You are on page 1of 6

ANEMIA FERROPENICA

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos


rojos sanos. Los glóbulos rojos le proporcionan el oxígeno a los tejidos
corporales. Existen muchos tipos de anemia.

La anemia ferropenica ocurre cuando el cuerpo no tiene suficiente cantidad


hierro. El hierro ayuda a producir glóbulos rojos. La anemia por deficiencia de
hierro es la forma más común de anemia.

Uno de los trastornos hematológicos crónicos más frecuentes, se observa en el


30% de la población mundial. El hierro se encuentra en todos los eritrocitos,
formando el grupo hemo de la hemoglobina y en depósitos en forma de ferritina
y hemosiderina en la médula ósea, el bazo, el hígado y los macrófagos. En
condiciones normales, cada día se pierde 1 mg de hierro por las heces, el
sudor y la orina. Cuando los depósitos de hierro no se reponen, la producción
de hemoglobina (Hb) disminuye.

Los glóbulos rojos llevan oxígeno a los tejidos del cuerpo. Los glóbulos rojos
sanos se producen en la médula ósea. Los glóbulos rojos circulan por el cuerpo
durante 3 a 4 meses. Partes del cuerpo, tales como el bazo, eliminan los
glóbulos viejos.

El hierro es una parte importante de los glóbulos rojos. Sin hierro, la sangre no
puede transportar oxígeno eficazmente. Su cuerpo normalmente obtiene hierro
a través de la alimentación. También reutiliza el hierro de los glóbulos rojos
viejos.

CAUSAS

La anemia por deficiencia de hierro se presenta cuando sus reservas


corporales bajan. Esto puede ocurrir debido a que:

 Usted pierde más glóbulos sanguíneos y hierro de lo que su cuerpo


puede reponer.

 Su cuerpo no hace un buen trabajo absorbiendo hierro.


 Su cuerpo puede absorber el hierro, pero usted no está consumiendo
suficientes alimentos que contengan este elemento.

 Su cuerpo necesita más hierro de lo normal (por ejemplo, si está


embarazada o amamantando).

El sangrado puede causar pérdida de hierro. Las causas comunes de sangrado


son:

 Periodos menstruales frecuentes, prolongados o abundantes. Las


pérdidas genitourinarias de sangre se deben principalmente a la
menstruación (45ml, que supone 22 mg de hierro). En el embarazo se
contribuye a la ferropenia por la desviación del hierro hacia el feto para
la eritropoyesis, por la hemorragia durante el parto y por la lactancia.

 La hemorragia es una de las causas más importantes del déficit de


hierro en los adultos. Las principales fuentes de pérdida crónica de
sangre son, los aparatos digestivo y genitourinario. En ocasiones, la
hemorragia digestiva no es evidente y es posible que transcurra un
tiempo antes de identificar el trastorno. Para que las heces se vuelvan
negras (melenas) es necesario sangrar entre 50 y 75 ml en el tubo
digestivo alto. Algunas causas de hemorragia digestiva son la úlcera
péptica, las gastritis, la esofagitis, los divertículos, las hemorroides y las
neoplasias.

 Várices esofágicas usualmente por cirrosis.

 Uso prolongado de ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno o


medicamentos para la artritis, lo cual puede causar sangrado
gastrointestinal.

 Úlcera péptica.

Es posible que el cuerpo no absorba suficiente hierro de la dieta debido a:

 Enfermedad celíaca

 Enfermedad de Crohn

 Cirugía de derivación gástrica


 Tomar demasiados antiácidos que contengan calcio

Es posible que usted no obtenga suficiente hierro en la dieta si:

 Es un vegetariano estricto.

 Es un adulto mayor y no consume una alimentación completa.

SÍNTOMAS

Es posible que usted no tenga ningún síntoma si la anemia es leve.

La mayoría de las veces, los síntomas al principio son leves y aparecen


lentamente. Los síntomas pueden incluir:

 Sentirse débil o cansado con más frecuencia de lo normal, o con el


ejercicio

 Dolores de cabeza

 Problemas para concentrarse o pensar

A medida que la anemia empeora, los síntomas pueden incluir:

 Uñas quebradizas

 Deseo de consumir hielo u otras cosas que no son comida (pica)

 Sentir mareo cuando usted se pone de pie

 Color pálido de la piel

 Dificultad respiratoria

 Dolor en la lengua

Los síntomas de las afecciones que causan la anemia ferropénica incluyen:

 Heces oscuras, alquitranadas o heces con sangre

 Sangrado menstrual abundante (mujeres)

 Dolor en la parte superior del abdomen (por las úlceras)

 Pérdida de peso (en personas con cáncer)


TRATAMIENTO

El tratamiento puede incluir tomar suplementos de hierro y comer alimentos


ricos en hierro.

Los suplementos de hierro (casi siempre sulfato ferroso) acumulan las reservas
de hierro en el organismo. La mayoría de las veces, su proveedor medirá el
nivel de hierro antes de que usted empiece a tomar suplementos.

Si usted no puede tolerar el hierro por vía oral, posiblemente deba recibirlo a
través de una vena (por vía intravenosa) o por medio de una inyección
intramuscular.

Las mujeres embarazadas y lactantes necesitarán tomar hierro adicional,


debido a que a menudo no pueden obtener la cantidad suficiente de su
alimentación normal.

El hematocrito debe normalizarse después de 2 meses de terapia con hierro.


Usted deberá seguir tomando hierro por otros 6 a 12 meses para reponer las
reservas corporales de este elemento en la médula ósea.

Los alimentos ricos en hierro incluyen:

 Pollo y pavo

 Lentejas, guisantes y frijoles secos

 Pescado

 Carnes (el hígado es la fuente más alta)

 Mantequilla de maní

 Semillas de soya

 Pan integral

Otras fuentes incluyen:

 Avena

 Uvas pasas, ciruelas pasas y albaricoques

 Espinaca, col rizada y otras verduras


DIAGNOSTICOS DE ENFERMERIA

DX: INTOLERANCIA A LA ACTIVIDAD FISICA

R/C: déficit de aporte de oxígeno a los tejidos.

M/P: Fatiga ya que al reducir los niveles de hemoglobina no hay adecuado


aporte de oxígeno.

DX: DESEQUILIBRIO NUTRICIONAL POR DEFECTO

R/C: falta de conocimiento de una buena dieta alimentaria

DX: RIESGO DE INFECCIÓN

R/C: Estado nutricional

DX: MANEJO INEFECTIVO DEL RÉGIMEN TERAPÉUTICO

R/C: Déficit del conocimiento: régimen terapéutico y a una mala conducta de


cumplimiento

INTERVENCIONES DE ENFERMERÍA

- Ayudar al/a la paciente a identificar las practicas sobre la salud que desea
cambiar

- Determinar con el/la paciente los objetivos de los cuidados

- Ayudar al/a la paciente a desarrollar un plan para cumplir con los objetivos

- Explorar con el/la paciente métodos de evaluación de la consecución de los


objetivos

- Establecer una relación terapéutica basada en la confianza y el respeto

- Fomentar la sustitución de hábitos indeseados por hábitos deseados

- Reforzar nuevas habilidades


- Determinar la ingesta y los hábitos alimentarios del/de la paciente
- Identificar el reconocimiento por parte del/de la paciente de su propio
problema

- Ayudar al/a la paciente a identificar objetivos realistas, que puedan alcanzarse

- Determinar la percepción de la causa de fatiga por parte del/de la paciente

- Favorecer la expresión verbal de los sentimientos acerca de las limitaciones

- Controlar la ingesta nutricional para asegurar recursos energéticos adecuados

- Ayudar al/a la paciente a programar periodos de descanso

- Instruir al/a la paciente a reconocer los signos y síntomas de fatiga que


requieran una disminución de la actividad

- Ayudar al/a la paciente a priorizar las actividades para acomodar los niveles
de energía

- Fomentar la ingesta de calorías adecuadas al tipo corporal y estilo de vida

- Fomentar la sustitución de hábitos indeseados por hábitos deseados

- Facilitar el descanso