You are on page 1of 44

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE COTOPAXI

UNIDAD ACADÉMICA DE LAS CIENCIAS DE LA INGENIERÍA Y APLICADAS

CENTRALES DE GENERACIÓN

TEMA:

“PRINCIPIOS DE FUNCIONAMIENTO DE CENTRALES EÓLICAS”

INTEGRANTES:

CICLO:

SEXTO “A” ING. ELÉCTRICA

18 DE MAYO 2018

LATACUNGA – ECUADOR
1 Contenido
1 INTRODUCCIÓN ..................................................................................................................... 3
2 OBJETIVOS .............................................................................................................................. 4
2.1 OBJETIVO GENERAL ..................................................................................................... 4
2.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS ............................................................................................. 4
3 MARCO TEORICO ................................................................................................................... 5
3.1 Viento ................................................................................................................................. 5
3.2 Aerogenerador .................................................................................................................... 5
3.3 Curva de Potencia del Aerogenerador .............................................................................. 18
3.4 Aplicaciones de la Energía Eólica .................................................................................... 21
3.5 Parque Eólico ................................................................................................................... 22
3.6 Costes del uso de la Energía Eólica.................................................................................. 31
4 CONCLUSIONES ........................................................................................................................ 42
5 Bibliografía .............................................................................................................................. 44
2 INTRODUCCIÓN
3 OBJETIVOS
3.1 OBJETIVO GENERAL

3.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS


4 MARCO TEORICO
4.1 Viento

4.2 Aerogenerador
4.2.1 Componentes de los aerogeneradores

Figura 1. Diversos componentes de un aerogenerador.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Como se observa en la figura 1 se puede mostrar la ubicación de lagunos de los componentes


de un aerogenerador.

Según Carta González & otros (2009) en su libro Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos dice que “La energía cinética de la masa
de aire se convierte en energía de rotación (del rotor) y, por tanto, las turbinas eólicas
disponen de una caja multiplicadora de engranajes con el propósito de incrementar el número
de revoluciones del rotor hasta el número de revoluciones del generador eléctrico, que
normalmente ha de girar a un número mayor de revoluciones que el rotor.”
Figura 2. Transformaciones de energía en un aerogenerador.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Según José Antonio Carta González (2009) en su libro Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables habla que “A partir de la segunda mitad del
siglo XX las máquinas eólicas no han experimentado evoluciones radicales en su diseño;
todas ellas están integradas por un conjunto de subsistemas cuyo objetivo es captar la energía
cinética del viento y transformarla en energía eléctrica (fundamentalmente) de la forma más
óptima posible”. (Pág. 358)

Se puede decir que un sistema tiene los siguientes componentes:

 Subsistema de captación.
 Subsistema de transmisión mecánica.
 Subsistema de generación eléctrica.
 Subsistema de orientación.
 Subsistema de regulación.
 Subsistema soporte.

Subsistema de captación

Según Mario Ortega Rodríguez (2000) en su libro Energías Renovables nos dice que “El
subsistema de captación lo constituye la rueda o turbina eólica propiamente dicha. Su misión
es transformar la energía cinética del aire en energía mecánica, la posición del eje que soporta
la rueda eólica determina una primera clasificación de estas máquinas en: máquinas de eje
horizontal y de eje vertical”. (Pág. 60)

Figura 3. Construcción típica de una pala de aerogenerador.

Fuente: (Mario Ortega Rodríguez, 2000)

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos refiere a que “Los aerogeneradores de eje
vertical de mayor desarrollo han sido los denominados Darrieus (Figura 4). Estas turbinas, a
pesar de presentar ciertas ventajas de carácter estructural, como son el no necesitar
mecanismo de orientación y la facilidad de instalar el generador eléctrico en tierra, muestran
desventajas considerables, entre las que cabe destacar su menor producción energética, a
igual potencia instalada, respecto a un aerogenerador de eje horizontal, así como la necesidad
de motorizar el aerogenerador para su arranque”. (Pág. 360)

Figura 4: Aerogenerador eje vertical (Darrieus) y aerogeneradores eje horizontal.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Los aerogeneradores de eje horizontal son (Figura 4), con diferencia, los tipos de sistemas
de captación eólica más desarrollados y utilizados en la producción energética, empleándose
desde capacidades del orden de vatios a grandes aerogeneradores de potencia (Figura 4).

El rotor es considerado como el subsistema más importante, tanto para el funcionamiento


como del de costes. Los componentes más importantes del rotor son las palas. Ellas son los
dispositivos que convierten la fuerza del viento en el par necesario para generar potencia
útil.

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos habla que “Aunque históricamente se ha
utilizado una gran variedad de materiales para la fabricación de las palas, los materiales más
utilizados actualmente son las resinas de poliéster reforzadas con fibras de vidrio o fibra de.
Dependiendo del número de palas de los rotores éstos se clasifican en rotores multipala (o
rotores lentos), con un número de palas comprendido entre 6 y 24 (Figura 4), y en rotores
tipo hélice (o rotores rápidos)”. (Pág. 361)
En función del rotor que se necesite adverso a la velocidad del viento se pueden clasificar
en rotores de barlovento o de sotavento o auto orientables, cuyas palas presentan una cierta
inclinación respecto del plano de giro.

Figura 5. Aerogeneradores con rotor a sotavento y rotor a barlovento.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Dependiendo de que las palas puedan o no girar respecto a su eje longitudinal, los rotores se
clasifican en rotores de paso variable (Figura 6) o rotores de paso fijo.

Los rotores de paso variable permiten una mayor producción energética ya que se puede
lograr una mejor adaptación aerodinámica de la pala al viento incidente. Para permitir este
tipo de movimiento relativo de la pala respecto del buje, ésta lleva en su raíz cojinetes y el
buje debe de disponer de mecanismo de actuación.

Figura 6. Rotor con pala de paso variable.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos habla que “El buje de la turbina eólica es
el componente que conecta las palas al árbol principal de transmisión y finalmente al resto
del tren de potencia. Hay tres tipos básicos de bujes que se aplican en las turbinas modernas
de eje horizontal: bujes rígidos, bujes balanceantes (denominados en inglés teetering), y
bujes para palas articuladas (denominados en inglés hinged hub)”. (Pág. 364)
Figura 7. Tipos de bujes.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Aerodinámica del subsistema de captación

La potencia máxima en el rotor de una turbina eólica viene dada por:

𝟏𝟔 𝟏
𝑷𝒓 = ( 𝝆𝑨𝒗𝟑𝟏 ) (𝑾)
𝟐𝟕 𝟐

Donde:

-A es la densidad del aire

-V1 la velocidad del viento aguas arriba del rotor (velocidad no perturbada).

-El factor 16/27 se denomina límite de Betz. En realidad, la potencia de los rotores más
perfeccionados, no supera en general el 70% o 80% de la potencia del rotor de una turbina
eólica vendrá dado por la potencia máxima

𝟏 𝟑
𝟏 𝝅𝑫𝟐 𝟑
𝑷𝒓 = 𝑪𝒑 ( 𝝆𝑨𝒗𝟏 ) = 𝑪𝒑 𝝆 ( ) 𝒗𝟏 (𝑾)
𝟐 𝟐 𝟒

La potencia mecánica que una turbina eólica es capaz de extraer de la energía cinética del
viento depende, fundamentalmente, del cubo de la velocidad del viento, del diá- metro del
círculo barrido por las palas y el coeficiente de potencia del rotor Cp, debido a que el número
de palas prácticamente no tiene influencia en el rendimiento cuando se utilizan más de tres
palas.

La figura 8 nos indica una idea de los tamaños de rotor en función de la potencia.
Figura 7. Tipos de bujes.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Para entender de mejor manera el diseño de las palas de los aerogeneradores se tiene que
analizar la acción del viento con una superficie con forma de perfil de pala, cuya cuerda
forma un ángulo de inclinación α denominado ángulo de ataque, respecto a la dirección del
viento atmosférico.

Figura 8. Acciones del viento sobre un perfil astático.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Si se componen las fuerzas originadas por las sobrepresiones y depresiones se obtendría una
fuerza resultante R, generalmente oblicua respecto a la dirección del viento y aplicada en el
centro aerodinámico, que depende del ángulo α.

La fuerza resultante R puede descomponerse en dos fuerzas FS (fuerza de sustentación) y


FA (fuerza de arrastre), respectivamente, que son:

1 1
𝐹𝑠 = (𝐶𝑆 𝜌𝐴𝑣 2 ); 𝐹𝐴 = (𝐶𝑆 𝜌𝐴𝑣 2 )
2 2
FS es perpendicular a la dirección del viento.

FA es paralela a la dirección del mismo.

CS y CA se denominan coeficiente de sustentación y coeficiente de arrastre, dependen de la


forma del perfil aerodinámico y del ángulo de ataque a, y se determinan en túneles de viento.

Figura 9. Coeficiente de sustentación y arrastre de un perfil aerodinámico.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos menciona que “Para un determinado valor
de a se produce una brusca disminución de la sustentación y un rápido incremento del
arrastre. Ello se debe al desprendimiento de las líneas de corriente de aire de la superficie
del perfil y a la formación de turbulencias en el extradós. A este fenómeno se le denomina
entrar en pérdida. En el caso de las palas de una turbina eólica este fenómeno no implica un
problema, es decir, puede diseñarse la pala para que cuando se alcance una determinada
velocidad del viento el ángulo de ataque a sea tal que la pala entre en pérdida y se limite la
captación de potencia.” (Pág. 364)

Subsistema de transmisión mecánica

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos dice que “Toda turbina tiene un árbol
principal, algunas veces denominado árbol de baja velocidad o árbol del rotor. El árbol
principal transfiere el par torsor desde el rotor al resto del tren de potencia. Los
acoplamientos tienen como función conectar los árboles. Hay dos lugares en particular de
las turbinas eólicas donde es probable que se instalen grandes acoplamientos: entre el árbol
principal y la caja de engranajes, y entre el árbol de salida de la caja de engranajes y el
generador”. (Pág. 373)

Existen dos tipos básicos de cajas de engranajes usadas en los aerogeneradores:

Cajas de engranajes de árboles paralelos y cajas de engranajes planetarios.

En la figura 10 se muestra una caja multiplicadora de engranajes helicoidales de árboles


paralelos situada en la barquilla o góndola del aerogenerador.

Figura 10. Caja de engranajes (cortesía de Aerogeneradores Canarios).

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

La mayor parte de generadores presentan frenos mecánicos. Estos frenos son incluidos
normalmente, en la mayor parte de casos es capaz de frenar la turbina y en otros casos solo
para impedir que el rotor gire cuando la turbina no está funcionando.

Subsistema eléctrico

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos habla acerca del subsistema eléctrico y
nos dice que “incluye todos los dispositivos que intervienen en el proceso de conversión de
la energía mecánica en energía eléctrica, si bien el generador constituye el foco de dicho
sistema.” (Pág. 374)

Los generadores que se utilizan en las Aero turbinas suelen ser alternadores, que a su vez
puede ser de inducción (asíncronos) o de excitación (síncronos).

El generador asíncrono produce energía eléctrica, en el estator, cuando la velocidad de giro


de su rotor, impulsado por el eje de alta, es superior a la velocidad de giro del campo
magnético de excitación creado por el estator. La velocidad de giro (n) de este tipo de
generadores está ligada con la de sincronismo (ns) por el denominado deslizamiento (s).
𝒏 − 𝒏𝒔
𝑺=
𝒏𝒔

En las maquinas eólicas de gran potencia suele ser entre 1% y 5%, por lo que el margen de
variación de la velocidad del generador eléctrico no es significativa.

Figura 11. Generador asíncrono (cortesía de Aerogeneradores Canarios).

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

El generador síncrono precisa de un campo magnético para convertir la energía mecánica de


rotación en energía eléctrica. Este campo magnético se puede crear mediante imanes
permanentes situados en el rotor o por electroimanes alimentados por corriente continua.

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables “Las máquinas síncronas giran siempre a la
velocidad de sincronismo. Por tanto, para una frecuencia f dada, si se incrementa el número
de pares de polos se disminuye la velocidad de sincronismo. Aprovechando esta
característica algunos fabricantes han equipado a sus turbinas eólicas con generadores
síncronos con pares de polos suficientes para eliminar la caja multiplicadora y reducir el
tamaño de la máquina”. (Pág. 375)

La mayoría de las turbinas eólicas están equipadas con generadores que funcionan a
velocidad constante y que operan acopladas directamente a la red. Con los avances
tecnológicos de los inversores el acoplamiento directo a la red con generadores operando a
velocidad variable ha comenzado a ser atractivo. Las posibilidades más destacadas, dentro
de un cierto abanico (Hau, 2000), son:

Generadores asíncronos operando a velocidad de giro constante y conectado directamente a


la red.
Figura 12. Generador asíncrono acoplado directamente a red

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Generadores síncronos con convertidores AC/DC/AC operando a velocidad de giro variable


conectados a la red

Figura 13. Generador síncrono con convertidor de frecuencia acoplado a red.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Generadores asíncronos con control de deslizamiento. Una posibilidad de conseguir un


generador asíncrono de velocidad variable se logra modificando el deslizamiento.

Figura 13. Generador asíncrono con control dinámico de deslizamiento.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables nos habla que “Desde el punto de vista de la
ingeniería eléctrica, los aerogeneradores son plantas de generación de potencia, parecidas a
las plantas hidroeléctricas o las plantas de generación diésel. Sus sistemas eléctricos son
similares y deben reunir los requisitos de los sistemas conectados a la red pública”. (Pág.
378)

Subsistema de orientación

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables menciona que “Las turbinas con orientación
activa normalmente disponen de rotor a barlovento. Para realizar la orientación se utiliza la
información obtenida a partir de los datos de dirección de viento y posición de la máquina.
La información conseguida es transmitida a un sistema de actuación, que generalmente es
de tipo hidráulico o eléctrico”. (Pág. 379)

Figura 14. Sistema de orientación.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Los sistemas de orientación denominados pasivos cuentan con elementos mecánicos que
aprovechan las fuerzas aerodinámicas para realizar las maniobras de orientación.

Si la velocidad del viento actúa sobre la misma se genera un empuje sobre la cola
aerodinámica que obliga a la turbina a girar y colocar el rotor perpendicular a la dirección
del viento. (Gonzales, 2009)

Subsistema de regulación y control

Para generar potencia de forma óptima los subsistemas de las turbinas necesitan de un
subsistema de control que enlace la operación de todos ellos.

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables menciona que “El subsistema de control y
regulación tiene la misión incrementar la captación de energía cinética del viento, mejorar
la potencia eléctrica generada y garantizar un funcionamiento seguro de la máquina. Para
ello el subsistema de control supervisa el funcionamiento de la máquina eólica y gestiona
las secuencias de arranque, parada, etc., además de controlar al subsistema de orientación,
regular la potencia captada del viento y la producida por el aerogenerador”. (Pág. 381)

Para regular la velocidad de rotación y las potencias generadas por las turbinas eólicas
pueden actuar modificando las características aerodinámicas del rotor e interviniendo en el
sistema eléctrico.

Es posible controlar la potencia mediante rotores provistos de palas diseñadas para regular
la captación de energía por pérdidas aerodinámicas.

La regulación más sencilla simples dentro de los tipos de regulación por cambio del ángulo
de calaje o cambio de paso, son aquellos que solo actúan en la fase de exceso de potencia.

Subsistema soporte

Constituido por la góndola y la torre.

La góndola está formada por el bastidor o estructura portante de acero en el que se montan
la mayoría de los distintos subsistemas de la máquina eólica y la carcasa que, diseñada de
forma aerodinámica, los protege de los agentes atmosféricos.

La torre es el elemento encargado de elevar el rotor de la máquina respecto del nivel del
suelo.

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables manifiesta que “Aunque las primeras torres
de sustentación que se utilizaron en los aerogeneradores eran de estructura de celosía
actualmente es más frecuente el uso de torres tubulares cilíndricas o troncocónicas de acero
(fundamentalmente) u hormigón. Los criterios de elección suelen estar condicionados por su
frecuencias naturales de vibración, modos de instalación y estética”. (Pág. 385)
Figura 15. Torre de un aerogenerador.

Fuente: (Carta González & otros, 2009)

Las torres de turbinas de alta potencia se fijan a las cimentaciones mediante pernos de alta
resistencia.

Según José Antonio Carta González (2009) en su obra Centrales de energías renovables:
generación eléctrica con energías renovables manifiesta “Para acceder a la góndola en las
máquinas eólicas pequeñas la torre suele disponer de escalera exterior. En los
aerogeneradores de mediano y gran tamaño el acceso suele realizarse por el interior de la
torre, la cual dispone de una escalera (Figura 7.64) y, en algunos casos, de ascensor”. (Pág.
386)

Figura 15. Acceso a la torre

Fuente: (Carta González & otros, 2009)


bibliografia
Energías Renovables – Mario Ortega Rodriguez – Paraninfo – España – 2000.

4.3 Curva de Potencia del Aerogenerador


Según (ALÉ, SIMIONI, & HACK, 2008) expresa que “El conocimiento de la curva de
potencia de una turbina eólica es una información muy importante para la identificación de
modelos adecuados la cada perfil de viento, ya que permite cuantificar la energía generada
por la relación de la potencia de salida en función de la velocidad del viento.”
Figura 1. Procedimiento general para la adaptación óptima de la máquina de trabajo al
rotor eólico
Fuente: (Voneschen, 2009)
La curva de potencia (P,v) es la característica más importante para el explotador o
planificador de energía eólica. Indica la potencia que la eólica suministra bajo un
determinado viento. La deducción de esta curva es sencilla: basta trasladar los puntos de
intersección de las características (P,n) del rotor y de la máquina de trabajo a un eje de
coordenadas P,v. fig1 muestra esquemáticamente el procedimiento.

Figura 2. Toda máquina tiene pérdidas, que deberán ser cubiertas por el rotor eólico.
Fuente: (Voneschen, 2009)
Pmec = Pin = Pout + Pperd
Donde Pmec = Pin es la potencia disponible en el eje del rotor y Pout la potencia útil o neta
de la eólica. Pperd son las pérdidas del sistema.

Velocidad de conexión
Según manifiesta que “los aerogeneradores están diseñados para empezar a girar a
velocidades alrededor de 3-5 m/s. Es la llamada velocidad de conexión”

Velocidad de corte
Según expresa que “El aerogenerador se programará para apararse a altas velocidades del
viento por ejemplo unos 25 m/s, para evitar posibles daños en la turbina o en sus alrededores”
Incertidumbre en mediciones de curvas de potencia
Las curvas de potencia están basadas en medidas realizadas en zonas de baja intensidad de
turbulencias, y con el viento viniendo directamente hacia la parte delantera de la turbina. Las
turbulencias locales y los terrenos complejos (por ejemplo aerogeneradores situados en una
pendiente rugosa) pueden implicar que ráfagas de viento golpeen el rotor desde diversas
direcciones. Por lo tanto, puede ser difícil reproducir exactamente la curva en una
localización cualquiera dada.

Figura 3. Curva de potencia experimental de un aerogenerador


Fuente: (Carta Gonzales C. , 2009)

4.4 Aplicaciones de la Energía Eólica


En la actualidad la aplicación típica de la energía eólica es la producción de electricidad,
aunque aún siguen utilizándose pequeñas máquinas eólicas para el bombeo mecánico de
agua. (Gonzales Velasco, 2009)

Las instalaciones eólicas pueden clasificarse en dos grupos: aerogeneradores conectados a


la red eléctrica de distribución general y aerogeneradores aislados. En cualquier caso, cuando
se emplean más de un aerogenerador la instalación recibe el nombre de parque eólico.

El primer grupo es el más numeroso y puede a su vez clasificarse en dos subgrupos:


aerogeneradores que inyectan toda la energía generada en la red y aerogeneradores que
utilizan la energía para consumos particulares y que utilizan la red para inyectar el exceso
de producción y para tomar energía en los períodos de bajo viento. (Carta Gonzales C. ,
2009)

Las instalaciones aisladas o autónomas se suelen destinar a la electrificación de viviendas.

Estos sistemas normalmente emplean aerogeneradores síncronos con rectificador e inversor


y almacenamiento en baterías. Aunque también se pueden utilizar los aerogeneradores para
desalinizar agua, producir hidrógeno, bombear agua, etc. (Carta Gonzales C. , 2009)

En las Islas Galápagos se encuentra ubicada una central eólica la cual abastece de energía
eléctrica a
4.5 Parque Eólico
Parques Eólicos (Onshore)

Un parque eólico es una agrupación de aerogeneradores conectados entre sí que transforman


la energía eólica en energía eléctrica, estos pueden estar situados en tierra firme (onshore) o
en mar abierto (offshore), ver figura 1 y figura 2 respectivamente. Su ubicación va acorde
con zonas y emplazamientos de altas velocidades de viento y alejadas de zonas urbanas. El
número de aerogeneradores que componen un parque eólico es variable, de acuerdo a
condiciones de diseño del sistema(MAECO, 2012)

Figura 1: Parque Eólico Onshore (Villonaco)


Fuente: (MEER, 2014)
Figura 2: Parque Eólico Offshore
Fuente: (Direct Industry, 2012)

Según (Buey Casaus , 2013) en su publicación Análisis de viabilidad técnica-económica del


parque eólico Altos de Peralta los emplazamientos son seleccionados en base a criterios
técnicos y no técnicos.

Entre los principales se pueden mencionar los siguientes:

Criterios Técnicos

 Elevado potencial eólico de un sitio especifico.


 Dirección de viento predominante durante un año.
 Bajos vientos extremos y nivel de turbulencia aceptable.

Criterios no técnicos

 Disponibilidad de redes para la evacuación de energía a distancia razonable.


 Disponibilidad de terreno suficiente en el sitio de emplazamiento.
 Marco legal y regulatorio adecuado en el lugar donde se prevé instalar el parque
eólico.
 Existencia de restricciones medioambientales.

A la hora de instalar un parque eólico, además de precisarse un estudio detallado y riguroso


del potencial eólico, se requiere la construcción de una serie de infraestructuras civiles,
eléctricas y de control.

Infraestructura civil
Para (Carta Gonzales C. , 2009) en su obra Centrales de energías renovable da a conocer
que:

La infraestructura civil de parques de grandes dimensiones comprende las edificaciones


necesarias para instalar el centro de control, ubicar los servicios generales y proteger las
estaciones transformadoras. (Pág. 394)

Asimismo, se consideran infraestructuras civiles las obras que se precisan realizar para llevar
a cabo las cimentaciones de los aerogeneradores, el trazado de los caminos necesarios para
acceder con grúas y camiones a la plataforma donde instalarán las máquinas eólicas y el
acondicionamiento de la propia plataforma. También pertenecen a este bloque las zanjas que
se necesitan excavar para el tendido de redes eléctricas

Figura 3: Infraestructura para base de la torre del aerogenerador


Fuente: (Enerpetrol, 2012)

Infraestructura eléctrica

Para (Carta Gonzales C. , 2009) en su obra Centrales de energías renovable da a conocer


que:

La infraestructura eléctrica comprende todos aquellos dispositivos y circuitos eléctricos que


intervienen en la conexión del parque eólico con la red. Es decir, las líneas de transporte, los
transformadores y los equipos eléctricos de seguridad (pararrayos, disyuntores para descarga
a tierra de sobreintensidades, etc.). (Pág. 395)

Normalmente, en instalaciones grandes se suelen conectar varios aerogeneradores a un


transformador (1.000-2.000 kVA) de baja-media tensión. Las líneas de media tensión se
extienden desde los grupos de transformadores hasta una subestación transformadora de
media-alta tensión.

Figura 4: Transporte de energía


Fuente: (MEER, 2015)

Infraestructura de control

Para los autores (Rosero & Chillagana, 2011) en su obra Energía Renovable para el
Desarrollo menciona que:

La infraestructura de control de un parque eólico es automática. Es decir, cuenta con un


ordenador central equipado con un software de control que no precisa de la intervención del
personal del parque para realizar su cometido. Esta infraestructura tiene como misión realizar
la conexión-desconexión del parque a la red y registrar los datos de explotación del mismo
y los parámetros de funcionamiento de cada máquina. (Pág. 102)

Parques eólicos en el mar (offshore)

A criterio del autor (Villarrubia Lopez, 2012) nos da a conocer que:

En cualquier parque eólico el factor decisivo es la velocidad del viento, en el mar se calcula
una velocidad en 1 m/s por encima de las zonas costeras próximas debido a que en el mar no
existen obstáculos y la rugosidad del suelo es muchísimo menor, esto significa que en un
parque eólico offshore la producción de electricidad a lo largo del año es del orden de un
20% más que en tierra. (Pág. 251)
Figura 5: Parques eólicos en el mar (offshore)
Fuente: (Evolución y ambiente, 2015)

Evolución de las instalaciones offshore

Los autores (Carta Gonzales C. , 2009) dan a conocer que:

Aunque el profesor Hernonemus, de la Universidad de Massachusetts, en 1972 ya había


realizado una propuesta de turbina flotante para su instalación en el mar y producir
hidrogeno, no es hasta el año 1990 en que se lleva a cabo la primera instalación de un
aerogenerador en Nogersund (Suecia), el cual desde 1998 se encuentra fuera de servicio. La
torre de dicho aerogenerador, apoyada en un trípode, se encontraba situada a 350 metros de
la costa, a una profundidad de agua de 6 metros. Un año después, en 1991, se lleva a cabo la
instalación del primer prototipo de parque eólico offshore en el mar Báltico, en Dinamarca.
Dicho parque eólico está compuesto por 11 aerogeneradores de la marca Bonus de 450 kW
de potencia nominal cada uno
Tabla 1: Potencias de parques offshore instalados en el mundo.
Fuente: (Carta Gonzales C. , 2009)
Tabla 2: distancias de costa y profundidades de parques offshore.
Fuente: (Carta Gonzales C. , 2009)

También otros países europeos han apostado por la explotación de la energía contenida en
el viento que sopla sobre el mar. El Reino Unido ha proyectado instalar 3.000 turbinas
eólicas offshore con el propósito de cubrir el 15% de la demanda de energía eléctrica.
Asimismo, Alemania e Irlanda proyectan instalar grandes parques offshore a medio plazo
con el objetivo de cubrir un importante porcentaje de la demanda eléctrica de sus respectivos
países.

Aerogeneradores y cimentaciones
Las cargas que actúan sobre la estructura del aerogenerador ubicado offshore difieren de las
que se presentan en tierra, ya que, por ejemplo, aquí es necesario tener en cuenta las cargas
dinámicas que el oleaje y la variación en altura de las mareas ejercen sobre la torre,
circunstancia que no ocurre en tierra. Asimismo, las corrientes marinas generan esfuerzos
sobre la torre que no pueden ser despreciados. También hay que mencionar el efecto
corrosivo que el mar ejerce sobre los elementos metálicos que conforman el aerogenerador.
Por tanto, las condiciones medioambientales imponen una serie de restricciones a la hora de
diseñar un aerogenerador. (Villarrubia Lopez, 2012)

Según (Rosero & Chillagana, 2011) nos da a conocer que:

El anclaje de la torre al fondo del mar se puede realizar de diversas formas. Puede utilizarse
el sistema denominado monopilote, el cual consiste de un pilote de acero de 3,5 m a 4,5 m
que se introduce en el lecho marino una profundidad de 10 m a 20 m (Figura 6). Este tipo de
anclaje, adecuado para profundidades de hasta 25 m, ha sido el más utilizado, ya que no se
precisa preparar el lecho marino, sino que para su instalación se realiza una perforación.

Figura 6: anclaje de aero generadores al fondo del mar


Fuente: (Evolución y ambiente, 2015)

Para instalaciones en agua muy profundas se proponen boyas que soporten una o más
turbinas o, plataformas flotantes que soporten múltiples turbinas (Figura 7.).
Figura 7: aerogeneradores flotantes
Fuente: (Evolución y ambiente, 2015)

Transporte de la energía eléctrica

Para los autores (Carta Gonzales C. , 2009) nos dan a conocer que para:

La electricidad producida por los aerogeneradores instalados en el mar debe ser transportada
a la costa para ser inyectada en la red eléctrica, salvando grandes distancias. Para realizar
dicho transporte es necesario tener en cuenta factores tales como el voltaje de la transmisión,
las pérdidas energéticas, las características y coste del cable, la tecnología para proteger el
cable y el coste asociado, etc.

La transmisión de potencia eléctrica a largas distancias puede originar pérdidas energéticas


significativas. Por tanto, si no se diseña un sistema eficiente para transmitir la energía desde
la instalación offshore a tierra, el coste puede ser prohibitivo. Para distancias cortas pueden
ser adecuadas conexiones de medio voltaje de corriente alterna. Sin embargo, la transmisión
a grandes distancias precisa de conductores de coste elevado y altos voltajes, por tanto, en
estos parques la tensión se eleva en estaciones transformadoras marítimas cercanas al parque
antes de transportarla a tierra. También, para largas distancias es factible emplear
transmisiones de corriente continua de alta tensión, las cuales reducen las pérdidas
apreciablemente. En este caso sería necesario el uso de inversores y de rectificadores.
Figura 8: Transporte de energía eléctrica desde offshore a tierra.
Fuente: (Carta Gonzales C. , 2009)

4.6 Costes del uso de la Energía Eólica


COSTE DEL USO DE LA ENERGIA EOLICA

Según (Gonzales Velasco, 2009) nos afirma: Uno de los aspectos más críticos a la hora de
decidir la instalación de cualquier explotación de energía renovable es la determinación de
costes, pues se desearía que los mismos llegaran a ser competitivos con los costes de
producción de la energía por centrales hidroeléctricas, térmicas o nucleares. p.357

Los costes de este tipo de energía son ficticios, ya que hasta el momento no se han hecho
repercutir sobre ellos las denominadas “externalidades”, como son los efectos de
calentamiento global, lluvia acida, contaminación atmosférica y desechos radiactivos que
acompañan a las tecnologías de producción energética que más se utilizan por el momento.

A medida que los precios de los combustibles fósiles se van encareciendo, la competitividad
de la energía eólica con la energía eléctrica producida en plantas térmicas va haciéndose más
estrecha. También las cuotas de generación de CO2 establecidas favorecen cada vez más el
uso de las energías renovables en general, en particular, la eólica, que es la más desarrollada.

(Gonzales Velasco, 2009) en su obra describe: “La estimación de los costes conduce a
valores cuantitativos que pueden ser fácilmente utilizados como argumento cuando se
quieren comparar entre si distintos tipos de tecnologías de transformación de la energía”. p.
357

Sin embargo, a la hora de decidir entre uno u otro tipo de transformación de energía, no se
debe hacer uso exclusivo de argumentos económicos, sino que también se han de tomar en
consideración aspectos medioambientales, como los que se citaron anteriormente, así como
las implicaciones sociales que pueden producirse, como consecuencia de una decisión a
favor del uso de uno u otro tipo de energía renovable.

CALCULO DE COSTES

Con el fin de obtener el coste de una unidad de energía eléctrica (generalmente en


centímetros de euro por KWh) producida por las turbinas eólicas, hay que tener en cuenta
una serie de factores específicos. (Gonzales Velasco, 2009) p.358

Entre ellos se encuentran:

 La producción anual de energía eléctrica del parque eólico o de la turbina, a la que se


denominara E. para hacer una estimación de esta cantidad en KWh se puede aplicar la
ecuación:

𝐸 = (𝑏𝑃𝑇 𝐹)𝑇

Donde:

 b es el número de horas que tiene un año (8760 horas/año).


 𝑃𝑇 es la potencia nominal de la turbina eólica a la velocidad programada,
 F es el factor neto de capacidad de las turbinas en el lugar donde se encuentran
emplazadas. Para entender este término se puede decir que si a una turbina eólica
pudiera funcionar todo el año a su potencia nominal tendría un factor de capacidad
igual a 1 (es decir, el 100%).Sin embargo, como ya se mencionó una característica
del viento es su variabilidad, por lo que no todo el año se tienen vientos de una
velocidad igual o mayor que la que produce la potencia nominal de la turbina
(suponiendo que esta funciona a velocidad de rotación constante), por lo que, en la
práctica, el factor de capacidad será bastante menor que la unidad. En lugares donde
las velocidades medias del viento son alrededor de la mitad de la velocidad a partir
de la cual se alcanza la potencia nominal de la turbina, el factor de capacidad a partir
de la cual se alcanza la potencia nominal de la turbina, el factor de capacidad puede
valer 0,25 (25%).En lugares más ventosos F puede llegar a alcanzar valores entre
0,35 y 0,40.
 Finalmente, T es el número de turbinas que componen el parque eólico.

 Los costes de inversión de capital de la instalación, C.


 El factor de recuperación del capital, lo que se suele denominar tasa interna de retorno,
R, que se calcula aplicando la ecuación.

𝑥
𝑅=
1 − (1 + 𝑥)−𝑛

Donde:

 x es el interés anual, después de descontar la inflación.


 n es el número de años en que se piensa recuperar el capital invertido en el parque
eólico.

 Los costes de operación y mantenimiento, M, por unidad de energía eléctrica producida,


que se pueden calcular aplicando al ecuación:

𝐶
𝑀=𝐾
𝐸

Donde:

 K es un factor que representa los costes de operación y mantenimiento de un parque


eólico y que se expresa como una fracción del coste de capital total. Generalmente
se estima que 𝐾 ≈ 0,025(2,5%) del capital total.

A partir de todo lo anterior, el coste de cada unidad de energía eléctrica generada en un


parque eólico, g, se puede estimar utilizando la ecuación siguiente:

𝑅
𝑔=𝐶 +𝑀
𝐸

Ejemplo:

La instalación de una turbina eólica ha costado un capital de 250000 euros. La turbina tiene
una potencia nominal de 250 kW y funciona con un factor de capacidad neta anual del 30%.
El proyecto se va a extender durante un tiempo de 15 años y la tasa interna de retorno se
estima en un 10% anual. Calcúlese el costo de la electricidad generada, en centímetros de
euro por kWh producido.

Solución:

𝐶 = 250000 𝑒𝑢𝑟𝑜𝑠

ℎ𝑜𝑟𝑎𝑠 𝑘𝑊ℎ
𝐸 = (𝑏𝑃𝑇 𝐹)𝑇 = 8760 𝑥 250𝑘𝑊 𝑥 0,3 𝑥 1 = 657000
𝑎ñ𝑜 𝑎ñ𝑜

𝑝𝑟𝑜𝑑𝑢𝑐𝑐𝑖𝑜𝑛 𝑡𝑜𝑡𝑎𝑙 𝑑𝑒 𝑒𝑙𝑒𝑐𝑡𝑟𝑖𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑢𝑛𝑖𝑐𝑎 𝑡𝑢𝑟𝑏𝑖𝑛𝑎 𝑖𝑛𝑠𝑡𝑎𝑙𝑎𝑑𝑎

𝑀 = 𝑔𝑎𝑠𝑡𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑜𝑝𝑒𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛 𝑦 𝑚𝑎𝑛𝑡𝑒𝑛𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜

𝐶 250000 𝑒𝑢𝑟𝑜𝑠 𝑒𝑢𝑟𝑜𝑠


𝑀 = 𝐾 ( ) = 0,0025 𝑥 ( ) = 9,51 𝑥 10−3
𝐸 𝑘𝑊ℎ 𝑘𝑊ℎ 𝑎ñ𝑜
657000 𝑎ñ𝑜

𝑥 0.10
𝑅= = = 0,13
1 − (1 + 𝑥)−𝑛 1 − (1 + 0.10)−15

El coste de la electricidad que produciría esta turbina vendría dado por:

𝑅 0.13 𝑒𝑢𝑟𝑜𝑠
𝑔=𝐶 + 𝑀 = 250000 𝑒𝑢𝑟𝑜𝑠 𝑥 ( ) + 9.51𝑥10−3
𝐸 657000 𝑘𝑊ℎ 𝑘𝑊ℎ

𝑔 = (4.95𝑥10−2 + 9.5𝑥10−3 )𝑒𝑢𝑟𝑜𝑠/𝑘𝑊ℎ

𝑔 = 5,9𝑥10−2 𝑒𝑢𝑟𝑜𝑠/𝑘𝑊ℎ

≈ 6 𝑐𝑒𝑛𝑡𝑖𝑚𝑜𝑠 𝑑𝑒 𝑒𝑢𝑟𝑜 𝑝𝑜𝑟 𝑘𝑊ℎ

En lo que representa al coste de los distintos componentes que integran un aerogenerador


pueden indicarse los porcentajes estimados reflejados en la figura 1. (Carta Gonzales C. ,
2009) p.407
COSTES DE LOS COMPONENTES
GONDOLA GENERADOR
10% BUJE 10%
5%

SISTEMA DE
CONTROL
10% TORRE
20%

MONTAJE Y OTROS
10% PALAS
20%

TREN DE POTENCIA
15%

GENERADOR TORRE PALAS TREN DE POTENCIA


MONTAJE Y OTROS SISTEMA DE CONTROL BUJE GONDOLA

Figura 1. Distribución de costes de los componentes.

La inversión necesaria para llevar a cabo una instalación eólica conectada a la red puede
estimarse descompuesta en cuatro grandes partidas (Figura 2).

El coste de los aerogeneradores constituye el porcentaje más alto de la inversión. Los costes
exfactory de los aerogeneradores se sitúan en el rango de los 600-700 euros/kW, variando
en función de la tecnología y el tamaño de la máquina.

SEGUROS E COSTES DE INVERSION


IMPUESTOS
14% TERRENOS
16%

GESTION Y
ADMINISTRACION
13%

OPERACIÓN Y
TERRENOS OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO MANTENIMIENTO
GESTION Y ADMINISTRACION SEGUROS E IMPUESTOS 57%

Figura 2. Distribución de los costes de inversión.


Los porcentajes estimados de los costes de explotación pueden estimarse alrededor 3.3% de
la inversión. Estos costes se desglosan en costes por alquiler de terrenos, costes de operación
y mantenimientos (personales, repuestos y consumidores), costes de gestión y
administración y costes de seguros de impuestos. (Carta Gonzales C. , 2009) p. 408

Los costes de generación varían entre 4 y 8 céntimos de euro por kWh producido. Estos
costes están ligados al tamaño de la instalación y, fundamentalmente, a las características
del viento del emplazamiento.

Los costes de la energía producida por un parque eólico marítimo dependen del recurso
eólico, la distancia de la costa y la profundidad del agua. En la Figura 7.84 se muestra una
distribución de costes medios de una instalación offshore, puede observarse que los
porcentaje de costos difieren de los que se presentan en los parques en tierra.

OPERACIÓN Y DESMONTAJE
MANTENIMIENTO COSTES DE UN PARQUE OFFSHORE 3%
7%
EDIFICIOS
GESTION DEL 1% AEROGENERADORES
PROYECTO 30%
5%

CONEXIÓN A RED
26%

CIMENTACION Y
ESTRUCTURA
28%
AEROGENERADORES CIMENTACION Y ESTRUCTURA CONEXIÓN A RED
GESTION DEL PROYECTO EDIFICIOS OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO
DESMONTAJE

Figura 3. Distribución de costes de explotación.

El desarrollo que han tenido los parques offshore en los últimos años y las perspectivas que
presentan en un futuro cercano en varios países ha dependido de las reducciones de los costos
de las cimentaciones y la transmisión de potencia, el incremento de los tamaños de las
turbinas y la mayor productividad en relación con las turbinas en tierra.

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL DE UTILIZAR LA ENERGIA DEL VIENTO

(Gonzales Velasco, 2009) Explica que: No existe un solo método de transformación de


energía que no ejerza un impacto sobre el medioambiente. Por eso, a la hora de enfrentarse
a un proyecto de explotación de energía eólica hay que tener en cuenta también
consideraciones medioambientales positivos y negativos, por lo que su aceptación masiva se
producirá si se consigue que los impactos positivos sean máximos y mínimos los negativos.
p. 350

Entre los impactos positivos a que da lugar el uso de turbinas eólicas para la generación de
electricidad pueden mencionarse los siguientes:

 No se produce emisión de CO2 y, por lo tanto, no se contribuye a incrementar el


efecto invernadero. Para tener una idea más aproximada de la emisión de CO2 que
se evitan, se puede mencionar que un parque eólico de 25MW, que puede producir
unos 59000 MWh/año, equivalentes al consumo doméstico de unas 18000 familias,
y a unas 5000 Tep en términos de energía primaria. Según los datos anteriores, asi se
evita la emisión a la atmosfera de unas 21850 toneladas de CO2 al año, que son las
que se arrojarían a la atmosfera si se genera la misma electricidad mediante una
central térmica de ciclo combinado con gas natural como combustible.
 No hay emisión de SOx, ni de NOx, con lo que no se contribuye a la generación de
lluvia acida, ni a la degradación de la capa de ozono.
 No hay emisión de cenizas, humos, ni partículas sólidas en suspensión.
 No se producen enfermedades respiratorias.
 No hay producción de desechos radiactivos.
 No se explotan acuíferos, ni recursos hidráulicos.
 No es necesario recurrir a minería, ni a perforaciones, ni a ningún tipo de
procesamiento industrial, ni aun transporte contaminante de combustibles.
 No es necesario ocupar grandes extensiones de terreno. Además, las explotaciones
agrícolas y ganaderas pueden continuarse en el terreno del parque eólico.
 Salvo su impacto sobre la fauna voladora, especialmente sobre las especies
migratorias, la mayor parte de las formas de vida animal pueden coexistir con las
turbinas eólicas.
 Reduce la dependencia de los combustibles fósiles o nucleares del país o de la región
donde se instalen turbinas eólicas.

Entre los impactos medioambientales negativos que producen las turbinas eólicas se pueden
citar el impacto visual, el impacto sonoro y las interferencias electromagnéticas.
Hay dos fuentes de ruido en las turbinas eólicas, una es el ruido mecánico de los quipos
mecánicos (como el mecanismo orientador o de virado y el cambio de engranajes) o
eléctricos (como el rotor del generador eléctrico) que van alojados en la barquilla (en turbinas
de eje horizontal).

Este tipo de ruido puede minimizarse con facilidad usando cambios de engranaje silenciosos
y soportes resistentes, y encerrando el conjunto de mecanismos en cajas acústicas.

Más difícil de evitar es el denominado ruido aerodinámico, que es una especie de bisbiseo
que se percibe a distancias no tan cortas de las turbinas. Su mayor o menor intensidad puede
depender de la forma que tengan las aspas, de la interacción del viento con las paletas y la
torre, del tipo de cubo, de la forma que tenga la punta de la paleta.

Si la paleta funciona o no en condiciones de perdida, o de que las corrientes de aire se


produzcan con turbulencias, lo que puede dar lugar a fuerzas no uniformes sobre las paletas
haciendo que las mismas produzcan ruido, debido a las tensiones que en ellas pueda generar
ese tipo de viento.

Como el ruido aerodinámico aumenta con la velocidad de rotación, algunas turbinas eólicas
se diseñan de modo que giren con lentitud para velocidades de viento bajas. A velocidades
más elevadas del viento, el propio ruido de fondo de este enmascara el ruido aerodinámico,
por lo que este último suele constituir un problema mayor a velocidades más bajas del viento.

Las autoridades de los diversos países donde se instalan turbinas eólicas suelen legislar con
respecto al ruido de las turbinas eólicas. Para ello se pueden basar en recomendaciones dadas
por la International Energy Agengy, con respecto a las cuales se comparan los resultados de
las pruebas de ruido a que se someten los diferentes modelos comerciales.
Figura 4. Ruido producido por un aerogenerador.

Impacto visual

El impacto visual es muy subjetivo un parque adecuadamente diseñado puede llegar a ser
incluso objeto de atracción. (Figura)

Figura 5. Impacto visual.

SITUACION ACTUAL DE LA EXPLOTACION DE LA ENERGIA EOLICA

Según (Asturias Ozaeta, 2012) describe: “El sector de la energía eólica es la tecnología de
generación de electricidad de más rápido crecimiento”. p. 16
El nivel de capacidad instalada ha crecido a una tasa promedio de 27,8% anual durante los
últimos cinco años. Las razones que explican este crecimiento se presentan a continuación:

 El viento es una tecnología probada desarrollado y optimizado más de tres décadas.


 En comparación con la inversión en otros tipos de energía, la energía eólica crea más
seguridad y más puestos de trabajo.
 El viento contribuye en la lucha del calentamiento global. Las emisiones totales de
dióxido evitadas por la energía eólica en el año 2009 es de 228,7 millones de
toneladas equivalente a 1,93% de las emisiones totales del mundo por generación de
energía.
 No depende tanto de la situación política local como su principal conductor. Factores
de mercado más tradicionales están influyendo en la competencia.
 La energía eólica compite en términos de costo de electricidad con el gas y la "nueva
base de carbón" en un sitio normal, con viento bueno”.

Capacidad Crecimiento Acumulativo


Año Crecimiento%
Instalada MW % MW
2005 11,542 59,399
2006 15,016 30% 74,306 25%
2007 19791 32% 94,005 27%
2008 28,190 42% 122,158 30%
2009 38,103 35% 160,084 31%
2010 39,404 3% 199,520 25%
Crecimiento medio 5 años 27.80% 27.40%
Cuadro 1. Tasas de crecimiento del mercado Mundial 2005-2010.

El cuadro No. 1 revela que sólo en 2009 la potencia instalada a nivel mundial creció en un
35%, y el promedio resultante en el período 2005 a 2010 fue de 27.80%, reafirmando a la
Energía Eólica como uno de los segmentos más pujantes del mercado energético en general.
(Asturias Ozaeta, 2012) p. 17

Según la misma fuente citada, el 2010 fue el año de instalación record a nivel mundial con
39,4 MW a pesar de la crisis económico-financiera. Más de 199 GW eólicos operaban en el
2010 en todo el mundo. Existe una fuerte presencia de tres suministradores de turbinas
chinos en la lista de los 10 líderes (Ver Esquema No. 3), y en total 5 en la lista de los 15
líderes.

Algunos otros aspectos que influyen en el desarrollo del sector eólico a nivel mundial se
listan a continuación:
 China, se destaca como el mercado número uno del mundo con 13,750 GW de nueva
capacidad.
 El Offshore está en camino de elevar su contribución a la eólica en Europa.
 El valor del mercado crecerá de US$ 75 mil millones en 2010 a US$ 124 mil millones
en 2014.
 En cuanto a la Tecnología: Se comercializan tres turbinas en la gama de 5 MW o más
y las turbinas de accionamiento directo ahora alcanzan 14% de los suministros
mundiales de potencia eólica.
 La capacidad instalada anualmente en el mundo se incrementó en 35%, los mayores
crecimientos ocurrieron en China, Canadá, España y EEUU.

%
Capacidad Capacidad
Acumulativo Acumulativo Capacidad
instalada instalada
MW 2009 MW 2010 instalada
2009 MW MW 2010
MW 2010
Total
11,433 40,351 6,639 46,990 16.80%
América
Total Europa 10,738 76,553 10,980 87,565 27.90%
Total Sur y
14,991 37,147 21,130 58,277 53.60%
Este de Asia
Total OECD
622 4,890 478 5,368 1.20%
pacifico
Total África 318 1,014 98 1,112 0.20%
Total otros
continentes y 2 129 79 208 0.20%
aéreas

Capacidad
instalada 39,138 39,404
anual MW
Acumulativo
de capacidad
Instalada 160,084 199,520
Mundial
(MW)
Cuadro 2. Capacidad Mundial instalada en el 2009 y 2010.

Como se puede apreciar en el cuadro No.9 del total de la capacidad instalada mundial, en la
participación de América tienen predominio Estados Unidos y Canadá, los restantes países
de la región tenían instalados a fines del 2009 sólo algo más de 1250 MW ó 3.1% del total
es evidente que ningún país Latinoamericano alcanza aún niveles relevantes de aumento
anual y capacidad instalada total.

5 CONCLUSIONES

 Existen dos tipos de parques eólicos los cuales por sus características se
denominan como onshort y offshort los cuales tienen características
diferentes de acuerdo al lugar en el que cada una de las dos se ubique

 Existe un gran auge en lo que son los parques eólicos offshort ya que se
aprovecha el potencial eólico presente en el mar, el cual es de mejores
características y proporciones que el terrestre

 La energía eólica tiene beneficios medioambientales (como el hecho de que


no se emitan gases contaminantes) que compensan los efectos visuales
adversos sobre el paisaje, por la presencia de aerogeneradores, y la posible
generación de ruido durante el giro de las aspas. No obstante, este tipo de
explotación energética encuentra resistencias a su instalación por parte de la
población, hecho que hay que tener en cuenta a la hora de tomar una decisión
sobre la instalación de un parque eólico.

 La curva de potencia de los aerogeneradores se muestra esencial en la toma


de decisiones para el desarrollo de la energía eólica con la cuantificación de
la energía que se genere y el aprovechamiento del potencial eólico en
condiciones de poco viento, donde está localizada gran parte de la agricultura
familia es un gran mercado a ser explotados por las empresas de energías
renovables, y que los fabricantes de aerogeneradores con nuevas tecnología,
innovaciones crear nuevos modelos con mejores eficiencia de generación en
baja velocidad del viento.

 Los factores económicos que condicionan la instalación de parques eólicos


son, principalmente, la inversión en equipos, turbina y torre, los costes de
conexión a la red y los de operación y mantenimiento.
 Se pueden esperar avances en futuros nuevos modelos de turbinas más
eficientes y menos costosas a medida que aumente la experiencia acumulada
en los técnicos especialistas en este tipo de conversión de energía.
 En España existe potencial eólico sin explotar, e incluso existen áreas marinas
sin evaluar que permiten predecir un desarrollo aún más acentuado de la
explotación de este recurso renovable.
6 Bibliografía
Asturias Ozaeta, J. (2012). DESARROLLO Y SITUACION ACTUAL DEL SECTOR EOLICO EN
AMERICA CENTRAL. Quito: Olade.
Carta Gonzales, J. A., Calero Perez, R., Colmenar Santos, A., & Castro Gil, M. A. (2009).
CENTRALES DE ENERGIAS RENOVABLES: GENERACION ELECTRICA CON
ENERGIAS RENOVABLES. Madrid: Reverte.
Gonzales Velasco, J. (2009). Energias renovables. España: Reverte.

Buey Casaus , E. (23 de Octubre de 2013). RECERCAT. Obtenido de RECERCAT: info:eu-


repo/semantics/bachelorThesis -

MAECO. (26 de Julio de 2012). MAECO. Obtenido de MAECO:


http://www.energizar.org.ar/energizar_desarrollo_tecnologico_energia_eolica.html

Rosero , E., & Chillagana, B. (2011). Observatorio de energias renovables. Mexico: Odale.

Villarrubia Lopez, M. (2012). INGENIERIA DE LA ENERGIA EOLICA. Madrid: AMV.