You are on page 1of 2

ANÁLISIS 2013

Conclusión general del 2013

Durante el año 2013, se registró una depreciación en la industria de la construcción. A excepción


del sector de servicios, el cual registró un crecimiento positivo gracias a la construcción de hoteles
y hospitales, los proyectos residenciales, comerciales e industriales fueron escasos en comparación
al 2012. Dentro del mismo 2013, a pesar de ser inferior a la cifra total del año pasado, la construcción
de carácter industrial se levantó en el último trimestre de ese año, producto del desarrollo de
proyectos relativos a la industria textil y química.

Los materiales más predominantes para la ejecución de proyectos de ingeniería civil y arquitectura
en 2013 fueron el bloque de concreto para paredes, la cerámica para pisos y la lámina de Aluzinc
para cubiertas. Esto aplica para la mayor parte de los rubros presentados por el informe.

ANÁLISIS 2014

Redujo vivienda, pero dentro del mismo aumento la construccion de apartamentos

Se redujo const comercial pero aumento dentro del mismo las bodegas

I Trimestre 2014

Contrario a las expectativas fijadas para el 2014, el crecimiento en el rubro de construcción fue
meramente negativo. Los primeros tres meses dejaron mucho que desear para lo que se esperaba
respecto a los resultados generales obtenidos el primer trimestre de 2013. Tres de los cuatro rubros
de inmueble residencial, comercial y de servicios sufrieron bajas considerables, en donde los cuales
se redujeron en casi 20 miles de metros cuadrados cada uno. Esto nos deja con el sector industrial,
el único que mostró un crecimiento positivo. A pesar de ello, es el sector residencial el que siempre
aporta a las cifras generales de construcción logradas en el primer trimestre, asimismo, los
materiales más utilizados siguen en las mismas posiciones respecto a las del 2013.

Sin embargo, si se comparan el último trimestre del año anterior (2013) con el primer trimestre del
2014, hubo un aporte positivo de parte de los inmuebles industriales y de servicios, gracias a la
construcción de hoteles, iglesias, restaurantes y otras áreas de recreación. El aporte industrial viene
por parte del municipio de Choloma, en el que se está dando un gran repunte industrial.

II Trimestre 2014

Continúa la caída de las construcciones residenciales comparadas al II trimestre del año pasado,
afectando de manera global al índice trimestral, así como el decrecimiento general de los rubros. El
único tipo que pudo realmente levantarse de los números negativos fue el sector industrial.

III Trimestre 2014

A medida avanza el año, se mantiene el detrimento de los proyectos residenciales y habitacionales.


Dado que este es el tipo que más influye en los resultados trimestrales, la cifra trimestral no crece
de forma significativa. Aplica igualmente para el sector servicios y comercial. El rubro de la industria
es el que mayor demanda de construcción ha tenido, puesto que es el único que ha aportado a los
miles de metros cuadrados construidos en el tercer trimestre del 2014. La demanda por parte de la
industria textil, farmacéutica y de refinería ha sido la principal causante de esta cifra positiva. Cabe
mencionar que, aunque la tipología residencial no ha crecido, dentro de la misma los proyectos tipo
apartamentos están ganando mayor territorio a las viviendas tradicionales. La causa de este
fenómeno puede deberse al auge que ha tenido la vivienda vertical en ciudades como Tegucigalpa
y San Pedro Sula.

Conclusión general del 2014

Índice Construcciones Interanual 2013-2014


1200
1074.6

1000
787.4
800

600

400 347.5
306.7
246.3

200 77.9
229.1

0 42.3
Residencial Industrial Servicios Comercial

2013 2014

Ilustración 1 Índice de Construcciones Interanual entre los años 2013 y 2014. Fuente: Comportamiento de la
Construcción Privada Enero-Diciembre 2014, BCH (2014). Gráfico: G. García (2018).

En conclusión, el sector de la construcción sufrió fuertemente entre el año 2013 y 2014, dentro de
los que los únicos que pudo sumar a las cifras revisadas por el BCH a finales del 2014 fue el rubro de
la industria, debido a la demanda de naves industriales y de inmuebles requeridos para las
manufactureras, industrias químico-farmacéuticas, entre otras. A pesar del incremento en la
construcción de viviendas de tipo vertical (apartamentos), el sector residencial tuvo la mayor baja
de los rubros estudiados.