You are on page 1of 9

CONTEXTO SOCIAL Y CULTURAL DEL CONSUMIDOR

AUTORES

DENIS TORCOROMA AVENDAÑO MARTINEZ 951401

JACQUELINE CARRASCAL TRIGOS 951328

DARWIN SMITH UMAÑA

DIRECTOR

KARINA YULIETH CASADIEGO SUAREZ

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER OCAÑA

FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS Y ECONÓMICAS

COMPORTAMIENTO AL CONSUMIDOR

OCAÑA, COLOMBIA ABRIL, 2018


CONTEXTO SOCIAL Y CULTURAL DEL CONSUMIDOR

1. Concepto de cultura

2. La influencia de cultura en el comportamiento del consumidor

3. Concepto de grupo de referencia

Son los que sirven como marco de referencia para los individuos en sus decisiones de compra.

Son NORMATIVOS cuando influyen en los valores o en el comportamiento general.

Son COMPARATIVOS cuando influyen sobre actitudes específicas.

Es el grupo al cual uno quiere pertenecer, puede definirse como un grupo de personas que

influyen en las actividades, valores, conductas y pueden influir en la compra de un producto

y/o en la elección de la marca.

4. Influencia de los grupos de referencia sobre el comportamiento del consumidor

Los primarios: Su influencia y el efecto más grande provienen de los grupos principales,

conjuntos sociales que son lo suficientemente íntimos para facilitar una interacción personal

sin restricciones. Un ejemplo es la familia.


Los secundarios: Su naturaleza es más esporádica, menos completa y con menor influencia

en la conformación del pensamiento y la conducta. Los ejemplos son las asociaciones

profesionales, los sindicatos y las organizaciones comunitarias.

Los formales: Se caracterizan por una estructura definida (por escrito) y una lista de

miembros conocida y de requisitos de membresía. Los ejemplos son los grupos religiosos,

las fraternidades. La influencia que ejerce sobre el comportamiento varía según la

motivación que tenga el individuo para aceptar y cumplir las normas del grupo.

Los informales: Tienen una estructura mucho más laxa y es probable que se fundan en la

amistad o en los intereses personales. El efecto sobre el comportamiento puede ser poderoso,

si los individuos están motivados por la aceptación social. También hay un trato íntimo

personal, lo que refuerza el poder con que se expresan y se imponen expectativas y sanciones.

Dentro de los grupos de referencia diferenciamos en aquellos que son “grupos positivos”

(aquellos cuyos comportamientos tienden a imitarse) y “grupos negativos” (aquellos que su

comportamiento tiende a rechazarse).

5. La influencia de la estratificación social en el comportamiento del consumidor

Cantidad de estatus que poseen los miembros de una clase específica en relación con los

miembros de otras clases.

La pertenencia a una clase social sirve como marco de referencia para el desarrollo de

actitudes y comportamientos del consumidor.


Los mercadólogos establecen clasificaciones de las clases sociales como medio efectivo para

identificar y segmentar mercados meta.

Métodos para clasificación social

Subjetivo: Basado en la autopercepción del individuo.

Reputaciones: Basado en las percepciones de un individuo respecto a los demás.

Objetivo: Basado en cuantificaciones socio-económicas específicas.

Al investigar las clases sociales, el mercadólogo puede diferenciar las estrategias de producto

y las promocionales para cada segmento de clase social fijado como meta.

La clase social representa la posición de estatus de un individuo en el seno de una sociedad.

Hasta hace poco, la pertenencia de un individuo a una clase social concreta se atribuía a su

posición en el proceso productivo y, más concretamente, a su grado de acceso a la propiedad

de los medios de producción. Esto provocaba una estructura social jerárquica, marcada por

unas claras desigualdades en función de la relación de cada grupo social con los medios de

producción. Y ello, a su vez, era origen de profundas desigualdades en los patrones de gasto

y consumo.

Esta forma de concebir las clases sociales las convertía en compartimentos delimitados,

jerarquizados y excluyentes, donde el ascenso a un nivel superior era difícil pues el acceso a

mecanismos igualadores, como por ejemplo la educación, resultaba complicado.

Sin embargo, los cambios políticos, económicos y culturales experimentados por las

sociedades occidentales han provocado que las clases sociales sean más permeables, de modo
que el ascenso de individuos en la escala social sea más sencillo y frecuente. Esto, no

obstante, no niega la existencia de una sociedad jerarquizada.

De este modo, la estructura social actual, más que un conjunto de categorías estancas (las

clases sociales), quedaría mejor representada por un continuo de estatus.

El estatus de un individuo se define a partir de múltiples dimensiones, unas de tipo objetivo

funcional –como la ocupación, la educación, el nivel de ingresos y el patrimonio– y otras

simbólicas, originadas por la reputación que los demás le adscriben.

De este modo, la posición de estatus de un sujeto vendría determinada no sólo por su

ocupación, su nivel de ingresos, su educación o su patrimonio, sino también por los productos

materiales que tenga y el significado que las personas de su entorno les atribuyan.

Qué duda cabe de que en los años sesenta la posesión de un automóvil era un elemento que

identificaba el estatus social de la clase más privilegiada. Sin embargo, en la actualidad, nadie

dudaría en considerar el coche como un artículo necesario, al que pueden acceder

prácticamente todos los niveles de estatus social. Sin embargo, este bien se ha dotado de

nuevas cargas simbólicas y diferenciadoras, marcadas no sólo por los atributos diferenciales

de cada marca y modelo, sino también por los valores simbólicos que les ha asignado la

colectividad.

De este modo, la posición de estatus de un individuo explica su comportamiento de compra

y consumo pero, al mismo tiempo, lo que consume explica la ubicación de un sujeto en la

escala social.
Sin embargo, en la actualidad es cada vez más difícil determinar la ubicación de un sujeto en

la escala social a partir de sus conductas de compra y consumo. Si bien antes existía una

relación directa entre lo que se consumía y la adscripción a una determinada clase social,

porque sólo se compraba en función del dinero que se poseía, y la sociedad prácticamente

estaba polarizada entre una clase dominada y otra dominante, en la actualidad esa relación se

diluye. Aparece una clase media con elevados niveles de aspiración, que deja de ser un todo

homogéneo y manifiesto distinto modo de consumir.

Así pues, las clasificaciones en clases sociales se hacen más complicadas. Ya no sólo se

diferencia entre clase alta, clase media y clase baja, sino que en cada una de estas clases

sociales aparecen categorías intermedias que intentan recoger las diferencias observadas en

los comportamientos intercalase. De este modo, en la clase social alta se distinguiría la clase

alta-alta, la alta-media y la alta-baja. Y lo mismo sucedería en el resto de las clases sociales.

6. La influencia de los estilos de vida en el comportamiento del consumidor?

El estilo de vida de cada persona generalmente es determinado por su cantidad de ingresos

monetarios. Si un sujeto tiene ingresos altos, se espera que mantenga un estilo de vida

relativamente determinado.

La influencia del estilo de vida en el comportamiento del consumidor determina sin

mediación el hecho de que si la persona tiene menores ingresos que otras, no tendrá acceso

a ciertos productos y servicios que se encuentran por encima de su escala socioeconómica.

Aquellos quien tiene altos ingresos usualmente experimentan que descienden en su nivel

socioeconómico al consumir bienes de bajo precio. El efecto contrario también sucede:


cuando un consumidor de ingresos medios alguna vez adquiere un producto o servicio de

mayor valor económico percibe que sube en su escala socioeconómica.

7. ¿Cómo y en qué medida influye lo antes mencionado en las decisiones de

compra?

Desde el punto de vista de mercadotecnia el concepto de estilo de vida, busca dar

significado a patrones de comportamiento identificando aspiraciones del consumidor y

factores de decisión en la selección de productos y servicios. Estos patrones incluyen

factores como las creencias, los valores e intereses características de los modos de vida de

las personas.

Este sistema relacionado con el sistema de compra, establece en términos generales que las

personas se agrupan en tres orientaciones básicas de consumo: los compradores orientados

por principios. Ellos compran tomando en cuenta como debe ser el mundo.

Los consumidores orientados por el estatus; estos basan sus compras en las opiniones y

actitudes de otras personas y los consumidores orientados a la acción; estos basan sus

decisiones de compra en la actividad, variedad y riesgo.

A su vez, cada uno de estos grupos adquiere otras dimensiones basadas en el nivel de

ingreso, salud, educación y autoconfianza.

8. Citar un caso, que refleje o contenga la influencia de los grupos de referencia,

cultura, estratificación social y estilos de vida.

Los grupos de referencia son personas a quienes recurrimos como base de evaluación y se

podría decir que son quienes casi toman la decisión sobre qué productos o servicios

consumir. Tienen efecto en las compras de los consumidores ya que influyen en la


información, actitudes y aspiraciones que ayudan a conformar el comportamiento de

compra. Los grupos de referencia ejercen bastante influencia en la compra de productos de

lujo, no así de productos necesarios.

por ejemplo, en el momento de comprar un par de zapatos usted comenta con sus amigos

sobre el precio, la marca, el color, el estilo, la tienda donde los comprara, etc., hasta el

punto que termina comprando algo que por su puesto le gusta a usted pero también a su

amigo.

Cultura: Por poner un ejemplo, para encajar en una comunidad islámica el sujeto no puede

consumir carne de cerdo. Por otra parte, entre los jóvenes de cualquier comunidad se espera

que alguien que quiera integrar el grupo vista como ellos.

En otras palabras, las normas culturales definen lo que un consumidor puede o no puede

comprar.

Ejemplo de Estilo de vida: una persona que cuenta con un nivel alto de ingresos, quiere

adquirir un nuevo automóvil, por lo cual procede a informarse en la web, para mirar los

modelos y las marcas que están en mayor auge, y de esta manera adquirir un vehículo que

valla a la par con la moda y no afectar de este modo su imagen personal.


BIBLIOGRAFÍA

http://users.net-uno.net/consumidor/Contexto.pdf

http://comportamientodelconsumidorv.blogspot.com.co/2015/04/22-la-influencia-de-la-

clase-social.html

https://www.puromarketing.com/44/22096/segmentacion-estilos-vida.html

https://aalfredosalinas.wordpress.com/2011/04/06/los-grupos-de-referencia-deciden-que-
debemos-comprar/