electricidad a disposición de la Comisión Federal de


Electricidad (CFE) se diversifica en 10 tipos de tecnología: vapor (combustóleo y
gas), carboeléctrica, geotermoeléctrica, ciclo combinado, turbogás, combustión
interna, hidroeléctrica, eoloeléctrica, nucleoeléctrica y solar fotovoltaica (CFE,
2015).
Tabla1 Capacidad efectiva de generación

Generador Tecnología Capacidad en MW Numero de


2014 2015 centrales
CFE Hidroeléctrica 12,268.8 12,027.8 62
Vapor 11,398.6 11,398.6 21
Ciclo combinado 7,566.6 7,578.3 15
Carboeléctrica 5,378.4 5,378.4 3
Turbogás 2,303.4 2,736.5 41
geotermoeléctrica 813.4 873.6 4
Combustión interna 302.4 303.9 7
Eoloeléctrica 86.3 86.3 3
Solar fotovoltaica 6.0 6.0 2
Nucleoeléctrica 1,400.0 1,510.0 1
Fuente: CFE. (2015).
8.2 Potencial eólico en México.

México cuenta con un potencial eólico incuestionable. Si bien sólo se ha comenzado


a explotar en años recientes, el sector muestra ya un alto dinamismo y
competitividad. Prueba de ello son los más de 1,900 MW en operación, en
producción independiente y autoabastecimiento, como los más de 5,000 MW en
distintos niveles de desarrollo, En producción independiente, proyectos como
Oaxaca I-IV y Sureste II muestran que la tecnología eólica es una solución eficaz
para proveer de energía a los Suministradores de Servicios Básicos mediante
procesos de subastas de largo plazo, a un precio competitivo (AMDEE,2015).

En 1994, México puso en marcha su primer parque eólico localizado en el ejido de


La Venta, en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. El parque eólico La Venta,
construido como proyecto prototipo, fue el primero en su tipo en nuestro país y en
América Latina y cuenta con siete aerogeneradores de 225 kW, que han operado
con un factor de planta de alrededor de 40%. En enero de 2007, entró en operación
comercial el segundo parque eólico, La Venta II, localizado también en el Istmo de
Tehuantepec. Este nuevo parque eólico, cuenta con 98 aerogeneradores de 850
kW y una capacidad total instalada de 83.3 MW, (Portal CFE). Con esta adicción, la
capacidad eólica actual es de 85.48 MW de los 48,259.59 MW de la capacidad total
instalada por CFE (del Campo, 2009).
Tabla 2. Potencial eólico en México

Potencial eólico en México (MW).


Sur del Istmo de Tehuantepec 2,000-3,000
Península de Baja California 1,500-2,500
Península de Yucatán 1,000-2,000
Zacatecas 800-1,500
Costa del Pacífico 1,000-1,500
Golfo de México 1,000-1,500
Fuente: CFE. (2015).

Los principales resultados del AZEL muestran que, sin considerar distancia alguna
a la Red Nacional de Transmisión, se podría instalar una capacidad de 2,593 GW
de energías renovables, actualmente hay instalados 17 GW esto es menos del 0.5%
del potencial existente en el país. Por último, la SENER considera necesario el
acceso al conocimiento de las zonas o sitios con alto potencial de aprovechamiento
de fuentes de energía limpia, ya que estas tienen un menor impacto sobre el medio
ambiente. Esta plataforma tecnológica permitirá dirigir los esfuerzos de México en
la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (SENER, 2017).
8.3 Viento características y propiedades

El viento se define como el desplazamiento de las masas de aire y está causado


por las diferencias de presión atmosférica y por la fuerza de Coriolis derivada del
giro de la Tierra sobre su eje Las diferencias de presión atmosférica son debidas a
la variación de temperatura del aire causadas por el desigual calentamiento de la
Tierra (Pardillos, 2017).

La Tierra funciona como una gran máquina térmica que transforma parte del calor
solar en la energía cinética del viento, La energía eólica tiene como ventajas la de
ser inagotable, gratuita y no lesiva al medio ambiente, pero cuenta también con los
grandes inconvenientes de ser dispersa y aleatoria. Bajo la acción de la presión, el
aire de la atmósfera se desplaza de un lugar a otro a diferentes velocidades, dando
lugar al viento (Fernández, 1993).

Los persas fueron probablemente los primeros en aplicar la energía eólica a la


agricultura de forma masiva, usando motores de eje vertical para elevar agua de
irrigación (siglo VII) y moler grano. Estos aparatos solían construirse
aproximadamente de un mismo tamaño, usándose un mayor número de ellos si se
requería más potencia, en lugar de ser construidos de mayor tamaño;
probablemente debido a una optimización en base a los materiales y las
rudimentarias técnicas de fabricación disponibles, o bien por su mayor durabilidad
frente a la meteorología (Lecuona,).
Ilustración 1 Esquema de eólico para extracción de agua

La energía eólica encontró su aplicación masiva más evidente, en el panorama


energético de la civilización humana, con el uso de la vela para la propulsión de
embarcaciones, lo cual fue de uso casi exclusivo hasta hace un siglo y aún sigue
utilizándose (Lecuona,).

8.3.1 comportamiento del viento

Cada una de las zonas en que puede dividirse el planeta Tierra viene caracterizada
por un determinado régimen de vientos. Cerca del ecuador, la baja atmósfera se
calienta, creando una depresión que succiona viento de ambos hemisferios. Esta
zona de baja presión está ligeramente desplazada hacia el norte. A ambos lados de
la zona de baja presión soplan los vientos alisios, de componente este. Son vientos
muy regulares y se dirigen hacia el ecuador. Se extienden hasta los 30º de latitud.
En los 30º se producen las altas presiones tropicales, siendo zonas de vientos muy
débiles(Mur,2001).
Los vientos globales son aquellos que determinan las características del tiempo en
el planeta, y se originan por las diferencias de presión y temperatura existentes en
todo el mundo y por la fuerza de Coriolis. La fuerza de Coriolis es debida a la
rotación de la Tierra sobre su eje (sentido anti horario visto desde el polo norte) y
desplaza las masas de aire hacia el oeste (izquierda) si se dirigen desde los polos
hacia el Ecuador y hacia el este (derecha) si se dirigen desde el Ecuador hacia los
polos, tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur (Pardillos, 2017).

Ilustración 2 Distribución del viento global


La circulación general en superficie depende del reparto medio de las presiones a
lo largo de un cuarto de meridiano terrestre. Para el hemisferio Norte existe un
centro anticiclónico en el Polo, un eje de depresión hacia los 60°N, un eje
anticiclónico hacia los 30°N, conocido como cinturón subtropical, y una banda de
depresión hacia el Ecuador. El viento perfila o contornea los anticiclones en el
sentido de las agujas del reloj, dirigiéndose hacia las depresiones, y las contornea
en sentido contrario. Un esquema de vientos generales es el siguiente
(Fernandes,1993):

 Entre 90°N y 60°N, aire ártico (muy frío) (Circulación de Rossby)


 Entre 60°N y 40°N, aire polar (frío)
 Entre 40°N y 5°N, aire tropical (templado)
 Entre 5°N y 5°S, aire ecuatorial (cálido)

En el límite de estas diferentes masas de aire existen zonas conflictivas o zonas


frontales como:

 El frente ártico entre el aire ártico y el aire polar


 El frente polar entre el aire polar y el aire tropical
 La zona de convergencia intertropical, entre el aire tropical y el aire ecuatorial,
en la que soplan vientos regulares (alisios) del Nordeste, contorneando el
anticiclón de las Azores, (Corriente de Hadley)
8.4 Introducción a la energía eólica y aerogeneradores.

La energía eólica es la energía cinética del viento. Para el aprovechamiento de dicha


energía se han desarrollado a lo largo de la historia diferentes sistemas
tecnológicos. Durante siglos, la aplicación clásica de la energía capturada por las
máquinas eólicas ha sido la molienda de grano y el bombeo de agua. Sin embargo,
en la actualidad, la aplicación más generalizada de la energía contenida en el viento
es la producción de electricidad mediante aerogeneradores (carta et.al, 2009).

Las turbinas eólicas o aerogeneradores son máquinas que se emplean para


transformar la energía del viento en energía eléctrica. Se clasifican, en función de
la orientación de las palas, en las de eje horizontal y de eje vertical pero los
aerogeneradores más eficientes y utilizados en la actualidad son los de eje
horizontal (cobreiro et.al, 2014).

En éstos, la energía eólica mueve una hélice y mediante un sistema mecánico se


hace girar el rotor de un generador, normalmente un alternador, que produce
energía eléctrica. La cantidad de energía transferida al rotor por el viento depende
de la densidad del aire, del área de barrido del rotor y de la velocidad del viento. Si
el suministro eléctrico va a ser puntual (una vivienda aislada, granjas, etc.), se
utilizan equipos de baja potencia, por lo común, de varias decenas de kW. Cuando
la electricidad generada se va a volcar a la red de distribución se utilizan varios
aerogeneradores, de potencia comúnmente inferior a un MW (EPEC,2017).
Los aerogeneradores se diseñan a diferentes alturas dependiendo del régimen de
viento del emplazamiento en el que están situados, de la potencia de la turbina, del
diámetro de barrido de las palas, etc. En la actualidad pueden encontrarse turbinas
que superan los 100 m de altura (cobreiro et.al, 2014).

En la actualidad se fabrican máquinas comerciales de muy variados tamaños, desde


muy bajas potencias (100 a 150 W) hasta 700 y 800 Kw. y ya están superando la
etapa experimental modelos de hasta 1.500 Kw. de potencia. A diferencia de los
molinos, estos equipos se caracterizan por tener pocas palas porque de esta
manera alcanzan a desarrollar una mayor eficiencia de transformación de la energía
primaria contenida en el viento (Secretaría de Energía de Argentina, 2008).

8.4.1 Partes de un aerogenerador

A partir de la segunda mitad del siglo XX las máquinas eólicas no han


experimentado evoluciones radicales en su diseño; todas ellas están integradas por
un conjunto de subsistemas cuyo objetivo es captar la energía cinética del viento y
transformarla en energía eléctrica (fundamentalmente) de la forma más óptima
posible (carta et.al, 2009).
De forma general pueden señalarse los siguientes subsistemas componentes:
 Subsistema de captación.
 Subsistema de transmisión mecánica.
 Subsistema de generación eléctrica.
 Subsistema de orientación.
 Subsistema de regulación.
 Subsistema soporte.
8.4.1.1 Subsistema de captación

El subsistema de captación es el encargado de transformar la energía cinética del


viento en energía mecánica de rotación. Está integrado por el rotor, el cual se
compone de las palas y del buje (carta et.al, 2009).

El rotor: Es la parte de la máquina que transforma la energía del viento en energía


mecánica. Aumentando el diámetro de las palas, se puede aumentar la superficie
de captación de viento y la potencia proporcionada por la máquina. La potencia que
suministra el viento por unidad de superficie barrida se conoce como intensidad de
potencia del viento. Por encima de una intensidad de potencia de 200 W/m2, ya
puede ser rentable generar energía eléctrica a partir de aerogeneradores (Iñesta &
Garcia, 2002).

Las palas: Son los elementos del aerogenerador encargados de captar la energía
cinética del viento. Es uno de los componentes más críticos de la máquina, ya que,
en palas de gran longitud, que permiten un mejor aprovechamiento de la energía,
las altas velocidades que se consiguen en los extremos llevan al límite la resistencia
de los materiales con que están fabricados (normalmente, fibra de vidrio y poliéster)
(Iñesta & Garcia, 2002).

El buje de la turbina eólica es el componente que conecta las palas al árbol principal
de transmisión y finalmente al resto del tren de potencia. Hay tres tipos básicos de
bujes que se aplican en las turbinas modernas de eje horizontal: bujes rígidos,
bujes balanceantes (denominados en inglés teetering), y bujes para palas
articuladas (denominados en inglés hinged hub) (carta et.al, 2009).
8.4.1.2 Subsistema de transmisión mecánica.

Un tren de potencia completo de un aerogenerador está compuesto por todas las


partes en rotación de la turbina. Éstas incluyen un árbol de baja velocidad (en el
lado del rotor), acoplamientos, freno, caja multiplicadora de engranajes, y un árbol
de alta velocidad (en el lado del generador). Toda turbina tiene un árbol principal,
algunas veces denominado árbol de baja velocidad árbol del rotor. El árbol principal
transfiere el par de torsión desde el rotor al resto del tren de potencia (carta et.al,
2009).

El multiplicador es un conjunto de engranajes que transforman la baja velocidad a


la que gira el eje del rotor (entre 20 y 30 vueltas por minuto) a una velocidad más
elevada, que se comunica al eje que hace girar el generador (Iñesta & García, 2002).

8.4.1.3 Subsistema eléctrico.

El sistema eléctrico de un aerogenerador incluye todos los dispositivos que


intervienen en el proceso de conversión de la energía mecánica en energía
eléctrica, si bien el generador constituye el foco de dicho sistema. Los generadores
que actualmente se utilizan en las aeroturbinas suelen ser alternadores, que a su
vez puede ser de inducción (asíncronos) o de excitación (síncronos). Cada uno de
estos tipos de generadores tiene diferentes características, tanto en los
requerimientos de entrada como en las particularidades de la corriente de salida
(carta et.al, 2009).
El objetivo del generador es transformar la energía mecánica procedente del rotor
de la máquina en energía eléctrica. Esta energía se volcará a la red eléctrica o será
usada por algún centro de consumo anexo a la instalación (Iñesta & García, 2002).

8.4.1.3.1 Teoría de los generadores

Las turbinas eléctricas pueden ser diseñadas tanto con generadores síncronos
como asíncronos, y con varias formas de conexión directa o conexión indirecta a
red del generador. La conexión directa a red significa que el generador está
conectado directamente a la red de corriente alterna (generalmente trifásica). La
conexión indirecta a red significa que la corriente que viene de la turbina pasa a
través de una serie de dispositivos eléctricos que ajustan la corriente para igualarla
a la de la red (windpowe,2003).

El generador síncrono precisa de un campo magnético giratorio para convertir la


energía mecánica de rotación en energía eléctrica. Dicho campo magnético se
puede crear mediante imanes permanentes situados en el rotor o por electroimanes
alimentados por corriente continua (carta et.al, 2009).

Las turbinas eólicas que utilizan generadores síncronos dado que la red suministra
corriente alterna, hay que convertir la corriente alterna en corriente continua antes
de enviarla a las bobinas arrolladas a los electroimanes del rotor. Los electroimanes
del rotor están conectados a la corriente mediante escobillas y anillos rozantes en
el árbol (eje) del generador (windpowe,2003).
Ilustración x: Generador síncrono con convertidor de frecuencia acoplado a red. Fuente: Google
Imágenes

Un generador asíncrono más empleado es el de tipo de jaula de ardilla, aunque


también puede construirse de rotor devanado. El generador asíncrono produce
energía eléctrica, en el estator, cuando la velocidad de giro de su rotor, impulsado
por el eje de alta, es superior a la velocidad de giro del campo magnético de
excitación creado por el estator (carta et.al, 2009).

En un generador asíncrono es diferente, pues precisa que el estator esté


magnetizado por la red antes de funcionar. Sin embargo, se puede hacer funcionar
un generador asíncrono de forma autónoma si se le provee de condensadores que
le suministren la corriente magnetizante necesaria. También es preciso que haya
algo de remanencia en el hierro del rotor, es decir, algo de magnetismo restante,
cuando se ponga en marcha la turbina (en caso contrario, necesitará una batería y
electrónica de potencia, o un pequeño generador diesel, para arrancar el sistema)
(windpowe,2003).
Sin embargo, el generador asíncrono en jaula de ardilla es muy simple y al no contar
con elementos que giren en tensión eléctrica requiere bajos niveles de
mantenimiento. Algunos fabricantes de aerogeneradores, debido a la relación
existente entre el rendimiento de los generadores asíncronos y el nivel de carga,
han equipados a sus máquinas con dos generadores acoplados al mismo rotor. Uno
que opera cuando las velocidades de viento son bajas y otro que entra en
funcionamiento con las velocidades del viento son altas.

Ilustración x: Generador asíncrono acoplado directamente a red. Fuente: Google Imágenes


8.4.1.4 Subsistema de orientación

El cambio de dirección del viento incidente hace necesaria la orientación del rotor
situándole perpendicularmente a dicha dirección. Existen dos clases de sistemas de
orientación: orientación activa y orientación pasiva. Las turbinas con orientación
activa normalmente disponen de rotor a barlovento. Para realizar la orientación se
utiliza la información obtenida a partir de los datos de dirección de viento y posición
de la máquina. La información conseguida es transmitida a un sistema de actuación,
que generalmente es de tipo hidráulico o eléctrico (carta et.al, 2009).

Casi todos los aerogeneradores de eje horizontal emplean orientación forzada, es


decir, utilizan un mecanismo que mantiene la turbina orientada en contra del viento
mediante motores eléctricos y multiplicadores(windpowe,2003).

8.4.1.5 Subsistema de regulación y control.

Para generar potencia de forma óptima los subsistemas de las turbinas necesitan
de un subsistema de control que enlace la operación de todos ellos. El subsistema
de control y regulación tiene la misión incrementar la captación de energía cinética
del viento, mejorar la potencia eléctrica generada y garantizar un funcionamiento
seguro de la máquina. Para ello el subsistema de control supervisa el
funcionamiento de la máquina eólica y gestiona las secuencias de arranque, parada,
etc., además de controlar al subsistema de orientación, regular la potencia captada
del viento y la producida por el aerogenerador (carta et.al, 2009).
Aerogeneradores de regulación por cambio del ángulo de paso ("pitch
controlled"): En un aerogenerador de regulación por cambio del ángulo de paso,
el controlador electrónico de la turbina comprueba varias veces por segundo la
potencia generada. Cuando ésta alcanza un valor demasiado alto, el controlador
envía una orden al mecanismo de cambio del ángulo de paso, que inmediatamente
hace girar las palas del rotor ligeramente fuera del viento. Y a la inversa, las palas
son vueltas hacia el viento cuando éste disminuye de nuevo (windpowe,2003).

Aerogeneradores de regulación por pérdida aerodinámica ("stall controlled"):


Los aerogeneradores de regulación (pasiva) por pérdida aerodinámica tienen las
palas del rotor unidas al buje en un ángulo fijo. Sin embargo, el perfil de la pala ha
sido aerodinámicamente diseñado para asegurar que, en el momento en que la
velocidad del viento sea demasiado alta, se creará turbulencia en la parte de la pala
que no da al viento, tal y como se muestra en el dibujo de la página anterior. Esta
pérdida de sustentación evita que la fuerza ascensional de la pala actúe sobre el
rotor (windpowe,2003).

Aerogeneradores de regulación activa por pérdida aerodinámica:


Un número creciente de grandes aerogeneradores (a partir de 1 MW) están siendo
desarrollados con un mecanismo de regulación activa por pérdida aerodinámica.
Técnicamente, las máquinas de regulación activa por pérdida aerodinámica se
parecen a las de regulación por cambio del ángulo de paso, en el sentido de que
ambos tienen palas que pueden girar. Para tener un momento de torsión (fuerza de
giro) razonablemente alto a bajas velocidades del viento, este tipo de máquinas
serán normalmente programadas para girar sus palas como las de regulación por
cambio del ángulo de paso a bajas velocidades del viento (a menudo sólo utilizan
unos pocos pasos fijos, dependiendo de la velocidad del viento) (windpowe,2003).
8.4.1.6 subsistema soporte

El subsistema está constituido por la góndola y la torre. La góndola está formada


por el bastidor o estructura portante de acero en el que se montan la mayoría de los
distintos subsistemas de la máquina eólica y la carcasa que, diseñada de forma
aerodinámica, los protege de los agentes atmosféricos. Se diseña para facilitar el
acceso y las labores de mantenimiento, así como para permitir el correcto
funcionamiento de los subsistemas que alberga. La torre es el elemento encargado
de elevar el rotor de la máquina respecto del nivel del suelo. La altura mínima de la
torre está condicionada por el diámetro del rotor del subsistema de captación y la
altura máxima por el coste y la dificultad de instalación (carta et.al, 2009).
8.4.2 Clasificación de los aerogeneradores

En las máquinas pequeñas el generador suele ser un alternador conectado


directamente al eje de rotación. Se puede diferenciar a los aerogeneradores en dos
grandes grupos según sea la posición del eje de rotación: de eje vertical y de eje
horizontal. Ambas tecnologías tienen aspectos favorables y desfavorables
(secretaria de energía argentina, 2008).

De eje vertical ó VAWT Tienen la ventaja de no necesitar orientarse respecto a la


dirección de donde sopla el viento, porque cualquiera sea ella, acciona en la misma
forma sobre su rotor. Además, los equipos de generación y control se ubican al pie
de la estructura simplificando de esta manera el acceso a los mismos y abaratando
por consiguiente el mantenimiento. Como principal elemento desfavorable se puede
mencionar la baja eficiencia de la conversión energética (EPEC,2017).

Ilustración x: Aerogenerador de eje vertical. Fuente: Google Imagenes


De eje horizontal ó HAWT Son los más habituales. En ellos el plano de rotación
debe conservarse perpendicular a la dirección del viento para poder captar la
máxima energía. En consecuencia, para adecuarse a las variaciones de dirección,
debe instalarse algún mecanismo que oriente la posición del rotor. Su principal
ventaja es, que al estar a una altura de entre 40 y 60 metros del suelo, aprovecha
mejor las corrientes de aire con una eficacia muy alta en la conversión. Como
contrapartida, sus grandes dimensiones dificultan su instalación.

Ilustración x: Aerogenerador de eje horizontal. Fuente: UNION FENOSA MADRID


Referencias
Ramos-Gutiérrez, Leonardo de Jesús, & Montenegro-Fragoso, Manuel. (2012). La generación de energía
eléctrica en México. Tecnología y ciencias del agua, 3(4), 197-211. Recuperado en 15 de marzo de 2018, de
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2007-24222012000400012&lng=es&tlng=e

Mur-Amada, J. (2001). Master europeo en energías renovables y eficiencia energética: Curso de


energía eólica.

de Energía Eólica, A. M. (2015). El potencial eólico mexicano. Oportunidades y retos en el nuevo


sector eléctrico. Recuperado de http://www. amdee. org/Publicaciones/AMDEE-PwC-El-potencial-
eolico-mexicano. pdf.

del Campo-Márquez, C. M., Nelson-Edelstein, P. F., & García-Vázquez, M. Á. (2009). La energía del
viento en México: Simulación de un parque eólico y aplicación de análisis probabilístico de
seguridad. Ingeniería, investigación y tecnología, 10(4), 343-352.