You are on page 1of 8

Research Research Research

reports reports reports

presentan hiperinsulinemia, intolerancia a la


glucosa o ambas (Mattheeuws et al, 1984b). En
los perros alimentados ad libitum con una die-
Anestesia
Los riesgos que comporta la anestesia son ma-
res de mama (Sonnenschein et al, 1991). Tam-
bién los perros con sobrepeso corren un riesgo
mayor de desarrollar carcinoma de células de
REFERENCIAS
Allen TA, Jewel DE, Toll PW. The effects of carnitine
Jeusette I, Detilleux J, Cuvelier C, Istasse L, Diez M. Ad libitum
feeding following ovariectomy in female Beagle dogs: effect on
maintenance energy requirement and on blood metabolites. J Anim
Physiol Anim Nutr (Berl). 2004b; 88(3-4): 117-121.
Mattheeuws D, Rottiers R, Byens D, Vermeulen A. Glucose
tolerance and insulin response in obese dogs. J Am Anim Hosp
Assoc. 1984b; 20: 287-293.

Research Esperanza de vida


Algunas patologías tienen una mayor preva- % de perros con sobrepeso y obesidad según los factores de riesgo

reports
yores si el perro sufre obesidad, una circuns- lencia en los perros con sobrepeso u obesidad. (Fuentes: Colliard et al, 2006 and Lund et al, 2006)
supplementation on body composition of obese prone dogs. En: McGreevy PD, Thomson PC, Pride C, Fawcett A, Grassi T, Jones
ta rica en grasas se ha observado, de forma ex- transición de la vejiga (Glickman et al, 1989). % sobrepeso
tancia que debe tenerse en cuenta a la hora de Obesity: weight management in cats and dogs. Hills Pet Nutrition, Jeusette IC, Lhoest ET, Istasse LP, Diez MO. Influence of obesity B. Prevalence of obesity in dogs examined by Australian veterinary Es el caso de las enfermedades ortopédicas, la
1999, monografía, 27. on plasma lipid and lipoprotein concentrations in dogs. Am J Vet practices and the risk factors involved. Vet Rec. 2005; 156(22):
perimental, un síndrome parecido a la «obesi- intervenir a estos perros. Res. 2005a; 66(1): 81-86. 695-702. diabetes mellitus, trastornos en los perfiles li- 70
dad central humana»: estos perros se volvieron Obesidad inicial y obesidad crónica Armstrong PJ, Lund EM. Changes in body condition and energy pídicos sanguíneos, enfermedades cardiorrespi-
balance with ageing. Vet Clin Nutr. 1996; 3: 83-87. Jeusette IC, Detilleux J, Shibata H, Saito M, Honjoh T, Delobel Mussa et al. Obesity in the dogs: a survey results in Italy. In
obesos, aumentó su masa adiposa abdominal Cáncer Por regla general, la obesidad se desarrolla en A, Istasse L, Diez M. Effects of chronic obesity and weight loss proceedings of 10th congress of the European society of veterinary A Research Update ratorias, trastornos renales y urinarios, neopla- 60
y mostraron un desarrollo progresivo de la in- Se ha observado que en los perros la obesidad dos fases: una fase dinámica seguida de una Bailhache E, Nguyen P, Krempf M, Siliart B, Magot T, Ouguerram on plasma ghrelin and leptin concentrations in dogs. Res Vet Sci. and comparative nutrition, 5-7 de octubre de 2006, Nantes sia, trastornos dermatológicos, etc. [Figura 3]. 61
K. Lipoprotein abnormalities in obese insulin-resistant dogs. 2005b; 79(2): 169-175. (Francia). for the Veterinarian

>12
sulinorresistencia y la hiperlipidemia (Rocchini al año de edad y un año antes de su diagnósti- fase estática. Durante la fase dinámica, además Metabolism. 2003; 52(5): 559-564. Por este motivo se puede afirmar que la obe- 50 54
et al, 1987; Van Citters, 2002; Bailhache et al, co está relacionada con la prevalencia de tumo- de producirse un aumento del peso y de gra- Jeusette I, Daminet S, Nguyen P, Shibata H, Saito M, Honjoh Robertson ID. The association of exercise, diet and other factors
from Affinity Petcare sidad puede reducir la vida de los perros, tal

H
Boisen, S. & Verstegen, M.W.A. 2000. Developments in the T, Istasse L, Diez M. Effect of ovariectomy and ad libitum feeding with owner-perceived obesity in privately owned dogs from
2003; Kim et al, 2003). 47 46
measurement of energy contents of feed and energy utilisation on body composition, thyroid status, ghrelin and leptin plasma metropolitan Perth, WA. Preventive Veterinary Medicine 2003; 58: como se ha demostrado que ocurre con las per- 40 43 43 44

8-12
in animals. En: Moughan, P.J., Verstegen, M.W.A. and Visser, M. concentrations in female dogs. J Anim Physiol Anim Nutr (Berl). 75-83. 41

4-7
Los perros con un aporte energético limitado sonas. Según se deduce de los datos aportados

No castrados

casera
(eds.) Feed evaluation. Principle and practice. Wageningen Pers. 2006a; 90(1-2): 12-18. 37 36

Labrador
presentan una mayor sensibilidad a la insulina The Netherlands, pp. 57-76. Rocchini AP, Yang JQ, Gokee A. Hypertension and insulin resistance por Kealy et al (2002) y Larson et al (2003), 30 34 34

industrial
Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca L, Crusafont 31

Obesidad canina
are not directly related in obese dogs. Hypertension. 2004; 43(5):

mixta
y una menor concentración de glucosa, facto- Enfermedad/Tipo de Con obesidad Con sobrepeso Con peso normal Carciofi AC, Gonçalves KNV, Vasconcellos RS, Bazolli RS, Brunetto los perros alimentados ad libitum durante toda

Castrados
J, Sole JM, Castell E, Torre C. Effects of high protein or high 1011-1016. Epub, 8 de marzo de 2004. 27

no
res que apuntan a una mayor esperanza de vida enfermedad (4,5 < ICC ≤ 5,0) (3,5 < ICC ≤ 4,5) o insuficiente MA, Prada F. A weight loss protocol and owners participation in the carbohydrate diets on weight loss in obese dogs. Compendium on su vida presentan una mayor cantidad de grasa 20 23

2-3
treatment of canine obesity. Ciência Rural. 2005; 35: 1331-1338. Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) 2006b; Rocksin A, Jeusette I, Torre C, Seipel J, Schaeufele N, Simon D,
(Kealy et al, 2002; Larson et al, 2003). (1,0 < ICC < 3,5) corporal y de triglicéridos en suero, una mayor

Shitzu
28:69. Nolte I. Long-term management of obese dogs with two different
n = 1099 n = 6302 n = 14.353 Colliard L, Ancel J, Benet JJ, Paragon BM, Blanchard G. Risk weight redustion diets. 2007. En: Proceedings of 17th ECVIM-CA
factors for obesity in dogs in France. J Nutr. 2006; 136(7 supl.): Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca Ll, Crusafont congress, Budapest, Hungría, 13-15 de septiembre.
concentración de insulina y glucosa, y una vida 10 12
Afecciones respiratorias e intolerancia 1951S-1954S. J, Torre C. Effect of ad libitum low-energy high-protein diet media significantemente más corta en compa-

<1
al ejercicio físico y al calor Crane SW. Obesity treatment and prevention in companion animals.
consumption and physical exercise in obese dogs. In: Proceedings
of The European society of Comparative Nutrition, Nantes, octubre
Saker KE y Remillard RL. Performance of canine weight loss
program in clinical practice. Vet therapeutics. 2005; 6: 291-302. Isabelle Jeusette, DVM, PhD ración con otros perros a los que se restringió 0
Artritis/Osteoartritis 4,2% 4,0% 2,4%
La intolerancia al ejercicio y las dificultades Tijdschr Diergeneeskd 1992; 117 supl. 1: 44S-45S. de 2006c. de por vida un 25% el aporte energético. Comen Alimentación Raza Edad Sexo Esterilización
respiratorias suelen estar relacionadas con la
Dermatopatías 18,9% 18,6% 17,2% Daminet S, Jeusette I, Duchateau L, Diez M, Van de Maele I, De Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Lust G, Biery DN, Smith GK,
Salas A, Subirada F, Pérez-Enciso M, Blanch F, Jeusette I, Romano
V, Torre C. Plant polyphenol intake alters gene expression in canine
Affinity Petcare, Barcelona, España entre horas
obesidad canina (De Rick y De Schepper, 1980; Rick A. Evaluation of thyroid function in obese dogs and in dogs
undergoing a weight loss protocol. Vet Med A Physiol Pathol Clin
Mantz SL. Evaluation of the effect of limited food consumption
on radiographic evidence of osteoarthritis in dogs. J Am Vet Med
leukocyte. J Nutrigenetics and Nutrigenomics (en prensa). Enfermedades ortopédicas
Ettinger, 1983; Saker y Remillard, 2005). Tam- La obesidad debe considerarse una enfermedad. Su prevalencia en los perros de los países desarrollados implica Las enfermedades ortopédicas, entre las que Figura 2. Factores de riesgo que propician el sobrepeso u obesidad caninos en una
Diabetes mellitus 0,7% (OR = 2,6) 0,4% 0,3% Med. 2003; 50(4): 213-8. Assoc. 2000; 217: 1678-1680. Serisier S, Leray V, Poudroux W, Magot T, Ouguerram K, Nguyen
De Paula RB, Da Silva AA, Hall JE. Aldosterone antagonism población con una media de entre el 34 y el 39% de perros obesos o con sobrepeso.
bién existe cierta correlación entre la obesi- attenuates obesity-induced hypertension and glomerular Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Mantz SL, Biery DN, Greeley EH,
P. Effects of green tea on insulin sensitivity, lipid profile and
expression of PPARalpha and PPARgamma and their target genes in que podría considerarse la enfermedad más común de los perros, a pesar de que las condiciones derivadas de se encuentran los trastornos traumáticos o de-
dad y el colapso traqueal. En la práctica, los Distocia 0,0% 0,1% 0,2% hyperfiltration. Hypertension. 2004; 43(1): 41-47. Lust G, Segre M, Smith GK, Stowe HD. Effects of diet restriction
on lifespan and age-related changes in dogs. J Am Vet Med Assoc
obese dogs. Br J Nutr. 2008; 99: 1208-1216.
ella son muy variadas. En los últimos años se han llevado a cabo numerosas investigaciones sobre la obesidad generativos (osteoartritis [OA], fracturas del
perros obesos suelen mostrarse inactivos y le- cóndilo humeral, ruptura del ligamento cruza-
tárgicos. Trastornos gastrointestinales 6,6% 7,3% 7,3%
Dämmrich K. Relationship between nutrition and bone growth in 2002; 220: 1315-1320. Sloth C. Practical management of obesity in dogs and cats. J. Small canina, lo cual ha contribuido a identificar los factores de riesgo, la naturaleza exacta de las enfermedades
large and giant dogs. J Nutr. 1991;121(11 supl.): S114-121. Anim. Pract. 1992; 33: 178-182. do craneal, hernia discal, etc.), son significa-
Diez M, Nguyen P, Jeusette I, Devois C, Istasse L, Biourge V.
Kim SP, Ellmerer M, Van Citters GW, Bergman RN. Primacy of que lleva asociadas y las mejores estrategias de tratamiento, entre ellas la alimentación y el ejercicio físico. tivamente más frecuentes en perros obesos. El
hepatic insulin resistance in the development of the metabolic Sonnenschein EG, Glickman LT, Goldschmidt MH, McKee LJ. Body
Cardiopatías 3,8% 3,4% 3,9% Delgados Con sobrepeso
Enfermedades cardiovasculares Weight loss in obese dogs: evaluation of a high-protein, low- syndrome induced by an isocaloric moderate-fat diet in the dog. conformation, diet, and risk of breast cancer in pet dogs: a case- exceso de peso aumenta el esfuerzo mecáni- y obesidad
carbohydrate diet. J Nutr. 2002; 132(6 supl. 2): 1685S-1687S. Diabetes. 2003; 52(10): 2453-2460. control study. Am J Epidemiol. 1991; 133(7): 694-703.
e hipertensión Hipertensión co de las articulaciones y precipita la apari-
0,0% ,08% ,03% Edney ATB, Smith PM. Study of obesity in dogs visiting veterinary
Cuando se observa un exceso de peso impor- Kuruvilla A, Frankel TL. Heart rate of pet dogs: effects of Sunvold G, Vickers RJ, Kelley RL, Tetrick MA, Davenport GM,
IncidencIA
tante en perros, también suele aumentar la
practices in the United Kingdom. Vet Rec. 1986; 118: 391-396. overweight and exercise. Asia Pac J Clin Nutr. 2003; 12 supl.: S51. Bouchard GF. Effects of carnitine during energy resytriction in the IntroduccIÓn ción de la osteoartritis. Está comprobado que Colapso traqueal
Hiperadrenocorticismo 0,6% 0,5% (OR = 2,4) 0,2% canine. Faseb J. 1999; 13: A268. en los perros alimentados ad libitum durante
Geoghegan JG, Cheng CA, Lawson C, Pappas TN. The effect Laflamme, D.P., Hannah, S.S. Proc. Brit. Sm. Anim. Assoc, abril
frecuencia de enfermedades cardiovasculares largo tiempo presentan con mayor frecuencia
of caloric load and nutrient composition on induction of small de 1988. Torre C, Jeusette I, Romano V, Vilaseca Ll. Effects of oral plant La obesidad se define como la acumulación ex-
(Baba y Arakana, 1984; Edney y Smith, 1986; Hipotiroidismo 3,3% (OR = 2,8) 1,5% (OR = 1,4) 0,8% intestinal satiety in dogs. Physiol Behav. 1997; 62(1): 39-42. polyphenols on blood antioxidant status of adult dogs. Compendium y gravedad osteoartritis de cadera, hombro y
Laflamme DP, Kulhman G. The effect of weight loss regimen on on Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) cesiva de tejido adiposo en el cuerpo. Existen Pancreatitis
Valtonen y Oksanen, 1972). Si bien se ha de- Glickman LT, Schofer FS, McKee LJ, Reif JS, Goldschmidt MH. codo que los perros cuyo aporte energético es
subsequent weight maintenance in dogs. Nutr Res. 1995; 15: 1019- 2006a; 28: 50. datos epidemiológicos que demuestran que el % de perros obesos o con sobrepeso EU USA otros
mostrado que la presión sanguínea de los pe- Hernia discal 1,7% 2,0% 1,8% Epidemiologic study of insecticide exposures, obesity, and risk of 1028. limitado (Kealy et al, 2000; Kealy et al, 2002).
bladder cancer in household dogs. J Toxicol Environ Health. 1989; Torre C, Jeusette I., Romano V, Blanch F, De diego I, Subirada F, incremento de la masa adiposa del organismo
rros con sobrepeso es más elevada que la de los 28(4): 407-414. Larson BT, Lawler DF, Spitznagel EL, Kealy RD. Improved glucose Duran O. Plant Polyphenol intake alters gene expression in canine La reducción del peso corporal de los perros
Cojera 4,3% 3,7% 2,9% del ser humano aumenta la morbilidad y el ries-
perros con un peso ideal, no existen pruebas tolerance with lifetime diet restriction favourably affects disease leukocytes. In: Proceedings of 3rd. International Conference for 50 osteoartríticos obesos retrasa el proceso de- Neoplasia
Gross KL, Wedekind K, Kirk CA et al. Effect of dietary carnitine and survival in dogs. J Nutr. 2003; 133: 2887-2892. Advances in Canine and Feline Genomics and Inherited Diseases, go de muerte. En el caso de los perros, Lawler
contundentes sobre el origen y el mecanismo or chromium on weight loss and body composition of obese dogs. J Davis (California), 2006b.  generativo y reduce el dolor porque disminuye
Trastornos del aparato 3,6% 3,6% (OR = 1,3) 3,0% anim sci. 1998; 76 supl.: 175 Lawler DF, Larson BT, Ballam JM, Smith GK, Biery DN, Evans RH,
et al (2008) demostraron que en el Labrador Re- 45
de la hipertensión en perros obesos con resis- el esfuerzo realizado por las articulaciones. Tal
urinario Greeley EH, Segre M, Stowe HD, Kealy RD. Diet restriction and Torres CL, Hickenbottom SJ and Rogers QR. Palatability affects triever una masa adiposa superior al 25% provo-
tencia a la insulina. Hall JA, Picton RA, Skinner MM, Jewell DE, Wander RC. The (n-3) ageing in the dog: major observations over two decades. Br J Nutr. the percentage of metabolizable energy as protein selected by adult 40 como se demuestra en Rocksin et al (2007), Problemas de
fatty acid dose, independent of the (n-6) to (n-3) fatty acid ratio, 2008; 99(4): 793-805. beagles. J Nutr. 2003; 133: 3516-3522. ca una mayor insulinorresistencia que predice,
Enfermedades 8,6% 8,3% 6,1% la aplicación de dietas de reducción de peso en mobilidad*
affects the plasma fatty acid profile of normal dogs. 2006. J Nutr. independientemente, la duración de la vida y las
Enfermedades renales y urinarias musculoesqueléticas Sup; 136(9): 2338-2344 Lekcharoensuk C, Lulich JP, Osborne CA, Pusoonthornthum R, Van Citters GW, Kabir M, Kim SP, Mittelman SD, Dea MK, Brubaker
enfermedades crónicas. Algunos estudios recien-
35 perros obesos con OA y cojera resulta altamen-
Allen TA, Koehler LA, Urlich LK, Carpenter KA, Swanson LL. PL, Bergman RN. Elevated glucagon-like peptide-1-(7-36)-amide,
La obesidad canina provocada por una alimen- Hannah SS, Laflamme DP. Increased dietary protein spares lean 30 te beneficiosa. TAU*
Patient and environmental factors associated with calcium oxalate but not glucose, associated with hyperinsulinemic compensation tes realizados en Europa, EE UU, Australia y Bra-
tación rica en grasas desemboca en hiperfiltra- Neoplasia 10,3% (OR = 1,4) 7,6% 5,3% body mass during weight loss in dogs. J Vet Int Med. 1998; 12: 224. urolithiasis in dogs. J Am Vet Med Assoc. 2000; 217(4): 515-519. for fat feeding. J Clin Endocrinol Metab. 2002; 87(11): 5191-5198.
sil afirman que entre el 17 y el 44% de los perros
ción glomerular, retención de sodio e hiperten- Hedhammar A, Wu FM, Krook L. Overnutrition and skeletal disease. Lund EM, Armstrong PJ, Kirk CA, Kolar LM, Klausner JS. Health Vincent HK, Taylor AG. Biomarkers and potential mechanisms of sufren sobrepeso u obesidad [Figura 1].
25 Obesidad e inflamación
sión (De Paula et al, 2004). Se han estudiado Enfermedades orales 34,1% 30,5% (OR = 1,1) 25,7% An experimental study in growing Great Dane dogs. XI. Summary. status and population characteristics of dogs and cats examined obesity-induced oxidant stress in humans. Int J Obes (Lond). 2006;
Cornell Vet. 1974; 64, supl. 5: 128-135. 20 Tanto en los perros como en las personas, el
at private veterinary practices in the United States. J Am Vet Med 30(3): 400-418. Hipotiroidismo
los cambios histológicos y funcionales que se Assoc. 1999; 214(9): 1336-1341. tejido adiposo se considera un órgano endocri-
Pancreatitis 0,9% (OR = 2,2) 0,5% 0,4% Impellizeri JA, Tetrick MA, Muir P. Effect of weight reduction on Weber M, Bissot T, Servet E, Sergheraert R, Biourge V, German AJ.
producen en el riñón en la primera fase de la clinical signs of lameness in dogs with hip osteoarthritis. J Am Vet Lund E, Armstrong J, Kirk C, Klausner J. Prevalence and risk A high-protein, high-fiber diet designed for weight loss improves 15 no que segrega citoquinas denominadas adipo-
obesidad canina. Med Assoc. 2000; 216(7): 1089-1091. factors for obesity in adult dogs from private US veterinary satiety in dogs. J Vet Intern Med. 2007; 21(6): 1203-1208. kinas, algunas de las cuales son proinflamato-
Comparados con los de los perros delgados, el
Parálisis/Ataxia 0,3% 0,2% 0,3%
Jeusette I, Biourge V, Nguyen P, Istasse L, Diez M. Energy
practices. Intern J Appl Res Vet Med, 2006; 4: 177-186. fACtores de riesgo 10
rias y están implicadas en algunas patologías Hiperadrenocorticismo
Wolfsheimer KJ. Obesity in dogs. Comp Cont Educ Small Anim
peso hepático, la actividad plasmática de re- Enfermedades renales 1,1% 0,8% 0,9%
restriction during a weight loss program must be stricter in female Pract. 1994; 16: 981-998.
5 vinculadas a la obesidad. En el caso del ser hu-
nina, la concentración de insulina, la presión
than in male dogs. En: Proceedings of 22nd Annual ACVIM Forum, Los estudios epidemiológicos destacan diversos
Minneapolis, 9-12 de junio, 2004a. mano, la obesidad se caracteriza por ser un es-
arterial, la velocidad de filtración glomerular y Enfermedades reproductivas 0,5% 1,0% 1,4%
factores de riesgo asociados a los distintos ni- 0 Diabetes mellitus
tado inflamatorio crónico, sistémico y de gra-
veles de obesidad canina y en la figura 2 se
el flujo plasmático renal de los perros obesos SW 0 UK 3 UK 4 UK 78 G AUT 6 UK 9 US 1 US 6 US US EU BRA AUS AUS 6 FR 6 IT do inferior, donde el recuento de leucocitos,
muestran algunos ejemplos. 0 9 0
eran más elevados. También se observan cam- Enfermedades respiratorias 3,5% 3,2% 3,6%
Para solicitar la bibliografía: info@advanceveterinary.com 19
6
19
7
19
7
19
7 19 981 198 198 199 199 199 200 002 003 005 200 200 la TNF-` y la proteína C reactiva (CRP) se en-
1 2 2 2
bios histológicos en las cápsulas de Bowman, cuentran elevados. Se considera que tal vez la
Rotura del ligamento cruzado 1,6% (OR = 2,1) 1,1% (OR = 1,7) 0,5% 0 5 10 15 20 25 % perros
en la matriz mesangial, en las membranas glo- inflamación sea el mecanismo por el cual la

Research
merulares y tubulares, etc. Todos estos cambios Affinity Petcare S.A. Figura 1. Incidencia de la obesidad en perros de diversos países industrializados obesidad desemboca en insulinorresistencia y
pueden ser precursores de algunas lesiones glo- Parque de Oficinas St. Cugat Nord obesidad como enfermedad otras patologías crónicas.
Figura 3. Porcentaje de perros afectados por determinadas enfermedades relacionado con su
Table 1. Prevalencia de las enfermedades (y tipos de enfermedades*) según ICC en perros Pl. Xavier Cugat, 2 - Edificio D, 3ª Planta condición corporal [perros con sobrepeso y obesos, o perros delgados]
merulares más graves relacionadas con la obe-

reports
08174 St. Cugat Nord - BARCELONA Los efectos negativos de la obesidad y el au- SW Suecia; UK Reino Unido; G Alemania; AUT Austria; US Estados Unidos; EU Europa; BRA Brasil; (Fuente: Lund et al, 2006)
sidad prolongada. adultos (Fuente: Lund et al, 2006) Obesidad, insulinorresistencia,
mento de masa adiposa para la salud se deben AUS Australia; FR Francia; IT Italia
Se ha demostrado asimismo que los perros con A Research Update Para más información: diabetes mellitus e hiperlipidemia
for the Veterinarian Tel. 93 492 70 00 - Fax. 93 492 70 01 principalmente al estrés mecánico (articulacio- (Fuentes: Mason, 1970; Anderson, 1973; Meyer et al, 1978; Steininger, 1981; Edney & Smith, 1986;
sobrepeso corren un riesgo mayor de desarro- ICC = Índice de condición corporal Aunque, a diferencia de los humanos, en los * TAU: Trastornos del aparato urinario
from Affinity Petcare www.advanceveterinary.com Crane, 1992; Sloth, 1992; Wolfsheimer, 1994; Armstrong & Lund, 1996; Lund et al, 1999 and 2006;
llar cálculos de oxalato cálcico (Lekcharoensuk OR = Ratio de ODDS nes, corazón, etc.) y a los cambios metabólicos * Problemas de movilidad: artritis/osteoartritis, cojera, trastornos musculoesqueléticos y/o rotura del
Jerico & Scheffer, 2002; Robertson, 2003; Mc Greevy et al, 2005; Colliard et al, 2006; Mussa et al, 2006) perros la obesidad no esté claramente relacio-
et al, 2000), que pueden reducir las funciones *Perros incluidos con mínimo de 1 enfermedad en las categorías citadas. causados por el exceso de grasa (con un aumen- ligamento cruzado
nada con la diabetes del tipo 2, algunos au-
renales. to de la secreción de adipokinas inflamatorias).
tores afirman que el 61% de los perros obesos

- 3- -8- - 1- -2-
Research Research Research
reports reports reports

presentan hiperinsulinemia, intolerancia a la


glucosa o ambas (Mattheeuws et al, 1984b). En
los perros alimentados ad libitum con una die-
Anestesia
Los riesgos que comporta la anestesia son ma-
res de mama (Sonnenschein et al, 1991). Tam-
bién los perros con sobrepeso corren un riesgo
mayor de desarrollar carcinoma de células de
REFERENCIAS
Allen TA, Jewel DE, Toll PW. The effects of carnitine
Jeusette I, Detilleux J, Cuvelier C, Istasse L, Diez M. Ad libitum
feeding following ovariectomy in female Beagle dogs: effect on
maintenance energy requirement and on blood metabolites. J Anim
Physiol Anim Nutr (Berl). 2004b; 88(3-4): 117-121.
Mattheeuws D, Rottiers R, Byens D, Vermeulen A. Glucose
tolerance and insulin response in obese dogs. J Am Anim Hosp
Assoc. 1984b; 20: 287-293.

Research Esperanza de vida


Algunas patologías tienen una mayor preva- % de perros con sobrepeso y obesidad según los factores de riesgo

reports
yores si el perro sufre obesidad, una circuns- lencia en los perros con sobrepeso u obesidad. (Fuentes: Colliard et al, 2006 and Lund et al, 2006)
supplementation on body composition of obese prone dogs. En: McGreevy PD, Thomson PC, Pride C, Fawcett A, Grassi T, Jones
ta rica en grasas se ha observado, de forma ex- transición de la vejiga (Glickman et al, 1989). % sobrepeso
tancia que debe tenerse en cuenta a la hora de Obesity: weight management in cats and dogs. Hills Pet Nutrition, Jeusette IC, Lhoest ET, Istasse LP, Diez MO. Influence of obesity B. Prevalence of obesity in dogs examined by Australian veterinary Es el caso de las enfermedades ortopédicas, la
1999, monografía, 27. on plasma lipid and lipoprotein concentrations in dogs. Am J Vet practices and the risk factors involved. Vet Rec. 2005; 156(22):
perimental, un síndrome parecido a la «obesi- intervenir a estos perros. Res. 2005a; 66(1): 81-86. 695-702. diabetes mellitus, trastornos en los perfiles li- 70
dad central humana»: estos perros se volvieron Obesidad inicial y obesidad crónica Armstrong PJ, Lund EM. Changes in body condition and energy pídicos sanguíneos, enfermedades cardiorrespi-
balance with ageing. Vet Clin Nutr. 1996; 3: 83-87. Jeusette IC, Detilleux J, Shibata H, Saito M, Honjoh T, Delobel Mussa et al. Obesity in the dogs: a survey results in Italy. In
obesos, aumentó su masa adiposa abdominal Cáncer Por regla general, la obesidad se desarrolla en A, Istasse L, Diez M. Effects of chronic obesity and weight loss proceedings of 10th congress of the European society of veterinary A Research Update ratorias, trastornos renales y urinarios, neopla- 60
y mostraron un desarrollo progresivo de la in- Se ha observado que en los perros la obesidad dos fases: una fase dinámica seguida de una Bailhache E, Nguyen P, Krempf M, Siliart B, Magot T, Ouguerram on plasma ghrelin and leptin concentrations in dogs. Res Vet Sci. and comparative nutrition, 5-7 de octubre de 2006, Nantes sia, trastornos dermatológicos, etc. [Figura 3]. 61
K. Lipoprotein abnormalities in obese insulin-resistant dogs. 2005b; 79(2): 169-175. (Francia). for the Veterinarian

>12
sulinorresistencia y la hiperlipidemia (Rocchini al año de edad y un año antes de su diagnósti- fase estática. Durante la fase dinámica, además Metabolism. 2003; 52(5): 559-564. Por este motivo se puede afirmar que la obe- 50 54
et al, 1987; Van Citters, 2002; Bailhache et al, co está relacionada con la prevalencia de tumo- de producirse un aumento del peso y de gra- Jeusette I, Daminet S, Nguyen P, Shibata H, Saito M, Honjoh Robertson ID. The association of exercise, diet and other factors
from Affinity Petcare sidad puede reducir la vida de los perros, tal

H
Boisen, S. & Verstegen, M.W.A. 2000. Developments in the T, Istasse L, Diez M. Effect of ovariectomy and ad libitum feeding with owner-perceived obesity in privately owned dogs from
2003; Kim et al, 2003). 47 46
measurement of energy contents of feed and energy utilisation on body composition, thyroid status, ghrelin and leptin plasma metropolitan Perth, WA. Preventive Veterinary Medicine 2003; 58: como se ha demostrado que ocurre con las per- 40 43 43 44

8-12
in animals. En: Moughan, P.J., Verstegen, M.W.A. and Visser, M. concentrations in female dogs. J Anim Physiol Anim Nutr (Berl). 75-83. 41

4-7
Los perros con un aporte energético limitado sonas. Según se deduce de los datos aportados

No castrados

casera
(eds.) Feed evaluation. Principle and practice. Wageningen Pers. 2006a; 90(1-2): 12-18. 37 36

Labrador
presentan una mayor sensibilidad a la insulina The Netherlands, pp. 57-76. Rocchini AP, Yang JQ, Gokee A. Hypertension and insulin resistance por Kealy et al (2002) y Larson et al (2003), 30 34 34

industrial
Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca L, Crusafont 31

Obesidad canina
are not directly related in obese dogs. Hypertension. 2004; 43(5):

mixta
y una menor concentración de glucosa, facto- Enfermedad/Tipo de Con obesidad Con sobrepeso Con peso normal Carciofi AC, Gonçalves KNV, Vasconcellos RS, Bazolli RS, Brunetto los perros alimentados ad libitum durante toda

Castrados
J, Sole JM, Castell E, Torre C. Effects of high protein or high 1011-1016. Epub, 8 de marzo de 2004. 27

no
res que apuntan a una mayor esperanza de vida enfermedad (4,5 < ICC ≤ 5,0) (3,5 < ICC ≤ 4,5) o insuficiente MA, Prada F. A weight loss protocol and owners participation in the carbohydrate diets on weight loss in obese dogs. Compendium on su vida presentan una mayor cantidad de grasa 20 23

2-3
treatment of canine obesity. Ciência Rural. 2005; 35: 1331-1338. Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) 2006b; Rocksin A, Jeusette I, Torre C, Seipel J, Schaeufele N, Simon D,
(Kealy et al, 2002; Larson et al, 2003). (1,0 < ICC < 3,5) corporal y de triglicéridos en suero, una mayor

Shitzu
28:69. Nolte I. Long-term management of obese dogs with two different
n = 1099 n = 6302 n = 14.353 Colliard L, Ancel J, Benet JJ, Paragon BM, Blanchard G. Risk weight redustion diets. 2007. En: Proceedings of 17th ECVIM-CA
factors for obesity in dogs in France. J Nutr. 2006; 136(7 supl.): Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca Ll, Crusafont congress, Budapest, Hungría, 13-15 de septiembre.
concentración de insulina y glucosa, y una vida 10 12
Afecciones respiratorias e intolerancia 1951S-1954S. J, Torre C. Effect of ad libitum low-energy high-protein diet media significantemente más corta en compa-

<1
al ejercicio físico y al calor Crane SW. Obesity treatment and prevention in companion animals.
consumption and physical exercise in obese dogs. In: Proceedings
of The European society of Comparative Nutrition, Nantes, octubre
Saker KE y Remillard RL. Performance of canine weight loss
program in clinical practice. Vet therapeutics. 2005; 6: 291-302. Isabelle Jeusette, DVM, PhD ración con otros perros a los que se restringió 0
Artritis/Osteoartritis 4,2% 4,0% 2,4%
La intolerancia al ejercicio y las dificultades Tijdschr Diergeneeskd 1992; 117 supl. 1: 44S-45S. de 2006c. de por vida un 25% el aporte energético. Comen Alimentación Raza Edad Sexo Esterilización
respiratorias suelen estar relacionadas con la
Dermatopatías 18,9% 18,6% 17,2% Daminet S, Jeusette I, Duchateau L, Diez M, Van de Maele I, De Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Lust G, Biery DN, Smith GK,
Salas A, Subirada F, Pérez-Enciso M, Blanch F, Jeusette I, Romano
V, Torre C. Plant polyphenol intake alters gene expression in canine
Affinity Petcare, Barcelona, España entre horas
obesidad canina (De Rick y De Schepper, 1980; Rick A. Evaluation of thyroid function in obese dogs and in dogs
undergoing a weight loss protocol. Vet Med A Physiol Pathol Clin
Mantz SL. Evaluation of the effect of limited food consumption
on radiographic evidence of osteoarthritis in dogs. J Am Vet Med
leukocyte. J Nutrigenetics and Nutrigenomics (en prensa). Enfermedades ortopédicas
Ettinger, 1983; Saker y Remillard, 2005). Tam- La obesidad debe considerarse una enfermedad. Su prevalencia en los perros de los países desarrollados implica Las enfermedades ortopédicas, entre las que Figura 2. Factores de riesgo que propician el sobrepeso u obesidad caninos en una
Diabetes mellitus 0,7% (OR = 2,6) 0,4% 0,3% Med. 2003; 50(4): 213-8. Assoc. 2000; 217: 1678-1680. Serisier S, Leray V, Poudroux W, Magot T, Ouguerram K, Nguyen
De Paula RB, Da Silva AA, Hall JE. Aldosterone antagonism población con una media de entre el 34 y el 39% de perros obesos o con sobrepeso.
bién existe cierta correlación entre la obesi- attenuates obesity-induced hypertension and glomerular Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Mantz SL, Biery DN, Greeley EH,
P. Effects of green tea on insulin sensitivity, lipid profile and
expression of PPARalpha and PPARgamma and their target genes in que podría considerarse la enfermedad más común de los perros, a pesar de que las condiciones derivadas de se encuentran los trastornos traumáticos o de-
dad y el colapso traqueal. En la práctica, los Distocia 0,0% 0,1% 0,2% hyperfiltration. Hypertension. 2004; 43(1): 41-47. Lust G, Segre M, Smith GK, Stowe HD. Effects of diet restriction
on lifespan and age-related changes in dogs. J Am Vet Med Assoc
obese dogs. Br J Nutr. 2008; 99: 1208-1216.
ella son muy variadas. En los últimos años se han llevado a cabo numerosas investigaciones sobre la obesidad generativos (osteoartritis [OA], fracturas del
perros obesos suelen mostrarse inactivos y le- cóndilo humeral, ruptura del ligamento cruza-
tárgicos. Trastornos gastrointestinales 6,6% 7,3% 7,3%
Dämmrich K. Relationship between nutrition and bone growth in 2002; 220: 1315-1320. Sloth C. Practical management of obesity in dogs and cats. J. Small canina, lo cual ha contribuido a identificar los factores de riesgo, la naturaleza exacta de las enfermedades
large and giant dogs. J Nutr. 1991;121(11 supl.): S114-121. Anim. Pract. 1992; 33: 178-182. do craneal, hernia discal, etc.), son significa-
Diez M, Nguyen P, Jeusette I, Devois C, Istasse L, Biourge V.
Kim SP, Ellmerer M, Van Citters GW, Bergman RN. Primacy of que lleva asociadas y las mejores estrategias de tratamiento, entre ellas la alimentación y el ejercicio físico. tivamente más frecuentes en perros obesos. El
hepatic insulin resistance in the development of the metabolic Sonnenschein EG, Glickman LT, Goldschmidt MH, McKee LJ. Body
Cardiopatías 3,8% 3,4% 3,9% Delgados Con sobrepeso
Enfermedades cardiovasculares Weight loss in obese dogs: evaluation of a high-protein, low- syndrome induced by an isocaloric moderate-fat diet in the dog. conformation, diet, and risk of breast cancer in pet dogs: a case- exceso de peso aumenta el esfuerzo mecáni- y obesidad
carbohydrate diet. J Nutr. 2002; 132(6 supl. 2): 1685S-1687S. Diabetes. 2003; 52(10): 2453-2460. control study. Am J Epidemiol. 1991; 133(7): 694-703.
e hipertensión Hipertensión co de las articulaciones y precipita la apari-
0,0% ,08% ,03% Edney ATB, Smith PM. Study of obesity in dogs visiting veterinary
Cuando se observa un exceso de peso impor- Kuruvilla A, Frankel TL. Heart rate of pet dogs: effects of Sunvold G, Vickers RJ, Kelley RL, Tetrick MA, Davenport GM,
IncidencIA
tante en perros, también suele aumentar la
practices in the United Kingdom. Vet Rec. 1986; 118: 391-396. overweight and exercise. Asia Pac J Clin Nutr. 2003; 12 supl.: S51. Bouchard GF. Effects of carnitine during energy resytriction in the IntroduccIÓn ción de la osteoartritis. Está comprobado que Colapso traqueal
Hiperadrenocorticismo 0,6% 0,5% (OR = 2,4) 0,2% canine. Faseb J. 1999; 13: A268. en los perros alimentados ad libitum durante
Geoghegan JG, Cheng CA, Lawson C, Pappas TN. The effect Laflamme, D.P., Hannah, S.S. Proc. Brit. Sm. Anim. Assoc, abril
frecuencia de enfermedades cardiovasculares largo tiempo presentan con mayor frecuencia
of caloric load and nutrient composition on induction of small de 1988. Torre C, Jeusette I, Romano V, Vilaseca Ll. Effects of oral plant La obesidad se define como la acumulación ex-
(Baba y Arakana, 1984; Edney y Smith, 1986; Hipotiroidismo 3,3% (OR = 2,8) 1,5% (OR = 1,4) 0,8% intestinal satiety in dogs. Physiol Behav. 1997; 62(1): 39-42. polyphenols on blood antioxidant status of adult dogs. Compendium y gravedad osteoartritis de cadera, hombro y
Laflamme DP, Kulhman G. The effect of weight loss regimen on on Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) cesiva de tejido adiposo en el cuerpo. Existen Pancreatitis
Valtonen y Oksanen, 1972). Si bien se ha de- Glickman LT, Schofer FS, McKee LJ, Reif JS, Goldschmidt MH. codo que los perros cuyo aporte energético es
subsequent weight maintenance in dogs. Nutr Res. 1995; 15: 1019- 2006a; 28: 50. datos epidemiológicos que demuestran que el % de perros obesos o con sobrepeso EU USA otros
mostrado que la presión sanguínea de los pe- Hernia discal 1,7% 2,0% 1,8% Epidemiologic study of insecticide exposures, obesity, and risk of 1028. limitado (Kealy et al, 2000; Kealy et al, 2002).
bladder cancer in household dogs. J Toxicol Environ Health. 1989; Torre C, Jeusette I., Romano V, Blanch F, De diego I, Subirada F, incremento de la masa adiposa del organismo
rros con sobrepeso es más elevada que la de los 28(4): 407-414. Larson BT, Lawler DF, Spitznagel EL, Kealy RD. Improved glucose Duran O. Plant Polyphenol intake alters gene expression in canine La reducción del peso corporal de los perros
Cojera 4,3% 3,7% 2,9% del ser humano aumenta la morbilidad y el ries-
perros con un peso ideal, no existen pruebas tolerance with lifetime diet restriction favourably affects disease leukocytes. In: Proceedings of 3rd. International Conference for 50 osteoartríticos obesos retrasa el proceso de- Neoplasia
Gross KL, Wedekind K, Kirk CA et al. Effect of dietary carnitine and survival in dogs. J Nutr. 2003; 133: 2887-2892. Advances in Canine and Feline Genomics and Inherited Diseases, go de muerte. En el caso de los perros, Lawler
contundentes sobre el origen y el mecanismo or chromium on weight loss and body composition of obese dogs. J Davis (California), 2006b.  generativo y reduce el dolor porque disminuye
Trastornos del aparato 3,6% 3,6% (OR = 1,3) 3,0% anim sci. 1998; 76 supl.: 175 Lawler DF, Larson BT, Ballam JM, Smith GK, Biery DN, Evans RH,
et al (2008) demostraron que en el Labrador Re- 45
de la hipertensión en perros obesos con resis- el esfuerzo realizado por las articulaciones. Tal
urinario Greeley EH, Segre M, Stowe HD, Kealy RD. Diet restriction and Torres CL, Hickenbottom SJ and Rogers QR. Palatability affects triever una masa adiposa superior al 25% provo-
tencia a la insulina. Hall JA, Picton RA, Skinner MM, Jewell DE, Wander RC. The (n-3) ageing in the dog: major observations over two decades. Br J Nutr. the percentage of metabolizable energy as protein selected by adult 40 como se demuestra en Rocksin et al (2007), Problemas de
fatty acid dose, independent of the (n-6) to (n-3) fatty acid ratio, 2008; 99(4): 793-805. beagles. J Nutr. 2003; 133: 3516-3522. ca una mayor insulinorresistencia que predice,
Enfermedades 8,6% 8,3% 6,1% la aplicación de dietas de reducción de peso en mobilidad*
affects the plasma fatty acid profile of normal dogs. 2006. J Nutr. independientemente, la duración de la vida y las
Enfermedades renales y urinarias musculoesqueléticas Sup; 136(9): 2338-2344 Lekcharoensuk C, Lulich JP, Osborne CA, Pusoonthornthum R, Van Citters GW, Kabir M, Kim SP, Mittelman SD, Dea MK, Brubaker
enfermedades crónicas. Algunos estudios recien-
35 perros obesos con OA y cojera resulta altamen-
Allen TA, Koehler LA, Urlich LK, Carpenter KA, Swanson LL. PL, Bergman RN. Elevated glucagon-like peptide-1-(7-36)-amide,
La obesidad canina provocada por una alimen- Hannah SS, Laflamme DP. Increased dietary protein spares lean 30 te beneficiosa. TAU*
Patient and environmental factors associated with calcium oxalate but not glucose, associated with hyperinsulinemic compensation tes realizados en Europa, EE UU, Australia y Bra-
tación rica en grasas desemboca en hiperfiltra- Neoplasia 10,3% (OR = 1,4) 7,6% 5,3% body mass during weight loss in dogs. J Vet Int Med. 1998; 12: 224. urolithiasis in dogs. J Am Vet Med Assoc. 2000; 217(4): 515-519. for fat feeding. J Clin Endocrinol Metab. 2002; 87(11): 5191-5198.
sil afirman que entre el 17 y el 44% de los perros
ción glomerular, retención de sodio e hiperten- Hedhammar A, Wu FM, Krook L. Overnutrition and skeletal disease. Lund EM, Armstrong PJ, Kirk CA, Kolar LM, Klausner JS. Health Vincent HK, Taylor AG. Biomarkers and potential mechanisms of sufren sobrepeso u obesidad [Figura 1].
25 Obesidad e inflamación
sión (De Paula et al, 2004). Se han estudiado Enfermedades orales 34,1% 30,5% (OR = 1,1) 25,7% An experimental study in growing Great Dane dogs. XI. Summary. status and population characteristics of dogs and cats examined obesity-induced oxidant stress in humans. Int J Obes (Lond). 2006;
Cornell Vet. 1974; 64, supl. 5: 128-135. 20 Tanto en los perros como en las personas, el
at private veterinary practices in the United States. J Am Vet Med 30(3): 400-418. Hipotiroidismo
los cambios histológicos y funcionales que se Assoc. 1999; 214(9): 1336-1341. tejido adiposo se considera un órgano endocri-
Pancreatitis 0,9% (OR = 2,2) 0,5% 0,4% Impellizeri JA, Tetrick MA, Muir P. Effect of weight reduction on Weber M, Bissot T, Servet E, Sergheraert R, Biourge V, German AJ.
producen en el riñón en la primera fase de la clinical signs of lameness in dogs with hip osteoarthritis. J Am Vet Lund E, Armstrong J, Kirk C, Klausner J. Prevalence and risk A high-protein, high-fiber diet designed for weight loss improves 15 no que segrega citoquinas denominadas adipo-
obesidad canina. Med Assoc. 2000; 216(7): 1089-1091. factors for obesity in adult dogs from private US veterinary satiety in dogs. J Vet Intern Med. 2007; 21(6): 1203-1208. kinas, algunas de las cuales son proinflamato-
Comparados con los de los perros delgados, el
Parálisis/Ataxia 0,3% 0,2% 0,3%
Jeusette I, Biourge V, Nguyen P, Istasse L, Diez M. Energy
practices. Intern J Appl Res Vet Med, 2006; 4: 177-186. fACtores de riesgo 10
rias y están implicadas en algunas patologías Hiperadrenocorticismo
Wolfsheimer KJ. Obesity in dogs. Comp Cont Educ Small Anim
peso hepático, la actividad plasmática de re- Enfermedades renales 1,1% 0,8% 0,9%
restriction during a weight loss program must be stricter in female Pract. 1994; 16: 981-998.
5 vinculadas a la obesidad. En el caso del ser hu-
nina, la concentración de insulina, la presión
than in male dogs. En: Proceedings of 22nd Annual ACVIM Forum, Los estudios epidemiológicos destacan diversos
Minneapolis, 9-12 de junio, 2004a. mano, la obesidad se caracteriza por ser un es-
arterial, la velocidad de filtración glomerular y Enfermedades reproductivas 0,5% 1,0% 1,4%
factores de riesgo asociados a los distintos ni- 0 Diabetes mellitus
tado inflamatorio crónico, sistémico y de gra-
veles de obesidad canina y en la figura 2 se
el flujo plasmático renal de los perros obesos SW 0 UK 3 UK 4 UK 78 G AUT 6 UK 9 US 1 US 6 US US EU BRA AUS AUS 6 FR 6 IT do inferior, donde el recuento de leucocitos,
muestran algunos ejemplos. 0 9 0
eran más elevados. También se observan cam- Enfermedades respiratorias 3,5% 3,2% 3,6%
Para solicitar la bibliografía: info@advanceveterinary.com 19
6
19
7
19
7
19
7 19 981 198 198 199 199 199 200 002 003 005 200 200 la TNF-` y la proteína C reactiva (CRP) se en-
1 2 2 2
bios histológicos en las cápsulas de Bowman, cuentran elevados. Se considera que tal vez la
Rotura del ligamento cruzado 1,6% (OR = 2,1) 1,1% (OR = 1,7) 0,5% 0 5 10 15 20 25 % perros
en la matriz mesangial, en las membranas glo- inflamación sea el mecanismo por el cual la

Research
merulares y tubulares, etc. Todos estos cambios Affinity Petcare S.A. Figura 1. Incidencia de la obesidad en perros de diversos países industrializados obesidad desemboca en insulinorresistencia y
pueden ser precursores de algunas lesiones glo- Parque de Oficinas St. Cugat Nord obesidad como enfermedad otras patologías crónicas.
Figura 3. Porcentaje de perros afectados por determinadas enfermedades relacionado con su
Table 1. Prevalencia de las enfermedades (y tipos de enfermedades*) según ICC en perros Pl. Xavier Cugat, 2 - Edificio D, 3ª Planta condición corporal [perros con sobrepeso y obesos, o perros delgados]
merulares más graves relacionadas con la obe-

reports
08174 St. Cugat Nord - BARCELONA Los efectos negativos de la obesidad y el au- SW Suecia; UK Reino Unido; G Alemania; AUT Austria; US Estados Unidos; EU Europa; BRA Brasil; (Fuente: Lund et al, 2006)
sidad prolongada. adultos (Fuente: Lund et al, 2006) Obesidad, insulinorresistencia,
mento de masa adiposa para la salud se deben AUS Australia; FR Francia; IT Italia
Se ha demostrado asimismo que los perros con A Research Update Para más información: diabetes mellitus e hiperlipidemia
for the Veterinarian Tel. 93 492 70 00 - Fax. 93 492 70 01 principalmente al estrés mecánico (articulacio- (Fuentes: Mason, 1970; Anderson, 1973; Meyer et al, 1978; Steininger, 1981; Edney & Smith, 1986;
sobrepeso corren un riesgo mayor de desarro- ICC = Índice de condición corporal Aunque, a diferencia de los humanos, en los * TAU: Trastornos del aparato urinario
from Affinity Petcare www.advanceveterinary.com Crane, 1992; Sloth, 1992; Wolfsheimer, 1994; Armstrong & Lund, 1996; Lund et al, 1999 and 2006;
llar cálculos de oxalato cálcico (Lekcharoensuk OR = Ratio de ODDS nes, corazón, etc.) y a los cambios metabólicos * Problemas de movilidad: artritis/osteoartritis, cojera, trastornos musculoesqueléticos y/o rotura del
Jerico & Scheffer, 2002; Robertson, 2003; Mc Greevy et al, 2005; Colliard et al, 2006; Mussa et al, 2006) perros la obesidad no esté claramente relacio-
et al, 2000), que pueden reducir las funciones *Perros incluidos con mínimo de 1 enfermedad en las categorías citadas. causados por el exceso de grasa (con un aumen- ligamento cruzado
nada con la diabetes del tipo 2, algunos au-
renales. to de la secreción de adipokinas inflamatorias).
tores afirman que el 61% de los perros obesos

- 3- -8- - 1- -2-
Research Research Research
reports reports reports

presentan hiperinsulinemia, intolerancia a la


glucosa o ambas (Mattheeuws et al, 1984b). En
los perros alimentados ad libitum con una die-
Anestesia
Los riesgos que comporta la anestesia son ma-
res de mama (Sonnenschein et al, 1991). Tam-
bién los perros con sobrepeso corren un riesgo
mayor de desarrollar carcinoma de células de
REFERENCIAS
Allen TA, Jewel DE, Toll PW. The effects of carnitine
Jeusette I, Detilleux J, Cuvelier C, Istasse L, Diez M. Ad libitum
feeding following ovariectomy in female Beagle dogs: effect on
maintenance energy requirement and on blood metabolites. J Anim
Physiol Anim Nutr (Berl). 2004b; 88(3-4): 117-121.
Mattheeuws D, Rottiers R, Byens D, Vermeulen A. Glucose
tolerance and insulin response in obese dogs. J Am Anim Hosp
Assoc. 1984b; 20: 287-293.

Research Esperanza de vida


Algunas patologías tienen una mayor preva- % de perros con sobrepeso y obesidad según los factores de riesgo

reports
yores si el perro sufre obesidad, una circuns- lencia en los perros con sobrepeso u obesidad. (Fuentes: Colliard et al, 2006 and Lund et al, 2006)
supplementation on body composition of obese prone dogs. En: McGreevy PD, Thomson PC, Pride C, Fawcett A, Grassi T, Jones
ta rica en grasas se ha observado, de forma ex- transición de la vejiga (Glickman et al, 1989). % sobrepeso
tancia que debe tenerse en cuenta a la hora de Obesity: weight management in cats and dogs. Hills Pet Nutrition, Jeusette IC, Lhoest ET, Istasse LP, Diez MO. Influence of obesity B. Prevalence of obesity in dogs examined by Australian veterinary Es el caso de las enfermedades ortopédicas, la
1999, monografía, 27. on plasma lipid and lipoprotein concentrations in dogs. Am J Vet practices and the risk factors involved. Vet Rec. 2005; 156(22):
perimental, un síndrome parecido a la «obesi- intervenir a estos perros. Res. 2005a; 66(1): 81-86. 695-702. diabetes mellitus, trastornos en los perfiles li- 70
dad central humana»: estos perros se volvieron Obesidad inicial y obesidad crónica Armstrong PJ, Lund EM. Changes in body condition and energy pídicos sanguíneos, enfermedades cardiorrespi-
balance with ageing. Vet Clin Nutr. 1996; 3: 83-87. Jeusette IC, Detilleux J, Shibata H, Saito M, Honjoh T, Delobel Mussa et al. Obesity in the dogs: a survey results in Italy. In
obesos, aumentó su masa adiposa abdominal Cáncer Por regla general, la obesidad se desarrolla en A, Istasse L, Diez M. Effects of chronic obesity and weight loss proceedings of 10th congress of the European society of veterinary A Research Update ratorias, trastornos renales y urinarios, neopla- 60
y mostraron un desarrollo progresivo de la in- Se ha observado que en los perros la obesidad dos fases: una fase dinámica seguida de una Bailhache E, Nguyen P, Krempf M, Siliart B, Magot T, Ouguerram on plasma ghrelin and leptin concentrations in dogs. Res Vet Sci. and comparative nutrition, 5-7 de octubre de 2006, Nantes sia, trastornos dermatológicos, etc. [Figura 3]. 61
K. Lipoprotein abnormalities in obese insulin-resistant dogs. 2005b; 79(2): 169-175. (Francia). for the Veterinarian

>12
sulinorresistencia y la hiperlipidemia (Rocchini al año de edad y un año antes de su diagnósti- fase estática. Durante la fase dinámica, además Metabolism. 2003; 52(5): 559-564. Por este motivo se puede afirmar que la obe- 50 54
et al, 1987; Van Citters, 2002; Bailhache et al, co está relacionada con la prevalencia de tumo- de producirse un aumento del peso y de gra- Jeusette I, Daminet S, Nguyen P, Shibata H, Saito M, Honjoh Robertson ID. The association of exercise, diet and other factors
from Affinity Petcare sidad puede reducir la vida de los perros, tal

H
Boisen, S. & Verstegen, M.W.A. 2000. Developments in the T, Istasse L, Diez M. Effect of ovariectomy and ad libitum feeding with owner-perceived obesity in privately owned dogs from
2003; Kim et al, 2003). 47 46
measurement of energy contents of feed and energy utilisation on body composition, thyroid status, ghrelin and leptin plasma metropolitan Perth, WA. Preventive Veterinary Medicine 2003; 58: como se ha demostrado que ocurre con las per- 40 43 43 44

8-12
in animals. En: Moughan, P.J., Verstegen, M.W.A. and Visser, M. concentrations in female dogs. J Anim Physiol Anim Nutr (Berl). 75-83. 41

4-7
Los perros con un aporte energético limitado sonas. Según se deduce de los datos aportados

No castrados

casera
(eds.) Feed evaluation. Principle and practice. Wageningen Pers. 2006a; 90(1-2): 12-18. 37 36

Labrador
presentan una mayor sensibilidad a la insulina The Netherlands, pp. 57-76. Rocchini AP, Yang JQ, Gokee A. Hypertension and insulin resistance por Kealy et al (2002) y Larson et al (2003), 30 34 34

industrial
Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca L, Crusafont 31

Obesidad canina
are not directly related in obese dogs. Hypertension. 2004; 43(5):

mixta
y una menor concentración de glucosa, facto- Enfermedad/Tipo de Con obesidad Con sobrepeso Con peso normal Carciofi AC, Gonçalves KNV, Vasconcellos RS, Bazolli RS, Brunetto los perros alimentados ad libitum durante toda

Castrados
J, Sole JM, Castell E, Torre C. Effects of high protein or high 1011-1016. Epub, 8 de marzo de 2004. 27

no
res que apuntan a una mayor esperanza de vida enfermedad (4,5 < ICC ≤ 5,0) (3,5 < ICC ≤ 4,5) o insuficiente MA, Prada F. A weight loss protocol and owners participation in the carbohydrate diets on weight loss in obese dogs. Compendium on su vida presentan una mayor cantidad de grasa 20 23

2-3
treatment of canine obesity. Ciência Rural. 2005; 35: 1331-1338. Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) 2006b; Rocksin A, Jeusette I, Torre C, Seipel J, Schaeufele N, Simon D,
(Kealy et al, 2002; Larson et al, 2003). (1,0 < ICC < 3,5) corporal y de triglicéridos en suero, una mayor

Shitzu
28:69. Nolte I. Long-term management of obese dogs with two different
n = 1099 n = 6302 n = 14.353 Colliard L, Ancel J, Benet JJ, Paragon BM, Blanchard G. Risk weight redustion diets. 2007. En: Proceedings of 17th ECVIM-CA
factors for obesity in dogs in France. J Nutr. 2006; 136(7 supl.): Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca Ll, Crusafont congress, Budapest, Hungría, 13-15 de septiembre.
concentración de insulina y glucosa, y una vida 10 12
Afecciones respiratorias e intolerancia 1951S-1954S. J, Torre C. Effect of ad libitum low-energy high-protein diet media significantemente más corta en compa-

<1
al ejercicio físico y al calor Crane SW. Obesity treatment and prevention in companion animals.
consumption and physical exercise in obese dogs. In: Proceedings
of The European society of Comparative Nutrition, Nantes, octubre
Saker KE y Remillard RL. Performance of canine weight loss
program in clinical practice. Vet therapeutics. 2005; 6: 291-302. Isabelle Jeusette, DVM, PhD ración con otros perros a los que se restringió 0
Artritis/Osteoartritis 4,2% 4,0% 2,4%
La intolerancia al ejercicio y las dificultades Tijdschr Diergeneeskd 1992; 117 supl. 1: 44S-45S. de 2006c. de por vida un 25% el aporte energético. Comen Alimentación Raza Edad Sexo Esterilización
respiratorias suelen estar relacionadas con la
Dermatopatías 18,9% 18,6% 17,2% Daminet S, Jeusette I, Duchateau L, Diez M, Van de Maele I, De Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Lust G, Biery DN, Smith GK,
Salas A, Subirada F, Pérez-Enciso M, Blanch F, Jeusette I, Romano
V, Torre C. Plant polyphenol intake alters gene expression in canine
Affinity Petcare, Barcelona, España entre horas
obesidad canina (De Rick y De Schepper, 1980; Rick A. Evaluation of thyroid function in obese dogs and in dogs
undergoing a weight loss protocol. Vet Med A Physiol Pathol Clin
Mantz SL. Evaluation of the effect of limited food consumption
on radiographic evidence of osteoarthritis in dogs. J Am Vet Med
leukocyte. J Nutrigenetics and Nutrigenomics (en prensa). Enfermedades ortopédicas
Ettinger, 1983; Saker y Remillard, 2005). Tam- La obesidad debe considerarse una enfermedad. Su prevalencia en los perros de los países desarrollados implica Las enfermedades ortopédicas, entre las que Figura 2. Factores de riesgo que propician el sobrepeso u obesidad caninos en una
Diabetes mellitus 0,7% (OR = 2,6) 0,4% 0,3% Med. 2003; 50(4): 213-8. Assoc. 2000; 217: 1678-1680. Serisier S, Leray V, Poudroux W, Magot T, Ouguerram K, Nguyen
De Paula RB, Da Silva AA, Hall JE. Aldosterone antagonism población con una media de entre el 34 y el 39% de perros obesos o con sobrepeso.
bién existe cierta correlación entre la obesi- attenuates obesity-induced hypertension and glomerular Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Mantz SL, Biery DN, Greeley EH,
P. Effects of green tea on insulin sensitivity, lipid profile and
expression of PPARalpha and PPARgamma and their target genes in que podría considerarse la enfermedad más común de los perros, a pesar de que las condiciones derivadas de se encuentran los trastornos traumáticos o de-
dad y el colapso traqueal. En la práctica, los Distocia 0,0% 0,1% 0,2% hyperfiltration. Hypertension. 2004; 43(1): 41-47. Lust G, Segre M, Smith GK, Stowe HD. Effects of diet restriction
on lifespan and age-related changes in dogs. J Am Vet Med Assoc
obese dogs. Br J Nutr. 2008; 99: 1208-1216.
ella son muy variadas. En los últimos años se han llevado a cabo numerosas investigaciones sobre la obesidad generativos (osteoartritis [OA], fracturas del
perros obesos suelen mostrarse inactivos y le- cóndilo humeral, ruptura del ligamento cruza-
tárgicos. Trastornos gastrointestinales 6,6% 7,3% 7,3%
Dämmrich K. Relationship between nutrition and bone growth in 2002; 220: 1315-1320. Sloth C. Practical management of obesity in dogs and cats. J. Small canina, lo cual ha contribuido a identificar los factores de riesgo, la naturaleza exacta de las enfermedades
large and giant dogs. J Nutr. 1991;121(11 supl.): S114-121. Anim. Pract. 1992; 33: 178-182. do craneal, hernia discal, etc.), son significa-
Diez M, Nguyen P, Jeusette I, Devois C, Istasse L, Biourge V.
Kim SP, Ellmerer M, Van Citters GW, Bergman RN. Primacy of que lleva asociadas y las mejores estrategias de tratamiento, entre ellas la alimentación y el ejercicio físico. tivamente más frecuentes en perros obesos. El
hepatic insulin resistance in the development of the metabolic Sonnenschein EG, Glickman LT, Goldschmidt MH, McKee LJ. Body
Cardiopatías 3,8% 3,4% 3,9% Delgados Con sobrepeso
Enfermedades cardiovasculares Weight loss in obese dogs: evaluation of a high-protein, low- syndrome induced by an isocaloric moderate-fat diet in the dog. conformation, diet, and risk of breast cancer in pet dogs: a case- exceso de peso aumenta el esfuerzo mecáni- y obesidad
carbohydrate diet. J Nutr. 2002; 132(6 supl. 2): 1685S-1687S. Diabetes. 2003; 52(10): 2453-2460. control study. Am J Epidemiol. 1991; 133(7): 694-703.
e hipertensión Hipertensión co de las articulaciones y precipita la apari-
0,0% ,08% ,03% Edney ATB, Smith PM. Study of obesity in dogs visiting veterinary
Cuando se observa un exceso de peso impor- Kuruvilla A, Frankel TL. Heart rate of pet dogs: effects of Sunvold G, Vickers RJ, Kelley RL, Tetrick MA, Davenport GM,
IncidencIA
tante en perros, también suele aumentar la
practices in the United Kingdom. Vet Rec. 1986; 118: 391-396. overweight and exercise. Asia Pac J Clin Nutr. 2003; 12 supl.: S51. Bouchard GF. Effects of carnitine during energy resytriction in the IntroduccIÓn ción de la osteoartritis. Está comprobado que Colapso traqueal
Hiperadrenocorticismo 0,6% 0,5% (OR = 2,4) 0,2% canine. Faseb J. 1999; 13: A268. en los perros alimentados ad libitum durante
Geoghegan JG, Cheng CA, Lawson C, Pappas TN. The effect Laflamme, D.P., Hannah, S.S. Proc. Brit. Sm. Anim. Assoc, abril
frecuencia de enfermedades cardiovasculares largo tiempo presentan con mayor frecuencia
of caloric load and nutrient composition on induction of small de 1988. Torre C, Jeusette I, Romano V, Vilaseca Ll. Effects of oral plant La obesidad se define como la acumulación ex-
(Baba y Arakana, 1984; Edney y Smith, 1986; Hipotiroidismo 3,3% (OR = 2,8) 1,5% (OR = 1,4) 0,8% intestinal satiety in dogs. Physiol Behav. 1997; 62(1): 39-42. polyphenols on blood antioxidant status of adult dogs. Compendium y gravedad osteoartritis de cadera, hombro y
Laflamme DP, Kulhman G. The effect of weight loss regimen on on Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) cesiva de tejido adiposo en el cuerpo. Existen Pancreatitis
Valtonen y Oksanen, 1972). Si bien se ha de- Glickman LT, Schofer FS, McKee LJ, Reif JS, Goldschmidt MH. codo que los perros cuyo aporte energético es
subsequent weight maintenance in dogs. Nutr Res. 1995; 15: 1019- 2006a; 28: 50. datos epidemiológicos que demuestran que el % de perros obesos o con sobrepeso EU USA otros
mostrado que la presión sanguínea de los pe- Hernia discal 1,7% 2,0% 1,8% Epidemiologic study of insecticide exposures, obesity, and risk of 1028. limitado (Kealy et al, 2000; Kealy et al, 2002).
bladder cancer in household dogs. J Toxicol Environ Health. 1989; Torre C, Jeusette I., Romano V, Blanch F, De diego I, Subirada F, incremento de la masa adiposa del organismo
rros con sobrepeso es más elevada que la de los 28(4): 407-414. Larson BT, Lawler DF, Spitznagel EL, Kealy RD. Improved glucose Duran O. Plant Polyphenol intake alters gene expression in canine La reducción del peso corporal de los perros
Cojera 4,3% 3,7% 2,9% del ser humano aumenta la morbilidad y el ries-
perros con un peso ideal, no existen pruebas tolerance with lifetime diet restriction favourably affects disease leukocytes. In: Proceedings of 3rd. International Conference for 50 osteoartríticos obesos retrasa el proceso de- Neoplasia
Gross KL, Wedekind K, Kirk CA et al. Effect of dietary carnitine and survival in dogs. J Nutr. 2003; 133: 2887-2892. Advances in Canine and Feline Genomics and Inherited Diseases, go de muerte. En el caso de los perros, Lawler
contundentes sobre el origen y el mecanismo or chromium on weight loss and body composition of obese dogs. J Davis (California), 2006b.  generativo y reduce el dolor porque disminuye
Trastornos del aparato 3,6% 3,6% (OR = 1,3) 3,0% anim sci. 1998; 76 supl.: 175 Lawler DF, Larson BT, Ballam JM, Smith GK, Biery DN, Evans RH,
et al (2008) demostraron que en el Labrador Re- 45
de la hipertensión en perros obesos con resis- el esfuerzo realizado por las articulaciones. Tal
urinario Greeley EH, Segre M, Stowe HD, Kealy RD. Diet restriction and Torres CL, Hickenbottom SJ and Rogers QR. Palatability affects triever una masa adiposa superior al 25% provo-
tencia a la insulina. Hall JA, Picton RA, Skinner MM, Jewell DE, Wander RC. The (n-3) ageing in the dog: major observations over two decades. Br J Nutr. the percentage of metabolizable energy as protein selected by adult 40 como se demuestra en Rocksin et al (2007), Problemas de
fatty acid dose, independent of the (n-6) to (n-3) fatty acid ratio, 2008; 99(4): 793-805. beagles. J Nutr. 2003; 133: 3516-3522. ca una mayor insulinorresistencia que predice,
Enfermedades 8,6% 8,3% 6,1% la aplicación de dietas de reducción de peso en mobilidad*
affects the plasma fatty acid profile of normal dogs. 2006. J Nutr. independientemente, la duración de la vida y las
Enfermedades renales y urinarias musculoesqueléticas Sup; 136(9): 2338-2344 Lekcharoensuk C, Lulich JP, Osborne CA, Pusoonthornthum R, Van Citters GW, Kabir M, Kim SP, Mittelman SD, Dea MK, Brubaker
enfermedades crónicas. Algunos estudios recien-
35 perros obesos con OA y cojera resulta altamen-
Allen TA, Koehler LA, Urlich LK, Carpenter KA, Swanson LL. PL, Bergman RN. Elevated glucagon-like peptide-1-(7-36)-amide,
La obesidad canina provocada por una alimen- Hannah SS, Laflamme DP. Increased dietary protein spares lean 30 te beneficiosa. TAU*
Patient and environmental factors associated with calcium oxalate but not glucose, associated with hyperinsulinemic compensation tes realizados en Europa, EE UU, Australia y Bra-
tación rica en grasas desemboca en hiperfiltra- Neoplasia 10,3% (OR = 1,4) 7,6% 5,3% body mass during weight loss in dogs. J Vet Int Med. 1998; 12: 224. urolithiasis in dogs. J Am Vet Med Assoc. 2000; 217(4): 515-519. for fat feeding. J Clin Endocrinol Metab. 2002; 87(11): 5191-5198.
sil afirman que entre el 17 y el 44% de los perros
ción glomerular, retención de sodio e hiperten- Hedhammar A, Wu FM, Krook L. Overnutrition and skeletal disease. Lund EM, Armstrong PJ, Kirk CA, Kolar LM, Klausner JS. Health Vincent HK, Taylor AG. Biomarkers and potential mechanisms of sufren sobrepeso u obesidad [Figura 1].
25 Obesidad e inflamación
sión (De Paula et al, 2004). Se han estudiado Enfermedades orales 34,1% 30,5% (OR = 1,1) 25,7% An experimental study in growing Great Dane dogs. XI. Summary. status and population characteristics of dogs and cats examined obesity-induced oxidant stress in humans. Int J Obes (Lond). 2006;
Cornell Vet. 1974; 64, supl. 5: 128-135. 20 Tanto en los perros como en las personas, el
at private veterinary practices in the United States. J Am Vet Med 30(3): 400-418. Hipotiroidismo
los cambios histológicos y funcionales que se Assoc. 1999; 214(9): 1336-1341. tejido adiposo se considera un órgano endocri-
Pancreatitis 0,9% (OR = 2,2) 0,5% 0,4% Impellizeri JA, Tetrick MA, Muir P. Effect of weight reduction on Weber M, Bissot T, Servet E, Sergheraert R, Biourge V, German AJ.
producen en el riñón en la primera fase de la clinical signs of lameness in dogs with hip osteoarthritis. J Am Vet Lund E, Armstrong J, Kirk C, Klausner J. Prevalence and risk A high-protein, high-fiber diet designed for weight loss improves 15 no que segrega citoquinas denominadas adipo-
obesidad canina. Med Assoc. 2000; 216(7): 1089-1091. factors for obesity in adult dogs from private US veterinary satiety in dogs. J Vet Intern Med. 2007; 21(6): 1203-1208. kinas, algunas de las cuales son proinflamato-
Comparados con los de los perros delgados, el
Parálisis/Ataxia 0,3% 0,2% 0,3%
Jeusette I, Biourge V, Nguyen P, Istasse L, Diez M. Energy
practices. Intern J Appl Res Vet Med, 2006; 4: 177-186. fACtores de riesgo 10
rias y están implicadas en algunas patologías Hiperadrenocorticismo
Wolfsheimer KJ. Obesity in dogs. Comp Cont Educ Small Anim
peso hepático, la actividad plasmática de re- Enfermedades renales 1,1% 0,8% 0,9%
restriction during a weight loss program must be stricter in female Pract. 1994; 16: 981-998.
5 vinculadas a la obesidad. En el caso del ser hu-
nina, la concentración de insulina, la presión
than in male dogs. En: Proceedings of 22nd Annual ACVIM Forum, Los estudios epidemiológicos destacan diversos
Minneapolis, 9-12 de junio, 2004a. mano, la obesidad se caracteriza por ser un es-
arterial, la velocidad de filtración glomerular y Enfermedades reproductivas 0,5% 1,0% 1,4%
factores de riesgo asociados a los distintos ni- 0 Diabetes mellitus
tado inflamatorio crónico, sistémico y de gra-
veles de obesidad canina y en la figura 2 se
el flujo plasmático renal de los perros obesos SW 0 UK 3 UK 4 UK 78 G AUT 6 UK 9 US 1 US 6 US US EU BRA AUS AUS 6 FR 6 IT do inferior, donde el recuento de leucocitos,
muestran algunos ejemplos. 0 9 0
eran más elevados. También se observan cam- Enfermedades respiratorias 3,5% 3,2% 3,6%
Para solicitar la bibliografía: info@advanceveterinary.com 19
6
19
7
19
7
19
7 19 981 198 198 199 199 199 200 002 003 005 200 200 la TNF-` y la proteína C reactiva (CRP) se en-
1 2 2 2
bios histológicos en las cápsulas de Bowman, cuentran elevados. Se considera que tal vez la
Rotura del ligamento cruzado 1,6% (OR = 2,1) 1,1% (OR = 1,7) 0,5% 0 5 10 15 20 25 % perros
en la matriz mesangial, en las membranas glo- inflamación sea el mecanismo por el cual la

Research
merulares y tubulares, etc. Todos estos cambios Affinity Petcare S.A. Figura 1. Incidencia de la obesidad en perros de diversos países industrializados obesidad desemboca en insulinorresistencia y
pueden ser precursores de algunas lesiones glo- Parque de Oficinas St. Cugat Nord obesidad como enfermedad otras patologías crónicas.
Figura 3. Porcentaje de perros afectados por determinadas enfermedades relacionado con su
Table 1. Prevalencia de las enfermedades (y tipos de enfermedades*) según ICC en perros Pl. Xavier Cugat, 2 - Edificio D, 3ª Planta condición corporal [perros con sobrepeso y obesos, o perros delgados]
merulares más graves relacionadas con la obe-

reports
08174 St. Cugat Nord - BARCELONA Los efectos negativos de la obesidad y el au- SW Suecia; UK Reino Unido; G Alemania; AUT Austria; US Estados Unidos; EU Europa; BRA Brasil; (Fuente: Lund et al, 2006)
sidad prolongada. adultos (Fuente: Lund et al, 2006) Obesidad, insulinorresistencia,
mento de masa adiposa para la salud se deben AUS Australia; FR Francia; IT Italia
Se ha demostrado asimismo que los perros con A Research Update Para más información: diabetes mellitus e hiperlipidemia
for the Veterinarian Tel. 93 492 70 00 - Fax. 93 492 70 01 principalmente al estrés mecánico (articulacio- (Fuentes: Mason, 1970; Anderson, 1973; Meyer et al, 1978; Steininger, 1981; Edney & Smith, 1986;
sobrepeso corren un riesgo mayor de desarro- ICC = Índice de condición corporal Aunque, a diferencia de los humanos, en los * TAU: Trastornos del aparato urinario
from Affinity Petcare www.advanceveterinary.com Crane, 1992; Sloth, 1992; Wolfsheimer, 1994; Armstrong & Lund, 1996; Lund et al, 1999 and 2006;
llar cálculos de oxalato cálcico (Lekcharoensuk OR = Ratio de ODDS nes, corazón, etc.) y a los cambios metabólicos * Problemas de movilidad: artritis/osteoartritis, cojera, trastornos musculoesqueléticos y/o rotura del
Jerico & Scheffer, 2002; Robertson, 2003; Mc Greevy et al, 2005; Colliard et al, 2006; Mussa et al, 2006) perros la obesidad no esté claramente relacio-
et al, 2000), que pueden reducir las funciones *Perros incluidos con mínimo de 1 enfermedad en las categorías citadas. causados por el exceso de grasa (con un aumen- ligamento cruzado
nada con la diabetes del tipo 2, algunos au-
renales. to de la secreción de adipokinas inflamatorias).
tores afirman que el 61% de los perros obesos

- 3- -8- - 1- -2-
Research Research Research Research
reports reports reports reports

sa corporal del animal, cambia su metabolismo Para lograr esta restricción energética, pode- de la energía por parte del organismo (pérdida • Las proteínas aumentan el gasto energético: grasas se sustituyen, por ejemplo, por hidratos Las dietas caninas que tienen como objetivo su- reales, y su grado y ritmo de degradación in- • Las fibras muy fermentables pueden ocasionar
(aumentan la leptina en plasma y las hormo- mos recurrir a diversos métodos: reducir la can- Prevención RESTRICCIÓN ENERGÉTICA PARA PERDER PESO (% MER) de energía por orina en forma de cuerpos cetó- la eficiencia de utilización de la energía que de carbono complejos, se reduce el contenido ministrar la proporción recomendada y la can- testinal también es distinto. En los perros, la flatulencias a los perros. Ejercicio físico
nas tiroideas). Durante esta fase, los paráme- tidad de comida que se ofrece al perro o bien nicos, reducción de la energía neta, aumento contienen es menor comparada con las de la energético bruto a la vez que se incrementa el tidad mínima de ácidos grasos v3 de cadena cebada produce unos niveles de insulina en
tros sanguíneos (insulina, glucosa, lípidos, etc.) reducir la densidad energética (dilución ener- Durante el crecimiento 70 de la termogénesis y una mayor oxidación de grasa o de los hidratos de carbono al eliminar gasto energético metabólico. De hecho, la efi- larga deben complementarse con una fuente sangre menores, desde los 20 hasta los 240 mi- L-carnitina Para el bienestar del perro es muy importante
presentan unos niveles normales y no se ob- gética). No es recomendable únicamente redu- Se sabe que la displasia de cadera, la osteocon- grasas). A pesar de observarse un nivel de éxi- las células más calor cuando las utilizan (el ciencia de utilización de los carbohidratos es natural de DHA (procedente de pescado azul o nutos posteriores a la comida, que otros cerea- La L-carnitina es un nutriente condicionalmen-
68 introducir modificaciones en su estilo de vida
servan alteraciones fisiológicas. En cambio, una cir la cantidad de comida que se ofrece al perro drosis, el radius curvus y la osteodistrosia hiper- to elevado en la práctica con dietas de adelga- efecto térmico de la proteína es mayor). Esto 9-12% menor que la de la grasa, ya que la grasa algas marinas) y de EPA (procedente de pescado les como el maíz o el arroz. te esencial parecido a una vitamina, que con-
66 durante el tratamiento de la obesidad, como
vez se inicia la fase estática y crónica los pe- porque esto implicaría una reducción sustan- trófica están relacionados con un exceso de peso zamiento ricas en proteína (reducción espontá- puede explicar por qué una dieta rica en pro- se emplea más eficazmente para la producción azul u hongos filamentosos). tribuye a la oxidación de los ácidos grasos en describen Jeusette et al, 2006c , que demos-
rros presentan modificaciones en los lípidos y la cial del volumen ingerido y un incremento de durante el crecimiento (Hedhammer et al, 1974; 64 nea del aporte energético debido a los efectos teína permite un mayor consumo de alimentos de moléculas de ATP (más energía neta) y para Fibras la mitocondria. traron que los perros que se sometían a una
insulina en sangre. Por lo tanto, el tratamiento la insatisfacción del animal, ya que tendría una Dammrich et al, 1991). La obesidad y un aporte 62 anorexigénicos de los cuerpos cetónicos y nivel energéticos (+10%) para lograr el mismo rit- la acumulación de grasas en el tejido adiposo. Ácidos grasos de cadena media(AGCM) Se entiende por fibra principalmente la matriz Gross et al (1998) y Allen et al (1999) demos- dieta pobre en alimentos energéticos ad libi-
debe aplicarse lo antes posible a fin de resta- mayor sensación de apetito. También provoca- energético excesivo también provocan modi- bajo de insulina y proteínas), se podría cuestio- mo de pérdida de peso en condiciones expe- Un mínimo de grasa se requiere para cubrir las El aceite de coco es la principal fuente natural que compone las paredes celulares de las plan- traron que una dieta con un suplemento de car-

% MER
60 tum perdían peso realizaban más ejercicio fí-
blecer la composición corporal y los parámetros ría un déficit potencial de nutrientes, como es ficaciones en las secreciones hormonales (IGF- nar una estricta aplicación de estas dietas de- rimentales. En condiciones clínicas se ha ob- necesidades de vitaminas liposolubles y ácidos de ácidos grasos de cadena media: ácido caprí- tas, pero es un término que incluye diversos ti- nitina del 0,03% mejoraba la masa corporal
58 sico [Figura 7].
sanguíneos óptimos. La mayor parte de las mo- el caso de algunos minerales, vitaminas, oligo- 1, hormonas tiroideas…), cuyas consecuencias bido a los posibles efectos tóxicos de una alta servado un mayor ritmo de pérdida de peso grasos esenciales. Además, la grasa animal me- lico C8 (7%); ácido cáprico C10 (6%); ácido láu- pos de sustancias bioquímicas, como se indica magra con una tendencia a una mayor pérdida Se ha demostrado asimismo que el ejercicio fí-
dificaciones metabólicas se revierten fácilmente elementos, ácidos grasos esenciales y aminoá- para los perros todavía no se han evaluado. En 56 concentración de cuerpos cetónicos en sangre y para el mismo consumo de alimentos energé- jora la apetencia de las dietas para los perros. rico C12 (45%) y ácido mirístico C14 (16%). De en la figura 6. de peso en los perros sometidos a un programa sico sin pérdida de peso es saludable para los
si se imponen restricciones energéticas y el pe- cidos. Aumentar la saciedad de un alimento al los perros de tamaño reducido, las consecuencias 54 al posible efecto nocivo de la proteína sobre las ticos con una dieta más proteica (Rocksin et La legislación europea que regula los alimentos la bibliografía consultada se desprende que los Existen pruebas contradictorias sobre los efec- de adelgazamiento. perros obesos: la recuperación de la frecuencia
rro pierde peso (Jeusette et al, 2005 b). incrementar el nivel de proteínas y ácidos gra- sobre el sistema osteoarticular de un aporte en- funciones renales. al, 2007). para perros y gatos, recomienda un mínimo de AGCM incrementan el gasto energético, propor- tos de las dietas ricas en fibra sobre la inges- Otro estudio con perras esterilizadas confirma
52 cardiaca (frecuencia cardiaca media durante la
Un estudio clínico reciente de intervención die- sos de cadena media, por ejemplo, constituye ergético elevado son menos significativas, pero El metabolismo de los cuerpos cetónicos en los un 5% de grasa para poder considerar el alimen- cionan una mayor sensación de saciedad y fa- tión de alimentos. dichos resultados: los animales sometidos a una
50 recuperación como porcentaje de la frecuencia
tética con una dieta baja en grasa y rica en pro- un mecanismo adicional. El mecanismo de la pueden provocar obesidad en perros jóvenes. perros es distinto y las dietas ricas en proteínas • Las proteínas mejoran la apetencia: un con- to completo y el aporte de ácidos grasos esen- vorecen el control del peso si se incluyen en la dieta de adelgazamiento a los que se suministró
0 10 20 30 cardiaca durante el ejercicio) de los perros con
teínas mostró una reducción de triglicéridos, saciedad no se conoce del todo pero incluye Es evidente que las necesidades energéticas semanas les resultan fisiológicamente más adecuadas por tenido mayor de proteínas animales podría ciales (linoleico y linolénico) suficiente. dieta como sustitutos de las grasas que contie- La inclusión de materias primas ricas en fi- un complemento del 0,005% o 0,01% de carni- sobrepeso fue más rápida si realizaban ejercicio
colesterol, insulina y fructosamina en sangre el control hormonal y la retroalimentación in- son mayores durante el crecimiento que en la su origen como carnívoros, pero hay pocos es- contribuir a mejorar la apetencia de las dietas A diferencia de las dietas pobres en grasa, un nen ácidos grasos de cadena larga. bra en los alimentos presenta algunas ven- tina perdieron más peso y grasa, y presentaban
Figura 5. Restricción energética (en % MER con MER=132 kgcal/kg0,75) para lograr una físico diariamente (Kuruvilla y Frankel, 2003).
acompañada de una reducción de peso (Rocksin testinal. edad adulta, pero debe evitarse que el aporte tudios sobre los efectos de las distintas dietas poco energéticas. estudio reciente ha demostrado que un nivel de Los estudios realizados en animales y personas tajas: menos tejido adiposo (Sunvold et al, 1999).
reducción del peso corporal en un período de 6 meses: con el tiempo es necesario reducir la Se recomienda a los propietarios que aumenten
et al, 2007). El estudio ponía de manifiesto una Por lo tanto, en los programas de adelgaza- energético sea excesivo: al igual que en el caso en el metabolismo canino. Los alimentos bajos grasa más elevado junto con un consumo ener- demuestran que los AGCM se utilizan fácilmen- • La fibra diluye la concentración energética de
asignación energética a fin de conservar la pérdida de peso corporal. la cantidad de ejercicio de su perro como parte
mejora del bienestar de los perros al mejorar su miento se recomienda siempre la aplicación de de los adultos, el índice de condición corporal en energía para perros se formulan reduciendo • Las proteínas son más saciantes: en los pe- gético controlado permitió seguir un ritmo de te en el hígado y que favorecen un mayor gas- la dieta. Antioxidantes del programa de adelgazamiento.
movilidad, la disnea y la intolerancia al ejercicio una dieta diseñada especialmente para perros debe ser óptimo durante el crecimiento. la grasa y aumentando la fibra dietética. El in- rros, la sensación de saciedad está relaciona- adelgazamiento adecuado pero con unos ali- to energético. La mayoría de los estudios sobre • Según la estructura de la dieta, algunas fi- El estrés oxidativo puede ser el mecanismo sub-
(Rocksin et al, 2007), lo cual corroboraba los re- obesos. El método más utilizado para reducir la tercambio de proteínas por almidón es energé- da con la carga calórica del intestino. Un con- mentos más apetecibles. animales también confirman un menor aumen- bras solubles pueden retrasar el vaciado gás- yacente que conduce al desarrollo de otras con-
sultados de otras pruebas experimentales o clíni- densidad energética de las comidas es reducir Después de la esterilización Pérdida de peso corporal de peso corporal (70±1% MER para provocar- ticamente neutral pero puede presentar nume- tenido de proteínas más elevado en la dieta to de peso y una reducción del tamaño de los trico e inducir una absorción más lenta de los secuencias derivadas de la obesidad. En me-
cas con dietas ricas en proteína (Diez et al, 2002; la cantidad de grasa e incrementar la de fibra. Se recomienda trazar un plan dietético estricto lo, 66±8% MER [-9%] transcurridos 3 meses, rosas ventajas (Dumon et al, 2005). Ácidos grasos v6/v3 depósitos de grasa al cabo de varios meses de nutrientes. dicina humana los estudios indican que en la
Conclusiones
Durante el programa de adelgazamiento, la re- podría ser necesario para lograr la saciedad
Jeusette et al, 2005b, Impellizerri, 2000,Carcio- También puede aplicarse un aumento del agua después de la esterilización, ya que las hembras ducción del aporte energético debe llevar a una 56±7% MER [-20%] para terminar), e incluso suficiente (Geoghegan et al, 1997). Se ha de- Como se ha mencionado anteriormente, la obe- consumirlos. Asimismo, tanto las pruebas con • Las fibras insolubles producen un bolo ali- obesidad se combinan diversas fuentes de es-
esterilizadas tienen unas necesidades energéti- La obesidad es una enfermedad muy frecuen-
fi et al, 2005; Saker y Remillard, 2005). — y/o una reducción de la densidad física de un pérdida de peso semanal de entre el 1-2% del con esta reducción del aporte energético el rit- • Las proteínas mejoran la composición cor- mostrado que las dietas ricas en proteínas y sidad se caracteriza por ser un estado inflama- animales como con personas indican que el menticio más voluminoso además de acelerar trés oxidativo: hiperglicemia, hiperleptinemia,
cas menores y su comportamiento alimenticio te en los animales de compañía. Debido a las
alimento seco (g/cm3). Además del seguimien- peso inicial. No se recomienda que la pérdida mo de pérdida de peso corporal disminuyó con poral: estudios realizados entre 1988 y 1999 en fibra incrementan la sensación de saciedad torio crónico, sistémico y de bajo grado, y se efecto saciante de los triglicéridos de cadena el tránsito intestinal. niveles elevados de los lípidos de los tejidos,
se modifica, propiciando el aumento de peso graves consecuencias que tiene para la salud y
to de una dieta baja en grasas, rica en fibra y de peso sea superior al 2% porque derivaría en el tiempo (Rocksin et al, 2007). demostraron que dietas de adelgazamiento en los perros (Weber et al, 2007). considera que la inflamación puede ser un me- media es mayor que el de los triglicéridos de • Las fibras pueden reducir la glicemia pospran- defensas antioxidantes inadecuadas, mayor fre-
Tratamiento: con un aporte energético reducido, la estrate- (Figura 4) (Jeusette et al, 2004b y 2006a). En una pérdida de masa muscular (Burkholder y Otra solución consiste en aplicar una recomen- para perros ricas en proteínas (62% EM en canismo potencial en virtud del cual la obesi- cadena larga. dial en los perros diabéticos. cuencia de formación de radicales libres, fuen-
puesto que puede reducir la vida del perro, pre-
venirla y tratarla son dos prioridades importan-
intervención dietética gia de aumentar las proteínas o reducir los hi- las perras esterilizadas, después de la cirugía, Toll, 2000). Se ha demostrado que los perros dación más estricta al comienzo del programa forma de proteína) y pobres en hidratos de • No se ha podido demostrar que dietas ricas dad causa diversas patologías. • Las fibras contribuyen a reducir la concentra- tes enzimáticas en el endotelio e inflamación
tes que deben abordarse mediante la modifica-
dratos de carbono con un índice glicémico ele- el aumento de peso se evita reduciendo el apor- que pierden peso lentamente (1,14%/semana) de adelgazamiento, pero ello conlleva el riesgo carbono (7% EM en forma de carbohidratos) en proteína sean nocivas para la función re- En el caso de los perros, se ha demostrado que Hidratos de carbono digestibles en el ción de lípidos en sangre. crónica (Vincent y Taylor, 2006).
ción del estilo de vida y la dieta del animal.
Se recomienda aplicar un tratamiento a los pe- vado se ha aplicado con bastante éxito tanto te energético de un 20 - 30% respecto a las ne- conservan su peso ideal más fácilmente una vez de que el ritmo de pérdida de peso se acelere favorecían una mejor conservación del tejido nal del perro sano: no existen pruebas epide- la proporción entre ácidos grasos v6/v3 modu- proceso de producción de alimentos • Saciedad. En el caso de los perros, se ha demostrado que
La clave para lograrlo es que el veterinario rea-
rros con sobrepeso y obesidad siempre que apa- en personas como en perros. cesidades energéticas de mantenimiento (MER) terminado el programa de pérdida de peso (La- durante los primeros meses y, en consecuencia, magro comparadas con dieta de control (35% miológicas que demuestren una relación entre la las reacciones inflamatorias. Una proporción secos la administración por vía oral de polifenoles de
(MER=132 kcal/kg Peso Ideal0,75; Ananthara- lice un seguimiento individualizado de cada pe-
rezca alguna de las patologías anteriormente flamme y Kuhlman, 1995). un mayor riesgo de recuperar el peso perdido EM procedente de proteína y 35% EM proce- el consumo elevado de proteínas y la insufi- que oscile entre 5 y 10 reduce la producción de Los perros obesos podrían presentar dificultades Algunas fibras también presentan determi- té verde (EGCG), polifenoles de pepitas de uva
man-Barr, 1990; Jeusette el al, 2004b, 2006a). rro porque las diferencias en las necesidades
descritas. La intervención dietética con una Según el protocolo, el aporte energético duran- (Laflamme et al, 1995). dente de hidratos de carbono) y se tardaba ciencia renal crónica en perros y gatos, aun- mediadores inflamatorios sin efectos secunda- para controlar la glucosa en sangre, mantenien- nados inconvenientes si se suministran en o de cítricos (naringina) puede reducir los mar-
energéticas, la resistencia metabólica latente
restricción del aporte energético es el único te el programa de adelgazamiento puede variar. el mismo tiempo en lograr el peso corporal que sí ha sido probado que el fósforo es un rios y, por tanto, podría ser beneficiosa para los do niveles elevados durante un período de tiem- dosis elevadas: cadores biológicos de oxidación sanguínea ca-
a perder peso y la posibilidad de recuperar el
tratamiento claro para que el animal pierda Jeusette et al han demostrado recientemente Mantenimiento del peso corporal: objetivo (Laflamme y Hannah, 1988 y Han- factor clave. De todas formas, un % alto de perros obesos. Sin embargo, además de la pro- po más prolongado. Por este motivo las fuentes • Comida menos apetecible. nina, de insulinorresistencia, puede mejorar el
peso perdido después del tratamiento son dis-
peso. Una dieta con un aporte energético re- que la ingestión energética en un perro tuvo cómo evitar recuperar el peso perdido nah, 1999). Algunos estudios más recientes proteína en dietas para perros obesos no sig- porción entre v6 y v3, es necesario suministrar de almidón que provocan una baja respuesta gli- • Disminución de la digestibilidad de los nu- perfil lipídico plasmático y puede alterar la ex-
ANTES DESPUÉS tintas en cada animal. Finalmente, la colabo-
ducido suministrada ad libitum no es suficiente que ser reducida un 46% respecto al aporte an- Las necesidades energéticas son menores des- confirman estos resultados: una dieta rica en nifica necesariamente un aumento del consu- una cantidad mínima de ácidos grasos v3 de ca- cémica posprandial serían beneficiosas. trientes. presión de los genes implicados en la inflama-
ración del propietario es un factor clave para
tratamiento para perros con sobrepeso (Jeuset- terior para poder mantener una pérdida de peso pués de que el perro haya perdido peso si se proteína y pobre en almidón (48% proteína, mo de proteína, debido a la restricción total dena larga (DHA-EPA) para lograr efectos posi- El contenido de amilosa y el tamaño de las par- • Mayor frecuencia fecal, así como una mayor ción (Torre et al, 2006a y 2006b; Salas, 2009;
prevenir y tratar la obesidad canina. Por con-
te et al, 2006b). óptima. De todas formas, la energía inicial ra- compara con las que tiene en la fase obesa. 5% almidón, 31% fibra dietética, en % ma- en el consumo de la dieta para conseguir la tivos sobre la salud (Hall et al, 2006). tículas de almidón varían entre los distintos ce- cantidad de heces, contenido de agua en las Serisier et al, 2008).
siguiente, el veterinario desempeña un papel
La restricción calórica radical (40%) ha sido el ramente se conoce. Experimentos recientes han Jeusette et al (2004a, 2005b) cuantificaron las teria seca) produjo un ritmo de pérdida de restricción energética. heces y diarrea.
crucial a la hora de motivar al propietario y de
único medio documentado capaz de prolongar obenido buenos resultados (entre 1,14 y 1,46% necesidades energéticas de mantenimiento en peso lento (<2%) y una mejor conservación • Las fibras pueden reducir la bio-disponibilidad
asesorarle sobre el programa de adelgazamien-
la vida en los roedores, así como en diversas de pérdida de peso corporal/semana) con 75 a un 29% menos que antes de perder peso. Pro- de la masa muscular, comparada con una die- Se realizó un estudio clínico para comparar, en de algunos micronutrientes.
Figura 6. Hidratos de carbono (adaptación de Boisen y Verstegen, 2000) to que le propone.
especies de invertebrados. Sin embargo, esta 82% de las necesidades energéticas de mante- bablemente esto se deba a los cambios que su- ta proteica normal con un alto contenido en condiciones clínicas, dos dietas de adelgaza-
estrategia es difícil de aplicar en el ser huma- nimiento (MER) (MER = 132 kcal/kg PC0,75). Sin fre la composición corporal (pérdida inevitable fibra (24% proteína, 24% almidón, 39% fibra) miento con distinto contenido en proteína, al-
no al provocar una insatisfactoria sensación de embargo los datos experimentales son difíciles de masa muscular) y el metabolismo (hormonas (Díez et al, 2002). En otro estudio (Jeuset- midón y fibra: ambas dietas produjeron una pér- Hidratos de carbono Hidratos de carbono no estructurales
de la pared celular Evolución del peso corporal (kg) con o sin ejercicio físico
hambre de carácter permanente y algunos efec- de extrapolar a la aplicación clínica y las prue- tiroideas, leptina, grelina…) (Laflamme y Ku- te et al, 2006b), una dieta rica en proteína y dida de peso saludable. Sin embargo, la dieta
tos secundarios (disminución de la libido, sero- bas realizadas relativas a la velocidad en la pér- hlman, 1995; Daminet et al, 2003; Jeusette et pobre en hidratos de carbono (45% EM como rica en proteínas y con un contenido moderado kg SIN EJERCICIO CON EJERCICIO
tonina, adaptación térmica). dida de peso, ofrecen resultados generalmente al, 2004a). Durante toda la vida del perro de- proteínal, 5% EM como almidón), comparada de almidón provocó un ritmo de adelgazamien-
Lignina Celulosa Hemicelulosa Pectina Fructano Oligo. Azúcar Almidón Otros 17,6
En el caso de los perros, una restricción alimen- más bajos ( entre 0,68 y 0,88 semanalmente). ben seguirse unos hábitos dietéticos saludables con una dieta pobre en grasa y alta en al- to significativamente más elevado durante los 3
taria del 30% durante 3 meses redujo el nivel En la última edición de la NRC, los requerimien- para evitar recuperar el peso perdido. midón obtenía la misma reducción de peso primeros meses, con un consumo de energía si- 17,4
de glutatión en plasma y modificó la ruta de los tos energéticos para perros en mantenimiento 2,18±0,29 de pérdida de peso/semana) en un milar y una menor concentración plasmática de 17,2
ácidos grasos reduciendo la proporción de áci- se estiman entre 95 y 130 kcal/kg PC0,75. De me- período de 8 semanas con un aporte energéti- triglicéridos, insulina y fructosamina después 17
dos grasos proinflamatorios en las membranas de dia una restricción del 40% (60% del requeri- La importancia co diario más elevado (547±6 kcal/día versus de 6 meses. No se observaron efectos secun- Polisacáridos Almidón
los hematíes (Torre et al, 2006a) . Una restric- miento energético) significa una restricción ra- de los nutrientes 495±5 kcal EM/día). darios negativos de la dieta rica en proteína 16,8
ción alimentaria del 25% durante toda la vida zonable para los programas de pérdida de peso Conservar la masa muscular es muy importan- (Rocksin et al, 2007). Fibra dietética 16
redujo el peso y la grasa corporal, los triglicéri- en la práctica de clínica veterinaria. Proteínas te para la gestión del peso a largo plazo por-
15,8
dos en suero, así como los niveles de triiodoti- En un estudio clínico reciente, el ritmo de pér- En medicina humana, el procedimiento dieté- que el gasto energético depende de la masa Grasas Hidratos de carbono
Hidratos de carbono fermentables 15,6
ronina, insulina y glucosa. Estos parámetros se dida de peso corporal alcanzó el -1,2±0,4% con tico convencional para perder peso recomienda muscular. Una pérdida considerable de masa Generalmente suele reducirse el nivel de gra- digeribles
consideran marcadores de envejecimiento que una restricción del 66±6% MER durante los pri- una dieta pobre en grasa, rica en hidratos de muscular se traduce en una necesidad energé- sa en las dietas formuladas para animales obe- 15,4
Figura 4. Violette antes de la gonadectomía y 5 meses después con una alimentación a
deberían ser tenidos en cuenta para una mo- meros 3 meses, pero disminuyó en los 3 meses carbono y con un reducido aporte energético. tica menor y, en consecuencia, propicia la re- sos. Es la forma más eficaz de reducir la densi- 0 2 4 6 8 10 semanas
voluntad. Se observa un aumneto de peso importante (+30%) que consiste exclusivamente Hidratos de carbono
dificación de la dieta o para tratamientos mé- siguientes. Con el tiempo es necesario realizar Actualmente, aumenta el interés por dietas ba- sistencia metabólica a perder peso y una posi- dad energética y, por tanto, de permitir que el
en un incremento de la grasa corporal (96%). Figura 7. Evolución del peso corporal con y sin actividad física
dicos preventivos en los primeros años de vida una reducción significativa en el aporte ener- jas en almidón y azúcar y dietas muy proteicas. ble recuperación del peso perdido. animal consuma una cantidad de comida rela-
(Kealy et al, 2002). gético a fin de conservar el ritmo de pérdida Estas últimas se basan en una mala utilización tivamente mayor con la misma energía. Si las

-4- -5- -6- -7-


Research Research Research Research
reports reports reports reports

sa corporal del animal, cambia su metabolismo Para lograr esta restricción energética, pode- de la energía por parte del organismo (pérdida • Las proteínas aumentan el gasto energético: grasas se sustituyen, por ejemplo, por hidratos Las dietas caninas que tienen como objetivo su- reales, y su grado y ritmo de degradación in- • Las fibras muy fermentables pueden ocasionar
(aumentan la leptina en plasma y las hormo- mos recurrir a diversos métodos: reducir la can- Prevención RESTRICCIÓN ENERGÉTICA PARA PERDER PESO (% MER) de energía por orina en forma de cuerpos cetó- la eficiencia de utilización de la energía que de carbono complejos, se reduce el contenido ministrar la proporción recomendada y la can- testinal también es distinto. En los perros, la flatulencias a los perros. Ejercicio físico
nas tiroideas). Durante esta fase, los paráme- tidad de comida que se ofrece al perro o bien nicos, reducción de la energía neta, aumento contienen es menor comparada con las de la energético bruto a la vez que se incrementa el tidad mínima de ácidos grasos v3 de cadena cebada produce unos niveles de insulina en
tros sanguíneos (insulina, glucosa, lípidos, etc.) reducir la densidad energética (dilución ener- Durante el crecimiento 70 de la termogénesis y una mayor oxidación de grasa o de los hidratos de carbono al eliminar gasto energético metabólico. De hecho, la efi- larga deben complementarse con una fuente sangre menores, desde los 20 hasta los 240 mi- L-carnitina Para el bienestar del perro es muy importante
presentan unos niveles normales y no se ob- gética). No es recomendable únicamente redu- Se sabe que la displasia de cadera, la osteocon- grasas). A pesar de observarse un nivel de éxi- las células más calor cuando las utilizan (el ciencia de utilización de los carbohidratos es natural de DHA (procedente de pescado azul o nutos posteriores a la comida, que otros cerea- La L-carnitina es un nutriente condicionalmen-
68 introducir modificaciones en su estilo de vida
servan alteraciones fisiológicas. En cambio, una cir la cantidad de comida que se ofrece al perro drosis, el radius curvus y la osteodistrosia hiper- to elevado en la práctica con dietas de adelga- efecto térmico de la proteína es mayor). Esto 9-12% menor que la de la grasa, ya que la grasa algas marinas) y de EPA (procedente de pescado les como el maíz o el arroz. te esencial parecido a una vitamina, que con-
66 durante el tratamiento de la obesidad, como
vez se inicia la fase estática y crónica los pe- porque esto implicaría una reducción sustan- trófica están relacionados con un exceso de peso zamiento ricas en proteína (reducción espontá- puede explicar por qué una dieta rica en pro- se emplea más eficazmente para la producción azul u hongos filamentosos). tribuye a la oxidación de los ácidos grasos en describen Jeusette et al, 2006c , que demos-
rros presentan modificaciones en los lípidos y la cial del volumen ingerido y un incremento de durante el crecimiento (Hedhammer et al, 1974; 64 nea del aporte energético debido a los efectos teína permite un mayor consumo de alimentos de moléculas de ATP (más energía neta) y para Fibras la mitocondria. traron que los perros que se sometían a una
insulina en sangre. Por lo tanto, el tratamiento la insatisfacción del animal, ya que tendría una Dammrich et al, 1991). La obesidad y un aporte 62 anorexigénicos de los cuerpos cetónicos y nivel energéticos (+10%) para lograr el mismo rit- la acumulación de grasas en el tejido adiposo. Ácidos grasos de cadena media(AGCM) Se entiende por fibra principalmente la matriz Gross et al (1998) y Allen et al (1999) demos- dieta pobre en alimentos energéticos ad libi-
debe aplicarse lo antes posible a fin de resta- mayor sensación de apetito. También provoca- energético excesivo también provocan modi- bajo de insulina y proteínas), se podría cuestio- mo de pérdida de peso en condiciones expe- Un mínimo de grasa se requiere para cubrir las El aceite de coco es la principal fuente natural que compone las paredes celulares de las plan- traron que una dieta con un suplemento de car-

% MER
60 tum perdían peso realizaban más ejercicio fí-
blecer la composición corporal y los parámetros ría un déficit potencial de nutrientes, como es ficaciones en las secreciones hormonales (IGF- nar una estricta aplicación de estas dietas de- rimentales. En condiciones clínicas se ha ob- necesidades de vitaminas liposolubles y ácidos de ácidos grasos de cadena media: ácido caprí- tas, pero es un término que incluye diversos ti- nitina del 0,03% mejoraba la masa corporal
58 sico [Figura 7].
sanguíneos óptimos. La mayor parte de las mo- el caso de algunos minerales, vitaminas, oligo- 1, hormonas tiroideas…), cuyas consecuencias bido a los posibles efectos tóxicos de una alta servado un mayor ritmo de pérdida de peso grasos esenciales. Además, la grasa animal me- lico C8 (7%); ácido cáprico C10 (6%); ácido láu- pos de sustancias bioquímicas, como se indica magra con una tendencia a una mayor pérdida Se ha demostrado asimismo que el ejercicio fí-
dificaciones metabólicas se revierten fácilmente elementos, ácidos grasos esenciales y aminoá- para los perros todavía no se han evaluado. En 56 concentración de cuerpos cetónicos en sangre y para el mismo consumo de alimentos energé- jora la apetencia de las dietas para los perros. rico C12 (45%) y ácido mirístico C14 (16%). De en la figura 6. de peso en los perros sometidos a un programa sico sin pérdida de peso es saludable para los
si se imponen restricciones energéticas y el pe- cidos. Aumentar la saciedad de un alimento al los perros de tamaño reducido, las consecuencias 54 al posible efecto nocivo de la proteína sobre las ticos con una dieta más proteica (Rocksin et La legislación europea que regula los alimentos la bibliografía consultada se desprende que los Existen pruebas contradictorias sobre los efec- de adelgazamiento. perros obesos: la recuperación de la frecuencia
rro pierde peso (Jeusette et al, 2005 b). incrementar el nivel de proteínas y ácidos gra- sobre el sistema osteoarticular de un aporte en- funciones renales. al, 2007). para perros y gatos, recomienda un mínimo de AGCM incrementan el gasto energético, propor- tos de las dietas ricas en fibra sobre la inges- Otro estudio con perras esterilizadas confirma
52 cardiaca (frecuencia cardiaca media durante la
Un estudio clínico reciente de intervención die- sos de cadena media, por ejemplo, constituye ergético elevado son menos significativas, pero El metabolismo de los cuerpos cetónicos en los un 5% de grasa para poder considerar el alimen- cionan una mayor sensación de saciedad y fa- tión de alimentos. dichos resultados: los animales sometidos a una
50 recuperación como porcentaje de la frecuencia
tética con una dieta baja en grasa y rica en pro- un mecanismo adicional. El mecanismo de la pueden provocar obesidad en perros jóvenes. perros es distinto y las dietas ricas en proteínas • Las proteínas mejoran la apetencia: un con- to completo y el aporte de ácidos grasos esen- vorecen el control del peso si se incluyen en la dieta de adelgazamiento a los que se suministró
0 10 20 30 cardiaca durante el ejercicio) de los perros con
teínas mostró una reducción de triglicéridos, saciedad no se conoce del todo pero incluye Es evidente que las necesidades energéticas semanas les resultan fisiológicamente más adecuadas por tenido mayor de proteínas animales podría ciales (linoleico y linolénico) suficiente. dieta como sustitutos de las grasas que contie- La inclusión de materias primas ricas en fi- un complemento del 0,005% o 0,01% de carni- sobrepeso fue más rápida si realizaban ejercicio
colesterol, insulina y fructosamina en sangre el control hormonal y la retroalimentación in- son mayores durante el crecimiento que en la su origen como carnívoros, pero hay pocos es- contribuir a mejorar la apetencia de las dietas A diferencia de las dietas pobres en grasa, un nen ácidos grasos de cadena larga. bra en los alimentos presenta algunas ven- tina perdieron más peso y grasa, y presentaban
Figura 5. Restricción energética (en % MER con MER=132 kgcal/kg0,75) para lograr una físico diariamente (Kuruvilla y Frankel, 2003).
acompañada de una reducción de peso (Rocksin testinal. edad adulta, pero debe evitarse que el aporte tudios sobre los efectos de las distintas dietas poco energéticas. estudio reciente ha demostrado que un nivel de Los estudios realizados en animales y personas tajas: menos tejido adiposo (Sunvold et al, 1999).
reducción del peso corporal en un período de 6 meses: con el tiempo es necesario reducir la Se recomienda a los propietarios que aumenten
et al, 2007). El estudio ponía de manifiesto una Por lo tanto, en los programas de adelgaza- energético sea excesivo: al igual que en el caso en el metabolismo canino. Los alimentos bajos grasa más elevado junto con un consumo ener- demuestran que los AGCM se utilizan fácilmen- • La fibra diluye la concentración energética de
asignación energética a fin de conservar la pérdida de peso corporal. la cantidad de ejercicio de su perro como parte
mejora del bienestar de los perros al mejorar su miento se recomienda siempre la aplicación de de los adultos, el índice de condición corporal en energía para perros se formulan reduciendo • Las proteínas son más saciantes: en los pe- gético controlado permitió seguir un ritmo de te en el hígado y que favorecen un mayor gas- la dieta. Antioxidantes del programa de adelgazamiento.
movilidad, la disnea y la intolerancia al ejercicio una dieta diseñada especialmente para perros debe ser óptimo durante el crecimiento. la grasa y aumentando la fibra dietética. El in- rros, la sensación de saciedad está relaciona- adelgazamiento adecuado pero con unos ali- to energético. La mayoría de los estudios sobre • Según la estructura de la dieta, algunas fi- El estrés oxidativo puede ser el mecanismo sub-
(Rocksin et al, 2007), lo cual corroboraba los re- obesos. El método más utilizado para reducir la tercambio de proteínas por almidón es energé- da con la carga calórica del intestino. Un con- mentos más apetecibles. animales también confirman un menor aumen- bras solubles pueden retrasar el vaciado gás- yacente que conduce al desarrollo de otras con-
sultados de otras pruebas experimentales o clíni- densidad energética de las comidas es reducir Después de la esterilización Pérdida de peso corporal de peso corporal (70±1% MER para provocar- ticamente neutral pero puede presentar nume- tenido de proteínas más elevado en la dieta to de peso y una reducción del tamaño de los trico e inducir una absorción más lenta de los secuencias derivadas de la obesidad. En me-
cas con dietas ricas en proteína (Diez et al, 2002; la cantidad de grasa e incrementar la de fibra. Se recomienda trazar un plan dietético estricto lo, 66±8% MER [-9%] transcurridos 3 meses, rosas ventajas (Dumon et al, 2005). Ácidos grasos v6/v3 depósitos de grasa al cabo de varios meses de nutrientes. dicina humana los estudios indican que en la
Conclusiones
Durante el programa de adelgazamiento, la re- podría ser necesario para lograr la saciedad
Jeusette et al, 2005b, Impellizerri, 2000,Carcio- También puede aplicarse un aumento del agua después de la esterilización, ya que las hembras ducción del aporte energético debe llevar a una 56±7% MER [-20%] para terminar), e incluso suficiente (Geoghegan et al, 1997). Se ha de- Como se ha mencionado anteriormente, la obe- consumirlos. Asimismo, tanto las pruebas con • Las fibras insolubles producen un bolo ali- obesidad se combinan diversas fuentes de es-
esterilizadas tienen unas necesidades energéti- La obesidad es una enfermedad muy frecuen-
fi et al, 2005; Saker y Remillard, 2005). — y/o una reducción de la densidad física de un pérdida de peso semanal de entre el 1-2% del con esta reducción del aporte energético el rit- • Las proteínas mejoran la composición cor- mostrado que las dietas ricas en proteínas y sidad se caracteriza por ser un estado inflama- animales como con personas indican que el menticio más voluminoso además de acelerar trés oxidativo: hiperglicemia, hiperleptinemia,
cas menores y su comportamiento alimenticio te en los animales de compañía. Debido a las
alimento seco (g/cm3). Además del seguimien- peso inicial. No se recomienda que la pérdida mo de pérdida de peso corporal disminuyó con poral: estudios realizados entre 1988 y 1999 en fibra incrementan la sensación de saciedad torio crónico, sistémico y de bajo grado, y se efecto saciante de los triglicéridos de cadena el tránsito intestinal. niveles elevados de los lípidos de los tejidos,
se modifica, propiciando el aumento de peso graves consecuencias que tiene para la salud y
to de una dieta baja en grasas, rica en fibra y de peso sea superior al 2% porque derivaría en el tiempo (Rocksin et al, 2007). demostraron que dietas de adelgazamiento en los perros (Weber et al, 2007). considera que la inflamación puede ser un me- media es mayor que el de los triglicéridos de • Las fibras pueden reducir la glicemia pospran- defensas antioxidantes inadecuadas, mayor fre-
Tratamiento: con un aporte energético reducido, la estrate- (Figura 4) (Jeusette et al, 2004b y 2006a). En una pérdida de masa muscular (Burkholder y Otra solución consiste en aplicar una recomen- para perros ricas en proteínas (62% EM en canismo potencial en virtud del cual la obesi- cadena larga. dial en los perros diabéticos. cuencia de formación de radicales libres, fuen-
puesto que puede reducir la vida del perro, pre-
venirla y tratarla son dos prioridades importan-
intervención dietética gia de aumentar las proteínas o reducir los hi- las perras esterilizadas, después de la cirugía, Toll, 2000). Se ha demostrado que los perros dación más estricta al comienzo del programa forma de proteína) y pobres en hidratos de • No se ha podido demostrar que dietas ricas dad causa diversas patologías. • Las fibras contribuyen a reducir la concentra- tes enzimáticas en el endotelio e inflamación
tes que deben abordarse mediante la modifica-
dratos de carbono con un índice glicémico ele- el aumento de peso se evita reduciendo el apor- que pierden peso lentamente (1,14%/semana) de adelgazamiento, pero ello conlleva el riesgo carbono (7% EM en forma de carbohidratos) en proteína sean nocivas para la función re- En el caso de los perros, se ha demostrado que Hidratos de carbono digestibles en el ción de lípidos en sangre. crónica (Vincent y Taylor, 2006).
ción del estilo de vida y la dieta del animal.
Se recomienda aplicar un tratamiento a los pe- vado se ha aplicado con bastante éxito tanto te energético de un 20 - 30% respecto a las ne- conservan su peso ideal más fácilmente una vez de que el ritmo de pérdida de peso se acelere favorecían una mejor conservación del tejido nal del perro sano: no existen pruebas epide- la proporción entre ácidos grasos v6/v3 modu- proceso de producción de alimentos • Saciedad. En el caso de los perros, se ha demostrado que
La clave para lograrlo es que el veterinario rea-
rros con sobrepeso y obesidad siempre que apa- en personas como en perros. cesidades energéticas de mantenimiento (MER) terminado el programa de pérdida de peso (La- durante los primeros meses y, en consecuencia, magro comparadas con dieta de control (35% miológicas que demuestren una relación entre la las reacciones inflamatorias. Una proporción secos la administración por vía oral de polifenoles de
(MER=132 kcal/kg Peso Ideal0,75; Ananthara- lice un seguimiento individualizado de cada pe-
rezca alguna de las patologías anteriormente flamme y Kuhlman, 1995). un mayor riesgo de recuperar el peso perdido EM procedente de proteína y 35% EM proce- el consumo elevado de proteínas y la insufi- que oscile entre 5 y 10 reduce la producción de Los perros obesos podrían presentar dificultades Algunas fibras también presentan determi- té verde (EGCG), polifenoles de pepitas de uva
man-Barr, 1990; Jeusette el al, 2004b, 2006a). rro porque las diferencias en las necesidades
descritas. La intervención dietética con una Según el protocolo, el aporte energético duran- (Laflamme et al, 1995). dente de hidratos de carbono) y se tardaba ciencia renal crónica en perros y gatos, aun- mediadores inflamatorios sin efectos secunda- para controlar la glucosa en sangre, mantenien- nados inconvenientes si se suministran en o de cítricos (naringina) puede reducir los mar-
energéticas, la resistencia metabólica latente
restricción del aporte energético es el único te el programa de adelgazamiento puede variar. el mismo tiempo en lograr el peso corporal que sí ha sido probado que el fósforo es un rios y, por tanto, podría ser beneficiosa para los do niveles elevados durante un período de tiem- dosis elevadas: cadores biológicos de oxidación sanguínea ca-
a perder peso y la posibilidad de recuperar el
tratamiento claro para que el animal pierda Jeusette et al han demostrado recientemente Mantenimiento del peso corporal: objetivo (Laflamme y Hannah, 1988 y Han- factor clave. De todas formas, un % alto de perros obesos. Sin embargo, además de la pro- po más prolongado. Por este motivo las fuentes • Comida menos apetecible. nina, de insulinorresistencia, puede mejorar el
peso perdido después del tratamiento son dis-
peso. Una dieta con un aporte energético re- que la ingestión energética en un perro tuvo cómo evitar recuperar el peso perdido nah, 1999). Algunos estudios más recientes proteína en dietas para perros obesos no sig- porción entre v6 y v3, es necesario suministrar de almidón que provocan una baja respuesta gli- • Disminución de la digestibilidad de los nu- perfil lipídico plasmático y puede alterar la ex-
ANTES DESPUÉS tintas en cada animal. Finalmente, la colabo-
ducido suministrada ad libitum no es suficiente que ser reducida un 46% respecto al aporte an- Las necesidades energéticas son menores des- confirman estos resultados: una dieta rica en nifica necesariamente un aumento del consu- una cantidad mínima de ácidos grasos v3 de ca- cémica posprandial serían beneficiosas. trientes. presión de los genes implicados en la inflama-
ración del propietario es un factor clave para
tratamiento para perros con sobrepeso (Jeuset- terior para poder mantener una pérdida de peso pués de que el perro haya perdido peso si se proteína y pobre en almidón (48% proteína, mo de proteína, debido a la restricción total dena larga (DHA-EPA) para lograr efectos posi- El contenido de amilosa y el tamaño de las par- • Mayor frecuencia fecal, así como una mayor ción (Torre et al, 2006a y 2006b; Salas, 2009;
prevenir y tratar la obesidad canina. Por con-
te et al, 2006b). óptima. De todas formas, la energía inicial ra- compara con las que tiene en la fase obesa. 5% almidón, 31% fibra dietética, en % ma- en el consumo de la dieta para conseguir la tivos sobre la salud (Hall et al, 2006). tículas de almidón varían entre los distintos ce- cantidad de heces, contenido de agua en las Serisier et al, 2008).
siguiente, el veterinario desempeña un papel
La restricción calórica radical (40%) ha sido el ramente se conoce. Experimentos recientes han Jeusette et al (2004a, 2005b) cuantificaron las teria seca) produjo un ritmo de pérdida de restricción energética. heces y diarrea.
crucial a la hora de motivar al propietario y de
único medio documentado capaz de prolongar obenido buenos resultados (entre 1,14 y 1,46% necesidades energéticas de mantenimiento en peso lento (<2%) y una mejor conservación • Las fibras pueden reducir la bio-disponibilidad
asesorarle sobre el programa de adelgazamien-
la vida en los roedores, así como en diversas de pérdida de peso corporal/semana) con 75 a un 29% menos que antes de perder peso. Pro- de la masa muscular, comparada con una die- Se realizó un estudio clínico para comparar, en de algunos micronutrientes.
Figura 6. Hidratos de carbono (adaptación de Boisen y Verstegen, 2000) to que le propone.
especies de invertebrados. Sin embargo, esta 82% de las necesidades energéticas de mante- bablemente esto se deba a los cambios que su- ta proteica normal con un alto contenido en condiciones clínicas, dos dietas de adelgaza-
estrategia es difícil de aplicar en el ser huma- nimiento (MER) (MER = 132 kcal/kg PC0,75). Sin fre la composición corporal (pérdida inevitable fibra (24% proteína, 24% almidón, 39% fibra) miento con distinto contenido en proteína, al-
no al provocar una insatisfactoria sensación de embargo los datos experimentales son difíciles de masa muscular) y el metabolismo (hormonas (Díez et al, 2002). En otro estudio (Jeuset- midón y fibra: ambas dietas produjeron una pér- Hidratos de carbono Hidratos de carbono no estructurales
de la pared celular Evolución del peso corporal (kg) con o sin ejercicio físico
hambre de carácter permanente y algunos efec- de extrapolar a la aplicación clínica y las prue- tiroideas, leptina, grelina…) (Laflamme y Ku- te et al, 2006b), una dieta rica en proteína y dida de peso saludable. Sin embargo, la dieta
tos secundarios (disminución de la libido, sero- bas realizadas relativas a la velocidad en la pér- hlman, 1995; Daminet et al, 2003; Jeusette et pobre en hidratos de carbono (45% EM como rica en proteínas y con un contenido moderado kg SIN EJERCICIO CON EJERCICIO
tonina, adaptación térmica). dida de peso, ofrecen resultados generalmente al, 2004a). Durante toda la vida del perro de- proteínal, 5% EM como almidón), comparada de almidón provocó un ritmo de adelgazamien-
Lignina Celulosa Hemicelulosa Pectina Fructano Oligo. Azúcar Almidón Otros 17,6
En el caso de los perros, una restricción alimen- más bajos ( entre 0,68 y 0,88 semanalmente). ben seguirse unos hábitos dietéticos saludables con una dieta pobre en grasa y alta en al- to significativamente más elevado durante los 3
taria del 30% durante 3 meses redujo el nivel En la última edición de la NRC, los requerimien- para evitar recuperar el peso perdido. midón obtenía la misma reducción de peso primeros meses, con un consumo de energía si- 17,4
de glutatión en plasma y modificó la ruta de los tos energéticos para perros en mantenimiento 2,18±0,29 de pérdida de peso/semana) en un milar y una menor concentración plasmática de 17,2
ácidos grasos reduciendo la proporción de áci- se estiman entre 95 y 130 kcal/kg PC0,75. De me- período de 8 semanas con un aporte energéti- triglicéridos, insulina y fructosamina después 17
dos grasos proinflamatorios en las membranas de dia una restricción del 40% (60% del requeri- La importancia co diario más elevado (547±6 kcal/día versus de 6 meses. No se observaron efectos secun- Polisacáridos Almidón
los hematíes (Torre et al, 2006a) . Una restric- miento energético) significa una restricción ra- de los nutrientes 495±5 kcal EM/día). darios negativos de la dieta rica en proteína 16,8
ción alimentaria del 25% durante toda la vida zonable para los programas de pérdida de peso Conservar la masa muscular es muy importan- (Rocksin et al, 2007). Fibra dietética 16
redujo el peso y la grasa corporal, los triglicéri- en la práctica de clínica veterinaria. Proteínas te para la gestión del peso a largo plazo por-
15,8
dos en suero, así como los niveles de triiodoti- En un estudio clínico reciente, el ritmo de pér- En medicina humana, el procedimiento dieté- que el gasto energético depende de la masa Grasas Hidratos de carbono
Hidratos de carbono fermentables 15,6
ronina, insulina y glucosa. Estos parámetros se dida de peso corporal alcanzó el -1,2±0,4% con tico convencional para perder peso recomienda muscular. Una pérdida considerable de masa Generalmente suele reducirse el nivel de gra- digeribles
consideran marcadores de envejecimiento que una restricción del 66±6% MER durante los pri- una dieta pobre en grasa, rica en hidratos de muscular se traduce en una necesidad energé- sa en las dietas formuladas para animales obe- 15,4
Figura 4. Violette antes de la gonadectomía y 5 meses después con una alimentación a
deberían ser tenidos en cuenta para una mo- meros 3 meses, pero disminuyó en los 3 meses carbono y con un reducido aporte energético. tica menor y, en consecuencia, propicia la re- sos. Es la forma más eficaz de reducir la densi- 0 2 4 6 8 10 semanas
voluntad. Se observa un aumneto de peso importante (+30%) que consiste exclusivamente Hidratos de carbono
dificación de la dieta o para tratamientos mé- siguientes. Con el tiempo es necesario realizar Actualmente, aumenta el interés por dietas ba- sistencia metabólica a perder peso y una posi- dad energética y, por tanto, de permitir que el
en un incremento de la grasa corporal (96%). Figura 7. Evolución del peso corporal con y sin actividad física
dicos preventivos en los primeros años de vida una reducción significativa en el aporte ener- jas en almidón y azúcar y dietas muy proteicas. ble recuperación del peso perdido. animal consuma una cantidad de comida rela-
(Kealy et al, 2002). gético a fin de conservar el ritmo de pérdida Estas últimas se basan en una mala utilización tivamente mayor con la misma energía. Si las

-4- -5- -6- -7-


Research Research Research Research
reports reports reports reports

sa corporal del animal, cambia su metabolismo Para lograr esta restricción energética, pode- de la energía por parte del organismo (pérdida • Las proteínas aumentan el gasto energético: grasas se sustituyen, por ejemplo, por hidratos Las dietas caninas que tienen como objetivo su- reales, y su grado y ritmo de degradación in- • Las fibras muy fermentables pueden ocasionar
(aumentan la leptina en plasma y las hormo- mos recurrir a diversos métodos: reducir la can- Prevención RESTRICCIÓN ENERGÉTICA PARA PERDER PESO (% MER) de energía por orina en forma de cuerpos cetó- la eficiencia de utilización de la energía que de carbono complejos, se reduce el contenido ministrar la proporción recomendada y la can- testinal también es distinto. En los perros, la flatulencias a los perros. Ejercicio físico
nas tiroideas). Durante esta fase, los paráme- tidad de comida que se ofrece al perro o bien nicos, reducción de la energía neta, aumento contienen es menor comparada con las de la energético bruto a la vez que se incrementa el tidad mínima de ácidos grasos v3 de cadena cebada produce unos niveles de insulina en
tros sanguíneos (insulina, glucosa, lípidos, etc.) reducir la densidad energética (dilución ener- Durante el crecimiento 70 de la termogénesis y una mayor oxidación de grasa o de los hidratos de carbono al eliminar gasto energético metabólico. De hecho, la efi- larga deben complementarse con una fuente sangre menores, desde los 20 hasta los 240 mi- L-carnitina Para el bienestar del perro es muy importante
presentan unos niveles normales y no se ob- gética). No es recomendable únicamente redu- Se sabe que la displasia de cadera, la osteocon- grasas). A pesar de observarse un nivel de éxi- las células más calor cuando las utilizan (el ciencia de utilización de los carbohidratos es natural de DHA (procedente de pescado azul o nutos posteriores a la comida, que otros cerea- La L-carnitina es un nutriente condicionalmen-
68 introducir modificaciones en su estilo de vida
servan alteraciones fisiológicas. En cambio, una cir la cantidad de comida que se ofrece al perro drosis, el radius curvus y la osteodistrosia hiper- to elevado en la práctica con dietas de adelga- efecto térmico de la proteína es mayor). Esto 9-12% menor que la de la grasa, ya que la grasa algas marinas) y de EPA (procedente de pescado les como el maíz o el arroz. te esencial parecido a una vitamina, que con-
66 durante el tratamiento de la obesidad, como
vez se inicia la fase estática y crónica los pe- porque esto implicaría una reducción sustan- trófica están relacionados con un exceso de peso zamiento ricas en proteína (reducción espontá- puede explicar por qué una dieta rica en pro- se emplea más eficazmente para la producción azul u hongos filamentosos). tribuye a la oxidación de los ácidos grasos en describen Jeusette et al, 2006c , que demos-
rros presentan modificaciones en los lípidos y la cial del volumen ingerido y un incremento de durante el crecimiento (Hedhammer et al, 1974; 64 nea del aporte energético debido a los efectos teína permite un mayor consumo de alimentos de moléculas de ATP (más energía neta) y para Fibras la mitocondria. traron que los perros que se sometían a una
insulina en sangre. Por lo tanto, el tratamiento la insatisfacción del animal, ya que tendría una Dammrich et al, 1991). La obesidad y un aporte 62 anorexigénicos de los cuerpos cetónicos y nivel energéticos (+10%) para lograr el mismo rit- la acumulación de grasas en el tejido adiposo. Ácidos grasos de cadena media(AGCM) Se entiende por fibra principalmente la matriz Gross et al (1998) y Allen et al (1999) demos- dieta pobre en alimentos energéticos ad libi-
debe aplicarse lo antes posible a fin de resta- mayor sensación de apetito. También provoca- energético excesivo también provocan modi- bajo de insulina y proteínas), se podría cuestio- mo de pérdida de peso en condiciones expe- Un mínimo de grasa se requiere para cubrir las El aceite de coco es la principal fuente natural que compone las paredes celulares de las plan- traron que una dieta con un suplemento de car-

% MER
60 tum perdían peso realizaban más ejercicio fí-
blecer la composición corporal y los parámetros ría un déficit potencial de nutrientes, como es ficaciones en las secreciones hormonales (IGF- nar una estricta aplicación de estas dietas de- rimentales. En condiciones clínicas se ha ob- necesidades de vitaminas liposolubles y ácidos de ácidos grasos de cadena media: ácido caprí- tas, pero es un término que incluye diversos ti- nitina del 0,03% mejoraba la masa corporal
58 sico [Figura 7].
sanguíneos óptimos. La mayor parte de las mo- el caso de algunos minerales, vitaminas, oligo- 1, hormonas tiroideas…), cuyas consecuencias bido a los posibles efectos tóxicos de una alta servado un mayor ritmo de pérdida de peso grasos esenciales. Además, la grasa animal me- lico C8 (7%); ácido cáprico C10 (6%); ácido láu- pos de sustancias bioquímicas, como se indica magra con una tendencia a una mayor pérdida Se ha demostrado asimismo que el ejercicio fí-
dificaciones metabólicas se revierten fácilmente elementos, ácidos grasos esenciales y aminoá- para los perros todavía no se han evaluado. En 56 concentración de cuerpos cetónicos en sangre y para el mismo consumo de alimentos energé- jora la apetencia de las dietas para los perros. rico C12 (45%) y ácido mirístico C14 (16%). De en la figura 6. de peso en los perros sometidos a un programa sico sin pérdida de peso es saludable para los
si se imponen restricciones energéticas y el pe- cidos. Aumentar la saciedad de un alimento al los perros de tamaño reducido, las consecuencias 54 al posible efecto nocivo de la proteína sobre las ticos con una dieta más proteica (Rocksin et La legislación europea que regula los alimentos la bibliografía consultada se desprende que los Existen pruebas contradictorias sobre los efec- de adelgazamiento. perros obesos: la recuperación de la frecuencia
rro pierde peso (Jeusette et al, 2005 b). incrementar el nivel de proteínas y ácidos gra- sobre el sistema osteoarticular de un aporte en- funciones renales. al, 2007). para perros y gatos, recomienda un mínimo de AGCM incrementan el gasto energético, propor- tos de las dietas ricas en fibra sobre la inges- Otro estudio con perras esterilizadas confirma
52 cardiaca (frecuencia cardiaca media durante la
Un estudio clínico reciente de intervención die- sos de cadena media, por ejemplo, constituye ergético elevado son menos significativas, pero El metabolismo de los cuerpos cetónicos en los un 5% de grasa para poder considerar el alimen- cionan una mayor sensación de saciedad y fa- tión de alimentos. dichos resultados: los animales sometidos a una
50 recuperación como porcentaje de la frecuencia
tética con una dieta baja en grasa y rica en pro- un mecanismo adicional. El mecanismo de la pueden provocar obesidad en perros jóvenes. perros es distinto y las dietas ricas en proteínas • Las proteínas mejoran la apetencia: un con- to completo y el aporte de ácidos grasos esen- vorecen el control del peso si se incluyen en la dieta de adelgazamiento a los que se suministró
0 10 20 30 cardiaca durante el ejercicio) de los perros con
teínas mostró una reducción de triglicéridos, saciedad no se conoce del todo pero incluye Es evidente que las necesidades energéticas semanas les resultan fisiológicamente más adecuadas por tenido mayor de proteínas animales podría ciales (linoleico y linolénico) suficiente. dieta como sustitutos de las grasas que contie- La inclusión de materias primas ricas en fi- un complemento del 0,005% o 0,01% de carni- sobrepeso fue más rápida si realizaban ejercicio
colesterol, insulina y fructosamina en sangre el control hormonal y la retroalimentación in- son mayores durante el crecimiento que en la su origen como carnívoros, pero hay pocos es- contribuir a mejorar la apetencia de las dietas A diferencia de las dietas pobres en grasa, un nen ácidos grasos de cadena larga. bra en los alimentos presenta algunas ven- tina perdieron más peso y grasa, y presentaban
Figura 5. Restricción energética (en % MER con MER=132 kgcal/kg0,75) para lograr una físico diariamente (Kuruvilla y Frankel, 2003).
acompañada de una reducción de peso (Rocksin testinal. edad adulta, pero debe evitarse que el aporte tudios sobre los efectos de las distintas dietas poco energéticas. estudio reciente ha demostrado que un nivel de Los estudios realizados en animales y personas tajas: menos tejido adiposo (Sunvold et al, 1999).
reducción del peso corporal en un período de 6 meses: con el tiempo es necesario reducir la Se recomienda a los propietarios que aumenten
et al, 2007). El estudio ponía de manifiesto una Por lo tanto, en los programas de adelgaza- energético sea excesivo: al igual que en el caso en el metabolismo canino. Los alimentos bajos grasa más elevado junto con un consumo ener- demuestran que los AGCM se utilizan fácilmen- • La fibra diluye la concentración energética de
asignación energética a fin de conservar la pérdida de peso corporal. la cantidad de ejercicio de su perro como parte
mejora del bienestar de los perros al mejorar su miento se recomienda siempre la aplicación de de los adultos, el índice de condición corporal en energía para perros se formulan reduciendo • Las proteínas son más saciantes: en los pe- gético controlado permitió seguir un ritmo de te en el hígado y que favorecen un mayor gas- la dieta. Antioxidantes del programa de adelgazamiento.
movilidad, la disnea y la intolerancia al ejercicio una dieta diseñada especialmente para perros debe ser óptimo durante el crecimiento. la grasa y aumentando la fibra dietética. El in- rros, la sensación de saciedad está relaciona- adelgazamiento adecuado pero con unos ali- to energético. La mayoría de los estudios sobre • Según la estructura de la dieta, algunas fi- El estrés oxidativo puede ser el mecanismo sub-
(Rocksin et al, 2007), lo cual corroboraba los re- obesos. El método más utilizado para reducir la tercambio de proteínas por almidón es energé- da con la carga calórica del intestino. Un con- mentos más apetecibles. animales también confirman un menor aumen- bras solubles pueden retrasar el vaciado gás- yacente que conduce al desarrollo de otras con-
sultados de otras pruebas experimentales o clíni- densidad energética de las comidas es reducir Después de la esterilización Pérdida de peso corporal de peso corporal (70±1% MER para provocar- ticamente neutral pero puede presentar nume- tenido de proteínas más elevado en la dieta to de peso y una reducción del tamaño de los trico e inducir una absorción más lenta de los secuencias derivadas de la obesidad. En me-
cas con dietas ricas en proteína (Diez et al, 2002; la cantidad de grasa e incrementar la de fibra. Se recomienda trazar un plan dietético estricto lo, 66±8% MER [-9%] transcurridos 3 meses, rosas ventajas (Dumon et al, 2005). Ácidos grasos v6/v3 depósitos de grasa al cabo de varios meses de nutrientes. dicina humana los estudios indican que en la
Conclusiones
Durante el programa de adelgazamiento, la re- podría ser necesario para lograr la saciedad
Jeusette et al, 2005b, Impellizerri, 2000,Carcio- También puede aplicarse un aumento del agua después de la esterilización, ya que las hembras ducción del aporte energético debe llevar a una 56±7% MER [-20%] para terminar), e incluso suficiente (Geoghegan et al, 1997). Se ha de- Como se ha mencionado anteriormente, la obe- consumirlos. Asimismo, tanto las pruebas con • Las fibras insolubles producen un bolo ali- obesidad se combinan diversas fuentes de es-
esterilizadas tienen unas necesidades energéti- La obesidad es una enfermedad muy frecuen-
fi et al, 2005; Saker y Remillard, 2005). — y/o una reducción de la densidad física de un pérdida de peso semanal de entre el 1-2% del con esta reducción del aporte energético el rit- • Las proteínas mejoran la composición cor- mostrado que las dietas ricas en proteínas y sidad se caracteriza por ser un estado inflama- animales como con personas indican que el menticio más voluminoso además de acelerar trés oxidativo: hiperglicemia, hiperleptinemia,
cas menores y su comportamiento alimenticio te en los animales de compañía. Debido a las
alimento seco (g/cm3). Además del seguimien- peso inicial. No se recomienda que la pérdida mo de pérdida de peso corporal disminuyó con poral: estudios realizados entre 1988 y 1999 en fibra incrementan la sensación de saciedad torio crónico, sistémico y de bajo grado, y se efecto saciante de los triglicéridos de cadena el tránsito intestinal. niveles elevados de los lípidos de los tejidos,
se modifica, propiciando el aumento de peso graves consecuencias que tiene para la salud y
to de una dieta baja en grasas, rica en fibra y de peso sea superior al 2% porque derivaría en el tiempo (Rocksin et al, 2007). demostraron que dietas de adelgazamiento en los perros (Weber et al, 2007). considera que la inflamación puede ser un me- media es mayor que el de los triglicéridos de • Las fibras pueden reducir la glicemia pospran- defensas antioxidantes inadecuadas, mayor fre-
Tratamiento: con un aporte energético reducido, la estrate- (Figura 4) (Jeusette et al, 2004b y 2006a). En una pérdida de masa muscular (Burkholder y Otra solución consiste en aplicar una recomen- para perros ricas en proteínas (62% EM en canismo potencial en virtud del cual la obesi- cadena larga. dial en los perros diabéticos. cuencia de formación de radicales libres, fuen-
puesto que puede reducir la vida del perro, pre-
venirla y tratarla son dos prioridades importan-
intervención dietética gia de aumentar las proteínas o reducir los hi- las perras esterilizadas, después de la cirugía, Toll, 2000). Se ha demostrado que los perros dación más estricta al comienzo del programa forma de proteína) y pobres en hidratos de • No se ha podido demostrar que dietas ricas dad causa diversas patologías. • Las fibras contribuyen a reducir la concentra- tes enzimáticas en el endotelio e inflamación
tes que deben abordarse mediante la modifica-
dratos de carbono con un índice glicémico ele- el aumento de peso se evita reduciendo el apor- que pierden peso lentamente (1,14%/semana) de adelgazamiento, pero ello conlleva el riesgo carbono (7% EM en forma de carbohidratos) en proteína sean nocivas para la función re- En el caso de los perros, se ha demostrado que Hidratos de carbono digestibles en el ción de lípidos en sangre. crónica (Vincent y Taylor, 2006).
ción del estilo de vida y la dieta del animal.
Se recomienda aplicar un tratamiento a los pe- vado se ha aplicado con bastante éxito tanto te energético de un 20 - 30% respecto a las ne- conservan su peso ideal más fácilmente una vez de que el ritmo de pérdida de peso se acelere favorecían una mejor conservación del tejido nal del perro sano: no existen pruebas epide- la proporción entre ácidos grasos v6/v3 modu- proceso de producción de alimentos • Saciedad. En el caso de los perros, se ha demostrado que
La clave para lograrlo es que el veterinario rea-
rros con sobrepeso y obesidad siempre que apa- en personas como en perros. cesidades energéticas de mantenimiento (MER) terminado el programa de pérdida de peso (La- durante los primeros meses y, en consecuencia, magro comparadas con dieta de control (35% miológicas que demuestren una relación entre la las reacciones inflamatorias. Una proporción secos la administración por vía oral de polifenoles de
(MER=132 kcal/kg Peso Ideal0,75; Ananthara- lice un seguimiento individualizado de cada pe-
rezca alguna de las patologías anteriormente flamme y Kuhlman, 1995). un mayor riesgo de recuperar el peso perdido EM procedente de proteína y 35% EM proce- el consumo elevado de proteínas y la insufi- que oscile entre 5 y 10 reduce la producción de Los perros obesos podrían presentar dificultades Algunas fibras también presentan determi- té verde (EGCG), polifenoles de pepitas de uva
man-Barr, 1990; Jeusette el al, 2004b, 2006a). rro porque las diferencias en las necesidades
descritas. La intervención dietética con una Según el protocolo, el aporte energético duran- (Laflamme et al, 1995). dente de hidratos de carbono) y se tardaba ciencia renal crónica en perros y gatos, aun- mediadores inflamatorios sin efectos secunda- para controlar la glucosa en sangre, mantenien- nados inconvenientes si se suministran en o de cítricos (naringina) puede reducir los mar-
energéticas, la resistencia metabólica latente
restricción del aporte energético es el único te el programa de adelgazamiento puede variar. el mismo tiempo en lograr el peso corporal que sí ha sido probado que el fósforo es un rios y, por tanto, podría ser beneficiosa para los do niveles elevados durante un período de tiem- dosis elevadas: cadores biológicos de oxidación sanguínea ca-
a perder peso y la posibilidad de recuperar el
tratamiento claro para que el animal pierda Jeusette et al han demostrado recientemente Mantenimiento del peso corporal: objetivo (Laflamme y Hannah, 1988 y Han- factor clave. De todas formas, un % alto de perros obesos. Sin embargo, además de la pro- po más prolongado. Por este motivo las fuentes • Comida menos apetecible. nina, de insulinorresistencia, puede mejorar el
peso perdido después del tratamiento son dis-
peso. Una dieta con un aporte energético re- que la ingestión energética en un perro tuvo cómo evitar recuperar el peso perdido nah, 1999). Algunos estudios más recientes proteína en dietas para perros obesos no sig- porción entre v6 y v3, es necesario suministrar de almidón que provocan una baja respuesta gli- • Disminución de la digestibilidad de los nu- perfil lipídico plasmático y puede alterar la ex-
ANTES DESPUÉS tintas en cada animal. Finalmente, la colabo-
ducido suministrada ad libitum no es suficiente que ser reducida un 46% respecto al aporte an- Las necesidades energéticas son menores des- confirman estos resultados: una dieta rica en nifica necesariamente un aumento del consu- una cantidad mínima de ácidos grasos v3 de ca- cémica posprandial serían beneficiosas. trientes. presión de los genes implicados en la inflama-
ración del propietario es un factor clave para
tratamiento para perros con sobrepeso (Jeuset- terior para poder mantener una pérdida de peso pués de que el perro haya perdido peso si se proteína y pobre en almidón (48% proteína, mo de proteína, debido a la restricción total dena larga (DHA-EPA) para lograr efectos posi- El contenido de amilosa y el tamaño de las par- • Mayor frecuencia fecal, así como una mayor ción (Torre et al, 2006a y 2006b; Salas, 2009;
prevenir y tratar la obesidad canina. Por con-
te et al, 2006b). óptima. De todas formas, la energía inicial ra- compara con las que tiene en la fase obesa. 5% almidón, 31% fibra dietética, en % ma- en el consumo de la dieta para conseguir la tivos sobre la salud (Hall et al, 2006). tículas de almidón varían entre los distintos ce- cantidad de heces, contenido de agua en las Serisier et al, 2008).
siguiente, el veterinario desempeña un papel
La restricción calórica radical (40%) ha sido el ramente se conoce. Experimentos recientes han Jeusette et al (2004a, 2005b) cuantificaron las teria seca) produjo un ritmo de pérdida de restricción energética. heces y diarrea.
crucial a la hora de motivar al propietario y de
único medio documentado capaz de prolongar obenido buenos resultados (entre 1,14 y 1,46% necesidades energéticas de mantenimiento en peso lento (<2%) y una mejor conservación • Las fibras pueden reducir la bio-disponibilidad
asesorarle sobre el programa de adelgazamien-
la vida en los roedores, así como en diversas de pérdida de peso corporal/semana) con 75 a un 29% menos que antes de perder peso. Pro- de la masa muscular, comparada con una die- Se realizó un estudio clínico para comparar, en de algunos micronutrientes.
Figura 6. Hidratos de carbono (adaptación de Boisen y Verstegen, 2000) to que le propone.
especies de invertebrados. Sin embargo, esta 82% de las necesidades energéticas de mante- bablemente esto se deba a los cambios que su- ta proteica normal con un alto contenido en condiciones clínicas, dos dietas de adelgaza-
estrategia es difícil de aplicar en el ser huma- nimiento (MER) (MER = 132 kcal/kg PC0,75). Sin fre la composición corporal (pérdida inevitable fibra (24% proteína, 24% almidón, 39% fibra) miento con distinto contenido en proteína, al-
no al provocar una insatisfactoria sensación de embargo los datos experimentales son difíciles de masa muscular) y el metabolismo (hormonas (Díez et al, 2002). En otro estudio (Jeuset- midón y fibra: ambas dietas produjeron una pér- Hidratos de carbono Hidratos de carbono no estructurales
de la pared celular Evolución del peso corporal (kg) con o sin ejercicio físico
hambre de carácter permanente y algunos efec- de extrapolar a la aplicación clínica y las prue- tiroideas, leptina, grelina…) (Laflamme y Ku- te et al, 2006b), una dieta rica en proteína y dida de peso saludable. Sin embargo, la dieta
tos secundarios (disminución de la libido, sero- bas realizadas relativas a la velocidad en la pér- hlman, 1995; Daminet et al, 2003; Jeusette et pobre en hidratos de carbono (45% EM como rica en proteínas y con un contenido moderado kg SIN EJERCICIO CON EJERCICIO
tonina, adaptación térmica). dida de peso, ofrecen resultados generalmente al, 2004a). Durante toda la vida del perro de- proteínal, 5% EM como almidón), comparada de almidón provocó un ritmo de adelgazamien-
Lignina Celulosa Hemicelulosa Pectina Fructano Oligo. Azúcar Almidón Otros 17,6
En el caso de los perros, una restricción alimen- más bajos ( entre 0,68 y 0,88 semanalmente). ben seguirse unos hábitos dietéticos saludables con una dieta pobre en grasa y alta en al- to significativamente más elevado durante los 3
taria del 30% durante 3 meses redujo el nivel En la última edición de la NRC, los requerimien- para evitar recuperar el peso perdido. midón obtenía la misma reducción de peso primeros meses, con un consumo de energía si- 17,4
de glutatión en plasma y modificó la ruta de los tos energéticos para perros en mantenimiento 2,18±0,29 de pérdida de peso/semana) en un milar y una menor concentración plasmática de 17,2
ácidos grasos reduciendo la proporción de áci- se estiman entre 95 y 130 kcal/kg PC0,75. De me- período de 8 semanas con un aporte energéti- triglicéridos, insulina y fructosamina después 17
dos grasos proinflamatorios en las membranas de dia una restricción del 40% (60% del requeri- La importancia co diario más elevado (547±6 kcal/día versus de 6 meses. No se observaron efectos secun- Polisacáridos Almidón
los hematíes (Torre et al, 2006a) . Una restric- miento energético) significa una restricción ra- de los nutrientes 495±5 kcal EM/día). darios negativos de la dieta rica en proteína 16,8
ción alimentaria del 25% durante toda la vida zonable para los programas de pérdida de peso Conservar la masa muscular es muy importan- (Rocksin et al, 2007). Fibra dietética 16
redujo el peso y la grasa corporal, los triglicéri- en la práctica de clínica veterinaria. Proteínas te para la gestión del peso a largo plazo por-
15,8
dos en suero, así como los niveles de triiodoti- En un estudio clínico reciente, el ritmo de pér- En medicina humana, el procedimiento dieté- que el gasto energético depende de la masa Grasas Hidratos de carbono
Hidratos de carbono fermentables 15,6
ronina, insulina y glucosa. Estos parámetros se dida de peso corporal alcanzó el -1,2±0,4% con tico convencional para perder peso recomienda muscular. Una pérdida considerable de masa Generalmente suele reducirse el nivel de gra- digeribles
consideran marcadores de envejecimiento que una restricción del 66±6% MER durante los pri- una dieta pobre en grasa, rica en hidratos de muscular se traduce en una necesidad energé- sa en las dietas formuladas para animales obe- 15,4
Figura 4. Violette antes de la gonadectomía y 5 meses después con una alimentación a
deberían ser tenidos en cuenta para una mo- meros 3 meses, pero disminuyó en los 3 meses carbono y con un reducido aporte energético. tica menor y, en consecuencia, propicia la re- sos. Es la forma más eficaz de reducir la densi- 0 2 4 6 8 10 semanas
voluntad. Se observa un aumneto de peso importante (+30%) que consiste exclusivamente Hidratos de carbono
dificación de la dieta o para tratamientos mé- siguientes. Con el tiempo es necesario realizar Actualmente, aumenta el interés por dietas ba- sistencia metabólica a perder peso y una posi- dad energética y, por tanto, de permitir que el
en un incremento de la grasa corporal (96%). Figura 7. Evolución del peso corporal con y sin actividad física
dicos preventivos en los primeros años de vida una reducción significativa en el aporte ener- jas en almidón y azúcar y dietas muy proteicas. ble recuperación del peso perdido. animal consuma una cantidad de comida rela-
(Kealy et al, 2002). gético a fin de conservar el ritmo de pérdida Estas últimas se basan en una mala utilización tivamente mayor con la misma energía. Si las

-4- -5- -6- -7-


Research Research Research Research
reports reports reports reports

sa corporal del animal, cambia su metabolismo Para lograr esta restricción energética, pode- de la energía por parte del organismo (pérdida • Las proteínas aumentan el gasto energético: grasas se sustituyen, por ejemplo, por hidratos Las dietas caninas que tienen como objetivo su- reales, y su grado y ritmo de degradación in- • Las fibras muy fermentables pueden ocasionar
(aumentan la leptina en plasma y las hormo- mos recurrir a diversos métodos: reducir la can- Prevención RESTRICCIÓN ENERGÉTICA PARA PERDER PESO (% MER) de energía por orina en forma de cuerpos cetó- la eficiencia de utilización de la energía que de carbono complejos, se reduce el contenido ministrar la proporción recomendada y la can- testinal también es distinto. En los perros, la flatulencias a los perros. Ejercicio físico
nas tiroideas). Durante esta fase, los paráme- tidad de comida que se ofrece al perro o bien nicos, reducción de la energía neta, aumento contienen es menor comparada con las de la energético bruto a la vez que se incrementa el tidad mínima de ácidos grasos v3 de cadena cebada produce unos niveles de insulina en
tros sanguíneos (insulina, glucosa, lípidos, etc.) reducir la densidad energética (dilución ener- Durante el crecimiento 70 de la termogénesis y una mayor oxidación de grasa o de los hidratos de carbono al eliminar gasto energético metabólico. De hecho, la efi- larga deben complementarse con una fuente sangre menores, desde los 20 hasta los 240 mi- L-carnitina Para el bienestar del perro es muy importante
presentan unos niveles normales y no se ob- gética). No es recomendable únicamente redu- Se sabe que la displasia de cadera, la osteocon- grasas). A pesar de observarse un nivel de éxi- las células más calor cuando las utilizan (el ciencia de utilización de los carbohidratos es natural de DHA (procedente de pescado azul o nutos posteriores a la comida, que otros cerea- La L-carnitina es un nutriente condicionalmen-
68 introducir modificaciones en su estilo de vida
servan alteraciones fisiológicas. En cambio, una cir la cantidad de comida que se ofrece al perro drosis, el radius curvus y la osteodistrosia hiper- to elevado en la práctica con dietas de adelga- efecto térmico de la proteína es mayor). Esto 9-12% menor que la de la grasa, ya que la grasa algas marinas) y de EPA (procedente de pescado les como el maíz o el arroz. te esencial parecido a una vitamina, que con-
66 durante el tratamiento de la obesidad, como
vez se inicia la fase estática y crónica los pe- porque esto implicaría una reducción sustan- trófica están relacionados con un exceso de peso zamiento ricas en proteína (reducción espontá- puede explicar por qué una dieta rica en pro- se emplea más eficazmente para la producción azul u hongos filamentosos). tribuye a la oxidación de los ácidos grasos en describen Jeusette et al, 2006c , que demos-
rros presentan modificaciones en los lípidos y la cial del volumen ingerido y un incremento de durante el crecimiento (Hedhammer et al, 1974; 64 nea del aporte energético debido a los efectos teína permite un mayor consumo de alimentos de moléculas de ATP (más energía neta) y para Fibras la mitocondria. traron que los perros que se sometían a una
insulina en sangre. Por lo tanto, el tratamiento la insatisfacción del animal, ya que tendría una Dammrich et al, 1991). La obesidad y un aporte 62 anorexigénicos de los cuerpos cetónicos y nivel energéticos (+10%) para lograr el mismo rit- la acumulación de grasas en el tejido adiposo. Ácidos grasos de cadena media(AGCM) Se entiende por fibra principalmente la matriz Gross et al (1998) y Allen et al (1999) demos- dieta pobre en alimentos energéticos ad libi-
debe aplicarse lo antes posible a fin de resta- mayor sensación de apetito. También provoca- energético excesivo también provocan modi- bajo de insulina y proteínas), se podría cuestio- mo de pérdida de peso en condiciones expe- Un mínimo de grasa se requiere para cubrir las El aceite de coco es la principal fuente natural que compone las paredes celulares de las plan- traron que una dieta con un suplemento de car-

% MER
60 tum perdían peso realizaban más ejercicio fí-
blecer la composición corporal y los parámetros ría un déficit potencial de nutrientes, como es ficaciones en las secreciones hormonales (IGF- nar una estricta aplicación de estas dietas de- rimentales. En condiciones clínicas se ha ob- necesidades de vitaminas liposolubles y ácidos de ácidos grasos de cadena media: ácido caprí- tas, pero es un término que incluye diversos ti- nitina del 0,03% mejoraba la masa corporal
58 sico [Figura 7].
sanguíneos óptimos. La mayor parte de las mo- el caso de algunos minerales, vitaminas, oligo- 1, hormonas tiroideas…), cuyas consecuencias bido a los posibles efectos tóxicos de una alta servado un mayor ritmo de pérdida de peso grasos esenciales. Además, la grasa animal me- lico C8 (7%); ácido cáprico C10 (6%); ácido láu- pos de sustancias bioquímicas, como se indica magra con una tendencia a una mayor pérdida Se ha demostrado asimismo que el ejercicio fí-
dificaciones metabólicas se revierten fácilmente elementos, ácidos grasos esenciales y aminoá- para los perros todavía no se han evaluado. En 56 concentración de cuerpos cetónicos en sangre y para el mismo consumo de alimentos energé- jora la apetencia de las dietas para los perros. rico C12 (45%) y ácido mirístico C14 (16%). De en la figura 6. de peso en los perros sometidos a un programa sico sin pérdida de peso es saludable para los
si se imponen restricciones energéticas y el pe- cidos. Aumentar la saciedad de un alimento al los perros de tamaño reducido, las consecuencias 54 al posible efecto nocivo de la proteína sobre las ticos con una dieta más proteica (Rocksin et La legislación europea que regula los alimentos la bibliografía consultada se desprende que los Existen pruebas contradictorias sobre los efec- de adelgazamiento. perros obesos: la recuperación de la frecuencia
rro pierde peso (Jeusette et al, 2005 b). incrementar el nivel de proteínas y ácidos gra- sobre el sistema osteoarticular de un aporte en- funciones renales. al, 2007). para perros y gatos, recomienda un mínimo de AGCM incrementan el gasto energético, propor- tos de las dietas ricas en fibra sobre la inges- Otro estudio con perras esterilizadas confirma
52 cardiaca (frecuencia cardiaca media durante la
Un estudio clínico reciente de intervención die- sos de cadena media, por ejemplo, constituye ergético elevado son menos significativas, pero El metabolismo de los cuerpos cetónicos en los un 5% de grasa para poder considerar el alimen- cionan una mayor sensación de saciedad y fa- tión de alimentos. dichos resultados: los animales sometidos a una
50 recuperación como porcentaje de la frecuencia
tética con una dieta baja en grasa y rica en pro- un mecanismo adicional. El mecanismo de la pueden provocar obesidad en perros jóvenes. perros es distinto y las dietas ricas en proteínas • Las proteínas mejoran la apetencia: un con- to completo y el aporte de ácidos grasos esen- vorecen el control del peso si se incluyen en la dieta de adelgazamiento a los que se suministró
0 10 20 30 cardiaca durante el ejercicio) de los perros con
teínas mostró una reducción de triglicéridos, saciedad no se conoce del todo pero incluye Es evidente que las necesidades energéticas semanas les resultan fisiológicamente más adecuadas por tenido mayor de proteínas animales podría ciales (linoleico y linolénico) suficiente. dieta como sustitutos de las grasas que contie- La inclusión de materias primas ricas en fi- un complemento del 0,005% o 0,01% de carni- sobrepeso fue más rápida si realizaban ejercicio
colesterol, insulina y fructosamina en sangre el control hormonal y la retroalimentación in- son mayores durante el crecimiento que en la su origen como carnívoros, pero hay pocos es- contribuir a mejorar la apetencia de las dietas A diferencia de las dietas pobres en grasa, un nen ácidos grasos de cadena larga. bra en los alimentos presenta algunas ven- tina perdieron más peso y grasa, y presentaban
Figura 5. Restricción energética (en % MER con MER=132 kgcal/kg0,75) para lograr una físico diariamente (Kuruvilla y Frankel, 2003).
acompañada de una reducción de peso (Rocksin testinal. edad adulta, pero debe evitarse que el aporte tudios sobre los efectos de las distintas dietas poco energéticas. estudio reciente ha demostrado que un nivel de Los estudios realizados en animales y personas tajas: menos tejido adiposo (Sunvold et al, 1999).
reducción del peso corporal en un período de 6 meses: con el tiempo es necesario reducir la Se recomienda a los propietarios que aumenten
et al, 2007). El estudio ponía de manifiesto una Por lo tanto, en los programas de adelgaza- energético sea excesivo: al igual que en el caso en el metabolismo canino. Los alimentos bajos grasa más elevado junto con un consumo ener- demuestran que los AGCM se utilizan fácilmen- • La fibra diluye la concentración energética de
asignación energética a fin de conservar la pérdida de peso corporal. la cantidad de ejercicio de su perro como parte
mejora del bienestar de los perros al mejorar su miento se recomienda siempre la aplicación de de los adultos, el índice de condición corporal en energía para perros se formulan reduciendo • Las proteínas son más saciantes: en los pe- gético controlado permitió seguir un ritmo de te en el hígado y que favorecen un mayor gas- la dieta. Antioxidantes del programa de adelgazamiento.
movilidad, la disnea y la intolerancia al ejercicio una dieta diseñada especialmente para perros debe ser óptimo durante el crecimiento. la grasa y aumentando la fibra dietética. El in- rros, la sensación de saciedad está relaciona- adelgazamiento adecuado pero con unos ali- to energético. La mayoría de los estudios sobre • Según la estructura de la dieta, algunas fi- El estrés oxidativo puede ser el mecanismo sub-
(Rocksin et al, 2007), lo cual corroboraba los re- obesos. El método más utilizado para reducir la tercambio de proteínas por almidón es energé- da con la carga calórica del intestino. Un con- mentos más apetecibles. animales también confirman un menor aumen- bras solubles pueden retrasar el vaciado gás- yacente que conduce al desarrollo de otras con-
sultados de otras pruebas experimentales o clíni- densidad energética de las comidas es reducir Después de la esterilización Pérdida de peso corporal de peso corporal (70±1% MER para provocar- ticamente neutral pero puede presentar nume- tenido de proteínas más elevado en la dieta to de peso y una reducción del tamaño de los trico e inducir una absorción más lenta de los secuencias derivadas de la obesidad. En me-
cas con dietas ricas en proteína (Diez et al, 2002; la cantidad de grasa e incrementar la de fibra. Se recomienda trazar un plan dietético estricto lo, 66±8% MER [-9%] transcurridos 3 meses, rosas ventajas (Dumon et al, 2005). Ácidos grasos v6/v3 depósitos de grasa al cabo de varios meses de nutrientes. dicina humana los estudios indican que en la
Conclusiones
Durante el programa de adelgazamiento, la re- podría ser necesario para lograr la saciedad
Jeusette et al, 2005b, Impellizerri, 2000,Carcio- También puede aplicarse un aumento del agua después de la esterilización, ya que las hembras ducción del aporte energético debe llevar a una 56±7% MER [-20%] para terminar), e incluso suficiente (Geoghegan et al, 1997). Se ha de- Como se ha mencionado anteriormente, la obe- consumirlos. Asimismo, tanto las pruebas con • Las fibras insolubles producen un bolo ali- obesidad se combinan diversas fuentes de es-
esterilizadas tienen unas necesidades energéti- La obesidad es una enfermedad muy frecuen-
fi et al, 2005; Saker y Remillard, 2005). — y/o una reducción de la densidad física de un pérdida de peso semanal de entre el 1-2% del con esta reducción del aporte energético el rit- • Las proteínas mejoran la composición cor- mostrado que las dietas ricas en proteínas y sidad se caracteriza por ser un estado inflama- animales como con personas indican que el menticio más voluminoso además de acelerar trés oxidativo: hiperglicemia, hiperleptinemia,
cas menores y su comportamiento alimenticio te en los animales de compañía. Debido a las
alimento seco (g/cm3). Además del seguimien- peso inicial. No se recomienda que la pérdida mo de pérdida de peso corporal disminuyó con poral: estudios realizados entre 1988 y 1999 en fibra incrementan la sensación de saciedad torio crónico, sistémico y de bajo grado, y se efecto saciante de los triglicéridos de cadena el tránsito intestinal. niveles elevados de los lípidos de los tejidos,
se modifica, propiciando el aumento de peso graves consecuencias que tiene para la salud y
to de una dieta baja en grasas, rica en fibra y de peso sea superior al 2% porque derivaría en el tiempo (Rocksin et al, 2007). demostraron que dietas de adelgazamiento en los perros (Weber et al, 2007). considera que la inflamación puede ser un me- media es mayor que el de los triglicéridos de • Las fibras pueden reducir la glicemia pospran- defensas antioxidantes inadecuadas, mayor fre-
Tratamiento: con un aporte energético reducido, la estrate- (Figura 4) (Jeusette et al, 2004b y 2006a). En una pérdida de masa muscular (Burkholder y Otra solución consiste en aplicar una recomen- para perros ricas en proteínas (62% EM en canismo potencial en virtud del cual la obesi- cadena larga. dial en los perros diabéticos. cuencia de formación de radicales libres, fuen-
puesto que puede reducir la vida del perro, pre-
venirla y tratarla son dos prioridades importan-
intervención dietética gia de aumentar las proteínas o reducir los hi- las perras esterilizadas, después de la cirugía, Toll, 2000). Se ha demostrado que los perros dación más estricta al comienzo del programa forma de proteína) y pobres en hidratos de • No se ha podido demostrar que dietas ricas dad causa diversas patologías. • Las fibras contribuyen a reducir la concentra- tes enzimáticas en el endotelio e inflamación
tes que deben abordarse mediante la modifica-
dratos de carbono con un índice glicémico ele- el aumento de peso se evita reduciendo el apor- que pierden peso lentamente (1,14%/semana) de adelgazamiento, pero ello conlleva el riesgo carbono (7% EM en forma de carbohidratos) en proteína sean nocivas para la función re- En el caso de los perros, se ha demostrado que Hidratos de carbono digestibles en el ción de lípidos en sangre. crónica (Vincent y Taylor, 2006).
ción del estilo de vida y la dieta del animal.
Se recomienda aplicar un tratamiento a los pe- vado se ha aplicado con bastante éxito tanto te energético de un 20 - 30% respecto a las ne- conservan su peso ideal más fácilmente una vez de que el ritmo de pérdida de peso se acelere favorecían una mejor conservación del tejido nal del perro sano: no existen pruebas epide- la proporción entre ácidos grasos v6/v3 modu- proceso de producción de alimentos • Saciedad. En el caso de los perros, se ha demostrado que
La clave para lograrlo es que el veterinario rea-
rros con sobrepeso y obesidad siempre que apa- en personas como en perros. cesidades energéticas de mantenimiento (MER) terminado el programa de pérdida de peso (La- durante los primeros meses y, en consecuencia, magro comparadas con dieta de control (35% miológicas que demuestren una relación entre la las reacciones inflamatorias. Una proporción secos la administración por vía oral de polifenoles de
(MER=132 kcal/kg Peso Ideal0,75; Ananthara- lice un seguimiento individualizado de cada pe-
rezca alguna de las patologías anteriormente flamme y Kuhlman, 1995). un mayor riesgo de recuperar el peso perdido EM procedente de proteína y 35% EM proce- el consumo elevado de proteínas y la insufi- que oscile entre 5 y 10 reduce la producción de Los perros obesos podrían presentar dificultades Algunas fibras también presentan determi- té verde (EGCG), polifenoles de pepitas de uva
man-Barr, 1990; Jeusette el al, 2004b, 2006a). rro porque las diferencias en las necesidades
descritas. La intervención dietética con una Según el protocolo, el aporte energético duran- (Laflamme et al, 1995). dente de hidratos de carbono) y se tardaba ciencia renal crónica en perros y gatos, aun- mediadores inflamatorios sin efectos secunda- para controlar la glucosa en sangre, mantenien- nados inconvenientes si se suministran en o de cítricos (naringina) puede reducir los mar-
energéticas, la resistencia metabólica latente
restricción del aporte energético es el único te el programa de adelgazamiento puede variar. el mismo tiempo en lograr el peso corporal que sí ha sido probado que el fósforo es un rios y, por tanto, podría ser beneficiosa para los do niveles elevados durante un período de tiem- dosis elevadas: cadores biológicos de oxidación sanguínea ca-
a perder peso y la posibilidad de recuperar el
tratamiento claro para que el animal pierda Jeusette et al han demostrado recientemente Mantenimiento del peso corporal: objetivo (Laflamme y Hannah, 1988 y Han- factor clave. De todas formas, un % alto de perros obesos. Sin embargo, además de la pro- po más prolongado. Por este motivo las fuentes • Comida menos apetecible. nina, de insulinorresistencia, puede mejorar el
peso perdido después del tratamiento son dis-
peso. Una dieta con un aporte energético re- que la ingestión energética en un perro tuvo cómo evitar recuperar el peso perdido nah, 1999). Algunos estudios más recientes proteína en dietas para perros obesos no sig- porción entre v6 y v3, es necesario suministrar de almidón que provocan una baja respuesta gli- • Disminución de la digestibilidad de los nu- perfil lipídico plasmático y puede alterar la ex-
ANTES DESPUÉS tintas en cada animal. Finalmente, la colabo-
ducido suministrada ad libitum no es suficiente que ser reducida un 46% respecto al aporte an- Las necesidades energéticas son menores des- confirman estos resultados: una dieta rica en nifica necesariamente un aumento del consu- una cantidad mínima de ácidos grasos v3 de ca- cémica posprandial serían beneficiosas. trientes. presión de los genes implicados en la inflama-
ración del propietario es un factor clave para
tratamiento para perros con sobrepeso (Jeuset- terior para poder mantener una pérdida de peso pués de que el perro haya perdido peso si se proteína y pobre en almidón (48% proteína, mo de proteína, debido a la restricción total dena larga (DHA-EPA) para lograr efectos posi- El contenido de amilosa y el tamaño de las par- • Mayor frecuencia fecal, así como una mayor ción (Torre et al, 2006a y 2006b; Salas, 2009;
prevenir y tratar la obesidad canina. Por con-
te et al, 2006b). óptima. De todas formas, la energía inicial ra- compara con las que tiene en la fase obesa. 5% almidón, 31% fibra dietética, en % ma- en el consumo de la dieta para conseguir la tivos sobre la salud (Hall et al, 2006). tículas de almidón varían entre los distintos ce- cantidad de heces, contenido de agua en las Serisier et al, 2008).
siguiente, el veterinario desempeña un papel
La restricción calórica radical (40%) ha sido el ramente se conoce. Experimentos recientes han Jeusette et al (2004a, 2005b) cuantificaron las teria seca) produjo un ritmo de pérdida de restricción energética. heces y diarrea.
crucial a la hora de motivar al propietario y de
único medio documentado capaz de prolongar obenido buenos resultados (entre 1,14 y 1,46% necesidades energéticas de mantenimiento en peso lento (<2%) y una mejor conservación • Las fibras pueden reducir la bio-disponibilidad
asesorarle sobre el programa de adelgazamien-
la vida en los roedores, así como en diversas de pérdida de peso corporal/semana) con 75 a un 29% menos que antes de perder peso. Pro- de la masa muscular, comparada con una die- Se realizó un estudio clínico para comparar, en de algunos micronutrientes.
Figura 6. Hidratos de carbono (adaptación de Boisen y Verstegen, 2000) to que le propone.
especies de invertebrados. Sin embargo, esta 82% de las necesidades energéticas de mante- bablemente esto se deba a los cambios que su- ta proteica normal con un alto contenido en condiciones clínicas, dos dietas de adelgaza-
estrategia es difícil de aplicar en el ser huma- nimiento (MER) (MER = 132 kcal/kg PC0,75). Sin fre la composición corporal (pérdida inevitable fibra (24% proteína, 24% almidón, 39% fibra) miento con distinto contenido en proteína, al-
no al provocar una insatisfactoria sensación de embargo los datos experimentales son difíciles de masa muscular) y el metabolismo (hormonas (Díez et al, 2002). En otro estudio (Jeuset- midón y fibra: ambas dietas produjeron una pér- Hidratos de carbono Hidratos de carbono no estructurales
de la pared celular Evolución del peso corporal (kg) con o sin ejercicio físico
hambre de carácter permanente y algunos efec- de extrapolar a la aplicación clínica y las prue- tiroideas, leptina, grelina…) (Laflamme y Ku- te et al, 2006b), una dieta rica en proteína y dida de peso saludable. Sin embargo, la dieta
tos secundarios (disminución de la libido, sero- bas realizadas relativas a la velocidad en la pér- hlman, 1995; Daminet et al, 2003; Jeusette et pobre en hidratos de carbono (45% EM como rica en proteínas y con un contenido moderado kg SIN EJERCICIO CON EJERCICIO
tonina, adaptación térmica). dida de peso, ofrecen resultados generalmente al, 2004a). Durante toda la vida del perro de- proteínal, 5% EM como almidón), comparada de almidón provocó un ritmo de adelgazamien-
Lignina Celulosa Hemicelulosa Pectina Fructano Oligo. Azúcar Almidón Otros 17,6
En el caso de los perros, una restricción alimen- más bajos ( entre 0,68 y 0,88 semanalmente). ben seguirse unos hábitos dietéticos saludables con una dieta pobre en grasa y alta en al- to significativamente más elevado durante los 3
taria del 30% durante 3 meses redujo el nivel En la última edición de la NRC, los requerimien- para evitar recuperar el peso perdido. midón obtenía la misma reducción de peso primeros meses, con un consumo de energía si- 17,4
de glutatión en plasma y modificó la ruta de los tos energéticos para perros en mantenimiento 2,18±0,29 de pérdida de peso/semana) en un milar y una menor concentración plasmática de 17,2
ácidos grasos reduciendo la proporción de áci- se estiman entre 95 y 130 kcal/kg PC0,75. De me- período de 8 semanas con un aporte energéti- triglicéridos, insulina y fructosamina después 17
dos grasos proinflamatorios en las membranas de dia una restricción del 40% (60% del requeri- La importancia co diario más elevado (547±6 kcal/día versus de 6 meses. No se observaron efectos secun- Polisacáridos Almidón
los hematíes (Torre et al, 2006a) . Una restric- miento energético) significa una restricción ra- de los nutrientes 495±5 kcal EM/día). darios negativos de la dieta rica en proteína 16,8
ción alimentaria del 25% durante toda la vida zonable para los programas de pérdida de peso Conservar la masa muscular es muy importan- (Rocksin et al, 2007). Fibra dietética 16
redujo el peso y la grasa corporal, los triglicéri- en la práctica de clínica veterinaria. Proteínas te para la gestión del peso a largo plazo por-
15,8
dos en suero, así como los niveles de triiodoti- En un estudio clínico reciente, el ritmo de pér- En medicina humana, el procedimiento dieté- que el gasto energético depende de la masa Grasas Hidratos de carbono
Hidratos de carbono fermentables 15,6
ronina, insulina y glucosa. Estos parámetros se dida de peso corporal alcanzó el -1,2±0,4% con tico convencional para perder peso recomienda muscular. Una pérdida considerable de masa Generalmente suele reducirse el nivel de gra- digeribles
consideran marcadores de envejecimiento que una restricción del 66±6% MER durante los pri- una dieta pobre en grasa, rica en hidratos de muscular se traduce en una necesidad energé- sa en las dietas formuladas para animales obe- 15,4
Figura 4. Violette antes de la gonadectomía y 5 meses después con una alimentación a
deberían ser tenidos en cuenta para una mo- meros 3 meses, pero disminuyó en los 3 meses carbono y con un reducido aporte energético. tica menor y, en consecuencia, propicia la re- sos. Es la forma más eficaz de reducir la densi- 0 2 4 6 8 10 semanas
voluntad. Se observa un aumneto de peso importante (+30%) que consiste exclusivamente Hidratos de carbono
dificación de la dieta o para tratamientos mé- siguientes. Con el tiempo es necesario realizar Actualmente, aumenta el interés por dietas ba- sistencia metabólica a perder peso y una posi- dad energética y, por tanto, de permitir que el
en un incremento de la grasa corporal (96%). Figura 7. Evolución del peso corporal con y sin actividad física
dicos preventivos en los primeros años de vida una reducción significativa en el aporte ener- jas en almidón y azúcar y dietas muy proteicas. ble recuperación del peso perdido. animal consuma una cantidad de comida rela-
(Kealy et al, 2002). gético a fin de conservar el ritmo de pérdida Estas últimas se basan en una mala utilización tivamente mayor con la misma energía. Si las

-4- -5- -6- -7-


Research Research Research
reports reports reports

presentan hiperinsulinemia, intolerancia a la


glucosa o ambas (Mattheeuws et al, 1984b). En
los perros alimentados ad libitum con una die-
Anestesia
Los riesgos que comporta la anestesia son ma-
res de mama (Sonnenschein et al, 1991). Tam-
bién los perros con sobrepeso corren un riesgo
mayor de desarrollar carcinoma de células de
REFERENCIAS
Allen TA, Jewel DE, Toll PW. The effects of carnitine
Jeusette I, Detilleux J, Cuvelier C, Istasse L, Diez M. Ad libitum
feeding following ovariectomy in female Beagle dogs: effect on
maintenance energy requirement and on blood metabolites. J Anim
Physiol Anim Nutr (Berl). 2004b; 88(3-4): 117-121.
Mattheeuws D, Rottiers R, Byens D, Vermeulen A. Glucose
tolerance and insulin response in obese dogs. J Am Anim Hosp
Assoc. 1984b; 20: 287-293.

Research Esperanza de vida


Algunas patologías tienen una mayor preva- % de perros con sobrepeso y obesidad según los factores de riesgo

reports
yores si el perro sufre obesidad, una circuns- lencia en los perros con sobrepeso u obesidad. (Fuentes: Colliard et al, 2006 and Lund et al, 2006)
supplementation on body composition of obese prone dogs. En: McGreevy PD, Thomson PC, Pride C, Fawcett A, Grassi T, Jones
ta rica en grasas se ha observado, de forma ex- transición de la vejiga (Glickman et al, 1989). % sobrepeso
tancia que debe tenerse en cuenta a la hora de Obesity: weight management in cats and dogs. Hills Pet Nutrition, Jeusette IC, Lhoest ET, Istasse LP, Diez MO. Influence of obesity B. Prevalence of obesity in dogs examined by Australian veterinary Es el caso de las enfermedades ortopédicas, la
1999, monografía, 27. on plasma lipid and lipoprotein concentrations in dogs. Am J Vet practices and the risk factors involved. Vet Rec. 2005; 156(22):
perimental, un síndrome parecido a la «obesi- intervenir a estos perros. Res. 2005a; 66(1): 81-86. 695-702. diabetes mellitus, trastornos en los perfiles li- 70
dad central humana»: estos perros se volvieron Obesidad inicial y obesidad crónica Armstrong PJ, Lund EM. Changes in body condition and energy pídicos sanguíneos, enfermedades cardiorrespi-
balance with ageing. Vet Clin Nutr. 1996; 3: 83-87. Jeusette IC, Detilleux J, Shibata H, Saito M, Honjoh T, Delobel Mussa et al. Obesity in the dogs: a survey results in Italy. In
obesos, aumentó su masa adiposa abdominal Cáncer Por regla general, la obesidad se desarrolla en A, Istasse L, Diez M. Effects of chronic obesity and weight loss proceedings of 10th congress of the European society of veterinary A Research Update ratorias, trastornos renales y urinarios, neopla- 60
y mostraron un desarrollo progresivo de la in- Se ha observado que en los perros la obesidad dos fases: una fase dinámica seguida de una Bailhache E, Nguyen P, Krempf M, Siliart B, Magot T, Ouguerram on plasma ghrelin and leptin concentrations in dogs. Res Vet Sci. and comparative nutrition, 5-7 de octubre de 2006, Nantes sia, trastornos dermatológicos, etc. [Figura 3]. 61
K. Lipoprotein abnormalities in obese insulin-resistant dogs. 2005b; 79(2): 169-175. (Francia). for the Veterinarian

>12
sulinorresistencia y la hiperlipidemia (Rocchini al año de edad y un año antes de su diagnósti- fase estática. Durante la fase dinámica, además Metabolism. 2003; 52(5): 559-564. Por este motivo se puede afirmar que la obe- 50 54
et al, 1987; Van Citters, 2002; Bailhache et al, co está relacionada con la prevalencia de tumo- de producirse un aumento del peso y de gra- Jeusette I, Daminet S, Nguyen P, Shibata H, Saito M, Honjoh Robertson ID. The association of exercise, diet and other factors
from Affinity Petcare sidad puede reducir la vida de los perros, tal

H
Boisen, S. & Verstegen, M.W.A. 2000. Developments in the T, Istasse L, Diez M. Effect of ovariectomy and ad libitum feeding with owner-perceived obesity in privately owned dogs from
2003; Kim et al, 2003). 47 46
measurement of energy contents of feed and energy utilisation on body composition, thyroid status, ghrelin and leptin plasma metropolitan Perth, WA. Preventive Veterinary Medicine 2003; 58: como se ha demostrado que ocurre con las per- 40 43 43 44

8-12
in animals. En: Moughan, P.J., Verstegen, M.W.A. and Visser, M. concentrations in female dogs. J Anim Physiol Anim Nutr (Berl). 75-83. 41

4-7
Los perros con un aporte energético limitado sonas. Según se deduce de los datos aportados

No castrados

casera
(eds.) Feed evaluation. Principle and practice. Wageningen Pers. 2006a; 90(1-2): 12-18. 37 36

Labrador
presentan una mayor sensibilidad a la insulina The Netherlands, pp. 57-76. Rocchini AP, Yang JQ, Gokee A. Hypertension and insulin resistance por Kealy et al (2002) y Larson et al (2003), 30 34 34

industrial
Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca L, Crusafont 31

Obesidad canina
are not directly related in obese dogs. Hypertension. 2004; 43(5):

mixta
y una menor concentración de glucosa, facto- Enfermedad/Tipo de Con obesidad Con sobrepeso Con peso normal Carciofi AC, Gonçalves KNV, Vasconcellos RS, Bazolli RS, Brunetto los perros alimentados ad libitum durante toda

Castrados
J, Sole JM, Castell E, Torre C. Effects of high protein or high 1011-1016. Epub, 8 de marzo de 2004. 27

no
res que apuntan a una mayor esperanza de vida enfermedad (4,5 < ICC ≤ 5,0) (3,5 < ICC ≤ 4,5) o insuficiente MA, Prada F. A weight loss protocol and owners participation in the carbohydrate diets on weight loss in obese dogs. Compendium on su vida presentan una mayor cantidad de grasa 20 23

2-3
treatment of canine obesity. Ciência Rural. 2005; 35: 1331-1338. Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) 2006b; Rocksin A, Jeusette I, Torre C, Seipel J, Schaeufele N, Simon D,
(Kealy et al, 2002; Larson et al, 2003). (1,0 < ICC < 3,5) corporal y de triglicéridos en suero, una mayor

Shitzu
28:69. Nolte I. Long-term management of obese dogs with two different
n = 1099 n = 6302 n = 14.353 Colliard L, Ancel J, Benet JJ, Paragon BM, Blanchard G. Risk weight redustion diets. 2007. En: Proceedings of 17th ECVIM-CA
factors for obesity in dogs in France. J Nutr. 2006; 136(7 supl.): Jeusette I, Compagnucci M, Romano V, Vilaseca Ll, Crusafont congress, Budapest, Hungría, 13-15 de septiembre.
concentración de insulina y glucosa, y una vida 10 12
Afecciones respiratorias e intolerancia 1951S-1954S. J, Torre C. Effect of ad libitum low-energy high-protein diet media significantemente más corta en compa-

<1
al ejercicio físico y al calor Crane SW. Obesity treatment and prevention in companion animals.
consumption and physical exercise in obese dogs. In: Proceedings
of The European society of Comparative Nutrition, Nantes, octubre
Saker KE y Remillard RL. Performance of canine weight loss
program in clinical practice. Vet therapeutics. 2005; 6: 291-302. Isabelle Jeusette, DVM, PhD ración con otros perros a los que se restringió 0
Artritis/Osteoartritis 4,2% 4,0% 2,4%
La intolerancia al ejercicio y las dificultades Tijdschr Diergeneeskd 1992; 117 supl. 1: 44S-45S. de 2006c. de por vida un 25% el aporte energético. Comen Alimentación Raza Edad Sexo Esterilización
respiratorias suelen estar relacionadas con la
Dermatopatías 18,9% 18,6% 17,2% Daminet S, Jeusette I, Duchateau L, Diez M, Van de Maele I, De Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Lust G, Biery DN, Smith GK,
Salas A, Subirada F, Pérez-Enciso M, Blanch F, Jeusette I, Romano
V, Torre C. Plant polyphenol intake alters gene expression in canine
Affinity Petcare, Barcelona, España entre horas
obesidad canina (De Rick y De Schepper, 1980; Rick A. Evaluation of thyroid function in obese dogs and in dogs
undergoing a weight loss protocol. Vet Med A Physiol Pathol Clin
Mantz SL. Evaluation of the effect of limited food consumption
on radiographic evidence of osteoarthritis in dogs. J Am Vet Med
leukocyte. J Nutrigenetics and Nutrigenomics (en prensa). Enfermedades ortopédicas
Ettinger, 1983; Saker y Remillard, 2005). Tam- La obesidad debe considerarse una enfermedad. Su prevalencia en los perros de los países desarrollados implica Las enfermedades ortopédicas, entre las que Figura 2. Factores de riesgo que propician el sobrepeso u obesidad caninos en una
Diabetes mellitus 0,7% (OR = 2,6) 0,4% 0,3% Med. 2003; 50(4): 213-8. Assoc. 2000; 217: 1678-1680. Serisier S, Leray V, Poudroux W, Magot T, Ouguerram K, Nguyen
De Paula RB, Da Silva AA, Hall JE. Aldosterone antagonism población con una media de entre el 34 y el 39% de perros obesos o con sobrepeso.
bién existe cierta correlación entre la obesi- attenuates obesity-induced hypertension and glomerular Kealy RD, Lawler DF, Ballam JM, Mantz SL, Biery DN, Greeley EH,
P. Effects of green tea on insulin sensitivity, lipid profile and
expression of PPARalpha and PPARgamma and their target genes in que podría considerarse la enfermedad más común de los perros, a pesar de que las condiciones derivadas de se encuentran los trastornos traumáticos o de-
dad y el colapso traqueal. En la práctica, los Distocia 0,0% 0,1% 0,2% hyperfiltration. Hypertension. 2004; 43(1): 41-47. Lust G, Segre M, Smith GK, Stowe HD. Effects of diet restriction
on lifespan and age-related changes in dogs. J Am Vet Med Assoc
obese dogs. Br J Nutr. 2008; 99: 1208-1216.
ella son muy variadas. En los últimos años se han llevado a cabo numerosas investigaciones sobre la obesidad generativos (osteoartritis [OA], fracturas del
perros obesos suelen mostrarse inactivos y le- cóndilo humeral, ruptura del ligamento cruza-
tárgicos. Trastornos gastrointestinales 6,6% 7,3% 7,3%
Dämmrich K. Relationship between nutrition and bone growth in 2002; 220: 1315-1320. Sloth C. Practical management of obesity in dogs and cats. J. Small canina, lo cual ha contribuido a identificar los factores de riesgo, la naturaleza exacta de las enfermedades
large and giant dogs. J Nutr. 1991;121(11 supl.): S114-121. Anim. Pract. 1992; 33: 178-182. do craneal, hernia discal, etc.), son significa-
Diez M, Nguyen P, Jeusette I, Devois C, Istasse L, Biourge V.
Kim SP, Ellmerer M, Van Citters GW, Bergman RN. Primacy of que lleva asociadas y las mejores estrategias de tratamiento, entre ellas la alimentación y el ejercicio físico. tivamente más frecuentes en perros obesos. El
hepatic insulin resistance in the development of the metabolic Sonnenschein EG, Glickman LT, Goldschmidt MH, McKee LJ. Body
Cardiopatías 3,8% 3,4% 3,9% Delgados Con sobrepeso
Enfermedades cardiovasculares Weight loss in obese dogs: evaluation of a high-protein, low- syndrome induced by an isocaloric moderate-fat diet in the dog. conformation, diet, and risk of breast cancer in pet dogs: a case- exceso de peso aumenta el esfuerzo mecáni- y obesidad
carbohydrate diet. J Nutr. 2002; 132(6 supl. 2): 1685S-1687S. Diabetes. 2003; 52(10): 2453-2460. control study. Am J Epidemiol. 1991; 133(7): 694-703.
e hipertensión Hipertensión co de las articulaciones y precipita la apari-
0,0% ,08% ,03% Edney ATB, Smith PM. Study of obesity in dogs visiting veterinary
Cuando se observa un exceso de peso impor- Kuruvilla A, Frankel TL. Heart rate of pet dogs: effects of Sunvold G, Vickers RJ, Kelley RL, Tetrick MA, Davenport GM,
IncidencIA
tante en perros, también suele aumentar la
practices in the United Kingdom. Vet Rec. 1986; 118: 391-396. overweight and exercise. Asia Pac J Clin Nutr. 2003; 12 supl.: S51. Bouchard GF. Effects of carnitine during energy resytriction in the IntroduccIÓn ción de la osteoartritis. Está comprobado que Colapso traqueal
Hiperadrenocorticismo 0,6% 0,5% (OR = 2,4) 0,2% canine. Faseb J. 1999; 13: A268. en los perros alimentados ad libitum durante
Geoghegan JG, Cheng CA, Lawson C, Pappas TN. The effect Laflamme, D.P., Hannah, S.S. Proc. Brit. Sm. Anim. Assoc, abril
frecuencia de enfermedades cardiovasculares largo tiempo presentan con mayor frecuencia
of caloric load and nutrient composition on induction of small de 1988. Torre C, Jeusette I, Romano V, Vilaseca Ll. Effects of oral plant La obesidad se define como la acumulación ex-
(Baba y Arakana, 1984; Edney y Smith, 1986; Hipotiroidismo 3,3% (OR = 2,8) 1,5% (OR = 1,4) 0,8% intestinal satiety in dogs. Physiol Behav. 1997; 62(1): 39-42. polyphenols on blood antioxidant status of adult dogs. Compendium y gravedad osteoartritis de cadera, hombro y
Laflamme DP, Kulhman G. The effect of weight loss regimen on on Continuing Education for the Practicing Veterinarian (supl.) cesiva de tejido adiposo en el cuerpo. Existen Pancreatitis
Valtonen y Oksanen, 1972). Si bien se ha de- Glickman LT, Schofer FS, McKee LJ, Reif JS, Goldschmidt MH. codo que los perros cuyo aporte energético es
subsequent weight maintenance in dogs. Nutr Res. 1995; 15: 1019- 2006a; 28: 50. datos epidemiológicos que demuestran que el % de perros obesos o con sobrepeso EU USA otros
mostrado que la presión sanguínea de los pe- Hernia discal 1,7% 2,0% 1,8% Epidemiologic study of insecticide exposures, obesity, and risk of 1028. limitado (Kealy et al, 2000; Kealy et al, 2002).
bladder cancer in household dogs. J Toxicol Environ Health. 1989; Torre C, Jeusette I., Romano V, Blanch F, De diego I, Subirada F, incremento de la masa adiposa del organismo
rros con sobrepeso es más elevada que la de los 28(4): 407-414. Larson BT, Lawler DF, Spitznagel EL, Kealy RD. Improved glucose Duran O. Plant Polyphenol intake alters gene expression in canine La reducción del peso corporal de los perros
Cojera 4,3% 3,7% 2,9% del ser humano aumenta la morbilidad y el ries-
perros con un peso ideal, no existen pruebas tolerance with lifetime diet restriction favourably affects disease leukocytes. In: Proceedings of 3rd. International Conference for 50 osteoartríticos obesos retrasa el proceso de- Neoplasia
Gross KL, Wedekind K, Kirk CA et al. Effect of dietary carnitine and survival in dogs. J Nutr. 2003; 133: 2887-2892. Advances in Canine and Feline Genomics and Inherited Diseases, go de muerte. En el caso de los perros, Lawler
contundentes sobre el origen y el mecanismo or chromium on weight loss and body composition of obese dogs. J Davis (California), 2006b.  generativo y reduce el dolor porque disminuye
Trastornos del aparato 3,6% 3,6% (OR = 1,3) 3,0% anim sci. 1998; 76 supl.: 175 Lawler DF, Larson BT, Ballam JM, Smith GK, Biery DN, Evans RH,
et al (2008) demostraron que en el Labrador Re- 45
de la hipertensión en perros obesos con resis- el esfuerzo realizado por las articulaciones. Tal
urinario Greeley EH, Segre M, Stowe HD, Kealy RD. Diet restriction and Torres CL, Hickenbottom SJ and Rogers QR. Palatability affects triever una masa adiposa superior al 25% provo-
tencia a la insulina. Hall JA, Picton RA, Skinner MM, Jewell DE, Wander RC. The (n-3) ageing in the dog: major observations over two decades. Br J Nutr. the percentage of metabolizable energy as protein selected by adult 40 como se demuestra en Rocksin et al (2007), Problemas de
fatty acid dose, independent of the (n-6) to (n-3) fatty acid ratio, 2008; 99(4): 793-805. beagles. J Nutr. 2003; 133: 3516-3522. ca una mayor insulinorresistencia que predice,
Enfermedades 8,6% 8,3% 6,1% la aplicación de dietas de reducción de peso en mobilidad*
affects the plasma fatty acid profile of normal dogs. 2006. J Nutr. independientemente, la duración de la vida y las
Enfermedades renales y urinarias musculoesqueléticas Sup; 136(9): 2338-2344 Lekcharoensuk C, Lulich JP, Osborne CA, Pusoonthornthum R, Van Citters GW, Kabir M, Kim SP, Mittelman SD, Dea MK, Brubaker
enfermedades crónicas. Algunos estudios recien-
35 perros obesos con OA y cojera resulta altamen-
Allen TA, Koehler LA, Urlich LK, Carpenter KA, Swanson LL. PL, Bergman RN. Elevated glucagon-like peptide-1-(7-36)-amide,
La obesidad canina provocada por una alimen- Hannah SS, Laflamme DP. Increased dietary protein spares lean 30 te beneficiosa. TAU*
Patient and environmental factors associated with calcium oxalate but not glucose, associated with hyperinsulinemic compensation tes realizados en Europa, EE UU, Australia y Bra-
tación rica en grasas desemboca en hiperfiltra- Neoplasia 10,3% (OR = 1,4) 7,6% 5,3% body mass during weight loss in dogs. J Vet Int Med. 1998; 12: 224. urolithiasis in dogs. J Am Vet Med Assoc. 2000; 217(4): 515-519. for fat feeding. J Clin Endocrinol Metab. 2002; 87(11): 5191-5198.
sil afirman que entre el 17 y el 44% de los perros
ción glomerular, retención de sodio e hiperten- Hedhammar A, Wu FM, Krook L. Overnutrition and skeletal disease. Lund EM, Armstrong PJ, Kirk CA, Kolar LM, Klausner JS. Health Vincent HK, Taylor AG. Biomarkers and potential mechanisms of sufren sobrepeso u obesidad [Figura 1].
25 Obesidad e inflamación
sión (De Paula et al, 2004). Se han estudiado Enfermedades orales 34,1% 30,5% (OR = 1,1) 25,7% An experimental study in growing Great Dane dogs. XI. Summary. status and population characteristics of dogs and cats examined obesity-induced oxidant stress in humans. Int J Obes (Lond). 2006;
Cornell Vet. 1974; 64, supl. 5: 128-135. 20 Tanto en los perros como en las personas, el
at private veterinary practices in the United States. J Am Vet Med 30(3): 400-418. Hipotiroidismo
los cambios histológicos y funcionales que se Assoc. 1999; 214(9): 1336-1341. tejido adiposo se considera un órgano endocri-
Pancreatitis 0,9% (OR = 2,2) 0,5% 0,4% Impellizeri JA, Tetrick MA, Muir P. Effect of weight reduction on Weber M, Bissot T, Servet E, Sergheraert R, Biourge V, German AJ.
producen en el riñón en la primera fase de la clinical signs of lameness in dogs with hip osteoarthritis. J Am Vet Lund E, Armstrong J, Kirk C, Klausner J. Prevalence and risk A high-protein, high-fiber diet designed for weight loss improves 15 no que segrega citoquinas denominadas adipo-
obesidad canina. Med Assoc. 2000; 216(7): 1089-1091. factors for obesity in adult dogs from private US veterinary satiety in dogs. J Vet Intern Med. 2007; 21(6): 1203-1208. kinas, algunas de las cuales son proinflamato-
Comparados con los de los perros delgados, el
Parálisis/Ataxia 0,3% 0,2% 0,3%
Jeusette I, Biourge V, Nguyen P, Istasse L, Diez M. Energy
practices. Intern J Appl Res Vet Med, 2006; 4: 177-186. fACtores de riesgo 10
rias y están implicadas en algunas patologías Hiperadrenocorticismo
Wolfsheimer KJ. Obesity in dogs. Comp Cont Educ Small Anim
peso hepático, la actividad plasmática de re- Enfermedades renales 1,1% 0,8% 0,9%
restriction during a weight loss program must be stricter in female Pract. 1994; 16: 981-998.
5 vinculadas a la obesidad. En el caso del ser hu-
nina, la concentración de insulina, la presión
than in male dogs. En: Proceedings of 22nd Annual ACVIM Forum, Los estudios epidemiológicos destacan diversos
Minneapolis, 9-12 de junio, 2004a. mano, la obesidad se caracteriza por ser un es-
arterial, la velocidad de filtración glomerular y Enfermedades reproductivas 0,5% 1,0% 1,4%
factores de riesgo asociados a los distintos ni- 0 Diabetes mellitus
tado inflamatorio crónico, sistémico y de gra-
veles de obesidad canina y en la figura 2 se
el flujo plasmático renal de los perros obesos SW 0 UK 3 UK 4 UK 78 G AUT 6 UK 9 US 1 US 6 US US EU BRA AUS AUS 6 FR 6 IT do inferior, donde el recuento de leucocitos,
muestran algunos ejemplos. 0 9 0
eran más elevados. También se observan cam- Enfermedades respiratorias 3,5% 3,2% 3,6%
Para solicitar la bibliografía: info@advanceveterinary.com 19
6
19
7
19
7
19
7 19 981 198 198 199 199 199 200 002 003 005 200 200 la TNF-` y la proteína C reactiva (CRP) se en-
1 2 2 2
bios histológicos en las cápsulas de Bowman, cuentran elevados. Se considera que tal vez la
Rotura del ligamento cruzado 1,6% (OR = 2,1) 1,1% (OR = 1,7) 0,5% 0 5 10 15 20 25 % perros
en la matriz mesangial, en las membranas glo- inflamación sea el mecanismo por el cual la

Research
merulares y tubulares, etc. Todos estos cambios Affinity Petcare S.A. Figura 1. Incidencia de la obesidad en perros de diversos países industrializados obesidad desemboca en insulinorresistencia y
pueden ser precursores de algunas lesiones glo- Parque de Oficinas St. Cugat Nord obesidad como enfermedad otras patologías crónicas.
Figura 3. Porcentaje de perros afectados por determinadas enfermedades relacionado con su
Table 1. Prevalencia de las enfermedades (y tipos de enfermedades*) según ICC en perros Pl. Xavier Cugat, 2 - Edificio D, 3ª Planta condición corporal [perros con sobrepeso y obesos, o perros delgados]
merulares más graves relacionadas con la obe-

reports
08174 St. Cugat Nord - BARCELONA Los efectos negativos de la obesidad y el au- SW Suecia; UK Reino Unido; G Alemania; AUT Austria; US Estados Unidos; EU Europa; BRA Brasil; (Fuente: Lund et al, 2006)
sidad prolongada. adultos (Fuente: Lund et al, 2006) Obesidad, insulinorresistencia,
mento de masa adiposa para la salud se deben AUS Australia; FR Francia; IT Italia
Se ha demostrado asimismo que los perros con A Research Update Para más información: diabetes mellitus e hiperlipidemia
for the Veterinarian Tel. 93 492 70 00 - Fax. 93 492 70 01 principalmente al estrés mecánico (articulacio- (Fuentes: Mason, 1970; Anderson, 1973; Meyer et al, 1978; Steininger, 1981; Edney & Smith, 1986;
sobrepeso corren un riesgo mayor de desarro- ICC = Índice de condición corporal Aunque, a diferencia de los humanos, en los * TAU: Trastornos del aparato urinario
from Affinity Petcare www.advanceveterinary.com Crane, 1992; Sloth, 1992; Wolfsheimer, 1994; Armstrong & Lund, 1996; Lund et al, 1999 and 2006;
llar cálculos de oxalato cálcico (Lekcharoensuk OR = Ratio de ODDS nes, corazón, etc.) y a los cambios metabólicos * Problemas de movilidad: artritis/osteoartritis, cojera, trastornos musculoesqueléticos y/o rotura del
Jerico & Scheffer, 2002; Robertson, 2003; Mc Greevy et al, 2005; Colliard et al, 2006; Mussa et al, 2006) perros la obesidad no esté claramente relacio-
et al, 2000), que pueden reducir las funciones *Perros incluidos con mínimo de 1 enfermedad en las categorías citadas. causados por el exceso de grasa (con un aumen- ligamento cruzado
nada con la diabetes del tipo 2, algunos au-
renales. to de la secreción de adipokinas inflamatorias).
tores afirman que el 61% de los perros obesos

- 3- -8- - 1- -2-